Zaragoza y la ribera del Duero
Zaragoza
Pasear por sus calles es sorprenderse paso a paso por la lección de historia, arte y convivencia cultural en cada rincón, una ciudad por su situación y su historia abierta a todos los visitantes.
Els Blaus de Roses

zaragoza, zaragoza y la ribera del duero

Aragón es una de las 17 autonomías españolas, formada por tres provincias con 739 municipios y 1.200.000 habitantes en 47.650 km2. se halla en la zona más desarrollada de España y bien comunicada con el resto del país y con Francia por carretera, tren y avión.
Los más de 2000 años de historia de Zaragoza han ido dejando una sucesión de estratos culturales que han conformado la personalidad y la fisonomía de una ciudad grande y moderna, pero que hunde firmemente las raíces en su historia. Por eso, pasear por sus calles es sorprenderse paso a paso por la lección de historia, arte y convivencia cultural que a cada paso y en cada rincón muestra la capital del corredor natural del Ebro, una ciudad por su situación y su historia abierta a todos los visitantes.

PARA RESPIRAR MEJOR

Los “galachos” del Ebro: Son meandros abandonados que presentan aguas claras, unas interesantes fauna y flora. Juslibol es un antiguo meandro fruto de una inundación situado al pie de unos escarpes. Aguas, riberas y roquedo forman tres ecosistemas llenos de vida. Es zona de paso para aves de emigración y muy frecuentada por rapaces. El de La Alfranca (Reserva Natural) el mejor conservado, tiene 1700m de largo y 150 de ancho. Hay aves, garzas y nutria.

Galacho de Juslibol
PARA APRENDER

Arquitectura popular: La Cartuja Baja, antiguo monasterio convertido en pueblo, con sus muros y su claustro, las ruinas del pueblo viejo del Belchite, arrasado en la Guerra Civil Española, y todo el casco viejo de Zaragoza, con su medieval puente de Piedra, que recoge la bimilenaria herencia artística de la ciudad, presenta rincones pintorescos, al igual que los palacios renacentistas de Alagón y los edificios de Nuez de Ebro y Villamayor.
Epoca Romana:
Zaragoza fue una gran urbe romana, como lo prueban el teatro, el foro y las murallas de Caesaragusta, además de numerosos objetos recogidos en el museo de la ciudad. La villa romana de La Malena, en Azuara, conserva buenos mosaicos.
Mezquita de la Aljafería
Arte Islámico:
La Alijafería de Zaragoza es un palacio taifal construido por los Banu Casi en el s.XI, con añadidos góticos. Murallas, patios y mezquita están decorados con yeserías y ornamentos islámicos de gran belleza. Otras piezas son góticas y mudéjares.
Gótico: La Seo de Zaragoza se inició en época romana sobre la mezquita pero se amplió sucesivamente en diferentes estilos. La traza es la de una catedral gótica, con cimborrio, sillería gótica en el coro y varios retablos. También son góticos la casa de Deán, con su hermoso arco, y el torreón de Fortea.
Torre mudéjar de la Magdalena. Al fondo, el pilar.

Mudéjar:
el mudejar es el arte que fusiona el gótico y otros estilos con la herencia decorativa islámica. Zaragoza: el ábside y la fachada lateral de La Seo presentan decoración de ladrillo y azulejo, similar a la de las iglesias y torres de San Pablo, San Miguel y San Gil y la bella torre de la Magdalena. Otros monumentos son la magnífica torre octogonal de Utebo, rodeada de arbotantes; la de Villamayor, con decoración cerámica, y la iglesia de Torres de Berrellén.
Renacimiento: Esta época está representada en Zaragoza en la portada plateresca de Santa Engracia, la iglesia de San Carlos y los palacios de los condes de Morata, los Pardo, los Luna, Zaporta, con el precioso patio de la Infanta conservado en la sede de Ibercaja, los condes de Sástago la casa de Morlanes, la cartuja del Aula Dei, con pinturas de Goya y el edificio de la Lonja. Otro palacio interesante es el de los duques de Villahermosa en Pedrola, con un gran conjunto pictórico.
Portada plateresca de Sta. Engracia
Barroco y neoclasicismo: en Zaragoza, destacan La Mantería, con pinturas de Claudio Coello; la decoración interior del real Seminario de San Carlos, la portada barroca de la cartuja del Aula Dei; las iglesias neoclásicas de San Fernando de Torrero y Santa Cruz; los palacios de Villahermosa y de Argillo; la orinal torre barroca y la portada neoclásica de la Seo y la imponente basílica del Pilar, con pinturas de Goya. La neoclásica iglesia de Remolinos presenta también frescos de Goya.
Siglo XX:
En Zaragoza, la Exposición Hispano-francesa (1908) dejó un rico legado: la escuela de artes, el Casino Mercantil, el quiosco de la música del Parque, el Mercado Central y numerosas casas modernistas. De estilo racionalista son la antigua Feria de Muestras y la Confederación Hidrográfica del Ebro de Zaragoza.

Edificio modernista zaragozano
PARA PASARLO BIEN

El Pilar: Fiesta grande de Zaragoza, el 12 de Octubre. Según la tradición, María visitó milagrosamente al apostos Santiago en Zaragoza. Desde el pregón hasta la traca final de fuegos artificiales, se suceden bailes, desfiles de gigantes y cabezudos, conciertos, vaquillas y la feria taurina. Destacan la ofrenda de flores a la Virgen el 12, la misa de infantes y el rosario del cristal, el atardecer del 13, popular procesión de carrozas de cristal policromado.
Semana Santa en Zaragoza: notable por su calidad artísticas, sus numerosas procesiones y su antigüedad.

Ofrenda de flores a la Virgen del Pilar.
PARA HACER EJERCICIO

Deportes de montaña: numerosos caminos son accesibles para la bicicleta de montaña; o para paseos a caballo desde los picaderos de Zaragoza.
Deportes acuáticos: El Ebro es un buen escenario para practicar el piraguismo.
Deportes aéreos: Se puede volar en parapente y ala delta en La Muela. Vuelo con motor en el aeropuerto de Zaragoza.
Golf: En La Peñaza en Zaragoza.
Caza: En La Lomaza en Belchite.
Pesca: En el Ebro.

PARA COMER

Existen restaurantes de todas las categorías, algunos muy pintorescos. Son famosos el bacalao zaragozano y  los productos de la huerta, especialmente la borraja. En confitería destacan las frutas de Aragón y los roscones de Zaragoza.

Dónde alojarte en Zaragoza

Hostal Las Coronas
Sos del Rey Católico

Atalaya Casa Rural
Sobradiel


Tipo de viaje
Guárdame en el móvil