Zamora, sus fiestas
Castilla y León
Tradiciones y costumbres van unidas necesariamente a celebraciones y fiestas y en eso la provincia de Zamora posee una riqueza y variedad inigualables.
Els Blaus de Roses

castilla y león, zamora, sus fiestas

FIESTAS DE ZAMORA. MASCARADAS, ROMERÍAS Y CELEBRACIONES


INTRODUCCION

Tradiciones y costumbres van unidas necesariamente a celebraciones y fiestas y en eso la provincia de Zamora posee una riqueza y variedad inigualables. Antiguas creencias y ritos ancestrales perviven aún con fuerza en esta tierra plena de sabor popular, lo que permite al viajero encontrar en cualquier comarca y época del año una celebración que por sus propias características sea digna de reseñar.

El calendario religioso y el ciclo pagano de las estaciones se han conjugado de forma perfecta en Zamora para ofrecernos un mosaico continuado de fiestas que es posible seguir a lo largo de todos los meses del año. Para posibilitar su disfrute, ofrecemos una sencilla guía que las agrupa no solo por orden cronológico, sino también teniendo en cuenta sus características comunes.

Comienza el año con las fiestas de antruejo que finalizan en el Carnaval. Se anteponen a la Cuaresma y coinciden, naturalmente, con el invierno. Éstas dan paso a las Romerías, fiestas primaverales que permiten el disfrute del campo y del nuevo ciclo que florece. Ya en verano, aparece el toro como símbolo festivo alrededor del cual se multiplican los encierros, corridas y demás acontecimientos taurinos, que en esta provincia, por cierto, adquieren una enorme diversidad según las comarcas. Y así, con el otoño, llegan las vendimias y alrededor de la uva y de otros productos autóctonos se concentran las fiestas y las romerías que cierran el ciclo de las estaciones.

Mención aparte merece la Semana Santa zamorana que encuentra en la capital su más elaborada celebración lo que le ha valido su declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional y en ciudades como Toro o Bercianos de Aliste su sabor más popular y enraizado. En este calendario etnográfico pretendemos mostrar las celebraciones de cada pueblo, y aquellos otros elementos que discurren indisolublemente asociados al rito de la fiesta como la cultura, el folclore, la gastronomía, la música, los trajes, la artesanía y, en fin, todos los aspectos que rodean cualquier tradición festiva.

FIESTAS DE ANTRUEJO O MASCARADAS DE INVIERNO


Como decimos, se celebran en invierno, después de las Navidades –alguna comienza el 26 de diciembre- y tienen como común denominador la utilización de disfraces. Aquí aparece la figura del ZANGARRON o TAFARRON: es un personaje grotesco vestido de forma multicolor que recorre las calles haciendo sonar los grandes cencerros que lleva atados a su cintura y con un palo persigue a los vecinos del pueblo. Se celebra en Sanzoles y Pozuelo de Tábara el día 26 de diciembre, festividad de San Esteban y en Montamarta el día 1 y 6 de Enero.

En estas fiestas profanas de antruejo y de aspecto parecido al Zangarrón aparecen LOS CAROCHOS que se celebran en algunas localidades del Alba, Aliste y Tábara, como Ferreras de Arriba (26 de Diciembre) o Riofrío de Aliste (1 de Enero).

Rullón y Filandorras. Riofrío de Aliste
Carochos. Riofrío de Aliste
Otras fiestas que se desarrollan alrededor del festejo carnavalesco son:

Fiesta de la Cabra.

Se celebra en Manganeses de la Polvorosa, los quintos del pueblo descienden una cabra desde el campanario de la Iglesia el día 25 de enero. La cabra, cae sobre una lona, no llegando a ser sacrificada.

Carreras de Gallos.


Es una fiesta invernal de iniciación celebrada en varios pueblos de la provincia, aunque ha adquirido especial notoriedad la que tiene lugar el último domingo de enero en la localidad de Guarrate. Los mozos se reúnen en la plaza mientras un gallo permanece colgado de una cuerda. Los quintos recitan versos burlones y satíricos que aluden a las peripecias de cada familia y al finalizar su “relación”, montados a caballo y a galope, golpearán con un sable al animal para purificar las culpas imputadas.

Las Candelas.

Celebradas en numerosos pueblos donde las mujeres “corren el bollo” de casa en casa, invitando a la gente al baile. Se celebra el día 2 de febrero.

Las Águedas.

Tres días más tarde y completando el tiempo en que el hombre es relegado del ciclo festivo llegan las celebraciones de Las Águedas. Grupos de mujeres ataviadas con ropa tradicional que recorren las calles pidiendo la “miaja” (una ayuda con la que costear la fiesta), cantando y alardeando de su reinado.

Carnaval.

Es ahora cuando las mascaradas consiguen su apogeo total. Se desarrollan con especial importancia en Toro, declarados de Interés Turístico Regional, donde coplas y disfraces dan paso a una singular boda. Al día siguiente, el tradicional entierro de la sardina da por terminada la mascarada. El triunfo de la Cuaresma impone siete semanas donde apenas hay fiestas que destacar. En Zamora ciudad, un carnaval urbano renace con fuerza, aunque no por ello menos ameno y divertido.

Los bordados de la ropa tradicional de Carbajales de Alba se han convertido en un auténtico símbolo de la imagen de Zamora. Sus ricos bordados, adornados principalmente con motivos florales (rosas, azucenas, campanillas…), y la combinación de sus colores lo convierten en uno de los bordados más llamativos y hermosos de todos los que se hacen en la provincia.

ROMERIAS DE PRIMAVERA


Con la llegada de esta estación  las romerías y la naturaleza cobran un particular protagonismo:

Mayos.

Durante la noche y hasta la madrugada del primer día del mes de mayo, en las plazas de muchos pueblos de la provincia de Zamora, se colocan grandes troncos que cortan los mozos de cada localidad, decorándolos con peleles, ramos u otros adornos. Este símbolo pagano, que exalta la fecundidad, se mantendrá dominando el espacio público del pueblo durante todo el mes de mayo.

Romería de la Luz.


Se celebra en la ermita de la Luz muy cerca del pueblo de Moveros (Aliste). Es una celebración fronteriza, que tiene lugar el domingo siguiente a San Marcos. Se trata de una romería muy concurrida, con gran número de puestos de venta, donde españoles y portugueses intercambian productos destinados al hogar y a los trabajos del campo. Este es el momento de degustar la exquisita Ternera de Aliste.

Romería de Ntra. Sra. De Gracia.

También el domingo siguiente a San Marcos, Sayago celebra La Patrona. La ermita está situada en el término de Villamor de Cadozos, entre Almeida y Bermillo.

Cristo de Morales.

Romería de importancia para Zamora capital y pueblos colindantes de la Tierra del Vino. Durante la noche anterior y el día de celebración (9 de mayo) acuden los romeros con sus meriendas a las praderas del Cristo (Morales del Vino). Allí, gran número de casetas, venden las tradicionales avellanas.

Alfarería de Moveros y Pereruela.

La provincia de Zamora cuenta con una rica tradición alfarera, aunque son dos las que destacan: Pereruela en la comarca de Sayago y Moveros en Aliste. Mientras que la primera se caracteriza por su color rojo y vidriado, la de Moveros es mucho más clara. En ambos casos son las mujeres las que tradicionalmente se encargan de realizar los objetos de barro que mientras en Pereruela son utensilios para el fuego (cazuelas, asadores y hornos…), en Moveros se destinada al agua (cántaros, botijos, etc.).

Festividad de San Isidro Labrador.

Se celebra el 15 de mayo en un gran número de pueblos zamoranos e incluso en la capital. La peculiaridad en esta provincia es que los vecinos que desfilan junto al Santo, portan ramos adornados con cintas, flores o frutas, pidiendo la bendición para sus campos.

Romería de la Hiniesta.

El primer lunes de Pentecostés, Zamora celebra una hermosa y antigua romería. Desde hace ya siete siglos, la Patrona de Zamora (la Virgen de la Concha) es portada en romería hasta la localidad de la Hiniesta donde se encuentra con la Virgen de dicha localidad conmemorando el hallazgo de una imagen de la Virgen por el rey Sancho IV en este lugar.

Romería de la Hiniesta
Romería del Cristo de las Batallas
Romería del Cristo de las Batallas.

Es una romería de larga tradición que se desarrolla también el lunes de Pentecostés a las afueras de Toro, muy cerca del río Duero. La ermita, del mismo nombre, es un bello templo de estilo románico-mudéjar, testigo de muchos acontecimientos históricos.

Vino de Toro.


Uno de los vinos españoles con mayor historia. Bebida regia en la Edad Media, fue elogiado por escritores como Góngora o Quevedo y, objeto de dichos y de refranes. Su tradicional coloración y elevado grado alcohólico lo relegó a puestos menores en el comienzo del siglo pasado. Sin embargo, una elaboración moderna y cuidada, conservando, no obstante, el potente aroma que le proporciona la uva autóctona Tinta de Toro, lo ha situado en los primeros lugares de los vinos españoles con Denominación de Origen.

Romería de los Viriatos o pendones de Fariza.

Impresionante fiesta que congrega a cientos de sayagueses el primer domingo de junio. Desde el pueblo de Fariza y hasta la ermita de Nuestra Señora del Castillo, en pleno corazón de los Arribes del Duero, llegan en procesión los habitantes de los pueblos de la zona y cada parroquia con un “Viriato”. Los Viriatos son pendones blancos de más de siete metros de altura cargados cada uno por un vecino al que tres más ayudan sujetando los vientos que nacen de lo alto del mástil. Estos viriatos crean un espectáculo insólito en su trayecto hasta la ermita.

Viriatos. Romería de los Viriatos
Feria y Fiestas de San Pedro.

Es la fiesta grande de Zamora, significativa no sólo por ser la de la capital, sino porque atrae a muchas otras gentes a dos ferias de gran dimensión y curioso contenido: la Feria del Ajo, producto imprescindible en la cocina zamorana y, la Feria de la Cerámica, escaparate de la arraigada tradición alfarera de nuestra tierra, y de otras venidas de toda la geografía española. También va adquiriendo relevancia la Feria de Productos de la Tierra que alterna con la Feria Regional del Vino y del Queso, donde los auténticos protagonistas son el Vino de Toro y el Queso Zamorano, ambos Denominación de Origen.

VERANO. CELEBRACIONES TAURINAS


Son muchas las celebraciones taurinas que se desarrollan en esta provincia. Según un reciente estudio, Zamora es la provincia con más acontecimientos taurinos de Castilla y León. El toro aparece en las fiestas patronales de los pueblos y lo hace de diversas maneras, algunas de las cuales son verdaderamente curiosas y originales.

Fiestas del toro enmaromado.

Declarada como fiesta de Interés Turístico Regional, es la fiesta grande de la ciudad de Benavente, donde se mantiene la antigua tradición del Toro Enmaromado. En la tarde de la víspera del Corpus, los mozos corren tras el animal enmaromado por una soga de más de doscientos metros de largo. La emoción y el riesgo están asegurados. Numerosas peñas animan la ciudad durante estas fiestas.

Fiestas de San Agustín. Fuente del Vino.

En las fiestas de San Agustín, patrón de Toro, existe la costumbre de realizar la conocida Fuente del Vino. Después de celebrar los clásicos encierros, se coloca en el centro de la plaza de toros del pueblo (magnífico escenario en madera del siglo pasado) una gran cuba. Los mozos beben de ese recipiente el buen vino de la zona, mientras toros y vaquillas corren a su alrededor. Los buenos caldos de la comarca, clasificados con Denominación de Origen Toro, son los protagonistas de estas fiestas de San Agustín.

Garbanzos de Fuentesaúco.

De merecida e histórica fama, los garbanzos de Fuentesaúco gozaron de protección real y múltiples alabanzas, Las características que lo convierten en una legumbre inigualable pasan por ser una variedad autóctona que se ha adaptado desde hace siglos al clima y terreno de la zona. El garbanzo de Fuentesaúco destaca por su excelente cocción, su exquisito sabor y por su alta calidad proteica y porcentaje de fibra.

Garbanzos de Fuentesaúco
Espantes.

A principios del mes de julio, en la comarca de La Guareña se demuestra una gran afición al toro con la celebración del os Espantes.  En las localidades de Fuentesaúco y Guarrate y durante sus fiestas patronales, se llevan a cabo estas particulares celebraciones que consisten en empujar una manada de toros desde un prado hacia una barrera humana que les hace frente. El emocionante momento surge cuando los toros llegan ala barrera humana y se produce el espante.

Celebración de los Espantes
Encierros en Fermoselle.

A finales de agosto, durante las fiestas de San Agustín discurren por este hermoso pueblo fronterizo, antiguo recinto amurallado, unos emocionantes encierros en los que los mozos conducen a los toros por pintorescos rincones hasta un improvisado coso taurino en la plaza del pueblo.

Villalpando.

Estos encierros datan el siglo XV, y son considerados como unos de los más antiguos de España. Las fiestas se celebran en honor a San Roque, el día 16 de Agosto.

ROMERIAS OTOÑALES

Son fiestas de tradición gallega celebradas entre castañas, pulpo y gaitas. Se desarrollan principalmente, en el noroeste de la provincia en las comarcas de Sanabria y Carballeda.

Romería de la Peregrina.

El primer domingo de septiembre, en honor a la Virgen de La Peregrina, se celebra esta romería otoñal en un bello paraje de la Carballeda sanabresa. La ermita, situada en el pueblo de Donado, concentra gran cantidad de gente desde primera hora de la mañana. Las gaitas, venidas de pueblos vecinos, amenizan con sus sonidos esta festividad.

Romería de la Alcobilla.

Enormes castaños cobijan la ermita de la Alcobilla en el pueblo de Rábano de Sanabria el día 8 de septiembre acuden a este lugar gran número de sanabreses a celebrar esta romería en la que no faltan delicias gastronómicas como el pulpo a la sanabresa.

Cocinando pulpo en Rionegro del Puente
Romería de la Peregrina
Romería Virgen de la Carballeda.

El segundo domingo de septiembre es la fecha en que los habitantes de la Carballeda celebran la festividad de su comarca. El lugar de reunión es Rionegro del Puente y hasta allí acuden no sólo los carballeses, sino numerosas gentes de los valles benaventanos.

Romería de la Tuiza.

En la alta Sanabria, casi frontera con Galicia, se celebra esta romería junto a la ermita del mismo nombre. Numerosos sanabreses se desplazan hasta allí el último domingo de septiembre para hacer intercambios de animales en la feria ganadera y degustar buen vino y pulpo.

Romería de los Remedios.

Una de las últimas fiestas importantes del ciclo romero. Patrona de Sanabria, tiene lugar en el santuario de la localidad de Otero de Sanabria el primer domingo de octubre.
Fiesta de la Vendimia. De reciente creación, esta fiesta centrada exclusivamente en la ciudad de Toro o alguno de los pueblos de su alfoz, va adquiriendo poco a poco mayor prestancia y brillantez. Se celebra, naturalmente, en los primeros días de octubre. 

Racimo de uvas. Toro, Zamora
SEMANA SANTA

Como ya se ha señalado, la Semana Santa en Zamora, por encima de su dimensión religiosa, supone un auténtico acontecimiento festivo y popular. Aunque se celebra en muchos pueblos de la provincia, sin duda, la que muestra un mayor conglomerado de tradiciones, sentimientos, vistosidad y divertimentos es la de la capital. No en vano la Semana Santa de Zamora cuenta con el distintivo de estar declarada de “Interés Turístico Internacional”.

De honda tradición, ya se celebraban desfiles procesionales en los siglos XV y XVI, la Semana Santa de la capital cuenta con un estilo diferenciador que la hace sobresalir de entre las que se celebran en España. Cada uno de los 15 desfiles que se celebran a lo largo de la Semana de Pasión muestra alguna particularidad destacable: momentos de especial belleza plástica, de sobriedad y recogimiento; contraste de luz y colores, de sonidos y silencios…

Cada procesión de las que tienen lugar durante esa Semana posee algún rasgo destacable que la caracteriza. La de las Capas, la del Miserere, la del Cinco de Copas,.. Un sin fin de detalles que los zamoranos y numerosos visitantes viven con emoción y admiración.

Otras Semanas Santas que deben ser reseñadas por su interés son las de Toro que cuenta con actos singulares como la popular bendición de los conqueros el Jueves Santo o la de Bercianos del Aliste con su conocida procesión de cofrades con túnica y caperuza blancos (vestimenta que les habrá de servir de mortaja) en la tarde del Viernes Santo.
Escultura de Cristo. Semana Santa de Zamora

Dónde alojarte en Zamora