Vizcaya - Bizkaia, es algo más
Pais Vasco, Euskadi
Un compendio de atractivos se abre al visitante en Bizkaia. Junto a las maravillas que ofrece Bilbao y su área metropolitana, con el museo Guggenheim y el Palacio Euskalduna como buques insignia.
Els Blaus de Roses

pais vasco, euskadi, vizcaya - bizkaia, es algo más

Un compendio de atractivos se abre al visitante en Bizkaia. Junto a las maravillas que ofrece Bilbao y su área metropolitana, con el museo Guggenheim y el Palacio Euskalduna como buques insignia, Bizkaia dispone de un completo, rico y vivo tesoro de recursos turísticos.

BIZKAIA DESDE DENTRO

Adentrarse en cualquiera de sus comarcas se hace imprescindible para quien quiera conocer esta tierra generosa, abierta y amable con el visitante. Saliendo de la capital, Bilbao, y de su área de influencia, donde se concentra la actividad industrial, el resto del territorio, aun estando fuertemente urbanizado, sigue manteniendo un carácter eminentemente rural y una apreciable calidad paisajística.

Bizkaia cuenta con un paisaje accidentado, fragmentado en amplios valles separados entre sí por obstáculos naturales, que en ocasiones alcanzan alturas considerables. Sus montañas llegan hasta el mar, dando lugar a una costa escarpada sólo suavizada en los estuarios que se crean en las desembocaduras de sus principales ríos. Junto a uno de ellos, el Ibaizabal, se fundó hace 700 años Bilbao. Esta Villa es, hoy día, el corazón de una metrópoli de un millón de habitantes y el eje principal de desarrollo económico-social y factor fundamental de modernización del Golfo de Bizkaia.

Adentrándonos en Bizkaia sentiremos el placer de descubrir por nosotros mismos los lugares más recónditos, rincones insospechados que nos proporcionarán experiencias nuevas, irrepetibles. En esta tierra encontraremos villas históricas repletas de monumentos, de pequeñas plazas donde el tiempo se ha quedado dormido, aldeas perdidas con sus caseríos en piedra noble, rodeados de campos y prados, cuyo secreto es necesario descubrir y gozar. Hallaremos puertos pesqueros abiertos al mar, con sus casas de pescadores, su flota de barcos llenos de color, el aire fresco y oloroso penetrando por las callejuelas. Nos toparemos con ermitas solitarias en el campo, en la montaña, con su pequeño bosque de robles o hayas alrededor, y sus mesas de piedra, sus fuentes y sus praderas...

En su capital, Bilbao, una ciudad acogedora y dotada de una buena y diversificada infraestructura hotelera, podremos disfrutar de una amplia oferta cultural y de servicios, además de asombrarnos de la estética de sus edificios.

Y, si la cocina es una cuestión de imaginación, no cabe duda de que Bizkaia ha sabido crear una gastronomía suculenta, variada, adaptable, diferente; una espléndida representante de la renombrada cocina vasca.

GORBEIALDEA. La esencia rural vasca en su grado más puro.


Un espacio con un considerable grado de conservación natural, con una historia y un patrimonio cultural notable. Riqueza natural y paisajística, con el Parque Natural de Gorbeia como máximo exponente.

Conoce en toda su autenticidad la arquitectura popular vasca, tanto en lo que se refiere a las ermitas o humilladeros como a los caseríos, donde se conservan las edificaciones más antiguas de Bizkaia, construidas en madera. Abundan, asimismo, restos prehistóricos lo que demuestra que esta zona sirvió de refugio a los primeros pobladores de Bizkaia. El viajero encontrará paz y belleza natural, sin ruidos ni contaminación.

DURANGALDEA. Arquitectura natural.

Si la naturaleza ha sido generosa con esta comarca no es menos cierto que los hombres supieron adornarla con un importante patrimonio artístico y cultural rebosante de fuerza y serenidad.

Con el recoleto valle de Atxondo y sus caseríos recostados sobre los imponentes paredones calizos de montañas que sobrepasan los mil metros y el Parque Natural de Urkiola como máxima expresión, esta región es un paraíso para los amantes de la naturaleza y la montaña. Pocos lugares pueden, además, superar en riqueza artística a esta comarca. Completa su oferta un amplio abanico de tentaciones gastronómicas y festivas.

ENKARTERRIAK. Monumental por naturaleza.

Todo está aquí, ven a descubrir los valles y montañas encartados. Disfrutarás de los lugares de esparcimiento más sugerentes, rodeado de infinitas tonalidades de verde. Además, podrás ver el interior de la naturaleza a través de grutas y cuevas de una belleza única.

El legado del pasado se mostrará ante tus ojos a través de monumentos singulares que encierran historias que te encantará conocer. Torres, pórticos, iglesias, puentes... construcciones que dan carácter al paisaje de Bizkaia.
No tienes ni un momento que perder en las Encartaciones. Puedes participar en multitud de acontecimientos y actos culturales, practicar deportes a cielo abierto o degustar la mejor gastronomía basada en los productos de nuestros caseríos.

LEA ARTIBAI. Una montaña que asoma al mar.

Un rincón privilegiado entre el mar y la montaña donde el arte, la gastronomía y la cultura autóctona han forjado un pequeño paraíso de fuerte carácter vasco.

Enmarcado entre puertos pintorescos, cumbres serenas y valles misteriosos, Lea Artibai se encuentra dividido entre la pesca y la agricultura, lo mitológico y lo real. Bello ejemplo de urbanismo rural que pervive en los cascos antiguos de sus villas, donde todos sus pueblos han sabido conservar un rico patrimonio artístico y un legado cultural milenario que se pone de manifiesto a través de sus fiestas, tradiciones y el uso tan arraigado del euskera.

BUSTURIALDEA URDAIBAI. El jardin de las mareas.

Un mosaico de ecosistemas y actividades humanas se dan cita en este singular territorio. En él concurre probablemente la mayor diversidad paisajística y ecológica del País Vasco, declarada Reserva de la Humanidad.

Comarca de fuerte carácter agrícola y marinero, donde podemos interiorizar la relación armónica entre el hombre y su medio natural. Integrada por varios valles escuetos, volcados al mar a través de un estuario. Desde los acantilados y playas de la costa a los bosques y ríos del interior, pasando por las marismas y vegas fluviales, Busturialdea reúne gran cantidad de recursos turísticos.

URIBE. Una elección con sabor.

Donde las verdes colinas mueren suavemente en el mar Cantábrico, formando extensas playas. En el interior encontramos pequeños pueblecitos rurales, en los que aflora el pasado medieval en forma de casas-torre o ermitas.

Mezcla de azul y verde atravesada en su zona interior por el río Butrón, que da nombre al mítico castillo y crea un paisaje característico de vega fértil y muy rica. Al ser una comarca que compendia pesca, agricultura y ganadería, la gastronomía es muy rica y variada. Destaca la producción del afamado txakoli.

VEN Y CUENTALO!

Si habéis aprovechado la oportunidad de adentraros en Bizkaia habréis podido apreciar la variada oferta de posibilidades que encierra este pequeño territorio y, seguro que, en adelante, os convertiréis en nuestros mejores embajadores. ¡Os esperamos nuevamente! Y, para quienes aún no habéis tenido la suerte de conocernos, os invitamos a que lo hagáis cuanto antes. ¡No dejéis que sólo os lo cuenten! ¡Visitadnos y disfrutad de los encantos de Bizkaia desde dentro!

Dónde alojarte en Bilbao

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil