Vitoria - Gasteiz, Capital Verde Europea
Pais Vasco, Euskadi
Vitoria-Gasteiz tiene el índice más alto de zona verde por habitante.Está rodeada por un Anillo Verde, que puede ser recorrido a pie o en bici. Capital Verde Europea 2012.
Els Blaus de Roses

pais vasco, euskadi, vitoria - gasteiz, capital verde europea

Capital de Álava-Araba y, desde 1980, de la Comunidad Autónoma del País Vasco, Vitoria-Gasteiz es la sede de las principales instituciones vascas, como el Gobierno y el Parlamento autónomos. La importancia de Vitoria-Gasteiz se remonta a la Edad Media, y el destacado papel que jugó en la antigüedad ha quedado patente en su bien conservado casco histórico, declarado bien cultural.

Monumento el Caminante en la calle Dato, Vitoria - Gasteiz
En las últimas décadas, esta ciudad de más de 214.000 habitantes ha experimentado un crecimiento espectacular que, al contrario de lo que ha ocurrido en otros puntos del País Vasco, apenas ha repercutido en su calidad urbanística. El desarrollo moderno de Vitoria-Gasteiz ha destacado por su cuidado con el entorno, siendo en la actualidad una ciudad que goza de una alta calidad de vida, reconocida con numerosos premios internacionales, que el visitante puede apreciar tanto en las rehabilitadas zonas históricas como en los numerosos parques, jardines, paseos y equipamientos colectivos con que cuenta la ciudad.

Fundada en el siglo XII por el rey navarro Sancho VI el Sabio con el nombre de Victoria sobre una aldea llamada Gasteiz, la ciudad tuvo inicialmente funciones defensivas. Al pasar a depender de Castilla, se convirtió en plaza comercial, siendo durante siglos el principal mercado vasco y sede de una dinámica comunidad de comerciantes y artesanos, en la que jugó un destacado papel la comunidad judía, poco relevante o inexistente en otras comarcas del País Vasco. La constante expansión de la ciudad queda patente en las numerosas modificaciones que ha experimentado su casco urbano, que ha ido creciendo en sucesivos ensanches y confirman su importancia económica e histórica los innumerables palacios y edificios nobles que alberga la ciudad.
En el calendario festivo vitoriano destacan las fiestas de San Prudencio, patrón de Álava-Araba, que se celebran en Abril, y las que se dedican a la patrona de la ciudad, la Virgen Blanca, durante la primera semana de Agosto. Dos de los hitos fundamentales del bien surtido calendario cultural de la capital alavesa son sus festivales de jazz y de teatro.

EL CASCO HISTÓRICO

Cuatro torres defienden el perfil de la vieja ciudad, San Pedro, Santa María, San Miguel y San Vicente
El núcleo urbano inicial de Vitoria-Gasteiz se fundó sobre una pequeña colina, y fue destruido por un incendio en el año 1.202, al poco de ser conquistada por el rey de Castilla. La reconstrucción se inició inmediatamente, siguiendo las pautas clásicas de los burgos medievales. El núcleo primitivo se ensanchó hacia el Este con tres calles nuevas, Correría, Herrería y Zapatería, que pronto fueron insuficientes, y se completaron pocas décadas después con otras tres, Cuchillería, Pintorería y Judería, que cambió su nombre por el de calle Nueva, cuando los judíos fueron expulsados de España en el siglo XV.

Estas calles, vinculadas a distintos gremios medievales, siguen siendo el corazón del Casco Viejo vitoriano, que se desarrolló a lo largo del siglo XIII y se considera un ejemplo especialmente interesante de ensanche gótico.
Aunque los edificios iniciales eran muy humildes, simples casas de artesanos en las que coexistían las viviendas con los talleres de los propietarios, a medida que algunos de estos fueron prosperando, surgieron casas nobles y auténticos palacios que componen hoy en día una relación de edificios monumentales prácticamente interminable.

En el Casco Viejo vitoriano, destacan por su antigüedad la Catedral de Santa María o Catedral Vieja, cuya construcción se inició en el siglo XIII, o las iglesias de San Pedro, San Vicente o San Miguel. El Casco Viejo de Vitoria-Gasteiz es también un muestrario de arquitectura civil, con torres como la de Hurtado de Anda - probablemente, el vestigio más antiguo de la ciudad- o la torre de Doña Otxanda, palacios como el de Montehermoso, Villa Suso, Bendaña, Escoriaza-Esquivel, Gobeo-Guevara-San Juan, etc. Pórticos, conventos, calles de sabor medieval, plazas y rincones pintorescos completan el Casco Histórico más rico, desde el punto de vista artístico, de todo el País Vasco.

Plaza de la Virgen Blanca, el corazón de la ciudad
A los pies de la colina sobre la que se asienta la parte más antigua de la ciudad se extiende la llanura en la que se celebraba, en la Edad Media, el importante mercado de Vitoria-Gasteiz. Para salvar el desnivel existente entre la ciudad amurallada y el valle, se construyó inicialmente la Plaza del Machete. A finales del siglo XVIII se construyó el conjunto de Los Arquillos, obra de Justo Antonio de Olaguibel, edificado en tres planos distintos, una original solución urbanística que, desde la Plaza del Machete hasta las inmediaciones de la Plaza Nueva, hoy Plaza de España, permite enlazar el casco medieval con el ensanche del siglo XIX.

La Plaza de la Virgen Blanca puede considerarse el centro neurálgico de la ciudad. En ella confluyen algunas de las calles importantes arterias del Ensanche, como la calle Postas. La iglesia de San Miguel preside esta plaza, y desde su pórtico extiende la vista sobre la ciudad la talla de la Virgen Blanca, del siglo XV, patrona de Vitoria­-Gasteiz. Esta plaza, lugar donde todos los años se da inicio a las fiestas patronales de la ciudad, se encuentra dentro de la zona peatonal y comercial de la ciudad, siendo su principal arteria la cuidadosamente rehabilitada calle Dato, una calle esencialmente comercial que, como recuerdan los buenos conocedores de la ciudad, conserva todavía cierto carácter de "calle mayor" en una ciudad que, pese a su espectacular crecimiento, no ha perdido el aire familiar.

MUY INTERESANTE

FIESTAS DE LA BLANCA

El 4 de Agosto a las 6 de la tarde, la bajada de Celedón -personaje popular alavés-, abre las fiestas de la Virgen Blanca.
Durante esos días, se adueñan de la ciudad los blusas, rompiendo con su bullicio la tradicional tranquilidad vitoriana, y son también populares la Procesión de las Farolas y el Rosario de la Aurora.

MUSEO "FOURNIER"DE NAIPES

El Museo Fournier de Naipes está ubicado en la Calle Cuchillería, teniendo como sede el Palacio de Bendaña. La fabricación de naipes en la empresa fundada por Heraclio Fournier ha sido una de las actividades más características de Vitoria-Gasteiz, y la colección de barajas de este museo, algunas de las cuales son del siglo XV, es de las más importantes del mundo. La evolución de las técnicas de impresión se refleja también en los materiales que se exhiben en este peculiar museo.

ARMENTIA

Desde el parque de la Florida parte una larga sucesión de paseos que conducen hasta la Basílica de San Prudencio, en Armentia, una de las joyas del románico vasco. La construcción original data del siglo XII, aunque sufrió profundas reformas en el siglo XVIII. La estructura exterior cambió con estas reformas, pero el templo sigue albergando magníficas muestras escultóricas de distintas épocas y varios maestros.

MUSEO DE CIENCIAS NATURALES

Entre la Calle Herrería y Siervas de Jesús se encuentra la Torre de Doña Otxanda, un bello exponente de la arquitectura medieval. El edificio, que dala del siglo XV, alberga en su interior el Museo de Ciencias Naturales. Abierto al público desde 1986, este museo compatibiliza su carácter de centro público con su función como centro de investigación y divulgación.

PLAZA DE ESPAÑA

La Plaza de España, antes llamada Plaza Nueva, es una amplia plaza porticada que fue concebida en 1781 por el arquitecto vitoriano Justo Antonio de Olaguibel, en lo que en aquel tiempo eran las afueras del casco histórico. Uno de los elementos más importantes de este conjunto, que ha sido fuente de inspiración para otras muchas plazas de similar estructura, es el edificio de la Casa Consistorial

CONFITERIA VITORIANA

La confitería vitoriana, catalogada como la más legendaria del País Vasco, es muy variada con especialidades locales como vasquitos y nesquitas, goxuas, frutas confitadas, turrones, bombones... que hacen imprescindible su degustación.


PARQUES Y PASEOS

Desde los paseos de aspecto decimonónico flanqueados por palacetes y edificaciones singulares, hasta los modernos parques que rodean el centro de la ciudad como un cinturón verde, Vitoria-Gasteiz es en este sentido un modelo de urbanización. De hecho, dispone del mayor índice de espacios verdes por persona de todo el Estado, y uno de los primeros de Europa.

La ciudad cuenta con diferentes parques urbanos, la Florida, Arriaga, San Martín, Molinuevo, Aranbizkarra y Arana, así como otros espacios verdes, el Prado y Judimendi. Todos ellos acogen una gran variedad de plantas y árboles, que tienen su continuidad en los paseos y urbanizaciones de la ciudad, hasta completar un censo de más de 127.000 árboles; los aficionados a la botánica podrán recrearse con los 52 ejemplares de ginkgo, plantados en la calle Castillo de Ocio, o con la sequoya gigante que se eleva hasta los 43 m. de altura, muy cerca de la Catedral Nueva.

El parque más conocido es el parque de La Florida. Este parque, cuya construcción se inició en 1820 cuenta con varios conjuntos escultóricos y ha sido durante muchos años punto de encuentro de los vitorianos. En uno de 1os extremos del parque se levanta la nueva catedral de Vitoria­-Gasteiz, de estilo neogótico, muy al gusto de las últimas décadas del siglo XIX. En el parque se ubica también la sede del Parlamento Vasco.
Entre el parque de la Florida y el parque del Prado, se extienden los Paseos de la Senda y de Francisco de Vitoria, que constituyen el arranque de un largo paseo de varios kilómetros que desemboca en la basílica de Armentia. Muchos de los edificios más emblemáticos de Vitoria-Gasteiz ocupan las orillas de esta vía peatonal. Además de estos espacios verdes situados en pleno centro de la ciudad, existen otras zonas de esparcimiento, como el parque de Judimendi.

El Parque de la Florida, trazado en 1820. Fue considerado entonces el más bello de España
El parque San Juan de Arriaga, con 18 hectáreas, es el más extenso de la ciudad. En él se encuentra la ermita juradera de San Juan, que se levanta sobre el solar donde se reunía la Cofradía de Arriaga, organismo encargado del gobierno y administración de Álava.

LOS MUSEOS

Destaca también Vitoria-Gasteiz por su dotación en infraestructuras culturales y, muy especialmente, por los interesantes museos con que cuenta la ciudad. Uno de los más representativos, es el de Bellas Artes. El Museo está situado en el bello paseo Fray Francisco de Vitoria, que, como continuación del ya citado Paseo de la Senda, enlaza los parques de la Florida y El Prado. El edificio neorrenacentista y neoplateresco que fue propiedad del Conde de Dávila da cobijo a numerosas colecciones, como la colección de Arte Sacro de la Diócesis de Vitoria­-Gasteiz y una importante colección de pintura española de los siglos XVII y XVIII. Parte importante de los ricos fondos de este museo es la obra de pintores vascos, tanto la de pintores que pueden englobarse en la llamada Escuela Costumbrista Vasca, como Arteta, Iturrino, Salaverria o los hermanos Zubiaurre, como de artistas contemporáneos. Muy cerca se encuentra el Museo de Armería, completo compendio de armas, trajes y un sinfín de utensilios relacionados con las actividades bélicas que abarcan prácticamente toda la historia, desde las armas de sílex hasta armas y uniformes del siglo XIX.

El Museo de Arqueología, por otra parte, permite realizar un completo recorrido por varios períodos históricos, desde los primeros rastros de actividad humana localizados en Álava hasta la Edad Media. Los ricos yacimientos arqueológicos alaveses han suministrado a este Museo un rico material que se exhibe en el antiguo palacio de los Gobeo­-Guevara, situado en pleno casco antiguo vitoriano. También en este casco antiguo, enclavado en el Palacio de Bendaña, en la calle Cuchillería, podremos visitar el Museo "Fournier" de Naipes, donde a través de sus colecciones se puede apreciar la evolución de los naipes a lo largo de la Historia, y en diferentes países; su evolución desde el punto de vista de la fabricación y desde el punto de vista de la temática. Naipes antiguos del siglo XV al XX, naipes históricos, de guerras, satíricos, taurinos, parapsicológicos, etc... Predominan los naipes españoles, a los que se dedican especial atención.
El Portalón es una típica casa de comercio del siglo XV. Se encuentra en la Plaza de la Brullería

Dónde alojarte en Vitoria-Gasteiz
AC Hotel General Álava
Vitoria-Gasteiz

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil