Valonia - Warterloo, vacaciones a dos pasos de Bruselas
Bélgica
Victor Hugo describía esta zona de Valonia como una tierra «ondulada, variada y luminosa», que refleja el atractivo de esta región de colinas en la que se alternan campos y pastos.
Els Blaus de Roses

bélgica, valonia - warterloo, vacaciones a dos pasos de bruselas

Victor Hugo describía esta zona de Valonia como una tierra «ondulada, variada y luminosa», que refleja el atractivo de esta región de colinas en la que se alternan campos y pastos. Las torres románicas y góticas de sus innumerables iglesias caracterizan las ciudades y los pueblos de la provincia del Brabante valón.

Las ruinas de la abadía de Villers-la-Ville, eminentemente románticas en medio de tanto verdor, recuerdan la tumultuosa historia de las comunidades religiosas. El castillo de la Hulpe alberga las obras de un artista mundialmente famoso: Jean-Michel Folon. El mayor foco de atracción en la provincia más joven del país es seguramente el campo de la batalla de Waterloo en el que Napoleón sufrió, en junio de 1815, una derrota aplastante a manos de las fuerzas angloholandesas al mando de Wellington y del ejército prusiano de Blücher.

Hameau du Lion y Centro del Visitante

El Hameau du Lion está situado en el corazón del campo de batalla, en la línea de frente en la que se enfrentaron las tropas francesas y las tropas inglesas. Está constituido alrededor de la Butte du Lion, el principal monumento conmemorativo de la batalla. El Hameau du Lion acoge hoy en día el Centro del Visitante y es el punto de partida de la visita del campo de batalla. La Butte du Lion, el espectáculo audiovisual, la película del Centro del Visitante, el Panorama y el Museo de Cera le permitirán revivir la famosa batalla.

Butte du Lion de Waterloo

La Butte du Lion, monumento conmemorativo de la batalla de Waterloo, señala el lugar en el que fue herido el Príncipe de Orange. Hay 226 escalones que conducen a la cima, desde la cual se admiran unas magníficas vistas del histórico campo de batalla.

Panorama de la batalla de Waterloo

Inaugurado en 1912, el Panorama de la Batalla de Waterloo alberga un lienzo circular de 110 m de largo y 12 m de alto, que ilustra escenas de la batalla del18 de junio de 1815. Una plataforma central sitúa al visitante en el centro de una panorámica, en la que infantería y caballería combaten con mucho realismo.

Museo de cera

Frente al León, este museo presenta los principales personajes de la batalla, realizados en cera por los artistas del Museo Grévin de París. El emperador Napoleón I, el Duque de Wellington, el mariscal de campo Blücher, el Príncipe de Orange... todos ellos, desbordantes de vida y realismo, visten elegantes uniformes y aparecen en escenas fielmente reconstruidas. Numerosos testigos, documentos y objetos de excavaciones auténticas permiten comprender el después de la batalla.

Museo Wellington

En el corazón del pueblo de Waterloo se encuentra el Museo Wellington, antigua posta del siglo XVIII que sirvió de cuartel general al Duque de Wellington, comandante de las Fuerzas Aliadas, el 17 y 18 de junio de 1815. Este museo retrata de manera didáctica, con grabados, armas, documentos y magníficos mapas luminosos, el contexto político en Europa, antes y después de la batalla, así como el desarrollo de los combates con todo detalle.

Último cuartel general de Napoleón en Vieux-Genappe

Antigua granja construida en 1757, en la que Napoleón se instaló con su estado mayor y pasó la noche del 17 de junio de 1815. Allí se estableció el plan de la batalla de Waterloo. Es el único museo napoleónico de Bélgica. En sus cinco salas, presenta recuerdos personales del emperador, así como armas y objetos relacionados con la batalla.

Acontecimientos

Todos los fines de semana de verano, Waterloo se convierte de nuevo en el escenario de espectaculares enfrentamientos gracias a unas reconstrucciones que sumergen al visitante en plena guerra del siglo XIX.

En el campo de batalla de Waterloo, un fin de semana de cada mes de junio, se reúnen numerosos figurantes uniformados con los trajes de la época: desfiles, reconstrucción de la batalla, recreación de un vivaque, etc.

EN LOS ALREDEDORES

Abadía de Villers en Villers-la-Ville

En un área verde de unas 30 ha, las ruinas de la abadía de Villers constituyen uno de los conjuntos monásticos más importantes de Europa. Fundada en el siglo XII por impulso de San Bernardo, el monasterio cisterciense de Villers-la-Ville invita a descubrir más de 850 años de historia y vida cotidiana.

Fundación Folon en La Hulpe

Recoge 300 obras de Jean-Michel Folon, artista de la comunidad francófona de Bélgica, en la granja del castillo de La Hulpe. Sus acuarelas, pinturas, objetos, esculturas, carteles e ilustraciones le invitan a viajar a través de las quince salas de exposición. Jean-Michel Folon ha creado un mundo con sentimientos e ideas, un mundo de magia y color, que despierta la imaginación.

Colegiata de Sainte-Gertrude en Nivelles

Se trata de un conjunto excepcional de la alta Edad Atedia. La colegiata románica forma parte de los grandes monumentos imperiales. Al visitarla viajará del siglo VII al XIII, a través de los sótanos, la cripta, el claustro, el salidizo y el tesoro. La abadía merovingia imperial formaría más tarde, bajo el reinado de los carolingios, parte del camino de Santiago.

Turismo fluvial. Crucero de un día de Bruselas a Valonia

De mayo a septiembre, podrá embarcar en un crucero por el canal Charleroi-Bruselas. A lo largo del canal, se encuentran las obras de arte más importantes de nuestras vías fluviales: el Plano Inclinado de Ronquiéres y el ascensor de Strépy-Thieu (monumento declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO) donde el barco supera una diferencia de nivel de 73 m

Museo Hergé

El museo, ubicado a pocos kilómetros de Bruselas en la localidad de Louvain-la-Neuve ofrece, en una superficie de 3200m2, un recorrido por la obra de uno de los grandes artistas del siglo XX: Georges Remi, conocido como "Hergé". Más de 80 planchas orig'nales, 800 fotografías, documentos y objetos reunidos en un bello edificio construido por el arquitecto Christian de Portzamparc.

A través de ocho salas, el visitante descubrirá las diferentes facetas profesionales del gran artista belga.

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil