Turquía, caminos de historia y arte
Turquía
Una visita a Turquía implica entrar en los caminos de la historia y del arte, desde los tiempos más antiguos hasta las manifestaciones actuales. Turquía es naturaleza, deportes y fiestas.
Els Blaus de Roses

turquía, turquía, caminos de historia y arte

Cultura Y Actividades De Interés

Una visita a Turquía implica entrar en los caminos de la historia y del arte, desde los tiempos más antiguos hasta las manifestaciones actuales. Turquía es naturaleza, deportes y fiestas. Las gentes turcas reciben can una amplia sonrisa a aquellos que quieran conocer sus costumbres.

Historia

Los comienzos de la humanidad La Caverna de Karain guarda las primeras huellas de la humanidad en tierras anatolias. Pertenecen al periodo paleolítico pues se remontan a hace unos 100.000 años a.C. aunque el número de asentamientos aumentó considerablemente alrededor del año 8.000 a.C. De esta época se han encontrado asentamientos en Çayönü y Hacılar. En Çatalhöyük hay hasta doce yacimientos que oscilan entre los 6.500 y el 5.650 a.C. nos han revelado la primera urbanización organizada en la historia de la Humanidad, con una población de unos cinco a diez mil habitantes.

Entre los siglos V a.C. y III a.C. se desarrolla la cultura asiria, sobre la zona de Kultepe. Por aquel entonces ya tenían desarrollado una importantísima red comercial, donde se importaban y exportaban todo tipo de productos.

La cultura hitita

Los hititas fueron los primeros en fundar un estado indoeuropeo en el año 1.800 a.C. Este pueblo llegó a dominar Babilonia. Los hititas cobraban impuestos y concedían autonomía a los pueblos siempre que no opusieran resistencia. Su máximo esplendor duró entre el 1.450 a. C. hasta el año 1.200 a.C. Fue entonces cuando los tracios y otros pueblos comenzaron a invadir el Imperio Asirio, dejando solo pequeños asentamientos. A su época se la conoce como el Imperio Nuevo, con capital en Hattuşaş (la actual Boðazköy).

Entre los siglos XV y XIV a.C. los hititas se enfrentaron a los hurritas, pueblo que se localizaba en la región del Alto Eúfrates, con el Imperio de Mitanni y con os bárbaros de la región del Ponto. Así, los hititas ensanchaban su imperio desde la Región del Mármara hasta los países a lo largo del Río Eúfrates.

Con el siglo XIII llegaron los primeros enfrentamientos con los egipcios. Durante el reinado de Ramsés II los enfrentamientos por la repartición de Siria llevaron a la rubrica del primer tratado de paz de la historia, firmado en Kadesh en el año 1285 a.C.

Pero en los últimos siglos del Imperio, la organización se fue debilitando hasta que en el siglo VII se formaron las ciudades soberanas. Los hititas dejaron para la posteridad un importantísimo legado artístico que demuestra el desarrollo de esta gran cultura. Los principales yacimientos arqueológicos se encuentran en Hattuşaş, Yazılıkaya, Alacahöyük, Malatya, Karkamiş, Sakçegözü, Zincirli y Karatepe.

Las civilizaciones de Urartu y Frigia

Junto al Lago Van, hacia el año 1.000 a.C., mientras que el Imperio Hitita se está deshaciendo, comienza a desarrollarse una cultura que alcanzaría un desarrollo increíble, la Urartu, probablemente descendientes de los hurritas. Su mayor logro fue el desarrollo de la metalurgia y el bronce hasta el siglo VI a.C. Los asentamientos más importantes de esta cultura se encuentran en Altintepe, Toprakkale y Çavuştepe aunque hay más repartidos por toda Antolia Oriental.

En el siglo XIII a.C., los frigios cruzaron el estrecho de Dardanelos y el estrecho del Bósforo. Se asentaron sobre la región septentrional de la Anatolia Central, donde crearon una poderosa civilización muy avanzada.

Las primeras fuentes escritas que mencionan a los frigios (La Iliada) dicen que fueron los aliados de los troyanos en la Guerra de Troya. Esta civilización ha dejado muestras artísticas repartidas por asentamientos en Gordion, Aslankaya, Aliðar, Alaca y Pazarlı, antes de borrarse del escenario de la historia durante el periodo de la gran invasión persa del siglo VI a.C.

Lidios, licios y carios

Los carios eran descendientes de los lelegianos inmigrados a Anatolia durante la época de la civilización micénica del rey Minos. Los lidios y los licios, según se cree, eran los pueblos autóctonos de Anatolia, Zante, la Capital de Licia, nos da las obras de arte más bellas de esta cultura original (600 200 a.C.).

Sardes fue la capital de Lidia. Se desarrolló entre el 600 y el 200 a.C. y fue la mayor fuente de inspiración de arte helénico de Anatolia. Se cree que probablemente fueron los primeros en acuñar moneda. El más famoso de sus reyes fue el rey Creso, cuya capital se asentaba cerca de la zona del actual río Gediz.

En cuanto a la civilización caria, se desarrolló en ciudades como Halicarnaso (la actual Bodrum), Afrodisias, Miletos y Esmirna (la actual İzmir). En Halicarnaso está una de las siete maravillas del mundo, el monumento funeral del sátrapa persa Mausolo. En cuanto a Afrodisias, probablemente sea una de las ciudades más bellas de la antigüedad.

Los pueblos marineros

A partir del siglo XII a.C. los pueblos marineros que los antiguos egipcios llamaron `pueblos del mar´, invadieron no solamente las tierras de Anatolia, sino también todo el Oriente Medio. Los acadios, los lelegianos, los jonios, los dorios, los griegos, los micénicos, llegaron unos tras otros... Tuvieron que atravesar el estrecho de los Dardanelos para poder establecerse en las costas del Mar Negro, para lo cual tenían que pagar peaje a los troyanos. En La Iliada se cuenta como vencieron a los troyanos y consiguieron cruzar el estrecho sin pagar.

Los pueblos del mar se asimilaron con los pueblos autóctonos de Anatolia, cuyas culturas se mezclaron y se enriquecieron. El culto a la diosa madre Cibeles, que existía en Anatolia desde tiempos inmemoriales, fue adoptado por los Pueblos del Mar mientras que el poderoso Zeus se debilitaba frente a Artemisa en Jonia y Afrodita en Caria.

De esta forma, la cultura de los recién llegados se asimiló a la de los pueblos autóctonos de Anatolia, dando lugar a la civilización helenística, que dejó los legados de personajes de la talla de Tales, Diógenes o Estrabón. Las civilizaciones de Anatolia alcanzaron los niveles más altos en la filosofía, las matemáticas, la geometría, la astronomía, la astrología, la pintura, la escultura, el mosaico, la cerámica y muchas otras ciencias y artes.

La invasión persa

Los persas empezaron a invadir Anatolia a partir del siglo V a.C. llegando a Grecia durante los reinados de los emperadores de Ciro, Dario y Jerges. No todo fueron victorias, los persas perdieron batallas vitales como las de Maratón, Salamina y Platea aunque la dominación continuó hasta el siglo IV a.C.

La Época Helenística

Uno de los momentos de oro de la cultura europea y asiática comienza con la llegada de Alejandro Magno a las tierras de Anatolia, en el año 334 a.C., es la época helenística.

El emperador consiguió minar al Imperio Persa venciendo varias veces a Dario, extendió su dominación hasta la India; mientras tenía un pie en las civilizaciones orientales, era venerado en Egipto como el hijo del dios Amon y adorado en todo el país persa. Sin duda, Alejandro Magno impulsó la síntesis entre las civilizaciones occidental y oriental.

El reino de Pérgamo, que se fundó después de su muerte y dominó en Eolia y Jonia (283 133 a.C.) alcanzó un nivel de civilización sin igual, creando las ciudades más bellas y prestigiosas de Anatolia, como Hierápolis o Antalya. Mientras, en Bitinia, se desarrolló un arte con un alto nivel artístico pero con un carácter más oriental.

La época helenística constituye el mayor desarrollo en ciencias como la arquitectura y la urbanística. Es la época de la fundación de la Escuela de Arquitectura Jónica. Gracias a ella se construyeron templos tan bellos como Artemisia, Dídimo o Euromos ciudades tan bien planeadas como Priene, Mileto, Teos o Magnesia. Pero no era esta la única cultura que estaba alcanzando su mayor esplendor cultural. En Pérgamo existía una biblioteca con más de 200.000 pergaminos, era, sin duda, el mayor centro científico de la época.

Época romana

A la muerte del último rey de Pérgamo, Atalo III (133 a.C.), Pérgamo pasó a formar parte del Imperio Romano. Los romanos vencieron al rey Mitrídates del Ponto y llegaron a extender su territorio por toda Anatolia. Los recién llegados también aportaron su granito de arena al desarrollo cultural, con grandes construcciones en ciudades como Éfeso, Mileto, Foçea, Tarsus, Filadelfia, Tralles (Aydın) y Assos. También fundaron nuevas ciudades como Iconio (Konya), Cesarea (Kayseri) y Sebsteia (Sivas).

Zonas como Pamfilia, donde estaban Perge, Side, Aspendos, Jaunos, Antifelos, Mira y Termessos, alcanzaron su máximo apogeo. El reino de Comagene se desarrolló en un breve periodo (69 34 a.C.) en la zona de la Anatolia oriental. Esto no impidió que consiguiera construir uno de los santuarios más hermosos de Turquía en el Monte Nemrut.

El Cristianismo y Bizancio

Muchos de los episodios del Antiguo Testamento se desarrollaban en Anatolia, de ahí que de siempre se considera a esta zona tierra sagrada. El arca de Noé se había quedado atrapada en el monte Ararat, Abraham había vivido en Urfa y Harran. Tras la fundación del cristianismo, San Pablo nació en Tarso y recorrió Anatolia, los apóstoles adoptaron por primera vez el nombre de `cristiano´ en la caverna de San Pedro de Antioquia (la actual Antakya), San Juan Evangelista escribió su evangelio en Éfeso y la Virgen María pasó sus últimos años de visa y murió en la misma ciudad. Las siete iglesias del Apocalipsis fueron fundadas en estas tierras y los primeros concilios ecuménicos fueron organizados en Nicea (İznik), Éfeso y Calcedonia (Bitinia).

Una de las fechas claves para la historia de Turquía es el año 330 cuando Constantino el Grande trasladó su capital a Constantinopla, la `ciudad de Constantino´ (İstanbul). Poco después, se adopta el cristianismo como religión oficial del estado bizantino convirtiendo la ciudad en el centro de una gran civilización.

El Imperio Bizantino no solo desarrolló obras artísticas de gran calidad, sino que consiguió resistir a los ataques árabes (siglo VII) y de los primeros pueblos bárbaros (XI). Las tierras de Anatolia fueron el escenario de once cruzadas. En 1071 el emperador romano Diógenis fue vencido por los turcos selyuquíes, en la batalla de Mantzikert (Malazgirt). Es el comienzo de la decadencia del Imperio Bizantino. Constantinopla sería conquistada en 1453.

Los Selyuquíes, los Otomanos y la República de Turquía

Los clanes y tribus nómadas turcos habían desarrollado su civilización en Asia Central durante más de mil años, huyeron hacia Anatolia debido a la sequía y la hambruna que asolaba sus tierras. A su llegada a la península de Anatolia ocuparon vastas tierras fértiles inhabitadas y se asimilaron con los pueblos autóctonos. Es el comienzo de una nueva época. Nacieron así dos de los más poderosos reinos de la península: los selyuquíes de Anatolia que reinaron desde mediados del siglo XI hasta mediados del siglo XIII cuando la gran invasión mongólica devastó Anatolia y los turcos otomanos que fundaron uno de los imperios más grandes del mundo entre los siglos XIVXX durante los cuales adornaron este país con numerosas obras de arte crearon nuevas riquezas y bellezas.

Los selyuquíes fueron los que fundaron el primer estado turco en Anatolia, no intervinieron de ninguna manera ni en las creencias, ni en las formas de vivir de los distintos pueblos que habían inmigrado a estas tierras antes de ellos y habían adoptado la fe cristiana durante la época bizantina; al contrario, acabaron con las opresiones feudales existentes sobre estos pueblos y lograron establecer un orden público.

Los turcos otomanos buscaron y consiguieron una paz interna lo que ha posibilitado la convivencia pacífica de un amplio mosaico de pueblos en Anatolia durante un periodo de más de mil años.

Antes de la llegada de los turcos, las rutas comerciales más importantes (la ruta de la seda, la ruta de las especias, la ruta de Marco Polo...) pasaban por Anatolia. Buscando mejorar y aumentar ese comercio, los selyuquíes construyeron centenares de caravasares sobre estas mismas rutas para resucitar el comercio entre Europa y el Lejano Oriente, interrumpido durante la decadencia del Imperio Bizantino.

Los otomanos fueron los que impulsaron el avance en la arquitectura, con un estilo propio, una vez que dejaron la vida nómada para asentarse. El máximo desarrollo se dio en İstanbul con mezquitas, baños, albergues de caridad, escuelas, fomentando el arte en todas sus formas.

El viejo Imperio Otomano se mantuvo hasta el fin de la Primera Guerra Mundial cuando nació la República de Turquía en 1923 después de una penosa Guerra de Independencia. El fundador de la nueva república fue Atatürk.

Turquía es un estado laico y democrático. Un país en vías de desarrollo gracias a una política económica, adoptada desde 1923, formando una parte vital del mundo occidental. Es una República basada en un sistema parlamentario democrático. La Asamblea Nacional es elegida por el pueblo y el poder ejecutivo recae en el Consejo de Ministros presidido por el Primer Ministro. Turquía es miembro de la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico), de la Organización de Cooperación Económica del Mar Negro, de la OTAN, del Consejo de Europea, del Parlamento Europeo, de la Asociación de la Conferencia Islámica, así como miembro asociado de la Unión Europea.

La economía turca se basa principalmente en el turismo pues disfruta de uno de los legados de la historia más importantes del mundo así como la naturaleza que se desarrolla en todo su esplendor. El cultivo de trigo, arroz, algodón, té, tabaco, avellanas y frutas es otro de los puntos fuertes de la agricultura. A través del Plan de Desarrollo del Sureste (GAP) se ha desarrollado enormemente este sector, a través de canales, centrales hidroeléctricas y canales de regadío. Este plan incluye la Presa de Atatürk que está dentro de las diez presas más grandes del mundo. Además, parte de la población trabaja en las minas de carbón, cromo, hierro, cobre, bauxita y azufre.

Geogafía

Turquía, con sus 814.578 kilómetros cuadrados, repartidos entre Tracia Oriental, en Europa, y la Península de Anatolia, en Asia, disfruta de grandes cordilleras como Tauro, inmensas mesetas como Anatolia Central, grandes ríos como el Dicle (Tigris) y el Fırat (Eúfrates), además de una extensa costa.

La parte europea y el territorio asiático están separados por el `İstanbul Boğazı´ (Bósforo), el Mar Mármara y el `Çanakkale Boğazı´ (Estrecho de Dardanelos). La Península de Anatolia tiene una superficie de 23.000 kilómetros cuadrados. La Meseta de Anatolia Central, oscila entre los 800 metros y los 2.000 2.200 metros sobre el nivel del mar de la zona este. Está atravesada por quince ríos entre los que destacan el `Dicle´ (Tigris) y el `Fırat´ (Eúfrates), ambos nacen en territorio turco. Junto a los ríos, los grandes lagos. El de mayor extensión es el Lago Van, situado a unos 1.646 metros de altura y con más de 3.788 kilómetros cuadrados de extensión.

Turquía cuenta además con amplias zonas montañosas. Así, paralela a la costa mediterránea, están los Montes Tauro cuya altura máxima alcanza los 4.000 metros de altura y las más bajas los 2.500 metros. A lo largo de la costa del Mar Negro se extienden los Montes Pónticos cuya altura oscila entre los 1.500 metros y los 3.600 en la zona este. Turquía disfruta de más de 8.333 metros de costa.

Gracias a la abundancia del agua, en la meseta, entre las montañas que llegan hasta el Mar Egeo, se formaron hace miles de años varios fértiles valles regados por los ríos Meandro, Caistro, Pactolo o Selinus, entre otros. Las tierras que rodean al Mar de Mármara son también las tierras fértiles.

Al este de la cuenca del Lago Salado se extiende la parte más alta de la meseta, donde están los volcanes que oscilan entre los 3.000 y los 4.000 metros de altura. El más alto es Ararat con 5.165 metros de altura.

Gente y costumbres

Un total de sesenta y cinco millones de personas viven en Turquía. De ellos, unos tres millones viven en el extranjero y el setenta por ciento de la población de Turquía vive en las ciudades. El treinta por ciento en las zonas rurales. Las ciudades más pobladas son İstanbul, Ankara, İzmir, Adana, Antalya y Bursa. La población turca es una población joven, debido a la alta natalidad.

Uno de los mejores sitios para conocer el carácter abierto del pueblo turco son los cafés o `kahve´. Aquí se reúnen los hombres a tomar café o a jugar al `tavla´. Se puede fumar una pipa `Nargile´ en los cafés de Turquía.

Los turcos se distinguen por su carácter hospitalario y por la extraordinaria manera en la que atienden a sus invitados o konuk. Así, una comida en una casa turca puede durar horas, pues además de cubrir las necesidades básicas, hay que disfrutar de una buena conversación. Casi todos los turcos de clase media hablan una lengua extranjera por lo que las distancias idiomáticas se salvan enseguida.

Arte y cultura

Música Dos son las ramas principales en el mundo musical turco: la refinada música de la corte otomana y la música popular, procedente de las estepas asiáticas. Los `Aşık´ o trovadores han transmitido esta última a lo largo de los siglos, cantando de pueblo en pueblo acompañados del `saz´, instrumento musical parecido a la mandolina. La música militar otomana y la música religiosa de los Derviches Danzantes o `Mevleviler´ completan el conjunto de la música popular. La primera es interpretada por el `Mehter Takımı´, en el Museo Militar de Istanbul. La música ritual que acompaña la danza de los Derviches, está dominada por el sonido de la flauta `ney´. En diciembre, en Mevlana, se toca esta música durante las ceremonias conmemorativas.

Baile

El baile es una de las formas de expresión artística más variadas de Turquía. Cada una de las culturas turcas tiene el suyo propio. Por ejemplo, el Horon es el baile del Mar Negro. Es un baile masculino en el que cada hombre va vestido con un traje negro muy ajustado con adornos de plata, moviéndose rápidamente al son del `kemençe´, un instrumento musical muy parecido al violín.

El Kaşık Oyunu o `Baile de la Cuchara´ es típico de la zona de Konya y Silifke. Es un baile en el que participan hombres y mujeres vestidos con trajes de vivos colores al ritmo que producen con las cucharas que llevan en las manos.

La danza egea es el Zeybek. Es una danza masculina de ritmo lento. Cada uno de los hombres simboliza el ritmo y el coraje, reciben el nombre de `efe´. El Kılıç Kalkan es la danza de Bursa. En el baile participan sólo hombres ataviados con el traje de los primeros soldados otomanos. Al ritmo que producen las espadas chocando unas contra otras y sin música, reproducen la conquista otomana de la ciudad de Bursa.

Deportes Nacionales

Son cuatro los deportes nacionales:

· Yağlı Güreş es una lucha cuerpo a cuerpo en la que los hombres van embadurnados de aceite. El campeonato tiene lugar cada año en junio, en Kırkpınar, muy cerca de Edirne.

· Cirit Oyunu es un deporte que suele practicarse en el este de Turquía. Consiste en un tipo de lucha en la que los competidores van montados a caballo han de coger las jabalinas que se lanzan al aire.

· La Deve Güreşi es una lucha de camellos propia de Selçuk (Izmir).

· Boğa Güreşi es la lucha taurina propia de Kafkasör, cerca de Artvin.

Los baños turcos

Esta costumbre es sin duda una de las más apreciadas tanto dentro como fuera de Turquía. Los estrictos preceptos de aseo de su cultura y religión, han hecho que, desde la Edad Media, el `hamam´ o baño público esté presente en cada población. Con el `peştemal´ puesto (una fina toalla de tela) se pasa a la zona de masaje y el `tellak´ (hombres) o `natır´ (mujeres), una especie de masaje, se consigue la limpieza profunda de la piel y la reactivación de la circulación sanguínea.

Gastronomía

Los turcos muestran su gastronomía como una de las grandes virtudes del país y no es para menos. La mesa turca se prepara con los ingredientes más frescos, buscando la más armónica de las combinaciones.

Los restaurantes suelen abrir las veinticuatro horas del día y tienen en cualquier momento, una gran selección de sopas, entrantes, platos de verdura y carne, ensaladas, postres dulces y las irresistibles frutas. Cuatro mares bañan el país por lo que los pescados y mariscos no podían ser más frescos y selectos.

Entre los entrantes o `mezeler´ están algunos tan apetitosos como el arnavut ciğeri, el çerkez tavuğu, o las tarama, salsa de huevas con pescado. Las más originales son las que se preparan con yoğurt, como la yayla çorbası. Entre las carnes destaca el cordero, preparado, por ejemplo en un döner kebap. Los pilav son los platos que llevan arroz como el iç pilav. El aceite de oliva, zeytinyağlılar, acompaña a platos como las berenjenas o las judías rojas.

Los börekler o hojaldres suelen ir rellenos de carne picada, verdura o queso. El pepino rallado con yogur aderezado, se conoce con el nombre de cacık. Los dulces postres van rellenos de pistachos como el baklava.

Turquía se distingue además por sus cervezas y por sus vinos. El rakı es un tipo de anisete que suele acompañar a los entremeses y que se bebe acompañado de agua. El té y el café turco son una auténtica maravilla. Los turcos son aficionados al primero, por lo que suelen ofrecerlo en todos los sitios.

Fauna y Flora

En las mesetas de la Anatolia Central existen todavía amplios bosques sobre las zonas montañosas. Las zonas de la costa mediterránea están pobladas por matorrales y brezales. Turquía, situada en el cruce de tres continentes, forma un puente natural entre los focos reproductivos de las aves, en el norte; y los lugares donde pasan el invierno, en el sur. Para los amantes de las aves, Turquía ofrece multitud de reservas como el Parque Nacional Kuşcenneti `Paraíso de las Aves´o la provincia de Bandırma. Las principales reservas naturales de Turquía son las siguientes: Uludağ, Truva (Troya), Kuşcenneti, Spil Dağı, Dilek Yarımadası, Fethiye, Kovada Gölü, Güllük Dağı, Olimpos / Bey Dağları, Karatepe / Aslantaş, Munzur Vadisi, Kızıl Dağ, Köprülü Kanyon, Gelibolu Yarımadası Tarihi Millipark (Parque Histórico y Natural en la Península de Gelibolu), Yozgat Çamlığı, Soğuksu, Ligas Dağı, Yedi Göller, Altındere, Göreme, Nemrut, Başkomutan, Kaz Dağı, Boğazkale, Alacahöyük, Beyşehir Gölü, Ala Dağları, Honaz Dağı, Karagöl, Hatilla Vadisi, Kaçkar Dağları, Altınbeşik Mağarası.

Dirección General de Parques Nacionales

Orman Bakanlığı Milli Parklar Genel Müdürlüğü Gazi Tesisleri 11, Gazi Ankara Tel. (312) 221 10 42 Fax: (312) 222 51 40

Festividades

Los días festivos oficiales son los siguientes:

· El 1 de enero es Año Nuevo.
· El 23 de abril es el Día de la Soberanía Nacional y el Día del Niño.
· El 19 de mayo es el Día de la Conmemoración a Atatürk, de la Juventud y del Deporte.
· El 30 de Agosto es el Día de la Victoria.
· El 29 de Octubre es el Día de la República, cuando se conmemora el Aniversario de la Fundación de la República Turca.

Entretenimiento

Turquía ofrece todo tipo de actividades culturales así como deportivas. Entre los deportes más practicados está el submarinismo, el rafting, el windsurf, la pesca, el golf, la caza y la espeología, además de los deportes de invierno y los de montaña. En los Montes Tauro, Anatolia Central, el suroeste y noroeste de Anatolia y Tracia, existen numerosas rutas para practicar la espeología.

El submarinismo está permitido en algunas zonas, hay que consultar en las oficinas de turismo o en la Dirección General de la Juventud y el Deporte. El rafting se practica ríos Çoruh, Barhal, Berta, Fırtına, Çolaklı, Köprüçay, Manavgat, Dragon, Göksu (Silifke), Göksu (Feke), Zamantı, Kızılırmak y Dalaman Çayı. En cuanto al windsurf, sepuede practicar en todos los mares turcos pero lo más recomendable es hacerlo en las calas del mar Egeo, cerca de Çeşme, Bodrum y la Península de Datça, así como en las costas del Mediterráneo y la zona de Antalya.

La pesca, en las zonas permitidas, no requiere de licencia aunque está prohibida para los extranjeros con fines comerciales y no se puede sobrepasar la red de cinco kilos de peso. En cuanto a la caza, hace falta una licencia del país de origen que ha de ser homologada por el Departamento de Parques Naturales, Caza y Asuntos Rurales del Ministerio de Bosques. Sólo se puede practicar durante las cacerías organizadas por el ministerio.

El golf se puede practicar en campos de 18 hoyos en las principales ciudades. En cuanto a los deportes aéreos, la Compañía Aérea Turca THY ofrece los siguientes: vuelo sin motor en Ankara, paracaidismo, vuelo sin motor y ala delta en Eskişehir.

Turquía cuenta con varias estaciones de esquí en los macizos montañosos de altitud media, poblados de árboles. Las estaciones están bien acondicionadas y a ellas se accede fácilmente por carretera. Las principales estaciones de esquí son las siguientes: Bursa Uludağ / Bolu Kartalkaya / Kastamonu; Ligas Dağı, Antalya / Saklıkent, Kayseri / Erciyes, Erzurum / Palandöken, Kars / Sarıkamış, Gümüşhane / Zigana, Ağrı / Monte Ararat , Erzincan / Bolkar Dağı, Bitlis / Bubi Dağı.

Turquía, con los grandes macizos montañosos, es también el lugar ideal para la práctica de deportes como el alpinismo. Se recomienda que los alpinistas extranjeros informen de sus expediciones a la Federación Turca de Alpinismo para que estén preparados en caso de emergencia. Se recuerda que hace falta un permiso especial para acceder al Büyük Ağrı y a los macizos Clio / Sat. Entre las ascensiones más usuales están las Montañas Bey (Beydağları), las Montañas Kaçkar, Montañas Ala ( Aladağları), Monte Hasan (Hasan Dağı), Monte Erciyes (Erciyesdağı), Montañas Bolkar, Monte Ararat (Büyük Ağrı Dağı), el Monte Süphan, el Macizo Clio / Sat y las Montañas Mercan (Munzur).

Pero si lo que se desea es disfrutar de la montaña de una manera más tranquila, escapando de la rutina y de la ciudad, otra posibilidad es el montañismo o el trekking. Este deporte se puede practicar en muchas de las montañas mencionadas anteriormente.

Otras de las grandes ventajas de Turquía es la gran cantidad de estaciones termales. Cuenta con más de un centenar de ellas, algunas explotadas ya en tiempos de los romanos. En la mayor parte de ellas el tratamiento se realiza o bien por medio de la ingestión (bebida) o bien por medio de los baños. Para disfrutar de los balnearios, se puede optar por Bursa, Çanakkale, Yalova, Izmir, Denizli, Konya, Sivas o Afyon.

La equitación es una de las grandes tradiciones turcas. De hecho, `Capadocia´ significa en el `País del Caballo´. Zonas ideales para la práctica de este deporte son Daday, Araç, Eflani, Safranbolu, Ulus o Devrek. Practicar este deporte en primavera permite, por ejemplo, disfrutar de los caminos que atraviesan los valles llenos de orquídeas en primavera y la variedad de colores en otoño.

Dirección General de la Juventud y el Deporte

Ulus Işhanı, A−Blok, Kat 3, 303−304 Ulus, Ankara Tel. (312) 310−41−36 / 310−39−60 ext. 266−267 Fax: (312) 310−41−36

Compras

El ir de compras constituye todo un aprendizaje cultural, la riqueza de la artesanía del pueblo turco, el ambiente de los bazares y la cálida acogida de sus gentes, hacen de esta actividad todo un placer. Entre los objetos más apreciados están las alfombras, la orfebrería, los trabajos en cerámica y latón, las joyas, la piel, las figuras de madera, el ónice, las pieles, los tavla (es un tablero del juego backgammon), tableros de ajedrez, atriles para el Corán (rahle) o cajitas de todas formas y tamaños adornadas con plata o nácar.

Información Prática

Turquía está preparada para recibir a aquellos que quieran visitarla. A través de este apartado conoceremos toda la información necesaria para entrar en el país así como todo lo que hay que saber en caso de emergencia.

Aduana y documentación

Los españoles pueden acceder a Turquía con el pasaporte en vigor o el Documento Nacional de Identidad. En la frontera se les facilitará un visado con una duración máxima de tres meses.

1. Acceso a Turquía sin visado:

a. Los ciudadanos de los siguientes países pueden entrar en Turquía con un pasaporte válido sin visado durante tres meses: Alemania, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Bulgaria, Dinamarca, El Salvador, Marruecos, Islas Fidji, Finlandia, Francia, Grada, Honduras, Hong Kong (Regiones Administrativas Especiales), Irán, Suiza, Islandia, Jamaica, Japón, Kenia, República Turca del Norte de Chipre, Liechtenstein, Luxemburgo, Malasia, Malta, Mauricio, Mónaco, Nicaragua, Santa Lucía, San Marino, Islas Seychelles, Singapur, Chile, Trinidad / Tobago, Túnez, Ciudad del Vaticano, Nueva Zelanda, Grecia, Ecuador, Suecia, Israel, Corea del Sur o Uruguay.

b. Los ciudadanos de los siguientes países pueden estar un máximo de dos meses sin visado, tan sólo presentando el pasaporte: Croacia, Bosnia / Herzegovina, Rumanía, Macedonia e Indonesia.

c. Los ciudadanos de los siguientes países pueden entrar con el pasaporte en vigor pero sin visado durante un mes: Kazakistán, Kirguisistán, Sudáfrica, Costa Rica y las Maldivas.

2. Los ciudadanos de los siguientes países deberán solicitar el visado en la frontera:

a. Para una estancia de hasta tres meses: Australia, Estados Unidos, Austria, Brasil, Canadá, Reino Unido, Irlanda, España, Italia, Bélgica, Holanda, Hong Kong y Portugal.

b. Para una estancia de hasta un mes: Albania, Azerbaiján, Bielorrusia, Moldavia, Uzbekistán, Rusia, Tadjikistán, Ucrania, Hungría, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Lituania, Letonia, Estonia, República Federal de Yugoslavia, Noruega, Turkmenistán y Jordania.

c. Los ciudadanos de Georgia y Guatemala, recibirán en la frontera un visado para quince días. Los de Sri Lanka tendrán que presentar una carta de recomendación del cónsul honorario turco en Colombo.

3. Los demás países del mundo necesitarán un visado desde el país de origen. Se puede conseguir en la embajada en el consulado turco.

4. Condiciones especiales:

Los ciudadanos de Armenia, Azerbaiján, Estonia, Georgia, Kazakistán, Kirguisistán, Latvia, Litvania, Moldavia, Rusia, Tadjikistán, Turkmenistán, Ucrania, Uzbekistán podrán presentar su visado sellado en la República Turca del Norte de Chipre (KKTC).

Para los ciudadanos de Alemania, Francia, España, Italia, Grecia, Suiza, Benelux y Malta, es suficiente con presentar el Documento Nacional de Identidad.

ADUANA

No existen límites para la entrada de divisas extranjeras en Turquía pero sólo se podrán sacar del país el equivalente en liras turcas a $ 5,000 USD., siempre que se presenten los justificantes de cambio. Estos siempre han de conservarse pues se pueden requerir en cualquier momento. Fuera del país no se permite comprar ni vender liras turcas.

Se puede introducir libres de impuestos los efectos personales, 200 cigarrillos, 50 cigarros puros, 200 gr de tabaco de pipa, 50 gr de tabaco de mascar. En las tiendas duty free se puede comprar un máximo de 400 cigarrillos, 100 cigarros y 500 gr de tabaco de pipa. También se pueden introducir hasta un máximo de kilo y medio de café, 500 gr de té, 1 Kg de chocolate o de dulces. Se permite llevar hasta un máximo de 5 botellas de un litro de bebidas alcohólicas o siete de 70 cc. y cinco litros de perfume. No está permitida la entrada ni salida de droga.

Las joyas y los objetos de valor superiores a los 15.000 $ deben ser registrados a la entrada en el pasaporte del propietario y controlados a la salida. Están prohibidas las armas y los instrumentos cortantes incluidos los cuchillos de camping.

Las antigüedades que se introduzcan en Turquía han de quedar registradas en el pasaporte para que no haya problema ninguno a la salida. Los regalos y recuerdos que se quiera sacar de Turquía están libres de impuestos siempre que no excedan las 500 DM.

Se pueden sacar las alfombras nuevas con el certificado de compra y las viejas con el permiso de un museo. No se pueden exportar antigüedades y los minerales y fósiles sólo con la autorización de la Dirección General del Instituto de Investigación Minera de Ankara (MTA) Tel. (312) 287−34−30. Se puede introducir un gato, un perro, un pájaro o diez peces de acuario. Tienen que ir registrados en el pasaporte y ha de presentarse un certificado sanitario y uno de vacunación con una fecha no superior a quince días. Además hace falta el certificado de origen del animal.

Los extranjeros sin residencia tienen derecho a la devolución del I.V.A de todos los productos, incluidas las bebidas y los alimentos. Esto será posible si se compra en los establecimientos autorizados para ello y ha de presentarse un cheque de compra libre de impuestos, la factura original y el monto del I.V.A.

Dirección General de Aduanas

Gümrük Genel Müdürlüğü Ankara Tel. (312) 311 79 71 / 310 38 80 Fax: (312) 309 32 05

Direcciones útiles

Embajada de Turquía en España
Calle Rafael Calvo No. 18, planta 2. 28010 Madrid. Tel. 91 319 80 64 91 319 82 97 Fax: 34 913 086 602

Oficina de Turismo en España
Plaza de España, 18 (Torre de Madrid, 13 −3) 28008 Madrid Tel. 91 559 70 14 / 91 559 71 14 Fax: 91 547 62 87

Embajada de España en Turquía
Abdullah Cevdet Sok., 8 Çankaya, Ankara Tel. (312) 440 21 69 (312) 438 03 92 Fax: (312) 439 51 70

Consulado de España en Antalya
Kenan Evren Bul. Sıtkı Göksoy, 46−26 07050 Antalya Tel. (242) 241 77 70 Fax: (242) 241 77 74

Consulado de España en Ýstanbul
Karanfil Aralığı S. 161 Levent 80620 İstanbul Tel. (212) 270 74 10 / 270 24 65 Fax: (212) 270 74 84

Consulado de España en Ýzmir
Cumhuriyet Bulv., 190 Bulvar İşhanı, Kat: 7 Daire 703 35220 İzmir Tel. (232) 489 79 36 Fax: (232) 484 33 73

Clima

Turquía es un país muy amplio que disfruta de varios climas distintos, según la zona, aunque en su mayor parte, tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos y secos e inviernos suaves y lluviosos, sobre todo en las zonas de los mares Mármara, Egeo y Mediterráneo. En la zona del Mar Negro el clima es subtropical con veranos calurosos, inviernos suaves y lluviosidad alta. La temporada de playa transcurre entre los meses de junio y septiembre en la costa del mar Mármara y norte del Egeo. Entre abril y finales de octubre en el Sur del Egeo y Mediterráneo. En Anatolia Central tiene un clima continental con veranos calurosos y secos e inviernos fríos. El este de Anatolia es de veranos suaves e inviernos largos y fríos y en la zona Sudoeste de Anatolia disfruta de veranos calurosos e inviernos suaves y lluviosos.

Emergencias, salud y policía

· Policía: 155
· Emergencias: 112
· Policía de Tráfico: 154
· Gendarmería: 156

Comunicaciones

Las PTT son las oficinas de correos de Turquía. Casi todas ellas ofrecen servicio de fax, cambian divisas y canjean cheques postales y cheques de viaje. La manera más cómoda de llamar por teléfono es utilizar las tarjetas de teléfono que están a la venta en toda las oficinas de correos y en la mayoría de las tiendas de prensa. El prefijo internacional de Turquía es el 0090.


Estás leyendo: Turquía, caminos de historia y arte

Hay más capítulos de este reportaje:
Cap. 1 Turquía, caminos de historia y arte
Cap. 2 Turquía, información útil y de guía



Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil