Turismo sahariano en Túnez
Túnez
Una infinidad de actividades en un desierto de contrastes permite que el turista conozca la verdadera cultura tunecina, ya sea en campamentos rústicos o de lujo, ya sea a través de su artesanía o por el simple contacto directo con el pueblo.
Els Blaus de Roses

túnez, turismo sahariano en túnez

Una infinidad de actividades en un desierto de contrastes permite que el turista conozca la verdadera cultura tunecina, ya sea en campamentos rústicos o de lujo, ya sea a través de su artesanía o por el simple contacto directo con el pueblo berebere y beduino. Conocer verdaderamente Túnez es mucho más que visitar los puntos turísticos costeros.

El desierto es una parada obligatoria para quien quiere familiarizarse con esta cultura tan típica y que en un solo espacio ofrece tres ambientes distintos: arena, montaña y desierto salado.

No basta con caminar por las arenas calientes del desierto, observar una  puesta de sol única o un amanecer en las dunas doradas después de dormir una noche bajo el cielo estrellado. Aunque la opción sea apetecible e irrenunciable, hay toda una gama de atractivos que ocupan los días de visita a la región, y que pasan por

paseos en quad, una experiencia de rally en 4x4, o también en dromedario. El desierto puede trasladarnos a otras realidades, pues lo que se imagina como un escenario de ficción, se  convierte en  realidad cuando se llega al escenario del filme Star Wars o al del Paciente Inglés, en el más salvaje de los oasis: Midés.

Un todoterreno desciende una duna del desierto

O incluso Chott el Jerid, donde la natural y milenaria condensación de agua del mar, confunde a la retina humana dibujando formas inexistentes. El lago salado se convierte en un escenario casi increíble. Atravesar el Chott resulta un viaje por los colores del arco-iris, pues los diversos minerales del suelo (ya seco) adquieren diferentes tonalidades, consonantes con la altura del sol, y generan espejismos de verdes palmeras.

Escenario de belleza singular, Chott El Jerid sirve aún de escenario para carreras de vela y viajes en globo.

ALOJAMENTO PARA TODOS LOS GUSTOS

Uno de los mayores atractivos de Túnez descansa en la cultura ancestral beduina y berebere, y puede ser sentida en las principales ciudades, como Tozeur, capital del Sur, donde la medina, en la zona antigua, fue recuperada y constatada como única en el país.

Aquí los hoteles clásicos, las famosas Dar (casas típicas) y el alojamiento alternativo, como las posadas suspendidas de las palmeras o las casas de huéspedes, marcan la diferencia, tal como  ocurre en Nefta o en Tamerza, donde el hotel mas emblemático (Tamerza Palace) está perfectamente integrado en el paisaje y ofrece una de las mejores propuestas en términos de relax y bienestar (Les Bains Berebers).

¿Y porque hablamos de desierto? Douz, o “La Puerta del Desierto”, es también la puerta para nuevas experiencias, como expediciones con alojamiento en hoteles tradicionales, o en campamentos, semejantes a otros locales como Kebili, Zaafrane, Ksar Ghilane o Timbain que se desmarcan por sus campamentos rústicos, de lujo o categoría superior. Matmata es otro lugar característico, sobre todo, por sus hoteles de arquitectura troglodita, que de lejos se asemejan a los cráteres volcánicos, sugiriendo paisajes casi lunares y estériles.

COMO LLEGAR

Hay varias formas de llegar al desierto. Una de ellas es por vía aérea, mediante conexiones, de 50 minutos, entre la capital, en el norte del país, y Tozeur, que posee su propio aeropuerto internacional y opera con vuelos desde varias ciudades europeas en algunas épocas del año.

Otra opción es por vía terrestre, con acceso facilitado al Sahara por la auto-vía para autobuses turísticos y vehículos convencionales, así como por carreteras secundarias, para vehículos debidamente preparados para la ocasión.

PUNTOS OBLIGATORIOS

La excursión en el tren Le Lézard Rouge es uno de los paseos obligatorios en el desierto. El tren de lujo, del siglo XX, parte de la ciudad minera Metlaoui, próxima a Tozeur, para recorrer, durante 1h30 los desfiladeros del rió Selja.

Indispensable es también el circuito de los oasis del desierto, realizado en excursiones de 4x4. Chebika, Tamerza y Midés es una ruta a conocer, incluyendo también las visitas a los oasis de dunas (Douz y Zaafrane) y el desierto de sal, Chott El Jerid. También Chebika, en el flanco de una montaña que, con una simple mirada, destaca por el verde exuberante de su oasis, donde de una aldea abandonada debido a las inundaciones de 1969, apenas quedan las ruinas.

La próxima parada de esta excursión es Tamerza, antiguo puesto militar romano y refugio bereber que sirve de escenario a diversos directores de Hollywood, como fue el caso de “Indiana Jones y el Arca Perdida”, “Jesús de Nazarét” o “Star Wars”. Para terminar con la belleza de la ruta sinuosa de Midés, corona el circuito, donde las aguas de las montañas discurren en cascadas por entre los recortes naturales esculpidos de las rocas calcáreas.

Volviendo a mencionar la primera saga de Star Wars, filme de George Lucas, por la visibilidad que dio al destino, Onk el Jemal no podía dejar de ser mencionado. A tan solo 30 minutos de Tozeur, este lugar recibe diversas iniciativas como celebraciones, lanzamiento de productos, entre otros eventos, pudiendo organizarse cenas típicas para un mínimo de 30 personas.

Tozeur es una ciudad con una belleza típica de esta región, cuya arquitectura, datada del siglo XVI, exhibe ladrillos de barro en las fachadas de las casas decoradas con motivos geométricos y tradicionales, confiriéndole una belleza singular.

Uno de los más recientes atractivos de Tozeur es el espacio zen “Sahara Lounge”, que se sitúa en pleno palmeral de este oasis. Recientemente inaugurado, el “Sahara Lounge” presenta un calendario de eventos mensuales, siendo también el punto de encuentro tras sobrevolar el oasis en tirolina. Destaca que esta es la primera iniciativa de tirolina en un oasis en el norte de África.

Otra sugerencia más para Tozeur es el Museo Eden Palm, al que se llega después de un paseo en calesa o a pie. El concepto de este museo se explica como un espacio destinado al eco-museo, con tesoros escondidos del oasis, y cuyo elemento central está constituido por una exposición permanente sobre la palmera datilera. Esta visita nos ilustrará  sobre la cultura organizacional, cultural y social de los oasis, y la  importancia que las palmeras tienen para este pueblo. Por ejemplo, ¿sabía que la palmera no es un árbol sino una planta?.

Para complementar la oferta deportiva, existe un campo de golf en Tozeur, formado por 18 hoyos par 72 y un recorrido de 6,400 metros. Y también el Centro Pégasse, en Douz, impulsor del turismo de aventura, proporcionando paseos en ultraligero, en globo, avioneta, kart o, obviamente, en dromedario.

COMPRAS

La artesanía  es el punto mas fuerte de las compras en Túnez y, en el desierto, no podía ser diferente.

Briks y relleno. La comida tunecina es distinta y exótica

El Café del Eden Palm vende productos cuya materia prima esencial es el azúcar de los dátiles recogidos de las palmeras, aunque también disponen de objetos  fabricados a partir de la madera de palmera, entre otros productos, que podremos encontrar en la medina, comercios y en el centro de animación Planet Oásis.

No podía faltar también la sugerencia de la rosa del desierto, que se constituye como uno de los productos más emblemáticos entre las compras a hacer. No siendo una planta, este mineral cristalizado se compone de arena y sal, y su sugerente morfología y formación es debida al efecto natural de estar sometidas a cambios extremos de temperatura.

SUGERENCIAS PARA LA NOCHE

  • Plante Oásis: este centro facilita excursiones organizadas al desierto para la contemplación de su espectacular cielo, con equipamiento científico astronómico, además de promover un espectáculo de luz y sonido por el propio centro.
  • Desierto: una noche en un campamento, alrededor de una hoguera, en cualquier duna sahariana debe de ir debidamente acompañado por el sonido de una flauta y el ritmo de una “darbouka” (percusión árabe).
  • Museo Dar Cherait: en un pequeño palacio y abierto hasta la media-noche, este museo da cuenta de los usos y costumbres del pueblo tunecino, a través de sus utensilios, vestuario, joyería y cerámica (azulejos típicos).

FESTIVALES DEL SUR

  • Marzo: Festival de los Oasis de Montaña, en Chebika, donde se festejan sus tradiciones, su folclore y el arte bereber;
  • Marzo/Abril: Festival Internacional de los Ksour Saharianos, una muestra de música y folclore bereber en las fortalezas o castillos (ksours) del desierto;
  • Noviembre: Festival de la recolección de los Dátiles, en Kebili, donde se festeja el final de la época de la recogida  de los dátiles, principal actividad económica del país;
  • Noviembre / diciembre: Festival de Música y del Silencio, en el campamento sahariano de Timbain
  • Diciembre: Día Nacional de Turismo Sahariano, en Tozeur, donde se realiza un vistoso desfile de las diferentes tribus del desierto, exhibiéndose con sus trajes tradicionales y añadiendo espectáculos de poesía, teatro, música y danza folclórica; y en Douz, el Festival del Sahara, característico por las espectaculares carreras de caballos y dromedarios, danzas ancestrales, bodas con trajes y alhajas bereberes, y actividades de caza con galgos de pura raza.
Festival del Sahara, característico por las espectaculares carreras de caballos y dromedarios, danzas ancestrales, bodas con trajes y alhajas bereberes, y actividades de caza con galgos de pura raza

LOS “HOTELES–ENCANTO” DE TÚNEZ

Este tipo hoteles es cada vez mas frecuente en Túnez y variedad de oferta no faltan en las principales ciudades costeras e islas:

  • Dar La Vigne (Hammamet):www.darlavigne.com
  • Dar Amilcar (Cartago): www.dar-amilcar.com
  • Dar Dhiafa (Djerba): www.hoteldardhiafa.com
  • Dar Bibine (Djerba): www.darbibine.com
  • Dar Hi (Nefta): www.dar-hi.net
  • Dar Said (Sidi Bou Said): www.darsaid.con.tn

Fuente:  Oficina Nacional de Turismo de Túnez


Estás leyendo: Turismo sahariano en Túnez



Zona
Guárdame en el móvil
Comentarios:
Germán 15-05-2012
Me voy este verano pero tengo un poco de incertidumbre por la situación política. ¿Alguien ha estado en Túnez recientemente y me puede aconsejar? Gracias
Responder