Túnez, sumérjase de lleno en el Sáhara
Túnez
Imagínese unas dunas gigantes, un mar de arena dorada, el paso amortiguado de los camellos en el silencio del Gran Erg. El Sáhara tunecino es todo eso y mucho más.
Els Blaus de Roses

túnez, túnez, sumérjase de lleno en el sáhara

EL SUR DE TÚNEZ. SUMÉRJASE DE LLENO EN EL SÁHARA


Imagínese unas dunas gigantes, un mar de arena dorada, el paso amortiguado de los camellos en el silencio del Gran Erg. El Sáhara tunecino es todo eso y mucho más. Es también los pueblos bereberes colgados de la cima de abruptas colinas, los sorprendentes Ksour o castillos del desierto, las casas troglodíticas en las cavidades de las rocas. Inmensidad y diversidad caracterizan este mundo sahariano; un entorno apasionante que no deja indiferente a nadie.

Caravana de camellos
Por las rutas del Gran Sur

No hay que viajar muy lejos al sur de Túnez para sumergirse de lleno en el Sáhara. En tan sólo unas horas, incluso minutos en algunos casos, de su hotel, se encuentra el desierto en torno a usted. Le envolverá, le cautivará. En la región de las grandes rutas el silencio es grande y la inmensidad invita a la evasión. El horizonte desaparece, se diría que se detiene la vida para dejar sitio a tres desiertos entremezclados: el desierto de arena, donde el viento moldea incansablemente dunas cambiantes; el desierto de sal, el de los Chott (espejos de brillantes cristales que reflejan impactantes espejismos); y el desierto de piedra, una inmensidad pedregosa y calcinada donde se pierde la mirada.

En los cruces de rutas infinitas, encontrará pastores y filas de camellos que sé perfilan en el horizonte formando majestuosas siluetas. Aquí es donde nacen los oasis, islas perdidas en un océano de arena. Un mundo por descubrir, a pie con paciencia o en todoterreno para más comodidad. Para dejarse llevar por la plenitud del desierto basta una noche en un alojamiento sahariano o perderse en el tiempo con un viaje más largo, pasando las noches en una tienda.

Jaimas en el Sáhara
Emociones

En el corazón del Gran Sur hay lugares mágicos como Ksar Ghilane, el oasis más sahariano de todos 105 tunecinos, perdido en medio de ninguna parte, con su fuente caliente que ofrece el placer de un baño relajante bajo 105 tamarices donde cantan 105 pájaros. Varios campamentos nómadas y un alojamiento con todas las comodidades hacen que esta etapa sea de lo más interesante dentro de un periplo por el Sáhara. En unos minutos se llega a un antiguo fuerte que recuerda la importancia que tuvo esta región fronteriza, uno de 105 límites del Imperio Romano.

Podrá descubrir también, en un suntuoso paisaje de dunas, el lugar donde se rodó La Guerra de las Galaxias, donde aún se conservan 105 decorados y que le permitirá adentrarse en las entrañas de la película. Pero a veces las emociones más simples y más desgarradoras nacen al descubrir un modesto pozo rodeado de verde, una huella, el paso furtivo de un pájaro o 105 tímidos colores de una flor nacida en el lecho de un oued desecado; tantos signos de la fuerza de la naturaleza en estas regiones donde parece tan improbable encontrar un resquicio de vida.

Rosas del desierto
Sensaciones

Hace tiempo que el Rally de Túnez y otras importantes carreras nos dan una idea de cómo se puede vivir el Sáhara con intensidad, de la inmensidad del desierto, con sus espacios infinitos, listos para ser devorados con total libertad. Más accesibles, o quizá simplemente más respetuosos con el medio, la gran oferta actual de deportes extremos y actividades de ocio del Gran Sur es de lo más variada.

Con un vuelo en ultra ligero o en parapente vivirá sensaciones inolvidables, mezcla de la embriagadora vista de un desierto cambiante, con mil matices, y de la sensación de euforia de sentirse llevado por el viento. Podrá descubrir las rutas pedregosas en quad, en moto o en bicicleta de montaña. Por otro lado, el esquí por las dunas le transportará a un mundo de diversión nunca antes conocido y en un marco incomparable.

Globo aerostático
Douz, cruce de nómadas

Gran cruce de intercambios en la región, Douz es un pueblo típicamente sahariano. Está rodeado de dunas de arena y conserva celosamente los usos y costumbres de los pueblos seminómadas. El mercado de los jueves, la artesanía de pieles de dromedario, las joyas bereberes y la cría del famoso slougui (el galgo del desierto) conforman un museo vivo de tradiciones. Todos los años, en diciembre, el Festival del Sáhara recuerda al público los momentos clave de la vida tradicional: algaradas, cortejos matrimoniales, combates de camellos, caza con galgos...

Auténtica puerta del desierto, Douz es un punto de partida ideal para excursiones en camello y safaris. Es el centro también de una apasionante región, cuyas arenas están salpicadas por una multitud de pueblos y bordeadas por la inmensidad de Chott el Jerid, una extensión plana cubierta de brillantes cristales. En Douz hay excelentes hoteles saharianos con todas las comodidades, un museo del Sáhara y un sinfín de posibilidades para el ocio y el deporte.

Mercado en Douz
La región de los Ksour

Desierto de piedra y roca en el que conviven nómadas de las llanuras y pueblos montañosos desde tiempos inmemoriales, el sureste tunecino se caracteriza por la presencia de impresionantes "castillos del desierto", los Ksour. En estas enormes colmenas fortificadas, construidas con celdillas superpuestas (las ghorfas) se guardaban con total seguridad las cosechas de cereal indispensables para la supervivencia del grupo. En primavera, con ocasión del Festival de Tataouine, estos Ksour se convierten en escenarios improvisados de una representación viva del patrimonio local.

Los Ksour de montaña, como Chenini y Douiret, son también sobrecogedores. Están colgados de sobrecogedores picos y se confunden con el color ocre de la roca. Más abajo, el flanco del acantilado está lleno de cuevas: viviendas parcialmente excavadas en la tierra; en Douiret, algunas de las cuales están acondicionadas para alojar a visitantes. Estos pueblos conservan en muchos casos el uso de la lengua bereber y las mujeres realizan tejidos sorprendentemente sofisticados con herramientas del todo rudimentarias.

A las puertas del desierto

Alejándonos de las tierras desérticas del Gran Sur y acercándonos a la región de los grandes oasis encontramos extraordinarios lugares donde subsisten estilos de vida sorprendentes, herencia de las antiguas tradiciones bereberes. Un ejemplo son los pueblos de Matmata y sus casas troglodíticas: las viviendas están enterradas en la tierra, con las estancias excavadas en la roca blanda alrededor de los cráteres, lo que confiere al paisaje un aspecto lunar.

No muy lejos de allí hay otros pueblos como Tamezret, cuyas casas están construidas en la ladera de la montaña y son parcialmente subterráneas, lo que las mantiene frescas en verano y templadas en invierno. Más allá de esta región de desnudas montañas de color ocre se encuentra Gabés, el gran oasis marítimo, con sus coloridos mercados, sus jardines de henna y sus paseos a la sombra de las palmeras que se pueden recorrer en calesa.

En el lado opuesto, dos grandes oasis, Tozeur y Nefta, ocupan el extremo oeste del país. De obligatoria visita para captar toda la encantadora atmósfera de sus palmeras gigantes y el aspecto insólito de las medinas construidas con ladrillos amarillos a las puertas del desierto.

Artesanía

Las tradiciones y profesiones artísticas en Túnez son muy diversas. Desde los famosos tapices de Kairouan y de Gabès, a las vasijas de barro y cerámicas de Nabeul y Djerba, o los objetos en cobre tallado, esmaltado o gravado de Túnez, sin olvidar las joyas tradicionales en oro o de estilo berebere, los artículos en cuero y la pajarera blanca y azul de Sidi Bou Said, los zocos de Túnez rebosan de mil y una oportunidades de compra de recuerdos originales. Los artículos de valor (joyas en oro, en plata, tapices, etc.), deben llevar y/o ser entregados por el comercio con un certificado de conformidad.

Clima

De tipo mediterráneo, el clima en Túnez es suave y agradable. Las temperaturas medias varían según las estaciones y las regiones.
Temperaturas medias:
Túnez: 13º C (enero), 27º C (julio)
Tozeur: 12º C (enero), 33º C (julio)
En Túnez, la suavidad de la luz sigue seduciendo y atrae a numerosos pintores y fotógrafos aficionados o profesionales en busca del color y el descubrimiento de contrastes.

Gastronomía

Rica y variada, la cocina tunecina ha asimilado a lo largo de los siglos las influencias mediterráneas, magrebíes y orientales. La riqueza cultural y la frescura de los productos constituyen los ingredientes de las especialidades propuestas en los restaurantes turísticos que se clasifican de 1 a 3 tenedores.

Alojamiento

Dotado de una infraestructura hotelera de calidad, Túnez se esfuerza por diversificar y actualizar su oferta según los estándares internacionales de la industria turística. Concebidos según la arquitectura de los palacios tradicionales y perfectamente integrados en el paisaje medioambiental, los establecimientos hoteleros de categoría de 1 a 5 estrellas ofrecen un conjunto de servicios que permiten a los visitantes beneficiarse de una estancia memorable. Piscinas cubiertas, centros deportivos, miniclubs para los niños, centros para ponerse en forma, restaurantes a la carta y otros servicios son habituales. Al lado de los grandes hoteles clásicos se encuentran, con insignias nacionales o internacionales, hoteles con encanto y maison d'hótes (hospederías), inspirados en los habitáculos trogloditas del Sur o instalados en antiguas estancias de la Medina, acogen a 105 visitantes en un selecto marco ofreciendo una atmósfera íntima y cercana a las tradiciones del país.

Días Festivos: Fiestas Nacionales

1 de enero (primer día del año); 20 de marzo (Fiesta de la Independencia); 21 de marzo (Fiesta de la Juventud); 1 de mayo (Fiesta del Trabajo); 25 de julio (Fiesta de la República); 13 de agosto (Día de la Mujer)
Fiestas religiosas (según el calendario musulmán)
Aid Es-Seghir (fin del Ramadán); Aid EI-Kebir (Fiesta del Sacrificio); Mouled (Aniversario del Profeta); Ras EI-Aam (primer día del año hegiriano).

Lengua
Los tunecinos son políglotas y tienen facilidades para los idiomas extranjeros. Además del árabe y del francés otros idiomas tal como el italiano, el inglés, el español o el alemán son habituales en las zonas turísticas.

Alquiler de Coches
Hacer un viaje personal en busca de un cambio de aires y vivir Túnez a su ritmo con total libertad es fácil gracias a la amplia red de agencias de alquiler de coches, muchas de las cuales son empresas internacionales, y gracias a la señalización de carreteras que es totalmente bilingüe.

Mercados

Cada ciudad alberga semanalmente su mercado de gran colorido y exótismo: aromas: perfumes, productos frescos, puestos bien aprovisionados, lonjas y anticuarios se mezclan en estos lugares ofreciendo un regalo para los sentidos y una invitación a descubrir las más puras tradiciones de cada localidad.

Sanidad

No es necesaria ninguna vacuna. Dotada de unas infraestructuras modernas y de un competente cuerpo médico a nivel nacional, Túnez garantiza a los visitantes, en caso de necesidad, prestaciones de sanidad y de bienestar especializadas.

Compras

Al lado de los zocos, los puestos tradicionales y los centros de artesanía, las tiendas de marca y los centros comerciales se desarrollan en las grandes ciudades, ofreciendo a los visitantes una gama de artículos y productos complementarios.

Transportes

Túnez dispone de una red de carreteras densa y moderna surcando el país y uniendo ciudades y aldeas. La red de ferrocarril sirve las regiones del norte al sur del país. En las ciudades y barrios periféricos, los taxis con contador y los autobuses constituyen el modo de transporte más extendido. En Túnez, la capital, la red de tranvía denominada "metro ligero" completa la oferta de transportes públicos. Para llegar a una ciudad cercana o lejana, el taxi colectivo o "louage", que acoge cinco pasajeros y su equipaje, es uno de los modos de transporte más apreciado por los Tunecinos.

Usos y costumbres

Túnez es una tierra de acogida, apertura y tolerancia donde los usos y costumbres están formados por su historia milenaria y por su identidad árabe-musulmana. No existe ninguna prohibición en cuanto a la indumentaria. Sin embargo, se recomienda llevar ropa adecuada fuera de los lugares turísticos en general y cuando se visitan lugares de culto en particular. Se recomienda asimismo, evitar fotografiar a una persona sin previa autorización.

Dónde alojarte en Túnez



Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil