Tarragona, la Cuenca de Barberá
Cataluña
La Conca de Barberà, una comarca por descubrir y visitar durante cualquier época del año, ofrece un abanico de posibilidades de ocio, deportes, alojamientos, gastronomía, cultura, arte, tradiciones, actividades, naturaleza, y rutas...
Els Blaus de Roses

cataluña, tarragona, la cuenca de barberá

LA RUTA CISTER

La Ruta del Cister está formada por los 65 municipios de las comarcas de la Conca de Barberá, el Alt Camp y el Urgell. Estas comarcas ocupan un lugar destacado en el patrimonio artístico y cultural de Catalunya, coincidiendo en ellas los más variados estilos arquitectónicos, desde el sobrio románico pasando por el esbelto gótico hasta llegar a la cumbre del arte renacentista, el barroco y el genuino modernismo.

En ellas, los monasterios de Poblet, en la Conca de Barberá; Santes Creus, en el Art Camp, y Vallbona de les Monges, en el Urgell, fundados en el siglo XII, constituyen uno de los conjuntos cistercienses más destacados de Europa. No en vano, Poblet es el mayor cenobio cisterciense habitado de Europa. En 1991 Poblet fue declarado por la UNESCO "Patrimonio de la Humanidad" distinción con la que cuentan un reducido número de conjuntos monumentales en todo el mundo. Los tres monasterios fueron declarados Monumentos de Interés Histórico Artístico. La importancia de estas comarcas y de sus monasterios alcanzó alto nivel entre los siglos XII y XV, época en que los reyes de la Corona de Aragón los declararon Panteones Reales y escogieron sus muros como última morada.

Debemos recordar que entramos a visitar lugares habitados por monjes que sacrifican su vida al estudio, la oración, la investigación y el cuidado de sus monumentos. Tanto el respeto y el silencio como una conducta y una vestimenta adecuada se imponen por propia definición.

NOTA PARA EL VISITANTE:

Para comodidad del viajero hemos preparado distintos itinerarios para conocer la Ruta del Cister. Es prácticamente imposible reflejar toda su importancia en un pequeño folleto. Por ello debe comprender el visitante que tiene en sus manos una síntesis de la monumentalidad con la que se va a encontrar. Aconsejamos preparen su viaje antes de iniciar la ruta para poder visita y conocer a fondo la realidad dela zona en que se encuentra. Por favor, no intente hacer un triángulo entre Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges: es imposible darse cuenta de la importancia de estos tres monasterios si no se dedica un tiempo determinado a cada uno. Por ello le conduciremos por los entornos de los monasterios y las demás zonas de la ruta del Cister. Ante cualquier duda o necesidad no dude en contactar con nuestras oficinas de Turismo. Tenemos a su disposición un pequeño folleto con todos los hoteles, fondas, restaurantes y demás información para que pueda hacer sus reservas con toda comodidad. Sea bienvenido a la Ruta del Cister, donde la historia no tiene fronteras.

UNA VISITA A POBLET Y LA CONCA BARBERÁ.

Ya hemos comentado que Poblet es el cenobio cisterciense habitado más grande de Europa. No nos debe sorprender cuando atravesamos la puerta de Prades y la puerta Daurada, el impresionante conjunto de edificios que nos viene a la vista.

Desde la puerta Real empieza nuestra visita guiada al interior del recinto. Comprende sus diversas dependencias como el claustro, con el importante templete del laboratorio, la sala capitular con las tumbas abaciales, la biblioteca, el locutorio, la bodega, el dormitorio, el palacio Real o del Rey Martín, el museo Real de Poblet y la impresionante iglesia donde destaca el retablo renacentista en alabastro flanqueado por las famosas tumbas de los Reyes de la Corona de Aragón. Iniciar las excursiones por el bosque de Poblet y Vimbodí, municipio al que pertenece Poblet: destacan el museo del Vidre, la iglesia gótica de la Transfiguración del Señor y el santuario de la Mare de Deu dels Torrents; además de sus calles y casas de gran belleza. En la Espulga de Francolí, visitar el museo de la vida Rural. Sus dos grandes iglesias. La "vella", gótica, dedicada a Santa Miquel, fue declarada Monumento Histórico Artístico y la "nova" también de Sant Miquel. No dejar de ver el antiguo hospital, el séller (bodega) modernista y la cueva del a Font Major. El Casal de l'Espluga es un conjunto cultural y de ocio que dispone de una amplia oferta gastronómica y hotelera. Solivella produce vinos de gran calidad y su oferta gastronómica es notable. La iglesia de l'Asunción de estilo barroco preside la bella plaza donde está ubicado el ayuntamiento. Desde Solivella se acede a Vallbona de les Monges, y al Urgell por Belltall, importante núcleo histórico donde destacan sus cruces de término.

Montblanc. Capital de la Conca de Barberá merece una atención especial. Su impresionante muralla con un perímetro de más de 1500m. Y con 32 torres alberga una de las ciudades medievales más importantes de Catalunya, declarada Conjunto de Interés Histórico-Artístico. Visitar al Museu Comarcal, la iglesia de Santa María, la iglesia de Sant Marcal que acoge el Museu Frederic Marés. La plaza mayor, con la casa de la Vila, la casa Desclergue y la casa de Pere Tomás Guarro. El palacio Real. La iglesia gótica de Sant Miquel y en la misma plaza el palacio del Castla. El barrio judío la casa Alenya o Aguiló, el antiguo hospital de Santa Magdalena y el puente Vell. Fuera de las murallas destacan la bodega modernista, el santuario de la Mare de Deu de la Serra, el baluarte y la iglesia-convento de Sant Francesc. El Casal Montblanquí es el centro de una importante vida cultural y de ocio. Las excursiones desde Montblanc son imprescindibles. En el otro extremo de la comarca, Vallfogona de Riucorb es famosa por sus balnearios y por el rector de Vallfogona, Vicenc García. Desde allí por Llorac llegamos a Santa Coloma de Queralt donde hay que visitar el castillo y la capilla del hospital de Santa Magdalena. Los portales de Cervera, de los Judíos y del Castell; las dos plazas porticadas la Mayor de gran belleza y la de la Iglesia parroquial, gran edificio gótico, la iglesia de Santa María de Bell-lloc, románica. La fuente del Comptes o de les Canelles. Santa Coloma de Queralt cuenta con un importante centro comercial, restaurantes y fondas, muy cerca, el santuario de Sant Magí de la Brufaganya donde, según la tradición reposa el santo anacoreta. Conesa, antigua población fortificada, conserva dos portales; el portal Real o de Sant Antoni y el de Santa Maria. Visitar la iglesia gótica de Santa María y la Casa Delmera. Tiene un museo habilitado en una antigua panadería medieval. Cerca del pueblo está Sant Pere de Sabella, edificio románico del siglo XII declarado Monumento Histórico-Artístico. En Rocafort de Queralt destaca su imponente séller modernista de tres naves, donde actualmente se elabora cava y vino. Sarral es la cuna del alabastro, es tierra de buenos vinos y cavas. Visitar la notable bodega modernista, las casas modernistas, el templo dedicado a Santa María y la ermita de los Sants Metges, de moderna construcción. Barberá de la Conca fue sede de  una importante encomienda templaria como lo demuestra su castillo de la Comanda o de los Templarios. Barberá de la Conca es famosa por sus vinos y cavas. Visitar el séller (bodega) modernista y la iglesia barroca de Santa María.

UN DIA EN SANTES CREUS Y EL ALT CAMP

Santes Creus es el único monasterio no habitado de la Ruta del Cister. Se accede al recinto monástico por el portal de l'Assumpta a la plaza de Sant Bernat Calbó donde está el palacio del Abad con un pequeño claustro. La fachada imponente y sobria de la iglesia del monasterio se nos presenta en lo alto de unas escalinatas. Por la puerta Real entramos en el claustro. Cabe destacar el templete del laboratorio, la sala capitular y las tumbas que rodean el claustro y, en la parte superior, el dormitorio de los monjes, donde se celebran cada verano famosos conciertos. A través del locutorio, siguiendo en la planta baja, entramos en otro claustro de más reducidas dimensiones y de mayor sobriedad arquitectónica. De allí accedemos al séller (bodega) el refectorio y el palacio Real. La iglesia de grandes dimensiones como en las tumbas que la rodean. Las tumbas nobles y el retablo son piezas que cabe destacar, además de los famosos sepulcros de los Reyes de la Corona de Aragón. En Santes Creus una variada oferta gastronómica completará nuestra visita.

Los parajes de Querol son aptos para realizar excursiones en busca de ermitas, castillos, pequeños lagos y cascadas. El Pont d'Armentera con un acueducto romano, la iglesia de Santa Magdalena y en sus cercanías la torre de Saburella y el castillo y la iglesia de Salmella. Vila-rodona nos acoge desde su importante Cooperativa Agrícola. Debemos visitar el museo de la Vila, el Columbrario, monumento funerario romano, el castillo y la iglesia de Santa María con un importante campanario. En Montferri debemos admirar el santuario de Montserrat obra de Jujol, la torre del Moro del siglo XI, el castillo de Montferri o de Rocamora, hoy convertido en restaurante. Estamos en tierras de vino y Brafim es un gran exponente. Allí podremos visitar su santuario del Loreto de profunda tradición. En Vilabella, el museo del Camp, la casa señorial de Vilabella, las iglesias de Santa María y de Sant Pere, además de probar sus exquisitas coques adobades. El Esbart Dansaire representa sus bailes todos los veranos. Destacamos los cellers modernistas de Nuelles y Alió.

Valls. Capital del Alt Camp es la ciudad más importante de la Ruta del Cister. Industrial, comercial y agrícola, en ella debemos destacar por su majestuosidad la iglesia de Sant Joan el monumento más importante de la ciudad con una magnífica colección de obras de arte religioso. La capilla del Roser con sus mosaicos de la Batalla de Lepanto es Monumento de Interés Histórico-Artístico. Entre sus notables edificios destacan la casa de Santes Creus, la casa de la Vila, la casa de Ca la Masona, Ca Vives, el antiguo cuartel de caballerías, el antiguo hospital de Ant Roc, el teatro Principal, Ca Sagarra, la Casa Mercadé y las iglesias de la Mare de Deu del Lledó, del Carme y de Sant Francesc y la de Sant Antoni. Es difícil evaluar todas las obras de arte que nos iremos encontrando. Hablar de Valls es hablar de Xiquets de Valls que han convertido sus torres humanas en símbolos internacional de la ciudad. La Calcotada representa para la ciudad su mayor atractivo gastronómico y turístico.
El museo de Vall acoge  una de las colecciones más importantes de pintura catalana contemporánea.

VALLS ofrece una importante oferta gastronómica y hotelera.

ALCOVER. Se trata de una villa medieval que conserva entre sus bellas calles, torres y edificios notables de la época como el portal de Sant Miquel y el de la Saura. Cabe destacar entre sus atractivos arquitectónicos la iglesia de Sang, la de Sant Miquel, el convento de Santa Anna, la imponente iglesia de l'Assumpcio, la casa de la vila y su plaza porticada, el puente medieval de los Moros y la ermita de Les Virtuts. El museo Municipal es de gran interés. Posee una "colla castellera" llamada los Xiquets de la Vila d'Alcover. Su oferta gastronómica y hotelera es notable.

LA RIBA es uno de los centros internacionales de escalada deportiva. Sus parajes naturales, los antiguos molinos papeleros del siglo XII y una intensa actividad industrial hacen de esta villa una de las más importantes de la comarca.

EL PLA DE SANTA MARIA, población industrial y agrícola, guarda una de las joyas más importantes del románico catalán; la iglesia de Sant Ramón de Penyafort. En pleno centro del pueblo destaca por su belleza la iglesia barroca de Santa María. A través del Coll de Cabra llegaremos a la Conca de Barberá, no sin antes apreciar el Pou de la Neu, la iglesia de Santa María y el séller modernista de Cabra del Camp.

UN DIA EN VALLBONA DE LES MONGES Y EL URGELL

Es el cenobio cisterciense con comunidad femenina más importante de Catalunya. La visita guiada empieza por la antigua entrada de la clausura. Se accede directamente al claustro donde se observa el paso del románico al gótico. Visitamos la sala Capitular, la capilla de la Mare de Deu del Claustre y la capilla de Sant Cristofol. Desde el claustro accedemos a la iglesia. En su presbiterio están las famosas tumbas reales. Una reja separa el coro, que ocupa la nave principal de la iglesia. El elemento más destacado de Vallbona de les monges es quizás su impresionante cimborio, gótico, de exageradas dimensiones por el volumen de la iglesia sobre la que está construido. En la plaza del monasterio destaca la puerta de entrada a la iglesia excelente muestra de arte románico, y las tumbas de varias familias nobles. El santuario de la Mare de Deu del Tallat merece tratamiento aparte en nuestra visita. Tuvo su máximo esplendor en tiempos de Joan II y de los Reyes Católicos. Actualmente se está restaurando el santuario y lo que en su día fue un gran edificio gótico. La pequeña imagen de la virgen que se conserva en la iglesia de Rocallaura fue coronada canónicamente por el papa Pio XII. De allí les proponemos un relajado paseo pro el valle del río Corb. Empezamos por Guimerá. Conjunto medieval de Interés Histórico-Artístico. No dejemos de ver el antiguo monasterio de Vallasanta la ermita-santuario de la Bovera conserva parte del antiguo claustro románico, la iglesia gótica de Sant Sebastiá y los museos de la Pedra, el Arqueológico y el del Estable. Pregunten pro las comidas medievales y la pastelería tradicional.
La Vall del Riu Corb es una delicia gastronómica, arquitectónica y monumental.

Agramunt, en plena Ribera del Sió, es el municipio más septentrional dela Ruta del Cister. Conocida por los famosos turrones de Agramunt y el chocolate a la piedra. La iglesia de Santa María d’Agramunt con un imponente portal presidido por el grupo escultórico de la Virgen es una joya del arte románico en Catalunya. La casa de la Vila la plaza del Mercadal es un buen ejemplo de urbanismo rural. Hay que visitar la ermita de la Mare de Deu dels Socors y el museo Municipal-Espai Guinovart. Anglesola va ligada tanto al bello arte como a sus tradicionales tres Tombs. Las imágenes románicas de Sant Pere y Sant Pau presiden la iglesia gótica que alberga la famosa capilla de la Santa Creu con un precioso altar churrigueresco en cuyo centro un relicario de plata guarda las Santes Virtuts.

Bellpuig, es una villa industrial, agrícola y ganadera de gran importancia. En la iglesia de Sant Nicolau, el mausoleo de Ramón Folch de Cardona y Anglesola constituye el monumento renacentista más importante de Catalunya. Fue declarado Monumento Histórico-Artístico. Otro importante monumento de Bellpuig, también declarado Monumento Histórico-Artístico es el convento de Sant Bertomeu en cuyo interior con dos claustros, destaca el de estilo gótico de transición muy ornamentado con unas bellas columnas. Posee casas nobles de gran belleza, algunas de ellas porticadas y los restos del castillo transformado en dependencias municipales. Bellpuig es una ciudad organizada con una buena oferta de hoteles, fondas y restaurantes.

Tárrega, capital de la comarca del Urgell, es una activa ciudad comercial, industrial y de servicios. En la plaza Mayor presidida por la interesante cruz de término gótica, destacan la iglesia de Santa Maria de l’Alba y la Paeria, casa consistorial. Cerca de allí están el palacio de los Marqueses de la Floreta y la Casa Sobies. La antigua plaza porticada de Sant Antoni, con su iglesia, el antiguo hospital y los retos góticos de la parte antigua de la ciudad merecen un paseo. Edificios modernistas de la Cámara de comercio e Industria en plena plaza y Cal Maimó de Doménech i Montaner. El antiguo local de la Societat d’Alianca la fachada del Banco Catalán de Crédito, Ca l’Argelich, Cal Costa y el edificio de La Caixa original obra arquitectónica. Sin olvidar de nuestra visita el museo Comarcal. El parque de Sant Eloi es un auténtico museo al aire libre presidido por la ermita de Sant Eloi. El monumento als Paisos Catalans, de Andreu Alfaro es una muestra de escultura moderna. La ciudad acoge en septiembre la feria de teatro en la calle, de carácter internacional.

Verdú
es conocida internacionalmente gracias a su famosa alfarería negra. El castillo  de Verdú con una majestuosa torre cilíndrica. La iglesia de Santa María gótica posee dos portales uno románico de gran belleza y el más moderno, barroco. La ermita de Sant Miquel es otro punto de atención.

Dónde alojarte en Tarragona

AC Hotel Tarragona
Tarragona

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil