Sinaloa, todo lo que el viajero debe disfrutar
México
Ubicación privilegiada al noroeste de México, fusión de hermosos paisajes, clima extraordinario y extensos litorales que colindan el acuario del mundo, hacen de Sinaloa destino único.
Els Blaus de Roses

méxico, sinaloa, todo lo que el viajero debe disfrutar

SINALOA Y SU DIVERSIDAD


Ubicación privilegiada al noroeste de México, fusión de hermosos paisajes, clima extraordinario y extensos litorales que colindan el acuario del mundo, hacen de Sinaloa destino único.

El estado de Sinaloa cuenta con la ubicación estratégica al noroeste de México, integrada por la excelente fusión de paisajes de tierra, mar y cielo; de ríos y vegetación al norte colinda con los estados de Sonora y Chihuahua; al sur, con Nayarit, al este con Durango oeste con el Golfo de California y el Océano pacífico.

Este lugar de aguas cristalinas y de extraordinaria diversidad biológica es el que inspiró al oceanógrafo Jacques-Yves Cousteau a llamarlo "Acuario del Mundo". La orografía, procedente de la Sierra Madre; Occidental, da lugar a importantes unidades montañosas que ven cruzar 11 ríos y 12 presas. Cuenta con kilómetros del litoral pertenecientes en mayoría al Golfo de California.

Las variantes del relieve provocan presencia diversa de climas, predominando el cálido en la faja costera.

La capital del estado es Culiacán, destacada localidad industrial y agrícola, le sigue en importancia y tamaño Mazatlán, dentro los destinos turísticos más reconocidos en México, el cual recibe anualmente a más de 1.5 millón de turistas y ocupa 5to lugar en nivel nacional en destinos de sol y playa.

Por cielo, mar y tierra, el estado y 18 municipios están conectados a través de 3 aeropuertos internacionales ubicados en Mazatlán, Culiacán y los Mochis; dos puertos de gran envergadura como Topolobambo y Mazatlán y la extraordinaria red carretera, que conecta a Mazatlán a sólo 4,5 horas de Guadalajara y próximamente, a través de la Supervía, a 2.5 horas de Durango.

Ciudades cosmopolitas, pueblos mineros, grandes litorales, arquitectura, historia y extraordinaria gastronomía son atractivos únicos que distinguen a Sinaloa.

El estado es reconocido a nivel nacional e internacional gracias a la diversidad turística, al norte, posee la modernidad de ciudades como Culiacán o los Mochis, y por otro lado goza de atractivos  a lo largo de 650 kilómetros de litoral, adornados con bahías esteros, islas y playas, Mazatlán es ejemplo de esta majestuosidad y belleza.

El centro del estado es rico en tradiciones y escenas de añoranza, el paisaje rural sinaloense arropa a los visitantes con el candor de los pueblos de brillante pasado mineral, escenarios de pasajes históricos relevantes o asientos de complejos misionales.

Estas características, aunadas a otros grandes atractivos en el sur del Estado como la historia, gastronomía y calidez de la gente, hacen de Sinaloa la joya en el Pacífico.

POR SIEMPRE, MAZATLÁN

La belleza natural y grandes atractivos históricos y arquitectónicos hacen de Mazatlán el icono del nuevo turismo cultural y de playa.

Este hermoso destino posee legendaria tradición artística y cultural que data del siglo XIX. El Centro Histórico, es la mejor alternativa para conocer esta ancestral historia. La Catedral, el Cerro de la Nevería, la Plazuela Machado, el Teatro Ángela Peralta, Patrimonio Histórico de la Nación, y los interminables callejones invitan a contemplar la arquitectura y vida que ofrece la Perla del Pacífico.

í, la robusta arquitectura decimonónica que albergara nombres y apellidos de alcurnia, ha cedido los espacios a encantadores restaurantes para degustar lo mejor de la famosa gastronomía sinaloense, románticos bares y cafés gourmet, galerías de arte y tiendas de artesanías que lo convierten en sitio memorable.

Así, este deslumbrante destino combina la arquitectura tradicional del centro histórico, conocido como el Viejo Mazatlán -con los modernos hoteles y restaurantes que conforman la espectacular Zona Dorada, dotada con más de 10 kilómetros de hermosas playas- como Playa Norte, Playa Gaviotas y Playa Venados, que albergan infraestructura turística de primer nivel.

Experiencias Únicas

El Malecón, el más bello del mundo, con 8 kilómetros de vista panorámica, es el punto de partida hacia el encuentro con la historia y las artes. Es donde se dan cita turistas y lugareños que han hecho de las caminatas y los paseos tradición, las pausas son obligadas para apreciar emblemáticas esculturas dedicadas al Pescador, a la Mujer Mazatleca, a la Continuidad de la Vida y al Venado.

Aquí también se encuentran sitios dotados de exuberantes recursos naturales, como el Cerro del Crestón, donde es posible disfrutar ecoturismo y escalada, hasta alcanzar la cima, donde se encuentra el Faro natural considerado de los más altos del mundo.

Al aire libre

Frente al Malecón, a 15 kilómetros de la costa del Mar de Cortés se erige el símbolo de Mazatlán: Las Tres Islas: Pájaros, Lobos y Venados. La riqueza e importancia ecológica las ha catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Isla Pájaros santuario y el refugio más grande de Latinoamérica de aves marinas, mientras que Isla Venados, la más grande de las tres, acervo cultural único en el que se pueden encontrar petroglifos, además de ser el sitio ideal para disfrutar de actividades acuáticas.

Por otro lado, la Isla de la Piedra balneario que se remonta hasta el siglo XIX, cuando familias mazatlecas cruzaban en pangas el canal de la Puntilla, para disfrutar de largas y anchas playas que siguen siendo el lugar ideal para la realización de diversas actividades recreativas.

Pasión deportiva

Mazatlán importante centro deportivo en México, además de temporada anual de baseball, también es sede de actividades de renombre como el Gran Maratón Pacífico, así como otros torneos internacionales de golf, el surf y pesca deportiva.

Carnavales mexicanos
El Carnaval de México

Con más de 113 años de tradición, el Carnaval de Mazatlán es la mayor fiesta alegórica de México. Muestra del espíritu alegre y desenfadado que acompaña siempre al porteño, cada año, durante toda la semana, calles, plazas y malecón se visten de colores, música y belleza con la esperada coronación de la reina, los juegos florales, el desfile de carros alegóricos y los fuegos artificiales.

Belleza sinaloense

El Carnaval llama la atención de turistas nacionales y extranjeros por el colorido y alegría pero también por el porte y elegancia de reinas, que desbordan presencia criolla, con gracia y distinción.

La belleza sinaloense no sólo es apreciada en este tipo de celebraciones, el cuerpo de las mujeres, de mediana altura, cuerpo fuerte, cabello castaño o rubio y ojos generalmente claros, resulta muy comunicativo y ha inspirado muchas alegorías, canciones, esculturas y pinturas.

La admiración que el hombre ha rendido históricamente a la mujer en Sinaloa ha sido correspondida con la generalizada conducta femenina, es precisamente donde aparece la mediación de la coquetería, sello de la mujer Sinaloense.

En Septiembre de 2007, Mazatlán fue considerada dentro de las 13 maravillas de México hechas por el hombre

SINALOA ARTESANAL

Dos antiguas poblaciones plenas de Leyendas y tradiciones son los pueblos mágicos de Sinaloa, lugares con grandes simbolismos e historias que sorprenden a todos quienes lo visitan.

Cósala, de oro y plata

Todos quienes conocen Cósala, saben que ahí hay magia y basta comprobarlo caminando por calles coloridas, admirar las bellas construcciones coloniales y adentrarse en su historia.

Localizada en las faldas de la Sierra Madre, este Pueblo Mágico es el antiguo centro minero de Nuestra Señora de las Once Mil Vírgenes de Cósala. Al inicio de la Independencia de México, era considerada la población más próspera del noroeste de México, con más de 50 minas. Las suntuosas casas que se pueden encontrar a lo largo del pueblo dan idea de la gran riqueza que se concentraba en la región. Cuenta con más de 250 edificios históricos, muchos pueden conocerse en agradable paseo a pie o sobre carruaje antiguo tirado por caballos En esta zona destaca el Templo de Santa Úrsula, edificado alrededor de 1730 por la Compañía de Jesús. Es ideal para practicar pesca deportiva y disfrutar de las aguas termales de San José de las Bocas y adentrarse en la reserva Ecológica de Guadalupe de los Reyes.

El Fuerte, la joya colonial

El municipio El Fuerte, asentado a orillas del río del mismo nombre es considerado dentro de los pueblos más bellos del noroeste de México, sitio único, donde la arquitectura de la época colonial reina con todo el esplendor.  Para muestra el Templo del Sagrado Corazón, del siglo XVIII, el palacio Municipal, la Plaza de Armas y la Posada de Hidalgo. Recorrer estas calles significa transportarse al pasado colonial por medio de pintoresca y ordenada urbanización, donde los indígenas aún danzan durante las ceremonias rituales. No puede faltar la visita al Cerro de la Máscara, sitio de petroglifos, donde es posible practicar ciclismo, Kayak y pesca deportiva.

Historia, magia y tradición envuelven a poblaciones de Sinaloa poseedoras de gran acervo cultural y belleza, muchas historias que contar y experiencias por vivir, ofrecen estos extraordinarios destinos con distinción señorial.

Sinaloa de Leyva

Es la pequeña ciudad que convive con el pasado arquitectónico de los edificios, con las tradiciones que se aferran a perdurar, con el marco natural que enamora a cualquiera. Caminar por el Malecón entre frondosa vegetación o pasear en catamarán es la gran experiencia, lo mismo que visitar el Cerro de Monge, con mirador panorámico o practicar pesca deportiva. En el municipio hay más de 12 mil miembros de la etnia mayo-yoreme que mantienen intactas las costum­bres ancestrales en las fiestas, rituales, gastronomía y artesanía y que invitan al turismo a ser parte de ellas.

El Rosario

Los paseos por el pueblo tienen el fresco remanso en la sombra de huanacaxtles y árboles frutales de la Laguna del Iguanero, criadero natural de iguanas y espacio recreativo de las familias rosarenses. A 36 Km. de la cabecera municipal se localiza el pueblo de Chametla, que muestra en el Museo Comunitario más de 450 piezas arqueológicas, pero también aquí se encuentra el Museo en honor a la cantante vernácula Lola Beltrán, quien es oriunda de este pueblo. Además de la belleza del Templo de Nuestra Señora del Rosario, se halla el Templo de San Pedro Apóstol, construido en 1798.

Elota

Para quienes aprecian los escenarios naturales para des cansar o divertirse, Elota es el lugar ideal. Lugareños, surfistas y ecologistas se reúnen en la Playa Ceuta, con largo malecón, palapas y restaurantes contiguos. Esta misma se conecta con el cercano Santuario de la Tortuga Marina que libera todos los días, a partir de agosto, cientos de pequeños ejemplares. A 30 Km. de la cabecera municipal (La Cruz) se localiza la Presa Aurelio Benassini Vizcaíno, mejor conocida como Presa El Salto. En ella encontrarás estupendos clubes de pesca deportiva.

Mocorito

La  Reserva  Ecológica  Los Álamos, el río Mocorito y la zona serrana del municipio, brindan excelentes alternativas para la recreación ecoturística: kayakismo, senderismo, aguas termales y mucho más. Además este pintoresco pueblo cuenta con vasto patrimonio arquitectónico, tan sólo en el primer cuadro se concentra 80 casonas y monumentos. El paseo cultural lo encabeza el Templo de la Purísima Concepción, cuyo interior resguarda 14 grabados del siglo XVI. Reconocida por originalidad, la gastronomía regional tiene sabrosos representantes en el chilorio, el chorizo y las palomas; en las bizcotelas, coricos y por si algo faltara, el jamoncillo de Mocorito es el más rico postre.

Villa de Ahome

Entre los atractivos de Villa de Ahorne se encuentra el Palacio Municipal, de los monumentos históricos más re­presentativos de la localidad así como los álamos, varios de los cuales tienen más de cien años de antigüedad.

San Ignacio

El pintoresco pueblo de San Ignacio encanta con las bellas edificaciones coloniales, historia, actividades y leyendas de tesoros escondidos. El Cristo de la Mesa, el templo de San Ignacio Loyola, y Barras de Piaxtla, son sólo algunos de los sitios por visitar, además de Las Labradas, reconocido destino arqueológico que da testimonio de la voz de nuestros antepasados.

La mágia de los pueblos
EN SINALOA ESTÁ LA DIFERENCIA

Además de la vasta oferta del sol y playa, en cada rincón del estado vibra la magia de los pueblos, la cultura y el encanto de los sinaloenses.

Por si la belleza de las playas, el privilegiado clima y exquisita gastronomía fueran poco, Sinaloa cuenta también con grandes atractivos turísticos como pueblos Señoriales y Pueblos Mágicos que encierran la gran riqueza arquitectónica, histórica y cultural, donde panteones centenarios, casonas y monumentos, aunado a las leyendas y tradiciones de cada rincón, complementan el pretexto perfecto para hacer de este estado, el destino preferido de todo viajero.

Turismo Rural

Para los viajeros que están en busca de grandes experiencias, convivir con la naturaleza y las tradiciones de gente buena y hospitalaria, los pueblos rurales de Sinaloa son la mejor alternativa.

Villa de Ahome
Mocorito
Elota
San Ignacio
El Rosario
El Quelite
Snatoa de Leyva

Pueblos Mágicos

Dos ciudades con vasta tradición cultural y artística, poseedoras de grandes atractivos naturales y de vasta gastronomía son los pueblos sinaloenses, atractivos únicos de México.

El Fuerte
Cósala

Sol y playa

Actividades recreativas y deportivas distinguen las playas de Sinaloa, acompañadas por la mejor gastronomía, clima sin igual y los atardeceres más bellos del Pacífico.

Mazatlán
Nuevo Altala
Maviri
Playa Espíritu
Teacapán

Grandes Ciudades

Sinaloa cuenta con tres aeropuertos internacionales en las principales ciudades, las cuales brindan vasta oferta turística e infraestructura de primer nivel.

Culiacán
Los Mochís
Mazatlán

Arqueología

Joyas Arqueológicas de gran valor alberga el estado de de Sinaloa, la voz de nuestros antepasados ha quedado plasmada en petroglifos y otras expresiones artística; merecen ser visitadas.

Las Labradas
Cerro de la máscara en el Fuerte
Pirárnide El Calón en Teacapán

Puertos

Sinaloa goza de gran conectividad, no solo por tierra y aire, los puertos más importantes de México, se ubican en el Estado, tanto para actividades comerciales como turísticas.

Topolobambo
Mazatlán

Turismo de reuniones

Mazatlán, Culiacán y los Mochis reúnen las características ideales para la realización de congresos y convenciones, Mazatlán cuenta con el recinto más grande del Noroeste de México. La diversidad de productos los convierten en destinos predilectos para este segmento.

Culiacán
Mazatlán
Los Mochis

LAS LABRADAS, LA EXPERIENCIA A TRAVÉS DE LOS SIGLOS

Sinaloa alberga el hermoso sitio arqueológico donde yacen cientos de piedras suavemente desgastadas por el embate de la naturaleza, pero increíblemente aún decoradas por la incontable cantidad de petroglifos.

La experiencia de viaje por Sinaloa incluye también el encuentro con la arqueología, al sur del Estado, en el Municipio de San Ignacio, se ubican los sitios con mayor magia del país: Las Labradas, piedras de origen volcánico en donde nuestros más remotos antepasados nos dejaron el legado de visión del universo.

Se trata del hermoso sitio arqueológico de aguas transparentes y arenas suaves don­de yacen cientos de piedras de colores negruzcos y azulados, suavemente desgastadas por el embate de la naturaleza, pero increíblemente aún decoradas por la incontable cantidad de petroglifos.

En este despliegue de arte rupestre podemos identificar figuras humanas, animales marinos y terrestres, aves, reptiles, figuras celestes y geométricas, espirales y laberintos. Además de las labradas, existen otras zonas de petroglifos como el Cerro de la máscara en el municipio del El Fuerte.

En Sinaloa vivieron de etnias anteriores a la llegada de los Nahoas, pero las len­guas pueden considerarse rudimentarias, con pocas palabras, apoyadas principalmente en señas y movimientos corporales.

Los Nahoas marcaron el fuerte contraste con los naturales de Sinaloa, pues eran el pueblo cuya religión, cultura y, sobretodo, lenguaje eran más desarrollados.

La razón por la que los Nahoas se detuvieron cente­nares de años en el estado, es porque aquí aprendieron de los Tahues la elaboración de la masa de maíz y la tortilla.

En estas rocas los Nahoas dejaron inscritos mensajes o alegorías que nadie ha descifrado, legado invaluable para el Estado.

CULTURA, LEGENDARIA TRADICIÓN ARTÍSTICA EN SINALOA

En medio del escenario de gran belleza natural, Sinaloa ofrece variado repertorio de eventos artísticos que reúnen a lo mejor del teatro, la pintura, la danza, la poesía y la música, atrayendo año con año a visitantes de todo el mundo.

El Festival Cultural en Sinaloa es ejemplo de ello, otra pieza fundamental en el quehacer cultural del estado es, sin duda, la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes (OSSLA), merecedora de importantes reconocimientos por el extraordinario repertorio musical y la excelencia ejecución con más de 100 presentaciones anuales. Joya artística es también la obra de Antonio López Sáenz, pintor y escultor que ha plasmado el sabor de Sinaloa en lienzos, barro y bronce. Es Mazatlán, tierra de mayor fuente de inspiración y así lo demuestra cada pincelada.

Y si de espectacularidad se trata, el Festival Cultural Mazatlán es el consentido de los viajeros, pues con la belleza del puerto como escenario natural de la gran fiesta, logra llevar al público sinaloense, espectáculos de primer nivel desde hace más de 15 años.

PUERTA A LA AVENTURA

A bordo del Chepe, es preciso no parpadear para evitar perderse cualquier detalle. Desde los ventanales de este famoso tren, Sinaloa muestra otra cara distinta al turista.

Sin duda el recorrido imperdible en México es el de la ruta Barrancas del Cobre al Mar de Cortés, al bordo del ferrocarril Chihuahua al Pacifico, mejor conocido como Chepe, que lleva a los turistas a descubrir paisajes inigualables. A lo lejos, en la estación de los Mochis, Sinaloa, el silbido del tren anuncia el inicio de gran aventura.

Conforme el Chepe avanza, lagos, ríos, lagunas y verdes valles van apareciendo a través de las ventanas que sirven como marcos perfectos de ese espectáculo natural que parece salido de alguna pintura hecha por algún famoso paisajista.

A bordo solo se escucha el ruido de las ruedas del tren sobre los carriles y la expresión de sorpresa de los pasajeros; luego, el silencio inunda el vagón, donde las caras de asombro de los visitantes explican la razón de aquella mudez.

Con el andar pausado del ferrocarril, los pasajeros no pueden evitar caminar por los pasillos del Chepe hacia el pequeño corredor fuera de cada vagón. Ahí en el espacio donde apenas cabe una persona, es posible asomar la cabeza para disfrutar del aire fresco y respirar el olor de las montañas, a hierba recién cortada.

Turistas de todas partes del mundo llegan hasta Sinaloa para encontrarse con “Don Chepe”, este tren turístico que, como si se tratara del viejo amigo, lleva a turistas de todo el mundo a vivir experiencia excepcional.

El siguiente punto en el trayecto rumbo a la Sierra Tarahumara es la estación El Fuerte, el Pueblo Mágico de Sinaloa que encierra leyendas, historias y tradición. Aquí, es posible hacer la pequeña parada o bien pernoctar en algunas de las antiguas mansiones, ahora convertidas en bellos hoteles, y disfrutar del paseo por la plaza de Armas, el Palacio Municipal con el atractivo kiosco de hierro forjado, la casa de la cultura y la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, construida en el siglo XVIII.

CULIACÁN, CAPITAL QUE BRILLA

Más allá de ser la ciudad con la gran infraestructura turística que alberga diversos congresos y con­venciones, gracias a la ubicación privilegiada entre la sierra y el mar, la ciudad capital, la más grande del estado de Sinaloa, goza de diversos atractivos envueltos en historia, cultura y naturaleza.

Basta conocer la joya arquitectónica que representa la Catedral de Culiacán, al igual que la remozada Plaza Álvaro Obregón y caminar por los frescos andadores adoquinados para apreciar el compendio de pasajes históricos, los muros de cantera del actual Palacio Municipal y también descubrir a gente bella, hospitalaria y orgullosa del origen sinaloense, siempre con algo que contar y compartir.

Historia e ingenio definen al Santuario del Sagrado Corazón de Jesús, obra del renombrado Luis F. Molina. La Plazuela Rosales está llena de nostalgia, simbolismo y tradición, los andadores, jardines, kiosco y edificios emblemáticos han visto pasar tardes de hermosa convivencia, aquí se localiza el edificio central de la Universidad Autónoma de Sinaloa, de larga y relevante trayectoria institucional. Anexa también al conjunto rosalino se halla la Casa de la Cultura, edificio construido en el siglo XIX.

El Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe posee motivos de sobra para visitarlo. Son de admirar los cinco artísticos vitrales que describen memorables pasajes guadalupanos claves en la transformación social y comercial de Culiacán a principios del siglo XX.

El Puente Negro, de casi kilómetro de longitud, tiene lugar destacado en la historia de la ciudad, es el sitio ideal para disfrutar de la puesta de sol y adentrarse más a la gran ciudad. Por otro lado, no cualquiera tiene el privilegio de contar con la isla para divertirse. La Isla de Oraba es el área natural protegida donde es tradición la práctica de actividades deportivas y recreativas.

Veinte años de trayectoria sitúan al Centro Cultural Genaro Estrada como el referente ineludible en el desarrollo artístico y cultural de Sinaloa, lo mismo que el Museo de Arte de Sinaloa (MASIN) y el Museo Regional de Sinaloa.

Pero si de convivir con la naturaleza se trata, más que la extensa zona arbolada, las familias tienen en el Parque Ernesto Millán Escalante verdadero complejo natural, recreativo, cultural y deportivo. Asimismo, oasis dentro de la ciudad lo constituye el Jardín Botánico.

Gastronomia
EXPERIENCIA GASTRONÓMICA

Cocina que cautiva a los paladares más exigentes

La cocina sinaloense cautiva, seduce y deja la promesa a quien disfruta de la vasta oferta: para volver a experimentarla y degustar todo el sabor y sazón.

Los platillos hechos a base de pescados y mariscos, forman parte del menú imperdible; pero también hay antojitos, sopas, guisados y postres que son deleite al paladar. La oferta culinaria es tan vasta que hay platillos regionales de las tres zonas de Sinaloa: norte, centro y sur.

En el norte por ejemplo a la llegada de los jesuitas, se introdujo a la gastronomía de las etnias, el conjuntar la forma en la utilización de ingredientes, utensilios y métodos de cocción europeos, con los de los indígenas. Así, ninguna ofrenda del día de muertos estaría completa sin el tradicional pan de mujer.

El guacabaqui (fríjol con hueso), de la gallina pinta, frijoles buchi, coricos, pepitorias, jamoncillos y las pinturitas, son otras delicias de la región.

En el centro hay las típicas enchiladas de suelo, el muy conocido nacional e internacionalmente chilorio de Mocorito, la manera muy singular de preparar el pato, la caguamanta, los famosos y tradicionales platillos como el colache de calabaza, frijoles puercos, los quelites en salsa, así como nuestras berenjenas, calidad y diversidad de tomates.

En el sur no puede faltar el cocktel de camarón, el ceviche mazatleco, pajaritos, pescado zarandeado estilo Sinaloa, asado a la plaza, variedad exclusiva de tamales: de camarón barbones, tontos, colorados, de elote, de ejotes, cocadas, la vasta variedad de chiles y de mango que hacen suculentos platillos, sin olvidar los tacuarines, raspados de concordia y las bebidas típicas como la tejuino, pinole, champurrado, tepache, aguas frescas de coco, ciruela amarilla, nanche, entre otras así como la tradicional cerveza pacífico y la bebida de vainilla tonicol.

Todo el sabor

Mazatlán tiene el Récord Guinnes del coctel de camarón más grande del mundo, que lo identifica como "La capital del camarón".

El Chilorio, los coricos, el pan de mujer, el asado a la plaza, gallina pinta, el guacabaque, por mencionar algunos, forman parte la lista para ingresar a la fila del nombramiento como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado.

SINALOA, TIERRA DE GRANDES ARTISTAS

La cultura sinaloense vive entre la costa y la sierra, entre la minería Virreinal y la agricultura intensiva del último siglo, tierra por cuyos valles costeros peregrinaron las tribus nahuas, dejando misteriosos mensajes en piedras Labradas, de donde partieron los conquistadores hispanos.

A una franja de tierra fresca al punto de hielo en los picos más altos de la sierra de Badiraguato, tan cálido como sus amigables habitantes en los valles costeros. Que desde Surutato baja cargado de leyendas, tradiciones para divagar en el vigoroso Carnaval de Mazatlán y la tambora; Choix, extremo más al norte, conversa íntimamente con la raíz indígena; Escuinapa, punto más al sur, se pierde en las marismas.

Sinaloa, con once ríos caudalosos a lo largo de los 18 municipios que fertilizan y generan riqueza a sus generosos valles. Tierra de grandes artistas como José Ángel Espinoza "Ferrusquilia", el autor de algunas de las más bellas melodías; Lola Beltrán, el trovador Luis Pérez Meza.

Tierra que desde el Maviri a Mazatlán y hasta las costas de Teacapán nos muestra la riqueza de la gastronomía con base en las ofrendas que el mar nos brinda. Los grandes camarones, pescados zarandeados o los populares ceviches, aguachiles y molcajetes, deliciosos sabores que restablecen el espíritu. Platillos que se combinan con su ganadería como las carnes asadas, la cazuela, el cocido, o la machaca herencia de tiempos en que la carne seca y salada era la mejor manera de preservación.

Mocorito, patria chica del chilorio, orgullosa de los quesos, dulcería y la tambora; Ahorne y Navolato navegando en los humos azucarados de ingenios, pegados al mar; Concordia legado de artesanías, muebles de venadillo y otras maderas regionales; San Ignacio de raíces jesuitas, donde las leyendas se aparecen entre sus caserones; El Fuerte, de donde salían las tropas hispanas a conquistar nuevas joyas para la corona de su rey y enfrentaron el nacimiento de la leyenda del Zorro. Guasave donde Chayito Valdez y Rosario Espinoza anhelaron con ser grandes talentos. Angostura, garbanzo de libra junto al mar y el rico valle del Évora; Guamúchil, donde Pedro Infante se crió dándole fama en el mundo.

Cultura sinaloense que se refleja en las novelas de Élmer Mendoza y los cuentos casi crónicas de Ramón Rubín, en la batuta mundial de Enrique Patrón de Rueda, en los boleros de Fernando Valadez, en la dramaturgia siempre joven de Osear Liera; en los alegres acordes de las Bandas de El Recodo, La Arrolladura Banda El Limón, La Costeña, entre cientos más; y en las poesías de Jaime Labastida, las pinturas de Don Antonio López Saenz, bailes y cánticos ceremoniales de las comunidades yoremes, las raíces que dejó José Limón en la complicidad corporal de la danza contemporánea de Delfos.

Huellas todas por las que siguen marchando nuevas generaciones de sinaloenses, en busca de un faro para encontrar el camino y de ilusiones para pintar los sueños.

FUTURO PROMISORIO

La grandeza y esplendor de Sinaloa han llamado la atención a nuevas inversiones y proyectos que colocarán al estado como referente del turismo en México y el mundo.

El Sur de Sinaloa tiene en puerta dos mega proyec­tos que sin duda detonarán grandes resultados, se trata del nuevo polo turístico Playa Espíritu, y la Supervía Mazatlán-Matamoros.

Se prevé que inicie operaciones este año y será el eje carretero transversal que enlazará a Sinaloa con los estados de Durango, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, y Texas en el este de los Estado Unidos.

A través de los túneles, puentes y carriles no sólo transitará el desarrollo económico de México sino también el turístico al unir el norte y centro del país con la región donde se asienta el nuevo polo del turismo en el país.

Los diferentes líderes de la industria y movimientos ciudadanos en la entidad están comprometidos en alinear estrategias para convertir al Estado en la potencia turística a nivel nacional e internacional y recibir cada día más turistas de México y el mundo con los brazos abiertos.

Desarrollo sustentable

Los diferentes líderes de la industria y movimientos ciudadanos en la entidad están comprometidos en alinear estrategias para convertir al Estado en la potencia turística a nivel nacional e internacional, para ello, se han establecido políticas sustentables, en las que se fomente el equilibrio entre el desarrollo económico y la naturaleza.

Guárdame en el móvil