Serbia, ruta turística por Djerdap y las montaña orientales
Serbia
Clima favorable, caza abundante y cotos de pesca conviven junto al amor al río y sus paisajes, todo ello unido para preservar su herencia prehistórica.
Els Blaus de Roses

serbia, serbia, ruta turística por djerdap y las montaña orientales

DJERDAP Y LAS MONTAÑAS ORIENTALES DE SERBIA


Misterio y espacio

Clima favorable, caza abundante y cotos de pesca conviven junto al amor al río y sus paisajes, todo ello unido para preservar su herencia prehistórica. El arte de sus antiguos residentes, expresado mediante esculturas en piedra de deidades pisciformes, sorprendió e impresionó al mundo. La vida de los habitantes prehistóricos del cañón “Puerta de Hierro” de Djerdap, rica y llena de significado, es sólo la primera evidencia de las ventajas y la belleza de este lugar, cuyo poder místico se une al de las montañas de Homolje, Beljanica y Kucajske.

Parque Nacional Djerdap
PARQUE NACIONAL DJERDAP

El cañón de Djerdap ha sido, durante miles de años, un desafío para viajeros, comerciantes y guerreros. Su “Puerta de Hierro” conecta dos importantes áreas económico-culturales de Europa, haciendo de Djerdap un punto estratégico de vital relevancia tanto en tiempos de paz como de guerra; su variado patrimonio monumental es un claro testimonio de ello.

Djerdap se formó cuando el poderoso Danubio atravesó los Cárpatos. Con sus más de 90 km. de longitud, es el cañón más grande de Europa. Está dividido en cuatro cañones: Golubac, Gospodjin Vir (que tiene un centro turístico en Lepenski Vir), Kazan (el tramo de mayor profundidad del río, unos 90 metros) y Sipska. Además, cuenta con tres gargantas: Ljupkovska, Donja Milanovac y Orsavska.El hecho de haber sido un territorio de intensa y variada actividad desde los tiempos prehistóricos hasta nuestros días, facilitó, en su momento, que Djerdap se convirtiese en el Parque Nacional más grande de Serbia. Esta área protegida incluye diez reservas naturales, todas ellas lugares de gran belleza y riqueza histórica y medioambiental: el Gran Río (a su paso por Lepenski Vir), el Gran y el Pequeño Strbac (con la Tabla de Trajano), la fortaleza de Golubac, la reserva Natural de Bosman-Sokolovac, Coka Njalta (con la reserva Natural de Pesaca), Bojana, las alturas de Tatar, el Monte Shomrda, el arroyo Cigansky y el cañón del río Boljetin (cabo Greben).

Fortaleza de Golubac
Desde siempre, Djerdap se ha caracterizado por la excepcional variedad de su fauna salvaje, reseñada en las obras de los numerosos escritores que han viajado por la zona. Esta diversidad se ha conservado hasta hoy, con los antiguos hayedos y robledales ofreciendo todavía un excelente hábitat natural para linces, lobos, chacales, águilas de cola blanca, búhos reales o cigüeñas negras, así como para ciervos, jabalíes, tejones, garduñas, liebres o palomas torcaces, entre otras especies. Además, las escarpadas y rocosas laderas de Djerdap cobijan gamuzas, águilas y halcones.

El río Danubio y su lago, con sus amplios cauces, sutiles remolinos y poderosos rápidos, es el refugio de varias especies de peces. Por esto no sorprende que los antiguos habitantes de Lepenski Vir eligiesen una deidad con forma de pez, adorando así a las criaturas de las que dependían y que aseguraban su supervivencia.

La Garganta de la Puerta de Hierro y sus muchos secretos ofrecen grandes posibilidades para los más fervientes aficionados a la pesca, incluyendo especies como la trucha, el esturión, la perca, el pez gato, la carpa o el lucio. Los pescadores en busca de grandes desafíos pueden probar sus habilidades en los remolinos del Danubio. Un desarrollo histórico muy específico, las suaves temperaturas y la compleja red de gargantas, cañones y profundos barrancos sirvieron para definir esta área como Reserva Singular Europea de Flora y Fauna Terciarias. La vegetación de Djerdap no está caracterizada solamente por su riqueza y diversidad, sino también por sus reliquias prehistóricas. El parque cuenta con densos bosques en los que conviven más de 1.100 especies vegetales. Dentro de la reserva de Lepenski Vir se han encontrado muchas plantas de relevancia científica, entre ellas el almez común, nogales, robles pubescentes, arces o lilas. Entre las especies de hierbas y arbustos que crecen en los bosques, praderas, faldas rocosas y acantilados, hay varias especies endémicas, en algunos casos muy importantes, como el tulipán de Djerdap (tulipa hungarica).

Las cuatro reservas naturales comprendida en el municipio de Golubac (Fuerte de Golubac, Bojan, Bosman-Sokolovac y Alturas de Tatar) albergan muchas especies endémicas de la Península Balcánica: avellano turco, calcáreos dináricos, abeto, almez común, roble pubescente o lilas. Entre las especies animales más representativas están el murciélago orejudo, el lirón y la mosca de Golubac. La fortaleza de Golubac, ya mencionada en 1335 como asentamiento militar húngaro, aporta su distintiva marca histórica a esta parte del parque. Gracias a su diversidad y peculiaridades, el Parque Nacional de Djerdap se ha convertido en un centro de investigación científica. La Reserva Natural del Gran y el Pequeño Strbac es una de las zonas del parque de mayor interés científico, además de una de las regiones de mayor atractivo turístico, debido a su riqueza en reliquias vegetales prehistóricas. También se encuentra en esta parte del parque la inscripción romana conocida como Tabula Traiana (Tabla de Trajano), localizada en la salida de la Garganta de la Puerta de Hierro. La inscripción data del año 100 d.C. aproximadamente y conmemora la expedición de Trajano cruzando el Danubio.

La Coka Njalta y la Reserva de Pesaca son refugio de reliquias naturales y especies únicas de árboles, mientras que el Monte Somrda cobija a especies de hoja perenne, como la phillyrea latifolia genus, que crece en sus laderas surorientales, en un lugar conocido como Radisavljev Krak.

La Reserva del Arroyo Ciganski se caracteriza por su bosque de nogales, rodeado de una franja mixta de hayas y nogales, una auténtica rareza dentro de las formaciones boscosas autóctonas. Los movimientos tectónicos del pasado dejaron su huella en la zona, especialmente en el cañón del río Boljetin, cerca de la confluencia con el Danubio, donde pliegues de gran tamaño chocaron haciendo que las placas rocosas resultantes tuviesen diversas tonalidades al contener piedras de orígenes muy diferentes. En el Parque Nacional de Djerdap se encuentran algunas de las más hermosas rutas medicinales, además de varios miradores famosos, como Okmejdan, Venac (La Corona) y Crni Crh (El Pico Negro).Debido al característico viento cruzado y al tamaño del Danubio, Golubac es un paraíso para la navegación deportiva, el lugar más importante en Serbia para esta actividad.

Garganta Djerdap
Monumentos Naturales, Cueva de Rajko y Cueva Ceremosnja

La cueva de Rajko es uno de los tesoros espeleológicos más hermosos de Serbia. Bajo sus altos techos se halla un mundo de originales y extrañas formas, desde los Salones Erizados, hasta los Estanques Trémulos, pasando por el Bosque de los Cuentos Invernales y el Bosque de Cristal. Una de las curiosidades que diferencia esta de otras cuevas es el ruidoso arroyo que la atraviesa, y que se conoce como río de Rajko. La cueva fue descubierta por el gran explorador serbio Jovan Cvijic en 1894. De acuerdo con la leyenda, la cueva fue bautizada después de que Hadjuk Rajko, un asaltador y ladrón de la zona, escondiese su botín en ella. A raíz de esta historia, muchos buscadores de tesoros visitaron el lugar y cavaron en busca de fortuna. Actualmente, no se sabe si este bandido y su tesoro existieron realmente, pero el hecho es que la cueva y toda el área de los alrededores tienen el mismo nombre: Rajko. En las laderas noroccidentales de la montaña Homolje se ubica la Cueva Ceremosnja, rica en adornos naturales tales como estalactitas, estalagmitas y columnas, como los pilares de “la guardia eterna”, una de sus piezas más famosas. En la cueva se descubrieron los restos de una especie de oso que vivió allí hace más de 100.000 años.

Las rocas blancas de Beljanica
Vlahs y Rusalii

El jueves después de Pentecostés, en el pueblo de Brnjica, cerca de Golubac, y el domingo siguiente en el también cercano pueblo de Neresnica, se lleva a cabo una celebración en honor de las llamadas Rusalii. La magia es una parte esencial de la vida y las costumbres de Vlah; todas sus creencias están marcadas por ella en mayor o menor medida. Las relaciones entre los hombres, los santos y los espíritus malvados son una parte integral de la mitología pagana de este lugar. Los antepasados de la gente de Vlah se trasladaron a la península Balcánica hace mucho tiempo, trayendo con ellos la creencia en las malvadas hadas Rusalii. Las Rusalii son seres sobrenaturales que se aparecen en forma de hermosas jóvenes de largos cabellos que bailan sobre las praderas en las noches de luna nueva, llevando coronas de color verde. Se supone que son los espíritus de chicas muertas, generalmente de aquellas que murieron ahogadas, y son hostiles hacia las personas. El domingo después de Pentecostés, dejan las aguas en las que murieron y caminan por los campos o trepan a los árboles. En Vlah creen que es peligroso aventurarse en un río o un lago durante esta semana, ya que las Rusalii pueden arrastrar a los incautos a las profundidades.

LAS PUERTAS DE PIEDRA Y LA FUENTE BLANCA

El inaccesible cañón del río Vratna es, desde tiempos inmemoriales, conocido por sus puertas de piedra e inusuales remolinos, verdaderas maravillas de la naturaleza. A lo largo de su curso, de sólo 20 km., el pintoresco Vratna atraviesa tres arcos naturales (puertas) de piedra. Estas formaciones (la Pequeña, la Grande y la Seca) fueron descritas por el famoso naturalista, geógrafo y balcanólogo austrohúngaro Felix Kanitz, gran amigo del pueblo serbio. En los alrededores de la tercera de las puertas se descubrieron tres cuevas que los científicos ya han incluido en la categoría de “Joyas de la Naturaleza”. Una de ellas esconde en su interior un pequeño lago de inusitada belleza. Suplja Rock (La Roca Hueca) es otro magnífico puente de piedra que el río formó con su fuerte corriente. La lista de maravillas geomorfológicas de la región no termina aquí: cerca de este lugar, del interior de una cueva, nace un pequeño río conocido como el Beli Izvorac (la Fuente Blanca), que fluye entre las rocas formando cascadas y saltos de agua de singular encanto.

Lago de Plata
LAGO DE PLATA

En la misteriosa, ondulante y evocadora área cercana a la fortaleza de Ram, el Danubio tiene más de dos kilómetros de ancho y sus aguas bañan las islas fluviales. Los pescadores locales brindan con vino por las bondades del río, y éste, como recompensa, les proporciona un medio para subsistir. Aquí se encuentra el Lago de Plata. A última hora de la tarde, cuando el Sol se ha ocultado tras los Cárpatos, la luz de millones de destellos hace que la superficie del lago brille como si fuese de plata. Este extraordinario lago ha sido un popular centro turístico, apodado “El mar de Serbia” desde su creación en los años setenta a partir de un estrecho canal del Danubio que corría junto a una de las islas. Playas acondicionadas, abundante pesca, cómodos alojamientos y buenos restaurantes aportan todo lo necesario para unas relajantes vacaciones.

Desde la cercana fortaleza de Ram se puede ver una curiosa isla que, a lo largo del día, aparece y desaparece en función del nivel del agua: es la isla de Ada Cibuklija. Este extraño efecto tiene lugar desde la construcción de la presa hidroeléctrica. Los árboles de la isla emergen de la superficie del agua, dando refugio a las aves migratorias que se dirigen al sur y ofreciendo, entre sus raíces anegadas, un espacio propicio para que los peces desoven. Ada Cibuklija tiene una interesante historia, ya que era el lugar en el que el comandante de la Fortaleza de Ram mantenía su harén.

HOMOLJE

El río Mlava cruza Homolje, la región montañosa de la zona nororiental del centro de Serbia. Nace en Zagubica, y parte de su curso atraviesa la famosa Garganta de Gornjak. Esta formación lleva el nombre del viento de Gornjak, que sopla sobre el río a través del barranco rodeado de montañas. Ya en la misma entrada a la garganta, los visitantes pueden disfrutar de las ruinas del Blagovestenja Monastery (monasterio de la Anunciación), que parece flotar sobre la roca vertical en la que fue construido. En la otra orilla, a sólo unos pocos pasos del monasterio, se puede contemplar otro de los tesoros de la zona: el monasterio de Gornjak, patrimonio del Príncipe Lazar de Serbia. En la parte más oriental del barranco de Homolje se halla la soberbia meseta de Zdravce.

Cañón Vratna
BELJANICA Y KUCAJ

El río Mlava nace en las montañas de Beljanica. Sus manantiales de agua caliente y el manantial Krupaj son los manantiales kársticos más importantes y, seguramente, los más grandes de Serbia. En la cara sur de las montañas, bajo las blancas cumbres rocosas que dan su nombre a Beljanica, se pueden ver las cataratas más sobrecogedoras de Serbia. El manantial conocido como Veliko Vrelo (El Gran Manantial Cálido) y las cataratas Veliki Buk (Gran Cascada) son lugares protegidos, ya que están considerados Monumentos Singulares de la Naturaleza de Lisina. El agua de las cascadas cae en el lago y genera miles de pequeñas gotas, una ligera neblina, que hace que en los días de Sol se pueda ver el arco iris. Las aguas de Lisina alimentan el río Gornja Resava, hogar de un extraordinario pez, la trucha molino de agua. Este riachuelo de aguas claras fluye entre la piedra caliza y su tramo más hermoso es un estrecho cañón también considerado Monumento Natural.

La zona más angosta del cañón se llama Sklop; las paredes son altas, casi verticales, y parecen inclinarse sobre el agua, quedando separadas por unos pocos metros. Las cascadas aún sin bautizar, los vastos bosques y la inalterada naturaleza de esta región trasladan al viajero a tiempos muy lejanos. Otra maravilla natural de las montañas de Beljanica es el hayedo de Vinatovaca, localizado en las laderas surorientales. El puente natural de piedra de Samar, sobre el río Tisnica, es un destino obligado para todos los amantes de la Naturaleza.

En las montañas de Kucaj se encuentra la extensa área de Brezovicka, surcada de un gran número de cuevas cársticas con inusuales corrientes subterráneas y saltos de agua. La más interesante es, sin duda, la Cascada de Prskali, donde se pueden contemplar los efectos arquitectónicos del agua al caer en una cueva. La cueva de Resava, cerca de la ciudad de Despotovac, es una de las más hermosas del país. Su interior está decorado con ornamentos naturales de color rojo, blanco y amarillo, provocados, respectivamente, por el óxido de hierro, el calcio cristalizado y las filtraciones de arcilla.

Cueva Resava
TESOROS SUBTERRÁNEOS, LA CUEVA DE LAZAR, BOGOVINA Y VERNJIKICA

La cueva de Lazar también recibe el nombre de Zlotska. Fue una de las primeras cuevas serbias en ser oficialmente protegida y está situada en el límite del macizo de South Kuceva, cerca del pueblo de Zlot.

Según recientes investigaciones, es muy probable que esta sea la cueva más antigua de Serbia. Unos dos kilómetros río arriba desde la cueva de Lazar, en el cañón de Lazarevo, está la cueva seca de Vernjikica, con las salas más grandes de todas las cuevas del país. Tanto Lazar como Vernjikica se encuentran dentro del Parque Natural del Cañón de Lazarevo.

En el pueblo de Bogovina, en el límite suroriental de South Kuceva, se halla otra interesante y valiosa cueva: Bogovina. Está dividida en tres niveles conectados por canales. La cueva contiene raras formaciones minerales muy decorativas.

VACACIONES ACTIVAS

Parque Nacional de Djerdap

Las posibilidades de unas vacaciones activas en Djerdap son casi inagotables. Se necesitarían bastantes días para hacer una visita, aunque fuese rápida, a los más de veinte puntos de interés turístico recomendados que existen en el parque. Para los aficionados al senderismo, un circuito de caminos acondicionados une los lugares más interesantes del parque (es obligatoria la compañía de un guía). Las rutas disponibles son: Bosman-Sokolovac (10 km.), Arroyo Gypsy-Shomrd Kamen (12 km.), cañón del río Boltejin-Greben Cape (1,8 km.), Golden Lake-Glavica (5 km.), cueva de Gradasnica (2 km.), Burov Abyss (2,5 km.) y el Gran y el Pequeño Strbac (9 km.). El servicio de guías pone a disposición de los visitantes la posibilidad de realizar tours por algunas de las reservas especiales del parque: la fortaleza de Golubac, la reserva natural de Bosman-Sokolovac o Coka Njalta (junto con Pesaca).

Para los aficionados a la ornitología, existen puestos de observación situados en el Pequeño Strbac y en el Pequeño Kazan, desde donde se puede contemplar las aves de la garganta Puerta de Hierro. También hay miradores muy atractivos en la ruta del Pequeño Strbac y en zonas cercanas a Ploca. Otro punto para la observación de aves es Golo Brdo (Colina Desnuda), lugar al que éstas acuden para alimentarse. La cantidad y diversidad de fauna otorgan al visitante una oportunidad única para la caza en un entorno natural prácticamente inalterado.

La maravillosa garganta, con todos sus secretos y remolinos, ofrece un buen desafío para los amantes de la pesca. El Parque Nacional de Djerdap se extiende por las orillas del Danubio, por lo que existe la posibilidad de alquilar un bote y, acompañado de guías profesionales de la zona, familiarizarse con sus tesoros y los paisajes desde el río. Para los interesados en los deportes acuáticos, existen instalaciones para la práctica de la navegación, el remo o las regatas. Además de las abundantes atracciones naturales, el parque cuenta con monumentos histórico-culturales de importancia, especialmente el famoso centro arqueológico de Lepenski Vir. El Imperio Romano también dejó su huella en el lugar: la popular Tabla de Trajano y Diana, uno de los mayores y mejor conservados fuertes romanos en el Danubio. También se conserva la fortaleza medieval de Golubac.

Otros lugares y monumentos de interés de la zona son la cueva de Rajko, Ceremonsja, las puertas de Vratnjanske, Valja, así como la imponente y moderna Presa Hidroeléctrica de Djerdap. Esta área era antiguamente muy conocida por su producción de caviar. La ruta ciclista internacional Euro Velo 6 atraviesa el parque.

Lago de Plata & Golubac

Veliko Gradiste y Silver Lake son conocidos como El Paraíso de los Pescadores. La oficina de información turística de Silver Lake fue desarrollada como lugar ideal para el descanso en la naturaleza. Además de pesca, aquí se puede practicar la natación, pasear, montar en bici y, gracias al viento local, navegar y practicar kite-surfing. A unos 15 km. de Veliko Gradiste, cerca del pueblo de Zatonje, hay un centro especializado en parapente.

La ciudad vecina de Golubac es el centro de la navegación deportiva en Serbia. En este lugar, el Danubio parece un océano, alcanza los 6,5 km de ancho, permitiendo disfrutar de grandes extensiones de agua y vientos favorables. Parte de la orilla del río ha sido transformada en playas artificiales con el encanto añadido de estar rodeadas de naturaleza salvaje. Para los aficionados al senderismo, la ruta de Golubac discurre junto a la frontera del Parque Nacional de Djerdap. En esta zona hay un gran número de miradores naturales con unas vistas únicas, además del monasterio de Tumane, del siglo XIV, el lago y las cascadas de Ridan. Para completar la experiencia, ninguna visita debe acabar sin un paseo en barco con el que disfrutar de vistas panorámicas de la zona.

Otras visitas indispensables son Vinimacium (antigua capital de la provincia romana de Moesia Superior), la fortaleza de Golubac y el fuerte de Ram. La ruta ciclista europea Euro Velo 6 también pasa por esta región.

Beljanica

Un buen comienzo para el tour por Beljanica es el refugio de montaña de Lisina. Desde aquí, el camino se dirige a la cumbre, pasando primero por los huertos y las praderas y, luego, adentrándose en los densos hayedos, donde la pendiente empieza a hacerse más pronunciada. Al pie de la montaña se encuentra el Veliko Vrelo (Gran Manantial Cálido) y Veliki Buk (Grandes Cascadas), ambos monumentos naturales protegidos. Los más aventureros disfrutarán con la posibilidad de descender a la base de la cascada. Aquí se produce un fenómeno natural único: el manantial de Krupajsko y la espaciosa cueva de Resava, abierta al público durante todo el año.

El monasterio de Manasija-Resava, joya arquitectónica del Medievo serbio, es una visita obligada en cualquier tour por Resava. Bajo la falda norte de Beljanica se halla el manantial cálido de Mlava, otro atractivo destino turístico. Su corriente, limpia y de reflejos verdosos, fluye hacia la superficie desde el manantial más profundo de Europa.

Montañas Kucaja

Las montañas de Kucaj y sus alrededores presentan un buen desafío para los amantes de la espeleología. Además, este lugar es también prefecto para los aficionados a la naturaleza virgen. Lazarevo es uno de los cañones más inaccesibles de Serbia, un verdadero paraíso para la escalada. El cañón esconde más de 70 puntos para la espeleología, siendo los más importantes la cueva de Lazar y Vernjikica. Lazar está acondicionado para el acceso de turistas. Su belleza radica en su espacio y sus formaciones naturales (La Fontana, El Albergue Imperial, Conductor u Orquesta). Un pequeño sendero conecta Lazar con la cercana cueva de Vernjikica, conocida por sus grandes salas. Las más interesantes de ellas son la Sala del Coliseo, una de las más altas y amplias de Serbia, y la Sala de Vilingrad, rica en ornamentos naturales e inusuales formaciones rocosas.

Otra joya subterránea de la región es la cueva de Bogovina, localizada en los límites surorientales de Kucaja. Es una de las cuevas más largas de Serbia (unos 6 km.) y es rica en ornamentos naturales.

Homolje

La cueva de Ceremonsja está situada en la falda noroccidental de Homolje, al pie de su pico más alto, el Gran Shtubeja. A unos 15 km. de Kucevo, una moderna carretera llega a la cueva. Esta es una de las cuevas más hermosas de Serbia, conocida por sus grandes salas adornadas con ornamentos minerales. Ceremonsja ofrece un recorrido turístico circular que permite disfrutar mejor de la sensación de espacio. Otra carretera une Ceremonsja con la cima del monte Homoltja, donde se puede disfrutar de unas vistas espectaculares: el llano de Pomoravlje, la ondulante Sumadija y las pronunciadas laderas del sur de los Cárpatos, en la vecina Rumanía. El área que rodea Kucevo es conocida por el dorado río Pek, mencionado en muchas crónicas, registros de viajes y libros. El río Pek esconde una sorprendente riqueza en su lecho: pequeñas partículas de oro. Para buscar oro de la forma tradicional se puede tomar parte en los Homolje Mofits, evento en el que, cada año, los participantes buscan oro con sus bateas en las orillas del río. Esta es una buena manera de disfrutar de una experiencia singular y una oportunidad única de acercarse a las sensaciones de la “fiebre del oro”.

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil