Serbia. Ruta por Tara, Mohra Gora, Zlatibor, Zlatar...
Serbia
Vive en esos lugares elegidos en los que la espiritualidad sigue invadiéndolo todo. Tara, Mokra Gora, Zlatibor, el cañón del río Drina y el río Uvac son algunos de esos enclaves mágicos.
Els Blaus de Roses

serbia, serbia. ruta por tara, mohra gora, zlatibor, zlatar...

TARA, MOKRA GORA, ZLATIBOR, ZLATAR...


La palma de la mano del mundo

Nuestras vidas transcurren cada vez más alejadas de la naturaleza. Cercados en el mundo de hormigón armado de las ciudades, no hay lugar ni para el sosiego ni para el contacto con el instinto. Hace ya mucho que dejamos de creer en los milagros. Porque la esfera de lo místico y de la imaginación dejó de estar presente en nuestro día a día para no volver. Pero eso no quiere decir que haya muerto. Vive en esos lugares elegidos en los que la espiritualidad sigue invadiéndolo todo. Tara, Mokra Gora, Zlatibor, el cañón del río Drina y el río Uvac son algunos de esos enclaves mágicos que permiten al ser humano reconciliarse con sí mismo.

PARQUE NACIONAL TARA

La singularidad de Tara no está ni en la altura de sus riscos ni en su tamaño. Tara no entiende de cifras, pero esta montaña es tan vieja como el mismo cielo. Su línea de la vida atraviesa y rebosa la palma de la mano. Arrullada por los bosques de coníferas, entrecortada por arroyos, adornada por campos silvestres y cultivados, Tara tiene belleza para repartir. En sus tierras encontraremos todo un glosario de raras especies de flora y fauna que viven acompañadas de arroyos montaraces, cañones y lagos. Este patrimonio ha llegado inalterado hasta nuestros días gracias al celo con el que los lugareños lo han protegido, sabedores de que esta tierra es una de sus mayores riquezas. Tara se encuentra en la parte occidental de Serbia y pertenece al cinturón Dinárido interior. Tiene una longitud de 50 km., 22 km. de ancho y una altura media de 1.200 m. sobre el nivel del mar. El pico más alto, Koziji rid (“Roca de Cabra”), alcanza los 1.591 metros.

Los atractivos de Tara son muchos. En ella se puede disfrutar de parajes naturales ecológicamente protegidos, de un sistema montañoso moderadamente elevado sobre el nivel del mar, estaciones de esquí –Predov krst (“Cruz de Predo”)- o un gran lago artificial –Perucac-. Tara, además de constituir uno de los paisajes más llamativos de Serbia, es considerada como uno de los lugares más espectaculares dentro de Europa y del mundo en general.

La zona cuenta con un Parque Nacional cubierto en un 80% por distintas especies de árboles, entre las que se encuentran abetos, cipreses y hayas. También alberga una extensa variedad de árboles autóctonos, como la picea omorika, o picea de Serbia - un avellano típico de la región-, el tejo o el acebo. Además, este Parque Nacional contiene una rica variedad de especies botánicas poco comunes: Derventa de Pancic, aquilegia de Nikolic, adenophora, corydalis amarilla, Pančićeva krupnolisna kozjača, euphorbia subhastata de Pancic, Daphne Blagayana Frey, peonias, helecho Blechnum spicant… Todas ellas fueron descubiertas por Josif Pancic (Panchich) en las laderas de Tara.

El bosque cuenta con una gran variedad de fauna. En ocasiones se pueden ver osos pardos y gamuzas, así como águilas y halcones volando en su cielo. También cabe destacar las más de 250 especies de hongos, entre las que se encuentra el hongo más peligroso de Europa. La orografía del terreno de este Parque Nacional hace de él un punto muy atractivo para la realización de actividades de ocio al aire libre. Sus suaves desniveles son propicios para dar paseos a caballo, realizar senderismo y practicar numerosos deportes. Cuenta con 18 rutas diferentes, con una longitud total de 120 km., registradas en los mapas de montaña que se pueden adquirir en los diferentes puntos de información del Parque.

Además, Tara cuenta con un gran número de yacimientos arqueológicos que van desde la época neolítica hasta el Medievo. En ellos podemos encontrar desde los restos de la fortaleza medieval de Solotnik hasta el Monasterio Raca del siglo XIII, legado del rey Dragutin Nemanjic. Para los amantes del ciclismo, cabe destacar la denominada Tarocicleta, compuesta por 27 rutas ciclistas. En total estas rutas recorren 420 kilómetros que permiten atravesar y disfrutar de hermosos paisajes.

Parque Nacional Tara
Zaovine - Picea Omorika de Pančić

En las cercanías de la aldea Zaovina encontramos un espectacular lago del mismo nombre. Este lago se originó gracias a la construcción de la presa Lazici en el río Beli Rzav. Zaovina es célebre por ser el lugar en el que se encontró una nueva especie arbórea, la Picea omorika de Pancic. Este descubrimiento se realizó en 1875, en el caserío Djurici, de la mano del conocido botánico Josif Pancic, quien denominó a esta nueva especie de conífera Panciveva omorika (Picea omorika). El lago Zaovine y el cañón Beli Rzav son unos lugares magníficos para la pesca. En ellos se pueden encontrar truchas californianas y de arroyo, chondrostomas, barbos… Los miradores de Zmajevac, Bela Voda y Gavran son un perfecto enclave para descansar después de un largo paseo por los alrededores del lago.

Cerca de 600 especies vegetales, 55 de las cuales se encuentran en la Lista Roja Preliminar de la flora de Serbia, y otras 15 son especies protegidas que por su rareza (flor de las nieves, sub-endemitas aquilegía de Nikolic, euphorbia campestre de Pančić, y representantes de la familia de las orquídeas) constituyen una riqueza botánica para Zaovina. Otro punto clave es Ravna stena o Grad (“Roca Plana” o “Ciudad”), situado en el valle Belo Rzav. Se trata de un monumento natural de la época Kotromanic que cuenta con una particularidad, en él anida el halcón gris, una especie autóctona de los Balcanes. Zaovine es también el único hábitat natural de una especie endémica de saltamontes: el saltamontes de Pantic.

Lago Zaovine
PARQUES NATURALES, ŠARGAN - MOKRA GORA

Viajar a Mokra Gora constituye una auténtica evasión para los sentidos. Situada entre dos montañas (Zlatibor y Tara) y tres ríos (Rzav Blanco, Rzav Negro y Kamesina), Mokra Gora ha sido desde siempre la puerta de entrada de una multitud de pueblos antiguos y tiene un pasado más vinculado al agua que a la tierra firme. Prueba de ello son los restos fósiles de corales, erizos marinos, caracoles, conchas, estrellas de mar y algún que otro diente de tiburón que indican que en algún momento esta región fue parte del mar. Y es que todo indica que hace noventa millones de años allí se asentaba el conocido como Mar Tetis. Los ricos bosques de coníferas son una de sus bellezas. En la zona denominada Jejinjak se alza un pino gigantesco que es uno de los mayores árboles en Serbia y quizá también de Europa. Tiene una altura de 50,5 metros y un diámetro de l,70 metros.

Otro gran atractivo de Mokra Gora son las milagrosas y cálidas aguas termales que fluyen por sus tierras. El poder curativo de estas aguas se ha transmitido de generación en generación, y aún hoy permanece entre los locales como el secreto más valioso de estas tierras mágicas. Los distintos manantiales, como la fuente de Bela Voda (“Agua Blanca”), Cesma – rica en seleno-, Dulova Voda (“Agua de Dule”), Radovanova Voda (“Agua de Radovan”) –agua salada- y Glisova Voda (“Agua de Gliso”)- agua sulfúrica-, han demostrado sus resultados en el tratamiento de diferentes enfermedades.En la región de Mokra Gora también se encuentra la aldea Kreman. Las profecías realizadas por uno de sus habitantes, Mitar Tarabic, a finales del siglo XIX, asustaron hasta a los más escépticos cuando muchas de ellas se hicieron realidad. Una de estas profecías aludía precisamente al hoy conocido como Sargan Eight, una línea ferroviaria de vía estrecha que no existía en tiempos de Tarabic: ''Pasarán muchos años, y la gente recordará el camino de hierro, y de nuevo se renovará este paso. Por este camino de Visegrad no viajará la gente por trabajo o necesidad, sino que lo hará por diversión, descanso y placer.” Y la profecía se cumplió. El Sargan Eight es el museo turísticoferroviario más atractivo de Europa, y es considerado como una obra maestra dentro de las vías ferroviarias estrechas del mundo.

Las laderas de Mokra Gora cuentan con una curiosa aldea que responde a dos nombres diferentes Mecavnik, Drvengrad o, como la llaman con frecuencia los mismos lugareños, la aldea del profesor. Esta aldea es una ingeniosa creación, que parece sacada de un cuento de hadas, del célebre director de cine Emir Kusturica. Drvengrad no se puede pasar por alto y es de obligada visita. En la actualidad Mokra Gora es una aldea de montaña constituida por aproximadamente 500 casas. Es extraordinaria para la pesca y para el turismo rural, ya que en esta región boscosa crecen los pinos blanco y negro, el abeto, el espino blanco, el roble y el carpe, y en los ríos Rzav Blanco y Rzav Negro se puede pescar truchas, gobios y cachos. Entre las numerosas especies animales que habitan esta región están el oso pardo, los lobos, las gacelas, el águila real, la abubilla y la nutria. La región es conocida también por la apicultura; la miel que se origina en esta región está entre las mejores de Serbia. Mokra Gora es también una de las pocas aldeas en las que sus gentes todavía se dedican a la producción de alquitrán.

Paisajes Excepcionales Kamena Gora (“Monte Pétreo”)

En el extremo suroeste de Serbia, a lo largo de la frontera con Montenegro, se encuentra la ondulada superficie montañosa de Kamena Gora. Y en ella los numerosos cruces de caminos de las antiguas rutas comerciales y las hermosas fuentes de Kovcica, Traja y Kovceg. Hay muchas cosas que ver en este marco tan singular: el valle del desfiladero del río Gracanica, los restos del monasterio Zitin, las numerosas construcciones étnicas… Kamena Gora es un paisaje especial y nada común.

Cañón del río Uvac
El Cañón del Drina

El Cañón del Drina, conocido por los amantes del rafting, es uno de los cañones más profundos del mundo (en determinadas zonas llega hasta los 1.000 metros). En él podemos encontrar, además de la Omorika de Pancic, que ha sabido adaptarse a las inclinadas pendientes del cañón, el labiérnago negro, el carpe negro, el pino negro y el aciano de Derveta y Dobruina. En el cañón habitan distintas especies de animales como el oso pardo, característico del este de Bosnia y de la Serbia occidental. El lago Perucac surgió a raíz de la construcción de la central hidroeléctrica de Bajina Basta. Sus orillas y playas invitan a la práctica de la natación, la pesca y la navegación en barca, canoas o en barcos de pedales.

En las cercanías de la aldea de Perucac discurre el que es posiblemente el río más corto del mundo. Tiene exactamente una longitud de 365 metros, y muchos dicen que el río Vrelo “tiene la longitud de un año”.

Ticije Polje (“Campo de Pájaro”)

Bajo la montaña de Ozren, a 1.000 m. sobre el nivel del mar, está situado Ticije Polje (“Campo de Pájaro”). Este lugar, a 12 km. de Brodarevo, es un auténtico museo etnográfico viviente en el que la tradición se conserva en cada esquina. Las casas con techos de madera, las cabañas, y edificios con techos de paja conviven en perfecta armonía con la vida cotidiana de los lugareños. En las proximidades de Ticije Polje se encuentran los monasterios medievales Davidovica y Kumanica, así como también los imponentes cañones de los ríos Lim y Dubocic.

ZLATIBOR

Varias casas monárquicas fueron las pioneras en disfrutar de Zlatibor como lugar de descanso. Y es que esta zona, ubicada en el mismo corazón de Serbia, tiene la peculiaridad de que en ella confluyen dos grandes corrientes de aire, la procedente del Mar Mediterráneo y la procedente del continente. Aquí es donde florece la famosa rosa de los vientos. Con un microclima de temperaturas cálidas, Zlatibor tiene un gran número de días soleados durante todo el año y una buena presión atmosférica, lo que influye beneficiosamente en la salud de las personas que la habitan. Por todo ello, Zlatibor está considerada desde el siglo XVII, cuando los visitantes comenzaron a ir allí para descansar, como un “balneario de aires”.

Sin embargo, el verdadero turismo no llegó a Zlatibor hasta que en el año 1893 fue visitada por el rey Alejandro Obrenovic, quien habilitó allí su casa de verano e impulsó la zona como destino de descanso. Con el beneplácito del rey se inició el desarrollo turístico en esta región, y aún continúa ahora, 100 años más tarde. Zlatibor ostenta en la actualidad el título de ser el centro turístico de montaña más visitado y con mayor grado de desarrollo de Serbia.

Esta área montañosa se ha convertido en un destino turístico de primer orden gracias a sus muchos atractivos: clima agradable, amplias colinas, exuberantes pastos, abundante agua en sus arroyos, prados y cimas, praderas, acantilados y barrancos, sin olvidar las zonas de Tara y Sargan, los taludes orientales de Murtenica o el simbólico río de Sušica, y más allá, Uvac con sus muchos rápidos. Sus bosques de pinos blancos y negros, abetos, pinos y hayas es el hábitat natural de herrerillos capuchinos, totovías, lobos o zorros.

En las proximidades de la aldea Rozanstvo se encuentra la caverna de Stopic, un singular monumento natural. Con una longitud de 2.000 m. y una bóveda que se eleva hasta los 50 m. de altura, Stopic se caracteriza por sus gours, cubículos que se originan en las piedras debido a la acumulación de agua que, al desbordarse, se desparrama originando una singular cascada. Además, en las profundidades de esta caverna desaparece el riachuelo Ponor. Otro de los sitios emblemáticos de Zlatibor es el Museo al aire libre ¨Staro Selo’’ (“Aldea Antigua”), en Sirogojno. Realmente es difícil encontrar una zona de montaña que conquiste y seduzca a la gente tanto como Zlativor.

Otoño en el monte Zlatar
ZLATAR

Gracias a sus tupidos bosques de coníferas y al aire montañoso rico en ozono, Zlatar ostenta el merecido título de “fábrica de glóbulos rojos’’. Que el aire de la montaña de Zlatar es medicinal se ha sabido desde siempre. Precisamente aquí, desde antiguo, los griegos y los romanos construyeron sus colonias para beneficiarse de dichas propiedades. También habitó la zona la dinastía real de los Nemanjic, de la que queda como legado el Monasterio de Milesevo del siglo XIII.

La montaña de Zlatar tiene 22 km. de largo y 12 de ancho, y se encuentra ubicada entre Lim, Bistrica, Nova Varos y Pester. La ladera norte se desliza suavemente hacia los valles del Uvac, mientras que la parte sur es bruscamente cortada por la garganta del río Milesevka. Este río se caracteriza por ir dejando tras de sí abruptos desfiladeros calcáreos entre las regiones montañosas de Zlatar y Jadovnik.

Zlatar es uno de los destinos clásicos para los amantes de la pesca. Pero su atractivo también está calando últimamente entre los aficionados a la bicicleta y al senderismo, gracias a la señalización de sus senderos e infraestructuras. Los meandros del cañón del Uvac, posiblemente una de las imágenes panorámicas más hermosas de Serbia, son el hábitat natural del buitre leonado, uno de los más grandes de Europa. La reserva natural de Uvac surgió fundamentalmente para proteger y propiciar la reproducción de esta especie de rapiña en peligro de extinción. La zona cuenta con tres lagos artificiales que se crearon a mediados del siglo pasado en tres puntos distintos del río: el lago de Uvac, el lago de Zlatar y el lago de Radoinj. Los lagos poseen una rica variedad de peces, y en algunas zonas se encuentran los lugares de desove de la trucha de arroyo, el barbo y la trucha del lago.

Cueva Stopica
Lim

Etimológicamente el nombre del río Lim proviene del término latino “limes’’, que significa límite. A lo largo de la Historia, el Lim fue frontera entre los Imperios Romanos de Occidente y de Oriente, el Imperio Otomano y el Imperio Austrohúngaro. El río nace en las faldas de Prokletija y termina como afluente del Drina, recorriendo a su paso regiones de indescriptible belleza. En sus aguas verde esmeralda se practica, entre otros deportes de aventura, el rafting. Cuando llega la primavera el caudal está más bravo que nunca, convirtiéndose en un ser salvaje e impetuoso. Nada que ver con el verano, en el que el río descansa de tanto esfuerzo y dormita apaciblemente sobre su rico lecho. En un momento u otro recorrer el Lim supone un emocionante viaje en el que se conjuga una naturaleza asombrosa con la práctica de rafting y de la natación.

Paseo en canoa por el río Uvac
VACACIONES ACTIVAS

Parque Nacional de Tara

Tara ofrece numerosas oportunidades para disfrutar de la Naturaleza. Los paseos, el senderismo, el ciclismo y la equitación son actividades que permiten el acceso a todos los impresionantes miradores habilitados. Los más famosos son Biljeska Rock, Banjska Rock, Kozja Rock, Crnjeskovo, Zboriste, Sjenic y Omar. Existen tres rutas acondicionadas: la de Raca comienza en el monasterio del mismo nombre y, pasando por la orilla derecha del río, lleva hasta la entrada de la Reserva Natural de la Garganta de Raca; la ruta de Jarevac comienza con un cómodo camino que cruza las praderas y se va escarpando hasta llegar al área de picnic de la presa de Jarevac; la ruta educativa de Banjska Rock empieza en Mitrovac y llega hasta la Reserva de Pod Gorusica.

El río Drina ocupa un lugar especial en la oferta turística de la región. Su cañón puede ser explorado mediante un viaje en barco o alquilando canoas. El lago Perucac cuenta con una playa ajardinada en la que, en los meses de verano, se puede nadar y practicar deportes acuáticos. La pesca y el rafting son muy populares en esta zona.

Sargan-Mokra Gora

Sargan-Mokra Gora es el punto de partida del más popular y atractivo tren clásico de Serbia. El viaje en este ferrocarril de vía estrecha es una parte indispensable de la oferta turística del país. La segunda visita obligada en Mokra Gora es el pueblo de Dvengrad, el complejo multiétnico y ecológico construido por el famoso cineasta serbio Emir Kusturica. A menos de ocho kilómetros de Dvengrad se encuentra la estación de esquí de Iver, que cuenta con cuatro pistas. También hay un museo del ferrocarril en Mokra Gora, además de lugares perfectos para pasear, especialmente las rutas que llevan hasta los manantiales de agua medicinal.

Existen varias rutas para explorar la montaña, las más interesantes son: Mokra Gora-Sargan-Brezovice (de 15 km.), Mokra Gora-Zmajevac-Zborishte (de 14 km.) y Mokra Gora-Bela Voda-Jatarice (de 3,5 km.). La caza y el ciclismo también se pueden practicar en Mokra Gora.

Zlatibor

Una de las formas más populares de explorar Zlatibor es caminar por sus bosques. Hay varias rutas acondicionadas para el senderismo que llevan hasta el monumento de Chigota, el Cañón de Rzav, Gradita, Oka, Crni y el lago Ribnica. El centro de información turística de la montaña cuenta con instalaciones deportivas (fútbol, baloncesto, tenis, etc.), piscina interior y exterior, gimnasio y centro de fitness. Todos los años se organizan campamentos deportivos, así como escuelas de parapente, tenis y natación. En Zlatibor también se pueden tomar clases de equitación e ir a pescar a los ríos y arroyos de la montaña o al lago Ribnica. Otro de los grandes puntos de interés turístico de la zona es la cueva de Stopica. La estación de esquí de Tornik tiene cuatro pistas (Cigota, Tornik, Ribnica y Zmajevac) y permite la práctica de descenso, skateboard y esquí alpino.

Otras actividades que realizar en Zlatibor son el ciclismo, la monta o el remo en el lago artificial. También se organizan foto-safaris y excursiones de pesca.

Uvac

La Reserva Especial de la Naturaleza de Uvac atrae visitantes interesados en la observación del buitre leonado, especie protegida. También es un buen lugar para practicar senderismo, espeleología o remo. Recientemente, la Reserva ha empezado a organizar tours en catamarán por el lago. La pesca deportiva es otra de las actividades que completan la oferta turística.

Prijepolje

Prijepolje y sus alrededores ofrecen una gran variedad de actividades para los amantes de la Naturaleza y los aficionados a los deportes de riesgo. El río Lim, con su rápida corriente, atrae por igual a aficionados al rafting y pescadores. Entre los fenómenos naturales de la región se encuentra el Cañón del río Milesevka, un seductor destino para los entusiastas del senderismo. La ruta tiene 21,5 km. de largo y lleva desde el cañón hasta el monasterio de Milesevo. La oficina de turismo pone a disposición del visitante guías especializados.

Kamena Gora, con su belleza natural, es otra de las joyas de la zona. Cuenta con una red de caminos señalizados de 80 km, lo que hace de este un destino perfecto para el ciclismo de montaña y el senderismo. Prijepolje es también un buen lugar para practicar parapente, con varias bases de lanzamiento (una de ellas en Kamena Gora). En la zona se organizan también escuelas de orientación en campo abierto, campamentos ecológicos y campamentos de deportes extremos.

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil