Serbia, recorrido por sus montañas más altas: Kopaonik, Golija, Goc, Zeljin y Stolovi
Serbia
La belleza es difícilmente aprehensible. Esquiva y mística, se cuela en nuestras vidas para volver a salir cuando menos nos lo esperamos. Y alumbrados por ella nos relajamos a un disfrute condenado a la muerte temprana
Els Blaus de Roses

serbia, serbia, recorrido por sus montañas más altas: kopaonik, golija, goc, zeljin y stolovi

LAS MONTAÑAS MÁS ALTAS DE SERBIA: KOPAONIK, GOLIJA, GOC, ZELJIN, STOLOVI


La belleza es difícilmente aprehensible. Esquiva y mística, se cuela en nuestras vidas para volver a salir cuando menos nos lo esperamos. Y alumbrados por ella nos relajamos a un disfrute condenado a la muerte temprana. En nuestra búsqueda constante de la belleza hay valores seguros que están llamados a cautivarnos. Algunos de éstos son las legendarias montañas de Kopaonik, Golija, Goc, Zeljin, Stolovi, Pester e Ibar.

PARQUE NACIONAL KOPAONIK

Kopaonik es el macizo más grande de Serbia, abarcando más de 80 km. de largo y llegando a los 40 de ancho en su parte central. Kopaonik es conocido como “El techo de Serbia” porque alberga algunos de los picos más altos del país, como el Pico de Pancic (2.017 m. y hogar del Mausoleo de Pancic), Karaman (1.934 m.) y Gobelja (1.834 m.). Cordillera de inmensa belleza, debe su nombre (“lugar de prospección”) a la gran riqueza mineral que esconde en su seno. Desde hace siglos, los hombres han extraído hierro, plomo y zinc del corazón de la montaña. La actividad volcánica y los minerales fundidos a muy altas temperaturas y presión hicieron de la “Región Minera de Kopaonik” una reserva de metales preciosos, como la plata y el oro, y de minerales como la wollastonita y la fluorita. Otro popular apodo para este macizo es el de “Montañas del sol” ya que, en las cumbres de Kopaonik, el cielo está despejado alrededor de 200 días al año.

Parque Nacional Kopaonik
Su paisaje alterna cimas afiladas con suaves praderas, valles y bosques mixtos, tanto caducifolios como perennifolios. Entre las especies vegetales y animales de relevancia catalogadas en Kopaonik, se encuentran el mastuerzo amargo de Pancic, la violeta de Kopaonik, la siempreviva de Kopaonik, el águila real, el halcón peregrino, la alondra cornuda, la totovía, el piquituerto común o el gato montés. En las zonas más frías y altas de las montañas vive el saltamontes serbio. La familia de los hongos está representada por 219 especies, incluyendo famosas variedades comestibles: boletus, rebozuelos dorados, colmenillas, parasoles, champiñones y gírgolas. Por sus niveles de precipitación relativamente bajos, Kopaonik no cuenta con el nacimiento de ningún gran río, pero alberga una densa red de pequeños arroyos que tienen su origen en varias fuentes, algunas de las cuales tienen propiedades medicinales. Los manantiales más visitados de Kopaonik son Marina, Krcmar, Pajino Preslo, Sycamore Fountain y Kaznovske Bacije. A lo largo del curso del río Samokovska, la mayor arteria fluvial de Kopaonik, se forman numerosos rápidos y saltos de agua. En el río Zaplaninska se encuentra la Cascada de Jelovarnik.

En el área también existen numerosos lagos, como el Semetes, el más grande de ellos. En los alrededores de Kopaonik hay varios spas, lo que viene a confirmar las excelentes condiciones para la salud que tiene la montaña. Los más famosos son Joshanicka, Lukovska y Kursumlija. El parque cuenta con rutas de senderismo, áreas de picnic (como Metodije, Kadijevac, Puente Djordjov), rutas por los monasterios y santuarios medievales (Studenica, Sopocani, Pilares de Djurdjevi y Gradac), rutas del vino (en Aleksandrovachka Zupa, famoso por su vino y su brandy) e instalaciones para el rafting en el río Ibar (con tour incluido por la ciudad medieval de Maglic). Aunque al principio fue desarrollado como un centro de turismo de invierno, el permanente enriquecimiento de actividades ha asegurado la llegada de visitantes durante todo el año. En los pueblos de la zona la gente es hospitalaria y amable; es muy frecuente que inviten a los viajeros a probar la deliciosa conserva de arándanos que preparan.

Acantilados blancos del Monte Kopaonik
PARQUE NATURAL GOLIJA

Belleza por doquier, naturaleza bien conservada, riqueza animal y vegetal, manantiales, ríos y arroyos de agua clara, monumentos históricos e historia firmemente arraigada, han hecho que el Parque Natural de Golija haya sido declarado por la comisión de la UNESCO la primera Reserva de la Biosfera en Serbia.

Golija, la cordillera más alta del sur-oeste de Serbia, tiene la forma de una S gigante. Mide 32 km. de largo y su cumbre más elevada es Jankov Kamen (1.833 m.). Este pico debe su nombre a la leyenda según la cual Jankov Sibinjanin, a su vuelta de la batalla de Kosovo en 1389, colocó un obelisco de piedra en la cima de la montaña. Muy poco poblada, con muchos caminos de tierra y hierba como una tela de araña que cruza los densos bosques, Golija mantiene su apariencia salvaje, indómita y desaliñada. De hecho, ésta es la fuente de su belleza.

Llamada también “Montaña del agua”, hay más de 100 manantiales en sus laderas. Golija es una de las pocas cordilleras de Serbia en las que se puede observar el efecto de un glaciar. Además, hay dos lagos pintorescos: Dajicko y Okruglica. Bajo el pico de Crepuljak se encuentran los lagos Pequeño y Gran Kosanin, bautizados en honor al gran botánico e hidrobiólogo serbio Nedeljko Kosanin, que estudió la naturaleza de la región durante años. Golija está cubierta de una extensa masa forestal, generalmente hayedos, aunque hay zonas que tienen características parecidas a las de los bosques húmedos. En sus laderas abundan los pastos y prados. También hay bosques de abetos en los que se conservan varias turberas con ecosistemas específicos y muy singulares. La cordillera cuenta con varias muestras de flora terciaria.

De las más de 900 especies vegetales de la zona, las que más destacan son las plantas endémicas protegidas, como el sicomoro, que sobrevivió a la Era Glacial y aún se conserva en su entorno original. Otras especies de importancia son el acebo, la pícea bedrenica de Pancic y el tomillo Adamovic. Otras áreas botánicas significativas en el monte Golija incluyen bosques de coníferas de hoja larga junto a abetos sub-alpinos. Golija es uno de los centros de diversidad ornitológica más importantes de Europa. En sus bosques viven 45 especies catalogadas como singulares y unas 90 especies candidatas al Libro Rojo de las Aves de Serbia, lo que da una idea aproximada de su relevancia como Reserva de la Biosfera. El resto de la fauna local se limita a especies comunes en el resto de las montañas serbias: zorros, liebres, jabalíes y ciervos.

La belleza de la cordillera y el área que la rodea atrajo a los hombres desde tiempos antiguos. Los gobernantes serbios ya construyeron asentamientos aquí en los siglos XII y XIII. Hoy, los habitantes de Golija viven en completa armonía con la Naturaleza. Pequeñas agrupaciones de casas de madera en las praderas, faldas o tierras bajas son el hogar de personas que se dedican a la madera, al ganado y a la apicultura. La protección de la montaña está integrada en la cultura local. Reza el dicho popular: “Si todos los hombres supiesen que cada árbol es suyo, nunca los cortarían”.

Studenica

Desde su creación hasta hoy, Studenica ha sido considerado el monasterio más importante de la Iglesia Ortodoxa Serbia, además de haber sido incluido en la lista protegida de la UNESCO. Está ubicado junto al pequeño río del mismo nombre, que desemboca en el Ibar a unos 10 km. De un complejo trabajo arquitectónico y artístico, técnicamente maestro, esta iglesia consagrada a la Virgen cuenta con esculturas decorativas en piedra y frescos llevados a cabo por los artistas más relevantes de su tiempo.

Río Ibar
RÍO IBAR

La garganta del río Ibar, uno de los más largos y hermosos de Serbia, es famosa por su entorno natural, en especial por sus pinos negros de más de 170 años. El “Guerrero de pino y piedra”, monumento dedicado a las guerras de 1912-1918, corona una roca sobre las frías y veloces aguas del río. Todos los aficionados al montañismo, la naturaleza y, sobre todo, a las aguas rápidas, pueden practicar rafting en el río Ibar. La parte más excitante del descenso es el tramo entre la confluencia del Ibar y el Studenica y la ciudad medieval de Maglic.
La garganta del Ibar es también conocida como el “Valle de las Lilas”. La historia se remonta al año 1250, aproximadamente, cuando el rey serbio Urosh I Nemanjic tomó como esposa a Helena de Anjou. Como señal de bienvenida a la princesa francesa, el rey ordenó que se plantase de lilas todo el valle, gesto que la cautivó y ligó a Serbia para siempre.

GOC

Goc está situada entre los ríos Ibar y Morava Occidental, no muy lejos de los spas del Rey y Vrnjachka. El Pico Negro, de 1.543 m., es el más alto de esta cadena. La sierra cuenta con cerca de 650 especies vegetales, muchas de ellas con propiedades medicinales. Está cubierta en su mayoría de bosques de hayas y abetos, aunque también abundan los pinos de Goc, los robles y los arbustos bajos de hoja ancha. Otra especie a destacar, es un singular tipo de haya con tres troncos entrelazados que forman lo que se conoce como “el beso del haya”, un fenómeno que no sucede en ningún otro lugar de Serbia. Todo esto hace de Goc un atractivo destino para el turismo de montaña.

En las laderas junto al spa de Vrnjacka existen pequeñas instalaciones deportivas y seis rutas de senderismo de diferente dificultad y longitud. En invierno se abren las pistas de esquí, perfectas para esquiadores principiantes. Montañismo, parapente y pesca completan la oferta de actividades de Goc.

Jardín Bajina
STOLOVI Y ZELJIN

El nombre de “Monte Stolovi” deriva de la palabra serbia “sto”, “mesa”. Según la leyenda, el origen del nombre está en el siglo XIV, cuando el príncipe serbio Lazar Hrebeljanovic llegó desde Krusevac a esta montaña para cazar corzos y sus sirvientes fabricaron mesas y bancos de madera para la cena del rey y su séquito. En las zonas más bajas de Stolovi abundan robles, hayas, carpes, fresnos y tilos, mientras que en las cumbres es habitual encontrar bosques de coníferas. La montaña es rica en fresas silvestres, moras y arándanos. Uno de sus principales atractivos es, en primavera, el período en el que florecen los narcisos, que inundan el lugar de su olor.

Stolovi no tiene hoteles o albergues donde alojarse, pero es una buena excursión de un día para amantes de la Naturaleza, cazadores y ciclistas. Zeljin es otra hermosa montaña de la cordillera de Kopaonik. Está cubierta casi en su totalidad de bosques, excepto en las paredes de roca desnuda del río Ibar. Zeljin es popular entre aquellos que buscan paisajes salvajes y puros.

Pradera de Pešter
PESTER

La meseta kárstica del sur-oeste de Serbia es la mayor meseta del país y una de las más extensas de los Balcanes, elevándose hasta una altura de entre 1.100 y 1.250 m. En ella abundan la ganadería ovina y la industria de los lácteos, con productos de renombre como el queso de Pester. Escasamente poblada, Pester tiene un duro clima de montaña con vientos de estilo siberiano.

Sin embargo, incluso con estas condiciones extremas, muchas especies animales poco comunes y protegidas tienen aquí su hábitat, como el aguilucho cenizo y el guión de codornices. Con la salvedad del norte de Vojvodina, éste es el único lugar de anidaje del aguilucho cenizo en Serbia. La cigüeña blanca para aquí en sus migraciones. Esta área alberga plantas de hábitats húmedos muy raras en Serbia, como el trébol de pantano, la pedicularis palustris o la ruzmarinolisna urbae. La gran biodiversidad de Pester ha hecho que la zona sea incluida entre las Áreas de Importancia Internacional para aves, plantas y mariposas.

VACACIONES ACTIVAS

Parque Nacional de Kopaonik

Kopaonik es la estación de esquí más grande y famosa de Serbia. Cuenta con más de 50 km. de pistas, conectadas por una red de 23 elevadores y telesillas y con una capacidad total de 28.000 esquiadores por hora. También hay tres pistas homologadas para el eslalon y el eslalon gigante. Además de las pistas anteriores, en Ravan Kopaonik hay más de 20 km. de circuito para esquí de fondo y una zona dedicada al snowboard. Aparte de deportes de invierno, esta montaña ofrece una gran variedad de actividades para el resto del año, como pueden ser escuelas de baloncesto, tenis o equitación, campamentos infantiles, programas de fitness o rutas para senderismo. Una de las rutas destacadas para el senderismo es el Camino de Josif Pancic, que está dividido en dos, este y oeste. Tiene una longitud total de 46 km. (el tramo oriental dura unas 8-10 horas mientras que el occidental dura unas 10-12). La recompensa a tan largo camino es la vista del lago Semetes y sus peculiares islas flotantes desde las que, si sopla el viento, se puede apreciar el ondulante movimiento de las aguas. Otra ruta llega hasta los Estanques de Janko atravesando dos Reservas Naturales: la del río Samokovska y la de Janko. La ruta de la montaña llega hasta los yacimientos arqueológicos de Nebeske Stolice (poético nombre que significa “sillas celestiales”) que también ofrecen condiciones perfectas para el parapente, gracias a la gran concavidad de su relieve.

En las cercanías de Kopaonik y Golija existen importantes monumentos históricos que merece la pena visitar. Son, sobre todo, monasterios catalogados como Patrimonio Cultural por la UNESCO (Monasterio de Studenica, Stari Ras con la Iglesia de Petar, Pilares de Djurdje y Monasterio de Sopocani). Otros monasterios de interés son Zica, Gradac y Pavlica.

A través de escarpadas pendientes se alcanza la ciudad fortificada medieval de Maglic, desde donde se obtienen vistas impresionantes de la Garganta del Ibar. La zona es famosa por sus aguas medicinales y sus spas: Joshanicka, en la misma Kopaonik, y Mataruska, Vrnjacka y Bogutovacka en un radio de 80 km.

Río Ibar

El río Ibar es conocido por el evento denominado “Sonríe y baja el Ibar”, en el que los participantes realizan un rápido descenso por el río en cualquier tipo de embarcación, incluso caseras. El marketing entre la ciudad medieval de Maglic y el pueblo de Kraljevo es otro de los eventos de interés que se organizan en el río. Para los aficionados al remo, dos rutas ponen a prueba sus habilidades: Confluencia- Maglic y Maglic-Spa de Mataruska. El Ibar ha estado también tradicionalmente unido a la pesca; sus aguas contienen carpas, barbos, carpines y lucios.

Golija

En Golija el turismo todavía se halla en un primer período de desarrollo. Odvracenica es el punto que cuenta con más instalaciones: en invierno se abren las pistas de esquí (existen telesillas y elevadores) y durante verano se puede practicar baloncesto, balonmano o voleibol en el centro polideportivo. Una red de caminos habilitados lleva hasta Janko Kamen, el pico más alto de Golija. El río Golijska es otro de los lugares en el que se pueden encontrar alojamiento e instalaciones deportivas. El senderismo es otra de las opciones, con excursiones hasta los lagos de Ticar y Okruglica o los manantiales de Studenica y Moravica. En Golija hay cotos de caza con grandes poblaciones de gamos. La montaña es también un lugar perfecto para la recogida de hierbas medicinales.

Otra de las actividades de interés es la visita a la cueva de Hadji-Prodanov y el puente natural de piedra sobre el río Moravica, en el cercano pueblo de Ivanjica.

Goc, Zeljin y Stolovi

Goc no está especialmente desarrollado como centro turístico, pero ésta es la razón por la que se ha convertido en un destino excelente para aquellos que buscan soledad y un respiro de la ciudad. Cuenta con seis rutas señalizadas por las que caminar y recoger frutos silvestres y hierbas, todo mientras se disfruta del murmullo de los manantiales y arroyos que bajan de la montaña. En invierno, Goc cuenta con una pista de esquí con telesilla y dos pequeñas laderas de recreo. Una de estas laderas está iluminada, lo que posibilita esquiar de noche. En Goc también se encuentra la única pista de saltos de esquí de Serbia, de casi 30 m. de altura.

En Dobra Voda, la parte más bonita y densa del bosque de Goc, se ha construido un campamento infantil con instalaciones deportivas. Stolovi y Zeljin carecen de alojamientos, pero son excursiones atractivas para amantes de la Naturaleza, cazadores y ciclistas.

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil