Serbia, recorrido por los Lagos del Norte y Ribera Alta del Danubio
Serbia
Palić y Ludaš no son simplemente antiguos lagos, son conocidos como las “perlas de la llanura”, con sus meandros y brazos fluviales. Y es que la Ribera Alta del Danubio esconde una línea especial y mágica en la que se unen cielo y agua.
Els Blaus de Roses

serbia, serbia, recorrido por los lagos del norte y ribera alta del danubio

LAGOS DEL NORTE Y RIBERA ALTA DEL DANUBIO


Donde cielo y agua se juntan

Palić y Ludaš no son simplemente antiguos lagos, son conocidos como las “perlas de la llanura”, con sus meandros y brazos fluviales. Y es que la Ribera Alta del Danubio esconde una línea especial y mágica en la que se unen cielo y agua, una línea que detiene el pensamiento para, más tarde, liberarlo al infinito.

PARQUE NATURAL PALIĆ

En cualquier época del año, el Parque Natural Palić ofrece al visitante algo nuevo, irrepetible e inspirador. Este armonioso conjunto de arquitectura y naturaleza es un lugar ideal para unas vacaciones activas, con innumerables posibilidades para la práctica del deporte, desde los largos paseos a pie hasta montar en bicicleta bordeando azuladas aguas. Por eso, no es de extrañar que en los comienzos del Siglo XX Palić fuera considerado un centro veraniego de moda, al mismo nivel que Karlovy Vary u Opatija.

Parque Natural Palic
El lago en la llanura, de poca profundidad, tiene algo más de cinco kilómetros de largo. El cauce, que reúne aguas de los arenales, apareció como consecuencia de los vientos que soplan entre los arenales de Subotica y los bosques de Bačka. En 1840, cuando se descubrió que el agua y el barro del lago tenían cualidades curativas -“en el páramo donde los vientos reinaban, y el Sol quemaba a todo ser vivo”-, se construyó un parque.

El enclave del balneario natural de “El Gran Parque” ocupa una extensión de 19 hectáreas. Este oasis verde, de temperaturas cálidas, es el hogar para arces, fresnos, olmos, encinas, acacias, tilos, castaños silvestres, álamos, pinos salgareños o cipreses de los pantanos. Los jardines, de estilo barroco, están repletos de flores de temporada. En primavera, en esos lugares reinan los tulipanes, violetas, margaritas y claveles turcos, mientras que en otoño las protagonistas son las salvias, begonias y petunias. El parque fue diseñado siguiendo el modelo de los jardines ingleses. En vez de los clásicos pasillos rectos y simétricos, los senderos de Palic serpentean entre arboledas. Uno de esos senderos, el central, llega hasta la torre del agua “Vodotoranj”, situada en la entrada del parque, al lado de la Gran Terraza,“Velika terasa”, y el lago.

El Gran Parque constituye también un importante hábitat para los animales del bosque, además de para numerosas especies de pájaros. El lago Palić es también conocido por sus islas, en las que anidan numerosas aves de pantano. Los sonidos más llamativos de estas islas son sin duda los provenientes de las ruidosas colonias de garzas y gaviotas. Desde hace unos años, en las islas del lago construyen también sus nidos la gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus), único lugar del país donde actualmente habita esta especie.

Palić es un lugar de particular tranquilidad y belleza, con las playas del lago, los paseos por sus orillas, sus hoteles y su arquitectura que atrae la mirada a cada paso. El zoológico de Palić no es únicamente un santuario en el que los animales viven en su hábitat natural, sino que también presume de sus hermosos jardínes botánicos.

Un paisaje excepcional, Arenal de Subotica

Al norte de Bačka se encuentra el arenal de Subotica. Las dunas ondulantes que se pueden ver hoy fueron formadas en el periodo de los grandes movimientos de arena causados por el exceso de pasto. A finales del siglo XVIII se empiezan a plantar bosques de forma organizada en el arenal de Subotica. Hoy en día, una mezcla de bosques, estepas y pantanos, especialmente en las orillas del pequeño río Kireš, convierte este lugar en una reserva natural para algunas especies europeas en peligro de extinción. Restos de la antigua vegetación del pantano ofrecen testimonios de gran valor acerca de la flora de la llanura de Panonia en el pasado. Entre las rarezas naturales conservadas, es necesario mencionar la šafranjika (Bulbocodium versicolor). Esta planta es la mejor representante de la flora del arenal de Subotica, ya que crece únicamente aquí, no sólo en Vojvodina sino en toda Serbia. También hay constancia de la presencia de una rara especie de roedores: el perro ciego (Leucodon de Spalax). El número total de especies de aves encontradas en el territorio del arenal de Subotica es de alrededor de 170, lo que le ha valido para formar parte del programa internacional de conservación IBA (Important Bird Areas).

Reserva natural Selevenjske Pustare

Estas praderas nunca fueron urbanizadas y permanecen intactas como una hermosa tierra salvaje. Vastos prados se extienden hasta el horizonte, con alguna silueta de granjas o cortijos. Hoy en día, esta reserva natural de praderas de tipo Panonia está compuesta por 10 regiones que constituyen un mosaico de huertas, campos y viñedos, y está primordialmente destinada a la conservación botánica. Esta es la única zona de Serbia donde crece la arenaria del tipo Gypsophila, y también abundan en ella especies protegidas de orquídeas e iridácea. Los caminos señalizados del bosque de Selevenjske conducen a los visitantes por los más curiosos hábitats.

RESERVA NATURAL LAGO LUDAŠ

En el lago Ludaš, todo el esplendor de un hermoso paisaje de altos cañaverales brilla a cada paso. El lago de la estepa Ludaš es único en Serbia. Su cauce, de poca profundidad, fue formado por los vientos que soplan entre los arenales de Subótica y Backa’s Loessial Plateau. El lago Ludaš y sus praderas circundantes forman un extraordinario conjunto de humedales.

Es conocido por sus numerosas especies de pájaros, y también por ser un importante punto para el descanso y el alimento de las aves en su vía migratoria hacia el este. Las aves más conocidas y representativas de Ludaš son las aves de los pantanos, gracias a las cuales esta región está incluida en la Lista de Pantanos de Importancia Internacional. Entre las mismas destacan: la garcilla cangrejera y la garza roja; el avetoro común, el bigotudo y el carricerín real, y todas ellas construyen sus nidos en los cañaverales del lago. Como habitantes especiales de la zona también destacan nutrias, tortugas o especies raras de mariposas y de libélulas, así como especies de plantas en peligro de extinción como la orquídea salvaje o el junco bastardo.

Pero además de estos bien conservados tesoros naturales, las orillas del lago Ludaš también acogen un importante legado cultural, con sus yacimientos arqueológicos, la singular arquitectura de aldeas e iglesias, sin olvidar las diversas muestras de artesanía tradicional.

Rutas a caballo
Águila de cola blanca

El Águila de cola blanca (Haliaeetus albicilla) es el águila más grande de Europa, y la única de la especie Haliaeetus que vive en el continente. Dotada de un un gran pico y unas alas impresionantemente amplias, este ave puede pasarse horas planeando por las corrientes de aire caliente. En Serbia habita fundamentalmente en las zonas de grandes ríos.

Pastos de la gran avutarda

La gran avutarda (Otis tarda), uno de los pájaros más bonitos y más grandes de Europa, se encuentra en serio peligro de extinción. En Serbia apenas quedan 30 ejemplares de estos asombrosos pájaros, que habitan en los pastos situados entre las localidades de Mokrina, Jazova y Sajana, así como cerca de Banatski Aranđelov. En la actualidad se está trabajando activamente para la salvaguarda de esta pequeña parte de la región prehistórica de Panonia, de cara a que las generaciones futuras puedan disfrutar observando la entusiasta danza del macho de la avutarda cuando la primavera despierta los colores y los sonidos de la llanura.

Áreas protegidas Valles de los bosques de Krivaja

El sistema ramificado de valles de los bosques de Krivaja, en la fértil tierra de Bačka, conserva los restos de las amplias estepas de antaño. Desde el comienzo de la primavera hasta finales de otoño, el valle está cubierto con una alfombra de flores de varios colores. El paisaje lo conforman también pequeños bosques y lagos artificiales, donde los visitantes pueden cobijarse bajo la sombra de árboles centenarios en los parques que rodean los lujosos palacios de Panonia y Krivaja.
Una parte integrante de este conjunto es Zobnatica, conocida por sus cuadras de caballos de pedigrí, que cuentan con una tradición de más de dos siglos. Su hipódromo acoge las carreras de caballos más famosas de la región, y en él se encuentra, además, el Museo Ecuestre. En esta verde y cuidada zona se encuentra también el lago Zobnatičko, el oasis preferido de los amantes de la pesca.

RESERVA NATURAL SLANO KOPOVO

El mundo de los pájaros y la vegetación local son las principales características de Slano Kopovo, que en algunas fotografías tomadas desde el aire parece un lugar de otro planeta. La composición geológica del terreno confirma que esta pradera fue un día un meandro del río Tisa. Con el tiempo, el río cambió su rumbo, dejando pantanos, humedales y lagunas tras de sí. Slano Kopovo es uno de los pocos humedales salados que se conservan en esta región.

Sus numerosas especies de pájaros y su rara flora hacen de esta reserva un lugar de especial interés. A finales del siglo XX Slano Kopovo fue proclamada una de las Areas de Importancia Internacional para las Aves (IBA), y hasta la fecha han sido registradas en ella más de 200 especies diferentes. Durante el otoño, se reúnen aquí hasta 20.000 grullas, una cifra que sólo tiene parangón en unos pocos puntos de Europa. Slano Kopovo fue el último lugar en Serbia en el que anidó la malvasía o cabeciblanca, especie que se extinguió de estos parajes hace cuatro décadas. Varios puntos de observación se han construido en esta zona, desde los cuales se puede observar el incomparable mundo de los pájaros de Slano Kopovo.

Parque Natural Jegrička

Jegrička es un riachuelo originario de Bačka. Tiene 64 kilómetros de largo y por eso lo llaman – “el cordón umbilical de los humedales de Bačka“. El parque natural se extiende a lo largo de sus orillas y abarca cuatro municipios: Bačka Palanka, Vrbas, Temerin y Žabalj. Las orillas de Jegrička son famosas por tener las más hermosas “alfombras” de nenúfares blancos. El río posee una abundante riqueza animal, con muchas especies de peces, anfibios, reptiles y mamíferos. También es un oasis para los pájaros de las lagunas, y resulta especialmente importante también por el hecho de que en sus alrededores habite una especie en peligro de extinción: el porrón pardo (Aythya nyroka).

Ruta educativa, reserva natural ludas
RESERVA NATURAL LA RIBERA ALTA DEL DANUBIO

En la Ribera Alta del Danubio, a su paso por la región de Vojvodina, existe una insólita red de zonas inundadas en forma de meandros, brazos fluviales e islas que se extienden por toda la cuenca. Esta región, que se parece un poco a una isla independiente rodeada de campos y aldeas, continúa preservando y cuidando un gran número de especies de fauna y flora. Entre los más importantes habitantes de la Ribera Alta del Danubio, se encuentran el águila de cola blanca, la cigüeña negra y numerosos tipos de peces de río, que encuentran en los brazos fluviales y los cálidos bajíos del río las condiciones ideales para el desove. También se pueden encontrar raros mamíferos en peligro de extinción como la nutria y el gato montés. Además, también encontramos en esta región una de las últimas poblaciones del ciervo europeo en su hábitat natural de terrenos pantanosos.

Esta región ofrece buenas condiciones de vida para más de 280 especies de aves, especialmente para las de pantanos y humedales, así como para muchos somormujos, cormoranes, garzas, patos, gansos, gaviotas y charranes. Toda esta área está atravesada de brazos fluviales del Danubio, de aguazales, pantanos y grandes cañaverales. En las zonas más bajas se extienden las enormes praderas de altos ácoros y aguas cubiertas de ninfoides, tríbulos, nenúfares blancos y amarillos. Aquí crecen en abundancia especies raras de plantas como la violeta de agua, el pino acuático, la duela mayor, el lirio siberiano o la orquídea púrpura. La Ribera Alta del Danubio es también el hábitat natural del espino negro y de los enormes álamos negros, que en esta región llegan a alcanzar hasta 40 metros de altura. En esta zona pantanosa proliferan el roble y el tilo, además de servir de hogar al ciervo.

Cigüeña negra

Muy poca gente puede presumir de haber visto alguna vez una cigüeña negra, ya que estos pájaros son cautos y evitan a los humanos. La cigüeña negra tiene una peculiaridad: al contrario que la cigüeña blanca, que no tiene cuerdas vocales y sólo hace ruido con el pico, la cigüeña negra sabe cantar.

VACACIONES ACTIVAS

Palić

En Palić existen numerosas posibilidades de vacaciones activas: carriles asfaltados para ciclistas, pistas para correr alrededor del Gran Parque, pistas de tenis, mini golf, mini bolera. Aquí es posible practicar la pesca deportiva, montar a caballo, jugar al voley-playa, etc. Durante la temporada se puede disfrutar de las tres playas – Ženski štrand (la de mujeres), Muški štrand (la de hombres) o Peščana plaža (la de arena). Por el lago se pueden dar paseos en lancha, en catamarán, y también practicar la vela. Para los amantes de la Naturaleza existen programas de observación de aves y de foto-safari, mientras que los amantes de los deportes extremos pueden probar el desafío de volar en parapente a motor.

Ludaš

Con el objetivo de ofrecer a los visitantes una experiencia directa del entorno, el Centro de visitantes organiza diversos campamentos ecológicos y talleres en la Naturaleza. En Ludaš se pueden recorrer a pie rutas educativas, dar paseos en lancha o canoas, nadar, observar a las aves o, simplemente, escuchar el canto de los pájaros.

Kelebija

Su cuadra es conocida por la crianza de la raza Lipizzaner. Un lugar único para admirar la belleza de esta raza equina y practicar la equitación. La cuadra organiza excursiones y talleres en plena Naturaleza.

Prados de la gran avutarda

Bajo el eslógan “Conservemos la gran avutarda“, los responsables de esta reserva natural organizan rutas ornitológicas con las que acercarse al gran mundo de las aves en Serbia. La atracción más demandada es, sin duda, el poder observar de cerca a la gran avutarda, el pájaro más grande de Europa, que habita los prados desiertos de la llanura en la parte Norte de Banat.

Laguna de Okanj

La laguna de Okanj es un espacio de gran importancia para la protección de las aves en Serbia y un interesante reclamo para aficionados a la biología.

Slano Kopovo

La Oficina de Turismo ofrece excursiones organizadas a esta misteriosa laguna. Cuenta la leyenda que la laguna es lo único que queda del gran Mar de Panonia, desaparecido hace siglos. En Slano Kopovo se puede ver más de 200 especies diferentes de aves.

Valles de los bosques de Krivaja

Los pequeños bosques, antiguos parques y lagos de esta región son ideales para la caza y la pesca. Krivaja y Panonia poseen complejos deportivos para la práctica de deportes al aire libre y el turismo de recreo. Zobnatica es conocida por su cuadra de caballos y por los deportes hípicos.

La Ribera Alta del Danubio

La inmensa extensión de la Ribera Alta del Danubio, que está compuesta por varias regiones independientes -Monoštorski rit, Apatinski rit y las regiones de Štrbac, Kozara y Karapanđa – ofrece un gran número de posibilidades para vacaciones activas en la Naturaleza virgen. Es un espacio inspirador para los pescadores y para los amantes de las aves - la Ribera Alta del Danubio está en la lista de las Áreas Internacionales Importantes para las Aves (IBA). Por esta amplia reserva pasan dos rutas ciclistas: - la ruta internacional del Danubio y la regional «Panonski put mira» (El Camino de la Paz de Panonia).

Jegrička

En los maravillosos paisajes de Jegrička se puede disfrutar de varias formas. Existen tres zonas de recreo, rutas ciclistas y puntos de observación de pájaros. Los turistas también tienen la posibilidad de alquilar botes de remos. Jegrička es también un lugar muy atractivo para los amantes de la caza y de la pesca deportiva.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil