Segovia, itinerarios cicloturistas
Segovia - Castilla y León
Recorre en bicicleta la belleza patrimonial con la que cuenta Segovia y sorpréndete de los diferentes estilos arquitectónicos; todos ellos recogidos a lo largo de su historia.
Els Blaus de Roses

segovia - castilla y león, segovia, itinerarios cicloturistas

Pedaleando por Segovia

Introducción:
La provincia de Segovia tiene en sus templos el mejor exponente de su riqueza patrimonial por cuanto se dan cita las advocaciones populares y los distintos estilos arquitectónicos, todos ellos recogidos a lo largo de nuestra historia.

Esto es un motivo suficiente para proponer esta muestra de itinerarios como parte de la Gran Red Cicloturista Segoviana, con el objeto de recorrer en bicicleta y, por tanto, pedalear nuestros espacios en su conjunto. Sin embargo, el conjunto de itinerarios que se presentan por nuestras carreteras locales dentro de la provincia de Segovia se nutre de otros elementos arquitectónicos no menos importantes, como son los palacios y castillos, las ermitas y puentes medievales, o de orden menor, lavaderos, casas arrieras, fuentes y pilones, palomares y molinos. Todo ello no sería posible sin el entorno en el que se encuentra, es por ello, que nos encontramos una riqueza paisajística nutrida de los componentes botánicos, geológicos y faunísticos extraordinarios.

Así pues, estos itinerarios ofrecen al cicloturista una idiosincrasia muy particular de la provincia segoviana. En concreto, para el cicloturista su pedaleo son los pedales de la historia pretérita, sus rodadas se marcan de manera imperceptible en los mares de pinares y en la tierra de páramos, la cadencia se hace necesaria en el piedemonte segoviano y en los trigos castellanos, y el cicloturista asciende y desciende entre ríos y embalses, entre robledales, encinares y fresnedas. Para aquel que se acerque a Segovia, sobre las dos ruedas podrá disfrutar de una manera muy particular de su riqueza patrimonial y paisajística. Mostramos la provincia de Segovia a partir de los siguientes recorridos sencillos y sin dificultad técnica. Primero pensando en el cicloturista con alforjas de varias jornadas -parte primera- sin descuidar al cicloturista de una jornada -parte segunda-.

Itinerario de los Palacios

Lugares de interés

El presente itinerario está dedicado a los palacios, edificios que fueron levantados por familias aristocráticas y exitosos fabricantes de paños, que compitieron a lo largo de los siglos XVI y XVII en la construcción de palacios urbanos en los que daban protagonismo a patios y jardines de líneas renacentistas y blasones barrocos.

El ejemplo más notorio lo encontramos a 11 kilómetros de la capital: el Palacio de Riofrío mandado construir por Isabel de Farnesio y que tuvo una desconcertante suerte; convertido hoy en museo de caza, es un rincón fascinante para el visitante y agradable para el pedalear. Atravesamos un bosque de encinas para encontramos el Palacio de Riofrío, y contemplar la reserva de gamos y corzos que posee.

El palacio pertenece al Real Sitio de San Ildefonso, localidad que posee otro interesante y prestigioso palacio a imagen y semejanza del Versalles parisino. En La Losa, iglesia de origen gótico del siglo XV dedicada a San Juan Evangelista.

En Ortigosa del Monte, palacio o rancho de esquileo, iglesia y berrocal. En Otero de Herreros, iglesia en honor a los mártires Justo y Pastor y ermita de San Roque; en su término se localiza una destacada labor minera llevada a cabo a lo largo de la historia. En el Barrio de Matute, ermita y cañón del río Moros. En Vegas de Matute, caleros, iglesia de Santo Tomás de Canterbury y palacio de los Giraldeli; en Zarzuela del Monte,museo de arte contemporáneo y la iglesia de San Vicente Mártir.

En NAVAS DE SAN ANTONIO, paneras reales, iglesia de San Nicolás de Bari y Ayuntamiento; ermita de San Antonio con amplia panorámica (a 3km.). Nuestro paisaje está dominado por la sierra del Guadarrama, y especialmente testigo en todo nuestro pedalear es el paraje de la Mujer Muerta; al final del recorrido los montes Isla de los Calocos. También destacan los berrocales de Ortigosa y de Zarzuela.

Los bosquecillos de encinas y el cruce de sotos hacen del recorrido un pedaleo atractivo y agradable, destacando los numerosos arroyos y ríos, como es el caso del río Frío, o el río Moros, el cual, marca un terreno calizo en el que se dibuja el cañón del río Moros.

Una mención especial es la dedicada a los llamados palacios de la transhumancia o ranchos de esquileo, los cuales, se levantaron en muchos de los núcleos del piedemonte segoviano como el que nos encontramos en Ortigosa del Monte y que se situaban junto a la Cañada Soriano Occidental. En el recinto, además de esquilar, también se lavaba y se secaban las lanas. Todavía se conserva en su portada el escudo neoclásico de lo que fuera la casa señorial.

Los dueños de los ganados solían vivir con Gamo su familia durante el tiempo que duraba el esquileo, por lo que construían palacios rurales en los que colgaban sus blasones o escudos. Estaban todos situados cerca de la capital, ya que en ella se concentraban las industrias de la lana.

Itinerario Trigo Castellano

Lugares de interés

En NAVAS DE SAN ANTONIOencontramos las Paneras Reales, iglesia de San Nicolás de Bari y Ayuntamiento; la Fuentona. En Zarzuela del Monte, museo de arte contemporáneo y la iglesia de San Vicente Mártir. En Monterrubio, pósito e iglesia de San Pedro Apóstol. En Marugán, iglesia de San Nicolás de Bari. En Bercial, iglesia de San Juan y San Pablo y museo.

En todas las localidades segovianas se destinaba un local para guardar el grano, hoy desaparecidos o convertidos en local de reunión. Muchos de ellos se los conocía con el nombre de “Pajar del Pobre”, figura que daba sustento a la población más empobrecida. Iglesia en Cobos de Segovia. En Etreros, iglesia de San Juan Bautista y palacio de los Condes de Mansilla.

En Sangarcía, iglesia de San Bartolomé, casa típica castellana de labor, la casa arriera o casa solariega en la que encontramos su riqueza en las fachadas: esgrafiados, dinteles de granito o arcos de ladrillo; ermita en Velagómez y ermita de San Miguel de Párraces. En Villoslada, iglesia de San Nicolás de Bari; Balisa, iglesia de San Sebastián, botón de Balisa y ermita de la 26 Virgen del Otero.

En Santa María la Real de Nieva, iglesia de Nuestra Señora de La Soterraña, plaza de toros y claustro del monasterio de Santo Domingo; en Nieva, iglesia de San Esteban y monasterio. En NAVA DE LA ASUNCIÓN, Caño del Obispo, Casa del Caño, iglesia de la Asunción y la ermita del Cristo de la Expiración. El Caño del Obispo data de 1683 y próximo a éste se encuentra la Casa del Caño del siglo XVIII. Fue propiedad de la familia del poeta Jaime Gil de Biedma, en cuyo recuerdo se organiza todos los años el Premio Poético Internacional “Jaime Gil de Biedma y Alba”.

Leyenda

El recorrido fue transitado por los arrieros castellanos para abastecer de grano a la corte madrileña a finales del siglo XVII y principios del XVIII; a partir de sus templos, podemos comprobar la gran riqueza que alcanzaron estos pueblos segovianos. El paisaje está dominado por el campo de cereal, aunque el pedaleo comienza en zona berroqueña donde domina el bolo granítico en un bosque de encinas, cruza el terreno de pizarras en el denominado macizo satélite de Santa María y concluye en la tierra de pinares de Nava de la Asunción.

El elemento más destacado es la casa típica castellana denominada casa arriera en la que predomina el adobe en la zona del cereal, que contrasta claramente con el material utilizado de pizarra en Santa María y Nieva.

El ejemplo más notorio lo encontramos en la localidad de Sangarcía. Perteneciente a lo que fuera la demarcación de la Abadía de Párraces, protagonista del dominio económico de la época; Sangarcía posee calles anchas, en las que las casas poseen amplias fachadas con ventanas pequeñas y una puerta principal con dintel de granito. Además, posee una calle “trasera” con grandes portadas para el acceso de carros al corral. Los elementos característicos de estas viviendas son el corral para el ganado y el sobrado para el grano.

Asimismo, el terreno se delata en los distintos cerramientos de eras y cercados. Recorrido entre navas, la presente propuesta pedalea por un bosque de pinos en Marugán y en Monterrubio cruza el río Piezga o Chico, cuenca fluvial más importante del recorrido y se incrusta en la tierra de pinares.

Itinerario Tierra de Pinares

Lugares de interés

En NAVA DE LA ASUNCIÓN, Caño del Obispo, Casa del Caño, iglesia de la Asunción y ermita del Cristo de la Expiración; en Santiuste de San Juan Bautista,Molino del Amor -merendero- e iglesia de San Juan Bautista; en Coca, elementos romanos: esculturas, cloaca y edificios, murallas medievales, Castillo, Torre mudéjar de San Nicolás, plaza con Ayuntamiento e iglesia gótica de Santa María la Mayor.

En Navas de Oro, ermita del Cristo del Humilladero, iglesia del Santo Apóstol y la Torre de Santa María separadas por la calle de la Raya; también, carril bici. En Samboal, iglesia de San Baudilio y vega del Pirón -merendero Terencio-. En Narros, iglesia de Nuestra Señora de la Concepción y en Arroyo, iglesia de Santa Lucía.

En Chañe, iglesia de San Benito Abad, pueblo declarado “Municipio de Protección Arqueológica” por sus numerosos yacimientos. La zona se la conoce por su riqueza hortícola: el Carracillo. En Vallelado, iglesia de Santo Tomás Apóstol. En San Cristóbal de Cuéllar, iglesia a San Cristóbal y fuente en la plaza Mayor. En Torregutiérrez, iglesia de Santa María.

En CUÉLLAR, Centro del Arte Mudéjar; muralla medieval; edificios medievales en los que destacan la casa del Duque de Alburquerque y el palacio de Pedro I; capilla y hospital de la Magdalena; castillo de los Duques de Alburquerque; panera y granero; iglesias, conventos y palacios; destaca por tener los encierros más antiguos de España, declarados de Interés Turístico Nacional.

Leyenda

En el presente itinerario destacan las cuencas fluviales segovianas, los ríos Eresma (km. 15.50), Voltoya (km. 4.50), Pirón (km. 31) y Cega (km. 52.50).

El elemento más destacado es el pino resinero que junto al pino piñonero dan nombre a la gran extensión de la Tierra de Pinares que caracteriza el recorrido. Con el aprovechamiento de la resina para aguarrás y otros productos, esta zona segoviana fue muy próspera hasta mediados de siglo XX, a partir de entonces, los productos fueron sustituidos por derivados del petróleo. También, podemos encontrar navas o charcas muchas de ellas desecadas.


Estás leyendo: Segovia, itinerarios cicloturistas



Dónde alojarte en Segovia

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil