Rutas de senderismo por La Rioja
La Rioja - España
Una gran diversidad de rutas para practicar senderismo y disfrutar de los bonitos paisajes riojanos.
Els Blaus de Roses

la rioja - españa, rutas de senderismo por la rioja

Caminar por el placer de conocer, recorrer caminos y senderos moldeados por la fuerza de la Naturaleza. Entrar en contacto con la historia, la cultura y la tradición de una tierra que nos ayuda a descubrir sus secretos con el sosiego del caminante, esa es la esencia del senderismo. Una actividad sin límites, para todos los públicos, una actividad que podemos combinar con otras actividades, como la fotografía, el dibujo, la observación de plantas y animales o simplemente el andar por andar, porque como nos dice el lema Un día de senderismo, una semana de salud.

En La Rioja encontramos la Vía Romana del Iregua, un sendero donde apreciar la naturaleza que conquistó a toda una civilización. Aunque si queremos hablar del senderismo como unión de culturas nada como El Camino de Santiago a su paso por La Rioja. Los Senderos de la Sonsierra Riojana, nos mostrarán la historia a través del Arte y la cultura del vino. En nuestra Sierra encontramos una Naturaleza viva y dominante, paseando por el Sendero de Gran Recorrido (G.R.93),que la recorre surcando cada uno de sus valles. Como pueden comprobar La Rioja abre sus puertas de par en par al caminante, para mostrar una tierra donde los caminos unen culturas y sentimientos...

SENDERO: Los Pueblos del Valle de Ocón
Interés: Paisaje, arte y etnografía.
Tipo de firme: Carretera, pista, camino y senda.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Baja.

Salimos de la plaza exterior de La Villa, por el camino a Santa Lucía hacia el NO, dejando a la izquierda las huertas y a la derecha las bodegas del pueblo. Pronto alcanzamos los muros del castillo y divisamos Sta. Lucía, antes de llegar al pueblo tomar un camino a la izquierda que asciende hacia la zona deportiva. Desde la plaza junto a la iglesia, tomamos de nuevo el camino hacia La Villa, hasta alcanzar el desvío anterior, para girar ahora a la izquierda, por el camino agrario que recorre la cara norte del castillo. Al cabo de unos minutos dejamos un camino a la derecha que va a La Villa y un pinar, llegando a la divisoria de los valles. Pasamos junto al visitable Molino de Viento harinero. Ya en el valle, dejamos un camino a la izquierda que va a Galilea, seguimos un tramo de carretera hacia el este y tomamos un camino al N por el barranco de la Garena, que nos llevará al cruce del camino de Pipaona. Una vez en las bodegas, dejamos el camino de la derecha y luego giramos a la derecha para subir al pueblo por un camino asfaltado. Salimos de Pipaona por la carretera y tomamos un camino agrario que sale a la izquierda que nos lleva hasta Los Molinos. Desde el lavadero y pasando entre dos naves, cogemos el camino hacia Aldealobos. Pasada una chopera tomamos la bifurcación de la izquierda que nos llevará a una fuente poco antes del pueblo, que cruzaremos para tomar el camino que va hacia la ermita del Santo Cristo. Nos desviamos a la derecha y tomamos el camino que asciende por el camino de la margen izquierda del barranco de San Julián hasta llegar a la aldea abandonada de Oteruelo, del cual salimos por un camino que discurre junto al arroyo que lo cruza para salir hacia Las Ruedas en dirección NE-SO donde llegaremos a una fuente junto al puente.

Saldremos por la calle de Arriba pasada la iglesia, giramos a la derecha en la calle del Ramo que asciende hasta salir al camino que nos lleva a La Villa. Cruzamos la carretera, continuamos y tras superar una moderada pendiente, giramos a la izquierda y conectamos con un camino inferior en Valdebuzano. Poco después, llegamos a los corrales de Madorrán, desde donde ascenderemos por una pequeña cuesta a la carretera y caminos aledaños a La Villa, cogiendo el camino de la ermita de Sto. Domingo y a la de San Juán (siglo XIII) llegando al punto de inicio.

SENDERO: Vía Verde del Cidacos
Interés: Icnitas, etnografía y Paisaje.
Tipo de firme: Tierra sin acondicionar, tramos con balasto, tramos urbanizados.
Época recomendada: Otoño, invierno, primavera. Dificultad: Baja.

El Parque del Cidacos en calahorra es el origen actual de la Vía verde, iniciándose el camino hacia la autopista, que se atraviesa por un tramo inferior y tras la cual se gira a la derecha hasta el cruce con la carretera que va a Arnedo. Paralela a la carretera llega hasta el cerro del Sorbán (yacimiento ibero), y desde este punto hasta Autol el tramo es asfaltado para las bicicletas convencionales. En Autol la Vía continúa por el otro lado de la carretera sin entrar en el pueblo pasando por su estación. Siguiendo el recorrido cruzamos por el Tunel del Gocillo, el cual pasaremos con cuidado pues es atravesado por la calzada de la carretera LR-115, tras pasarlo entramos de lleno en el valle del Cidacos y llegamos a Quel. Entre huertas caminamos de Quel a arnedo, donde la Vía elude el trazado original para circunvalar el pueblo junto al cauce del río. Pasado Arnedo y el puente de la carretera de Cornago se puede acceder al Monasterio de Vico, bonito balcón del valle. Una vez vuelto del monasterio, seguimos el antiguo trazado que se aleja el cauce del río y se acerca a Herce donde la vía cruza un puente. A partir de aquí la vía empieza una ligera subida hasta la Estación de Préjano, donde comienza un pequeño ramal de la vía que asciende a las antiguas minas. Desde allí veremos a nuestros pies las localidades de Sta. Eulalia Bajera y somera. Pasada la estación nos introducimos en el cañón de Arnedillo donde tras cruzar su moderno puente atravesaremos el segundo túnel de la Vía que nos dejará en la Estación de Arnedillo, rehabilitada para las piscinas del Pueblo.

SENDERO GR.93: Laguna - San Román
Interés: Arte, cultura y Paisaje.
Tipo de firme: Pista, camino, senda y algo de asfalto.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media.

Salida desde la plaza de laguna, bordeando la iglesia por la izquierda para tomar un camino que abandona el pueblo y en una subida suave se accede a un collado, desde el cual y tras bajar por una vaguada se llega al río Tejada. Vadear el cauce y continuar con el hasta el Solar de Tejada. Salir del Solar bordeando la fachada para retomar el camino junto al río, se accede a una trocha hacia la derecha y cuando acaba se gira a la izquierda y se accede al barranco de las Majadillas.

Tras la alambrada se cruza el cauce y se gira a la derecha para subir por un camino hasta el collado de Argayo, se gira a la derecha y por una trocha se accede a un arroyo que se vadea para volver a cruzar un barranco y subir entre fincas a muro en cameros. Se coge el camino viejo a Torre ignorando una camino a la izquierda y subiendo hasta un collado con registro de agua. De allí se desciende por una trocha hacia la carretera de Torre, que se cruza y se sigue por una trocha hasta el Barranco de Matamanco. Vadear el cauce y ascender por una trocha empinada hasta una portilla, desde aquí el camino, más suave, nos lleva hasta un cruce de pistas en un collado. Se deja la carretera a la izquierda y siguiendo los postes de teléfono se llega a un barranco, se vadea y se gira a la derecha para coger el camino que nos lleva a torre en cameros.

Desde la Iglesia girar a la izquierda y tomar el camino viejo a San Román hasta llegar a una ermita semiderruída, girar levemente a la derecha y ascender por un pequeño camino a un collado de éste se desciende a media ladera a otro. Se deja la alambrada a la izquierda y se sube ligeramente hasta la portilla del muro de la dehesa de San Román, se cruza y se baja en zig-zag hasta la pista con un abrevadero, se desciende hasta llegar a la carretera, la cual giramos a la izquierda hasta llegar a San Román.

SENDERO: Ermita de Toloño
Interés: Monumental, paisajístico y medioambiental.
Tipo de firme: Camino y senda.
Época recomendada: Todo el año. Dificultad: Media.

Se recomienda comenzar en el Km 2,3 de la carretera que une Ribas de Tereso con Peñacerrada, una vez dejado allá el vehículo, tomar el primer camino que sale hacia la izquierda desde la carretera. A 400 m. llegamos a una bifurcación en la que se gira a la derecha, para volver a girar a la izquierda tras una repoblación de pino. Una vez pasada la alambrada de separación de provincia, ascendemos hacia el oeste hasta el enlace del camino de Labastida a Toloño. La senda continúa hasta ascender a la Ermita del Toloño, donde podremos apreciar un paisaje sin límites en un día despejado. Tras cruzar la portilla peatonal del límite de municipal, continuamos por una pradera hasta un bosque de hayas, donde encontraremos un abrevadero y una cerca y que nos deja en unos cilindros de hormigón, donde tomamos una pista que desciende 1 Km en zigzag hasta una portilla para vehículos. Llegada la carretera la cruzamos en el limite provincial y nos desviamos a la derecha en la señal de tráfico que indica el peligro por curvas. La senda concluye en una finca cultivada que bordeamos hasta adentrarnos en el bosque. Tras dos charcas, la senda deja paso a una pista que empalma con el camino inicial de ascensión y luego con la carretera donde hemos dejado el vehículo.

SENDERO GR.93: Ezcaray - San Millán
Interés: Arte, cultura y Paisaje.
Tipo de firme: Pista, camino, senda y algo de asfalto.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media.

Desde el ayuntamiento de Ezcaray, cruzar el puente sobre el río Oja y girar a la izquierda, al final de la valla del parque girar a la derecha y tomar una pista que se convertirá en un camino de suave subida hasta la aldea de Turza que cruzaremos hasta llegar a una pista, que se atraviesa hacia la derecha para retomar el camino a la izquierda hacia el collado tras cruzar una portilla, en la cual giraremos a la derecha siguiendo la alambrada, que abandonaremos para tomar un camino paralelos a un arroyo. A unos 4 minutos retomar el camino en un desvío a la derecha hasta llegar al río Espadaña que se vadea en una estación de aforo y se continua por una pista hasta una portilla que nos lleva entre pastos llanos hasta Pazuengos. De esta localidad se sale por detrás de la iglesia hasta un arroyo con portilla que se atraviesa y se toma un camino a la izquierda hasta llegar a un collado, el cual se atraviesa hacia el sureste y entre rebollos se desciende hasta un paso de personas que se cruza para tomar un cortafuegos que baja hasta otro collado que comenzando por la derecha bajaremos en zig-zag hasta tomar el camino de Lugar del Río, una vez allí girar a la izquierda tomar la carretera que se abandona al poco para girar a la derecha Cruzar el puente sobre el río Cárdenas que primero por su margen izquierda y luego con el río a la derecha no abandonaremos hasta llegar a San Millán de la cogolla.

SENDERO: Sendero de la Vía Romana
Interés: Paisaje, cultura y pueblos.
Tipo de firme: Camino y pista.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media.

Comienzo en Villoslada, por la pista que sube desde la ermita de San Roque. En la primera curva dejamos la pista y entramos por una senda en el pinar. En este tramo encontramos un largo tramo empedrado que termina en una portilla, que cruzaremos y descenderemos por el sendero hasta la Laguna de La Nava, cruzamos una gran pradera hacia el sur que suele tener agua en época de deshielo, hasta encontrar una pista que luego se convierte en un sendero desde donde ya veremos Lumbreras, cruza la n-111 y baja hasta el río; pasa el puente sobre el río Piqueras y sube a lumbreras.

Salimos del pueblo por el camino que parte desde el albergue, llegando a un cruce donde tras atravesar una portilla entramos en la Dehesa. Después de pasear entre robles atravesamos una pradera y cruzamos el puente sobre un arroyo, tras cruzar subiremos hasta una torreta con portilla que nos abre el camino a San Andrés. Desde aquí bajaremos hasta la N-111 y cruzaremos un puente tras un paso canadiense se gira a la izquierda y se recorre un camino junto al río Piqueras por la otra orilla, se llega a una portilla y se camina hasta la Venta de Piqueras. Una vez en la Venta, salimos por detrás del crucero para subir por el pinar siguiendo la “Cañada Real” hasta el Puerto de Piqueras donde acaba el recorrido.

SENDERO: Viniegra de Abajo-Ortigosa
Interés: Arte, cultura y Paisaje.
Tipo de firme: Camino y senda.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media/Alta.

Salida por la parte alta del pueblo tomando el camino dirección al cementerio, al poco se gira a la derecha para pasar por debajo de éste y se asciende por un camino hasta llegar a una alambrada, que cruzaremos para descender suavemente hasta Ventrosa. De donde se sale por una pista que pasa junto a dos pabellones, se abandona la pista y tomamos un camino a media ladera que comparte intermitentemente el trazado con la pista hasta un collado en donde se tuerce a la derecha hasta un mojón de piedra “El Palo”. Se desciende entre pasos para girar a la izquierda bajando por un barranco que luego se une a otro que viene de la derecha, se desciende por una trocha paralela al tendido eléctrico hasta Brieva. Para salir tomamos la carretera que se dirige a Ortigosa y cogemos una pista que sale a la derecha a 200 m. de la última casa. Antes de llegar a una gravera se toma una senda que nos llevará hasta el desfiladero para subir paralelos al río hasta llegar a unas tenadas, donde ignoramos una senda a la derecha y subimos por un camino en zig-zag por una loma rocosa. Continuar hasta un refugio con fuente que se pasa por debajo hasta alcanzar un collado que franqueamos en un “paso canadiense” en la carretera para tomar un camino hacia la izquierda hasta llegar a una trocha con bastante pendiente que se convierte en un sendero que nos lleva a un arroyo. Vadear el cauce y se desciende junto al arroyo hasta una pista forestal. Se gira a la derecha pasando un puente, a 20 minutos se cruza otro “paso canadiense” ignorando una pista a la izquierda y se sube hasta llegar a un abrevadero en las afueras de Ortigosa, descendiendo por sus calles hasta el centro del pueblo.

SENDERO: Dólmenes y ermitas
Interés: Paisaje y monumentos.
Tipo de firme: Camino y pista.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media.

Salimos de san Vicente de la Sonsierra bordeando el Castillo, por el Barrio de San Juan. Cruzamos el barranco Rueda y ascendemos por el camino de la derecha. Llegamos a la carretera de Baños, caminamos unos metros y tomamos un camino a la izquierda. Bordeamos una carretera y llegamos a la Necrópolis de Artajona (San Pablo). Seguimos al camino de la derecha y a la altura de un chozo, giramos hacia la izquierda y continuamos hacia Ábalos. Tras el recorrido urbano, se sale bordeando el palacio del Marques de Legarda, en dirección al área recreativa “La Tejera” y la ermita románica de Santa María de la Piscina, que conserva restos del antiguo poblado de Peciña (Piscina) y una necrópolis. Un camino asfaltado nos llevará hasta el Dolmen de la Cascaja y, posteriormente, hasta la aldea de Peciña, donde visitaremos la iglesia de San Martín y contemplaremos la vista panorámica. El Camino del Romedal nos conducirá al término de San Andrés, donde se encuentra la Necrópolis de Hornillos, que cuenta con sepulturas, restos de una antigua ermita y dos lagares rupestres. A continuación, el camino accede a la ermita de San Martín. Desde ese punto nos dirigimos hacia la carretera, que cruzaremos para tomar, poco después, un camino a la izquierda que llega de nuevo a san Vicente.

SENDERO: Senda del Salto del Agua de Matute
Interés: Paisaje.
Tipo de firme: Camino y senda.
Época recomendada: Todo el año Dificultad: Sencillo

Desde la plaza de matute, tomamos la calle que sale frente a ella (marcada con un símbolo X roja y blanca de camino erróneo del GR). A los pocos metros podremos ver, sin dejar aún el pueblo, un cartel señalizando la senda del Salto del Agua. Seguimos por la misma calle, que al abandonar el núcleo urbano se transforma en pista, hasta llegar a un panel informativo de la ruta. En este punto tomaremos el camino que sale a la izquierda, justo al lado del panel. Por aquí iremos descendiendo hacia el barranco, primero por camino y después por escalones de madera (Hay que tener precaución los días de lluvia porque pueden resbalar). Seguimos el cauce del Arroyo Rigüelo, veremos una portilla, la cual cruzaremos, y seguiremos la senda por el fondo del barranco, sin pérdida posible. Caminando entre los rojizos cortados rocosos que ha formado el arroyo Rigüelos al abrirse camino a través de la roca de conglomerado, atravesaremos varias pasarelas de madera hasta llegar al final de la ruta: el Salto del Agua. El regreso se realiza por el mismo camino. Uno de los atractivos del recorrido es conocer dos ambientes de gran interés paisajístico y natural: los cortados rocosos de conglomerados y los ambientes umbríos de los barrancos. Próximos al arroyo encontramos árboles y arbustos propios de riberas y bosques mixtos, como chopos, sauces, fresnos, nogales y avellanos, junto a otros de ambientes más soleados, como arces, espinos, albares o rosales.

SENDERO: Sendero de Valvanera
Interés: Paisaje y monumentos.
Tipo de firme: Camino y pista.
Época recomendada: Primavera y otoño. Dificultad: Media.

El punto de partida son las traseras del monasterio de Valvanera, donde encontraremos las marcas del GR-93 hacia Ezcaray y que coincide con el primer tramo de este sendero. Al llegar a la caseta forestal, el GR gira a la derecha, mientras que nuestro camino sigue recto. Tras un pequeño tramo de pista, el camino desciende salvando los diferentes barrancos mediante puentes y llevándonos hasta el fondo del valle de Valvanera, justo donde está el pequeño embalse desde donde se canaliza agua hasta el Monasterio. Pasamos junto al primer depósito de regulación y seguimos avanzando, sin apenas esfuerzo, adentrándonos en una zona cada vez más boscosa de encinas, fresnos y arces, todos ellos de gran porte. Cuando lleguemos a la pequeña presa, antesala del hermoso hayedo que, en los días calurosos, nos agradará por su frescor, y por el que discurrirá nuestro camino de 2 Km. de regreso al Monasterio. A partir de aquí nos tocará transitar por un profundo bosque de hayas siguiendo un bonito sendero tapizado en musgo. Nuestro descenso acaba en el río Valvanera. Después de cruzarlo, tomamos la pista forestal hasta un área recreativa, donde podremos pararnos a descansar. Un poco antes de llegar al Monasterio, salvaremos la última rampa por una pista que nos llevará directos al Monasterio.

SENDERO: Sendero de las Neveras de Moncalvillo
Interés: Paisaje y etnografía.
Tipo de firme: Camino y senda.
Época recomendada: Todo el año Dificultad: Sencillo

Salimos de sojuela junto a la iglesia de Santa María del Pópulo. Cruzamos la carretera de Sorzano y nos dirigimos, por caminos agrícolas, hacia el área Recreativa de la Balsa de Sojuela. A partir de este punto, los cultivos desaparecen. Rebasamos la pista de acceso a la Balsa y tomamos dirección oeste, siguiendo una pista poco marcada, hasta empalmar con el Sendero del Molinero. Durante unos metros los dos recorridos coinciden. El sendero realiza una pequeña “S” y continúa su ascenso hacia el sur por una zona de monte bajo salpicada de robles. Pasamos junto al Mirador del Valle, cruzamos una pista y ascendemos por un pinar de repoblación. El bosque se hace cada vez más frondoso, hasta llegar al cruce de una nueva pista. Tomamos la senda que asciende paralela al barranco. Aparecen las primeras hayas. Dejamos la Fuente de la Ojosa a la izquierda y, a los pocos metros, cruzamos un barranco. El ascenso continúa bajo el pinar hasta las Neveras, grandes hoyos de piedra donde antiguamente se conservaba la nieve. Los otros dos senderos de Sojuela son el sendero del molinero y el sendero de los arrieros, ambos de escasa dificultad.

SENDERO: Ruta del Cañón del Río Leza
Interés: Paisaje y naturaleza.
Tipo de firme: Camino, pista y senda.
Época recomendada: Todo el año. Dificultad: Media.

El sendero discurre por la Reserva de la Biosfera, en su zona del río Leza. Salimos desde la plaza de soto en cameros hasta la Ermita de N.S. del Cortijo, desde donde tomamos el camino de la Dehesa. Llegamos a dos zonas con Icnitas o huellas de dinosaurio, la primera a 20 min. del inicio y la segunda en el Solano de Peñalamora, un excelente mirador sobre el cañón fluvial del río Leza. Seguimos por el camino y podemos desviarnos por una senda y acceder a un tramo de 20 min. a la Sima del Chorrón. Volvemos sobre nuestros pasos hasta el antiguo camino real, continuamos entre quejigos y enebros hasta las eras de trilla de los corrales de Playerne. Adentrados en el Quejigar descendemos hasta el cauce del arroyo Mudarra para remontarlo después hasta que nos encontramos con los restos de un horno Tejera donde antiguamente se fabricaban las tejas para Soto. Comienza aquí la parte mas dura del paseo, ascendemos en dirección Suroeste hasta salir del robledal hacia Fuente Robleda. Vemos al fondo el collado donde se encuentran los corrales de Zorraquín. Comenzamos ahora el descenso en paralelo y por encima del Barranco de los Aidos, por el antiguo camino de Soto a Jubera y por el que iremos a parar de nuevo a Soto, donde podremos relajarnos y descansar.

SENDERO: Sendero del Monte de Vico
Interés: Paisaje y naturaleza.
Tipo de firme: Camino, pista y senda.
Época recomendada: Todo el año Dificultad: Baja

El recorrido se inicia en el aparcamiento de la carretera de Préjano, situado a la entrada del acceso al monasterio de Vico, en la carretera LR-382. Cruzamos la carretera, pasamos un área recreativa y ascendemos por una pista forestal que discurre entre pinos carrascos. El camino va llaneando y nos permite contemplar Peña Isasa, cuyas crestas calizas dominan todo el valle del Cidacos. Poco a poco vamos encontrando los pinos piñoneros, de aspecto aparasolado, y cuyas piñas guardan piñones. Es la única masa de pinos piñoneros existente en La Rioja. Siguiendo el camino encontramos una cueva y restos de un acueducto, cruzamos un puente y avanzamos por una senda, que ascendemos protegidos por una valla de los bordes verticales de la Yasa. Atravesamos una zona de olivos hasta un área recreativa con bancos, y ascendemos hasta un pequeño estanque con abundante vegetación acuática. Llegamos al fondo del barranco donde hay una chopera y una fuente de ricas aguas, poco después vemos las ruinas de la Ermita de San Marcos, y el mirador que ofrece una amplia panorámica del Valle del Cidacos. Volvemos hacia la ermita nueva y desandamos el camino, para bajar hacia el Monasterio de Vico donde damos por finalizado nuestro paseo.

SENDERO: Senda de los dinosaurios de Enciso
Interés: Paisaje, naturaleza, paleontología.
Tipo de firme: Camino, pista y senda.
Época recomendada: Primavera, verano, otoño. Dificultad: Media-baja.

Desde enciso atravesamos el puente dirección a Navalsaz. Seguiremos por esta carretera un kilómetro y medio y veremos a nuestra derecha el aparcamiento del Yacimiento de Valdecevillo, uno de los más importantes de La Rioja, por la cantidad de huellas y la buena conservación de estas. La ruta asciende por una senda con una barandilla de madera. Tras un kilómetro de ascensión llegaremos al mirador de Valdecevillo, que nos permitirá hacer un pequeño descanso y observar el paisaje. Poco después llegamos al parque infantil y al antiguo tejar donde los habitantes de Garranzo elaboraban ladrillos y tejas. A continuación ascenderemos sólo un poco más para llegar a un pequeño collado y empezar a descender hacia el Barranco del Carrascal. Enseguida encontraremos otra zona recreativa: El Parque de la Senoba. Aquí aprovecharemos para contemplar el Yacimiento de la Senoba y el mirador de Garranzo, un pueblo abandonado.

Descendemos hasta el yacimiento de la Virgen del Campo. Siguiendo la pista 400 metros llegaremos al Barranco Perdido, junto al puente sobre el río Cidacos, encontrando el punto de comienzo y final de la ruta. La ruta es apropiada para todo el año, pero si hay nieve no podremos ver las huellas de dinosaurio, salvo las que están cubiertas.

SENDERO: Sendero de la verdura de Calahorra
Interés: Paisaje, naturaleza, pueblos
Tipo de firme: Pista
Época recomendada: Todo el año Dificultad: Media

Esta ruta es la más amplia de los Senderos de la Verdura ya que recorre el perímetro del término municipal y puede hacerse por etapas. El sendero se inicia en calahorra, junto al Puente de San Adrián sobre el Ebro y sigue por las choperas de la ribera del río. A continuación se gira hacia Murillo de Calahorra. El paisaje va llenándose de campos de cultivo y huertas, además de viñedos. Más adelante, el camino llega hasta el río Cidacos. Tras cruzar el río, el paisaje cambia ya que se accede al Monte de Los Agudos y a Pico La Mesa. Los pinares sustituyen a las huertas y campos de cultivo. En estos kilómetros el terreno se transforma y se forman yasas y meandros debido a la erosión. El sendero retorna hacia Calahorra atravesando el territorio lleno de viñedos de Aldeanueva de Ebro. El regreso al punto de partida, el Puente de San Adrián, discurre paralelo al río Ebro, y los sotos y choperas a él vinculados. Los Senderos de la Verdura son cinco rutas por el término municipal de Calahorra, que permiten contemplar la diversidad paisajística y medioambiental de la conocida como “ciudad de la verdura”.


Estás leyendo: Rutas de senderismo por La Rioja



Dónde alojarte en Logroño
Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil