Roses, urbe vacacional y natural
Costa Brava-Gerona
Roses, ciudad turística de la Costa Brava por excelencia, cuenta con una gran naturaleza e historia. Visita Roses y disfruta de un sinfín de actividades al aire libre mientras contemplas la belleza natural del paisaje.
Els Blaus de Roses

costa brava-gerona, roses, urbe vacacional y natural

Bañada por el Mar Mediterráneo y situada en un privilegiado enclave entre el Golfo de Roses y el Cabo de Creus, se encuentra Roses. Una ciudad llena de actividad, historia y naturaleza que desde nuestro primer momento nos da la bienvenida con un colorido paisaje natural, gracias a las diversidad de plantas y flores repartidas por todo su territorio.

Además de ofrecernos una abundante oferta hotelera y gastronómica, debido a la gran importancia del turismo en la ciudad, encontramos un sinfín de testimonios históricos y culturales,  diversas actividades e  itinerarios que harán nuestras vacaciones atractivas e inolvidables.

Murallas de la Ciutadella.Entrada principal. Turismo Roses
Para conocer el rico patrimonio cultural que ofrece esta ciudad costera tenemos que visitar sin lugar a duda la magnífica Ciutadella, un recinto renacentista amurallado donde persisten las ruinas de las diferentes ocupaciones históricas del lugar. Este Bien Cultural de Interés Nacional ofrece a sus visitantes realizar un itinerario durante el cual podemos observar importantes yacimientos arqueológicos de diferentes épocas, como los restos de la ciudad griega de Rhode fundada en el año 776 a.C., un barrio helenístico que durante los siglos IV  y III a.C. vivió su máximo auge, una ciudad romana y todo ello alrededor del excelente monasterio románico-lombardo de Santa María del siglo XI. Destacamos que durante la época estival este espacio ofrece la oportunidad a sus visitantes de disfrutar de diferentes espectáculos al aire libre, como danza, teatro, performances y cine, entre otras. Una oportunidad para todos los sentidos en un espacio totalmente mágico. Además de esta zona, la Ciutadella cuenta con una Sala de Exposiciones, un espacio moderno y polivalente, donde podemos curiosear las diferentes exposiciones, conferencias y actos que se realizan. Otro elemento interesante que complementa este lugar es su museo, donde el visitante puede observar diferentes fotografías, elementos  y piezas arqueológicas que harán aún más atractiva nuestra visita. Podemos visitar este museo al aire libre de martes a domingo con una tarifa de 4 euros o tarifa reducida de 2,5 euros. Asimismo, tenemos la oportunidad de adquirir una entrada compartida con el Castillo de la Trinitat.

Este castillo, construido a mediados del siglo XVI de estilo militar, fue edificado bajo el reinado de Carlos I. Destaca por su privilegiada ubicación sobre el magnífico Faro de Roses, en la punta de la Poncella y por su curiosa forma de estrella irregular de cinco puntas. Una vez dentro podemos apreciar tres niveles dispuestos a modo de anfiteatro orientado al mar, además de dos terrazas al aire libre donde podemos apreciar bajo nuestros pies la ciudad de Roses. Aunque después de la Guerra de la Independencia fue volado durante casi 200 años en los que permaneció abandonada y se deterioró bastante, entre los años 2002 y 2010, esta fortaleza conocida también bajo el nombre de Castillo de la Poncella, fue reconstruido y remodelado  para así convertirse en un Bien Cultural de Interés Nacional y ofrecernos su aspecto actual. En las noches de verano, el Castillo y la Ciutadella ofrecen visitas guidas con espectáculo que seguro que nos encantarán y disfrutaremos en todo momento.  Como hemos mencionado, cerca del castillo se encuentra, desde el año 1864, el Faro de Roses, de estilo neoclásico, donde podemos captar unas fotos increíbles sobre el mar.

Otra fortificación que encontramos en Roses es el Castillo de Bufalaranya. Construido a finales del siglo VIII, permitía tener el control en toda la zona norte del golfo de Roses y se caracteriza por estar construido en la técnica llamada opus spicatum, las losas están colocadas en forma de espiga, que podemos observar en los vestigios que permanecen hoy en día.

Faro de Roses. Turismo Roses
La naturaleza de Roses

Roses ofrece un gran abanico de posibilidades para todos sus visitantes, empezando desde sus interminables playas equipadas con todos los servicios necesarios, que además cuentan con diferentes actividades que nos harán vivir una verdadera experiencia única, hasta sus cercanas calas, que nos permitirán tener una mayor intimidad y poder disfrutar de su tranquilidad. Si deseamos realizar alguna actividad tenemos la posibilidad de alquilar motos acuáticas, catamaranes, veleros, o practicar deportes como hípica, windsurf, golf o volar en globo terráqueo, entre otras muchas actividades.  

Además de ser un importante núcleo vacacional, Roses también cuenta con una abundante naturaleza que la rodea. Así pues y gracias a este factor, la urbe cuenta con seis itinerarios diferentes para los amantes del senderismo. Todos estas rutas duran entre 2 horas -2 horas y media, con una dificultad baja o media y se realizan en los alrededores de la urbe. Durante su recorrido podemos observar la gran importancia agrícola que conserva la zona con el cultivo de olivo y la viña. Además durante su realización tenemos la oportunidad de observar algunas de las huellas que nos ha dejado el pasado. Algunos de los puntos destacados son el conjunto megalítico formado por tres grandes dólmenes que recuerdan alos primeros pueblos que habitaron la zona:  La creu d'en Cobertella (3000-2700 a.C.), el Llit de la General (3200 a.C.) y Cap  de l'Home. Cabe destacar el Dolmen de la Creu d'en Cobertella construido con siete bloques de piedra colocados verticalmente y una losa de cubierta siendo éste el más grande de Cataluña y declarado monumento histórico-artístico.

Otro ingrediente que ha sellado la historia de este lugar es el Castrum Visigótico, una colina fortificada con dos torres cuadradas que definían la puerta de acceso y tenían una finalidad puramente de defensa. También destacan, por un lado, la técnica constructiva de sus muros y, por otro lado, todos los restos que se han encontrado en el interior del Castrum, como cerámica, objetos de bronce y hierro y herramientas agrícolas.

Roses también ofrece una gran diversidad de paisajes naturales gracias a los dos parques que la rodean. Por el lado norte de la metrópolis encontramos el Parque Natural del cabo de Creus, siendo éste el primer parque natural marítimo-terrestre de Cataluña. Dentro de éste hallamos la Punta de Cabo de Creus y el Cabo Norfeu, en la parte terrestre, que nos permite disfrutar de una abundante vegetación y diversidad florística. Este parque cuenta además con un ámbito marino donde localizamos  especies de animales y vegetación propias de la zona. Durante nuestros recorrido podemos toparnos con algunas de las masías fortificadas que servían de vigilancia  y defensa, propios del siglo XVI y XVII. Algunos ejemplos son el Mas d'en Coll, Mas de la Torre del Sastre o el Can Figa. Otro importante parque es el Parque natural dels Aiguamolls de l'Empordà. En el año 1976, este parque fue declarado como zona protegida para así evitar su urbanización y hoy en día está formado por tres zonas principales: la reserva de los Estanys, la Reserva de la Llaunes y la Reserva de la Isla de Caramany. Se caracteriza por espacios inundados y por una rica presencia de plantas y animales propios.  

Gracias a su larga tradición pesquera encontramos una deliciosa gastronomía compuesta por pescado fresco y productos de la zona. Si de restaurantes se tratase, ubicado en la Cala Montjoi encontramos el famoso restaurante “El Bulli”, distinguido con tres estrellas Michelin, propiedad de  Ferran Adriá, entre otros, donde podemos saborear unos platos  propios e innovadores. Otra opción es sentarnos en alguno de los muchos restaurantes que adornan el paseo marítimo y que sin duda, nos ofrecerán unas cartas de las más sugerentes. Si nos interesa saber más sobre la cultura pesquera que existe en la ciudad, tenemos que visitar el Puerto Pesquero de Roses, donde podemos curiosear los diferentes sistemas y métodos de pesca.

Paseo Marítimo de Roses. Turismo Roses
Así pues, podemos descubrir una ciudad que guarda historia y tradición y que hoy en día, además de eso, nos ofrece un sinfín de actividades y propuestas que nos harán disfrutar de unas vacaciones inolvidables. Descansar en alguna de sus playas o calas, pasear por su casco urbano con calles estrechas y paralelas al mar, practicar algún deporte o simplemente relajarnos en algunas de sus terrazas es un placer para todos los sentidos y por eso os invitamos a disfrutar de Roses.  

Dónde alojarte en Roses
Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil