Ribera del Duero. San Estebes - Tiermes
Castilla y León
Comarca de gran riqueza fluvial, bañada principalmente por el Río Duero que constituye el recurso primordial que da a este territorio toda su riqueza paisajística, faunística y enológica.
Els Blaus de Roses

castilla y león, ribera del duero. san estebes - tiermes

CASTILLEJO DE ROBLEDO

Detalle de la iglesia de la Asunción. Ribera del duero



La legendaria Afrenta de Corpes y el Cantar del Myo Cid han hecho célebre la población. Hoy lo es por el Campo de Prácticas Cinegéticas y Escuela de Caza de la Federación Española, con campeonatos nacionales e internacionales.

La ermita de los Santos Mártires, posiblemente prerrománica, conserva restos de pinturas. La iglesia románica de la Asunción (siglo XI-XIII; Monumento Histórico), reformada posteriormente, tiene el arco del triunfo de herradura apuntada y el ábside y la portada de excelente calidad, además de unos canecillos  con temática erótica. La policromía añade belleza al conjunto. En 1933 se descubrió en su interior un mural pictórico sobre la Afrenta de Corpes a las hijas del Cid. La galería original se ha perdido.

A reseñar la ermita de la Virgen del Monte y los restos del castillo templario, al que va unida la leyenda del penitente misterioso. Interesante la arquitectura rural de lagares y bodegas.

MIÑO DE SAN ESTEBAN
Iglesia de San Martìn. Ribera del duero


En la población es imprescindible  detenerse en la iglesia románica de San Martín, del siglo XII, edificada sobre restos precedentes y con torreón defensivo. Pese a reformas posteriores, que cegaron la galería porticada original, entre otras zonas, ofrece una gran belleza en su composición, con una decoración brillante. El templo es de nave única, con buena sillería y una excelente portada en el muro sur, por sus arquivoltas y capiteles. También destacan las tradicionales bodegas y lagares.

FUENTECAMBRÓN


En este término, además de la caza y construcciones populares-palomares, bodegas…-, hay que indicar la iglesia parroquial dedicada a la Virgen, extrañamente orientada al norte, con restos románicos. El retablo mayor renacentista es del taller de Juan de Arteaga (siglo XVI). En Cenegro, la iglesia cuenta también con un retablo renacentista, del XVII, obra de Lorenzo y Rafael de la Cruz, y un retablito del niño Jesús, atribuido a Pedro Cicarte (siglo XVI-XVII).

LANGA DE DUERO


Torreón de Laga de Duero. Ribera del duero
Hay restos históricos de épocas lejanas: hacha de sílex, epígrafe y villa romana con mosaicos (siglo IV d. C.), en Valdanzo; hacha de sílex y castro celtíbero en Zayas de Torre; Edad del Bronce e inscripción latina en Alcozar… Pero es Langa de Duero, la Segontia Lanka celtíbero-romana, la que reúne un muestrario desde el Bronce Final, con distintos asentamientos. En la Edad Media fue teatro de enfrentamientos entre castellanos y musulmanes, y el conde Garci Fernández moriría tras un encontronazo en Piedra Sillada (Alcozar).

El torreón de Langa es lo que resta del castillo de don Álvaro de Luna, del que se escapó en 1445 Enrique Enríquez, duque de Medina Sidonia y hermano del almirante de Castilla.

El arte religioso dejó huella: restos románicos en Bocigas de Perales, con espectaculares roquedos producidos por la erosión, Zayas de Torre, Castril, Valdanzo y Alcozar (ermita de la Virgen del Vallejo y portada de una casona); góticos en las parroquiales de Langa y Valdanzo, ésta con cabecera hexagonal. En Langa, los soportales y casas con balconadas de madera, reguardadas por amplios aleros, proporcionan un aire típico.

ALCUBILLA DE AVELLANEDA

Palacio de los Avellaneda. Ribera del duero
Zona de tránsito desde la antigüedad –“Senda de los Moros”= vía romana Asturica-Caesaraugusta-, en Alcubilla de Avellaneda se localizaron dos espadas de la Edad del Bronce y asentamientos rurales romanos en Alcoba la Yerma y La Serna. Conserva cuatro inscripciones latinas en la ermita del Santo Cristo del Campillo, muy venerado por la población, y otra en una casa con restos arquitectónicos visigodos. De época medieval son cuatro estelas, decoradas con cruces griegas, esvásticas y estrellas de siete puntas.

Los Avellaneda, señores de la villa, erigieron el palacio renacentista en 1575 –Lope de Avellaneda y Delgadillo-. La iglesia parroquial es de tres naves (1756) y está dedicada a Santa María Magdalena, si bien la torre es anterior (1658). La imagen de la titular y un relicario, pintados por Jerónimo de Aparicio y por Tomás Ruiz de Quintana respectivamente, son obras de Pedro de Macarredo (siglo XVII), mientras que el retablo es de la centuria siguiente.

En sus cercanías destacan los restos de una fortificación en Alcoba de la Torre, con bodegas, lagares y palomares propios de la arquitectura rural, y el renombrado Coto Redondo de Zayas de Báscones, que fue el vizconde de Eza.

TIERRA DE SAN ESTEBAN


Galeria de la iglesia de San Martín en Rejas. Ribera del duero
El municipio de San Esteban de Gormaz ofrece ricos contrastes en su extenso territorio. En Olmillos se han encontrado dos inscripciones latinas dedicadas a la diosa indígena Drusuna. Atauta cuenta con un museo etnológico privados; sus viñas y bodegas gozan de reputación merecida.

De Ines destacan los restos del palacio de los duques de Frías, conservándose construcciones de adobe, bodegas y viñas de interés. Morcuera ya estaba poblada en el Bronce Antiguo, lacalizándose un castro celtíbero; hay restos románicos en el muro meridional de la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. En Torremocha de Ayllón abundan los palomares.

Piquera de San Esteban muestra huellas de una atalaya musulmana. En Peñalba de San Esteban, con yacimiento del Bronce Antiguo, castro celtíbero y restos de atalaya musulmana, destaca la iglesia de Santa María la Mayor, con capilla mayor gótica (s. XV-XVI) y galería renacentista. Aldea de San Esteban cuenta también con restos de una atalaya musulmana, habiéndose localizado una necrópolis tardorromana/visigoda, con materiales notables.

En Soto de San Esteban se halla la ermita de la Virgen de los Rubiales, con testero gótico. Velilla de San Esteban conserva una picota de madera.

Rejas de San Esteban ha sido distinguida con la incoación de Conjunto Histórico. A reseñar la necrópolis medieval y las dos iglesias románicas del siglo XII, San Martín y San Ginés. La primera, Monumento Histórico, es un edificio con galería porticada de gran calidad, que merece contemplarse con detenimiento, en especial la decoración y las pinturas murales del ábside. La segunda, con galería porticada cegada, sufrió una gran reforma en 1814, conservando un alfarje mudéjar.

También románica es la iglesia de San Juan Bautista de Matanza de Soria (siglo XII), con nave única y ábside de tambor; reconstruida, la sacristía gótica es del XVI  y la portada de 1771; interesante pila bautismal. La atalaya musulmana es un enlace más en la línea de fortificaciones del Duero. Destacan las construcciones tradicionales de adobe. De Villálvaro hay que resaltar la ermita románica. Y en Quintanilla de Tres Barrios, la atalaya musulmana, incoada como Monumento, así como las bodegas.

GORMAZ


Fortaleza califal de Gormaz. Ribera del duero
La Alcazaba de Gormaz, la más grande de su época en Europa, es una joya del arte califal musulmán. Erigida en el siglo X, sobre restos anteriores, fue el centro militar más importante. Las murallas, con 28 torreones, se adaptan al cerro, con una sobriedad sólo rota por el imponente doble arco de herradura de la entrada y algunas estelas.

Además del aljibe principal, el patio de armas y el mihrab  de un oratorio o mezquita, descuellan las torres del homenaje y de al-Mansur . Ocupada por Fernando I en 1059, el Cid fue su alcaide, sirviendo de cárcel en tiempos de los Reyes Católicos.

Pero Gormaz hunde sus raíces en la historia: Edad del Bronce; necrópolis de la Edad del Hierro; castro celtíbero  que acuña moneda (Bormatiu); villa romana en Fuentes chiquitas; 4 inscripciones latinas; restos arquitectónicos visigodos…

La ermita románica de San Miguel (BIC, Monumento) está dotada de galería porticada; tiene un arco de herradura, una lápida árabe y otra cristiana, en convivencia con valiosas pinturas románicas (siglo XI-XII). En la parroquia se guarda una pila bautismal paleocristiana, procedente de esta ermita.

QUINTANAS DE GORMAZ


Escuelas de quintanas de Gormaz. Ribera del duero
En Quintanas se ha localizado un yacimiento preceltíbero y un castro y necrópolis celtíberos, que indican una utilización de su territorio desde épocas antiguas.

La iglesia parroquial de San Lorenzo cuenta con un tabernáculo barroco del siglo XVIII, siendo el retablo mayor obra conjunta de Pedro Cicarte y Esteban Fernández (siglo XVII, renacentista).

Entre pinares resineros, cuenta con un edificio escolar que llama la atención, así como merenderos en la Fuente de las Pozas o las Fuentecillas.

VILLANUEVA DE GORMAZ


Puerta de la muralla de Retortillo. Ribera del duero
Ya tuvo importancia en la etapa musulmana, por su ubicación en las inmediaciones de la alcazaba de Gormaz. Es muy interesante la iglesia románica de San Pedro Apóstol, cuya portada ostenta un elegante alfiz.  El retablo es obra de Francisco Forcada (1747).

RETORTILLO DE SORIA


El paisaje rojizo de la zona es característico, con el Cañón del Caracena en Tarancueña y la Hoz del Talegones en Torrevicente –en esta zona murió el general musulmán Galib (10-7-981), en guerra con su yerno, el legendario al-Mansur.

Tierra poblada desde antiguo, hay grabados rupestres en Castro, Retortillo y Valvenedizo. Yacimientos en Sauquillo de Paredes, Tarancueña y Torrevicente –con cuatro inscripciones rupestres-. Asentamientos romanos en Castro, Tarancueña (zona arqueológica), Torrevicente –también visigodo- y Valvenedizo. En Peralejo de los Escuderos se encontró una tessera hospitium sobre Tiermes, ahora en el Museo Arqueológico Nacional.

La ermita de Santa María, en Castro, es visigoda. Retortillo, de carácter señorial, conserva murallas, con dos puertas, una cerca de la bella iglesia gótica de San Pedro, de tres naves (siglo XVI), y la otra, llamada de Sollera, con dos cubos almenados. Al norte de la población está la ermita de San Miguel, con portada y capiteles románicos del siglo XII. La zona de la Vega fue considerada como la mejor de Europa en codornices. La iglesia de Sauquillo conserva la capilla mayor gótica (siglo XVI). Son características las tainas para el ganado.

RECUERDA


En el término municipal de Recuerda pueden visitarse las atalayas de Mosarejos y Nograles, incoadas como Monumento. En Galapagares, la portada románica de la iglesia de San Juan, del siglo XII.

Muestras del gótico existen en Nograles, con la capilla de la iglesia de San Nicolás de Bari (siglo XVI), aunque el resto es posterior –contiene una pila benditera, de estilo románico, de factura muy reseñable.

En Recuerda destaca la cabecera gótica de la parroquial, dedicada a San Bernabé (siglo XVI), mientras que el cuerpo del edificio, con tres naves, es barroco, de gran calidad. El retablo mayor y el relicario, renacentistas, son obra de Gabriel de Pinedo (sigo XVII). Esta localidad contó en tiempos con un hospital, como era habitual en las poblaciones de cierto relieve.

En Nograles se hallaron cinco estelas medievales –tres están en el Museo Numantino-, decoradas con pétalos y cruces latina, griega y patadas.

La iglesia de Mosarejos, dedicada a Santo Tomás Apóstol, tiene solicitada la declaración de BIC como Monumento.

El paisaje ofrece otros motivos de consideración, entre los que destaca la vegetación: así, las encinas de Nograles, de notable antigüedad y volumen, que constituyen una pervivencia más de la integración del hombre y su entorno. También son importantes los recursos de caza existentes en la zona, resaltando por su gran variedad.

MONTEJO DE TIERMES


Ermita visigoda de Pedro. Ribera del duero
Todo el término municipal ofrece unos recursos histórico-artísticos notables. Pinturas o grabados rupestres, casi siempre esquemáticos, en cuevas de Ayllón, Ligos, Manzanares y Sotillos de Caracena, donde también existen yacimientos del Bronce. Huellas posteriores en Montejo de Tiermes –Edad del Hierro-, castros celtíberos en Ligos, Pedro y Sotillos, y restos romanos en Carrascosa de Arriba –epígrafe-, cuevas –asentamiento rural en La Pedriza, que sigue en época visigoda- y Noviales –inscripción de un legionario romano-.

En Pedro hay que detenerse ante la ermita visigoda de la Virgen del Val (siglo VII; Incoado BIC, Monumentos; posiblemente la más antigua de la provincia de Soria), cuya imagen románica  (siglo XIII) se trasladó a la parroquia. También hay restos arquitectónicos visigodos en Montejo. En esta población, la iglesia de San Cipriano reúne románico –portada y galería porticada, siglo XII-, gótico –capilla mayor, sacristía y puertas, siglo XXVI- y barroco –el cuerpo del edificio, siglo XVIII-.

La iglesia románica de San Juan Bautista de Ligos ha sido declarada BIC, como Monumento.

Paisaje atractivo.

Toda la zona es una muestra de la arquitectura rural de piedra, como Terresuso – con iglesia porticada del siglo XVI-. Dignos de mención son los palomares de la zona, especialmente numerosos en Cuevas y Noviales, y en el plano medioambiental los magníficos ejemplares de centenarias encinas en Valderromán, aquí llamadas carrascas.

El relieve de este elevado territorio ha sido erosionado profundamente, en algunos parajes, por los ríos Pedro y Manzanares también llamado Adanta, originando gargantas y hoces de impresionante belleza –dos de ellas dan nombre a poblaciones. Hoz de Arriba y Hoz de Abajo.

LICERAS


Bañada también por el Pedro, en su término se localizó un yacimiento bajoimperial romano. Es recomendable una visita a la atalaya y a la parroquia de la Invención de la Santa Cruz, con capilla gótica –siglo XVI-, reconstruida en el XVIII.

Cuenta además con una ermita dedicada a la Virgen de la Salceda.

TIERMES


Entrada a la galeria subterránea del acueducto
El paisaje que rodea Tiermes resulta atractivo en sumo grado: relieve, vegetación, fauna, cursos fluviales… Pero ante la grandiosidad de los restos del yacimiento arqueológico, todo palidece. Zona habitada sin interrupción desde el segundo milenio a.C. hasta el siglo XV, las continuas excavaciones anuales desde 1975, han sacado a la luz restos de una urbe rupestre celtíbero-romana impresionante “Petra de Occidente” la llamó su mejor amigo, José Luis Argente Oliver. El horadamiento de la roca para construir las viviendas, después soterradas, ha permitido su magnífica conservación. Sometida en el 98 a.C. por el cónsul Tito Didio, la población fue obligada a bajar al llano, sin poder construir murallas.

Un recorrido por el yacimiento posibilitará la contemplación del acueducto, el castellum aquae, el foro imperial, las termas, el graderío y el conjunto rupestre del sur, la muralla bajoimperial, la casa del acueducto, la de las hornacinas…, y tres puertas de la ciudad, la del Sol, la del Oeste y la del Norte. Un convenio con la Fundación Duques de Soria hace posible que los visitantes cuenten con guía, en determinadas temporadas.

Además de la necrópolis celtíbera, se han localizado las de etapas posteriores: visigoda, rupestre (siglo IX-XI) y medieval (siglo XI-XV). Esta se halla junto a la ermita románica de Nuestra Señora de Tiermes (siglo XI-XII), con magnífica galería porticada, que cuenta con 5 arcos, siendo el central de ingreso; los capiteles, muy bellos, están decorados con vegetales, animales, un duelo entre caballeros… (BIC, Monumentos).

Se encontraron huellas de dinosaurio en las inmediaciones del yacimiento arqueológico.

El Museo Monográfico de Tiermes, inaugurado en 1986, ofrece al visitante el complemento ideal para la comprensión del Tiermes Histórico.

SAN ESTEBAN DE GORMAZ

Situada  en una ladera a orillas del Duero, cuenta con un patrimonio que ha merecido la declaración de BIC como conjunto Histórico-Artístico. En San Esteban existen grabados rupestres en la cueva de Las Salinas, de difícil adscripción por su variedad temática. De la etapa celtíbero-romana se han localizado notables muestras, entre ellas 32 inscripciones latinas y tres fragmentos de un mismo relieve militar imperial.

En la Edad Media, la lucha entre musulmanes y castellanos convirtió San Esteban en la Puerta de Castilla, con una fortaleza amurallada y dos castillos protegiendo la población. Alejada la frontera, y cuando en 1081 el Cid camina al destierro, se construye la primera galería porticada del románico castellano, la de San Miguel, a la que seguirán Santa María del Rivero y el monasterio e iglesia de San Esteban.

Sede de varios monasterios, entre ellos el primero de dominicas de la península, distintos investigadores indican la procedencia sanestebeña de una de los juglares que compusieron el Cantar de Myo Cid. De ahí los elogios que dedica a la población: “una buena çipdad”, “Los de Sant Estevan, siempre mesurados son”…

Con Alfonso VIII vivirá un hecho singular: la celebración de las primeras Cortes de la península y del Occidente europeo, en mayo de 1187, para tratar la boda de la infanta Berenguela con el príncipe Conrado de Hohenstaufen, hijo del emperador germano Federico Barbarroja. Después San Esteban se convertirá en patrimonio de reinas e infantes, pasando más tarde al señorío nobiliario –Álvaro de Luna, Marqués de Villena, Casa de Alba-.

En esta época San Esteban es cabeza de la comunidad de Villa y Tierra de su nombre, siendo el puente sobre el Duero, de base romana, el enlace con la zona sur.

Inscripción votiva a Hércules. Ribera del duero
EPIGRAFÍA.  Entre las 32 inscripciones celtíbero-romanas encontradas, que muestran familias y símbolos indígenas junto a otros romanos, hay 5 dedicadas a Hércules, de las que 4 repiten el texto, dos a dos, hecho que sugiere un santuario. Otras mencionan a importantes personajes, a los Decuriones y a la Res Publica. Los dos miliarios indican la reparación de la vía cercana a la villa romana del Molino de los Ojos.

FORTIFICACIONES. Distintas causas han motivado que hoy sólo resten de la fortaleza sanestebeña  unos lienzos y construcciones del Castillo, así como el aljibe; murallas en tapial en sus laderas y en Castromoro; un torreón de la antigua Puerta del Rastro; el Arco de entrada –la única puerta que existe, del siglo XVI-; el torreón en calle Posadillas; un cubo de la antigua Puerta de San Gregorio… Pero permiten hacerse una idea del excepcional enclave estratégico y el soberbio papel jugado por la fortaleza en la Edad Media.

ROMÁNICO. San Miguel conserva la primera galería porticada de Castilla –una joya-, con decoración mudéjar en sus capiteles y un primitivismo impactante. En un canecillo, un monje sostiene un libro con la fecha de su construcción (1081). El mural del ábside se ha enriquecido con otras pinturas halladas recientemente. Monumento Nacional, se convertirá en Museo de Arte Sacro.
Iglesia de Santa Marìa del Rivero. Ribera del duero
Algo posterior aunque similar a San Miguel, Santa María del Rivero es más suntuosa y esbelta, toda de sillería (BIC, Monumento). En su interior se halló el almaizar de Hisam II, ahora en la Real Academia de la Historia. La galería original sólo se conserva en los arcos del este, con el central de ingreso –posiblemente  fuesen once-. Las primeras del ábside muestran el Pantocrátor, y el coro, con artesonado morisco, es del XVI.
La decoración existente en sus capiteles muestra elementos típicos de la ornamentación islámica: personas con turbante y caftán; alcazabas y guerreros; piñas; pavo real; elefante; camellos; leones; danzarina desnuda… Los Artistas representaban un universo que estaba en proceso de sustitución por el dominio castellano y sus modelos.

DUERO, VINO Y GASTRONOMÍA


El Duero, auténtica columna vertebral de la comarca, y sus afluentes han horadado el cauce, formando paisajes atractivos, como sucede con el Pedro, el Caracena, el Talegones… Y originan vegas que mudan el paisaje, con una zigzagueante masa de verdor. En zonas de poca corriente se puede disfrutar de un baño relajante, como en La Rambla, de San Esteban. Hay piscinas municipales en Langa y San Esteban.

Las bodegas y lagares, muchas veces excavados en cerros, que cobijan y resguardan la población, han cambiado en parte sus funciones, pero guardan el vino y son punto de encuentro de amigos y familiares para degustar comida y bebida.

En gastronomía destacan los asados, de lechazo, cabrito o cochinillo. El cangrejo amplía las posibilidades, junto a otras especies de pesca. También la caza procura codornices, perdices, liebres, conejos… El manjar más exquisito es una chuletada de cordero en las bodegas, asada en parrillas con sarmientos de vid, y regada con vino del lugar.

La repostería es variada, con especialidades locales. Destacan las tortas, especialmente las de chicharrones, rosquillos, magdalenas, sobadillos, mantecados, florones –en Carnaval- , perrunillas, harinados…

La conocida cooperativa San José Obrero, hoy Bodegas Gormaz, de San Esteban de Gormaz, incluida en la Denominación de Origen Ribera del Duero, produce vinos de calidad. Pueden visitarse sus instalaciones y degustar los productos. En Castillejo de Robledo se está formando otra bodega. Y desde Langa de Duero se ha lanzado  La ruta de los Lagares, recuperados con tal motivo.

FIESTAS Y TRADICIONES


Cada localidad festeja a sus patronos conjugando religión  y ocio. En Langa –corpus- y San Esteban -7/11 de septiembre- las Peñas dan colorido indescriptible a todos los actos. Emotiva es la Salve del Rivero en la segunda; juegos, toros, verbenas –con el baile de La Rueda- , caldereta y fuegos artificiales marcan días y noches inolvidables.

TRADICIONES. Los ganaderos festejan a San Antón (17-1) con bendición de animales, y la cartera en San Esteban. En Santa Águeda llevan la iniciativa las mujeres –en Peñalba…-. El Carnaval, con el Jueves Lardero y la tortilla de chorizo, se vive con intensidad. Procesiones de Semana Santa y escenificaciones de la Pasión. –Langa, la sobresaliente de Alcoba y Retortillo- invitan al recogimiento, con las cofradías desarrollando un importante papel.

En mayo se celebra la Concordia del Rivero en San Esteban -1 día- y San Isidro, con la bendición de campos. En el Corpus se erigen monumentos, participando los niños de primera comunión. San Juan, con chocolate al alba para ver  “danzar al sol”, mantiene la chuletada en las bodegas, igual que en San Pedro. Los conductores festejan a San Cristóbal (10 de julio). Las fechas de Todos los Santos y Difuntos convierten los camposantos en pequeños vergeles.

La Navidad se adorna con música, luces y belenes –viviente en San Esteban-. Y por estas fechas se realiza la matanza del cerdo.

Tienen su día quintos y romerías –Retortillo, Recuerda, Tiermes,  Soto, Olmillos, Quintanilla…-. Las fiestas del Plenilunio, en Tiermes, van acompañadas de hogueras y melicratón.
Fiesta de plenilunioen tiermes. Ribera del duero

Dónde alojarte en Burgos
Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil