República Checa, disfruta de sus balnerarios
República Checa
Balnearios de Cerveza y de Vino. La República Checa es un país donde la cerveza y el vino son, literalmente, parte del tesoro nacional.
Els Blaus de Roses

república checa, república checa, disfruta de sus balnerarios

La República Checa es un país donde la cerveza y el vino son, literalmente, parte del tesoro nacional. En todo el país no habrá quien dude de que la cerveza checa es la mejor del mundo. De igual manera, cada año sigue creciendo la fama del vino de Moravia gracias a cuya calidad y sabor excelente la República Checa empieza a incluirse valerosamente entre las potencias del vino de primera fila. La cerveza y el vino tienen, no obstante, usos mucho más amplios de lo que pueda parecer a primera vista. Ponte a conocer el mundo aromático de los spas de cerveza y vino que colmarán de un placer perfecto no solamente a tus papilas gustativas ¡sino también a tu cuerpo!

Balneario de vino
La tradición del cultivo del lúpulo en la República Checa data de tiempos remotos. Durante siglos se fabricaba en este país la cerveza de mayor calidad que echó raíces firmes en la cultura de todo el pueblo. No es una casualidad que la República Checa es hoy el país con el mayor consumo de la bebida dorada en el mundo, primacía a la cual contribuyen en gran medida también los turistas extranjeros que han cogido tanto cariño al "pan líquido" checo que ya ni pueden imaginarse sus vacaciones en Chequia sin una caña de cerveza empañada. ¿Pero sabías que la cerveza no tiene solamente un sabor excelente, sino que también cura? Ha sido la ciencia moderna que supo apreciar perfectamente sus propiedades comprobando que la cerveza mejora la inmunidad del organismo, tiene un efecto positivo en el sistema vascular, contribuye a la relajación muscular y armoniza las funciones corporales. Dicho sea brevemente, la cerveza realmente sirve a la "¡Salud!".

Cervezas en el balneario
Zambúllete en cerveza en Karlovy Vary

Puedes disfrutar de un programa perfecto de wellness de cerveza tanto en los centros balnerarios como fuera de ellos. En el centro mismo del balneario checo más conocido, Karlovy Vary, puedes probar los efectos únicos de la cerveza en el Primer Spa de Cerveza (První pivní lázně). Te esperan aquí baños en tinas con hidromasajes, hechas a mano del roble real que desde siempre ha sido símbolo de la longevidad y resistencia. Los baños mismos se basan en una receta original compuesta de una mezcla de levadura, variedades selectas de lúpulo, malta y un extracto de turba. Durante el baño puedes beber una cantidad ilimitada de cerveza clara y negra, estimulando de esta manera la hidratación de tu cuerpo. La recompensa será no solamente el sabor excelente de la cerveza, sino también el alivio de la tensión, del cansancio y estrés, la eliminación de sustancias nocivas del cuerpo, la regeneración de la piel y un descanso perfecto para tu mente y cuerpo. Otra alternativa de los baños de cerveza se te ofrece en otros balnearios, por ejemplo en Jeseník, en Moravia.

La cerveza para la sed y la salud

Una terapia balnearia para la salud, que combina los efectos terapéuticos de las aguas minerales termales, la cerveza, los ingredientes para su fabricación y masajes especiales, puede representar una variación original a su estancia en el Spa de Cerveza de Chodová Planá (Pivní lázně Chodová Planá). Los tratamientos locales tienen beneficios saludables para la piel y el cabello, la relajación muscular, las articulaciones y el sistema inmunitario. También en el seno de las montañas checas más altas, Krkonoše, puedes gozar de una terapia única que utiliza la bebida nacional checa, en concreto en el Spa de cerveza Novosad Harrachov. En este lugar, incluso puedes someterte al tratamiento junto con tu media naranja sumergiéndose en una bañera especial para dos. También apreciarás los efectos beneficiosos de la cerveza en el Spa de cerveza BBB Bahenec, situado en la naturaleza preciosa de los montes de Beskydy, o en el ambiente subterráneo único en el Spa de cerveza Sladovna en Černá Hora que tiene una amplia oferta de tratamientos con cerveza. Si tu estancia en la República Checa se limita sólo a su capital, no te desesperes. Naturalmente también en Praga puedesn zambullirte en baños de cerveza, en concreto en el Spa de cerveza ZOTO, en el barrio de la Ciudad Vieja.

Balneario de cerveza
Momentos románticos con el vino en un palacio

No tienes que ser necesariamente un sumiller para apreciar el sabor y las características excelentes del vino de Moravia. En el Primer Wellness checo de vino (První český vinný wellness), situado en Hustopeče, puedes dejarte mimar disfrutando de más de veinte tratamientos para la salud y relajación. Un masaje de todo el cuerpo con el aceite de vino te llevará al séptimo cielo, un peeling original con pasta de semillas de uva trituradas hará brillar tu piel y unas envolturas de vino, por su parte, te ayudarán a luchar contra la obesidad y la celulitis. Como un rey te sentirás en el Spa de vino palaciego (Zámecké vinné koupele), ubicado en el palacio de Zábřeh. Basta con acomodarte en una tina de madera, que recuerda un barril de vino, para disfrutar de baños derivados de aceite de uva y conceder al cuerpo un masaje suave o una exfoliación. Todo ello en un ambiente romántico con llamas flameantes en una chimenea de piedra al fondo, en el espacio original de un palacio renacentista.

Dónde alojarte en Praga
Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil