Plovdiv,la ciudad de las siete colinas
Plovdiv-Bulgaria
Visita la pintoresca ciudad de Plovdiv y su casco antiguo; se trata de un museo al aire libre. Pasea por sus calles y disfruta de verdaderas joyas arquitectónicas, será un auténtico placer.
Els Blaus de Roses

plovdiv-bulgaria, plovdiv,la ciudad de las siete colinas

Bulgaria se sitúa en la parte sudeste de Europa y siempre ha sido una tierra de muchas civilizaciones antiguas que ha dejado parte de su cultura e historia. Durante muchos siglos el país ha sido un cruce de caminos y además ha servido de conexión de Europa con Asia y África. Así pues, asentada a orillas de Río Maritsa encontramos la ciudad de Plovdiv. Conocida antiguamente como Philippopolis, es la segunda ciudad más poblada de Bulgaria, es considerada como la capital de la cultura y destaca por una extraordinaria belleza que desde el primer momento nos embriagará.

Si regresamos al pasado de la villa, podemos descubrir que se remonta a 6000 años atrás, mucho antes que algunas conocidas ciudades europeas. Gracias a su estratégica localización y siendo una tierra de paso de naciones y culturas, Plovdiv ha sabido conservar los elementos que lo han hecho único y singular. Fue en el año 342 a.C, después de ser conquistada por el Rey Felipo II de Macedonia, cuando pasó de llamarse Eumolpia por Philippopolis. Más tarde, pasó a dominio romano y recibió un nuevo nombre, Trimonium, siendo así la capital de la provincia de Tracia. En esta época, la villa fue un importante centro regional y desarrolló una alta actividad de construcción de casas, instalaciones y carreteras. Es también de este período que se han conservado un elevado número de vestigios que nos muestran la importancia de la villa. Finalmente, a partir del siglo XV apareció por primera vez el nombre de Plovdiv, estando ya en conquista de los búlgaros. 

Restos arqueologicos en el Casco Viejo de Plovdiv. Turismo Plovdiv
Esta pintoresca urbe cuenta con diferentes zonas de gran interés turístico, pero sin duda el lugar privilegiado es la zona que se encuentra entre los tres cerros, que fue la localización original de la ciudad, donde se ubica hoy en día la Ciudad Vieja de Plovdiv. Es aquí donde podemos observar todo el patrimonio que nos ha dejado el pasado. Esta zona es muy conocida por sus estrechas calles de piedra, en su mayoría peatonales. Uno de los símbolos más significativos y famosos es el Anfiteatro Antiguo, construido por el emperador Mark Avrelii en el siglo II a.C y descubierto en el año 1972. Gracias a su buen estado de conservación hoy en día podemos disfrutar de unas increíbles vistas tanto sobre el anfiteatro como sobre la ciudad, podemos sentarnos en sus gradas o simplemente imaginarnos su grandeza en la antigüedad. Estaba ricamente decorado y podía acomodar hasta siete mil espectadores. Actualmente, después de ser restaurado, ofrece diferentes actuaciones y espectáculos en las calorosas noches de verano.

De esta época también encontramos el Estadio Romano, ubicado bajo la Plaza de Dzhumayata, en la calle principal del centro de la urbe y fuera del casco antiguo. Fue construido en el siglo II y siguió el modelo de estadio de Delphi. Este magnífico espacio ha permitido a los visitantes descubrir elementos de la rica historia de la ciudad. Otro elemento importante de esta época es el Antiguo Foro. Se encuentra en la Plaza Central y data del siglo I, durante el gobierno del emperador Vesperino. Siendo el complejo más grande de Bulgaria, alberga importantes ruinas de calles de piedra, bases de edificios y columnas, una biblioteca, un Odeón, etc. Una visita, sin duda imprescindible, donde además podemos disfrutar de algún evento teatral, musical o literario.

Antiguamente, la ciudad estaba rodeada por una muralla romana, pero lamentablemente fue destruida en el año 251 d.C. Hoy podemos ver una pequeña parte de esta y además, la puerta oriental de acceso a la ciudad, HissarKapiya. Tocando a esta puerta encontramos a la Iglesia de San Constantino y Santa Elena, una de los templos cristianos más antiguos de la ciudad y bastante frecuentado por los turistas búlgaros. Fue declarado monumento arquitectónico en el nº4 del Boletín Oficial de 1995. 

Después de ser concedida a los búlgaros en el 1344 y conquistada por el ejército otomano en el año 1364, podemos observar el gran cambio en el desarrollo de la ciudad y el tipo de arquitectura con características típicas orientales. Una huella de esta época, sin duda, es la Mezquita Dzhumaya, emplazada en el centro de la ciudad, tocando casi el Estadio Romano. Este edificio de nueve cúpulas cubiertas con láminas de plomo fue construido en el año 1364 durante el reinado del sultán turco Murad I en el lugar donde se encontraba la catedral de la ciudad. Es el principal templo musulmán de Plovdiv y es uno de los edificios religiosos otomanes más antiguos de los Balcanes. De su interior destaca su decoración con frescos murales de adornos florales y citas del Corán y también una fuente rodeada por cuatro pilares. Otra mezquita que se conserva es la Mezquita Imaret, ubicada cerca del río. Fue edificada en el año 1445 y destaca por su decorado minarete y su elegante jardín.

Escena del Anfiteatro Antiguo. Ciudad Viaje de Plovdiv. Turismo Plovdiv
Durante el Renacimiento y gracias al gran número de personas adineradas que vivían en la ciudad se empezaron a construir casas ricamente decoradas y ornamentadas que tanto en aquella época como actualmente son un símbolo de Plovdiv. Se puede observar diferentes tipos de estructuras dependiendo de si se construyeron durante la primera fase del Renacimiento o de la fase madura. De esta segunda fase destacan unas casas donde se cuidan mucho los detalles, mucho más dinámicas y de colores llamativos y vivos, con grandes ventanales en la parte superior y espacios adicionales con diferentes funciones, como almacenamiento para objetos de valor, baños turcos, etc. 

Actualmente, la Ciudad Vieja de Plovdiv se considera un museo al aire libre, ya que mientras paseamos por sus calles nos encontramos con verdaderas joyas arquitectónicas. La gran mayoría de estas casas se conservan en muy buen estado o están restauradas y hoy en día, albergan museos y galerías. Algunos ejemplos son la Casa de ZlatyuBoyadzhiev donde encontramos obras del pintor, la Galería Georgi Bozhilov-Slony, donde se exponen obras de pintores búlgaros modernistas, la Galería de Arte Philippopolis en la cual encontramos también obras de artistas búlgaros, entre otras. Por otro lado, también encontramos la Casa Kuyundzhiogh donde se halla el Museo Etnográfico de Plovdiv. Esta magnífica obra destaca por su fachada tripartida con la parte central convexa en tonos azules ornamentada con detalles florales. En su interior encontramos documentadas las actividades como la destilación del aceite de rosa y la preparación del yogur en un ambiente de lo más típico. Otros interesantes espacios son el Museo de los Iconos y la AptekaHipokrat, siendo esta una farmacia –museo que expone útiles del siglo XIX.Otras casas que ni podemos perdernos son la Casa Nedkovich destacando por su ostentoso interior,la Casa Georgiadi, la CasaGeorgiMavridi conocida por ser nombrada por el escritor Lamartine en 1833 y la Casa Hidliyan.

Ésta es también la zona donde se encuentran la mayoría de las iglesias de la ciudad. Hallamos la Iglesia de SvetaBogoroditsa o Catedral de la Virgen, que data del 1844. Sin duda, destaca su alto campanario en tonos rosados del siglo XX, su iconostasio de talla en madera y dorados y sus iconos originales del siglo XIX de la escuela de Samokov. Otra importante iglesia es la de Sveta Marina o Iglesia de Santa Marina,que data de 1561 y fue reconstruida en el año 1783 tras un incendio. Destacan su iconoclasia de más de 170 años de antigüedad y su campanario de madera.

Sin duda, un lugar mágico del casco antiguo de la ciudad es Nebet Tepe, siendo éste el asentamiento inicial de la urbe que hoy en día ofrece unas maravillosas vistas panorámicas sobre la villa. Indudablemente, un punto de reflexión y de una extraordinaria belleza, que recomendamos visitar al atardecer. Esta zona también dispone de muchos restaurantes y bares donde podemos degustar algún plato típico búlgaro o simplemente tomar algo refrescante mientras descansamos del paseo. También, si deseamos alojarnos en esta zona se ubican muchos hoteles que ofrecen unos óptimos servicios en un ambiente de lo más especial.

El Plovdiv Nuevo

El centro de la urbe es tan importante como su casco antiguo. Formado principalmente por una calle peatonal, en ella encontramos numerosos negocios, boutiques, bares, restaurantes y hoteles. Es un punto de encuentro de jóvenes y mayores y es muy habitual quedar después de trabajar a tomar algo en alguna de las terrazas, donde además, encontramos una cuantiosa variedad de bebidas y refrescos. Asimismo, calle Aleksandrovska, es el pasaje de los cines, los teatros, como el Teatro Dramático, y la Ópera. Al final de la calle también encontramos los dos pulmones verdes del centro,DanovHalm y Car SimeonovaGradina. Estos dos parques permiten tanto a los originarios como a los turistas un oasis de tranquilidad y relax durante los calurosos días del verano.

Casa de la Ciudad Vieja de Plovdiv. Turismo Plovdiv
Otro punto importante de la ciudad es la Feria de Plovdiv. Este espacio alberga cada mes de Febrero la Feria Publica dedicada a la vinicultura y a la enología – VINARNA, donde podemos observar la gran tradición de los búlgaros de la elaboración del vino y su historia que ha sido marcada por los diferentes pueblos que han pasado por aquí. Debemos decir que después de varios estudios realizados se considera éste como la primera región donde se plantaron viñedos y donde se elaboró vino del país.

Si después de un día de paseo deseamos salir a tomar algo refrescante o algún cóctel elaborado, los lugares más recomendables son los clubs E’memento y Escape, muy cerca uno del otro. Sin duda, son lugares exclusivos de las noches en Plovdiv, donde podemos disfrutar de una inmejorable selección de música y los mejores combinados de la ciudad. A poca distancia de estos se localiza el Casino Ritz, para los más retozones, siendo éste uno de los casinos más grandes y famosos de Bulgaria, que ha conseguido reunir mucha gente de la alta sociedad búlgara. Finalmente, si lo que queremos es disfrutar de una fiesta búlgara, los mejores lugares son las discotecas Galaxy y Secrets. Estos dos locales son bastante representativos, donde a las primeras horas podemos escuchar música internacional seguida de animada música del país.  Los precios son asequibles y en ocasiones, también hay actuaciones en vivo.

Así pues, esta metrópoli es universitaria, antigua y moderna a la vez, llena de historia y de cosas que ver y hacer, desbordada de una arquitectura rica y variada y siempre en un entorno que ha sabido conservar su naturaleza y entorno. Sin duda, éste es un lugar de ensueño para cualquier visitante que quiere conocer una ciudad pintoresca y única.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil