Paraguay, observación de aves
Paraguay
Con cinco eco-regiones en un país relativamente pequeño, Paraguay se encuentra en una ubicación estratégica que proporcionan una excelente oportunidad para amantes de la naturaleza, especialmente, a los amantes de Ias aves.º
Els Blaus de Roses

paraguay, paraguay, observación de aves

El Paraguay es un país cuyo sector turístico crece cada año. Sea por sus Misiones Jesuíticas - declaradas Patrimonio Universal de la Humanidad por la UNESCO - sus bosques nativos, o el Chaco paraguayo, el flujo turístico sigue aumentando.

La Secretaría Nacional de Turismo y la Asociación Guyra Paraguay están trabajando juntos para aprovechar la belleza natural, promocionando el turismo de naturaleza y de observación de aves. Más de 700 especies de aves y más de 170 especies de mamíferos ofrece una buena oportunidad para cualquier turista que quiera experimentar una visita realmente "natural".

Con cinco eco-regiones en un país relativamente pequeño, Paraguay se encuentra en una ubicación estratégica, con El Pantanal, el Chaco Seco y Húmedo, el Bosque Atlántico, el Cerrado y las Sabanas de la Mesopotamia proporcionan una mezcla de eco-regiones que brinda una excelente oportunidad para amantes de la naturaleza, especialmente, a los amantes de Ias aves.

El país está situado cerca de ciudades como Buenos Aires, Río de Janeiro, Foz de Iguazú, y Bonito, ofreciendo la posibilidad de visitar a Paraguay y seguir disfrutando de una experiencia Sudamericana.

El pájaro campana,ave nacional de Paraguay

El pájaro Campana, ave nacional del Paraguay.


Una de las especies emblemáticas del Paraguay es el Guyra Póng (Procnias nudicollis), el ave nacional de la República, declarada en 2002 por el Congreso Nacional, a través de un proyecto de Guyra Paraguay, la Secretaría del Ambiente, y Cuerpo de Paz. El notable canto del macho (la hembra es completamente muda), fue la fuente de inspiración de varias músicas paraguayas, que es un potente repique de campana, tal vez el sonido más fuerte emitido por ninguna otra ave. Consiste de dos vocalizaciones: un "peng", como "martillazo en un yunque" y una serie de 6-8 "clinc" metálicos. Este asombroso canto es útil para esta especie que habita bosques tropicales y subtropicales en selvas altas y húmedas.

BOSQUE ATLÁNTICO.


Un paraíso para aves y amantes de las aves, el BAAPA (Bosque Atlántico del Alto Paraná) en Paraguay es la eco-región con mayor nivel de endemismo y especies amenazadas de extinción, tanto a nivel nacional como global, y está desapareciendo.

Conocida anteriormente como Bosque Atlántico Interior, constituye la extensión occidental del bosque húmedo de la costa atlántica brasileña. Esta eco-región alberga los bosques más altos, húmedos y complejos del país.

Entre las especies amenazadas a nivel global están Pipile jacutinga (Jaku apeti), Claravis godefrida (Pararu), Amazona vinacea (Parakáu keréu), Dryocopus galeatus (Ypeku aka mira), y el ave nacional del Paraguay, Procnias nudicollis (Guyra póng), las Casi-Amenazadas (NT) Tinamus solitarius (Ynambu kagua) y Leucopternis polionota (Taguato moroti). Algunas de las especies más características incluyen tucanes y los carpinteros, además de Odontophorus capueira (Uru), Aramides saracura (Ypaka'a ka'aguy), Strix hylophila (Suinda ka'aguy), entre otras.

Son recomendados recorridos a la noche con reflector para observar especies nocturnas, como caprimúlgidos, lechuzas y Nyctibius griseus (Guaimingue).

El BAAPA es considerado a nivel global como uno de los 25 "Hotspots" de "Conservation International" (Mittermeir et al. 1999).

CERRADO

Amenazado a nivel global, el Cerrado alberga unas especies únicas en Paraguay.

Esta eco-región representa uno de los conjuntos de sabana, pastizales y bosque secos más grandes del mundo (2 millones de km2). Se encuentra en el centro de Brasil, pero existe un importante ingreso en el Norte de la Región Oriental del Paraguay, principalmente de manera continua en el departamento Concepción, y a modo de islas naturales de Cerrado en los departamentos Amambay, San Pedro, Canindeyú y Caaguazú. En esta eco-región se combinan, a modo de mosaico, pastizales naturales puros (campos limpios), pastizales naturales con menor o mayor grado de cobertura leñosa (campos sucios y cerrado sensu stricto) y bosques densos de altura media y baja (cerradones).

Entre las aves más características hay once endémicas y varias globalmente amenazadas. Entre las especies endémicas y amenazadas están Nothura minor (Ynambu'i pyta) y Eleothreptus candicans) (Yvyja'u moroti), conocidas en sólo uno y dos sitios, respectivamente, en todo el país, y ambas típicas de "campos".

Otras especies de estos hábitats son Alectrurus tricolor (Jetapa'i), Culicivora caudacuta (Tachurí coludo) y Coryphaspiza melanotis (Apysa hũ), las tres también en peligro de extinción. En los campos cerrados se encuentra Melanopareia torquata (Gallito nuca canela), Cyanocorax cristatellus (Aka'e hũ), entre otras. Características de los bosques en galería y bosques secos son las especies de Pipile cumanensis (Jaku peti), Syndactyla dimidiata (Ka'a'i guyra akahũ), etc. Los humedales dentro del Cerrado son hábitats apropiados para especies singulares como Laterallus xenopterus (Burrito guaraní), Gallinago undulata (Jakavere guasu) y Gubernetes yetapa (Jiperu) y pueden encontrarse grandes concentraciones de semilleros del género Sporophila.

Recorridos a la noche con reflector son recomendados ya que Eleothreptus candicans (Yvyja'u morotĩ) es conocido en sólo dos sitios en Paraguay, ambos del hábitat Cerrado (Laguna Blanca y la Reserva Mbaracayú).

El Cerrado es considerado a nivel global como uno de los 25 "Hotspots" de "Conservation International" (Mittermeir et al. 1999).

La aves de tordo amarillo se encuentra en la mesopotania sudamericana ecosistema importante de Paraguay
SABANAS DE LA MESOPOTAMIA

Estos pastizales naturales están amenazados por el avance de la ganadería y actividades agrícolas. Aves del género Sporophila se encuentran en esta eco-región y hacen especiales las visitas de los amantes de las aves.

La Mesopotamia Sudamericana es una eco-región centrada entre los ríos Uruguay y Paraná en las provincias de Corrientes y Entre Ríos, Argentina, pero extendiéndose a zonas aledañas en Uruguay, el Sur de Brasil y el Sudeste del Paraguay (principalmente en los departamentos ltapúa y Misiones). La vegetación de esta eco-región se caracteriza por extensos pastizales y humedales.

Tres especies de aves globalmente amenazadas tienen su distribución de anidación restringida a esta región: Sporophila palustris (Capuchino pecho blanco), Sporophila zelichi (Capuchino de collar) y Sporophila cinnamomea (Capuchino corona gris). Las tres especies migran al Norte, por el Este de Paraguay, para invernar en el Cerrado y Pantanal de Brasil. Otras especies amenazadas cuyas distribuciones y poblaciones están centradas en la eco-región incluyen el Anthus nattereri (Cachirla dorada) y Xanthopsar flavus (Chopi sa’yju). Especies como Botaurus pinnatus (Hoko para), Circus cinereus (Taguato vevy’i), Eleothreptus anomalus (Yvyja'u tuju) son más comunes en esta eco-región del país que en otras.

El turismo rural es una industria de crecimiento rápido en Paraguay y existen estancias que ofrecen alojamiento y servicios turísticos para visitantes.

La Mesopotamia Sudamericana es un ecosistema vulnerable a nivel regional. (Dinerstein et al. 1995).

La ave Espátula rosada se encuentra en chaco húmedo donde estas especies son conocidas por ser migratorias y acuáticas. Paraguay
CHACO HÚMEDO.

Especies migratorias y acuáticas son comunes en el Chaco Húmedo, algunas muy carismáticas como Tryngites subruficollis (Playerito Canela), Jabiru mycteria (Tujuju cuartelero), y Mycteria americana (Tujuju kangy). Esta eco-región abarca la porción Sudeste y más húmeda de la llanura chaqueña. Incluye ambas márgenes del río Paraguay y los bañados de los departamentos Concepción, San Pedro, Ñeembucú y Cordillera. Se caracteriza por sus vastas estancias, palmares, y lagunas saladas.

Las aves vadeadoras como garzas, cigüeñas, karáu, chaha, y rapaces tales como Cathartes burrovianus (Yryvu akã sa'yju), Rostrhamus sociabilis (Taguato jatyta), Buteogallus urubitinga (Yryvutinga) y Busarellus nigricollis (Taguato akati) son particularmente abundantes. Alectrurus risora (Guyra jetapa) habita los pastizales altos en los bañados de Ñeembucú, Cordillera y el extremo Este de Presidente Hayes, así como también los semilleros del género Sporophila. Los loros como Nandayus nenday (Ñandái), Amazona aestiva (Parakáu) y Campephilus leucopogon (Ypeku akã pyta) son comunes en los palmares.

Avistaje de aves por la ruta Transchaco permite observar especies acuáticas, y existen varias estancias que practican turismo rural. El Chaco Central (Filadelfia y Loma Plata) ofrece varias opciones de alojamiento.

El Chaco paraguayo, como parte del Gran Chaco Americano, constituye un ecosistema frágil y vulnerable cuyaconservación es reconocida como prioritaria a escala nacional y regional (Dinerstein et al. 1995). También es reconocida como un "territorio natural" (Wilderness Area) por Conservation International (Mittermeir et al. 2002).
Ave Charata ubicada en el chaco seco conocido como el lugar mas silvestre de la tierra.Paraguay

CHACO SECO.


Una inmensa área realmente silvestre, el Chaco Seco es una región que hay que experimentar para explicarlo. Impenetrable vegetación espinosa y altas torres de cactus caracterizan esta región que ha sido descrito como "el lugar más silvestre de la Tierra". Ocupa el Oeste y el Centro de la Región Occidental, donde la precipitación anual es muy reducida (400-800 mm) y existen escasos ríos activos.

Entre las aves típicas del Chaco Seco están las 17 especies endémicas, como Nothoprocta cinerascens (Ynambu sisi), Eudromia formosa (Ynambu apirati), Spiziapteryx circumcinctus (Taguato'i), Chunga burmeisteri (Saria hũ), Strix chacoensis (Suinda chaco), Dryocopus schulzi (Ypeku hũ), Drymornis bridgesii (Arapasu guasu), Xiphocolaptes major (Arapasu hũ), Ochetorhynchus certhioides (Bandurrita chaqueña), Furnarius cristatus (Ogaraity chaco), Rhinocrypta lanceolata (Mburika mondoa) y Saltatricula multicolor (Vira vira), entre otras. Las aves terrestres y de matorral son comunes en esta eco-región.

Las lagunas del Chaco Central son características por poseer especies tolerantes a condiciones salinas, como Phoenicopterus chilensis (Guarimbo pytã), Coscoroba coscoroba (Guyrati ete guasu) y varias especies de patos incluyendo Anas bahamensis (Ype ruguai akua) y Callonetta leucophrys (Ype ajúra hũ). Durante los periodos de migración (especialmente agosto-noviembre), las aves playeras migrantes son abundantes, especialmente Tringa flavipes (Mbatui-tui), Calidris melanotos (Playerito pectoral), Calidris fuscicollis (Playerito rabadilla blanca) y Phalaropus tricolor (Falaropo tricolor).

El enorme Parque Nacional Defensores del Chaco se encuentra en el corazón de esta eco-región y ofrece alojamiento y servicios turísticos para visitantes, ubicado a 55 km del Cerro León una extraña formación rocosa en medio del Chaco paraguayo.

El Chaco paraguayo, como parte del Gran Chaco Americano, constituye un ecosistema frágil y vulnerable cuya conservación es reconocida como prioritaria a escala nacional y regional (Dinerstein et al. 1995). También es reconocida como un "territorio natural" (Wilderness Area) por Conservation international (Mittermeir et al.2002).

El ave Jabiru,Tutujú cuartelero se encuentran en Pantanal uno de los humedales más grandes del mundo,Paraguay
PANTANAL

Para amantes de las aves y la naturaleza, el Pantanal es reconocido como un destino turístico. Menos conocida es la porción de este famoso humedal que se encuentra en Paraguay, un área prístina y aislada, ubicada en la triple frontera con Brasil y Bolivia.

El Pantanal es uno de los humedales más grandes del mundo, y durante la estación lluviosa más del 80% de la eco-región se encuentra inundada. Se localiza principalmente en los estados brasileños de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul, pero se extiende hacia el Sur a lo largo del río Paraguay, ocupando el extremo Este del departamento Alto Paraguay hasta la desembocadura del río Apa en el departamento de Concepción. Las formaciones dominantes son pastizales inundables, esteros y lagunas, cubiertas por una diversa vegetación acuática y palustre.

Varias especies de aves están restringidas dentro de Paraguay al Pantanal, incluyendo Nyctiprogne leucopyga (Añapero faja blanca), Furnarius leucopus (Albañil), Synallaxis hypospodia (Guyra karaguataty) y Cranioleuca vulpina (Curutié de río), y habitan dos especies endémicas a la eco-región, Pyrrhua devillei (Arivaya) y Synallaxis albilora (Guyra karaguataty).

Sin embargo, el área se caracteriza principalmente por su abundancia de aves acuáticas, cuando en la época apropiada del año (generalmente septiembre a diciembre), miles de aves llegan a encontrarse en pequeñas áreas. Son comunes grupos de centenares de Phala-crocorax brasilianus (Mbigua), y miles de Ardea alba (Guyrati), Egretta thula (Itaipyte) y Mycteria americana (Tujuju kangy). Otras especies, tales como Ardea cocoi (Hoko guasu), Ciconia maguari (Mbaguari) y Jabiru mycteria (Tujuju cuartelero) se presentan en centenares, mientras que varias especies de migrantes neárticos son abundantes durante sus periodos de migración, por ejemplo Hirundo rustica (Mbyju'i jetapa), Petrachelidon pyrrhonota (Golondrina rabadilla canela) y Dolichonyx aryzivarus (Chopi para).

Aunque aislada, la región cuenta con servicios turísticos y de alojamiento en Bahía Negra, la capital del distrito, y en reservas privadas cercanas.

El Pantanal es considerado a nivel global como uno de los 238 ecosistemas del mundo en peligro crítico y prioritario para la conservación (Olson y Dinerstein 2002). Esta eco-región también comprende un "territorio natural" (WildernessAreo) por Conservation International (Mittermeir et al. 2002).
San miguel arcangel representación de la misión franciscana en Paraguay

ADEMÁS DE LA OBSERVACIÓN DE AVES, PUEDE DISFRUTAR TAMBIÉN DE...

EL CAMINO FRANCISCANO


La misión franciscana en el Paraguay cubrió todos los caminos del país. Los pueblos nativos de la región oriental vivieron esa experiencia.

Los pueblos que conforman el Camino Franciscano en el Paraguay están diseminados en toda la geografía de la Región Oriental. Los sacerdotes de la Orden de San Francisco de Asís fueron protagonistas en la fundación de comunidades, enseñanza del catecismo cristiano y creadores de artistas y artesanos, en el marco modelador de una cultura que trascendió generaciones.

El camino franciscano es considerado la vía de unión física de los pueblos, pero sobre todo representa el vínculo religioso, cultural e histórico que identifica afinidades e imprime marcadas peculiaridades a la forma de vida de los paraguayos.

El recorrido del Camino Franciscano comienza cerca de Asunción con Capiatá, misión que proyectó su influencia sobre otras comunidades como Areguá, ltauguá y Pirayú. En la Cordillera de los Altos, la tarea franciscana tuvo su repercusión en Altos, Atyrá, Tobatí, Caacupé, Piribebuy y Valenzuela.

En la parte central de la región oriental la misión franciscana se extendió a Yataity, Villarrica, Itapé, Caazapá, San Juan Nepomuceno, Yuty y Artigas, aunque muchos otros pueblos se abrieron a la influencia franciscana.

Ciudades del Norte también sintieron los efectos de la misión. Curuguaty, Lima, Tacuatí, San Pedro de Ycuamandyyú y Concepción asimilaron plenamente los principios predicados por los franciscanos y adoptaron formas de vida transmitidas a las generaciones posteriores.

En la región norteña, las comunidades de San Lázaro y San Carlos del Apa también vivieron la experiencia franciscana. Estos lejanos rincones de la geografía nacional crecieron bajo la influencia de aquella misión.

Como herencia cultural, los franciscanos dejaron a las comunidades la capacidad de desarrollar su propia música, sus cantos, sus bailes y su artesanía. Los trabajos en cuero, la talla en madera, que puede ser apreciada en la iglesia San Buenaventura de Yaguarón, los hilados y tejidos, la cerámica, instrumentos musicales y otras habilidades son parte de aquella presencia.

LA RUTA JESUÍTICA


Misiones e ltapúa atesoran el patrimonio de la Ruta Jesuítica.

La Ruta Jesuítica del Paraguay equivale a un recorrido que abarca San Ignacio Guazú, Santa María de Fe, Santa Rosa, San Cosme y San Damián, Santísima Trinidad del Paraná y Jesús de Tavarangüé. En todas estas ciudades se conservan suficientes muestras de lo que fue ese lapso de 150 años de presencia de los misioneros de la Sociedad de Jesús en el Paraguay.

Durante todo ese tiempo dedicado a la evangelización de la población indígena del Paraguay, se desarrollaron conocimientos que lograron profundidad como la música, la arquitectura, la escultura, la pintura, las artes gráficas y otras ciencias.

En San Ignacio Guazú, el Museo Diocesano conserva la más acabada muestra del arte barroco, las imágenes talladas en madera por indígenas, el empleo de los colores y la perfección de sus formas y proporciones revelan la dimensión de la tarea de enseñanza y el alto grado de asimilación de indígenas catequizados.

Santa Rosa de Lima conserva parte de las construcciones jesuíticas como el campanario que hasta ahora sirve para convocar a los fieles, el Coty Guazú o "Casa de indios" que cubre toda la cuadra, la capilla Virgen de Loreto donde se conservan frescos y algunas imágenes de gran belleza y valor.

Santa María de Fe es también depositaria de parte del gran legado de los jesuitas. El museo instalado en lo que fue originalmente una "Casa de indios" guarda obras de arte sacro talladas en madera por indígenas y otros objetos de culto.

Completa el circuito misionero la ciudad de Santiago, en cuya iglesia se encuentra el único retablo completo de la época jesuítica. Lo que fue una "Casa de indios" también se convirtió en museo donde se puede apreciar una rica variedad de esculturas.

El Departamento de ltapúa dio asiento a Santísima Trinidad del Paraná donde se puede observarlo que fue el conjunto arquitectónico allí erigido. Hoy, la instalación de un sistema de Luces, Sonido e Imágenes para visitas nocturnas permite recrear la vida que compartieron indígenas y misioneros en esa reducción.

Muy cerca de Trinidad se encuentra Jesús de Tavarangüé cuya estructura urbana está conformada por el templo, que quedó inconcluso, la Plaza Mayor, el Colegio anexado a la Iglesia, las casas de protección para huérfanos y viudas llamada Coty Guazú o Casa Grande.

San Cosme y San Damián es otra joya dejada al Paraguay por las misiones jesuíticas. Esta reducción a más de cumplir la misión de catequizar fue un centro científico especializado en observación e interpretación astronómica. Se realizó recientemente la restauración de este complejo que actualmente se denomina "Centro de Interpretación Astronómica Buenaventura Suárez", en homenaje a su creador y director.

TURISMO RURAL.


El turismo rural tiene en el Paraguay las condiciones óptimas para su desarrollo. Las estancias aportan comodidad, recreo y descanso.

El predominio de las zonas planas, la abundancia de corrientes de agua superficiales, extensos humedales, las serranías de moderada elevación y la extensión de los espacios naturales conforman la característica del territorio nacional e instalan la posibilidad de desarrollar recursos económicos ponderables como la ganadería, la agricultura, la explotación forestal y en combinación con ellas el turismo rural.

Muchos establecimientos ganaderos han decidido abrir sus estancias a los turistas y han adecuado sus bases para dar confort y recreación a los visitantes. Habitaciones confortables, gastronomía típica, paseos a caballo o en carretas y otros vehículos antiguos, observación de faenas campestres, pesca y aventura forman parte de la abundante oferta de turismo rural a disposición de clientes nacionales o extranjeros.

La Asociación Paraguaya de Turismo Rural (APATUR) y el Emprendimiento Misionero de Turismo (EMITUR) han conformado una amplia red de estancias que ofrecen servicios turísticos en el interior del país. Algunas se encuentran cerca de Asunción y Otras en zonas más distantes, pero todas con atractivos de singular relevancia.

Algunas de las opciones para el turista son, por ejemplo, Mamoreí Casa de Campo, en el departamento de Paraguarí; en la jurisdicción de Piribebuy se encuentra el complejo La Quinta y no lejos de allí en el distrito de Caacupé la Estancia Los Manantiales.

En territorio perteneciente al distrito de Caaguazú se encuentra la Estancia La Golondrina, y en Coronel Oviedo ofrece sus instalaciones la Estancia Don Emilio. Ya en los campos de Caazapá se llega a otra estancia que lleva el sugestivo nombre de Loma Linda.

Viajando por la Ruta 1, a poco más de 20 kilómetros de Asunción se encuentra la Granja Oñondivemí y más allá, cerca del río Tebicuary, en Caapucú, espera al visitante la Estancia Santa Clara.

En territorio misionero, el turismo rural se hace fácil con los balnearios de Villa Florida, la Estancia Tacuaty de Santiago y San Francisco de San Miguel. Los grandes festivales como el Internacional de Doma y Folklore o la Fiesta de la Tradición Misionera de Santiago acaparan la preferencia de visitantes en cada año.

En el Norte del país también existen lugares preciosos para el turismo rural. San Pedro, Concepción y Amambay tienen recursos para recibir visitantes, El Chaco, en su extensa planicie exhibe sitios históricos, gran riqueza de exótica flora y abundancia de aves y animales salvajes. Desde Fuerte Olimpo, el visitante se encuentra ante el Pantanal Paraguayo, parte integrante del Gran Pantanal.

Vista panorámica de la ciudad de Asunción-Paraguay
ASUNCIÓN

Una encantadora ciudad con moderna infraestructura.

Asunción, la capital del Paraguay, ofrece a los visitantes dos importantes zonas: la zona original del Centro histórico, con el puerto, así como la zona moderna y contemporánea; combinadas ambas para darle a la ciudad una sensación de intimidad.

Asunción tiene una serie de excelentes hoteles y centros de convenciones que ofrecen infraestructura de vanguardia equipados con tecnología de punta, capaz de acoger grandes y pequeñas convenciones, exposiciones y ferias internacionales. Además, los bajos costos, la hospitalidad y la calidez del pueblo paraguayo ayudan a contribuir con el éxito de cualquieri tipo de eventos.

En Asunción como en la mayoría de las capitales, existen amplios y modernos centros comerciales, la mayoría de ellos ubicados en el exclusivo barrio Villa Morra. Varios casinos y la vida nocturna también presentan una interesante variedad: desde bares, discotecas, restaurantes, lounges y clubes nocturnos, cafés, cines, teatros y conciertos.
La bahía de Asunción ubicado al norte es uno de los espacios más verdes de la ciudad para la observación de aves.Paraguay

LA BAHÍA DE ASUNCIÓN


Se ubica en el bañado Norte, al extremo Oeste del bosque húmedo y vecino al Chaco húmedo, literalmente al otro lado del río. Uno de los mayores espacios verdes de la ciudad con excelentes oportunidades de observación de aves. Actualmente reconocida como "Reserva Ecológica del Banco San Miguel y la Bahía de Asunción". Es quizás la estación de parada de aves migratorias más importantes del país. Las aves migratorias incluyen aves playeras que se reproducen en Norteamérica y pasan la temporada no-reproductiva en tierras tanto al Sur como Tierra del Fuego, pero también especies que se reproducen en los pastizales y humedales de Argentina y migran al Norte durante el invierno austral.

A la fecha, más de 330 especies (o casi la mitad de la avifauna del Paraguay), están registradas en Asunción, resulta que Asunción es la capital de las aves de las Américas. Unos de los mejores sitios para la observación de aves en Asunción son: la Bahía de Asunción (aves playeras, de humedales, rapaces y aves migratorias), el Jardín Botánico (aves del bosque, incluyendo especies típicas de los bosques húmedos del Este), y Ñu Guazú para aves de campo abierto. Sin embargo, es posible observar especies interesantes en la ciudad misma también - Pandion haliaetus (Aguila pescadora) y Falco peregrinus (Halcón peregrino) nidifican regularmente en los edificios del centro de la ciudad.

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil