Otago, descubre los atractivos más antiguos de Nueva Zelanda
Otago-Nueva Zelanda
Otago es una región de Nueva Zelanda situada en la parte sureste de la Isla Sur. Aquí podrás disfrutar de la variedad de actividades mientras disfrutas de las maravillosas vistas que ofrece el paisaje
Els Blaus de Roses

otago-nueva zelanda, otago, descubre los atractivos más antiguos de nueva zelanda

En 1860, Otago fue el lugar del oro, y todavía hoy podrás comprobarlo si visitas los viejos caminos de los mineros, las casas de piedra y los restos de la maquinaria de minería.  

Pero hoy el oro en Otago es vino. Pinot noir es la variedad de uva que te podrás encontrar con más frecuencia, especialmente por la mayoría de los viñedos del sur y la mayoría de las bodegas.

En Otago podrás disfrutar de unos paisajes espectaculares ya que cuenta con los atractivos más antiguos de la región. Ve caminando hacia Alexandra y coge un barco en el Lago Dunstan y Roxburgh, o ve en bici a lo largo de la vía férrea de Otago. La ruta con 150 km sigue el trayecto de la antigua vía férrea y te ofrece la posibilidad de disfrutar de los lugares más tranquilos de la región y desconectar del ajetreo y bullicio del centro de la ciudad.

En cuanto al alojamiento, Otago cuenta con lujosos hoteles, además de B&B, moteles y zonas de acampada.

Actividades para practicar durante tu visita a Otago

  • Prueba la comida y el vino de Otago.

Conocido por su producción de uvas al estilo “Borgoña”, Otago produce el conocido Pinot-Noir. Además, el clima te acompañará mientras disfrutas de una cena en Otago, donde la comida está hecha con ingredientes frescos de origen local. Disfruta de una gran variedad de comida de alta calidad, fruta y una botella del clásico Pinot-Noir y llévatelos para tomar un picnic en las montañas.

  • Ciclismo.

Pasea por los campos donde verás las espectaculares gargantas de los ríos, zonas de minería de oro e impresionantes paisajes y disfruta de la comida de alta calidad y del vino. Esta ruta es ideal para los ciclistas principiantes. Durante el camino encontrarás muchos alojamientos como B&B, hoteles rurales, moteles y casas de campo.  
En Otago también tendrás la oportunidad para hacer ciclismo de montaña mientras ves los valles y ríos de los alrededores. Ve hacia Alexandra, Cromwell, Ranfurly, Roxburgh o el Valle Nevis y pasa por los senderos de alrededor donde verás los espectaculares paisajes con restos de minas de oro.

  • Paso de Lindis

El Paso de Lindis une la Cuenca Mackenzie con Otago. El camino actual atraviesa los valles de Lindis y los del Río Ahuriri que se encuentran a una altura de 971m. Durante muchos meses, podrás ver la nieve en esta zona montañosa que a menudo baja hacia el borde de la carretera.  
Aquí podrás pasear, montar en bici o montar a caballo por las tierras privadas del Río Lindis mientras disfrutas de unas hermosas vistas. Recuerda también que se trata de una zona montañosa y el tiempo es impredecible. Asegúrate de llevar ropa de abrigo, cortavientos y calzado apropiado.

  • Ve de crucero por el Río Clutha

En el Río Clutha donde podrás disfrutar de las excursiones guiadas por los Lagos Roxburgh y Dunstan en Otago, Nueva Zelanda. Además los pasajeros podrán gozar de algunos de los mejores ejemplos de las minasde oro europeas y chinas.



Los atractivos más destacados de Otago

  • Alexandra.

Alexandra es un oasis de árboles dentro del paisaje de Otago. La ciudad tuvo su auge a finales del año 1800, cuando se extrajeron grandes cantidades de oro en el Río Clutha. La extracción más conocida fue la llamada Dunedin, en la cual se sacó 528kg de oro.  
Hoy en día, Alexandra debe su prosperidad a los agricultores y productores de vino. Pasea a pie o en bici para ver los senderos de las minas en las montañas y así podrás apreciar la belleza singular de la zona. También podrás visitar los viñedos de Pinot Noir y descubrir las históricas minas de oro en el museo. En verano y otoño, podrás disfrutar de los albaricoques, cerezas y manzanas mientra que en invierno, podrás practicar patinaje sobre hielo.

  • Cromwell

Cromwell se encuentra a las orillas del Lago Dunstan y tiene el aspecto de una ciudad moderna, aunque su historia se remonta a la época de la fiebre de oro de la década de 1800. Es debido a su historia por la que Cromwell es conocida entre turistas.
En Cromwell los turistas podrán disfrutar de los edificios más importantes que reflejan el pasado de las minas de oro de la ciudad. En frente del centro de la ciudad, el puerto proporciona un punto ideal para hacer excursiones al Lago Dunstan en una bonita lancha de madera. 
Hoy en día, Cromwell cuenta con la mayor industria de fruta. Si la visitas en verano, podrás disfrutar de los puestos de frutas que hay en la carretera ya son una gran tentación. 

  • Ranfurly.

Ranfurly fue establecida en 1898 como la estación terminal de Otago. Ranfurly se convirtió en el centro administrativo y económico de la zona.
Ranfurly cuenta con bonitos edificios. El más destacado es Centennial Milk Bar, el cual cuenta ahora con el fascinante museo de la arquitectura Art Deco. Los visitantes también podrán disfrutar de los muebles Art Deco de segunda mano y accesorios de tienda. Si la visitas en Febrero, ve al festival Art Deco de Raunfurly.
Además, aquí podrás encontrar una gran variedad de restaurantes y alojamientos, como moteles, hoteles, albergues y zona de acampada.

  • San Bathans.

En 1887, San Bathans fue una ciudad que contaba con 2000 mineros. Algunos de los edificios de esta época aún se conservan, por lo que es muy fácil para los turistas hacerse una idea de cómo era la ciudad durante la época de la fiebre del oro.
Un gran ejemplo es el Hotel Vulcan. Aquí podrás disfrutar de un alojamiento cómodo y buenas comidas. Mucha gente cuenta que en esta casa vive un fantasma. Otro edificio histórico es la Iglesia Anglicana construida en 1882 y la casa de la escuela de piedra.

Debido a la gran actividad minera con la que contaba San Bathans en la antigüedad, hoy los turistas podrán ver los minerales que hay en las rocas y que dan al agua un color azul el cual es compensado con las columnas de cuarzo blanco.

  • Roxburgh.

Roxburgh está localizado en la mitad del camino de Dunnedin y Queenstown sobre las orillas del Río Clutha. Fue un importante centro durante la fiebre de oro del año 1860 en Otago, y ahora es conocido por contar con ricos cultivos de fruta. Aquí se cultivan fresas, manzanas, frambuesas y peras. Lo que es muy conocido es el albaricoque rojo de Roxburgh.
Roxburgh también cuenta con un lago. Este magnífico lago se extiende hasta Alexandra. Aquí también podrás practicar kayak y ver las truchas marrones y arcoíris.
Además, en Roxburgh podrás disfrutar de los numerosos senderos para practicar senderismo y ciclismo de montaña en sus alrededores. Durante el camino podrás disfrutar del fascinante paisaje que cuenta con restos de minas de oro.

  • Clyde.

Esta ciudad histórica está localizada a los pies de la garganta del río y está rodeada de colinas de esquisto salpica con rocas escarpadas.
Es fácil explicar porqué los primeros europeos entraron en la región y escogieron este lugar para instalarse. El clima es soleado en el verano con manantiales templados y los otoños están llenos de colorido. Hoy, Clyde es un gran lugar donde podrás disfrutar de las cafeterías en un bonito entorno.
Muchos edificios de la antigüedad se conservan todavía, como algunas casas de campo, hoteles de piedra, una oficina de correos y ayuntamientos. Visita 3 de los museos de Clyde para hacerte una idea del pasado de esta ciudad.

Poblaciones del reportaje
Zona
Guárdame en el móvil