Odemira, pequeño paraíso
Portugal
Odemira el más grande concejo de Portugal, está situado en Alentejo, en el sudoeste del país. Está traspasado por las aguas del Mira, uno de los ríos menos polutos de todo el continente europeo.
Els Blaus de Roses

portugal, odemira, pequeño paraíso

ALENTEJO EN UN SOLO CONCEJO

Odemira el más grande concejo de Portugal, está situado en Alentejo, en el sudoeste del país. Está traspasado por las aguas del Mira, uno de los ríos menos polutos de todo el continente europeo. "Alentejo en un sólo concejo" es una excelente forma de presentarlo. allí se puede encontrar en simultáneo todo lo que caracteriza esta región especial de Portugal, la llanura, la montaña y la sierra, el río, la presa, el mar, las playas. Esta enorme diversidad constituye el principal atractivo de esta región privilegiada.

La costa más preservada de Europa y las extensas posibilidades que ofrece el turismo de naturaleza en el interior son algunos de sus motivos de interés. Sin embargo, lo mejor de Alentejo será siempre la calidad de su gente.

molino artesanal en Odemira.Alentejo-Portugal

Integradas, en el Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina, las playas del concejo siguen siendo su ex-libris.

Por toda la costa, desde la Praia do Malhao, más al norte, hasta Zambujeira do Mar, se recortan pequeñas ensenadas protegidas por escarpas y laderas de color intenso. algunas de ellas son bastante populares, como es el caso de las playas cerca de Vila de Milfontes o de Zambujeira, en particular en los meses de julio y agosto y a los fines de semana. pero hay otras, a las cuáles la naturaleza no ha facilitado el acceso, y que son verdaderos paraísos. hay que destacar la playa de Almograve, que queda cerca de 10 kilómetros al sur de Vila Nova de Milfontes, en la que es evidente la generosidad el paisaje natural. allí, fauna y flora se armonizan de una manera extraordinaria. Hay fuentes de agua potable brotando a lo largo de la línea costera.

Junto a la costa, es todavía una vista deslumbrante sobre el océano. Merece también la pena conocer los puertos de pesca de Vila Nova de Milfontes, Lapa de Pombas, Entrada da Barca y Azenha do mar, testimonio de la principal ocupación de las poblaciones ribereñas a lo largo de los años.

Rocas a la orilla del mar.Odemira-Alentejo-Portugal

Por toda la costa, el sol y las playas son un pretexto para renovados momentos de fruición. El visitante dispone de muchas explanadas junto al mar, de bares y discotecas, restaurantes de ambiente familiar o más cosmopolita. en los meses más calientes del año, las pequeñas poblaciones costeras del sudoeste alentejano conocen una agitación inesperada, que les confieren una intensa animación.

La gastronomía variada también acompañada la diversidad del concejo. Del mar y de la tierra, se retiran excelentes alimentos para la preparación de los más simples a los más sofisticados platos. Como es evidente en la región el pescado se sirve muy fresco: sargo, pargo, dorada, robalo, perca de la presa, entre tantos otros. La "Feijoada de Búzios" (plato de judías con caracolas), las "caldeirada" (guisos de pescado cocido), las sopas de pescado las "migas" (plato hecho con pan frito), el "chispe de coentrada" (guiso de la pezuña del cerdo con culantro), la "acorda" (sopa de pan con huevo y culantro), los cocidos de buena carne y embuchados, el ensopado de zafio, el arroz de pejesapo o de marisco son tan sólo algunos de los ejemplos de esta mesa alentejana. de los mariscos, se destacan los percebes. el pan de trigo, los quesos y el aguardiente de madroño son complementos indispensables.

Vista de Almograve y todas sus costas.Alentejo-Portugal

De la región de Odemira hay, sin embargo, que referir mucho más que sus playas. El interior del concejo promete aún mayores sorpresas, correspondiendo a la capacidad de aceptar el desafío de partir a la descubierta de esta área vastísima.

Son muchas las posibilidades de escoja: paseos a pie o a caballo, en bicicleta o en vehículos todo el terreno, de barco o de canoa. Explorar caminos en la sierra o en la llanura, conocer los molinos de viento o de marea de la región o observar las especies de aves, o todavía, observar el cielo, para los amantes de la astronomía, son algunas de las propuestas posibles. Subir el río Mira, navegable hasta Odemira o practicar deportes náuticos en la Presa de Santa Clara son excelentes pretextos para días bien disfrutados. Existen en la región algunas empresas con programas de animación y aventura, que pueden ayudar con sus sugestiones de paseos, circuitos, itinerario y juegos.

Santa clara-a-velha en Odemira

Otros motivos de interés pueden ser la descubierta de las ruinas de la muy antigua ocupación humana de Odemira, de donde se destaca una necrópolis de la Edad del Hierro, en Galeado, y la descubierta de la artesanía de la región. En los puestos de turismo puede obtenerse información sobre los principales artesanos del concejo, que se dedican a la cestería en esparto o caña, a la hojalatería, a los trabajos de labranza, tapicería, tejedura, fabricación de guitarras "campánicas" y, en especial a la alfarería.

Damiao, o Damiano, de Odemira es una de las personalidades de destaque de la región. Nacido en siglo XV, se distinguió como tratadista de ajedrez. Fue responsable por la creación de algunas jugadas, como el "Gambito de Damiano" y la defensa de Damiano o Portuguesa.

Con el verano, llegan las ferias, las fiestas, romerías y festivales. En junio, se celebran por todo el concejo los santo populares. no se pueden perder el Festival de los Mástiles de S. Teotónio, con su romería a la fuente, y las mujeres de trajes tradicionales, llevando cántaros en la cabeza o en las caderas. el mes de julio nos trae la FACECO, Feira das Actividades Económicas e Culturais do Concelho de Odemira, también en S. Teotónio. Agosto es el mes de la fiesta por excelencia. La tradición, religiosa o profana, se repite en prácticamente todas las poblaciones. Las Fiestas en Honor de Nuestra Señora de la Gracia, con procesión fluvial, en Vila Nova de Milfontes, o la Fiesta de Nuestra Señora de los Navegantes, en Almograve, son puntos altos del calendario. El Tradicional cante alentejano y el sonido peculiar de las guitarras "campanicas" confieren a la fiesta un ambiente característico.

El alojamiento es de igual modo variado. El concejo dispone de estructuras de acogimiento adecuadas a recibir hasta los visitantes más exigentes, desde el requinte de las Posadas de Portugal a la enorme oferta de campings pasando por el agroturismo, el turismo rural, el turismo de habitación y el alojamiento tradicional incluso un castillo.

S.teotónico en odemira.Alentejo-Portugal

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil