No te pierdas Venecia en carnavales
Venecia - Italia
Ostentosos y bellos disfraces, una infinidad de colores y telas, máscaras detalladamente trabajadas, esencia de otra época y una larga tradición por descubrir, así es el Carnaval de Venecia.
Els Blaus de Roses

venecia - italia, no te pierdas venecia en carnavales

Ostentosos y bellos disfraces, una infinidad de colores y telas, máscaras detalladamente trabajadas, esencia de otra época y una larga tradición por descubrir, así es el Carnaval de Venecia. Con la llegada del mes de febrero se presenta una de las épocas más esperadas por muchos debido a los numerosos carnavales que se celebran en diferentes ciudades del mundo, pero sin duda uno de los más destacados y auténticos es el de Venecia.

El Carnaval de Venecia es el heredero de una rica tradición folclórica que mezcla motivos cristianos y paganos. Para conocer su historia nos tenemos que remontar entre los años 1480 y 1700 cuando surgió la costumbre de que la nobleza saliera a las calles a mezclarse con el pueblo sin ser reconocidos.  Alcanzo su máximo apogeo en el siglo XVIII debido a que logro atraer a numerosos aristócratas de diversos lugares del mundo. El carnaval fue concedido a la población como un periodo dedicado a la diversión y al festejo y además sirvió a los venecianos como una vía de escape para evadirse del gran control del gobierno de Venecia. Un personaje muy conocido de esta época sin duda es Giacomo Casanova, una figura que representa al aspecto placentero y lujurioso de la Venecia del setecientos, época donde Venecia se convirtió en el “imán de Europa”. Así pues, Casanova aprovechaba su máscara para acudir a tertulias, reuniones, teatros y hasta a Ridotto, lugar exclusivamente abierto durante los carnavales donde se practicaban los juegos de azar.   

Góndolas en el Gran Canal de Venecia. Turismo Venecia
Unos años más tarde,en el año 1797, durante la ocupación de Napoleón Bonaparte sobre la ciudad, fueron prohibidos dichos festejos por miedo a que se generaran conspiraciones. Finalmente fue restablecido en el año 1979 como una celebración pública. Aunque antiguamente era una festividad móvil, ya que podía empezar desde octubre o Navidad, actualmente se inicia en cada comienzo con el riguroso tiempo de la Cuaresma cristiana, marcado por la abstinencia de los placeres carnales. Además de los disfraces y las máscaras podíamos encontrar acróbatas, traga fuegos o funambulistas que mostraban sus habilidades en la Plaza de San Marcos. Los disfraces que se usan hoy en día son trajes típicos de época del siglo XVIII veneciano. En lo referente a las máscaras tenemos que destacar que las más tradicionales forman un disfraz monocromo y en muchos casos, hacen referencia a periodos determinados de la historia veneciana. Las más destacadas y famosas son las llamadas “maschera nobile” caracterizadas por su color blanco con un tricornio y capa de sede negra, otras que no han sido muy tradicionales pero han tenido una fuerte consideración en los últimos años son las “fantasie” o mascaras de fantasías y de las más siniestras destacamos la del Doctor Peste, con nariz puntiaguda y con toga negra, que en el pasado servía para protegerse de la Peste Negra. Estos son solo algunos de los ejemplos que podemos encontrar, aunque actualmente numerosas tiendas especializadas y puestos ofrecen una infinidad de opciones, colores y singularidades para todos los gustos y bolsillos, no obstante las tonalidades más destacadas son blanco, plateado y dorado.

Durante los 10 días que dura el carnaval en la actualidad, muchos venecianos se disfrazan con bellos y ostentosos disfraces y salen a pasear por las calles de la villa ofreciendo así un espectáculo único para todos los visitantes. Cada año se escoge un tema principal que hace de hilo conductor y que se desarrolla bajo diferentes puntos de vista, desde el más cultural al más espectacular. Normalmente siempre el corazón de la fiesta es la Plaza de San Marcos, donde se alza un grandioso palco con una pasarela y un escenario, en el cual pinchan conocidos jd’s y desfilan los mejores disfraces de la ciudad. Así pues aquí también podemos observar uno de los acontecimientos y símbolos más importantes de Venecia, el Vuelo del Ángel o de la Colombina, una paloma metal que se lanza des del Campanario hasta el Palacio Ducal, que se celebra el primer domingo de Carnaval. Hoy en día dicho pájaro se ha sustituido por una persona que interpreta al ángel. Hay que mencionar que este hecho está ligado a la antigua tradición que nació con una actuación de un acróbata turco a mediados del siglo XVI.  

Además de eso, durante la celebración del Carnaval se organizan diferentes eventos y fiestas donde disfrutar aún más del singular ambiente que se forma en la ciudad durante estos días. Sin duda también se organizan numerosas fiesta privadas y bailes de disfraces dentro de los palacios nobles de la ciudad, con precios considerablemente más altos, donde podemos gozar como nunca rodeados de un ambientes glamuroso y espectacular.

Si queremos hacer una pequeña parada de nuestro paseo y relajarnos, no hay mejor lugar que en el Café Florian, ubicado en la Plaza de San Marcos. Este histórico café, que data del año 1720, es como un símbolo más de la laguna y por esta razón tanto en carnaval como en otras épocas del año es un punto de encuentro de venecianos y turistas. En carnaval lo podemos encontrar alborotado por numerosas personas con sus mejores disfraces que disfrutar de un sabroso presecco o un spritz con clase.  Además de este café hallamos muchos otros donde aún hoy en día se sigue con la tradición de beber café y tomar grapa después de las comidas. Además han aparecido nuevos locales que se han puesto muy de moda, gracias a su exquisita gastronomía de diseño y su diseño tipo lounge.

Puesto de mascaras y suvenires en Venecia. Turismo Venecia
No podemos irnos de Venecia sin haber visitado algunos de sus más representativos monumentos y atracciones, que además durante el Carnaval son representados en un ambiente totalmente diferente del resto del año. Un agradable recorrido en vaporetto podría ser ideal para observar algunas de las joyas arquitectónicas de la ciudad, entre ellos los palacios más importantes de Venecia. No podrá pasar desapercibido el gótico Ca’ d’Oro, el Palacio Dolfin-Manin, Ca’Loredan, el Palacio Barzizza, el Donà, Palacio Marcello d Leoni, Ca’Foscari, Ca’ Rezzonico, Palacio Moro, Loredan, Salviati, Iglesia de Santa María de la Salud o el famoso Puente Rialto, que forman solo una pequeña muestra del rico patrimonio de Venecia. Podemos optar en bajarnos en Rialto Mercado, donde podemos apreciar la larga trayectoria comercial de la urbe, ya que esta zona fue la primera área que se pobló. Podemos percibir los diferentes olores y sonidos que ofrece este mercado. Seguidamente podemos optar por pasar por la Erberia y llegar a la Pescheria o Pescadería donde podemos saborear alguna de las famosas cichetti o tapas venecianas. Mientras recorremos la ciudad hasta llegar a la Plaza de San Marcos nos topamos con importantes templos como la iglesia de San Salvador. Este santuario data del siglo XVI y alberga hermosas obras de Tiziano además de la tumba de Caterina Cornaro, reina de Chipre.

Una vez en la Plaza de San Marcos podemos observar numerosos edificios que han marcado la historia de la villa y han ayudado a la plaza a convertirse en uno de los puntos más visitados de Venecia. Data del siglo IX, está delimitada con importantísimos edificios de la historia de la ciudad. Hallamos la Basílica de San Marcos, el templo más importante de la villa. Su construcción empezó en el año 828 para albergar el cuerpo de San Marcos traído desde Alejandría, aunque ha sufrido varias modificaciones con el paso de los años. Podemos visitar además el Museo con las esculturas originales de los Caballos de San Marcos, el Tesoro bizantino y la Pala de Oro, un retablo de piedras preciosas. Otro emblemático edificio es el Palacio Ducal, castillo fortificado en el siglo IX, que se compone por elementos bizantinos, góticos y renacentistas.

El Museo Correr, con numerosas obras de pinturas, esculturas y objetos, es uno de los museos más importantes de la laguna. También tendremos la ocasión de visitar el Museo Arqueológico de Venecia y la Biblioteca Nacional Marciana. Finalmente, no pasarán desapercibidos el Campanille y la Torre dell’Orologio. El primero, también un símbolo por excelencia de la ciudad, y campanario de la Basílica de San Marcos, es el edificio más alto de la villa y ofrece unas impresionantes panorámicas de ésta, mientras que la Torre del Reloj, fue una muestra de la riqueza de la ciudad. Hoy en día a lo largo de su estructura podemos observar elementos tan importantes y bellos como la gran esfera del reloj, los doce signos del zodiaco y las fases de la luna y el sol, el león de San Marcos y en lo más alto dos esculturas de seres gigantes que tocan la campana que tienen en medio cada hora. Finalmente otro interesante lugar es el barrio del Castello, anexo a la Plaza de San Marcos, que se caracteriza por sus estrechas calles, luminosas plazas y múltiples talleres y además es el ligar perfecto para percibir y observar la vida diaria veneciana. Una vez allí tenemos que visitar la Iglesia de San Zuccaria, famosa por su pintura Conversación Sacra obra de Giovanni Bellini.   

Disfraces en el Café Florian durante el Carnaval de Venecia. Turismo Venecia
Venecia, ciudad artística declarada patrimonio por la UNESCO, es una fascinante urbe que nos ofrece la posibilidad de disfrutar de un magnifico patrimonio, encantadores rincones, estrechas callejuelas delimitadas por infinitos canales y numerosos locales donde poder saborear algunos de sus deliciosos platos. Pero si a todo esto le sumamos los mágicos días del Carnaval, sin duda esta será una visita inolvidable que recordaremos para siempre.


Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil