Murcia, ciudad milenaria, mediterránea y hospitalaria
Región de Murcia
Dos mares en una sola costa (el Mar Menor y el Mediterráneo), impresionantes acantilados, paradisíacas y solitarias playas de interminable y blanca arena, animados puertos y calas salvajes de aguas de espejo.
Els Blaus de Roses

región de murcia, murcia, ciudad milenaria, mediterránea y hospitalaria
INTRODUCCIÓN

Fue fundada y fortificada en el año 825 por Abderraman III, con el nombre Mursiya en la Fértil Vega del Segura. La civilización Musulmana dejó una honda huella en estas tierras. La importancia que adquirió la Ciudad de Murcia como foco social y comercial, se reflejan en su carácter de Ciudad Amurallada.

Ayuntamiento y Torre de la Catedral. Murcia
Hablan los cronistas de una muralla de hasta 95 torreones y ocho puertas. Pero herencia árabe es, sobre todo, el sistema de regadío, clave fundamental del desarrollo de la fértil huerta que rodea la Ciudad. Sin embargo, es a partir de la etapa renacentista cuando comienzan a surgir edificaciones, blasones, y numerosos objetos documentando una etapa floreciente que tendrá su esplendor en el barroco.

LA MURCIA MONUMENTAL Y ARTÍSTICA

LA CATEDRAL ocupa, por derecho propio, un primer lugar en el panorama artístico murciano. La tradición mantiene que se levantó en el lugar que ocupaba "la mezquita aljama" de la ciudad musulmana. La diferencia de cuatro siglos (S. XIV y XVIII) en la duración de las obras queda reflejada en los adornos de los diferentes pisos o cuerpos. Destaca su hermosa y esbelta torre de 19 metros de lado y 97 metros de altura, cimada por una cúpula peraltada con linternas abiertas. La fachada principal o imafronte, a modo de retablo en piedra dentro del barroco que la define la convierte en una catedral única. La Capilla de los Junterones y la Capilla de los Vélez, con los escudos de los adelantados de Castilla y el simbólico cerramiento de la cadena tallada en piedra, son otra de las maravillas que se pueden contemplar en esta Catedral.

Palacio Episcopal.- Fue construido a mediados del S. XVIII. Cuenta con dos hermosas fachadas: la de la plaza del Cardenal Belluga y la que mira hacia el río, en la glorieta de España. Aquí se ubica también el Ayuntamiento de la ciudad, edificio de fachada neoclásica, en cuyo interior destaca la escalera imperial y el salón de plenos.

Iglesia y Convento de San Esteban.- (S. XVI) Actual sede del gobierno regional. Fue el primer colegio de la Compañía de Jesús en España.

Casino de Murcia
Entre las obras civiles de los S.XVII y XVIII podemos mencionar, entre otros, el Puente Viejo, el Palacio Fontes, el Palacio Almudí. Este último se construyó como pósito de grano de la ciudad y lugar para realizar transacciones comerciales de cereales. Actualmente es un centro de arte y sede del archivo Histórico Municipal.

Entre los edificios civiles singulares destaca por derecho propio el Casino de la ciudad, ubicado en la céntrica calle de la Trapería que junto a Platería, conforman el núcleo más seña- lado del comercio tradicional murciano. El edificio muestra una fachada de noble factura, con influencias clásicas y modernistas, muy de la época, en que fue concebido, 1.910. Hay que destacar el patio de entrada, inspirado en los salones reales de la Alhambra de Granada, con altura y cúpula acristalada; la galería central, con cubierta modernista de hierro y cristal; el patio pompeyano, el precioso tocador de señoras, accesible al público, y el salón de baile de estilo neobarroco, luce en su techo frescos alegóricos a las bellas artes, música, escultura, pintura y arquitectura. Iluminan las estancias cinco " arañas" que contiene 110 bombilla más de seiscientas piezas de cristal de ocho tipos diferentes, procedentes de La Granja, así como profusión de espejos y bronces, que lo convierten en una auténtica joya.

MUSEOS

MUSEO DE SALZILLO.- Recoge en su interior una muestra significada del arte escultórico del genial imaginero murciano, cuyas tallas, que desfilan en distintas procesiones murcianas –especialmente en viernes santo- se exponen de forma permanente en la Iglesia Museo de Nuestro Padre Jesús. En el Museo se puede completar el magnífico belén compuesto por casi 600 figuras portando la mayoría de ellas, la vestimenta propia del S. XVIII murciano, lo que constituye un valioso testimonio la época que vivió el escultor. Destaca de entre los diferentes grupos de figuras la Anunciación, la Degollación de los Inocentes, la Huida a Egipto... y especialmente el protagonista, el Niño Jesús, preciosa talla realizada en madera, de tan solo 7 cm.

Museo Taurino y Jardín del Salitre
MUSEO DE ARQUEOLOGÍA.- Colecciones de los mejores yacimientos arqueológicos de la región.

MUSEO BELLAS ARTES.-Pintura española desde el S. XVI al XX, destacan los trabajos de Nicolás Villacis, José de Ribera, Sorolla, Julio Romero de Torres, Gaya, Pedro Flores y Antonio Ballester.

MUSEO DE LA CATEDRAL.- Pintura gótica, piezas religiosas de orfebrería, entre las que destaca la custodia procesional del Corpus (segunda mitad del S. XVIII), tallas en madera del s. XV y el espléndido relieve del sarcófago romano de las musas, fechado en el s.III.

IGLESIA DE SAN JUAN DE DIOS.- Iglesia Museo del S. XVIII. Sala de exposiciones permanentes de imaginería religiosa de los S. XVI al XIX. Tallas de diversas escuelas (Beltrán, Bussy, Estanquera, Salzillo y Laborda).

MUSEO DE LA CIENCIA.-Desarrollado en torno al agua como elemento vital, de contenido diverso: planetario, infantil, parque didáctico, módulos de percepción y exposiciones temporales de ingenios y muestras temáticas.

MUSEO DE LA SANGRE.-Exposición permanente de obras de la Cofradía de la Preciosísima Sangre, con imágenes de Nicolás de Bussy y Roque López, entre otros.

Puente de Calatrava
MUSEO DE LOS MOLINOS DEL RÍO.- Museo hidráulico instalado en el edificio del antiguo molino de las veinticuatro piedras, junto al Segura. Instalación de piedras de Molino más grandes de España, maquinaria y utensilios para la molienda del grano; Salas para exposiciones temporales.

MUSEO RAMÓN GAYA.- Muestra la obra de uno de los mejores pintores contemporáneos. Bocetos, carteles, piezas literarias y colección antológica tanto del propio Gaya como de sus amigos de juventud, Pedro Flores, Garay y Buenafé.

MUSEO TAURINO.- Amplia colección de objetos relacionados con el mundo taurino, biblioteca y videoteca especializada.

LA CIUDAD ACTUAL

Murcia constituye siempre una sorpresa para quienes nos visita, la comienza cuando advierte que junto a la facilidad de desplazamientos y a su carácter histórico artístico y monumental, se agrupa una compleja red de establecimientos comerciales y servicios que son dotación indispensable de una gran ciudad. Esta ciudad que camina sin pausa hacia un censo de medio millón de habitantes, con las dimensiones adecuadas para ser considerada por urbanistas como la ideal, tiene su demanda de ocio bien atendida: desde el Teatro que encuentra acomodado en el "Romea", el Auditorio y Centro de Congresos y las llamadas multisalas de cines, y no menos de veinte galerías y espacios para exposiciones. Murcia es hoy una ciudad moderna con las exigencias del nuevo milenio.

Pasarela de Calatrava
LA SEMANA SANTA BARROCA

Las conmemoraciones de la Semana Santa ofrecen dos aspectos paralelos que aquí se concilian de forma sorprendente: unos desfiles procesionales el rigor, la devoción y la religiosidad son nota predominante y destacada, exhibiéndose ricas imágenes como ejemplo de piedad y fervor..., y los cortejos que, sobre el sustrato cultural de un costumbrismo original, impone unos atuendos siempre sorprendentes para quien no profundiza en sus entrañas y orígenes (túnicas arremangadas, reparto de caramelos y viandas durante la procesión, toque de burla a los tronos sacros en base a cornetas y timbales, soporte de los pesados tronos a hombros de los penitentes "Costaleros"); exhibiéndose las auténticas joyas de esas tallas que integran lo más rico y valioso del arte barroco levantino, especialmente las que proceden de la inspirada gubia de Francisco Salzillo. Y, lo que es más original, si cabe: la procesión del Viernes Santo (portadora de los tronos del imaginero Salzillo) desfila por la mañana, luciendo en el adorno de sus tronos solamente flores y frutos, a plena luz del sol y entre una atmósfera caliente, exultante de colorido y sencillamente emocionante. Los más castizos por la indumentaria y estilo, el desfile procesional del Miércoles Santo la Cofradía de los "Coloraos", que salen de la Iglesia Arciprestal del Carmen.

LA IMAGINACIÓN CREADORA

Todavía no han transcurrido unas horas desde la Resurrección anunciada cuando la ciudad, contenida en su entusiasmo por las conmemoraciones religiosas, estalla de júbilo e inunda calles y plazas para celebrar la llegada oficial de la primavera. Curiosa paradoja, porque en la Región de Murcia llega dos meses antes, cuando los almendros rompen sus flores ante las temperaturas cálidas de un invierno atenuado y tibio, entre los 16 y 22° C. Festejos variados y para todos los gustos: Bando de la Huerta y el Entierro de la Sardina polarizan el interés. El primero es una exaltación del costumbrismo folklórico huertano, utilizando la vestimenta peculiar del agricultor desde hace muchos años; reavivando la alegría de unas canciones y bailes que hicieron las delicias de nuestros antepasados.

La construcción de barracas en lugares públicos de la ciudad, durante las fiestas de primavera, permite animar extraordinariamente el ambiente urbano, porque todas las instalaciones rivalizan en atenciones al visitante, programándose bailes típicos, recitales de "Panocho" y como no, degustaciones gastronómicas elaboradas a la vista del público que, junto a la ofrenda de sabores, aprende el rito de la buena cocina confeccionada por manos expertas. Durante muchos años, el cortejo denominado Bando de la Huerta, formado por carrozas alegóricas a usos y costumbres del medio agrícola, y personas ataviadas con el traje típico, desfila por las calles de la capital con orden y concierto. En los últimos años, la presencia de millares de murcianos con la indumentaria huertana ha desbordado las previsiones; relegando la fiesta a una exaltación folklórica que se adueña de calles y plazas, durante toda la jornada.

UN "ENTIERRO" MUY ESPECIAL

El otro festejo cuya trascendencia ha superado las fronteras hispanas, atrayendo gentes que buscan conocer algo insólito y original, es el Entierro de la Sardina; cabalgata festiva con sustrato de alegorías mitológicas, cuyo principal valor es la participación generosa de todos, ya que las calles de la ciudad abierta a la gente, es un lugar de celebración y encuentro. Diversos grupos sardineros, bajo la mención de un "Dios Mitológico o una Alegoría" de la parafernalia carnavalesca, dan nombre y patrocinio a la construcción de una carroza de la que serán tripulantes y desde la que repartirán millones de juguetes en su recorrido por la ciudad. Delante este rosario de plataformas alegóricas y festivas, debidamente decoradas e iluminadas, se organiza el desfile de comparsas, grupos de exhibición ecuestre, folklóricos, musicales, que prestan especial ambiente a un larguísimo cortejo. Un festejo en que la participación es total, y nadie se siente espectador, sino activo, al identificar totalmente con el mensaje representado por las carrozas alegóricas de distintos grupos, y la circunstancia repartirse millones de diminutos regalos, convierte por unas horas a grandes y pequeños en seres inmersos la atmósfera mitológico-festiva, acentuada por un griterío ensordecedor y “Aromatizada" por el humo y estelas de antorchas y bengalas. El desfile multicolor por las calles de la ciudad atrae a miles de visitantes de todas las procedencias.

Entierro de la Sardina en Murcia
FERIA DE SEPTIEMBRE

En el mes de septiembre, la Virgen de la Fuensanta es subida en Romería en muestras de fervor, hasta la morada donde habita casi todo el año. Al mismo tiempo tiene lugar la Feria Taurina, el Festival Internacional de Folklore en el Mediterráneo, el Certamen Internacional de Tunas y el desfile de Moros y Cristianos.

LA AMIGABLE COSTUMBRE DE "IR DE TAPEO"

Cada ciudad tiene unas características peculiares que la hacen personal y única. Prácticamente, salvo ligeras variantes, las ciudades que se asoman al Mediterráneo ofrecen una amplia gama de ofertas gastronómicas que comienzan con esa sana, amigable y cordial costumbre de “ir de copas”, y que aquí se conoce por "Tapeo".

Plaza de Las flores
LA COCINA REGIONAL HUERTANA

Ha sido, y felizmente sigue siendo en su gran mayoría, singularmente familiar. La mujer huertana ha contado siempre, entre sus reconocidas habilidades, con las de imaginar manjares, aprovechando al máximo los productos que su propia hacienda le proporcionaba, que ella adobaba con mimo y cuidado, consiguiendo sorprender a propios y extraños con sus alardes de cocina y puchero.

LOS GUISOS.- Los guisos huertanos son rotundos, sin componentes extraños, todo claro como la luz del día, abundante, olorosa y sabrosa. Nombres de platos castizos y populares, de unas épocas pasadas, quedan todavía como testimonio. Los arroces con "Mondongo" la fabulosa olla gitana; los arroces con habichuelas, de conejo, con bacalao y "pava" (coliflor), y otros platos, alimentaron a varias generaciones.

LA MATANZA.- Ha venido constituyendo un rito familiar, centrado tradicionalmente en los días próximos al ciclo navideño. Los jamones son parte fundamental y sustancia. Los lomos en fresco son arrancados y parte de ellos asados a la brasa para degustación de los asistentes a la matanza tradicional, así como los embutidos, la salchicha, el "blanco", el "morcón", la longaniza y las sabrosas morcillas.

LAS PELOTAS DE PAVO.- El guiso del día de Pascua es como un rito: se cocina el magnífico cocido de pavo, llamado vulgarmente "de pelotas", por la forma de las albóndigas de ave del guiso, aliñado con cardo blanco y apio para mayor aliciente al paladar.

LOS POSTRES.- La abundancia y variedad de las frutas de la huerta facilitan en época disponer de ellas en cantidad y calidad, según la fecha de recolección.

DE RESPOTERÍA CASERA.- De carácter autóctono y con una forma de fabricación antiquísima, reseñamos el clásico "arrope" y el "calabazate" y los paparajotes.

VINOS.- Los caldos de la tierra, Jumilla, Yecla, Bullas, Ricote, etc.

"Las Migas", plato típico
RUTAS DESDE LA CAPITAL

La situación de la capital, en el centro del fértil valle que riega el río Segura, facilita las comunicaciones con núcleos de población situados en la falda de las montañas que las circundan y en esos parajes se encuentran monumentos o zonas de significado interés histórico y lugares en los que disfrutar de la naturaleza. Podemos destacar los siguientes puntos: El Castillo de Monteag udo, Santuario de la Virgen de la Fuensanta, (patrona de la ciudad y el Monasterio de los Jerónimos, denominado "El Escorial Murciano”, por su estilo herreriano.

El Monasterio de los Jerónimos, "El Escorial Murciano"
Desde el punto de vista paisajístico, la sierra de la Fuensanta, el Valle y su continuación por la sierra de Carrascoy. El Valle es un parque natural de 2.600 Ha, que son como una balconada excepcional hacia la fertilísima huerta de Murcia. Aquí se sitúan los principales centros de visita turística de las afueras de la ciudad como el Santuario de la patrona, el Eremitorio de la Luz; la Cresta del Gallo, con el risco conocido por la "panocha, un Castillo del S. XII que todavía mantiene enhiesta su estructura. Un cinturón de carreteras serranas facilitan el desplazamiento de quienes acuden a respirar aire puro y a contemplar la llanura que riega el segura.

ARTESANIA: TRADICION Y ARTE.

La artesanía se ha entendido desde siempre como un modo de producción tradicional, vigente hasta la aparición de la maquinaria como elemento base de la Revolución Industrial, y es precisamente la forma tradicional la que aporta y permite que se introduzcan técnicas, útiles y diseños que no cambian notablemente su elaboración como producto sino que aportan de siglo en siglo pequeñas variantes y modificaciones con intención de cultivar y perfeccionar al producto. En este sentido cabe destacar las relaciones entre comunidades y países con culturas, materiales o técnicas de formas diferentes, entre las que hay un continuo acercamiento en lo que se refiere a la elaboración y producción de sus elementos característicos.

En la actualidad se presta una escasa atención al trabajo artesano, a lo que se une que ni siquiera los propios aprendices quieran seguir el relevo, viéndose amenazados oficios de gran arraigo y de tanta tradición. La artesanía en general y la artesanía de producción en particular, se ha visto amenazada desde hace bastantes décadas por una serie de condicionantes socioeconómicos que han desembocado no sólo en la absoluta desaparición de muchos oficios artesanos, sino en el hecho de que algunos de los que todavía perviven se encuentran abocados a seguir idéntico destino.

Los centros para la artesanía tienen por objeto desarrollar cuantas acciones sean necesarias para la promoción comercial de los productos artesanos, la modernización del sector y la difusión de nuevas técnicas y procesos de trabajo. En estos centros se efectúan diversas manifestaciones artesanas y se promueve la expansión del sector en los mercados nacional y extranjero. La Artesanía de Murcia se extiende por toda la Región, desde la zona costera y minera, a la zona más septentrional. El Altiplano, Valle del Guadalentín y Segura, la Huerta de Murcia y los Campos de Cartagena.

Los principales oficios son:
En barro: Alfareros, ceramistas, tejeros, etc.
Alfareros y ceramistas de gran tradición y solera en nuestra Región, se ubican principalmente en las poblaciones de Totana, Lorca, Mula y Aledo.
Tejeros: Fabrican losas, ladrillos y tejas a la antigua usanza, con formas tradicionales; las tejas de cañón, etc..., su centro de producción está en la zona Noroeste, en la pedanía de Valentín.
Los belenes: Con estilos variados, salzillesco, barroco, hebreo, o el tradicional llamado “del huevo frito”. Sus centros de producción se sitúan en la ciudad de Murcia, principalmente en la pedanía de Puente Tocinos y Santiago el Mayor.
En textil: Tejedores y bordados. Tejedores, entrecruzamiento de una hebra denominada trama a través de un conjunto de hilos tensos recibiendo el nombre de urdimbre y su conjunto telas, habiendo telares semi industriales en la actualidad y otros más artesanales de época árabe conocido como de lanzadera, dando paso a productos conocidos como alfombras de lana, jarapas y colchas de cama, este conocido como cobertor o manta en la huerta de Murcia, cubrecamas en Lorca o los cobertores de mota del campo de Cartagena. Las de producción están en Lorca, Mula, Murcia, etc.
Bordadores: De gran tradición en Lorca, los bordados para los pasos blanco y azul, en los desfiles bíblicos de Semana Santa, así como para los Caballos del Vino de Caravaca de la Cruz.
Madera: Su centro principal de producción está en Yecla donde se mantiene la tradición de la elaboración, tallado, etc. Además existen en toda la Región grandes especialistas artesanos de la madera.
Toneleros: … de Águilas, que principio fueron destinados a la conserva de alcaparras y salazones. Hoy en madera de roble y castaño son torneados al fuego y armados para acoger los vinos de la Región.
Caña y esparto: Con una remota tradición en tierras murcianas, su producción en esteras, capazos, cernachos y alpargatas de Yuste y cáñamo, etc.., es un producto en vías de extinción y sus últimos talleres se encuentran en Calasparra, Albudeite, Blanca y la cordelería de Águilas.
Cartón piedra: Podemos admirar los cuidados trabajos de rejería, principalmente en las zonas del Valle del Guadalentín, Altiplano, Huerta de Murcia y Noroeste.

MOLINA DE SEGURA. DESTACA POR LA HOSPITALIDAD DE SUS GENTES Y SU ESPÍRITU MEDITERRÁNEO.

Molina de Segura es un municipio cuya población se acerca a los 50.000 habitantes, asentado en la vega media del río Segura, a unos diez kilómetros de la ciudad de Murcia. Es conocida por su importancia industrial y económica. No en vano, la pujanza de este pueblo sitúa algunas de sus industrias en un lugar punto a nivel nacional e internacional. Aquí está la sede del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva.

Las citas importantes de la actividad cultural y festiva de Molina de Segura son las Fiestas Patronales en honor de la Virgen de la Consolación la tercera semana de Septiembre donde se dan cita actividades de tradición, y un espíritu joven y festivo que llena todas las calles de la ciudad. Por otra parte, la Semana Santa ha cobrado en los últimos años un auge y esplendor que nos sitúan entre los lugares preferidos por el visitante en estas fechas. Así mismo, el Festival Internacional de Teatro, que se celebra en el mes de Junio, es un punto de encuentro cultural y seña de identidad de esta ciudad. Ya en Navidad, actividades como el Certamen Nacional de Canto Coral es otra cita obligada para el visitante.

Destaca Molina de Segura por su fuerte personalidad, la hospitalidad de sus gentes, y por unos rasgos característicos de la historia de la ciudad y su espíritu mediterráneo y abierto.

San Roque
Entre los lugares de interés turístico que el viajero encontrará en esta ciudad, destaca la Iglesia de "Ntra. Sra. de la Asunción", la Ermita de la Consolación, el Parque de la Compañía, donde se puede contemplar una tradicional noria restaurada, la arquitectura urbana de Piñero. También, en la Iglesia del "Sagrado Corazón" se pueden admirar unas hermosas vidrieras de Carpe. La "Casa Cárcel", hoy convertida en Sala Municipal de Exposiciones, y otros edificios y lugares de indudable interés turístico.

Otro de los elementos destacados de la ciudad es un recorrido por el barrio del Castillo, el más antiguo y por las zonas de huerta ribereñas al río Segura en pedanías como Ribera de Molina, Torrealta o Llano de Molina.

Romería
También puede el viajero que nos visite deleitarse con los parajes naturales del campo de Molina en sus numerosas pedanías (Fenazar, Campotéjar, Los Valientes, El Rellano, etc.). El parque ecológico "Vicente Blanes" ofrece una indudable belleza paisajística que estará dotado de albergue y zonas de recreo. Numerosos molinenses tienen en estos parajes su segunda residencia, aprovechando al máximo las bondades climáticas de esta zona de España. Este es, sin duda, uno de los mayores atractivos de la ciudad: sus espacios naturales a campo abierto. También cuenta Molina de Segura con amplias zonas residenciales, urbanizaciones como la Alcayna, el Chorico, Altorreal (que cuenta con un magnífico campo de golf) y se han convertido en zonas de residencia con encanto y atractivo para muchos visitantes.
Anímate a conocernos:
- Casa de la Cultura. C/ Nueva, 17 Tel.: 968613261 y 968613409
- Gabinete de prensa. Ayuntamiento. Tel.: 968388517

ALCANTARILLA. MUSEO DE LA HUERTA

Las costumbres y las tradiciones de los huertanos a tan solo siete kilómetros de la capital.

Este Museo vio la luz en el año 1967 como estudio de la etnología de la Huerta de Murcia, siendo en su momento y en su clase el primero de España y de los primeros de Europa. En 1.982 se declara el conjunto patrimonial del Museo de la Huerta como monumento Histórico de carácter Nacional, en cuanto al Acueducto, Rueda de la Huerta y su Museo Etnográfico de Alcantarilla. El recinto de Museo de la Huerta está compuesto por una idea general que pretende ser: Etnología, Agricultura, Antropología y la cultura del Agua. Comprende 6 elementos principales: las Barracas y el hábitat huertano, la Rueda o Noria ancestral, el Museo propiamente dicho, con trajes, utensilios, cerámica, y múltiples objetos huertanos en varias y organizadas salas, que se han visto totalmente remodeladas y ampliadas en el año 1.999 con nuevas instalaciones, aulas polivalentes y salón de actos. La Hidrología con acequias, brazales, etc., junto con los huertos y sus alrededores mimosamente cuidados hacen de este Museo uno de los más visitados por el turismo que llega nuestra Región.

YECLA

Yecla es una ciudad industrial y moderna, cuya actividad económica fundamental se centra en el sector del mueble, con más de trescientas empresas que destinan una gran parte de su producción a la exportación. También es tierra de buen vino con bodegas premiadas a nivel nacional e internacional e integrado en el Consejo regulador de los Vinos de Yecla. Junto a su carácter dinámico y emprendedor Yecla no ha perdido su sabor de ciudad acogedora, contrastando su barrio medieval, en la parte alta, con calles estrechas y empinadas, con la zona más moderna, con un trazado más geométrico.

Yecla ha sabido mantener edificios y monumentos histórico-artísticos de singular importancia y generar una intensa vida cultural. Igualmente es lugar de visita obligada no sólo con motivo de nuestra pionera Feria del Mueble, sino con ocasión de celebraciones como las Fiestas de San Isidro, la Feria de Septiembre, y en especial durante nuestras Fiestas Patronales en honor a la Purísima Concepción, en el mes de diciembre. Durante su estancia en nuestra ciudad podrá también degustar los platos típicos de nuestra gastronomía regados con nuestros mejores caldos, y sobre todo, disfrutar del carácter acogedor y hospitalario de todos los yeclanos.

JUMILLA. EN EL ALTIPLANO

Situada al Nordeste de la Región de Murcia, Yecla tiene uno de los mayores términos municipales de España, con una superficie muy próxima a 1.000 km2. Al cabo del año se celebran importantes festejos populares siendo de destacar los que se enmarcan en la "Semana de la Feria y Fiestas" de la Vendimia, que se desarrollan en Agosto coincidiendo con las fechas de Ntra. Sra. de la Asunción, Patrona de Jumilla.
Antes de estas fechas es de especial mención la Semana Santa de Jumilla por su rica imaginería, sus tronos, y Tesoros de Pasión. Jumilla es un pueblo acogedor, trabajador y dispuesto a acoger a todo aquel que quiera conocer nuestras costumbres, nuestros abundantes y bellos documentos, así como nuestra rica gastronomía.
El municipio de Jumilla cuenta con muchos atractivos para su visita. A tan sólo 5 Km. del casco urbano se encuentra el Monte de Santa Ana, en cuyas faldas está el Monasterio Franciscano que lleva su nombre, en cuyo seno descansa el "Cristo Amarrado a la Columna", imagen de Salzillo muy venerada por todo el Pueblo, y que es transportada al casco urbano "en romería", cada año, en la tarde del domingo de ramos, para procesionar el Jueves y Viernes Santo.
Junto a estos, son muchos los monumentos dignos de ser visitados: Iglesia de Santiago, Salvador, Santa María, el edificio del Concejo, la plaza de Arriba, el Teatro Vico, el monumento funerario "El Casón" y como no, sus bodegas y vinos.
Además, Jumilla cuenta con una importante reserva natural: "El Carche", que es un lugar privilegiado por su variada fauna y diversa vegetación.

JUMILLA. RUTAS DEL VINO

Jumilla posee un potencial turístico muy importante, que todavía ha sido explotado de forma organizada. Desde su riqueza vitivinícola que le da fama mundial, pasando por sus patrimonios natural, cultural, artístico, patrimonial, monumental, arqueológico, paleontológico, etc., hasta una infraestructura deportiva, hotelera y gastronómica capaz de albergar y atender las necesidades de ocio y esparcimiento que el visitante precisa.

Ofrenda y pisa de la uva
Por ello, y desde la óptica de la cultura del vino, el Ayuntamiento de Jumilla ha organizado, en colaboración con diversos colectivos sociales, una oferta inicial de seis rutas turísticas capaz de satisfacer al viajero, al turista, al visitante, a los colegios, institutos, estudiantes y estudiosos, tercera edad y colectivos deportistas, con un nivel suficiente como para ofertar su potencial nacional e internacionalmente.

Inicialmente se proponen cinco rutas. Nuestro casco antiguo y su riqueza cultural y patrimonial, que contiene uno de los mejores museos de arte ibérico del país; el monte de Santa Ana y sus zonas de esparcimiento, senderismo, el Convento Franciscano y su museo y biblioteca, y el futuro aula de naturaleza en proyecto; el Parque Natural de la sierra del Carche, sus pistas forestales, la riqueza de flora y fauna y sus miradores que alcanzan el Mediterráneo; las numerosas grutas y cuevas, pinturas rupestres, yacimientos paleontológicos y el extraordinario conjunto de Coimbra del Barranco Ancho, uno de los poblados ibéricos más importantes del Levante español. Nuestra Fiesta de la Vendimia con su exorbitante Cabalgata del Vino; la Semana Santa jumillana de interés nacional; Moros y Cristianos y multitud de actividades teatrales, culturales y deportivas; el polideportivo municipal con piscina cubierta, etc. etc., conforman una oferta ambiciosa y sumamente interesante para el turista. Le invitamos a ello con el convencimiento de que nos recordará siempre y volverá a visitarnos.

Jardín Botánico de La Estacada
FORTUNA

Fortuna está incluida en el llamado "Programa Leader" para la mejora y embellecimiento de sus bellos parajes naturales. Fortuna está situado al Este de la Región de Murcia, a 25 km. de la capital; tiene un término municipal de 148,9 km2 y una población de 6.554 h. Su altitud de 240 m sobre el nivel del mar junto a su clima seco y soleado, hacen de esta población un lugar escogido para invernar.
La economía se basa fundamentalmente en cultivos de secano (almendro, vid y olivo), aunque aparecen determinados cultivos de regadío (cítricos y frutales).Asimismo, cuenta con explotaciones de canteras de yeso, mármol y áridos.
Históricamente, Fortuna como tal, tiene una antigüedad de al menos 2.000 años, constatada por la existencia de vestigios romanos encontrados en la Cueva Negra y en Los Baños de Fortuna. Además cuenta con la presencia de yacimientos ibéricos en la pedanía de Caprés, Castillejo y Cortao de las Peñas y restos árabes en el Castillico de los Moros.
En 1.628, a consecuencia de la expulsión de los moriscos, la Villa de Fortuna logra su independencia, alcanza la categoría de villa real, consigue su libertad por 1 1.000 ducados y se le concede una Carta Puebla. Entre los monumentos más importantes, encontramos:

Iglesia Parroquial de La Purísima. (S.XVIII). De origen Barroco, con notables modificaciones en épocas posteriores. Destaca el Retablo del Altar Mayor, la imagen de La Dolorosa (Escuela de Salzillo) y la Custodia de Las Espigas, del orfebre napolitano Zayadatti.

Casa Convento. De estilo modernista posee además de su interesante fachada, un patio de luces con rica decoración de arabescos.

Casa Consistorial. Restaurada en 1.989,que conserva en el vestíbulo de entrada, ejemplo único en la región, un variado y rico conjunto de elementos decorativos de estilo modernista formado por unos bellos "Panneaux", lienzos pintados al óleo y adheridos al muro, y por pinturas y estucos policromados en el techo, todo ello obra de "J. Medina, 1.907”.
Como lugares de interés destacamos:

Balneario Fortuna-Leana. Situado a 3 km. de Fortuna, remonta su actividad termal a la época romana, existiendo yacimientos arqueológicos datados en los S. I al IV d. C., más tarde, estos baños fueron conocidos y utilizados también por los árabes. El paisaje de la zona donde se emplaza es semidesértico, con bosques de palmeras que configuran y dan personalidad a una comarca singular dentro de la Región de Murcia. Sus aguas surgen a 53°C, clasificándose por su composición como cloruradas, sódicas, sulfatadas, fluoradas y radioactivas por lo que son ideales para los tratamientos de enfermedades reumáticas y respiratorias, y junto a la calidad de sus instalaciones hacen de esta estación termal uno de los balnearios más preciados.
Cuenta con tres hoteles, restaurantes, zonas ajardinadas y de esparcimiento, etc., y con una piscina termal al aire libre abierta durante todo el año.

Cueva negra. Junto al balneario Fortuna-Leana, constituye el exponente más importante de Fortuna. En ella, (abrigo natural de grandes dimensiones) existe un manantial de aguas medicinales muy apreciadas por los lugareños, que en la antigüedad dio origen a un templo romano dedicado a las Ninfas, como atestiguan las numerosas inscripciones latinas de los S. I al IV de nuestra era, que cubren las paredes la roca y que se conocen como TITVLI PICTI.

Cortao de las Peñas. Paraje peculiar ocasionado por un movimiento geológico que partió en dos la montaña, constituye la puerta natural de acceso a la Sierra de la Pila y a sus pedanías. Coronado por el "Pico de la Golondrina" desde él se aprecia una bonita vista panorámica del pueblo de Fortuna. Durante el primer domingo de septiembre acoge la Romería en honor a la Virgen de Fátima.

Parque Regional de la "Sierra de la Pila”. Es un macizo montañoso que forma parte de las cordilleras béticas, sus picos más elevados son "La Pila" (1264 m) y "Los Cenajos" (1200 m), que domina un paisaje escarpado y surcado por profundas ramblas con cauces normalmente secos. La sierra posee una gran riqueza vegetal, con presencia de carrascales, sabinales y pinares, destacando endemismos de gran interés botánico tales como: Anagallis Tenella y Teocrium Franchetinum. Además son muy numerosas las especies considerada raras o vulnerables en la Región de Murcia, como el Durillo, Espino, Madroño, Rusco, etc.
La fauna es abundante, siendo las rapaces (Águila Real y Perdicera, Halcón Peregrino, Búho Real…) Chova Pitirroja y mamíferos (Tejón, Garduña, Gato Montés, Gineta...) algunas de las especies indicadoras de la gran riqueza faunística. En torno al parque, se encuentran las pedanías de la Garapacha, Fuente Blanca, Hoya Hermosa y las Peñas de Zafra de Arriba y de Abajo, donde el te dispone de servicios básicos.

Dentro del Parque Regional, encontramos afamados "Pozos de la Nieve", construcciones de finales del S. XVII, utilizadas como depósitos de hielo para el verano. Asimismo, existe una zona de acampada y esparcimiento conocida por "Fuente la Higuera” donde se ubica un Centro de Información s obre el parque con la posibilidad de concertar itinerarios guiados. Otro aspecto de interés lo constituye la existencia de varias cavidades que posibilitan la práctica de la Espeleología. (Cueva del Solins, Sima de la Cabra, etc). Paisaje protegido del Humedal del Ajauque y Rambla Salada. Al sur del término municipal, probablemente en la comarca de características ecológicas más áridas de la Región de Murcia, se localiza este paisaje protegido. El agua de Rambla Salada se caracteriza por tener el índice de salinidad más alto de Europa, explotándose hasta no hace mucho unas pequeñas salinas.
Entre la flora encontramos Carrizos, Juncos, Boleaga, Palmito, Cornicabra y Palmera Datilera; pero la más interesante es la acuática y subacuática con especies como la Ruppia Marítima y el Alga Satofícea respectivamente.

Dentro de la fauna, los invertebrados acuáticos constituyen el grupo animal más interesante junto con el endemismo Ochthebius Glaber de la familia de los Coleópteros. Entre las aves destaca la Cigüeñuela, el Chorliterjo, la Garcilla Bueyera y las rapaces como el Aguilucho Cenizo, el Águila Culebrera, el Mochuelo, etc. Estos ambientes son utilizados por mamíferos como el Zorro, el Jabalí, la Gineta, etc.

Por otra parte, también hay que destacar las propiedades curativas de los baños de lodo de Rambla Salada, indicados especialmente para tratar las afecciones de la piel.

En cuanto a festejos, cronológicamente celebramos:

Carnaval. En el que resalta la figura de la "Máscara Fea", que ataviada con ropas antiguas y relleno para desfigurar la silueta implica directamente al espectador.

Semana Santa. Celebración en la que se realizan diversos desfiles pasionales en los que participan nueve cofradías con más de 500 penitentes.

Kalendas Aprili. Conmemoración de las peregrinaciones que celebraban los romanos al Santuario de la Cueva Negra en honor a sus divinidades. Fin de semana posterior al Domingo de Resurrección.

Rambla Salada o Las Salinas. Fortuna
San Isidro Labrador. Festejos en honor a este Santo que celebramos el fin de semana siguiente al siguiente 15 de mayo, consistentes en concentración de Peñas con degustación de platos típicos, Romería con desfile de carrozas en la que luciendo trajes regionales se ofrecen productos típicos, verbenas y Procesión del Santo.

Fiestas Patronales en Honor a San Roque. Que se celebran entre el 12 y 17 de agosto. En estas fechas también se celebran las Fiestas de Sodales Romanos que conmemoran la presencia romana en la Cueva Negra y los Baños. Hay que destacar de estas fiestas el desfile, de época (15 de agosto) y la apertura de un Campamento Romano en el recinto ferial.

Complemento a la visita de nuestro pueblo es la degustación de un plato local como es “Trigo Pelado”; "Empedrado'; "Gachasmigas'; “Tortilleras” o "Gazpachos”; regado con un buen vino de la tierra y para terminar un postre típico que bien puede ser unos "Paparajotes'; "Buñuelos" o “Higos con almendras".

BREVE HISTORIA DEL BALNEARIO.

Los primeros vestigios de uso de las Termas de Fortuna- Leana se remontan a la época grecorromana. Pero no es hasta 1.860 cuando el balneario, debido al agotamiento de la antigua surgencia, debe desplazarse y se edifica sobre el antiguo paraje de Leana. Desde entonces, el balneario ha conocido sus etapas de mayor esplendor, configurándose como una de las grandes estaciones termales del país y a sus vetustos edificios acudían muchos miembros de la nobleza y del Gobierno, siendo la presencia más destacada la de Antonio Maura, Presidente del Gobierno, que acudía a la estación termal con todo su sequito. Durante la guerra civil el balneario es reconvertido en un hospital militar, y no es hasta los sesenta que empieza a recobrar su importancia, es en esta época cuando se rueda en el mismo balneario la película de "La Chica Ye-Ye" protagonizada por Concha Velasco. En la actualidad el balneario es puntero en la gran cantidad de tratamientos diferentes que oferta, es la más amplia del país con casi una centena de servicios termales diferentes.

PLIEGO

Comprendido en la comarca natural de la Cuenca de Mula, situada en la parte central de la Región de Murcia tiene una población de unos 4.000 habitantes. Su término municipal es de 29’09 km2. Pliego goza de un clima cálido de tipo mediterráneo con tendencia a la aridez debido a la acusada sequía estival y considerable amplitud térmica. Ofrece varios ambientes paisajísticos gracias a su relieve, cultivos y vegetación natural.

La Edad del Bronce y el mundo medieval, representativos en el actual término municipal de Pliego, a través de importantes yacimientos arqueológicos de aquellas épocas. El asentamiento de la Almoloya es un señalado centro urbano del Bronce en su fase argárica, que se mantuvo activo gran parte del segundo milenio antes de Cristo; está situado en las estribaciones nororientales de Sierra Espuña. En la Edad Media destacó un foco de población que se concentraba en las inmediaciones del barranco de La Mota. Los puntos habitados corresponden al poblado fortificado de la Mota (siglo XII-XIII), Castillo de Pliego (desde el siglo XIII hasta nuestros días).

El franciscano Fray Pablo Manuel Ortega, en su obra “Descripción Chorográfica”, de 1759, en la que, entre otras cosas, dice:”La fundación de Pliego es de los sarracenos, aunque parece sería muy a los principios de su entrada en este Reino de Murcia; y levantaron un castillo para su resguardo, que todo el tiempo de las guerras le miraron con respeto por su grande fortaleza. Ha tenido varios señores en diferentes tiempos. Últimamente se dio a la célebre Militar Orden de Santiago, donde actualmente persevera. Tiene 400 vecinos, con alguna nobleza y su gobierno pende del Real Consejo de Órdenes y consiste en dos alcaldes ordinarios y un alguacil mayor, anual, y ocho regidores perpetuos. Por la eclesiástico tiene una parroquia y dos ermitas”.

BULLAS. SABER HACER, SABER VIVIR

El Municipio de Bullas es uno de los cinco que componen la Comarca del Noroeste de la Región de Murcia, siendo conocido como la Puerta Natural de entrada a dicha comarca. Sus características geográficas y culturales lo han dotado de unas cualidades y peculiaridades que lo hacen interesante y distinto, lo que ha favorecido su imagen de cara al turismo.

El Visitante podrá comprobar que ha llegado al lugar adecuado para su disfrute y descanso. La oferta de Bullas es amplia, además de alojamientos rurales, un camping y unos apartamentos turísticos muy bien dotados, existen hospederías, cabañas de madera, numerosas instalaciones deportivas y espacios recreativos. Una gastronomía lista para ser degustada, y un Museo y unas Rutas del Vino. Asimismo cuenta con el Mercadillo de Productos Locales "El Zacatín'; un casco antiguo donde el visitante puede perderse en el tiempo y todo esto rodeado de un espacio natural único salpicado de pinares, ramblas y viñedos, donde poder pro senderismo o hacer excursiones en bicicleta.

Caravaca de la Cruz. Murcia
CARAVACA DE LA CRUZ. CIUDAD SANTA.

Caravaca de la Cruz, Ciudad Santa, es un proyecto destinado a convertir a Caravaca de la Cruz en un lugar de peregrinación y en un centro cultural de primer orden dentro de la Región de Murcia.

Dos hechos fundamentales enmarcan y condicionan la realización del proyecto por una parte, la concesión del "Año Santo in perpetuum" a Caravaca de la Cruz, privilegio otorgado por Su Santidad el Papa Juan Pablo II en el pasado año, lo que sitúa a la ciudad en el mapa de ciudades santas de la cristiandad, al lado de Jerusalén, Roma, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana. Por otra parte, la decidida voluntad de la Comunidad Autónoma por impulsar y reforzar estrategias de desarrollo del turismo cultural, mediante la creación de nuevos productos, la potenciación y puesta en valor del patrimonio, y la mejora del entorno urbano y natural.

Caravaca de la Cruz a lo largo de los siglos ha representado un lugar con un profundo contenido místico y religioso, debido a la presencia de la Vera Cruz o "lignum crucis", símbolo divino y protector del cristianismo. La importancia de la Vera Cruz se remonta al siglo XIII., cuando durante la época de la Reconquista, Caravaca se convierte en frontera frente al islam, manteniéndose su carácter estratégico hasta el siglo XVI cuando finalmente el Reino de Granada es recuperado como territorio cristiano. El hecho de mantenerse como baluarte cristiano a lo largo de cuatrocientos años, reforzó el papel de Caravaca como cabecera militar y religiosa, difundiendo la presencia de la cruz como símbolo protector y como signo de identidad y poder sobre los dominios cristianos.

Caravaca de la Cruz es una ciudad con un rico patrimonio monumental, de los más relevantes de Murcia. Destaca el complejo arqueológico de la Encarnación, el Santuario de la Vera Cruz, Las Iglesias de la Soledad, El Salvador, Nuestra Señora de la Concepción, De la Compañía de Jesús; Las Ermitas de la Reja, Santa Elena y San Sebastián; Los Conventos de San José, Santa Clara, y de Nuestra Señora del Carmen; El Templete.

El centro histórico permite identificar tres sectores que corresponden claramente con las etapas de crecimiento del casco antiguo:
- El barrio medieval: asentado sobre la ladera del cerro del castillo, constituye el primer núcleo poblado, el cual creció y se consolidó en torno al Santuario de la Vera Cruz entre los XII al XIV.
- El sector bajo o Parroquia Salvador: Coincide con el primer periodo de expansión de la ciudad (siglo XV y XVI) hacia la parte baja del cerro del Castillo, impulsado por la fundación de parroquias (la Soledad y el Salvador) y el asentamiento de las primeras órdenes religiosas sobre la antigua calle Mayor y el eje formado por la calle de las Monjas y la calle Puentecilla.
- El antiguo ensanche o Parroquia de Santa Elena: Representa la zona de crecimiento planificada del centro histórico entre los XVII y XVIII, coincidiendo con el periodo de prosperidad económica producto de su riqueza agrícola, la industria del cáñamo y la explotación de cereales.

Otro atractivo de la Ciudad es su incomparable entorno natural, absolutamente excepcional en el contexto de la Región de Murcia, en el que destaca el paraje de las fuentes del Marqués y el paisaje que conforman las sierras circundantes. Otro elemento de especial relevancia son las Fiestas de Mayo, declaradas de interés turístico nacional.

MORATALLA. CAPITAL DEL TURISMO RURAL.

Hablar del Turismo Rural en la Región de Murcia, ineludiblemente pasa por tener que hablar de Moratalla, pues no en vano en este municipio se dan varias circunstancias que así lo evidencian: casi el 50% de toda la oferta de plazas de Turismo Rural se ubican en su territorio; fue el primer Ayuntamiento que apostó por este sector, con la puesta en marcha del Camping de la Puerta y su amplio término municipal, lleno de contrastes y variada geografía, con importantes recursos naturales, culturales, arquitectónicos y medioambientales, le hacen ser muy apropiada para el desarrollo de esta actividad.

Moratalla permite múltiples posibilidades para desarrollar la actividad turística y quizás sea el recurso económico más importante de todos los que pueda tener este municipio actualmente. Moratalla es un municipio con un extenso territorio que nos ofrece paisajes de lo más variado, desde espacios naturales en la ribera del Río Segura, por la zona de Salmerón y Cañaverosa situados a unos 300 m sobre el nivel del mar, hasta lugares de alta montaña como la zona de Revolcadores, cuya máxima elevación es su pico a 2.027 m de altitud, con caseríos o poblaciones tan pintorescos como Inazares, La Rogativa, Cañada de la Cruz, etc., donde la nieve todos los años hace acto de presencia, en mayor o menor cuantía, pero que de alguna manera forma parte del paisaje invernal de estos lugares. Pasando por toda la zona del valle de San Juan, con el Sabinar, Calar de la Santa, Campo de Bejar, o también Benizar Otos y Mazuza, así como la huerta y llanos próximos al casco urbano de Moratalla. Además, todos ellos, con un grado de conservación importante, donde habitan especies animales y vegetales muy importantes y donde aún hoy día se siguen realizando las labores y métodos tradicionales del medio rural, tanto en el aspecto agrícola, artesanal o doméstico.

Pero Moratalla no sólo dispone de todo este potencial paisajístico, natural o costumbrista, sino que en los últimos años, ha desarrollado toda una extensa oferta de establecimientos hosteleros, principalmente Alojamientos Rurales, que permiten al turista elegir entre una amplia gama de posibilidades.

Moratalla. Murcia
CALASPARRA. DONDE LA HISTORIA Y LA CULTURA SE MEZCLAN CON LA TRADICION Y LA NATURALEZA


Comarca bien diferenciada situada al NO de la Región de Murcia, en una zona montañosa, donde la Historia y la Cultura se mezclan con la tradición, la Naturaleza donde se pueden practicar deportes (Escalada, Espeleología, Senderismo...), en un clima tolerante; donde un Medio Acuático excelente (ríos Segura, Argos, Quipar y Benamor; pantanos del Cenajo, Camarillas, Argos y Alfonso XIII) permiten la realización de actividades muy atractivas (descensos en canoa, rafting, cursos de piragüismo...). Cuenta, además, Calasparra, con una gran variedad de paisajes: Secanos, Huerta, ARROZALES, (únicos en Europa en tierras del interior), Bosque Galería (Cañón de los Almadenes y Cañaverosa) y rica biodiversidad de flora (Álamos, Fresnos, Sauces...), y fauna (Búho Real, Águila Culebrera e incluso Nutria).

La gastronomía calasparreña tiene como base unos productos de excelente calidad con un marcado sabor propio. La vega, bañada por el Segura, permite unas cosechas que, merced al clima y a la altitud, se dan fuera de la temporada habitual. El producto estrella es el Arroz, único cereal con denominación de Origen y fundamento de la cocina calasparreña (Arroz con pollo, con verduras, con conejo y caracoles, con alubiones...). Otros platos típicos son la Caldera de Toro (sólo se hace durante la Feria Taurina) y el Caldo de Espárragos. Completa la oferta gastronómica una rica variedad de embutidos y jamones, dulces, toñas y almendrados.

Existe en Calasparra, una rica Artesanía que, aunque venida a menos por la presión del progreso, aún mantiene una gran tradición en los trabajos con esparto, encaje de bolillos, bordados, etc... Naturaleza, relieve, clima, hidrografía han dado lugar a Parajes y Rutas naturales de gran valor y belleza, destacando la Sierra de San Miguel (Itinerario Botánico y Vistas Panorámicas), el Bosque Ribera de Cañaverosa (Espacio Natural Protegido), el Esparragal, Los Losares, los pantanos del Argos y Cenajo, y una impresionante variedad de lugares con un poderoso atractivo natural.

Turismo activo: Se trata de una modalidad turística en la que la práctica deportiva se realiza en un entorno natural y que, a menudo, conlleva grandes dosis de emoción. Gracias a su diversidad natural, Calasparra está desarrollando de manera espectacular este tipo de turismo. Podemos apreciarlo en la Cueva del Puerto (con dos modalidades de visita: turística y deportiva), en el Cañón de los Almadenes (paseo fluvial en neumática o Kayak), en la Sierra de San Miguel (senderismo), en los recorridos en bicicleta y en muchas otras actividades de este tipo que Calasparra ofrece.

Turismo: Para el turista que desee pasar un día en Calasparra, se recomienda especialmente la visita a la Cueva del Puerto y el descenso del Cañón de los Almadenes. Y, cómo no, una visita al Santuario de Ntra. Sra. de la Esperanza y un paseo por el Casco Antiguo (Calle Mayor y ruinas del Castillo) y un descanso para degustar las típicas "tapas" que ofrecen numerosos establecimientos.

Su privilegiada situación geográfica ha facilitado el asentamiento de diversas culturas a lo largo de la historia. Podemos admirar el Arte Prehistórico en las Pinturas Rupestres de la Cueva del Pozo, podemos advertir la presencia romana en el Yacimiento de Gilico o podemos conocer la Cultura Islámica en el Poblado Musulmán de Villa Vieja. Del patrimonio cultural de Calasparra cabe citar El Molinico (Siglo XVI, monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, que en la actualidad alberga la Fundación Pérez Piñero, una muestra del Museo Etnológico y el Archivo Histórico). La Encomienda (parte del conjunto de las casas- palacio del Comendador de la Orden de San Juan de Jerusalén) y la Iglesia de San Pedro donde encuentran las bellas imágenes de San Pedro, San Sebastián y Nuestro Padre Jesús.

Albergue juvenil, Centro de Iniciativa ecológicas "Lomas de la Virgen"
ALHAMA DE MURCIA. UN RECORRIDO POR SU PATRIMONIO HISTÓRICO Y NATURAL

Alhama de Murcia con su privilegiada situación, al pie de Sierra Espuña, ha sido y es un lugar de obligatorio paso en el valle del Guadalentín. Actualmente por la autovía del Mediterráneo se accede fácilmente, tanto a la población como a Sierra Espuña. Sus orígenes, documentados desde el período neolítico, gozan de un mayor esplendor en época romana; pero es en la época islámica cuando alcanzan una mayor entidad poblacional. El topónimo Alhama, procedente de la voz árabe AI-hamma, significa baño termal, y alude a la bondad de sus aguas curativas, las cuáles serán mencionadas por los diversos cronistas árabes. Las primeras noticias sobre la población se remontan al siglo XI cuando Al-Udri menciona Laqwar; Al-ldrisi en el siglo XII nos habla de Hisn al-Hamma (castillo del Baño) y Al-Qazwini en el siglo XIII destaca las instalaciones de baños para ambos sexos en Hamma B. Laqwar. Por último, el viajero alemán Jerónimo Münzer, en 1494, visita también las termas, donde se baña, elogiando en su relato las virtudes de sus aguas. Sin duda, los Baños Romanos, son los restos arqueológicos más importantes del municipio que, con una antigüedad de dos mil años, permiten al visitante hacer un recorrido por el típico baño romano con dos sectores diferenciados: baño termal-medicinal y baño recreativo.
Actualmente y junto al parque de La Cubana existen unas instalaciones de baño termal donde se recoge la tradición de los baños antiguos y se puede obtener un baño relajante y recreativo.

El Castillo, seña de identidad de Alhama, conserva gran parte de las murallas del original trazado islámico. Su construcción se realiza a finales del siglo XI o principios del siglo XII y está en uso hasta el siglo XVI, cuando la población comienza a extenderse al pie del Cerro, en la denominada Plaza Vieja que conserva, hoy día, la disposición radial de sus calles desde la plaza y algún que otro rincón que nos recuerda el antiguo trazado de estrechas y angostas callejuelas de época musulmana.

La Iglesia de San Lázaro Obispo tiene su origen en el siglo XIV, ampliándose bajo el patronazgo del Marqués de los Vélez en 1525. La gran edificación definitiva tendrá lugar a partir de 1701 con la construcción de la capilla mayor nueva y la construcción del crucero. En 1747 se finaliza la magnífica portada barroca compuesta de dos cuerpos sobre un fondo de sillares y en la que destaca la hornacina con la imagen de Nuestra Señora de Gracia. Tanto la sacristía nueva, obra de Lorenzo Alonso como la Capilla de la Comunión, en cuyo altar está colocada la imagen de la Virgen del Rosario, constituyen dos de los elementos más interesantes del conjunto religioso.

La Iglesia de la Concepción de finales del siglo XVI y principios del siglo XVII, también se reedificó con los planteamientos arquitectónicos y artísticos del siglo XVIII, característicos del barroco murciano y se estructura en una nave única con bóveda de lunetos y capillas comunicadas entre sí. La gran ruta cultural del siglo XVIII se completa con los edificios vinculados a la actividad económica y que son un fiel exponente de la denominada "Arquitectura del Grano": La Casa de la Tercia, granero del Marqués de Villafranca Vélez situado en la calle larga que conserva el escudo del Marquesado rodeado del Toisón de oro; el Pósito Municipal situado en la calle de Fulgencio Cerón Cava y el Centro Cultural Plaza Vieja, casona particular que fue sede del miento desde 1923 a 1986, son ejemplos edificaciones monumentales caracterizad; clásica arquitectura de ladrillo junto a lo! enlucidos de mampostería.

La impronta artística del siglo pasado aparece reflejada en las casas del casco antiguo de la Plaza Vieja, calle Larga, Corredera, que con sus fachadas clásicas y coloridas sumergen al visitante en un ambiente de paz y sosiego al pie del centro del Castillo, ofreciendo al mismo tiempo un interesante legado cultural, junto a otros edificios y jardines como el de Los Mártires, la Casa de las Saavedras, el Ayuntamiento y la Plaza de Abastos.

En los últimos años, la plaza de la Constitución, el parque de La Cubana y el jardín de los patos junto con su entorno, enmarcan el nuevo centro social y económico de la villa, en detrimento de la antigua Plaza Vieja que, con sus imponentes casonas nobles y la antigua e inolvidable Fuente del Caño, siguen siendo de obligado punto de encuentro para el visitante.
Alhama de Murcia cuenta también con una alternativa para los amantes de la naturaleza, el Parque Natural de Sierra Espuña, que presenta un paisaje vegetal con casi un millar de especies. Los pinares de repoblación, pino carrasco, ródeno y negral, junto con el encinar, muy reducido de los 700 metros, aparece el sotobosque de matorral mediterráneo como la coscoja, lentisco, enebro, etc., y esa diversidad de ambiente acoge también a una fauna variada: ardilla, jabalí, águila real, aviones roqueros, muflón del Atlas o arruí y algún gato montés, entre otros.

Baños de Alhama. Siglo I a.C.
Para conocer y disfrutar de Sierra Espuña , esta área natural dispone de una buena infraestructura para el visitante como es la Oficina de turismo de Alhama, el Centro de interpretación e información de Sierra Espuña en Fuente Rubeos, un Servicio de información y atención al ciudadano en El Berro, áreas autorizadas para acampadas, refugios, casas rurales y el camping de Sierra Espuña. La sierra de la Muela, los barrancos de Gebas, el río Guadalentín y sus saladares y el Parque regional de la Sierra de Carrascoy, constituyen otros espacios naturales de gran interés ambiental. Actualmente, Alhama se presenta con un excelente panorama económico y social que lo convierten en un pueblo con gran futuro para sus habitantes; preocupado y concienciado para la búsqueda de sus raíces a través de la recuperación del patrimonio histórico y arqueológico de su pasado. Con estas pinceladas os invitamos a visitar nuestro pueblo al pie de Sierra Espuña, con su castillo, sus baños, sus jardines, sus gentes...

FIESTAS.

La Candelaria.
Es una romería tradicional que se celebra el día 2 de febrero desde la Iglesia de San Lázaro a la ermita del "Collao". La noche anterior se celebran actividades lúdicas y concurso de migas.

Semana Santa. Encuentro Domingo Resurrección. Alhama de Murcia
Semana Santa.
Declarada de interés turístico regional, destacan especialmente los encuentros y procesiones caracterizados por el arreglo floral de sus tronos y el interés de sus imágenes.

Los Mayos.
Declarada de interés turístico regional s celebra durante el primer fin de semana de mayo y consiste en sacar a la calle en la madrugada del sábado al domingo, personajes de trapo ataviado y adornados con diferentes enseres representando escenas de la vida cotidiana, los cuáles son visitados el domingo con el acompañamiento de lo corremayos.

Feria de Octubre.
Fiestas Patronales en honor a la Virgen de Rosario (7 de octubre), realizándose diversas actividades. Destacan por su participación el Concurso de migas y el desfile de carrozas.

LORCA. CIUDAD MONUMENTAL

Lorca está situada en la parte suroccidental de la Región de Murcia, tiene una población de 70.000 habitantes y abarca un amplio territorio de aproximadamente 1.675 km2 que le hace ser uno de los más grandes de España repartiéndose en él sus 39 Diputaciones. Limita al Norte con los términos de Caravaca de la Cruz, Cehegín y Mula; al Este con Aledo, Totana y Mazarrón; al Sur con Águilas; al Oeste con Puerto Lumbreras y el límite provincial de Almería. El cálido clima del Sureste peninsular se puede disfrutar también en Lorca, con una temperatura media anual de 18°C, y con gran mayoría de días soleados, sin embargo debido a la extensión del municipio, hay zonas donde las precipitaciones superan los 500mm. , y las temperaturas bajas notablemente. La característica principal de su relieve es el contraste entre unidades morfológicas, de tal manera que Sierras, Valles y depresiones interiores se suceden alternativamente, desembocando en su parte más oriental en una costa con espléndidas playas y escondidas calas.

Son de destacar fundamentalmente las zonas de los Pantanos de Puentes y Valdeinfierno. Ciudad de paso obligado entre Levante y Andalucía. Lorca cuenta con una aceptable red de comunicaciones: La Autovía del Mediterráneo la conecta, además de la capital a 65 km., con las costas de Almería, Alicante y Granada. Otra vía importante de comunicación es la Ctra. Comarcal 3.211, que pone en comunicación a Caravaca en el interior y con Águilas en la Costa. Una conocida artesanía y una Semana Santa inigualable, además de bellos monumentos arquitectónicos, de carácter civil y religioso, hacen de Lorca una interesante ciudad para visitar.

Teatro Guerra. Siglo XIX. Restaurado el año 1989
El carácter del lorquino, forjado a través de las distintas culturas que han confluido en Lorca, y a la situación geográfica, netamente mediterránea, hace de su ciudad que nadie se sienta forastero en ella. La diversidad de recursos turísticos que ofrece el amplio municipio de Lorca, como unidad historiográfica, por las diversas culturas que se asentaron por sus tierras han dado lugar a un característico paisaje donde se descubren restos del pasado legendario en parajes de incomparable belleza natural, rutas ecológicas de singular interés tanto en costa como en interior que esconden una flora y fauna autóctonas de la zona y que necesitan de una protección especial.

Nuestras pedanías, como alma en sueño, ocultan en sus tierras y gentes la verdadera esencia lorquina. En ellas el turista tiene la posibilidad de adentrarse en el mundo más carismático y la oportunidad de conocer y disfrutar de unos entornos con características muy peculiares y a la vez dispares, por su diversidad de paisajes y costumbres, dentro del más puro sabor rural.

Palacio Guevara. Edificio señero del Barroco civil y uno de los más admirados de la ciudad
ARTESANIA DE LORCA

La artesanía en Lorca ha sido y es uno de los pilares de su economía, aunque algunas de las prácticas artesanas han desaparecido, hoy en día perduran la textil, la cerámica y el bordado. En la artesanía textil podemos destacar cobertores de cama confeccionados en lana, jarapas, alfombras, cortinas con dibujos y listados... Para su fabricación, los artesanos siguen utilizando telares tradicionales que se han ido acoplando a las nuevas tecnologías haciendo más rentable su comercialización. La cerámica lorquina, de arraigada tradición, está representada tanto por piezas de uso común como decorativas. Ollas, orzas, lebrillos, botijos y cántaros se pueden clasificar dentro de la alfarería basta, mientras que la cerámica fina queda representada por platos, fuentes y jarras con decoración floral y animal. Mención especial merece el bordado lorquino realizado a mano en sus dos modalidades: los tradicionales refajos del traje femenino bordados en lana, seda y oro, los puramente artísticos de Semana Santa.

PILAR DE LA HORADADA. MAR Y MONTAÑA.

En Pilar de la Horadada le ofrecemos en la misma zona de vacaciones unas magníficas playas y un extraordinario paisaje natural. En nuestro municipio puede usted encontrar un auténtico oasis de paz, las urbanizaciones están concebidas como espacios de ocio con amplias zonas verdes, no existe la aglomeración de casas y el visitante que viene buscando la tranquilidad, conoce poco a poco a sus habitantes y se va integrando en él para terminar siendo uno más de nosotros.

HISTORIA

El Museo Arqueológico-Etnológico "Gratiniano Baches" guarda testimonio de las diversas culturas que han dejado su huella en Pilar de la Horadada; iberos, romanos y árabes. Según antiguos historiadores en la Vía Augusta que comunicaba la Hispania mediterránea con la metrópoli existía un enclave conocido como "Thiar" que se correspondería con el actual emplazamiento de Pilar de la Horadada; dicho enclave habría sido una "mansio" (lugar de parada) equidistante entre las ciudades de Ilici (Elche) y Carthago Nova (Cartagena). En las salas del museo podemos encontrar un "miliario" y la reconstrucción del pavimentado de la calzada. Otro hito significativo que ha marcado su historia es su pertenencia histórica a la ciudad de Orihuela, de la que se segregó el 30 de julio de 1986, y su condición fronteriza entre los reinos de Castilla y Aragón que data ya del siglo XIV.

La Casa de Cultura alberga el Museo que consta de cinco secciones dedicadas al Medio Ambiente; los Fósiles, en donde encontramos un cráneo de "Sirenio”, mamífero marino del que no hay otro resto completo en toda España; la Arqueología ibera y romana ocupa otra sección, la Numismática y los útiles etnológicos que nos describen características propias de nuestro municipio completan las salas de dicho museo.

COSTA

Pilar de la Horadada tiene más de 4 kilómetros de costa que comienzan en El Mojón (límite histórico Murcia y Alicante) y acaban en la playa de las Mil Palmeras. Todas son de arena fina y están galardonadas con el distintivo europeo de calidad que son las Banderas Azules. La bonanza del clima así como las posibilidades de ocio y diversión la convierten en una zona atractiva para residir durante todo el año. El elemento simbólico más característico de la zona es la "Torre Horadada", baluarte defensivo construido en el siglo XVI para advertir a la población del posible desembarco de piratas. Esta torre da nombre al n urbano del litoral "Torre de la Horadada" que cuenta con diversas urbanizaciones como "El Mojón", “Mil Palmeras" y "Río Mar", todas ellas de moderna construcción y que gozan de todo tipo de servicios para sus residentes como son instalaciones deportiva restauración y de ocio.

La primera playa de Alicante es la del Mojón, que debe su nombre a ser linde histórico entre Castilla y Aragón, cuenta con un pequeño paseo y zona de aparcamiento. A continuación nos encontramos con las Playas de Las Higuericas y Las Villas, de las que la primera está sin urbanizar y la encontramos en su estado puro. La playa de Las Villas está comunicada con ila del Puerto por un Paseo Marítimo de casi un kilómetro de extensión por el que se puede disfrutar de la brisa marina así como de una vista generosa del Mediterráneo. En esta playa está ubicado el Puerto Deportivo con una bocana de 35 metros y capacidad para 506 amarres. Las playas de Torre de la Horadada son las de El Conde y la de Jesuitas, estrechas y de fina arena. La que cierra el litoral pilareño hacia el norte es la de Mil Palmeras, extensa y de una notable calidad en sus aguas siempre azules.

NATURALEZA

La agricultura y la riqueza medioambiental son también notas características de Pilar de la Horadada. Este pueblo guarda un importante tesoro ecológico que se empeña en dar a conocer y en preservar: el cauce del Río Seco. El Ayuntamiento ha habilitado un Área Natural de más de 20.000 metros cuadrados en la que tenemos un albergue con paneles informativos, barbacoas, zonas de acampada y caminos señalizados. Una bonita excursión nos puede llevar, a lo largo de dos kilómetros y medio, a través del cauce del Río Seco y su rambla adyacente "la Majá de las vacas ", hasta la Cueva Ahumá. A lo largo del camino podemos contemplar la erosión que el agua ha hecho en las paredes calizas, el curioso Pegaso esculpido en la roca, así como el rostro femenino, especies botánicas ligadas a medios fluviales como los palmitos, la maquia de espino negro, la garriga o el lentisco. La avifauna es otra de las riquezas que podemos encontrar en este itinerario: el Martín Pescador, águilas perdiceras, búhos o tórtolas. En sus humedales anidan aves de paso como la garceta, el camorán, la polla de agua, el patinegro o la imponente garza real.

Otras rutas que nos hacen conocer otros aspectos de nuestro municipio son las de la "Arquitectura del Agua" donde se presenta la evolución de la arquitectura rústica pilareña y que integra a una veintena de elementos, entre pozos y aljibes, algunos de cimentación árabe o romana y otros más modernos, con brocales en forma de bóveda apuntada o con la cubierta abovedada a dos y a cuatro aguas. La ruta de los "Árboles Monumentales", la mayoría de ellos centenarios que recorre el perímetro urbano y periurbano de Pilar de la Horadada y entre los que encontramos naranjos, algarrobos, oliveras, palmeras, cipreses, pinos carrascos y un taray. Cada árbol tiene una placa que explica sus características, su edad y el nombre de su propietario.

FIESTAS

Como no podía ser de otra manera Pilar de la Horadada celebra sus fiestas mayores en honor de la Virgen del Pilar. Con tal motivo se celebra una multitudinaria ofrenda de flores que se hace a la Patrona la víspera de su festividad, el 12 de octubre. A lo largo de las fiestas podemos disfrutar del ambiente de las peñas, verdaderos protagonistas de las fiestas, que acogen a los visitantes con sus mejores galas gastronómicas en sus propios recintos o patios. El extraordinario desfile de carrozas que tiene lugar el sábado siguiente al día 12 es un brillante y colorista epílogo de las fiestas mayores. Pilar de la Horadada, pueblo agrícola, celebra una multitudinaria Romería a mitad de mayo en honora San Isidro Labrador, que lleva desde la Iglesia Parroquial hasta la Cañada de Praez donde se baila y se come durante todo el día.

También celebra el 30 de Julio la Fiesta de la Segregación del municipio de Orihuela, con actos culturales y musicales para todas las edades. Torre de la Horadada celebra sus Fiestas Mayores en honor a Nuestra Señora de la Asunción el 15 de agosto cuando abre el día con el Rosario de la Aurora, con las barcas pesqueras y deportivas de la localidad en procesión junto a su santa patrona.

GASTRONOMIA

La agricultura pilareña está altamente evolucionada con una importante extensión de cultivos en invernadero que ocupan unos 3.500.000 metros cuadrados, donde se cultivan productos como el apio, tomate, alcachofa, pimiento o lechuga. También se cultivan frutales como sandía, melón y cítricos como naranja y limón. Esta abundancia vegetal revierte en la rica y variada gastronomía pilareña que no sólo se alimenta de productos agrícolas sino que también tiene ingredientes marineros.
Hay estupendos arroces, como el arroz y pollo, gachasmigas, conejo frito con tomate y pimientos de bola, guisado de relleno de carne, patatas con carne y el original conejo al ajo cabañil. Como postres destacan los cordiales y las milhojas.

SAN JAVIER. CAPITAL CULTURAL DEL MAR MENOR

San Javier, ciudad situada en cruce de caminos y destino de miles de personas de todo el mundo que eligen este lugar paradisiaco para pasar temporadas o para establecerse definitivamente, ya que su climatología, situación, servicios y habitantes hacen de este municipio un lugar idóneo para vivir, es al mismo tiempo un exponente cultural de suma importancia. La actividad cultural de San Javier no es un hecho puntual y de ocasiones, sino algo que se produce con continuidad y casi durante los trescientos sesenta y cinco días del año. A nuestra oferta turística se añade siempre un programa de actividades que hacen que el futuro visitante no tenga dudas en elegirnos como punto de destino para vivir o simplemente para pasar sus vacaciones. El ciudadano de San Javier vive la cultura como algo normal, es decir, que está acostumbrado a que los eventos de todo tipo se produzcan cada día, como lo son los talleres de cerámica, música, danza, teatro, etc., o las programaciones de ciclos de conciertos, representaciones teatrales y/o espectáculos de danza.

Y si además el ciudadano está acostumbrado a convivir con eventos de la categoría del ya XXXI Festival Internacional de teatro, Música y Danza (por donde han pasado lo mejor en cada una de las especialidades del panorama no solo nacional sino internacional) y el III Festival Internacional de Jazz, constituido ya como uno de los de mayor importancia de nuestro país o XII Encuentro Nacional de Folklore, lugar de encuentro de culturas y tradiciones, que unidos a los Cursos Internacionales de Clown o el de Música dan a San Javier la categoría de capital cultural del verano, y se puede decir que ese tan repetido eslogan turístico de ofertar algo más que sol y playa, en este lugar se cumple con todos los requisitos. Como cruce de caminos que es y además como destino de miles de personas, hacen que la diversidad de nacionalidades y costumbres que nos llegan, si van como un bagaje cultural muy importante para nuestros habitantes, el conocimiento de los idiomas, la música, el folklore, la gastronomía, de los diferentes países puntos de partida de nuestros visitantes, dan al ciudadano de San Javier una preparación y poso de conocimientos difícil de adquirir de otra manera.

En suma, la cultura, la educación y la categoría humana de los sanjaviereños los hacen los perfectos anfitriones. Asegurando que nadie que se acerque hasta nosotros se sentirá extraño y casi con seguridad o se quedará a vivir con nosotros o le costará mucho trabajo dejarnos.

LOS ALCÁZARES Y EL MAR MENOR

Abierto a gentes de todos los puntos de la rosa de los vientos ha sido la villa hidalga y hospitalaria por excelencia y obligado punto de cita y encuentro que ha pasado de una presencia de la huerta de Murcia, que tenía aquí su playa escogida a través de varias generaciones, a la concurrencia cosmopolita que dan los residentes y turistas de otras ciudades alejadas, con presencia de alemanes, ingleses y nórdicos, hoy definitivamente afincados en el suelo alcazareño, que han imprimido un sello de evolución y progreso a nuestra sociedad, producido fundamentalmente en la última década.

Este es nuestro principal potencial. «La mayor piscina natural del mundo» (Esther Williams) tiene veinticinco kilómetros de longitud, doce kilómetros de anchura y una profundidad que no supera los ocho metros. El navegante encuentra en este lugar de forma permanente: aguas tranquilas, pero con ranchas puntuales; 315 días de sol al año, una temperatura ambiental media de unos 20 grados, aguas salinas y templadas, un lugar en el que además se disfruta del Mar Mediterráneo y uno de los fondos marinos más protegidos de Europa.

Los Alcázares se sitúa en el centro de esta comarca, cerca de todo, con buenas comunicaciones, a tres minutos del aeropuerto, con más de cinco kilómetros de paseo marítimo. Con una buena oferta de hoteles y apartamentos turísticos. Este es el paraíso que entre todos hemos construido, para vivir todo el año.

Las aguas del Mar Menor por sus características químicas adquieren la categoría de medicinales. La alta concentración de sales y yodos, la ausencia de olas, la poca profundidad de sus aguas (7 metros su profundidad máxima) y como no, su excepcional temperatura tanto en verano como en invierno forman un conjunto único y convierten el Mar Menor en el mejor remedio terapéutico para determinadas afecciones, muy indicadas para casos de estrés, dolencias reumáticas, lumbagos y todo tipo de afecciones relacionadas con la piel y las articulaciones.

PLAZAS HOTELERAS

Dada su importancia turística, Los Alcázares posee una espléndida infraestructura hotelera en continuo crecimiento que se complementa con modernas urbanizaciones. Merece una especial mención el Hotel Balneario “La Encarnación”, establecimiento termal que data de 1.904.

FIESTAS

Las fiestas que se celebran en esta localidad son numerosas y vienen a reflejar el carácter abierto de sus gentes.
- Carnaval.
- Fiestas del Mar, que se celebran la primera quincena de agosto y culminan el día 15, festividad de la patrona de Los Alcázares, Ntra. Sra. De la Asunción, con una procesión marítimo- terrestre.
- Semana Internacional de la huerta, declarada de Interés Turístico regional, el día 12 de octubre “el día del Caldero", plato típico de la comarca del Mar Menor.
- Fiestas patronales de Los Narejos, en honor a la Purísima Concepción (8 de diciembre).

Los Alcázares , donde el invierno es primavera. En el centro de la amplia curvatura que presenta el Mar Menor, aparece ante el viajero Los Alcázares, nombre que recibe en recuerdo de los palacios que durante el Medievo, estuvieron asomados a la orilla del mar, en estos parajes. Formado por 20,3 kilómetros cuadrados de territorio, con 5.000 habitantes en su comarca dedicados a la agricultura, industrias de servicio y promoción turística. Los Alcázares ofrece siete kilómetros de litoral desde Los Narejos hasta Punta Brava, con el núcleo prácticamente reflejado en las aguas del Mar Menor.

Su temperatura anual que presenta una media de 18 grados, la situación, las buenas comunicaciones y un clima excepcional que convierte el invierno en primavera, son el mejor embajador de este municipio. Los Alcázares es un lugar privilegiad sólo 5 km. del aeropuerto de Murcia-San Javier con vuelos a Madrid, Barcelona, Almería y Charter; y a 7 km. de la estación de ferrocarril de Torre-Pacheco, dotado de todos los servicios sanitarios, incluyendo la localización del Hospital Comarcal "Los Arcos", a tan sólo 6 km. de distancia.

PUERTO LUMBRERAS CIUDAD DE SERVICIOS

Situado al Sudeste de España, a 80 Km de Murcia, Puerto Lumbreras constituye la Frontera de la Región de Murcia en su acceso a la Comunidad Andaluza. Con una extensión de 139 km2, y una población que sobrepasa los diez mil habitantes, tiene una temperatura media de unos 20° con unos inviernos poco rigurosos y unos veranos muy secos y cálidos.

HISTORIA

Citado desde antiguo como Nogalte y puerto de Nogalte por estar asentado en la ladera de un monte sobre la rambla de este nombre, el topónimo por el que se le conoce actualmente lo adquirió en el S. XVIII al renovarse y consolidarse la importante obra de las Lumbreras de la rambla. Desde la reconquista de Lorca hasta los comienzos de la Edad Moderna, Puerto Lumbreras fue un lugar escaso y discontinuamente poblado, debido sobre todo al peligro que suponía la actividad bélica de la frontera oriental Nazarí. Disponía el lugar de una pequeña torre, de la que se divisan aún vestigios.
La primera ermita que tuvo la localidad fue dedicada a la advocación de Santo Domingo 1.724. La constitución como ayuntamiento tuvo lugar el día 7 de julio de 1.958. Actualmente se están realizando intervenciones arqueológicas para su posterior restauración.

Sobre el significado del nombre Puerto Lumbreras. Puerto: Garganta o bosquete que da paso entre montañas, montes Coloraos y Peñas Blancas -Sistemas montañosos- ambos formaban un desfiladero que antaño serviría para dar paso por estos parajes entre los Reinos de Andalucía y Murcia. Lumbreras: Fogatas, hogueras que encendían en los parajes de Torrecilla y Cabezo de la Jara, Castillo de Xiquena, Castillo de Vélez Blanco y Vélez Rubio se veían desde el núcleo de Puerto Lumbreras y entre sí y servía como aviso a las gentes de vista de moros esos fuegos tan grandes les llamaban "Las lumbreradas" o "Las Lumbrerías" de ahí que finalmente quedara el nombre de Puerto Lumbreras.

• Artesanía: Son tradicionales nuestros «puestos» de venta de Artesanía Locoregional: Cerámicas de variados estilos, Jarapas, Madera, Forja, Caña, etc. A nivel local destacan los objetos hechos o decorados con Esparto, así como las famosas Alfombras o «Esteras» de «Plaita» hechas de forma totalmente artesanal desde la misma recogida de la planta del esparto, tan abundante en nuestra geografía.

VISITAS

• Zona del Castillo: Colina que corona nuestro pueblo, totalmente cubierta de «casas-cuevas», en tiempos habitadas, y actualmente en fase de rehabilitación y recuperación. Destaca la vegetación agreste y resistente a las tremendas sequías (pita, chumberas, esparto). En su cumbre, se encuentran restos de la antigua torreta Árabe, desde donde, según la leyenda se comunicaba con los pueblos circundantes mediante fogatas.

• Zona «Casco Antiguo»: Desde la «Casa ce en medio» o de Guevara el Chico, que se revela históricamente como la primera casa-posada en torno a la cual fue creciendo el Barrio Antiguo hasta unirse con «El Castillo» y el «caño» o fuente que recoge mediante túneles subterráneos las aguas de la rambla de Nogalte que divide nuestro pueblo como una Arteria Principal; este barrio, conserva su distribución y arquitectura tradicionales a imagen de tantos otros «Pueblos Blancos» d nuestra geografía Mediterránea y Andaluza.

MURALLA DEL CASTILLO DE NOGALTI

Castillo medieval islámico construido entre los S. XII y XIII, cuya ubicación estratégica en la confluencia de la rambla de Nogalte y el Valle de Guadalentín, permitía ejercer un control sobre estas vías naturales de comunicación que unían el Levante con Andalucía. El Castillo se organizaba en dos recintos jalonados, con siete torres, algunas de ellas aún se conservan más de cinco metros de altura. Existe entre ambos recintos, un paso acodado doble. Este sistema de acceso, que se generaliza en Al andalus a lo largo de los S. XII y XIII, se presenta al Castillo de Nogalte como uno de los ejemplos más interesantes que hasta el momento existen en la Región.

Dónde alojarte en Murcia
Comentarios:
Fran 25-05-2012
Hola viajeros, me interesaría saber si alguien me puede recomendar un hotel en Murcia.

Muchas gracias.
Responder