Montserrat, religión y naturaleza
Montserrat-Barcelona
Atrévete a subir la Montaña de Montserrat; sus formaciones rocosas talladas te dejarán maravillado. Durante la subida tendrás la oportunidad de gozar de una increíble naturaleza además de muchos monumentos históricos.
Els Blaus de Roses

montserrat-barcelona, montserrat, religión y naturaleza

Sus formas singulares, su peculiar naturaleza y su historia espiritual hacen de Montserrat un lugar especial y único para visitar. Este macizo ubicado aproximadamente a media hora de Barcelona es, sin duda, la montaña más emblemática de Cataluña y en el año 1987, fue declarado parque natural. Nos llamará la atención sus colores grisáceos, su perfil definido y único y sin duda, el importante patrimonio cultural y artístico que alberga en sus entrañas.

Tenemos diferentes opciones para llegar a Montserrat, por carretera debido a su buena comunicación con las principales carreteras, ya sea en vehículo particular o público, en tren hasta Monistrol de Montserrat desde donde podremos acceder a la cremallera de Montserrat. Este atractivo tren nos permite disfrutar de unas increíbles panorámicas que caracterizan la montaña y además en unos 15min supera un desnivel de más de 600m que nos acercará cada vez más al corazón de la montaña. Por último, pero no menos importante encontramos también el Teleférico de Montserrat, que desde el 1930, año en el cual se inauguró, fue y sigue siendo el medio más rápido para llegar a Montserrat, una oportunidad más para gozar de los hermosos paisajes.

Vistas desde Montserrat y el teleférico de Montserrat. Turismo Barcelona
Una vez que estemos en lo alto de la montaña nos encontramos con el Monasterio de Santa María de Montserrat fundado en el año 1025 por el abad de Ripoll y obispo de Vic, Oliba. Gracias a las numerosas visitas que recibió y a las milagrosas historias que se relataron entre la gente, rápidamente se dio a conocer. Cuenta la leyenda que en el año 880, un sábado por la tarde unos pastores vieron descender del cielo una fuerte luz. Este hecho se repitió en los siguientes sábados y finalmente, el obispo decidió organizar una visita durante la cual fue descubierta una cueva en la cual se halló la Santa Imagen. Se decidió trasladar la imagen a Manresa, pero al sacarla, se hizo tan pesada que no consiguieron moverla. Este acontecimiento se interpretó como el deseo de la Virgen de quedarse en aquel lugar por lo que el obispo ordenó construir una capilla. Así pues, hoy en día podemos observar “la Moreneta” que recibe este nombre debido a su color oscuro de piel en el Monasterio de Santa María de Montserrat. Data de finales del siglo XII, y es una talla románica policromada de madera. Debe su color a la modificación del barniz con el paso del tiempo. La podemos encontrar entronizada en un retablo de plata, en una posición frontal con el Niño Jesús sentado en su regazo y mide 95cm. Sin duda, la Virgen de Montserrat destaca sobre todo por ser proclamada en el año 1881 patrona de Cataluña por el Papa León XIII. Cabe mencionar que durante el paso de los siglos el monasterio formó parte de la Congregación de Valladolid y además, se convirtió en un centro cultural de primera orden. Testigo de ello es la Escolanía de Montserrat, siendo actualmente uno de los coros de niños cantores más antiguo de Europa. Además, su prestigio es internacionalmente reconocido y dispone de una cuantiosa discografía, lo que ha permitido que algunos de los ochenta monjes que forman su comunidad trabajen en la creación y el aprendizaje musical, juntamente con la oración, la acogida y las diferentes tareas asignadas, siempre rigiéndose por la Regla de San Benito.

Durante nuestra visita en el complejo monacal de Montserrat podemos observar diferentes elementos que lo forman. El monasterio está compuesto por dos bloques de edificios cada uno de los cuales tiene su función principal, por un lado la basílica con las dependencias monacales y por otro lado, los edificios destinados a acoger a los peregrinos y visitantes, donde podrán disfrutar de diferentes tipos de alojamiento, restaurantes y tiendas. El monasterio de Montserrat, de estilo barroco fue construido en el siglo XI. De su interior, cabe mencionar algunos de los lugares más emblemáticos como es la Sala Capitular, la Sala del Signo, el Refectorio y bellísimo Claustro neo románico. Minuciosamente decorada, la Sala Capitular sirve para realizar los importantes encuentros de la comunidad monástica, así pues es este el lugar donde se toman todas las decisiones principales a nivel comunitario. Por otro lado, hallamos la Sala del Signo caracterizada por sus dos estatuas, la de San Benito esculpida en bronce y realizada por Josep Clarà y la del abad García de Cisneros, obra de Francesc Juventeny y finalmente, también podemos observar el cenotafio de abad Oliba. Otro lugar importante es el Refectorio, es decir, el punto donde se realizan las comidas que siempre empiezan y acaban con la plegaria. Es éste un espacio muy singular y con una ambientación arquitectónica particular. El Refectorio de Montserrat fue reformado en 1925 por Puig i Cadafalch. Por un lado, nos encontramos con una roca mientras que al otro se abren ante nosotros unos grandes ventanales. Finalmente, no podemos irnos del monasterio sin haber visitado el claustro. Se ubica en la parte interna del monasterio y data del año 1925 también por Puig i Cadafalch y caracterizándose por un estilo románico con materiales como piedra, ladrillo y madera. Además, podemos ver que está formado por dos pisos de arcos de ladrillo con columnas de piedra y destacando un conjunto de piezas arqueológicas. Así pues, éste es un lugar perfecto para reflexionar y sentir la paz.

Fachada de la basílica de Montserrat. Turismo Barcelona
Mientras vamos acercándonos a la basílica de Montserrat, nos encontramos con diversas plazas adornadas con diferentes obras escultóricas que permiten al visitante  disfrutar de un museo al aire libre. La principal plaza que encontramos es la de Santa María, obra de Puig i Cadafalch, es el punto desde donde podemos acceder al monasterio. Desde esta plaza, también, podemos admirar la nueva fachada de este con piedra de la propia montaña, obra de Francesc Folguera. Asimismo, observamos los restos del antiguo claustro gótico, la escultura de San Jorge de Josep María Subirachs y varias estatuas de santos fundadores.

Otra importante plaza es la del Abad Oliva, donde se ubican los edificios destinados a albergar a los peregrinos. También cuenta con una estatua que la preside, dedicada al fundador del monasterio, obra de Manuel Cusachs. Las dos últimas plazas que configura este lugar es la de la Santa Cruz y la Plaza de los Apóstoles. La primera está dedicada a San Miguel y debe su nombre a la cruz que la preside, otra obra de Subirachs. Además, encontramos la estación del tren cremallera y la Oficina de Información del monasterio. En la Plaza de los Apóstoles hallamos un triforio, que corresponde al tercer piso del ábside central de la antigua iglesia. Es también desde esta plaza donde empieza el Camino delsDegotalls durante el cual podemos disfrutar de diversas esculturas, como Monumento a Pep Ventura de Rafael Solanich y Charles Collet, San Benito y Santa Escolásticade Jaume Clavet o Monument de Joan Maragall de FredericMarès.

Este punto también destaca por ser el inicio del camino de la Santa Cueva de Montserrat, el lugar en el cual apareció la Virgen, ya que bajo la plaza se halla la capilla dedicada al Tercio de Requetés de Nuestra Señora de Montserrat. Este camino excavado en la montaña que nos conduce por el Rosario Monumental de Montserrat, empieza con la imagen del Santo Domingo de Subirachs y durante el recorrido podemos disfrutar de un elevado número de obras escultóricas de carácter religioso.

La Basílica de Montserrat es uno de los elementos más importantes e interesantes en Montserrat. Aunque fue construida en el siglo XVI, tuvo que ser reconstruida completamente en el año 1811, ya que fue destruida durante la guerra de la Independencia. La fachada de estilo neo plateresco, obra de Francisco de Paula del Villar y Carmona que fue sustituida por una nueva después de la Guerra Civil, obra de Francesc Folguera y la decoración de detalles escultóricos de Joan Rebull. Para acceder a la iglesia necesitamos cruzar previamente un atrio del siglo XVIII donde además podemos observar diferentes esculturas de santos, como Juan Bautista y San José y de reyes relacionados con Montserrat. Una vez en el interior del templo observamos que se trata de  una sola nave sostenida por columnas centrales con tallas en madera obra de Josep Llimona. También destacan sus arcos góticos sobre las paredes que sirven de separación de las seis capillas laterales, así pues podemos percibir la transición del gótico al renacimiento. En el lateral de la nave se localiza el órgano nuevo que se inauguró en 2010 debido a que el anterior estaba muy deteriorado. En la cabecera de la basílica se halla el altar mayor donde contemplamos diversas escenas bíblicas y una cruz del siglo XVI. En la parte superior del altar se encuentra el Camarín de la Virgen, al que podemos acceder mediante unas escaleras de mármol. En la puerta de alabastro se observan esculpidas escenas bíblicas y una vez en la sala del Trono, aparecen diferentes mosaicos y pinturas. La sala del Camarín es una capilla circular con tres ábsides construida entre 1876 y 1884. La salida de esta sala se hace por el Camino del Ave María, que antiguamente era el lugar donde los pelegrinos dejaban ofrendas.

Interio de la basílica de Montserrat. Turismo Barcelona
Finalmente, encontramos también la Sacristía Nueva y la Cripta. La primera fue construida por Francesc Folguera y consta de un vestíbulo donde descubrimos un sarcófago y una estatua, una sala espaciosa con armarios de caoba y un ábside.  La Cripta fue inaugurada en el año 1951 y fue construido como lugar de sepultura del abad Antoni M. Marcet y de los monjes que lucharon en la Guerra Civil del 1936 -1939. Por esta razón, encontramos un sarcófago con el cuerpo de abad y numerosas lápidas con los restos de los demás monjes.

Por último, hemos de mencionar que el monasterio dispone de un museo que se divide en tres secciones. Por un lado, encontramos las obras de pintura moderna con muestras del trabajo de artistas como Joan Miró, Salvador Dalí, Ramón Casas, Pablo Picasso, Darío de Regoyos, entre otros, mientras que por otro lado también observamos obras de pintura antigua y arqueología de Oriente bíblico con muestras de objetos de Egipto, Chipre, Mesopotamia y Tierra Santa. Los visitantes tendrán además la oportunidad de disfrutar también de colecciones de iconografías o PhosHilaron, Nigra Sum o dicho de otra forma una exposición sobre la historia de la imagen de la Virgen y su evolución, entre otras.  

Así pues, os invitamos a visitar este lugar mágico porque sin duda os trasladará en un estado de paz y relajación entre una naturaleza de lo más singular y extraordinaria. Además, durante nuestra visita podremos disfrutar de un rico patrimonio artístico tanto en el interior de las estancias como en el exterior que harán nuestra visita aún más atractiva y sin duda, no hay que olvidar la diversidad de productos típicos que podemos degustar y otros que podemos adquirir como un recuerdo inolvidable.

Fotos y Texto Miroslava Mihaylova Topalova - AbcViajes.com

Dónde alojarte en Barcelona
TRYP Barcelona Aeropuerto Hotel
Prat de Llobregat (El)


Hotel ME Barcelona
Barcelona




Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil