México - Amecameca, una maravilla para el viajero
México
Su jardín central, que funciona como punto de reunión para propios y extraños, es custodiado por cuatro fieros leones de fierro colado.
Els Blaus de Roses

méxico, méxico - amecameca, una maravilla para el viajero

AMECAMECA, MÉXICO. PUEBLO CON ENCANTO


Este pueblo rodeado de antiguas construcciones haciendas goza de una vista inmejorable del volcán Iztaccíhuatl. Su jardín central, que funciona como punto de reunión para propios y extraños, es custodiado por cuatro fieros leones de fierro colado.

Desde sus orígenes fue un lugar muy interesante y atrayente; su cercanía con la Ciudad de México, sus destacados centros políticos, su importancia como paso para los viajeros y sus múltiples comercios, le valieron la colonización poco tiempo después de la llegada de los españoles.

Este lugar que en náhuatl significa "que tiene vestido de amate" es de los pocos que vivió el desarrollo industrial en la zona. Aquí se instalaron fábricas de telas de algodón, cervecerías, aserraderos, molinos de trigo, pequeños talleres de alfarería, cerería y talabartería; así como lugares para acuñar monedas de oro, plata y cobre.

Jardín de los Leones

Es el sitio más concurrido, especialmente los fines de semana cuando la gente aprovecha para descansar en las peculiares bancas hechas por los artesanos de la zona. En el centro se levanta un quiosco estilo clásico de los años 50; y en la parte baja te recomendamos visitar sus dos pequeñas tiendas con lo mejor de Los dulces típicos de la región. Otro atractivo es el aro del juego de pelota que según los historiadores data de 1299, época en que este juego era muy popular en la cultura prehispánica. Este jardín es vigilado por cuatro esculturas de leones realizados en fierro colado que le dan nombre.

Santuario del Sacromonte

Construido en los vestigios de lo que fueran los teocallis y amoxcallis indígenas, en la cima del cerro se levantó la iglesia y el convento que en su momento fueran escuela evangelizadora para los pobladores del antiguo Amequemecan. Actualmente esta iglesia es una de las más importantes del estado; en su interior se encuentra la imagen de un Cristo hecho con pasta de caña de maíz y destaca la urna del altar mayor en donde yace la imagen del Señor del Sacromonte. Este cerro es un mirador que te permite observar el pueblo, sus alrededores y los imponentes volcanes.

Templo y Ex Convento de la Virgen de la Asunción

Amecameca
Construido por los dominicos (1554-1562), en su fachada destaca la escultura de la Virgen de la Asunción con rostros de ángeles a sus pies; en la cornisa de la ventana resalta la decoración en forma de gotas. Ya en el interior, te da la bienvenida un retablo neoclásico con la imagen de la Virgen de Guadalupe; no menos interesante resulta un retablo barroco en el muro derecho con imágenes bíblicas rodeadas por clásicas columnas salomónicas. El sagrario guarda dos interesantes obras: un retablo barroco con las mismas características del anterior y otro más que conserva un interesante Cristo de caña.
Junto al templo se encuentra en pie el claustro con bella arquería en sus dos niveles, compuesta por arcos labrados en piedra y decoración vegetal estilizada en el capitel de las columnas. Por suerte es posible observar restos de pinturas al fresco dentro de este asombroso ex convento.

Capilla de la Virgen de Guadalupe

Unos pasos más arriba del cerro, te espera esta capilla de construcción muy antigua donde apreciarás su fachada lisa con tres arcos rebajados y un frontón triangular. El decorado de su interior es muy peculiar, no sólo observarás un retablo barroco con decorado vegetal; su atrio representa un panteón en el que resaltan algunas tumbas antiguas con mausoleos muy bien labrados.

Ex Hacienda de Panoaya

Infinidad de actividades te esperan en este lugar lleno de historia, pues aquí vivió un corto tiempo la niña que llevaría el nombre de Sor Juana Inés de la Cruz, y no sólo alberga al Museo Sor Juana Inés de la Cruz, con sus habitaciones, jardín y capilla; sino también una interesante colección de pinturas al óleo y mobiliario de la época. Entre sus atracciones están los amplios bosques acondicionados para actividades ecoturísticas, un vivero forestal y un área dedicada al plantío de árboles navideños. En su extensa superficie hay un Parque de Venados Acariciables con más de 200 animales, como ciervos rojos, avestruces, llamas, cabras y patos. Cuenta con una tirolesa de 200 metros de largo, un humedal y un lago para explorarlo en lancha. Para visitar la ex hacienda hay que tomar la carretera federal 115 que sale del centro de Amecameca hacia Chalco, y a los 2 km aparece a la derecha el sitio de interés.

Casa de cultura
ALREDEDORES

Atlautla
A 1 km de Ozumba, por carretera local.

Este poblado aparece pasando Ozumba; aquí es interesante visitar el Templo de San Miguel Arcángel, dotado de un retablo barroco salomónico en su interior.

San Vicente Chimalhuacán
A escasos mil metros de Ozumba, por otra carretera local hacia el sur.

Cerca de Ozumba hay otro poblado que alberga al conjunto conventual dominico de San Vicente Ferrer, donde fue bautizada Sor Juana, digna obra colonial para ser visitada.

Parque Nacional Izta-Popo y Zoquiapan
21 km al sur por la carretera a Paso de Cortés.

Esta reserva natural protegida cobija dos de los principales volcanes de México: el Iztaccíhuatly el Popocatépetl. Dentro de sus 45,000 hectáreas verás bosques alpinos, caídas de agua, barrancas y desfiladeros. Debido a la continua actividad volcánica del Popocatépetl, te recomendamos hacer tu ascenso al Iztaccíhuatl; para ello debes sacar un permiso vía fax o personalmente en las oficinas del parque, ubicadas en este recién nombrado Pueblo con Encanto.

Ozumba
10 km al sur de Amecameca, rumbo a Cuautla, Morelos.

En este poblado conviene visitar el Templo de la Purísima Concepción, terminado en el siglo XVIII y fundado por los religiosos dominicos. Posee portadas atriales, una fachada barroca principal, cinco retablos del mismo estilo en el interior, pilas de agua bendita, una tribuna finamente tallada en madera, la capilla interna de San José con un retablo salomónico, y pinturas murales en la portería.

Tepetlixpa

Retomando la carretera federal hacia Cuautla, a 3 kilómetros de Ozumba.

En este sitio se encuentra un templo fundado en el siglo XVI, dedicado a San Esteban Mártir y dotado en siglos posteriores de bellas obras de arte sacro, como su retablo barroco en los interiores. Desde el atrio de esta iglesia la vista hacia el Popocatépetl es sobrecogedora.

Tlalmanalco
12 km al norte de Amecameca, rumbo a Chalco.

En este poblado sobresale el conjunto conventual de San Luis Obispo, del siglo XVI, el cual incluye una capilla abierta con increíbles relieves en piedra, además del claustro. En Tlalmanalco está también el Museo Comunitario Nonohualca, dedicado a la arqueología regional.
En sus alrededores existen varios puntos de partida para emprender el ascenso al Iztaccíhualt.

Ayapango
5 km al oeste de Amecameca.

Esta población cuenta también con un ex convento, en este caso es el de Santiago Apóstol, rodeado de casonas de bella arquitectura del siglo XIX y sitios donde se fomenta la artesanía de madera y los óleos.

Conozca más

Los orígenes de Amecameca se recuerdan como tierra de agricultores y comerciantes, y por haber sido de las pocas comunidades en sublevarse y correr a los españoles. Tras la colonización, aquí se creó la escuela politécnica de la que salieron sacerdotes, relojeros, pintores, impresores y encuadernadores. En la Parroquia de la Asunción se instauró la primera imprenta católica que unía a la institución católica y cultural. El 14 de noviembre de 1861, el gobierno del Estado de México le otorgó el título de villa aunque no fuera cabecera de distrito, pero su importancia comercial, política y cultural le valieron el nuevo nombramiento.

Artesanías

Esta tierra se caracteriza por su alfarería. Los artesanos crean ollas, floreros, jarrones y otros objetos de barro que decoran con coloridas técnicas ancestrales y después venden en el mercado municipal. No pierdas la oportunidad de entrar a este pequeño mercado, donde también encontrarás encantadoras artesanías elaboradas con cascara de nuez.

Gastronomía

En el mercado municipal se concentran los sabores más exquisitos y variados de la zona, sobre todo porque llevan el peculiar toque de la nuez, ingrediente primordial en los platillos típicos, como los chiles en nogada, el pollo a la nuez y los mixiotes de conejo con nuez; sin olvidar los sabrosos antojitos y las quesadillas. En cuanto a bebidas se refiere, sobresalen los licores de frutas, particularmente el de nuez. Cada mes de agosto se celebra la Feria de la Nuez, donde pueden saborearse todos estos platillos.

Colorido Tianguis de Ozumba
Fiestas y tradiciones

Febrero: se realiza el Carnaval, fiesta llena de color y alegría en donde se refleja la tradición cultural y el folclor de la población. Destacan por su vestuario y su música las danzas de los Chínelos y la Azteca.
Viernes Santo: durante la noche la gente hace una procesión muy vistosa, con cirios encendidos en donde llevan al Cristo del Cerro del Sacromonte a recorrer todo el pueblo para dejarlo en el Templo de la Asunción. Para esta ceremonia, se da cita la danza azteca-chichimeca, que es la más representativa de la zona.
Julio o agosto: el centro de Amecameca es invadido por llamativos puestos que dan vida a la Feria de la Nuez, con apetitosos dulces, repostería, helados y licores, todos elaborados con este fruto del nogal.
15 de agosto: se lleva a cabo la fiesta patronal de este pueblo que orgulloso festeja a la Virgen de la Asunción con una gran feria, música y danzas, en especial la de Los doce pares de Francia, Moros y Cristianos, y Los arrieros.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil