Marais Poitevin. Las Marismas del Poitou
Francia
Ningún amante de la naturaleza debería de perderse « Le Marais Poitevin » o lo que es lo mismo las Marismas del Poitou, una extensa zona intensamente verde y surcada por cientos de canales y acequias que ocupa gran parte del noroeste de la región.
Els Blaus de Roses

francia, marais poitevin. las marismas del poitou

Ningún amante de la naturaleza debería de perderse « Le Marais Poitevin » o lo que es lo mismo las Marismas del Poitou, una extensa zona intensamente verde y surcada por cientos de canales y acequias que ocupa gran parte del noroeste de la región.

Hay tres tipos de marismas, las húmedas, las más conocidas donde reina la « piate» o el « batais », un tipo de embarcación de fondo plano que se mueve ayudándose de una pértiga ; las desecadas, entre el mar y el interior, donde se ofrece al viajero un paisaje abierto, escasamente arbolado donde la vegetación se concentra a lo largo de los canales y por último, la bahía de Aiguillon, donde vuelven a surgir los humedales entre marismas, ya en las proximidades del Atlántico, un entorno poblado por aves marinas, tanto autóctonas, como migratorias.

Caracoles, mejillones y cangrejos

No hay que irse de estas marismas sin haber probado alguna de sus especialidades gastronómicas, donde nunca faltan los pescados de agua dulce, los caracoles, los mejillones, las anguilas o los cangrejos que suelen terminar combinándose en sabrosos guisos con contundentes alubias. Y si después de comer no apetece volver, a lo mejor el mismo restaurante ofrece habitaciones donde alojarse o siempre se puede elegir algún hotelito con encanto en la zona y porque no, una acogedora casa de huésped.

Fiestas y festivales con toque ecológico

A finales de septiembre se celebra en Marans la Ecofiesta del Parque du Marais Poitevin.

Desde mediados de septiembre a mediados de octubre se celebran « Les Coréades » en Niort, un festival de música que gira en torno a un compositor diferente cada año.

Y durante el verano cada día hay una fiesta, un mercado sobre el agua como él en Le Vanneau o un festival en un pueblo distinto, como la de los barcos de flores en Saint-Maxire o la « Féerie Batelière » en Arçais o el festival de los pintores en Magné, o aun el “Maraisthon” en Coulon a mediados de junio.

Marais Poitevin, las marismas del Poitou. Francia
Las marismas desde el agua

La mejor forma de conocer estas marismas es en barco. Los lugareños los utilizan para casi todo, incluido ir a la compra. Se proponen todo tipo de paseos y cruceros. Se pueden hacer acompañados de guías especializados en la zona pero también por cuenta propia. Algunos « cruceros » incluyen el almuerzo, otros exploran los rincones más remotos de la zona favoreciendo el encuentro con multitud de aves, pero también es posible dejarse llevar por la corriente en un bote y disfrutar del entorno durante una o dos horas.

A finales de junio se produce un encuentro nocturno insólito entre cientos de canoas donde todos los participantes se comprometen a venir disfrazados.

Paseos en bici. Marismas del Poitou, Francia
Pero también en bici o a pie

Con más de 800 km de senderos señalizados, estas marismas son un verdadero paraíso para el ciclista o para quien le guste andar. Se proponen diferentes circuitos, según las aptitudes y gustos particulares de los visitantes. Los más populares tienen como punto de salida en Niort y en Arçais y suelen tener una extensión aproximada de 30 km. Se pueden alquilar las bicicletas en numerosos puntos del camino.

Paraísos Naturales

Al oeste, cerca de Niort, estamos en el reino de las marismas llamadas « mojadas », un laberinto de vías de agua con exuberante vegetación. Se pueden explorar estos extensos secretos sobre el agua y acompañado de un barquero de la región.

Ellos conocen todos los secretos de los canales, además de ser capaz de llegar a las aldeas impulsando con seguridad su barca plana ayudándose de una pértiga. Entre los canales, acequias y esclusas se han trazado numerosas sendas en armonía con este inmenso silencio verde. Las carreteritas acaban enseguida en caminos de tierra que se entrecruzan entre las hileras de árboles. Aquí el paseante entra en una bóveda de verdor y descubre la verdadera intimidad de las marismas : filas de frenos, sauces, alisos y álamos que bordean las zanjas silenciosas, un tapiz aterciopelado de lentejas de aqua, islotes de praderas en que pastan algunas vacas blancas y negras, parcelas con cultivo de calabacín, habas, « mojhettes » (judías blancas), alcachofas, cebollas. Todo el campo filtra una suave luz verdosa y cálida.

Reserva natural en Marismas del Poitou. Francia
Más cerca del mar nos encontramos en la marisma conocida como « desecada ». Ofrece al paseante un paisaje abierto, escasamente arbolado, donde las zanjas están bordeadas de sauces, endrinos, aulagas, lirios y cañas, abriéndose en extensas vías de agua, cruzadas por puentecillos o interrumpidas por esclusas : estamos en la bahía de l’Aiguillon, ya en las proximidades del Atlántico. En este paisaje en parte acuático, en parte terrestre, miles de aves sedentorias o migratorias aprovechan al máximo la quietud de estos lugares y vienen a buscar alimento o descanso, o a hacer sus nidos.

Existen dos importantes reservas en la zona

La Reserva Natural de la Bahía de Aiguillon donde se pueden explorar cuatro ecosistemas muy diferentes : el humedal marítimo influenciado por las mareas y el medio salino ; las riberas del río Sèvre donde la influencia del mar se funde con el agua dulce del río ; las dunas y el cordón de cantos rodados que delimita el conjunto.
En una parte también se crian ostras y mejillones.

El Parque Ornitológico del Marais Poitevin en St-Hilaire-la-Palud en pleno humedal donde se pueden observar desde una barca o andando por los senderos una setenta especies de aves diferentes.

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil