Lleida, sus comarcas
Cataluña
Iberos, cartagineses, romanos, visigodos y árabes dejaron testimonio de su paso por las comarcas leridanas. Un legado histórico y cultural que ha dado como resultado una personalidad colectiva rica y plural.
Els Blaus de Roses

cataluña, lleida, sus comarcas

LLEIDA. HISTORIA Y PRESENTE.

Iberos, cartagineses, romanos, visigodos y árabes dejaron testimonio de su paso por las comarcas leridanas. Un legado histórico y cultural que ha dado como resultado una personalidad colectiva rica y plural. Este pasado histórico se encuentra hoy representado en pinturas rupestres, dólmenes y restos de poblados ibéricos, romanos y árabes, testimonio de los primeros pobladores, origen y punto de partida de lo que es Lleida en la actualidad. Del Pirineo a las tierras bajas, Lleida sorprende siempre a sus visitantes en cualquiera de sus manifestaciones; en todas y cada una de las estaciones del año el paisaje renueva constantemente sus tonalidades tomando nuevas formas. En todos los núcleos habitados, el viajero será siempre recibido con toda la simpatía y la hospitalidad propia de los leridanos, haciendo de su estancia un motivo de grato recuerdo difícil de borrar.

UNA NATURALEZA VIVA

En las cordilleras, bosques, valles y montañas pirenaicos, se concentra lo mejor de una naturaleza virgen: especies animales y vegetales de extraordinario interés, no sólo para ser objeto de estudio sino también para que todos puedan gozar en la contemplación de su belleza. La vegetación y la flora configuran un conjunto paisajístico increíble y la fauna es rica en variedad. El interés natural no queda reducido tan sólo a los espacios protegidos sino que se extiende a todas las zonas del Pirineo y pre-Pirineo y a las tierras bajas. Naturaleza viva y en libertad que debe aprenderse a conocer y apreciar en su inmensa valía.

ARTE Y CULTURA

Del patrimonio artístico y cultural de las tierras de Lleida destacan las importantes demostraciones de románico y gótico. Configuran espléndidos ejemplos de la expresión colectiva de un pueblo que ha mantenido siempre en estrecha relación su evolución histórica con el arte. Lleida dispone de uno de los conjuntos románicos más importantes de Europa destacando el del valle de Boí, la Catedral de la Seu d'Urgell o la Seu Vella de Lleida. El estilo gótico está también representado en numerosas iglesias y monasterios, como el de Vallbona de les Monges. Santuarios, castillos, edificios civiles, casas señoriales,..., esplendorosas muestras artísticas que se integran a la perfección en su entorno, creando un conjunto de admirable belleza.

RIOS, MONTAÑAS Y LAGOS

Ríos de aguas bravas y cristalinas. Lleida
Segre, Noguera Pallaresa, Noguera Ribagorzana, Flamicell,..., ríos de aguas bravas y cristalinas que a lo largo de sus variados recorridos generan una diversidad paisajística de gran contraste y belleza. Lugares idílicos donde el silencio es la única sintonía de fondo que acompaña una composición geográfica digna de ser admirada. Los Encantats y el lago de Sant Maurici, la Pica d'Estats, el Parque Nacional d'Aigüestortes y el Parque Natural del Cadí-Moixeró, la sierra del Montsec, la Vall de Boí, la Vall de Cardós, la Vall Ferrera y la Vall Fosca…, encantos naturales que despiertan la sensibilidad e impresionan profundamente provocando imágenes y recuerdos que llegan a ser inolvidables.

PIRINEO BLANCO

Lleida dispone de la superficie esquiable mayor del Estado español. Las estaciones de Super-Espot, Llessui y Port Afiné en el Pallars Sobirá, Pon del Comte en el Solsonés, Baqueira-Beret y Tuca-Mall Blanc en la Val d'Aran y BoíTaüll en el Alta Ribagorza, disponen de las instalaciones más modernas y mejor equipadas, un personal altamente cualificado y una proximidad geográfica envidiable. El esquí de fondo, con pistas específicas en Lles y Arànser en la Cerdanya, Sant Joan de I'Erm y Tuixén en el Alt Urgell, Beret y Salardú en la Val d'Aran y Bonabé y Tavascan-Lladorre en el PaIlars Sobirá, permite hacer deporte y recrearse a la vez con el espectáculo que ofrece un paisaje cautivador, efectuando excursiones o paseos por itinerarios señalizados. El esquí se convierte en un placer exclusivo en Lleida.

Pirineo blanco. Lleida dispone de la superficie esquiable mayor de España
DEPORTE EN LIBERTAD

En las comarcas de Lleida es posible conseguir la perfecta combinación entre naturaleza y deporte. Retos interesantes para el escalador experimentado, nuevas sensaciones para el excursionista más exigente y toda la espectacularidad de las aguas bravas para la práctica del rafting, el hidrospeed y el piragüismo. El mountain-bike permite hacer rutas en bicicleta gozando de unos escenarios de indudable belleza. También disponen de lugares privilegiados el esquí acuático, la navegación a vela y el windsurf en los embalses, la espeleología en profundas cuevas y el parapente, el ala delta, el vuelo sin motor o los globos aerostáticos en los espacios abiertos de los valles de Lleida.

CAZA Y PESCA

La práctica de la caza y de la pesca en las comarcas de Lleida presenta unas condiciones muy apreciadas por los aficionados a estos deportes. A las excelencias cinegéticas y piscícolas de la zona, cabe añadir un paisaje incomparable que irradia sensaciones tan agradables como el recogimiento y la calma que pueden encontrarse en estos lugares. Existe una gran variedad de piezas al alcance de aquellos que quieran poner a prueba su acierto. Todos los elementos para que el éxito de la jornada dependa solamente de la suerte, la paciencia y la destreza.

FOLKLORE Y ARTESANIA

Fiestas populares en Lleida.
Los bailes y danzas tradicionales, ferias, romerías (aplecs) y fiestas, forman parte del bagaje cultural de las comarcas de Lleida y están profundamente arraigados en el sentimiento popular. Curiosas e interesantes manifestaciones que resaltan la personalidad propia de estas tierras y que dan fe de un pasado que, aún hoy, se conserva vivo. Fiestas y encuentros donde la diversión y la algazara van acompañadas de importantes demostraciones de los productos y el folklore propios de la tierra. Cabe resaltar las obras artísticas nacidas de los maestros artesanos, que continúan poniendo en práctica los métodos tradicionales en la elaboración de piezas de cerámica y de barro cocido. Un amplio conjunto de manifestaciones culturales y fiestas populares, para todos aquellos que estén interesados en conocer y entender de cerca las costumbres autóctonas de los leridanos.

GASTRONOMÍA AUTÓCTONA

Las tierras de Lleida configuran una región gastronómica de primer orden. El clima, las tradiciones y el aislamiento geográfico que durante mucho tiempo sufrieron los pueblos de montaña, han dado como resultado una cocina muy peculiar caracterizada por la sencillez de sus platos y por la extraordinaria calidad de unos productos naturales que conservan intacto el gusto originario. El visitante quedará sorprendido de la riqueza y diversidad de la cocina autóctona: la «girella», la sopa solariega, la «olla barrejada», la «coca de recapte», la «cassola de tros», la olla aranesa,... Un paraíso para los amantes de la cocina tradicional, a la cual es difícil resistirse.

Productos de la Tierra

Con el sello de máxima calidad, la fruta y el aceite de oliva dan a conocer el nombre de las tierras de Lleida en todo el mundo. Los productos tradicionales como los caracoles, los embutidos, la miel, los turrones o la ratafia, junto con los vinos de la Denominación de Origen «Costers del Segre», enriquecen la gastronomía autóctona y hacen las delicias de los paladares más exigentes.

VILLAS Y CIUDADES

En muchos pueblos de Lleida es todavía posible encontrar el sabor del pasado en las calles y plazas empedradas, en los porches medievales y en los cascos antiguos donde el paso del tiempo parece haberse detenido.Es un verdadero placer pasear por el barrio judío de Tárrega o por el conjunto histórico-artístico de Peramea, cerca de Gerri de la Sal; da gozo contemplar los rincones típicos de Guimerá o de Montfalcó Murallat a les Olugues; hacer un alto en el camino y visitar poblaciones tan cautivadoras como Bellver de Cerdanya, Salás de Pallars u Organyá donde, además de su belleza, se conserva el documento más antiguo escrito en lengua catalana: «Les Homilíes». Para satisfacer apetencias culturales, los viajeros tienen una cita obligada con la importante red de museos de interés histórico, artístico y etnológico de las comarcas leridanas.

La Val d'Aran.

La Val d'Aran
La Val d'Aran ofrece un paisaje indescriptible: lagos, montañas y ríos de gran belleza y de un encanto turístico extremadamente atractivo. El hecho diferencial más característico es su lengua: el aranés. Pertenece a la rama lingüística occitana y tiene claras analogías con el catalán. Su uso se mantiene en plena vigencia en las poblaciones del valle: Vielha, Arties, Bossòst, Lés, Salardú, Tredòs.....

RUTA DEL ACEITE

Desde siempre, las tierras de Lleida se han distinguido por la extraordinaria calidad de unos productos autóctonos, frescos y naturales, que conservan intacto su gusto originario: la fruta, sabrosa y abundante, los quesos, con infinidad de gustos, las verduras, los embutidos, la miel, el vino.., y el aceite de oliva que cuenta con un merecido reconocimiento y un enorme prestigio en todo el mundo.

En las comarcas del sur, el Urgell, el Pla d'Urgell, las Garrigues y el Segrià, se elabora un aceite de primera categoría, gracias a los extensos cultivos de olivos que han dado como fruto un producto que se ha convertido en el mejor representante de estas tierras, dentro y fuera de nuestro país. Tomando como referencia las zonas y las localidades donde se concentra la elaboración del "mejor aceite del mundo", pretendemos esbozar un itinerario que sirva, al mismo tiempo, para descubrir al viajero los encantos y los atractivos de unas tierras realmente privilegiadas también en gastronomía, arte y paisaje.

TARREGA

Puerta de la sinagoga. Tàrrega
Capital del Urgell y centro comercial de gran importancia, cuenta con una cámara de comercio desde 1908. Dispone de un sector comercial equipadísimo y una eficaz red de comunicaciones. En los años 30, Tárrega ya destacaba por su industria metalúrgica, hoy es centro productor también de aceite. Durante la visita vale la pena pasear por su hermoso barrio judío, el parque de Sant Eloi o el Palacio de los Marqueses de la Floresta.

VERDÚ

A pocos minutos al sur de Tárrega, Verdú destaca con su castillo que preside la villa. Es interesante aprovechar la estancia para conocer su tradición cerámica y admirar la iglesia parroquial de Santa Maria.

CIUTADILLA

Población de un tipismo encantador, con antiguas casas de piedra y una antigua fortaleza medieval transformada en el s. XVI en palacio renacentista.

GUIMERA

Situada en un pequeño montículo, estuvo rodeada de murallas desde su castillo (del cual sólo queda una torre) hasta el río Corb. Es una localidad que impacta por su belleza y por el sabor medieval de unas calles y unas plazas con arcos y ventanales artísticos, que han dado a la villa la declaración de conjunto histórico-artístico.

NALEC

Con poco más de 100 habitantes parece como si en este pequeño pueblo, al cual se llega después de pasar por delante de su magnífica cruz de piedra, el tiempo se hubiera detenido. Su altura sobre el río Corb hace de la localidad un extraordinario mirador. Destacan la iglesia y las casas con arcuaciones.

SANT MARTÍ DE MALDÀ

Situada a la derecha del río Corb, la villa conserva el carácter tradicional de sus calles. De sus explotaciones agrícolas dominan los cereales y los olivos, destacando a su vez un molino de aceite y una cooperativa. La iglesia de Sant Martí tiene una fachada barroca y un alto campanario.

MALDÀ

Bonita población con los restos de su interesante castillo-palacio y la iglesia de Santa María.

VALLBONA DE LES MONGES

El pueblo está presidido por el magnífico monasterio de Santa Maria de Vallbona. Una de las obras arquitectónicas más importantes de Catalunya. Pertenece a la rama del císter femenino formando juntamente con los de Poblet y Santes Creus, la trilogía de los grandes monasterios cistercienses catalanes.

L'ESPLUGA CALBA - ELS OMELLONS - LA FLORESTA

Desde Maldà, hay posibilidad de hacer un recorrido alternativo dirigiéndonos hacia l'Espluga Calba, donde se encuentra un buen ejemplo de gótico civil: el Castillo-Palacio de los hospitalarios. Bien cerca, els Omellons. Sus máximos atractivos son la iglesia de Sant Miquel y la Casa Señorial de Can Llorac, una maravilla arquitectónica única en la comarca en estilo y belleza. El antiguo molino de Els Omellons es testimonio de una dedicación ancestral al cultivo de los olivos. También en la Floresta el aceite de su cooperativa es de primera calidad. Es destacable el Castillo de la Floresta, un notable edificio gótico que tiene anexa la iglesia de Sant Blai.

BELIANES

Destacan de este pueblo la Casa del Común de estilo gótico, el Casal renacentista de Cal Roc y la iglesia de Sant Jaume del S. XV.

ARBECA

Este pueblo de las Garrigues ha alcanzado un reconocimiento mundial gracias a la categoría de su aceite. La aceituna arbequina ha dado fama a una villa que ha destinado un antiguo molino de aceite a museo, donde se pueden encontrar utensilios agrícolas y diferentes prensas hidráulicas. En Arbeca, además de un atractivo turístico de lo más sugestivo, merecen especial atención el castillo de los Duques de Medinaceli, la capilla de Sant Miquel de les Borgetes y los porches, calles y fachadas de estilo medieval.

LES BORGES BLANQUES

El aceite de les Borges Blanques ha dado fama mundial a la capital de las Garrigues. La producción masiva y la exportación de un aceite con denominación de origen, se inició con la introducción de la prensa hidráulica en el proceso de elaboración. Hoy son de visita obligada las instalaciones de los establecimientos dedicados a la elaboración y envasado del aceite y la prensa de aceite que sirve de monumento en el parque del Terrall. Además del mundo del aceite y sus cooperativas, destaca en les Borges Blanques el núcleo antiguo con la Plaza Mayor Porticada, la Casa de la Ciudad (antiguo Palacio del Marqués de Olivart) y la iglesia neoclásica de Santa María.

VINAIXA

Bonita población con plaza porticada. Además de la torre circular del castillo y la Casa de Poblet, el elemento más interesante es la iglesia de Sant Joan Baptista con el magnífico retablo gótico de los Sants Joans en su interior.

L'ALBI

Dominan la villa los restos del Castillo, convertido en Palacio Residencial en el S. XVI. Son muy interesantes la calle del Call, la plaza porticada y una ermita del S. XVIII de campanario octogonal.

EL VILOSELL

Es un verdadero placer adentrarse en sus calles medievales. Todo el conjunto del pueblo conserva un atractivo indiscutible. Además de la iglesia de Santa María, merece una visita la plaza de Sant Sebastià donde hay una bonita capilla.

LA POBLA DE CÉRVOLES

En el casco antiguo se encuentra la iglesia de Santa María con el fabuloso órgano barroco y la venerada imagen de la Mare de Déu de la Jonquera, patrona de la villa. Su interesante molino de aceite del S. XVIII se halla en estado de recuperación.

CERVIÀ DE LES GARRIGUES

La fuente pública de la plaza y las antiguas casas del pueblo están trabajadas con la misma piedra picada de la iglesia de Sant Miquel. Siguiendo el curso del rio Set, donde están los viñedos, los almendros y los olivos, se encuentra la iglesia de Santa María de les Besses.

JUNEDA

Su situación privilegiada, en el eje Lleida-Tarragona, y el canal de Urgell han permitido que Juneda desarrolle sus posibilidades agrícolas y ganaderas. Son típicos el cultivo de tabaco y el popular concurso de Cassoles de Tros, un plato elaborado con verduras, cerdo y caracoles, cocido en una cazuela de fango. Hay que remarcar el núcleo antiguo, de origen romano, con la Casa Lamarca, la calle Mayor o la iglesia de Sant Salvador.

TORREGROSSA

La torre grande, que da nombre al pueblo, los restos del castillo y la iglesia de Santa María, componen la parte más antigua de esta localidad eminentemente agrícola y ganadera.

MOLLERUSSA

En Mollerussa se comercializa y se transforma la producción agraria de las zonas próximas. Aquí se administra el canal de Urgell y, desde hace 114 años, se celebra la Feria de Sant Josep, una importante exposición de ganadería, maquinaria y productos del campo.

CASTELLDANS

Desde el punto más alto del pueblo, el Comellar de I'Infern, se domina el llano de las Garrigues, con una perspectiva impresionante. La villa guarda su tesoro más preciado en la iglesia de Santa María, una bellísima imagen de la Virgen de piedra policromada. Ubicado en un antiguo molino de aceite, el Museu del Pagés muestra maquinaria y elementos diversos utilizados en la producción de aceite.

L'ALBAGÉS

Típico pueblo garriguense, rodeado de almendros y olivos, de origen árabe. Las ruinas del castillo-palacio y la iglesia barroca son los elementos más destacados. Es reconocida la calidad de su aceite y de su harina. A poca distancia, en la Coya deis Moros del Cogul, se encuentra uno de los conjuntos más importantes de pintura rupestre de Catalunya y las tumbas del Saladar.

JUNCOSA

Presidido por la iglesia de la Nativitat, de bella fachada neoclásica, Juncosa es un importante centro de producción de aceite. En la cooperativa agrícola de Sant Isidre se puede ver todo el proceso de elaboración: desde la recogida de aceitunas y su selección, hasta la venta al público del aceite.

BELLAGUARDA

Le viene dado el nombre por las bellas panorámicas que, desde el pueblo, se observan del llano de las Garrigues. En la sierra de la Llena se cultivan almendros y olivos, principal actividad agrícola de Bellaguarda.

LA GRANADELLA

En el casco antiguo se conservan restos del castillo y antiguas murallas, casas porticadas con decoración barroca y renacentista. Destaca la notable iglesia del S. XVIII dedicada a Santa María de Gràcia, llamada popularmente “la Catedral de les Garrigues”.

SARROCA DE LLEIDA

La ganadería y el cultivo de olivos, de los cuales se obtiene un aceite de primera calidad, son las principales actividades de la villa. Destacan la torre del castillo, en un montículo, la plaza Mayor y la iglesia de Santa María con su curiosa mezcla de elementos góticos y platerescos.

TORRES DE SEGRE

Desde el campanario de la iglesia de Santa María, dentro del pueblo, se aprecian los trazados de las calles típicas y la casa del comendador, con sus hermosos ventanales.

ALCARRÁS

El nombre de origen, Al-Karas, significa «el cerezo». Sin embargo hoy, con el canal de Urgell, predominan extensos campos de melocotoneros. Destaca la iglesia parroquial de estilo renacentista y el mercado de la fruta en verano. A pocos kilómetros, vale la pena llegar hasta Serás donde está la iglesia de Santa María, el Palacio de los Montcada, las ruinas de Bovalar y el monasterio de Vinganya, el primero del orden trinitario en España.

LLEIDA

Capital moderna y dinámica, tanto desde el punto de vista industrial y de servicios como desde el atractivo en el aspecto turístico, de las tierras de poniente. Su importancia socio-económica es indiscutible, así como su patrimonio histórico-artístico. Son de visita obligada la Seu Vella, la Paeria, el Hospital de Santa María, las iglesias de Sant Llorenç, Santa María de Gardeny y Sant Martí (donde está el Museo Diocesano), la Seu Nova, entre muchos otros lugares de remarcable interés.

Si el románico es el arte más genuino de Catalunya, en las tierras de Lleida se encuentra una de las colecciones más importantes de Europa, un conjunto histórico-artístico de un valor incalculable que se encuentra repartido por nuestras comarcas y que es fiel testimonio de un tesoro cultural de excepcional interés. La gran cantidad de muestras de arte románico distribuidas por toda Lleida ofrecen la posibilidad de hacer una selección a la medida de su gusto, sus preferencias y el tiempo que desee dedicar a la visita. La oferta invita a que cada cual configure el itinerario que considere más atractivo. El románico de Lleida le sorprenderá. Esto que vera as una pequeña muestra de una riqueza artística única en cantidad y calidad. Asimismo, seguir una ruta con el patrimonio artístico como principal denominador, servirá para que conozca mejor el atractivo encanto de las villas y ciudades de Lleida y disfrute de la belleza de sus paisajes.

VALLBONA DE LES MONGES.
Claustro del Monasterio de Santa María. Vallbona de les Monges
Monasterio de Santa María.
Es el más importante de la rama femenina del cister en Catalunya, formando la trilogía de grandes monasterios catalanes junto con los de Poblet y Santes Creus. Destacan la iglesia, el portal (con un precioso tímpano esculpido), el claustro y la sala capitular.

TÀRREGA.
Palacio de los Marqueses de la Floresta.
Máximo exponente del románico civil catalán. Cabe resaltar la magnífica fachada de piedra del S. XIII, en el estilo de la Paeria de Lleida.

CERVERA.
Iglesia de Sant Pere el Gros.
Fue centro de un antiguo priorato benedictino. Hermoso edificio de planta circular, el mayor del románico catalán cubierto con cúpula.
Iglesia de Santa Maria.
Basílica gótica presidida por una extraordinaria imagen románica del S. XIII dedicada a Santa María, llamada también "del Coll de les Savines ".

PELAGALLS (Mun. ELS PLANS DE SIÓ)
Iglesia de Sant Esteve.
Consagrada en 1180 y declarada monumento histórico-artístico en 1982. Portal con tres arquivoltas y tímpano, mostrando un bajo relieve muy rústico que representa un Pantocrátor.

AGRAMUNT.
Iglesia de Santa María.
Impresionante construcción románica de transición SS. XII-X111. Sigue las líneas sobrias y austeras de la escuela de Lleida, Sus joyas más preciadas son la puerta norte y la principal, donde el arte románico leridano alcanza la máxima belleza en el grupo escultórico central: un alto relieve formidable de la Virgen y escenas de la Natividad.

PONS.
Iglesia de Sant Pere.
Magnifico edificio de una sola nave encabezada por tres ábsides en cruz: decorados en el exterior con arcuaciones y bandas lombardas y coronados por un cimborio de base octogonal.

GUALTER (Mun. LA BARONIA DE RIALP).
Monasterio de Santa María.
Antiguo monasterio benedictino de 3 naves (SS. XII-XIII). A causa de la guerra civil, queda solo un ábside, una galería del claustro de capiteles sobrios y parte de los muros, testimonio de su antiguo esplendor.

PALAU DE RIALP.
Iglesia de Santa María.
Hermoso edificio de tres naves y tres ábsides con decoración lombarda de los siglos XII-XIII.

SOLSONA.
Catedral de Santa María.
Junto con el Palacio Episcopal, compone un conjunto monumental de primer orden. Fue sede de una canónica agustiniana. Se conserva la puerta del claustro, tres ábsides decorados con arcuaciones, el campanario y la imagen de Nuestra Señora del Claustro trabajada en piedra negra. Es monumento histórico-artístico desde 1931.
Museo Diocesano y Comarcal.
Situado en el Palacio Episcopal. Muestra pinturas murales de Pedret. Sant Pau de Casserres, antiguos capiteles de la Catedral asi como una columna con figuras adosadas relieves, etc....

OLIUS.
Iglesia de Sant Esteve.
Monumento histórico-artístico de una nave con arcos Terales y contrafuertes acabada en gran ábside decorado con arcuaciones y bandas lombardas. Destaca su cripta.

SANT LLORENÇ DE MORUNYS .
Iglesia de Sant Llorenç.
Perteneció a un antiguo monasterio benedictino. Notable construcción del románico lombardo (S. XI) de tres naves y tres ábsides. Declarado monumento histórico-artístico. Conserva interesantes elementos góticos y barrocos.

OLIANA.
Capilla de Sant Andreu.
En el Castillo de Oliana. Consta de una nave y ábside con decoración lombarda. Del S. XI pero ampliada el S. XII.

CASTELL-LLEBRE (Mun.PERAMOLA)
Santuario de Nuestra Señora.
Antigua parroquia de una sola nave y ábside. Destaca por su bonito campanario de dos pisos con ventanas geminadas.

COLL DE NARGÓ.
Iglesia de Sant Climent.
Situada a pIe de carretera, sobresale por su magnífico campanario pre-románico (S. X) de planta rectangular y ventanales de herradura y un último piso, totalmente románico con ventanas triforadas bajo arcuaciones.
Iglesia de Sant Romà de Valldarques.
Del S. XII, posee un curioso friso en su ábside y su bello campanario de torre está adornado con ventanas redondas bajo arcos lombardos.

ORGANYÀ.
Iglesia y Colegiata de Santa María.
Fue sede de un priorato canonical agustiniano hasta 1539. Cabe remarcar su puerta de archivoltas en degradación. Consta de 3 naves de bóveda de cañón con ábside central y fachada de transición al gótico.

LA SEU D'URGELL.
Catedral de Santa María.
Construcción muy peculiar en la arquitectura románica catalana, que sigue los modelos italianos. Su construcción es del S. XII. Planta basílica) de tres naves y columnas adosadas a los ángulos. A cada lado del ábside central hay dos ábsides semicirculares no visibles desde el exterior. EI claustro es de planta rectangular irregular, con galerías de una sola hilera de columnas decoradas con motivos vegetales y animales. En la iglesia se conserva una talla en madera policromada del S. XIII de Nuestra Señora de Andorra. Nos encontramos frente a la muestra más destacada del románico italianizante en Catalunya.
Iglesia de Sant Pere y Sant Miquel.
Adosada al claustro de la catedral es el único vestigio del conjunto catedralicio erigido por Sant Ermengol en el S. XI.
Museo Diocesano de Urgell.
Situado en la capilla del claustro de la Catedral. Contiene pinturas murales (como las de Valencia D'Àneu), tallas de madera, el retablo de Abella de la Conca, el sarcófago de plata de Sant Ermengol, piezas de orfebrería y los códices del Beatus del siglo X, entre otras muestras que componen una notable colección de ate religioso y popular de los siglos X al XVIII.

ESTAMARIU.
Iglesia de Sant Vicenç.
Se supone que formaba parte de un monasterio hoy desaparecido. Es de planta basilical de 3 naves con otra transversal en función de crucero. En el Museo de Arte de Catalunya se conserva un retablo gótico y un baldaquín del S. XIV obra del "Maestro de Estimariu".

LES VALLS DE LA VALIRA.
Iglesia de Sant Marti de Bescaran.
Magnifico campanario de torre cuadrada con arcuaciones lombardas y ventanas geminadas. Monumento histórico-artístico.
Monasterio e iglesia de Sant Serni de Tavèrnoles.
De su magnificencia (se calcula que debería tener unos 50 m. de largo por unos 18 m. de ancho) solo queda su crucero y el juego del ábside de la esplendida basílica original. Consagrada en 1040, se conserva de él una de las mejores obras románicas del siglo XII: el famoso "frontal de los obispos”, en el Museo de Arte de Catalunya.

MONTFERRER I CASTELLBÓ.
Colegiata de Santa Maria de Castellbó.
Fue sede de una colegiata que la habitó partir de 1436. Es un edificio de transición al gótico de una gran nave, ábside y absidiola. Tiene un precioso portal con archivoltas y capiteles y una puerta dentada que acaba en un curioso campanario de espadaña.

BELLVER DE CERDANVA.
Iglesia de Santa Maria de Talló.
Entre los siglos XI y XIV fue residencia del decano de la Cerdanya y sede de una canónica agustiniana. Hoy es el centro religioso más reconocido de la comarca. Preside la iglesia de Nuestra Señora de Talló, una imagen del S. XIII.
Iglesia de Santa Eugènia de Nerellà.
En este edificio de una sola nave, destaca por su interés el curioso campanario de torre cuadrada fuertemente inclinada, decorado con elementos lombardos. De él se dice que es el mejor de la comarca.

ARS.
Iglesia de Sant Marti.
Románica de notable campanario redondo.

ARBOLÓ (Mun. SORIGUERA)
Santuario de Nuestra Señora.
Se compone de una nave con un pequeño campanario sobre ella y ábside con arcuaciones. Edificado en piedra rojiza a mediados del siglo XII.

GERRI DE LA SAL.
Monasterio de Santa María de Gerri.
Fue la abadía más importante del Pallars hasta su exclaustración en 1835. Fundado en el
año 807, este monasterio benedictino, con iglesia de tres naves y tres ábsides consagrada en 1149 está presidido por una imagen neorrománica de Nuestra Señora.

ALINS
El municipio cuenta con pequeñas iglesias pre-románicas como la de Sant Francesc d'Araós. Sant Llisser de Virós y otras románicas: Sant Quirze d'Alins, Santa María de la Torre o Sant Feliu de la Força d'Àreu.

RIBERA DE CARDOS (Mun. LA VALL DE CARDOS).
Iglesia de Santa María.
Ampliada en el siglo XVIII. Su bello campanario de torre, parecido a los de Boi, tiene decoración lombarda. Destacan también la decoración de la puerta y su rosetón.

Cristo de Mijaran. Vielha
LA GUINGUETA I JOU.
Monasterio de Santa Maria d'Àneu.
Inicialmente fue convento visigótico. Se convirtió en monasterio benedictino, lugar de peregrinaje de muchos pueblos pirenaicos. De la iglesia románica, modificada, solo quedan hoy los ábsides lombardos incompletos. De aquí son originarias las famosas pinturas murales conservadas ahora en el Museo de Arte de Catalunya.
Monasterio de Sant Pere del Burgal.
Antiguo monasterio visigótico que se convirtió en abadía benedictina a partir del S. IX. Por lo que queda de la iglesia, se ve que era una notable construcción prerrománica de tres naves con cubierta de madera. Merecen especial mención las pinturas murales, hoy en Barcelona, atribuidas al "Maestro de Pedret".

ALT ÁNEU.
Monasterio de Sant Joan d'Isil.
Uno de los monumentos más importantes del Pallars. Interior de tres naves con cubierta de madera y tres ábsides en el exterior. Puerta con archivoltas decoradas. En el friso superior, extraordinarios bajos relieves de Adán y Eva.
Iglesia de Sant Lliser d'Alós d'Isil.
Interesante portal de tres archivoltas decoradas, columnas y capiteles con temas humanos y animales. Dos bajos relieves con Adán y Eva, antes y después del pecado.
Iglesia de los Sants Just i Pastor de Son.
Notable campanario románico y recinto antiguamente fortificado.

NAUT ARAN.
Santuario “d'Era Mare de Déu de Cap d'Aran»
Del S. XII, es la actual parroquia de Tredòs. Tres naves y tres ábsides lombardos. Puerta con archivoltas y columnas con capiteles esculpidos.
Iglesia de Santa Eulària d'Unha.
Pequeña iglesia de tres naves desiguales y tres ábsides con decoración similar al ábside de Sant Climent de Taüll. Declarado monumento histórico-artístico.
Iglesia de Santa Maria d'Arties.
Magnífica construcción de los SS.XII-XIII. Tres naves separadas por esbeltas columnas redondas y tres ábsides. A poniente, el campanario con un bonito conjunto de ventanas y cubierta piramidal. Posee una notable colección artística: tallas, pinturas murales, pila bautismal, retablos,....
Capilla de Sant Joan d'Arties.
Ampliada y reformada gótica en 1385. Perteneció a los Hospitalarios. Conserva una talla de la Virgen del Remei del S XII.
Iglesia de Sant Andreu de Salardú.
De transición al gótico. Portada románica con cinco archivoltas del tipo leridano. Posee uno de los ejemplares más importantes de la escultura catalana: a Majestad de Salardú, talla del S. XIII.

VIELHA E MIJARAN.
Iglesia de Sant Pèir d’Escunhau.
Destaca el portal con columnas de base y capitel esculpidos y un tímpano con un Cristo en la Cruz de carácter arcaico. En el interior resalta la pila bautismal y una fabulosa talla del Santo Cristo del S. XIII.
Iglesia de Sant Miquèu de Vielha.
Edificio de transición al gótico. Portalada decorada con motivos del juicio final. Pila bautismal adornada en balo relieve. Además del extraordinario campanario y el retablo de Sant Miquéu (góticos). Cabe remarcar el notabilísimo Cristo de Mijaran, una talla que es una obra maestra del género y que proviene de la antigua iglesia de Santa María de Mijaran.

BOSSOST.
Iglesia d'Era Assumpció de María.
Ejemplar más notable de la arquitectura religiosa de la Vail d'Aran. Destacan el campanario, de cuatro pisos con cubierta piramidal, y la puerta norte, adornada con tres arcuaciones de medio punto en degradación, sostenidas por columnas con capiteles adornados. Corona la portalada un esplendido tímpano de mármol con el Pantocrátor y los Evangelistas.

Catedral de Santa María. Solsona
BARRUERA.
Iglesia de Santa María de Coll.
De una sola nave. Puerta del S. XII con archivoltas y decorada con hierro. Bonito campanario de torre.
Iglesia de la Natividad de Durro.
Presenta la peculiaridad de un campanario macizo con pocas aberturas, a diferencia de los de Boi. Una sola nave con porche lateral arqueado y portada con archivoltas sobre columnas dobles.
Iglesia de Sant Feliu de Barruera.
Edificio de una ancha nave central y dos estrechos laterales, formando capillas, de época posterior. Se conservan de ella solo dos ábsides, uno de ellos con arcuaciones y bandas lombardas. El campanario es de tres pisos y torre cuadrada.
Iglesia de Santa Eulalia d'Erill-la-Vall.
De una sola nave con tres ábsides en forma de cruz. Cubierta de madera y pórtico lateral con columnas cilíndricas. Campanario de torre cuadrada y seis pisos, con ventanas geminadas de capiteles trapezoidales.
Iglesia de Sant Joan de Boi.
Originariamente de 3 naves con cubierta de madera, pero modificada y cubierta después con bóvedas de piedra. Dentro se conservan reproducciones de extraordinarias pinturas murales.
Iglesia de Sant Climent de Taüll.
Magnifico templo de tres naves y tres ábsides decorados con arcuaciones y semicolumnas exteriores. El campanario, con seis pisos y ventanas geminadas con capiteles trapezoidales, es el mejor ejemplar de estilo lombardo. Su magnífico conjunto de pinturas murales se encuentra en el Museo de Arte de Catalunya.
Iglesia de Santa María de Taüll.
Igual de fascinante que la de Sant Climent, mantiene la misma estructura pero el campanario queda integrado en la iglesia. Las fabulosas pinturas murales de Santa María con el Niño están también en el MAC.

LA TORRE DE CABDELLA.
Iglesia de Sant Vicenç de Cabdella.
Románica modificada con campanario de torre cuadrada y ábside lombardo de granito con arcuaciones de calcárea.
Iglesia de Sant Martí de la Torre.
Preciosa ermita cercana al Flamicell. Su construcción vertical hace pensar que antiguamente era una torre de defensa. Pertenece al románico lombardo.
Iglesia de Sant Julià d'Espui.
Destaca por su bonito campanario de torre, parecido a los de Valle de Boi.

ISONA I CONCA DELLÀ
Doble recinto amurallado e iglesia en ruinas. El castillo es de planta cuadrada con torres circulares, ninguna entera. Monumento histórico-artístico.
Castillo de Llorda.
Destaca por la torre maestra, rectangular, lugar de vivienda señorial. El campanario está decorado con bandas y arcuaciones lombardas y de la iglesia solo queda la base del ábside. Es uno de los mejores ejemplares de castillos románicos en Catalunya.
Iglesia de Santa Maria de Covet.
Se inició su construcción en el año 1116. El elemento más destacable es la portada principal construida entre 1150 y el 1160, con influencia de los talleres de escultura tolosanos. Es una de las más originales y bonitas de nuestro románico, con un fabuloso tímpano esculpido y archivoltas sobre columnas en capiteles, todo adornado con figuras y escenas del Génesis y de la Sagrada Familia.

ABELLA DE LA CONCA.
Iglesia de Sant Esteve.
Edificio de tres naves y tres ábsides lombardos y campanario de tres pisos con ventanas geminadas. Contenía el extraordinario retablo barroco de Santa María, robado en 1972 y recuperado en los EE. UU. Actualmente está en el Museo Diocesano de la Seu d ‘Urgell.

CASTELL DE MUR.
Castillo de Mur.
Pieza maestra del primer arte románico militar. Tiene planta de forma oval. En el patio se eleva (16,3m) la imponente torre cilíndrica en cuatro pasos y puerta elevada.
Colegiata de Santa María de Mur.
La erección del monasterio, a unos pasos del castillo, fue obra de los Condes del Pallars. El templo tiene un interior sobrio, propio de las iglesias románicas del Pirineo. El ábside central poseía una extraordinaria decoración mural que fue vendida al Museum of Fine Arts de Boston. En los ábsides laterales se pueden ver todavía algunos fragmentos de pintura, y otros se han trasladado al Museo de Arte de Catalunya. El claustro es de dimensiones reducidas, pero de una gran belleza.

ÀGER.
Colegiata de Sant Pere.
Junto con el Castillo, era el centro del vizcondado de Àger. La iglesia, del año 1058, está al lado del Palacio de los vizcondes. Tiene planta basilical de tres naves acabadas en tres ábsides semicirculares. Las pinturas murales están en el MAC. Bajo el templo está la cripta del S. XI.

LA BARONIA DE SANT OÏSME (Mun. Camarasa).
Iglesia de Sant Bartomeu.
Notable edificio de una nave con tres ábsides en forma de trébol y un campanario de torre con ventanas geminadas sobre la bóveda. Está situada cerca del castillo de Sant Oïsme.

Claustro de la Catedral de Santa María. La Seu d'Urgell
CAMARASA.
Castillo e Iglesia de Sant Miquel.
Sobre la villa quedan antiguas torres y vestigios de muros del castillo y la cabecera de la iglesia de estilo románico tardío con interesantes capiteles actualmente en el Museo de Arte de Catalunya.

CUBELLS.
Iglesia del Castillo.
La portalada románica ha sido restaurada recientemente.

BELLPUIG DE LES AVELLANES (Mun. Os de Balaguer).
Monasterio de Santa María.
Antigua abadía de canónigos declarada monumento histórico-artístico en el año 1931. Fundada en 1166 fue sede de una importante comunidad extinguida con la exclaustración del 1835. El edificio es en buena parte gótico, a excepción del claustro románico, de finales del S. XII, con columnas barrocas y capiteles bellamente trabajados.

BALAGUER.
Monasterio de Santa María de les Franqueses.
Antiguo monasterio de monjas astercienses de los SS. XI I-XIII. Es de una gran severidad arquitectónica y uno de los monumentos más importantes del patrimonio artístico de la Noguera.

LLEIDA.
La Seu Vella.
Magnífico ejemplo de transición del románico al gótico, declarada monumento histórico-artístico en el 1918. Se empezó a edificar en el 1203 en el promontorio de la Suda. De entre todos sus interesantes elementos cabe destacar quizás los capiteles de sus puertas llamadas "dels Fillols" y de la "Anunciata", ejemplos maravillosos de la escuela leridana. El claustro, gótico, es el más singular del país, con una sensación de apertura que representa el mejor mirador de la ciudad. Dominando el conjunto, está el campanario de Lleida de 70 m. de altura y torre octagonal.
La Paeria.
Extraordinario ejemplo del románico civil, hoy Casa de la Ciudad. Se construyó en el S. XIII como casa señorial pero en el siglo siguiente ya se convirtió en sede del Consell de Paers de la ciudad.
Iglesia de Sant Llorenç.
Edificio románico tardío (S. XIII) de la escuela de Lleida ampliado en época gótica con dos naves y ábsides poligonales.
Iglesia de Santa María de Gardeny.
Del tipo cisterciense o templario con un gran ábside liso y bóveda apuntada. Es muy austera, tiene como únicos elementos de adorno unos sencillos capiteles corintios en los arcos y un gran portal dovelado enmarcado par una pequeña cornisa.
Iglesia de Sant Marti.
Sede del Museo Diocesano. Del S. XIII, contiene elementos escultóricos interesantes y una puerta muy rica procedente de Huesca.

Dónde alojarte en Lleida



Hotel Dolcet, l'Hotel
Alàs i Cerc

Hotel Cal Teixidó
Estamariu

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil