Lleida, disfrutar Lleida
Cataluña
Los Pirineos son el techo de Catalunya y ofrecen un espectáculo natural de gran belleza. Las cimas se alzan majestuosas y elegantes ofreciendo la posibilidad de disfrutar de su relieve caprichoso con una gran variedad de actividades deportivas.
Els Blaus de Roses

cataluña, lleida, disfrutar lleida

LAS TIERRAS DE LLEIDA.

Pirineo. Naturaleza viva.

Naturaleza viva. Pirineo
Los Pirineos son el techo de Catalunya y ofrecen un espectáculo natural de gran belleza. Las cimas se alzan majestuosas y elegantes ofreciendo la posibilidad de disfrutar de su relieve caprichoso con una gran variedad de actividades deportivas, entre las cuales el esquí es protagonista. El patrimonio artístico que acoge es de un valor envidiable, y la belleza de las obras que podemos apreciar se acrecienta con el impresionante entorno.

Prepirineo. Museo al aire libre.

Museo al aire libre. Prepirineo
Entre las cimas y el llano, la zona del Prepirineo ofrece un paisaje de sorprendente belleza. Las nieves del Pirineo digan en forma de aguas cristalinas, y reposan en una gran variedad de lagos que conforman espacios naturales idílicos y escenarios para los deportes acuáticos. Aquí, el aire está impregnado de historia: desde los tiempos prehistóricos hasta hoy, sus habitantes han ido construyendo un legado artístico que convierte a esta tierra en un museo a cielo abierto.

Plana. Todo un mundo por descubrir.

El llano empieza allí donde la montaña se pierde en el horizonte. La belleza tranquila de sus paisajes decorados con olivos centenarios nos introduce en el encanto de sus villas, de animada vida comercial y cultural. Sus habitantes mantienen vivas las tradiciones heredadas de sus antepasados, cuyo espíritu todavía pervive en una gran variedad de monumentos que parecen conservarse con la magia que envuelve a estas tierras.

SENSACIONES NATURALES

Lleida es una tierra llena de contrastes donde los amantes de la naturaleza más intacta se relajan y se reencuentran con las sensaciones más naturales.
En las sierras, los bosques y los valles pirenaicos se concentra lo mejor de una naturaleza virgen. La gran riqueza de especies animales y vegetales que nos descubren las tierras de Lleida constituye un tesoro de interés extraordinario para poder disfrutar, contemplando su delicada belleza.
Tanto el Parque Nacional de Aigüestortes y el lago de Sant Maurici, como el Parque Natural del Cadí- Moixeró, y otros singulares espacios naturales como el desfiladero de Mont-rebei, Boumort y los valles de Àneu, nos muestran la naturaleza más espectacular.

Paseo en bicicleta. Disfrutando la naturaleza en Lleida
Los Parques y la Naturaleza.

El Parque Nacional de Aigüestortes.

Situado en el corazón del Pirineo de Lleida, constituye la representación más genuina de la alta montaña. Único por la majestuosidad de sus paisajes y por la riqueza de la flora y fauna que acoge, el parque está sembrado de abetos centenarios y bosques de pino negro, y regado por 24 lagos de montaña, donde hallan refugio la gamuza, el urogallo, la marmota y el mítico quebrantahuesos. Las mejores excursiones para iniciarse en el conocimiento del parque son el Camí dels Enamorats, la Roca de la Cremada, el Estany Llong, el paseo por el lago de Sant Maurici por el mirador y Amitges. En el Parque Nacional de Aigüestortes pueden observarse fenómenos glaciales como los valles en forma de U y los lagos. El paisaje incluye prados alpinos y canchales, y las paredes más bajas de la zona están cubiertas por bosques de abetos y pinos. Algunas de las cimas del parque poseen altitudes cercanas a los 3.000 metros.

Parque Natural de Lleida
Parque Natural Cadí-Moixeró.

Buitres y águilas reales contemplan al viajero en las más de 40.000 ha del parque más grande de Catalunya. El silencio parece proteger a los quizás últimos ejemplares de gallo silvestre y tritón de los Pirineos que se aferran a este inmenso monumento natural, combinación de bosque, macizo y roca. Naturaleza en estado puro. Situado en el Prepirineo, es particularmente impresionante la sierra del Cadí, el macizo del Pedraforca, y las extensiones de forraje del Puigllançada.

Desfiladero de Mont-Rebei.
Desfiladero de Mont-Rebei


Pasillo natural fronterizo entre Catalunya y Aragón, nos permite atravesar la cordillera prepirenaica del Montsec, entre espectaculares paisajes de una gran belleza. Hay que destacar que el desfiladero de Mont-rebei es una reserva privilegiada de aves. Llegados al principio de la garganta, se abre a nuestros ojos la excepcional visión de una senda excavada en la roca y suspendida treinta metros.

Val d'Aran y otros tesoros.

Una vez en la Val d'Aran, el visitante entra en otro mundo: un idioma propio, el contraste de colores, la extraña forma de las casas... Su influencia atlántica recuerda a la vertiente francesa. Los extensos parajes naturales acompañan a sus pueblos, que se vigilan unos a otros desde los campanarios. En un marco de piedra, nieve y cielo, no podían faltar los lagos, punto de encuentro entre la roca y los paisajes de abetos.

Entre todos los demás paisajes naturales que encontramos en las tierras de Lleida, hay que subrayar la sierra de Boumort, los valles de Áneu y la Vall de Lord en el Solsonés, que nos muestran su naturaleza más espectacular.

Descanso activo.

Los deportes de aventura, el excursionismo, los paseos a caballo, el descenso en kart sin motor o en bicicletas de montaña por las pistas, o sencillamente un tranquilo viaje en telesilla para contemplar el majestuoso paisaje de los Pirineos, constituyen una buena oferta lúdica para los amantes del descanso activo.

Paseos a caballo
Agroturismo. Hacer turismo rural es una manera diferente y entrañable de descubrir el encanto más genuino de las comarcas de Lleida. Vivir en el campo y respirar toda la tranquilidad de la naturaleza; conocer más de cerca las labores agrícolas -saboreando la auténtica cocina casera, elaborada a base de productos naturales- es toda una experiencia para compartir, ya sea con la familia o con los amigos. Los que todavía no han vivido nunca esta experiencia se preguntarán qué puede ofrecernos, a nosotros y a nuestra familia, ir a pasar unos días o un fin de semana en una residencia-casa de campo. Las respuestas son muchas y diferentes. Una primera respuesta es la posibilidad de saborear el relax del campo en pleno contacto con la naturaleza. Otro aspecto que hay que tener en cuenta es descubrir todo el encanto de la vida rural, con la posibilidad de conocer de cerca las labores del campo. Las casas de payés ofrecen a los visitantes tanto la posibilidad de tener derecho a cocina, como la de un servicio de comedor en régimen de pensión completa o de media pensión. Descubrir todo el sabor de la cocina casera elaborada con productos artesanales es otro aliciente del agroturismo. El turismo rural ofrece también todas las ventajas para poder desarrollar un turismo activo. Lleida nos ofrece amplio abanico de posibilidades para practicar el descanso activo:


• Termalismo
• Safari fotográfico
• Aventura en 4x4
• Buscar setas
• Excursiones con carro

Agroturismo. Vivir en el campo y respirar la tranquilidad de la naturaleza
Deporte tranquilo.

Cicloturismo - Mountain bike. Sentir el aire en la cara. Notar las gotas de lluvia al pasar por un charco. Las piernas cansadas. La libertad sobre dos ruedas.
El escarpado terreno de Lleida es uno de los más apropiados para la práctica del cicloturismo. No hace falta ser un profesional de la bicicleta. Basta con tener ganas y querer disfrutar de todos los circuitos señalizados que proponen los patronatos de turismo de los diferentes Consells Comarcals. Existen 15 itinerarios de entre 10 y 49 km. El Consell Comarcal de la Segarra propone la ruta de los castillos de la Segarra, un paseo entre torres y almenas medievales. En las comarcas del llano también podemos disfrutar de la bicicleta de montaña en una serie de espacios naturales. En la Seu d´Urgell contamos con el Parc del Segre. El Consell del Aran propone un paseo por la Ribera de Toran. En la misma ciudad de Lleida, el Patronato Municipal de Turismo de Lleida ofrece rutas por los caminos de la huerta, la Mitjana, el parque-zona recreativa de Les Basses d'Alpicat, el parque del margen izquierdo del río Segre, sin olvidar el circuito permanente de bicicleta de montaña en el Pla de la Font, con pistas señalizadas según el grado de dificultad. Todos estos espacios, más las estaciones de esquí cuando no hay nieve, ofrecen al ciclista infinidad de posibilidades.

Senderismo. Caminar respirando la humedad del bosque, bordear los lagos hipnotizados por la transparencia de sus aguas, o ir río arriba escuchando el sonido del agua, son algunas de las posibilidades al alcance de todo el mundo que ofrece el Pirineo de Lleida. Al llegar a cada collado descubrimos un valle aún más bello que el anterior. Resulta difícil decidirse por un itinerario, ya que el abanico de posibilidades es inmenso. Por Lleida pasan, perfectamente señalizados algunos de los más importantes senderos de largo recorrido que atraviesan Europa. Las tierras de Lleida cuentan con multitud de parajes donde practicar el senderismo de montaña, como la excursión al Parc d'Aigüestortes. A fin de planificar las excursiones se pueden consultar los itinerarios recomendados en las principales guías de montaña, o bien solicitar las rutas editadas por el Patronato Intercomarcal de Turismo Terres de Lleida y por los Consells Comarcals.

Entre otros deportes tranquilos que podemos practicar en Lleida, hay que destacar los siguientes:


• Pesca
• Caza
•Golf

LA EMOCIÓN DEL DEPORTE

Práctica de esquí en Lleida
Con el despertar de la primavera, cuando empieza el deshielo, y hasta que llega el otoño, es el momento para vivir la aventura en el Pirineo de Lleida. Los amantes de las emociones fuertes pueden optar por practicar la escalada, la espeleología o el parapente biplaza. Aquellos que prefieran respirar naturaleza pueden decidirse por practicar los viajes en globo, la canoa o el esquí. La práctica del rafting por los ríos Noguera Pallaresa, Noguera Ribagorrana, Garona y Segre, es otro de los alicientes que hacen del Pirineo de Lleida un paraje muy singular.

La aventura en el agua.

La meca del rafting. Lleida
La meca del rafting. Entre las aguas del Noguera Pallaresa, blancas por la siempre cambiante espuma, se deslizan, saltan y giran los raft o embarcaciones neumáticas. A bordo, cada tripulación intenta remar al unísono, luchando contra corrientes y remolinos, disfrutando en libertad del agua más divertida, y practicando deporte en grupo descendiendo por aguas bravas.

Pero en Lleida hay más ríos para llevar a cabo esta excitante actividad: el Garona, el Noguera Ribagorçana y el Segre atraen a entusiastas de todo el continente. No hace falta ser un superhombre, es suficiente con saber nadar y tener ganas de vivir una de las aventuras más apasionantes. Los equipos de monitores especializados de las empresas de aventura se encargan del resto; y proporcionan además todo el equipo necesario para la práctica segura de esta actividad.

Las aguas de los ríos y embalses de Lleida permiten una amplia gama de posibilidades para practicar deportes de aventura, ya sea en aguas bravas o tranquilas.

Barranquismo en Lleida
Aguas bravas:
• Rafting
• Hidrobob
• Hidrotrineo
• Piragüismo-Kayak
• Canoas hinchables
• Barranquismo

Aguas tranquilas:
• Piragüismo
• Motos acuáticas
• Submarinismo
• Esquí náutico
• Vela
• Surf de vela

Lleida por los aires.

Parapente. Lleida por los aires
La sensación de elevarse. Dejar atrás las nubes. La emoción de sentirse completamente libre mientras abajo todo parece insignificante. Conocer Lleida por los aires. Así es como cada vez más personas deciden jugar a ser pájaros y atraviesan el cielo de Lleida.

Parápente. Es una de las modalidades de los deportes de vuelo libre que consiste en lanzarse al vacío por la pendiente de una montaña, suspendido de un planeador ultraligero flexible, muy similar a un paracaídas. Las corrientes de aire harán el resto: subir, bajar y girar con el viento hasta tocar con los pies en el suelo. El parapente tiene una gran tradición en la Vall d'Áger, en la Noguera y, en l'Alt Urgell; y cuenta con un número creciente de practicantes de todas las edades.

Aparte de esta modalidad, existen otras muchas formas de disfrutar de la libertad de volar por los aires de Lleida, una tierra con condiciones aerológicas excepcionales, que la convierten en un paraíso para los practicantes del vuelo libre.

•Ala delta
•Globos aerostáticos
•Ultraligeros
•Vuelo sin motor
•Helicópteros

La aveutura extrema.

Puenting. Salto de puente
Escalada. Hablar de escalada es hablar de Lleida. En esta tierra pueden practicarse todas las modalidades de escalada. Escalada sobre roca para los escaladores más expertos, con paredes verticales y difíciles; y la escalada con hielo para alpinistas consumados. Las manos se quedan heladas al contacto con la roca. El hombre contra la pared, luchando para alcanzar la cima. Piedras verticales de máxima dificultad que son siempre un reto para el deportista. Hay paredes para todo el mundo; cualquiera puede aferrarse a la roca. Existen prácticas preparadas con guías para los que se atrevan a disfrutar de la escalada, una actividad inolvidable. Lleida tiene lugares fantásticos para practicar la escalada. Son especialmente recomendables el Montsec, el desfiladero de Terradets, la Pica d'Estats (3.143 m, el pico más alto de Catalunya), el desfiladero de Collegats, Vilanova de Meià y Sant Llorenç de Montgai, y a la Val d'Aran Bagergue (Eth Malh) entre otros. Lleida ofrece muchas otras propuestas para vivir la aventura:
• Espeleología
• Paint-ball
• Salto de puente
• Quads
• Descenso de canchales

La aventura blanca.

Esquí alpino. Fría, ardiente, dulce, amarga. La nieve es compañera inseparable del montañero; dominando desde las cimas, sirviendo como escenario de diferentes deportes. Una aventura con fondo blanco. La práctica del esquí alpino es una actividad clásica de la nieve. El descenso por las pistas con el viento en el rostro y la nieve salpicando, son experiencias inolvidables que puede vivir todo el mundo.

Esquí de fondo. Modalidad para disfrutar del esquí en grupo o en familia, nos invita a pasear y a descubrir paso a paso con tranquilidad, la belleza del paisaje invernal, sin necesidad de ser un experto. En la Val d'Aran se ofrece la posibilidades de realizar la travesía del Parque Nacional de Aigüestortes, así como la Ruta dels Encantats.

Trineo tirado por perros
Esquí de montaña. Esta especialidad está reservada a los más aventureros. El esquí no es, ni mucho menos la manera de vivir la aventura blanca. El Pirineo de Lleida nos ofrece posibilidades para disfrutar de la nieve:

• Surf de nieve
• Motos de nieve
• Raquetas
• Heliesquí
• Trineo con perros
• Patinaje sobre hielo
• Parapente biplaza

EL PLACER DEL DESCUBRIMIENTO

Lleida es una gran desconocida, una tierra que nos invita a redescubrirla constantemente. Lleida es el punto de partida para iniciar la ruta del Románico más singular del Pirineo, la ruta de los dólmentes, la ruta de las águilas, la ruta del aceite, la ruta de los castillos, la ruta del tiempo, y adentrarnos en la naturaleza más espectacular y sorprendente. La gastronomía es otro de los placeres por el que vale la pena recorrer las comarcas de Lleida.

Fiestas populares en Lleida
Ruta del Románico.

El románico, el arte más genuino de Catalunya, conserva en las comarcas de Lleida uno de los conjuntos histórico-artísticos más importantes de Europa, tanto por su diversidad como por su singularidad y riqueza.

El románico en la Val d'Aran. La Val d'Aran reúne un buen número de iglesias románicas de incomparable belleza. Con sus característicos campanarios de influencia gascona acabados en punta, son inolvidables las iglesias de Bossóst, Vielha, Escunhau, Arties, Tredòs o Salardú, entre otras.
• Ruta: 1 Bossóst - Iglesia de Era Assumpció de Maria (s. XII). 2 Vielha - Iglesia de Sant Miquéu de Vielha. 3 Escunhau - Iglesia de Sant Peir d'Escunhau. 4 Arties - Iglesia de Santa Maria d'Arties (s. XII-XIII). 5 Salardú Iglesia de Sant Andreu de Salardú. 6 Unha Iglesia de Santa Eulália d'Unha. 7 Tredòs - Iglesia de Era Mare de Déu de Cap d'Aran.

El románico en la Vall de Boí - Alta Ribagorça. La Vall de Boí es uno de los conjuntos más valiosos y singulares del mundo. Las iglesias románicas más importantes son las de Durro, Barruera, Erill la Vall, Boí, Santa Maria de Taüll y Sant Climent de Taüll.
• Ruta: 8 Cóll - Iglesia de Santa Maria de Cóll. 9 Cardet - Iglesia de Santa Maria de Cardet. 10 Barruera - Iglesia de Sant Feliu de Barruera. 11 Durro - Iglesia de la Nativitat de Durro y Ermita de Sant Quirs. 12 Erill la Vall - Iglesia de Santa Eulália d'Erill la Vall. 13 Boí - Iglesia de Sant Joan de Boí. 14 Taüll - Iglesia de Sant Climent de Taüll. 15 Taüll - Iglesia de Santa Maria de Taüll. 16 Viu de Llevata - Iglesia de Santa Maria de Llevata. 17 Irgo - Iglesia de Sant Salvador d'Irgo.

El románico en el Pallars. Toda la comarca del Pallars se halla salpicada por pequeñas iglesias románicas. En el Pallars Sobirá nos esperan la iglesia de Alòs d'Isil y el monasterio de Sant Joan d'Isil. Visita imprescindible son los monasterios de Sant Pere de Burgal, en ruinas, y de Santa Maria d'Àneu. Santa Maria de Cardós y el santuario de Nostra Senyora d'Arboló, suspendido del Noguera Pallaresa, son otras joyas románicas que merece la pena conocer. Entre los monasterios, cabe destacar en este valle el de Gerri de la Sal. El Pallars Jussà también es rico en muestras de arte románico, entre las cuales cabe destacar el conjunto de Mur y las iglesias de la Vall Fosca, como las de Sant Vicenç de Capdella, Sant Martí de la Torre de Capdella o Sant Julià d'Espui.
Ruta: 18 Gerri de la Sal - Monasterio de Santa Maria de Gerri. 19 Alòs d'Isil - Iglesia de Sant Llíser d'Alòs d'Isil. 20 València d'Aneu - Iglesia de los santos Just y Pastor de Son. 21 Isil - Iglesia de Sant Joan d'Isil. 22 La Guingueta d'Aneu - Monasterio de Santa Maria d'Àneu en Escalarre - Monasterio de Sant Pere de Burgal en Escaló. 23 Ribera de Cardós - Iglesia de Santa Maria. 24 Àreu - Santa Maria de la Torre - Sant Feliu de la Força d'Areu. 25 Alins - Sant Francesc d'Araós - Sant Llíser de Virós - Sant Quirs d'Alins. 26 Arboló - Santuario de Nostra Senyora d'Arboló. 27 La Torre de Capdella - Iglesia de Sant Vicenç de Capdella - Iglesia de Sant Martí de la Torre - Iglesia de Sant Julià d'Espui. 28 Isona y Conca Dellà -Castillo de Orcau - Castillo de Llordà -Iglesia de Santa Maria de Covet. 29 Abella de la Conca - Iglesia de Sant Esteve. 30 Castillo de Mur - Colegiata de Santa Maria de Mur.

El románico desde Lleida al Prepirineo. Iniciamos la ruta en Lleida capital, donde el románico está presente en buena parte de los edificios más característicos, como la Seu Vella y la iglesia de Sant Lloren. Otras obras románicas de interés son la iglesia de Sant Martí y la Paeria, un edificio del siglo XIII con fachada de estilo románico. Podemos continuar la ruta hacia la ciudad de Balaguer. Antes de llegar, nos encontramos con el monasterio de monjas cistercienses de Santa Maria de les Franqueses. En dirección a Camarasa, podemos ver las ruinas de una majestuosa iglesia románica de poderoso ábside, y los restos de un puente románico sobre el Segre. En la Baronia de Sant Oïsme hallamos una torre cilíndrica de vigilancia y una pequeña iglesia triabsidal. Nos desviamos hacia Àger, para contemplar la colegiata de Sant Pere, donde aún se conserva el magnífico ábside y el campanario.
Ruta: 31 Lleida - La Seu Vella - La Paeria - Iglesia de Sant Llorenç -Iglesia de Sant Martí. 32 Balaguer - Monasterio de Santa Maria de les Franqueses. 33 Les Avellanes - Monasterio de Santa Maria. 34 Cubells - Iglesia del castillo.
Construcciones románicas en la comarca de Lleida. Ruta del románico
35 Camarasa - Castillo e iglesia de Sant Miquel. 36 La Baronia de Sant Oïsme -Iglesia de Sant Bartomeu. 37 Àger -Colegiata de Sant Pere.

El románico en l'Alt Urgell y en los altiplanos. Partiendo de la Seu d'Urgell, el itinerario transcurre Segre abajo. En Ponts podemos ver el monasterio reconstruido de Sant Pere en un paraje excepcional. En Gualter, cerca de las ruinas del cenobio de Santa Maria, se abre la Baronia de Rialp, que contiene un conjunto de pequeñas iglesias románicas de gran valor artístico, como la del Palau de Rialp. La ruta continúa hacia Artesa de Segre, en dirección a Agramunt. - Ruta: 38 La Seu d'Urgell - Catedral de Santa Maria - Iglesia de Sant Miquel - Museo Diocesano de Urgell. 39 Montferrer i Castellbò - Colegiata de Santa Maria de Castellbò. 40 Estamariu - Iglesia de Sant Vicenç. 41 Organyà - Iglesia colegiata de Santa Maria. 42 Coll de Nargó - Iglesia de Sant Climent - Iglesia de Sant Romà de Valldarques. 43 Castell-llebre - Santuario de Nostra Senyora. 44 Oliana - Capilla de Sant Andreu. 45 Palau de Rialb - Iglesia de Santa Maria. 46 Gualter - Monasterio de Santa Maria. 47 Ponts - Iglesia de Sant Pere. 48 Agramunt - Iglesia de Santa Maria. 49 Pelagalls - Iglesia de Sant Esteve. 50 Cervera - Iglesia de Sant Pere el Gros - Iglesia de Santa Maria. 51 Tárrega - Palacio de los Marqueses de la Floresta. 52 Vallbona de les Monges - Monasterio de Santa Maria. 53 Maldà - Iglesia de Sant Pere.

El románico en el Solsonès. El Solsonès, siguiendo el río Cardener, nos ofrece unos magníficos parajes rodeados de edificios románicos que van configurando la ruta. En Sant Llorenç de Morunys nos espera la iglesia dedicada al patrón local.
Solsona, capital de la comarca, conserva un buen número de construcciones románicas, las espectaculares pinturas murales de Pedret; vírgenes, capiteles y toda clase de representaciones iconográficas. Cerca de la ciudad, hay que destacar la iglesia de Sant Esteve d'Olius, con una cripta subterránea. • Ruta: 55 Solsona - Catedral de Santa Maria - Museo Diocesano y Comarcal. 56 Olius - Iglesia de Sant Esteve. 57 Sant Llorenç de Morunys - Iglesia de Sant Llorenç.

Rutas seleccionadas.

La ruta del aceite. Les Garrigues es una tierra quebrada y austera, con un paisaje rebosante de almendros y olivos que conserva todo el encanto del secano, con una tradición secular. Su aceite de oliva virgen extra, elaborado con aceitunas arbequinas, está reconocido como uno de los mejores del mundo, dado su bajo grado de acidez (0,2). De esta ruta destacamos: el Museu del Pagès de Castelldans y el de Juneda, las pinturas rupestres del Cogul, el taller de piedra de La Floresta, el'Ecomuseu de la Pobla de Cérvoles, y el Parque Temático del Aceite en la Masia Salat de Les Borges Blanques. El oli de l'any (aceite del año) es un producto natural muy apreciado, debido a su elaboración artesana, y que se comercializa bajo la Denominación de Origen '"Les Garrigues". Ruta: Les Borges Blanques, Arbeca, La Floresta, Els Omellons, L’Espluga Calba, Fulleda y Vinaixa.
Información: Oficina de Turismo del Consell Comarcal de les Garrigues
Teléfonos: 973 17 52 00 - 973 14 26 58.

La ruta de los dólmenes (l'Alt Urgell) - Ruta de 27 km señalizada para hacer a pie, en bicicleta o en vehículo todo terreno. Iniciaremos la ruta saliendo desde Organyà, donde tomaremos la carretera de la Vall de Cabó, y a lo largo de la ruta nos iremos encontrando con los diversos monumentos megalíticos. Información ruta de los dólmenes: Consell Comarcal de l'Alt Urgell. Tel. 973 35 31 12.

La ruta del Císter. La ruta del Císter abarca los 65 municipios que integran las comarcas de la Conca de Barberà, l'Alt Camp y l'Urgell con una oferta cultural, turística y gastronómica de gran categoría.
El monasterio de Poblet, en la Conca de Barberà; el de Santes Creus, en l'Alt Camp y el de Vallbona de les Monges, en l'Urgell, constituyen uno de los conjuntos cistercenses más destacados de Europa. Además de estos tres monasterios, en estas tres comarcas encontraréis también un conjunto de pueblos con una oferta cultural, turística y gastronómica de gran categoría. Información: Oficina de Turismo de Vallbona de les Monges. Teléfono: 973 33 05 67.

La Ruta de las águilas. Los amantes de la naturaleza y belleza paisajística, y ávidos -al mismo tiempo- de conocimientos culturales e históricos, pueden disfrutar de una singular experiencia realizando la ruta que recorre el futuro Parque Natural de la Serra del Boumort, una de las más importantes zonas ornitológicas de Catalunya, debido a los numerosos biotopos que allí se encuentran. Podremos observar águilas, buitres y quebrantahuesos. Información: Tel. 973 68 12 15.

Descubrir los Pirineos en tren. Viajar con el tren de La Pobla es una aventura fascinante. Desde la estación de Renfe-Lleida, el viajero se inicia en los suaves paisajes de campos de fruta del Segrià y la Noguera, y se enfrenta a la montaña después de Balaguer y Sant Llorenç de Montgai, atravesando diversos túneles de la sierra de Mont-roig, y después el impresionante desfiladero de Terradets. Atrás queda el pantano de Camarasa y algunos de los parajes más espectaculares del viaje. Entramos en la Conca de Tremp, de perfiles más suaves, y bordeamos el embalse de Terradets. Tremp y el pantano de Sant Antoni preludian el final de la línea, que -tras dos horas de viaje- acaba en La Pobla. Gratuito para grupos de más de diez personas. Información: Tel 973 24 54 08.

La ruta de los castillos.
El castillo de Montsonís en La Noguera. Ruta de los castillos
Uno de los itinerarios más sugestivos que el visitante encuentra en tierras de Lleida es la ruta de los castillos. El castillo de Montsonís (la Noguera), construido en el año 1024, a fin de proteger las tierras conquistadas de los ataques musulmanes. Por lo que respecta a la construcción, destacan la magnífica fachada exterior, la cocina, el ventanal gótico con los poyos laterales, el horno de pan, la mazmorra, la habitación del peregrino y el pasillo secreto. Declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional, el castillo de Montclar (l'Urgell), ya se halla documentado en el año 981. Habría que destacar especialmente espacios como el hall, donde encontramos diversas armaduras; la biblioteca y la sala de música, con hermoso mobiliario de la época, y las originales rótulas de piedra situadas en la pared de la cárcel -para vigilar a los prisioneros.
Los primeros testimonios documentales del castillo de Florejacs (la Segarra) datan del siglo XI. Fue construido durante la época de la Reconquista. La construcción, tal como la podemos visitar hoy, es una mansión señorial del siglo XVI adosada a la antigua muralla del pueblo y con una bonita torre medieval. Su interior constituye, por su ornamentación y mobiliario, un auténtico museo. Destaca la bodega, el calabozo, un precioso dormitorio, y la sala de colecciones. El castillo de Les Pallargues (la Segarra) aparece ya en un documento del año 1061. La construcción actual destaca, en el aspecto exterior, por su particular fachada principal, con una majestuosa arcada gótica de 13 metros de altura, y una curiosa torrecilla cilíndrica en una esquina. Una vez dentro, hay que apreciar la antigua sala de la guardia, las bodegas, la sala capitular, y el patio con la escalera de caracol que conduce a las mazmorras subterráneas. Otros castillos visitables son el castillo de la Rápita (la Noguera); el castillo de Verdú (1'Urgell); el castillo de la Floresta (Les Garrigues) y el castillo de l'Espluga Calba (Les Garrigues). Para concertar visitas y más información, hay que contactar con Castells de Lleida. Tel. 973 40 20 45.

Una artesanía que todavía lo es.

Artesania de Lleida
Las tierras de Lleida aún conservan un gran abanico de artesanos que, diseminados por diferentes puntos de sus comarcas, mantienen estas tradiciones milenarias. Encontraremos artesanos que trabajan con madera de boj, rememorando las largas estancias de los pastores en la montaña. Las figuras de la hilandera y de los esquiladores de lana de oveja todavía siguen vivas. Las encajeras están presentes en diferentes lugares para mostrarnos su habilidad con los bolillos. Los cesteros trabajan el mimbre y los palos de avellano. La elaboración del queso al abrigo de una majestuosa cordillera satisface a los paladares más exigentes. Los horqueros elaboran todavía las famosas horcas de Alentorn. También los silleros se hallan aún en activo haciendo sillas de anea. Además, está el espartero, que confecciona el tradicional calzado con cintas, el colchonero sacudiendo los colchones, el albardero, el tonelero de cuero haciendo barriles para el transporte de aceite y vino, los turroneros, los forjadores, el arriero, y también los cuchilleros, que continúan fabricando mangos de asta. No hay que olvidarse de visitar a los ceramistas, que trabajan la arcilla negra de forma magistral. El papel también adquiere su dimensión artesana; sólo hay que acudir al desfile de vestidos realizados únicamente con este elemento.

Artesano realizando cestas mediante cuerda
Museos sorprendentes.

Las comarcas de Lleida albergan una larga serie de museos centrados en temáticas muy diferentes.
L'Alt Urgell: Museo Diocesano de Urgell. La Seu d'Urgell. Arte sacro, orfebrería, códices. Tel. 973 35 32 42.
Les Garrigaes: Museo del Payés. Castelldans. Etnología (aceite). Tel. 973 12 00 02. Museo de Arqueología. Les Borges Blanques. Tel. 973 14 28 50. Ecomuseo del aceite. La Pobla de Cérvoles. Tel. 973 17 51 52. Parc Temàtic de l'Oli. Les Borges Blanques. Tels. 973 14 36 74 - 973 14 2392
El Pla d'Urgell: Museo Acuario. Bellvís. Tel. 973 56 52 63. Museo de Etnología. Bellvís. Tel. 973 56 50 00.
La Noguera: Museo Comarcal de La Noguera. Balaguer. Arqueología y arte. Tel. 973 44 51 94.
El Pallars Jussà: Museo dels Raiers. El Pont de Claverol. Tel. 973 68 01 32. Museu de la Conca Dellà. Isona. Arqueología romana, paleontología de los dinosaurios, etnología vitícola. Tel. 973 66 50 62.
El Pallars Sobirá: Ecomuseo de les Valls d'Àneu. Etnología. Casa Gassia (Esterri d'Àneu); Aserradero de Alòs d'Isil (Alòs d'Isil); Asserradero d'Àreu (Àreu), Tel. 973 62 43 55. Conjunto monumental de Son (València d'Àneu); Sant Pere del Burgal y Vila Closa d'Escaló (Escaló); Central hidroeléctrica de Sant Maurici (Espot). Tel. 973 62 64 36.
La Segarra: Casa Museo Duran i Sanpere. Cervera. Etnología. Tel. 973 53 04 88. Museo
Municipal Eduard Camps. Guissona. Arqueología, historia, arte. Tel. 973 55 10 00.
El Segrià: Museo Local Arqueológico. Artesa de Lleida. Tel. 973 16 71 62. Museo Diocesano. Lleida. Arte sacro, orfebrería, indumentaria. Tel. 973 26 86 28. Museo Capitular. Lleida. Tapices, orfebrería, pintura. Tel. 973 26 94 70. Sala d'Arqueologia. Lleida. Arqueología. Tel. 973 27 15 00. Museo de la Paeria. Lleida. Tel. 973 70 03 19. Museo Morera. Lleida. Pintura de los siglos XIX y XX. Tel. 973 27 36 65. Gabinet Numismátic. Lleida. Numismática. Tel. 973 24 92 00. Sala Leandre Cristòfol. Lleida. Exposición permanente del artista. Escultura. Tel. 973 27 36 65.
El Solsonès: Museo Diocesano y Comarcal. Solsona. Arqueología, historia, etnología, arte. Tel. 973 48 21 01.
L'Urgell: Museo Comarcal de l'Urgell. Tárrega. Arqueología, paleontología, salas nobles de Cal Perelló (siglos XVIII-XX), tapices. Tel. 973 31 29 60.
La Val d'Aran: Musèu dera Val d'Aran. Con tres equipamientos: Tordeth Generau Martinhon, en Vielha, sede de exposición permanente. Casa de Joanchiquet, en Vilamós. Iglesia de Sant Joan d'Arties, sede de exposiciones temporales. Tel. 973 64 18 15.

La ruta del tiempo. Podéis disfrutar del Pallars a través de sus museos. Empezamos con el Museu de la Conca Dellà (Isona), cuando los dinosaurios de esta cuenca pisaban la tierra antes de su extinción. Siguiendo el camino, nos adentramos en el mundo de los romanos, en la antigua ciudad romana de Aeso, donde podrá conocerse la vida que hervía en sus calles y los prestigiosos personajes que la frecuentaban, como el ilustre romano Lucio Emilio Paterno. Continuamos hasta el Pont de Claverol, cerca de la Pobla de Segur, al Museu dels Raiers, donde podremos compartir la aventura del viaje con los raiers. Conoceremos cómo se construían estos rais (balsas) y cuál era su utilidad. La tercera y última parada de la ruta del tiempo es el Ecomuseu de les Valls d'Àneu, en Esterri, ya en pleno Pallars Sobirà. El Ecomuseu constituye una interesantísima propuesta formada por diversos elementos que recuperan y, al mismo tiempo, muestran al visitante diversos aspectos de la cultura secular de este valle pirenaico. Para más información y reservas: Museu de la Conca Dellà (Isona). Tel. 973 66 50 62, Fax 973 66 42 28. Ecomuseu de les Valls d'Àneu (Esterri d'Àneu). Tel. 973 62 64 36, Fax 973 62 64 36. Museu dels Raiers (Pont del Claverol). Tels. 973 68 01 32 - 66 01 05, Fax 973 68 06 26.

La famosa cocina leridana.

Nadie puede negar actualmente que la gastronomía constituye un atractivo destacable en cualquier aventura turística; incluso podríamos decir que es un elemento principal. Las características básicas que definen la cocina de Lleida son su carácter natural, tradicional y sabroso. Desde los embutidos de las áreas de montaña, hasta la fruta de la zona meridional, la mayor parte de los productos de las comarcas de Lleida sobresalen por su calidad y variedad. En las regiones meridionales destacan las cassoles de tros y olles barrejades, la coca de recapte y panadons, los caracoles, y productos de la huerta como la escalivada o el conejo y la liebre cocinados de diversas maneras. No se puede olvidar el aceite de les Garrigues, considerado como uno de los mejores del mundo. En el Pallars encontramos truchas, embutidos como la girella y el xolís, estofado de gamuza o de jabalí, el palpís, el guisado de conejo... La escudella y el freginat (sangre de cordero frita mezclada con hígado, riñones, cebolla, tomate, ajo y huevos) son típicos de l'Alta Ribagorça, mientras que l'Alt Urgell nos ofrece delicias como la ternera ofegada, el agredolç (a base de miel y jamón), el trinxat, los quesos del Cadí, la cassola de mongetes y el civet de liebre. También la alta montaña marca la cocina del Solsonés y la Cerdanya, con especialidades como la escudella de faves o de legumbres, el trinxat (mezcla de col, patata y tocino), el conejo o liebre guisados, el cochinillo relleno, los pies de cerdo, el bull o donegal, o la carne a la losa. Finalmente, la Val d'Àran tiene una gran influencia francesa, con creaciones como la olla aranesa, el civet de jabalí, la sopa de cebolla, los patés, el suflé, los caulets farcits o la tumatada. En cuanto a los postres, hallamos también opciones deliciosas, desde la fruta dulce -manzanas, peras y melocotones- a los panellets y la coca, pasando por las orelletes de les Garrigues, los turrones y chocolates de Agramunt, el mostillo o brossat del Pallars, y muchas otras especialidades.

Casi más sorprendente que la riqueza culinaria resulta la calidad de los vinos que se elaboran bajo la denominación de origen Costers del Segre. Especialmente reputados son los vinos (y cavas) de Raimat y los del Castell del Remei (la Noguera). L'Urgell produce igualmente excelentes vinos, como el vino blanco de la Cooperativa L'Olivera de Vallbona de les Monges. Igualmente Baldomar (la Noguera) es un área productora de buen vino, el cual cuenta también con tradición en la Conca de Tremp.

Turismo Agroindustrial.

Habitualmente, asociamos el concepto de turismo con espacios abiertos, monumentos seculares, deportes de aventura, fiestas, gastronomía... sin sospechar que existen también otros lugares que ofrecen un gran interés para el visitante. Un buen ejemplo de ello lo encontramos en las empresas de Lleida. Desde la gran industria a la empresa pequeña o mediana, pasando por las cooperativas o los talleres artesanales, todas estas entidades pueden mostrarnos cómo se elabora una bebida o un alimento, cómo se produce la electricidad o piedra para la construcción, cómo se hace un periódico o cómo se confecciona una pieza de artesanía, entre muchas otras cosas. En las comarcas de Ponent, más de cincuenta empresas abren sus puertas al visitante. El Patronat de Turisme de la Diputació de Lleida (Tel. 973/24 54 08) y la Cambra de Comerç i Indústria de Lleida (Tel. 973/23 61 61) han editado una Guía de Turisme Agroindustrial de les Terres de Lleida, que puede solicitarse.

Fiestas y eventos.

Carnaval de Solsona
• Carnaval de Solsona - (el Solsonés). Febrero. Pasacalles, gigantes y comparsas invitan a los visitantes a participar en la fiesta. No se puede dejar de asistir a la ascensión del asno en la Plaça de l'Església, a los bailes del gegant boig y a la carrera o maratón de camas por las calles.
• Festa del Brut i la Bruta - Torà (la Segarra). Carnestoltes. Antigua celebración, recientemente recuperada, que se celebra el sábado antes del carnaval oficial y gira alrededor de unos tradicionales personajes -el Brut (el Sucio), la Bruta (la Sucia), el Bonic (el Bonito), la Bonica (la Bonita)-, convertidos ahora en gigantes.
• El Ranxo de Ponts - (la Noguera). Febrero. Popular celebración de Carnaval en la que, además de los pasacalles del miércoles de ceniza, el jueves lardero y el entierro de la sardina, se celebra una comida multitudinaria para los vecinos y visitantes del pueblo.
• Festa dels Dolors de Bellpuig - (l'Urgell). Viernes anterior a Semana Santa. Se celebra con gran solemnidad la tradicional procesión de los Dolores, con un gran número de penitentes.
• La Passió de Cervera - (la Segarra).Semana Santa. Más de doscientos figurantes llevan a cabo una magnífica escenificación de la Pasión.
• Aplec Font de Talló - Talló (la Baixa Cerdanya). Lunes de Pascua. El evento, destinado a celebrar el hallazgo de la Virgen, tiene su acto más destacado en el baile que se hace cerca de la capilla de la Font del Talló, en el que se cantan caramelles.
• Els Tres Tombs d'Anglesola - (l'Urgell). Último fin de semana de marzo o el primero de abril. Esta fiesta es considerada como una de las mejores en su ámbito, tanto por el número de carruajes de diferentes estilos y épocas que participan en ella, como por su calidad.
• Festes de Maig de LIeida - (el Segrià). Del 8 al 12 de mayo. La fiesta mayor reúne un gran número de conciertos de rock, pop y música clásica, verbenas y actuaciones teatrales. Tampoco faltan los actos tradicionales, como la popular "batalla de flores". Entre el 2 y el 5 de este mes tiene lugar también una popular feria de títeres internacional. El día 10 se celebra la "Festa de Moros i Cristians".
• Aplec del Cargol de Lleida - (el Segrià). Se celebra el fin de semana siguiente a las fiestas de mayo. Encuentro multitudinario que acoge a más de 100.000 personas, y donde los grupos o peñas se reúnen para degustar toneladas de caracoles, gastronomía típica de la huerta de Lleida. El acto se desarrolla en el marco de las Festes de Maig de Lleida.
• Aplec de les Cassoles de Tros - Juneda (les Garrigues). Segunda Pascua. Fiesta culinaria de carácter popular, en la que diferentes grupos participan en un concurso de cassoles.
• Festa de l'Aro - Les (Val d'Àran). Vigilia de San Juan y día de San Pedro. El fuego es el protagonista que, como señal de purificación, está presente en todas las poblaciones del valle. En la plaza de la localidad se quema un árbol plantado el día de San Pedro del año anterior.
• Las fallas de l'Alta Ribagorça - Son un acontecimiento absolutamente singular que nos invita a experimentar con intensidad la magia del fuego no solamente la noche de San Juan, sino que podremos vivir estas noches mágicas en las poblaciones de Durro el día 12 de junio, en Senet el 20 de junio, en el Pont de Suert, en Barruera, en Vilaller y en Boí el 23 de junio, en Erill-la Vall el 10 de julio y en Taüll el 17 de julio.
• Las fallas de Isil - (el Pallars Sobirà). Noche de San Juan. La bajada de la comitiva de fallaires, o portadores de antorchas desde una colina cercana hasta la plaza central del pueblo (donde les espera la gran falla), forma una serpiente de fuego.
• Festa del Segar i el Batre en La Fuliola (l'Urgell). En el último fin de semana de junio tiene lugar la Festa del Segar, con la demostración de la siega hecha a mano, según el sistema tradicional. Quince días más tarde tiene lugar la Festa del Batre.
• Festival Doctor Music de rock - Escalarre (el Pallars Sobirà). Del 11 al 13 de julio. La pequeña localidad pirenaica de Escalarre acoge este año la segunda edición de un macrofestival que reúne a docenas de grupos de rock.
• Diada dels raiers - La Fobia de Segur (el Pallars Jussà). Julio. Fiesta en homenaje al tradicional oficio de transportar troncos, mercancías y pasajeros hasta el aserradero, aprovechando la corriente del río Noguera Pallaresa.
• Romería de Nostra Senyora de Montgarri - (Val d'Àran). 2 de julio. Esta fiesta conmemora, según la leyenda, el hallazgo de la Virgen por un toro.
• Encuentro Internacional de acordeonistas de los Pirineos - Arsèguel (l'Alt Urgell). Último sábado de julio. Acto folklórico pintoresco, en el que se reúnen un gran número de virtuosos acordeonistas.
Ball de Bastons. Niños
• Ball de Bastons - Malpàs (l'Alta Ribagorça). 29 de junio. De verbena en verbena, la población celebra durante dos días la festa major de Sant Pere, con una serie de actos lúdicos y con la tradición viva del ball de bastons.
• Concurso Nacional de Gossos d'Atura (perros de pastor) - Llavorsí (el Pallars Sobirà). Agosto. Concurso donde se premia al perro que domine mejor al rebaño y que ejecute las órdenes silbadas por su pastor.
• Cantirfesta - La festa del Càntir de Verdú (l'Urgell). La fiesta es una serie de actos entorno a la cerámica. La fiesta incluye CANTIROCK (Conciertos en vivo de grupos punteros) y CANTIRTAST (Degustación de productos típicos de las comarcas de Lleida).
• El Aquelarre - Cervera (la Segarra). Último fin de semana de agosto. La Festa de les Bruixes (la Fiesta de las Brujas) se organiza desde el año 1978. Entre los múltiples actos que se celebran, hay que mencionar el pregón, el pasacalles con la gente disfrazada de brujas y monstruos, etc.
•Fira del Teatre al Carrer (Feria del Teatro en la Calle) – Tàrrega (l'Urgell). Segundo fin de semana de septiembre. Este año se celebra entre los días 9 y 14 de septiembre, y alcanza su 17ª edición. Más de 100 grupos de teatro presentan una gran variedad de espectáculos para todas las edades y para todos los gustos.
• Festa de la Verema (vendimia) de Raimat (el Segrià). Primera quincena de octubre. Alrededor del magnífico vino elaborado en este pueblo, tiene lugar una original fiesta en la que destacan la representación mitológica de la serpiente, el concurso de prensado de la uva, y el multitudinario almuerzo de hermandad.
• Festa del Vi i la Verema de Verdú -(l'Urgell). Fin de semana alrededor del 12 de octubre. La fiesta muestra la vendimia, el transporte de la uva y la elaboración del mosto según los métodos tradicionales. El acto central es la piada, prensado de la uva con los pies.
• Mercado medieval de Montsonís - (la Noguera). Colorista recreación de un mercado medieval, que incluye almuerzos de época y la recreación de episodios históricos acaecidos en el marco del castillo de Montsonís.
• Festa de la Poma (Fiesta de la Manzana) de Barbens - (el Pla d'Urgell). Primera quincena de octubre. Importante fiesta donde la principal protagonista es la manzana. Por todo el pueblo se instalan stands con la manzana como elemento central.
• Fira del Torró d'Agramunt - (l'Urgell). Fin de semana alrededor del 12 de octubre. La Fira recoge la larga tradición turronera de la localidad.
• Fira de Santa Caterina. Mostra del Gos Caçador (Muestra del perro cazador) - Arbeca (les Garrigues). Se celebra el domingo más próximo a Santa Caterina. En la feria se exhiben una gran variedad de las diferentes razas de perro cazador, que llevan a cabo varias pruebas.
• Fira de la Perdiu (Feria de la Perdiz) de Vilanova de Meià (la Noguera). Segundo domingo de noviembre. Pintoresca feria que gira, siguiendo la tradición, alrededor de esta ave.
• Concurso Nacional de Vestidos de Papel - Mollerussa (el Pla d'Urgell). Diciembre. El original desfile por la pasarela centra la atención de esta gran gala que premia a los artesanos de esta curiosa moda.
• Pesebre Viviente - Sant Guim de la Plana (la Segarra), Ardèvol (el Solsonès), Sudanell (el Segrià) y Camarasa (la Noguera). Navidad. Esta escenificación constituye uno de los acontecimientos donde colaboran la mayoría de vecinos del pueblo.

Lleida: la capital de las tierras de poniente.

A pesar de sus múltiples encantos, Lleida es una ciudad desconocida. Los visitantes interesados en la historia y el arte hallarán un gran número de construcciones monumentales, que evidencian la variedad de culturas que han dejado su huella en la ciudad: desde restos romanos y medievales hasta construcciones mucho más actuales, como el Palacio de la Diputación, diferentes casas modernistas o el nuevo Auditorio Municipal Enric Granados. Mención aparte merece la antigua catedral de la ciudad o Seu Vella, un destacadísimo edificio románico-gótico que domina la ciudad desde la colina homónima.

Es interesante añadir que el Patronato Municipal de Turismo lleva a cabo cada domingo rutas guiadas para conocer los monumentos más emblemáticos. A esta riqueza monumental hay que añadirle la profusión de parques y espacios naturales del municipio: el Parc de la Mitjana -área fluvial con zonas de ocio-, el parque lineal del Segre, los románticos Camps Elisis, el popular Parc de les Basses... incluso la huerta que envuelve a la ciudad es una gran zona verde que invita a los paseos en bicicleta.

Los amantes de la fiesta y la algazara tampoco quedarán decepcionados con esta ciudad: a la animada vida diurna y nocturna, hay que sumarle un calendario de fiestas sorprendentes. Es el caso de las Festes de Maig, de la representación de los "moros y cristianos", de la Feria de Títeres, del peculiarísimo Aplec del Cargol, que reúne a miles de habitantes de la ciudad y forasteros, o de las Festes de Tardor, de cariz más cultural. Sin olvidar otras celebraciones destacadas, como el carnestoltes, la Semana Santa o la Processó des Fanalets de Sant Jaume.

No podemos dar por concluido este breve resumen de la oferta cultural sin referirnos a los museos de la ciudad, como el Museu d'Art Jaume Morera, la Sala Leandre Cristòfol, el Museo Numismático o la Sala d'Arqueologia del IEI. La oferta musical, teatral y cinematográfica de la ciudad también es notable; un buen ejemplo de ello lo constituye la Mostra de Cinema Llatinoamericà de Lleida, que se celebra durante el mes de enero.

Lleida, una ciudad humana por sus dimensiones y hospitalaria por tradición, es también un centro de servicios. Al principio del otoño, la gastronomía de Lleida alcanza su máximo esplendor con las jornadas gastronómicas dedicadas a la fruta. Y si hablamos de servicios haremos bien en recordar la variada y atractiva oferta comercial de la ciudad
Danza. Fiestas populares de Lleida

Dónde alojarte en Lleida



Hotel Dolcet, l'Hotel
Alàs i Cerc

Hotel Cal Teixidó
Estamariu

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil