La Rioja, te dejará huella
España
Venir a La Rioja es encontrar un lugar maravilloso y descubrir que La Rioja es un cruce de caminos, que está cerca de todo y, sobre todo, está cerca de ti.
Els Blaus de Roses

españa, la rioja, te dejará huella
El viajero tiene en sus manos una guía abreviada de lo más importante de esta tierra riojana desde el punto de vista turístico, Las rutas tradicionales de la región y los atractivos que han dado fama universal a La Rioja, como sus inigualables vinos, están reseñados en este folleto. La imprescindible compañía de un mapa orientador se complementa con unos datos de importancia para el viajero, con el objeto de hacer más fácil, cómoda y agradable la aventura de visitar esta comunidad Autónoma. Desde los paisajes y recursos naturales, hasta las fiestas, artesanía y monumentalidad, pasando por el mantel de la gastronomía regional riojana, nunca una tierra ha sido tan bella, variada y acogedora. La Rioja abre sus brazos de paz y sosiego al viajero que, con espíritu andador y receptivo, llega a este privilegiado lugar del alto valle del Ebro para disfrutar del merecido descanso.

RECURSOS NATURALES

Es la Rioja una región natural de paisajes de intensa belleza y contrastes. Si el valle ofrece la placidez y el sosiego de una auténtica alfombra de viñedos, la sierra muestra la exuberancia de los rincones vegetales de alta montaña. La naturaleza ha sido pródiga y generosa con esta tierra, tanto en La Rioja Alta como en La Rioja Baja y a pesar de su signo orográfico tan distinto. Las características climatológicas han configurado una auténtica sinfonía paisajística y una diversidad de recursos naturales que el viajero capta emocionalmente en su propia y particular composición geográfica: siete valles creados por otros tantos afluentes del Ebro.

SINGULARIDADES GEOGRÁFICAS

La silenciosa labor de los ríos que recorren hacia el norte La Rioja en busca del Ebro ha dado lugar a numerosos accidentes naturales de inusitada belleza. El Cañón del Leza, los Mallos de Anguiano, las Peñas de Islallana o las Conchas de Haro son profundas gargantas horadadas en la dura piedra por el paso del agua a través de los siglos; Hoyos de Iregua, en el nacimiento del río del mismo nombre, es el centro del Parque Natural de Cebollera, y el Picuezo y la Picueza, en Autol, son dos grandes moles esculpidas con paciencia por el Cidacos. Para divisar la belleza paisajística de La Rioja las opciones van desde el Púlpito de La Rioja, en Cellórigo; o el Pico Cebollera, en Villoslada de Cameros; hasta el Mirador del Peñueco, en Viguera; y el Monte Laturce, en Clavijo.

LUGARES DE INTERÉS DEPORTIVO

-Estación de Invierno “Valdezcaray”. Situada entre los 1.000 y los 1.800 metros de altitud y a 12 kilómetros de Ezcraya. Dispone de once instalaciones de remonte mecánico, restaurante, cafetería, salón-bar, autoservicio, alquiler de material y guardaesquís. A disposición de los esquiadores se encuentra la Escuela Española de Esquí.

-Instalaciones Náuticas “El Rasillo”. Se encuentran en el embalse González Lacasa, entre El Rasillo y Ortigosa de Cameros. Dispone de servicios de hostelería, almacén y alquiler de embarcaciones, piscina infantil, embarcadero y solárium.

PAISAJES FORESTALES/PARQUES

Son numerosos los lugares de inusitada belleza paisajística en La Rioja. El Parque Natural de la Sierra de Cebollera, los Montes de Valvanera y San Millán, el Valle de Tovía o la Sierra de Yerga son espacios salpicados de hayedos, robledales y pinares, que conforman la mayor riqueza forestal de la región. Destacan también el Pinar de la Estación de Ezcaray –un auténtico parque natural plagado de pinos y hayas- o el Parque Municipal de la Grajera, dentro del término de Logroño, al que le une una vía verde.

CAZA Y PESCA

La riqueza cinegética y piscícola ha convertido a La Rioja en destino frecuente de los amantes de ambas modalidades deportivas. En Caza Mayor destacan las especies de corzo, jabalí y ciervo; mientras que en Caza Menor son habituales la paloma, la perdiz roja y el conejo. Como lugares propicios para estas especies se encuentran la Reserva Regional de Caza de La Rioja, antigua Reserva Nacional de Caza de Cameros, el Coto Nacional de Ezcaray y el Coto Social de Cornago.

Para los amantes de la pesca, son especialmente destacados como ríos trucheros el Iregua y el Najerilla.

TERMALISMO

-Balneario de Arnedillo. Aguas cloruradas sódicas hipertermales, 52,5º C, y barros para reumatismos, ciáticas y reumatismos.

-Balneario de la Pazana. En Cornago. Aguas medicinales para enfermedades bronquiales y asmáticas.

YACIMIENTOS PALEONTOLÓGICOS

Ruta de los Dinosaurios. Discurre por la Rioja Baja, entre los términos de Munilla y Enciso y hasta las vecinas localidades de Cornago, Igea o Grávalos. Toda la zona está salpicada de yacimientos de icnitas (huellas de dinosaurio) de diferentes especies. En Enciso se puede visitar el Centro Paleontológico.

ESPELEOLOGÍA

Grutas de Ortigosa de Cameros.

GASTRONOMÍA

La Rioja se ofrece al viajero como una completa despensa natural. La Sierra, con sus excelentes pastos, le proporciona ricas carnes de vaca y cordero y lo mejor de la caza menor –conejo, perdiz, codorniz-, la Ribera del Ebro es un manto verde de huertas, con la frescura de las vegas que forman sus afluentes. Y entre ambos, el más famoso de los productos de la tierra: el vino de Rioja.

De la cocina tradicional de la sierra destacan sus embutidos, fuente de riqueza y promoción de la región, y el queso de Cameros, elaborado con leche de cabra. Son afamadas también las sopas de Viguera y el caldo soteño, con base de ajo y cebolla.

Las zonas de Vega y ribera condicionan su gastronomía a los extraordinarios productos de sus privilegiadas huertas. La calidad de la menestra riojana viene dada por su inigualable materia prima. Legumbres, hortalizas, verduras y una amplia gama de frutas componen el paraíso culinario de las zonas bajas. Los pimientos del piquillo rellenos de carne, el caparrón, las patatas con chorizo, picadillo de lomo, embuchados, patorrillos, cabecillas, sesos y, sobre todo, las chuletitas de cordero asadas al sarmiento son sólo algunas de las bases fundamentales de la gastronomía de la región.

Por último, mazapanes de Soto, fardelejos, rollos y molletes destacan entre su repostería.

ARTESANÍA

Numerosas son las muestras de artesanía popular que todavía pueden verse en La Rioja. La producción alfarera y ceramista de Navarrete, de fama universal, tiene su raíz, precisamente, en la tradición artesana del municipio. Otro tanto ocurre con los maestros canteros de Ollauri, Briones y Ezcaray, localidad esta última en la que, junto con Enciso, sobreviven los únicos talleres de tejedores que elaboran tradicionales mantas.

Tiene también raigambre en La Rioja la artesanía del mimbre, la caña y de paja de centeno, con las que se elaboran cuévanos para la vendimia, moldes para queso y todo tipo de cestaños. Son también de destacar la elaboración artesanal de alpargatas en la comarca de Cervera del Río Alhama.

También ha habido siempre en La Rioja una dedicación artesanal al cuero, como producto derivado de la explotación ganadera, y todavía quedan guarnicioneros, boteros y peloteros. Igualmente, es posible encontrar numerosos artesanos de la madera, cuyos trabajos van desde la elaboración de toneles a la creación de tallas o a la reproducción de muebles antiguos.

Por último, la artesanía del hierro –antiguamente centrada en la herrería y la calderería- ha derivado hacia la forja artística- sobre todo en la comarca de Santo Domingo- con la elaboración de púlpitos, puertas, rejas o lámparas.

PATRIMONIO ARTÍSTICO

MONASTERIOS

Monasterios de Yuso y Suso, en San Millán de la Cogolla. Declarados Patrimonio de la Humanidad en 1997. En el Monasterio de Suso se escribieron las primeras palabras en lengua castellana. Está excavado sobre la roca y alberga las tumbas de los siete Infantes de Lara. Del Monasterio de Yuso destacan sus granes dimensiones y su valiosa biblioteca con códices y viejos pergaminos.

Santa María la Real de Nájera. Fundada por el rey García de Nájera en el año 1032. Destacan de su interior, el Panteón de los Reyes, la Puerta de Carlos I, la escalera real, el Claustro de los Caballeros –de estilo gótico-, y los sepulcros de Blanca de Navarra y de los Duques de Nájera.

Monasterio de Cañas. El actual monasterio data del siglo XIII. Es uno de los ejemplos más interesantes de arquitectura cisterciense. Es un prodigio de luminosidad del que destacan su retablo mayor, su claustro y su sala capitular. Desde 1943 está declarado Monumento Nacional.

Monasterio de Valvanera. A 14 kilómetros de la localidad de Anguiano. Construido a finales del siglo X, su iglesia es gótica y su biblioteca guarda ediciones de libros y manuscritos de gran valor. La imagen de la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja, es románica y está considerada una de las más antiguas de España.

CASTILLOS

Clavijo. Situado en el monte Laturce, cerca de Logroño. Monumento Nacional desde 1931.
Sajazarra. Perteneció a los Condes de Nieva y data de finales del siglo XIII.
Cuzcurrita del Río Tirón. De finales del siglo XIV.
Leiva. Castillo gótico de finales del siglo XVI.
Anguciana. Torre Fuerte de los Salcedo. Del siglo XIV.
San Asensio. Castillo de Davalillo.
Mahave y Torremontalbo. Torres de los barones de Mahave y de los condes de Montalbo. Permanecen habitadas.
Cornago. Castillo de cuatro torres. Es del siglo XIII.
Hay restos de castillos en Arnedo, Quel, Agoncillo y Jubera.

CATEDRALES

Calahorra. Reconstruida en 1485 sobre el primitivo templo del siglo XII. Destacan su sacristía, la sala capitular y el museo diocesano.
Santo Domingo de la Calzada. De estilo románico-gótico. Fue construida a finales del siglo XIII. Destacan su retablo central, el sepulcro del santo y su torre exenta, de estilo barroco de 1769.
Logroño. Conocida como La Redonda. Su sector central se alzó en el siglo XV sobre la primitiva iglesia románica de San Lucas. En su interior se mezclan estilos y obras de arte góticas, renacentistas, platerescas y barrocas.

CONVENTOS

La Piedad de Casalarreina. De estilo gótico final y renacentista.

IGLESIAS

Logroño. Santa María de Palacio (s. XI-XVI), QUE ACOGE EL ARCHIVO DE Logroño. San Bartolomé, monumento nacional, de estilo gótico-francés. Data de los siglos XIII-XIV y destaca su portada y la torre mudéjar del siglo XI. En la capital riojana destacan también la iglesia de Santiago el Real, en el Casco Antiguo.
Haro. Iglesia de Santo Tomás, del siglo XVI y estilo gótico-florido, y la iglesia-basílica de Nuestra Señora de la Vega, con portada de estilo romano.

OTRAS IGLESIAS

En La Rioja destacan también Santa María la Mayor, de Ezcaray; la iglesia parroquial de Navarrete; San Miguel, de Alfaro; Santa María, de Briones; Santa Eulalia y San Cosme y San Damián, de Arnedo; Nuestra Señora de la Antigua, de Bañares y los templos románicos de Tirgo, Fonzaleche y Ochánduri.

ERMITAS

Ermita románica de San Cristóbal, en Canales de la Sierra, del siglo XII; Santa Catalina, en Mansilla de la Sierra, también del siglo XII; Sorejana, en Cuzcurrita, gótica y tardo-románica; y San Esteban, de Viguera.

OTROS MONUMENTOS

Palacio de Espartero, en Logroño, que acoge al Museo de La Rioja; la Casa de Trastámara, en Santo Domingo de la Calzada; Palacio de las Bezaras, en Haro; Palacio de Torremuzquiz, en Ezcaray; Palacio de la Casa Torre, en Igea …

FIESTAS Y TRADICIONES

FIESTAS DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL

Fiestas de la Vendimia. Logroño. Fiestas en honor a San Mateo en el mes de septiembre. El día 21 tienen lugar el acto del pisado de la uva y la ofrenda del primer mosto a la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja.

Fiestas del Santo. Santo domingo de la Calzada. Esta localidad riojana celebra el 12 de mayo las fiestas patronales en honor a su fundador, protector de los peregrinos de la Ruta Jacobea. Las procesiones de las Doncellas, de las Prioras y la de la Rueda, junto con el Almuerzo del Santo, al amanecer del día 12, son sus actos más representativos.

La Batalla del Vino. Haro. Batalla a base de lanzar vino a todos los asistentes. Tiene lugar el 29 de junio, día de San Felices, en los Riscos de Bilibio, próximos a Haro, capital vinícola de La Rioja Alta.

Danza de los Zancos. Anguiano. Tiene lugar el 22 de julio, fiestas de la Magdalena, y el último fin de semana de septiembre. Ocho jóvenes de la localidad subidos en zancos de 45 centímetros y terminados en punta se lanzan dando vueltas por la cuesta empedrada que une la iglesia con la plaza del pueblo.

OTRAS FIESTAS Y TRADICIONES

San Bernabé. Logroño. 11 de Junio. Tradicional reparto del pez y el vino.
Los Picaos. San Vicente de la Sonsierra. Jueves y Viernes Santo. Personas anónimas se flagelan las espaldas. Las ampollas son después reventadas con una pieza de cera virgen a la que se incrustan trozos de cristal.
Procesión de las Doncellas. Sorzano. Tercer domingo de mayo. Romería de la Virgen de la Hermedaña hasta la ermita del Roble.
Las Vueltas. Nájera. Día de San Juan, 24 de Junio.
El Robo de los Santos. Arnedo. El 27 de septiembre, los arnedanos celebran las fiestas de San Cosme y San Damián. Durante la procesión se simulan luchas y carreras con los santos a hombros entre navarros y riojanos.
Romería de Lomos de Orio. Villoslada de Cameros. Primer domingo de julio. En la ermita de Lomos de Orio se reparte pan y carne a todos los asistentes.
Festival del Chorizo. Baños de Río Tobía. Domingo anterior al 21 de septiembre.
Pan y queso. Quel. Reparto de pan y queso en la ermita del Cristo el 6 de agosto.
Santa Ana. Cervera del Rio Alhama. Día 26 de julio. La víspera la imagen de la patrona es bajada desde el camarín hasta el presbiterio de la iglesia por medio de cuerdas y rieles.
Quema del Judas. Alfaro. Dos muñecos de paja y trapo, el Judas y la Judesa, son quemados en la calle al finalizar la Cuaresma.
San Emeterio y San Celedonio, Calahorra. Última semana de agosto.

RUTAS TURÍSTICAS

Camino de Santiago. El camino de Santiago discurre por La Rioja entre las localidades de Logroño y Grañón. A 12 kilómetros de Logroño, en Navarrete, se encuentra el cementerio cuya portada es la puerta románica del antiguo hospital de San Juan de Acre, cobijo de peregrinos. La villa estaca por su actividad alfarera y ceramista y ha sido declarada conjunto histórico-artístico. A 15 kilómetros de Navarrete, siguiendo por la N-120, se encuentra Nájera, cuna de reyes y capital del reino de Nájera-Pamplona en los siglos X y XI. Su Monasterio de Santa María la Real es monumento nacional desde 1889.

Santo domingo de la Calzada es la urbe jacobea por antonomasia. El antiguo hospital de peregrinos es hoy Parador Nacional. La catedral fue levantada sobre el primitivo templo románico y en su interior se halla la cripta y el sepulcro del Santo. Su torre exenta destaca en la llanura de la comarca. El camino cruza el río Oja por el puente construido por el Santo y tras discurrir por Grañón se adentra en tierras burgalesas.

Ruta del Najerilla. Parte de Nájera en dirección a Tricio, donde es obligatorio visitar la parroquia de San Miguel. La siguiente visita es Baños de Río Tobía, villa de las industrias chacineras. Doce kilómetros más arriba, y siguiendo el río Najerilla, se encuentra Anguiano y catorce kilómetros después se llega al Monasterio de Valvanera, donde existe una hospedería y se guarda la imagen de la patrona de La Rioja. La ruta se completa con la visita al pantano de Mansilla y a la comarca de las Siete Villas, en las que destaca Canales de la Sierra –con su magnífica ermita románica de San Cristóbal- y Viniegra de Arriba y Viniegra de Abajo, cuna de indianos.

Ruta del Iregua. Parte de Logroño y discurre por la N-111, en dirección a Soria. A 20 kilómetros de la capital se encuentran las Peñas de Islallana y un poco más adelante y Castillo de Viguera, con un privilegiado mirador. Siguiendo la ruta se llega a Torrecilla en Cameros, centro de la comarca y cuna de Sagasta. El camino discurre hasta Villoslada de Cameros, cuya ermita de Lomos de Orio se encuentra a los pies de Cebollera. Antes, desde Villanueva de Cameros, es posible acceder a Ortigosa, donde se pueden visitar sus famosas cuevas. La vuelta puede realizar por El Rasillo y Nieva de Cameros hasta acceder de nuevo a la N-111. Antes de regresar a Logroño puede accederse a Alberite y desde allí subir hasta Clavijo, desde cuyo castillo se contempla la mejor panorámica de la comarca de Logroño.

Ruta del vino.

Ruta de la viña alegre. Discurre por la Rioja Alta y tiene su centro en Haro. Pueden visitarse numerosas bodegas en las localidades de Haro, Ollauri, San Vicente de la Somosierra, Ábalos o Tirgo.

Ruta de la viña amable. Logroño y su comarca. Su centro principal de producción se encuentra en Cenicero y discurre por municipios como San Asensio, Fuenmayor y Navarrete.

Ruta de la viña recia. La Rioja Baja. Aldeanueva de Ebro, Alcanadre, Arnedo o Alfaro son algunos de sus municipios productores más significativos.

Ruta de la Rioja Baja. La Rioja Baja ofrece un interesante contraste al viajero. A 36 kilómetros de Logroño, por la N-232, se encuentra El Villar de Arnedo, desde donde parte la carretera hacia Arnedo, ciudad del calzado en la que pueden admirarse las iglesias góticas de Santo Tomás y Santa Eulalia, además del Monasterio de Vico. A 14 kilómetros, en Arnedillo, es obligada visita a su balneario, para seguir después ruta hacia Enciso. Desde este punto es posible seguir en dirección a El Villar, Poyales y Navalsaz, en plena ruta de los dinosaurios.

Desde Arnedo es también posible visitar Quel y Autol para llegar a Calahorra, ciudad llena de historia y monumentalidad –fue habitada por celtíberos y romanos-, cuya catedral es el elemento arquitectónico más reseñable. A 23 kilómetros de Calahorra se encuentra Alfaro, ciudad conservera de primera línea y con una interesante arquitectura mudéjar.

Dónde alojarte en La Rioja