La Janda, ideal para deportes náuticos
La Janda - Cádiz
Playas paradisíacas, ancestral cultura, privilegiado entorno natural, suculenta gastronomía, colorido de sus fiestas y mucho más es lo que encontrarás en la maravillosa comarca de La Janda. ¡ No te la pierdas !
Els Blaus de Roses

la janda - cádiz, la janda, ideal para deportes náuticos

LA JANDA, CÁDIZ


Alcalá de los Gazules

Numerosos vestigios demuestran la presencia humana en la zona desde el Paleolítico, como los grabados rupestres del yacimiento de la Laja de los Hierros. A las afueras de la ciudad, en el yacimiento de la Mesa del Esparragal, se localizan los restos de la Torre Lascutana, visigoda y construida con restos romanos, en la que se encontró el Bronce de Lascuta, la primera inscripción romana de España que se expone actualmente en el Museo del Louvre en París; los depósitos romanos de la Salada; y los restos del puente romano situado sobre el río Barbate.

De las fortificaciones de la Edad Media conserva el castillo (ss. XIII al XVI), del que sólo queda en pie el torreón, algunos lienzos de muralla y la Puerta de la Villa. En la Plaza de San Jorge, más conocida como Plaza Alta, se encuentran la Iglesia Mayor Parroquial de San Jorge y la Casa del Cabildo. 

De gran interés son, además de sus fuentes de origen árabe, el Pozo de Arriba, el de Enmedio y el de Abajo, el Convento de Santa Clara, el antiguo Convento de Santo Domingo y el Santuario de Nuestra Señora de los Santos, donde se celebra todos los años una popular romería.

Alcalá de los Gazules se configura como un buen punto de partida para adentrarse en el Parque Natural de los Alcornocales, escenario  idóneo para las actividades de turismo activo (senderismo, piragüismo, cicloturismo, paseos a caballo...). En su interior resulta muy interesante realizar una excursión a la Sierra del Aljibe, para subir a su pico más alto desde el que se contemplan bellísimas panorámicas. Hay abundancia de corzos, ciervos y de diferentes especies de aves, buitres y águilas perdiceras, entre otras especies. 

Muy cerca de la localidad se encuentra la zona recreativa de El Picacho, que cuenta con aula de la naturaleza, zona de acampada y albergue.

TIPISMO
Declarada Conjunto Histórico, Alcalá es una bella ciudad de traza andaluza, con calles empinadas y encaladas que desembocan en amplias plazas. Forma parte de la Ruta del Toro.

Barbate

Situada en el entorno que los griegos denominaron “Columnas de Hércules”, esta villa blanca y luminosa está ligada desde antiguo al mar y a la pesca, disponiéndose alrededor de su pintoresco puerto pesquero.

Con numerosas huellas prehistóricas (Cuevas de Fuente Santa y la Mojama, con restos de pintura esquemática; sepulturas antropomórficas y los dólmenes del Caño Arado), fueron los fenicios quienes hicieron de Barbate un puerto exportador, al implantar el sistema de almadraba que se ha perpetuado hasta hoy. Con el Imperio romano la localidad vive su etapa de mayor esplendor, convirtiéndose en un próspero enclave debido a la industria pesquera y de salazón.

De la época visigoda guarda la Ermita de San Ambrosio, situada en los alrededores. Según se puede leer en una de sus columnas, fue consagrada en el s. VII. Interesante resulta la visita al Palomar de la Breña, hacienda del s. XVIII convertida en establecimiento hotelero, por albergar uno de los tres palomares más grandes de Europa (con 7.700 hornillas).

Las playas son paradisíacas e ideales para el baño y los deportes náuticos. La playa del Carmen está situada junto al puerto (en el interior del pueblo), posee un gran paseo marítimo y es usual en ella la práctica de la pesca con caña y el windsurf. Los Caños de Meca es una extensa franja de arena y aguas muy claras, con grutas naturales y acantilados y donde puede practicarse nudismo (al igual que en la de Zahora). La de Hierbabuena destaca por su estado salvaje, mientras que Zahara de los Atunes conecta con la de Atlanterra.

Barbate se enclava en pleno Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate, con múltiples posibilidades para el ocio. En el parque natural existen itinerarios equipados y señalizados para disfrutar de su belleza paisajística y riqueza ecológica. Se puede practicar senderismo, cicloturismo, paseos a caballo y deportes de montaña.

TORRES VIGÍA
Las Torres del Tajo, de Trafalgar y de la Meca fueron construidas en los  ss. XV-XVI como defensa ante los ataques piratas que sufría la zona. En un principio se dotaron de artillería, pero como no resultó eficaz se convirtieron en torres vigía. Se comunicaban entre ellas mediante señales de humo. En las aguas frente a las cuales se ubica actualmente el Faro de Trafalgar, tuvo lugar la histórica batalla librada entre las flotas española y francesa contra la flota inglesa del almirante Nelson en 1805.

ZAHARA DE LOS ATUNES
Esta pedanía de Barbate es un encantador pueblecito marinero lleno de sabor y tipismo andaluz, con playas vírgenes que conservan la riqueza natural intacta. Aquí se encuentra el Castillo de la Almadraba, levantado por los Duques de Medina Sidonia para servicio de las almadrabas.

Benalup-Casas Viejas

Es una de las puertas de entrada al Parque Natural de los Alcornocales y puente entre la Sierra de Cádiz y las Marismas de Barbate. 

Habitada desde la Prehistoria, como lo demuestran las manifestaciones pictóricas y las tumbas antropomorfas excavadas en las rocas del Peñón del Tajo de las Figuras (la mejor colección de pintura esquemática del Occidente prehistórico) y las Cuevas del Arco y Cimera, de la estapa musulmana conserva la Torre de la Morita. Entre sus monumentos destaca la Iglesia de Nuestra Señora del Socorro. 

Pero, sin duda, el episodio que hizo tristemente famosa a esta localidad fue lo que se ha conocido como los Sucesos de Casas Viejas, la insurrección anarquista de 1933. El levantamiento libertario fue sofocado por las fuerzas policiales y se saldó con 22 civiles muertos. Benalup se convertiría en símbolo de las libertades anarquistas y un emblema para el movimiento campesino. 

El entorno natural ofrece las más variadas alternativas de ocio. El Mirador del Parque, conocido como el Tajo de la Sima, es un perfecto punto de observación de las aves migratorias. En los alrededores del Embalse de Celemín se puede hacer senderismo, jugar al golf (Benalup Golf & Country Club), recolectar frutos del campo como madroños o espárragos. De interés resulta caminar por el lecho del río o en bicicleta hasta la desecada Laguna de la Janda, zona de paso de aves migratorias.

CUNA DEL FLAMENCO
El flamenco goza de gran tradición en esta villa gaditana que celebró en 2006 el XXX Concurso Nacional de Cante Flamenco “Casas Viejas”. Este veterano certamen se desarrolla en agosto y ha contado con artistas invitados de la talla de Juan Peña “El Lebrijano”, El Cigala, Aurora Vargas, Chano Lobato.

Conil de la Frontera

Numerosos vestigios como una moneda de bronce conservada en el Museo Arqueológico de Cádiz o los restos de una necrópolis en la Huerta del Sol atestiguan la presencia fenicia en la zona. Puerto de innegable importancia durante las épocas romana y visigoda, a pesar de su enorme ambiente turístico este caserío blanco de urbanismo andalusí ha sabido mantener el sabor y el encanto de las villas marineras.

De las fortificaciones medievales conserva lienzos de sus murallas en la Puerta de la Villa (s. XVI) y en un baluarte que las fortificaba. Desde las torres vigía de Roche, Puerco y Castilnovo (ss. XVI y XVII) se avistaban los posibles ataques piratas o invasiones. Y por último, la Torre de Guzmán, de los ss. XIV y XV, formaba parte del antiguo castillo y es el núcleo alrededor del que se formó la población. 

En la misma Plaza del Castillo se ubican la Iglesia Parroquial de Santa Catalina y la Casa Consistorial. Otros monumentos destacables son el Hospital de la Misericordia, la Ermita de Nuestro Padre Jesús Nazareno (patrón de la villa), el Convento de Nuestra Señora de las Virtudes y la Ermita del Espíritu Santo. No se debe olvidar visitar también el Museo de Raíces Conileñas ni acudir a las interesantes subastas de pescado que se desarrollan en la lonja de su puerto pesquero.

Conil es sin duda un destino selecto para el turismo de sol y playa. Es uno de los pueblos de la comarca con más ambiente, sobre todo en verano, propiciado en parte por las lujosas urbanizaciones que la rodean. Grandes masas de pinares, como los de Roche o El Colorado llegan muchas veces hasta las playas contribuyendo a que éstas se hayan conservado vírgenes. 

Además de su importante labor alfarera (de las más representativas de la provincia) este pueblo agrícola y pesquero puede estar orgulloso de su cocina con platos tan deliciosos como el morrillo de atún, el cazón en adobo, los calamares rellenos, los chocos con patatas, el arroz con cardillos, alcauciles o tagarninas...

PLAYAS IDÍLICAS
A lo largo de 14 km. de litoral, se extienden playas para todos los gustos, de fina arena blanca, aguas transparentes que permiten la práctica de todo tipo de deportes náuticos y una belleza espectacular. Bajando hacia el pueblo, se encuentra a la izquierda la extensa playa de Castilnovo, a la que se suman Los Bateles (con numerosos servicios y rodeada de innumerables restaurantes y bares), La Fontanilla, El Roqueo, y Fuente del Gallo, más recoletas y acogedoras. También posee el municipio encantadoras y paradisíacas calas al pie de asombrosos acantilados, destacando las de Camacho, Pitones, Melchor, la del Aceite, El Frailecillo, El Aspero o Cala Encendida.

PINARES DE ROCHE Y EL COLORADO
El municipio conileño cuenta con valiosos espacios naturales, destacando los Pinares de Roche y el Colorado. Se pueden encontrar especies en extinción como la importante población deenebro costero, o el fartet, pequeño pez hermafrodita que tiene su hábitat en el Río Roche.


Estás leyendo: La Janda, ideal para deportes náuticos



Dónde alojarte en Cádiz
Sol Sancti Petri Apartamentos
Chiclana de la Frontera


Hotel Vincci Costa Golf
Chiclana de la Frontera

Hotel Meliá Sancti Petri
Chiclana de la Frontera

TRYP Jerez Hotel
Jerez de la Frontera


Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil