Karnataka, tierra de templos, colores y perfumes
India
A India en miniatura, donde existe todo lo que se encuentra en el resto de la India. Este estado del sur es un verdadero tesoro artístico.
Els Blaus de Roses

india, karnataka, tierra de templos, colores y perfumes

A India en miniatura, donde existe todo lo que se encuentra en el resto de la India. Este estado del sur es un verdadero tesoro artístico.

Las ruinas del imperio de Vijayanagar en Hampi y los templos de Pattadakal (sitios del Patrimonio Mundial); Jog Falls, las cascadas más altas del país; Gol Gumbaz, el domo más grande de Asia; Badami uno de los primeros centros de arquitectura religiosa de la India antigua; las incomparables esculturas de Halebid y Belur; la estatua más alta tallada en una sola roca en Shravanbelagola...

Karnataka es también una mezcla fascinante de universal y de color local.
Encontramos aquí grupos de gentes pertenecientes a diversas culturas, que hablan su propia lengua además del Kannada.

Razas, clases, religiones y culturas se entremezclaron unas con otras y poco a poco fueron asimiladas en la sociedad de Kamataka, produciendo una personalidad típicamente kannada, amable y cultivada.

El turismo de Kamataka propone cinco circuitos turísticos:

• El circuito norte, donde se descubre la historia en cada esquina;
• El circuito sur, con su patrimonio rico y bien preservado;
• El circuito de la costa, con sus templos y sus playas bordeadas;
• El circuito ecológico, para los amantes de la naturaleza;
• Los veraneos en las montañas, desconocidas, poco concurridas y escasamente contaminadas...

HAMPI FORMA PARTE DEL PATRIMONIO ARTÍSTICO MUNDIAL

Cuando se piensa en Kamataka, miríadas de imágenes nos vienen a la mente. El encanto intemporal de sus pueblos y ciudades; los campesinos calurosos; la cordillera de los Ghats Occidentales y las hermosas cascadas de Jog y Sivasamudra ; la cacofonía de las aves de paso en Rangathitoo; la jungla salvaje de Bandipur y Nagarahole, el aroma sutil del teca y el ébano, del palisandro y de la gran variedad de árboles de las selvas. El perfume potente del malingué de Mysore y el palacio iluminado del Maharajá así  como Bangalore, en la actualidad una ciudad gigante, pero que conserva su encanto gracias a sus parques y sus árboles.

Otras imágenes impresionan: los santuarios de los Chalukya, tallados en la roca hace siglos; la belleza delicada de las esculturas y los templos Hoysala en Belur, Halebid y Somanathapur; el coloso monolítico de Gomateswara; los magníficos mausoleos de los potentados musulmanes de Bijapur, Bidar y Gulbarga y las espectaculares ruinas de Hampi, la fabulosa capital del imperio de Vijayanagara.

Palacio de Mysore (c) O.N.I.T.
La mayor parte del año la vida se desarrolla en la ciudad real de Mysore. Cuando llega el mes de octubre, la ciudad histórica tapizada de verde después del monzón, se extirpa de su torpor y, galvanizada por una fuerza vibrante, se prepara para la fiesta de Dussehra. El centro de interés de este festival de diez días es el magnífico palacio del Marahajá. Por la noche se ilumina con 90.000 lámparas: el exterior de edificio presenta un espectáculo inaudito. En medio de un juego de luces, cada detalle de su arquitectura refinada, columnas acanaladas, minaretes, cúpulas, baldaquines cimbrados y domo s en forma de cebolla, proyecta su silueta contra el cielo claro de octubre.

En el interior de este Palacio podrá descubrir salones y corredores grandiosos, pórticos macizos de plata repujada e incrustados de piedras preciosas, domos de caoba y techados de vidrio colorado, así como el fabuloso trono de oro rodeado de misterio y de leyenda. También podrá admirar las pinturas murales y las armas antiguas.

El esplendor de Dussehra en Mysore

En Mysore, que fue en otros tiempos uno de los estados principescos más florecientes y pintorescos, celebrar el Dussehra forma parte de un larga y antigua tradición.
Desde los primeros días de octubre, las calles y avenidas de Mysore se tapizan de colores para anunciar la estación de las fiestas...

Shravanabelagola: El Jainismo llegó a Karnataka en el curso del siglo III antes de J.C. y prosperó durante unos 500 años bajo los Gangas, Kadambas, Chalukyas y los Hoysalas. Los Jain dejaron innumerables vestigios: tumbas, basadis (templos trogloditas, sthambhas (pilares) y estatuas del Jain San Bahubali, a través de todo el estado. Sin duda alguna, el más significativo y el mayor de todos es la gigantesca estatua de Bahubali o Gomateshwara, así como Shravanabelagola, un centro importante de peregrinación Jain.

Cada 12 años, millares de discípulos Jain de todo el planeta se reúnen en Shravanabelagola para el Mahamastakabhisheka (la gran ceremonia de la unción craneana) de Gomateshwara. Se construye un andamio en torno a la estatua, con una escalera que conduce hasta la cima. Desde la plataforma especial hasta la cima, los sacerdotes Jain untan su cabeza con grandes cantidades de bermellón, curcuma, pasta de sándalo, leche, mantequilla, leche cuajada y piezas de oro. Los colores de los polvos y líquidos caen en cascada formando un espectáculo extraordinario que no debe perderse.

Incluso en el estado actual, las ruinas de Hampi son tan majestuosas que dejan al visitante pasmado y humilde.

Hampi, situado en las orillas del Tugabhadra en la región de Bellary, en Kamataka, es un vasto monumento testigo de una época de triunfos y tragedias

Fundada por Harihara y Bukka en 1336, la célebre capital de los reyes de Vijayanagara se ha convertido hoy en punto de mira del mundo entero y atrae la admiración de arquitectos, historiadores y especialistas de la conservación y, por supuesto, de centenares de turistas que llegan todos los días.

... su diseño es tan ingenioso que las ruedas de piedra parecen girar lentamente

Ahora que forma parte de la lista de los monumentos patrimonio de la humanidad, una gran parte de los 26 km2 de Hampi merecen ser descubiertos. En las orillas del Tungabhadra, en medio de rocas de granito que semejan los juguetes de un gigante, bajo la vegetación verde y salvaje, quedan todavía muchos tesoros escondidos y secretos que descubrir. Se están realizando grandes esfuerzos para la resurrección de Hampi.

Hampi: estación de Hosped a 12 Km.
Toros en las fiestas de Dussehra en Mysore (c) O.N.I.T.
Servicio regular de autobuses entre Bangalore y Hosped.
Alojamientos: "casas de huéspedes", hotel de KSTDC a 17 Km., Hotel Mayura Vijayanagar.

Aihole: Al norte de Hampi, posee más de 125 templos.

Pattadakal: Sitio del Patrimonio Mundial con 10 templos entre los más importantes.

Badami: cerca de Aihole, con un fuerte y templos en las cuevas. Hotel de KSTDC "Mayura halukya".

Alrededores de Bangalore

Hassan, a 194 km, ciudad apacible y tranquila, base ideal para visitar Shravanabelagola, Belur y Halebid.

Belur, a 38 km de Hassan, con sus templos exquisitos, entre los que se encuentra el ejemplo único de Chenna Keshava, construido en 103 años. Magnífica fachada de esculturas y frescos.

Halebid, a 27 km de Hassan y a 17 km de Belur. El templo de Hoysaleware posee esculturas ricamente detalladas con muros cubiertos de frescos. Ninguno de esos muros se parece al otro. Custodiado por el toro de Nandi, este templo quedó sin terminar, después de 86 años de obras.

Unos evocan el período glorioso de Vijayanagara en la historia India, el fasto y la riqueza legendarias de su corte y de sus reyes, la elegancia arquitectónica de sus monumentos y templos. Otros recuerdan también la riqueza material del imperio, las tiendas que vendían montañas de perlas y piedras preciosas; el oro, que corría a profusión. Fue aquí donde el célebre cantante Purandaradasa vivió y cantó los elogios del Señor de Vittala. La arquitectura y la magnificencia escultural del "mandapa", donde vivió este poeta-santo, en la orilla, cerca del gran templo de Vittala, llama poderosamente la atención del visitante. En el patio de este templo puede verse el célebre carro de piedra, son sus extraordinarias esculturas. Su diseño técnico es tan ingenioso que las ruedas parecen girar realmente. También puede verse el templo de Virupaksha donde la estatua de Siva continua siendo adorada desde le época de Vijayanagara.

El Sinagarada Bagilu, una de las más antiguas y gigantescas puertas de entrada de la capital; las ruinas de los palacios de los nobles; el templo de Ramachandra, cuyos muros exteriores están cubiertos de vastos frisos esculpidos, con elefantes, caballos, bailarines, tropas de infantería; el "Mahanavami Dibba", con bellas esculturas en los lados, un alto estrado desde donde los reyes miraban el desfile de Dasara.
El baño de la reina está situado en el barrio de la ciudadela.

VIDA SALVAJE

El Parque Nacional de Nagarhole y la reserva del tigre de Bandipur están abiertos todo el año.
No obstante, la mejor temporada para visitarlos es de octubre a mayo.

Nagarhole está situado a 236 km de Bangalore y el Kabini Jungle Lodge está a 200 Km. La reserva de Bandipur está a 219 km de Bangalore y a solamente 80 km de Mysore.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil