Jaén, paraíso interior de España
Jaén - España
Jaén es el paraíso interior de España. Naturaleza, arte e historia. La mayor extensión de espacios naturales protegidos del país. Las aguas de los ríos Guadalquivir y Segura descendiendo por sierras, campiñas y vegas
Els Blaus de Roses

jaén - españa, jaén, paraíso interior de españa

JAÉN, PARAÍSO INTERIOR DE ESPAÑA


Jaén es el paraíso interior de España. Naturaleza, arte e historia. La mayor extensión de espacios naturales protegidos del país. Las aguas de los ríos Guadalquivir y Segura descendiendo por sierras, campiñas y vegas. Pinturas rupestres declaradas Patrimonio de la Humanidad. Una cultura íbera de la que heredamos piezas escultóricas de inigualable valor. Roma primero y al-Andalus después. Castillos y Batallas que cambiaron el rumbo de la historia. Fronteras mutables que dibujaron los nuevos mapas de la Península.

Pueblos y ciudades mimados por el arte y la monumentalidad. Úbeda y Baeza, ciudades renacentistas Patrimonio de la Humanidad. Jaén y su Catedral. Linares, Andújar, Martos, Alcalá la Real, Bailén, La Carolina… Y así hasta noventa y siete municipios en una provincia moderna, plural, acogedora. Más de sesenta millones de olivos que regalan cada año el mejor aceite del mundo. Una gastronomía de ensueño. Un clima único. Un paisaje tentador para el deporte y el turismo activo. Una oportunidad para los congresos y los negocios.

Una provincia única

Una Catedral para la humanidad

Jaén es la capital del paraíso interior. Situada a las faldas del cerro de Santa Catalina, donde se alza el castillo del mismo nombre, la ciudad acoge la Catedral renacentista más deslumbrante de España, obra del arquitecto Andrés de Vandelvira. Calles y plazas populares conducen hasta los Baños Árabes mejor conservados del país. Los barrios que se extienden a su alrededor son la herencia de las culturas árabe, judía y cristiana.

El Mayor pulmón verde de Europa

Las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas son el espacio natural protegido más extenso del país. Son más de doscientas catorce mil hectáreas entre las que nace el río Guadalquivir y crece una flora única en la Península Ibérica y una fauna excepcional. Pero este enorme parque natural no es el único que posee la provincia de Jaén. Sierra de Andújar, Sierra Mágina y Despeñaperros son los otros tres parques naturales, a los que hay que sumar parajes, reservas y monumentos de admirable valor medioambiental y paisajístico.

Tiempo para la Aventura

Los espacios naturales de Jaén son el escenario ideal de deportes y actividades de aventura. Las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas son el lugar elegido para los amantes de la escalada, el senderismo, la bicicleta de montaña, el descenso de ríos y cañones, la equitación, el cuatro por cuatro o el parapente.
En Sierra Mágina, Sierra de Andujar y Despeñaperros también es posible practicar estos deportes.

Una ruta a través de la Historia

La Ruta de los Castillos y las Batallas te ofrecen la posibilidad de visitar algunas de las fortalezas más importantes de España. Los castillos de Baños de la Encina, Jaén, Alcaudete o Alcalá la Real son el testimonio de una historia donde se desencadenaron tres batallas –Baécula, Navas de Tolosa y Bailén– que cambiaron el rumbo de la historia. Vive recreaciones históricas, torneos, mercadillos y cenas medievales. Todo eso es posible en Jaén.

Una ruta por la primera memoria de Jaén

Más de quinientos asentamientos íberos se esparcen a lo largo y ancho de la provincia de Jaén. Aquella cultura pobló el Alto y Medio Guadalquivir entre los siglos VII y I antes de Cristo. El Viaje al Tiempo de los Íberos es un itinerario turístico y cultural que se inicia en Despeñaperros, baja hasta Cástulo y recala en Castellar, Peal de Becerro, Porcuna, Huelma y Jaén, en cuyo museo se guardan las piezas de los yacimientos de El Pajarillo y Cerrillo Blanco.

Escapadas por la provincia

El norte de la provincia de Jaén se extiende bajo las faldas montañosas de Sierra Morena, que separan la provincia de las llanuras castellano manchegas. Linares es la segunda ciudad más poblada de la provincia. Taurina, musical, histórica e industrial, posee uno de los comercios más pujantes de la provincia. La Carolina está más al norte y es la capital de las Nuevas Poblaciones, una joya del urbanismo dieciochesco mandada crear por el rey ilustrado Carlos III. La autovía de Andalucía es también la puerta de entrada a la comarca de El Condado, moteado por bellos pueblos y por paisajes de olivar y dehesa donde pasta el toro bravo.

El mejor aceite de oliva del mundo

El aceite de oliva virgen extra constituye la base de la gastronomía jiennense. Más de sesenta millones de olivos repartidos por todas las comarcas de la provincia ofrecen cada año un zumo de aceituna de extraordinaria calidad y sabor, la mayor parte de la variedad picual, la más común y extendida de las que se cultivan en la provincia. El aceite de oliva de Jaén es el elemento integrador de una cocina sorprendente y natural que se manifiesta a través de platos con verduras como la pipirrana, de carnes de caza y corral como la perdiz escabechada, de pescados como el bacalao a la baezana, de potajes y guisos serranos de harina como el ajoatao, el ajoarriero o la gachamiga.
Y aún hay más: Desayunos molineros, meriendas con frutas de sartén, postres y un sublime tapeo que tiene su máxima expresión en ciudades como Jaén y Linares.

Una provincia de tentaciones

Un año de emociones

Jaén es una tentación los trescientos sesenta y cinco días del año. Sus fiestas populares, muchas de ellas declaradas de Interés Turístico Nacional, son un reflejo de la extraordinaria riqueza etnográfica de la provincia. La Semana Santa y las romerías de primavera, como la de la Virgen de la Cabeza en Andújar, reúnen a vecinos y foráneos en torno  a las celebraciones religiosas. Además, festivales como “Jaén en Julio” –Festival del Aire de Segura, Festival de Blues de Cazorla y Etnosur de Alcalá la Real–, encuentros, certámenes teatrales, musicales y cinematográficos refuerzan el carácter cultural de Jaén.

Madera, hierro y barro

Muchos de los pueblos y ciudades de la provincia mantienen aún viva la tradición artesanal. Han heredado las técnicas de trabajo de generaciones anteriores y poseen una maestría y un respeto por el trabajo bien hecho que les permite realizar una amplia variedad de productos. En Úbeda es famosa la alfarería y en los pueblos de El Condado la talla en madera de olivo. Otros pueblos han hecho de la forja, el esparto, el cuero o los productos textiles sus señas de identidad artesanas.

Jaén te cuida

Muchos de los pueblos y ciudades de la provincia de Jaén heredaron de las culturas de Roma y al-Andalus la tradición del bienestar y la salud. Las aguas claras que emanan de los manantiales de Jaén fueron utilizadas desde tiempos pasados en tratamientos para la salud. De hecho, muchas de ellas tienen cualidades minero-medicinales que las hacen aptas para el consumo o el baño. Además, los balnearios y spa de Jaén ofrecen tratamientos donde el aceite de oliva está al servicio de la salud.

LA CAPITAL DEL PARAÍSO INTERIOR

Jaén es la capital del paraíso interior. A los pies del castillo de Santa Catalina se esparce la ciudad histórica donde se alza la Catedral, el gran símbolo del Renacimiento andaluz. Plural, cosmopolita, abierta y atractiva. Todo un mundo por descubrir. Así es Jaén.

A LOS PIES DEL CASTILLO DE SANTA CATALINA

Extendida a los pies del castillo de Santa Catalina, frente al valle del río Guadalquivir, Jaén acoge barrios, plazas y calles de inequívoco pasado árabe, presididas hoy por iglesias, palacios y conventos de diferentes estilos y épocas. En ellas despunta el Renacimiento, el estilo artístico que ilumina la Catedral, el gran monumento de la ciudad, proyectada por el arquitecto Andrés de Vandelvira en la segunda mitad del siglo XVI, que aspira a ser Patrimonio de la Humanidad. En torno a ella se extienden los barrios antiguos y populares de la ciudad. La calle Maestra une la plaza de Santa María, donde se alza la Catedral, el Ayuntamiento y el Obispado con los barrios de la Merced, San Juan y la Magdalena. A mitad de camino entre estas dos últimas barriadas se halla el Palacio de Villardompardo, en cuyos sótanos están los Baños Árabes. Herencia del Jaén andalusí, estos antiguos baños están considerados entre los mejor conservados de España. El palacio acoge también el Museo de Artes y Costumbres Populares y el de Arte Naïf. Las iglesias de San Bartolomé, La Merced y San Juan, la capilla de San Andrés –ubicada sobre una antigua sinagoga–, el raudal de la Magdalena, frente a la iglesia el mismo nombre, o el hospital de San Juan de Dios, próximo al albergue y al Nuevo Teatro Infanta Leonor, son otros lugares de interés ubicados en la ciudad antigua.

Otro eje histórico importante se extiende hacia el norte desde la Catedral. El Palacio Provincial abre sus puertas en el antiguo convento de San Francisco. La calle Bernabé Soriano, conocida popularmente como la Carrera, desciende hasta la plaza de la Constitución y el barrio de San Ildefonso, presidido por un templo tardo gótico donde se venera a la Virgen de la Capilla, patrona de la ciudad. Próximo está el convento de Las Bernardas, frente a la Alameda. El Paseo de la Estación es la arteria principal de la ciudad moderna. La plaza de las Batallas está presidida por las esculturas que el artista Jacinto Higueras realizó para conmemorar las batallas de Navas de Tolosa en 1212 y Bailén en 1808. El Museo de Jaén acoge la más importante colección de arte íbero de España y una notable colección de pintura.

LA MAYOR EXTENSIÓN DE ESPACIOS PROTEGIDOS DE ESPAÑA

Jaén es el mayor pulmón verde de España. Sus espacios naturales protegidos suman más de trescientas mil hectáreas, lo que representa más de una quinta parte del territorio provincial. Su flora y fauna son de gran valor ecológico. En Cazorla, Segura y Las Villas nace el Guadalquivir. Mágina es una originalidad de la geología. Sierra de Andujar y Despeñaperros forman parte de Sierra Morena, un territorio mítico, literario y romántico.

DONDE NACE EL GUADALQUIVIR

El más grande. Y no solo por extensión, sino también por su flora y fauna, sus pueblos y paisajes, sus tradiciones y costumbres populares. El Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas es el espacio protegido más grande de España y uno de los mayores de Europa. En él nace el Guadalquivir, el río mayor de Andalucía, y el río Segura, que desembocan sus aguas en la vecina región murciana. Las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas están declaradas Reserva de la Biosfera y Zona de Especial Protección para las Aves. Las aguas del Guadalquivir nacen en el término municipal de Quesada, y su cauce es una columna vertebral que articula las diferentes realidades geográficas del parque. En su descenso el río atraviesa parajes de extraordinaria belleza para recorrer a pie como la Cerrada del Utrero o la cascada de Linarejos. El centro de visitantes de la Torre del Vinagre muestra el valor de estas tierras y es punto de partida a lugares como el jardín botánico el parque cinegético, el río Borosa, el arroyo de las Truchas o las lagunas de Valdeazores. El río remansa sus aguas en el pantano de El Tranco, un mar interior en el que se concentran los límites de las tres sierras que forman el espacio protegido.

El emblemático pico de El Yelmo, con sus 1.809 metros se halla frente a Segura de la Sierra y su cima es zona de despegue de vuelos de parapente. En el castillo de Segura abre sus puertas el centro de interpretación Tierra de Frontera; en Beas de Segura, el centro de la Literatura Mística y en Siles el de Oficios del Bosque.

El parque posee casi mil trescientas especies de plantas, un veinte por ciento del catálogo botánico del territorio español. Existen veinticuatro endemismos, entre los que destaca la violeta cazorlensis, un narciso de extraordinaria belleza que se ha convertido en símbolo del parque. Entre las densas manchas de pinos laricio y carrasco vive una rica fauna de mamíferos como el ciervo, el muflón, la cabra montés o el jabalí. Los cielos los sobrevuela el águila real, el buitre leonado y el reintroducido quebrantahuesos. Las puertas de entrada más habituales son Cazorla, Villanueva del Arzobispo y La Puerta de Segura.

Entre los parajes más bellos destaca la cueva del Agua de Quesada, el mirador de las Palomas, a sólo 15 kilómetros de Cazorla, el charco de la Pringue en la sierra de Las Villas, el mirador de Hornos de Segura, las aldeas y el embalse del Anchuricas, al norte de la Sierra de Segura.

UN PARAÍSO MÁGICO

Mágina significa mágica o misteriosa. Y no hay dos palabras que mejor definan este parque natural situado al sur de la provincia de Jaén, próximo a los límites con Granada. Sierra Mágina forma parte del macizo subbético que se prolonga, hacia el suroeste, hasta tierras cordobesas. El parque posee uno de los más valiosos catálogos de endemismos florales de Europa y un relieve montañoso que le hace contar con las cumbres más altas de la provincia. El pico Mágina alcanza los 2.167 metros de altura y El Almadén los 2.032. Ambas cumbres permanecen nevadas durante buena parte del invierno.

La nómina de especies botánicas es inmensa, y su número de endemismos supera con creces al de otros conocidos espacios protegidos de Europa. La mayor parte de estas rarezas se encuentran por encima de los mil quinientos metros de altura, a la sombra de sabinas, quejigales o enebros rastreros. La fauna está representada por la cabra montés que ha multiplicado su población en los últimos años. Los cielos están sobrevolados por el águila real y el halcón peregrino, y los numerosos arroyos que descienden desde las altas cumbres poseen interesantes colonias de invertebrados.

La totalidad de los pueblos que están incluidos en los límites del parque poseen una arquitectura tradicional de extraordinario valor antropológico. Dispuestos en círculo alrededor del gran macizo, los pueblos muestran calles blancas y serpenteantes, con plazoletas mínimas donde se alzan restos de viejas fortalezas árabes e iglesias de estilo renacentista. Durante décadas Mágina fue frontera con el reino nazarí de Granada.

De aquellos tiempos son los castillos que motean su paisaje. Una de las carreteras más bellas de la cara norte de Sierra Mágina discurre entre Torres y Albanchez de Mágina a través del puerto de Torres, desde donde se domina una inmensa vista de la serranía, los almendros y el valle del Guadalquivir. En el lado sur es recomendable la carretera que une Cambil y Huelma. En este último municipio se alza la iglesia renacentista diseñada por Andrés de Vandelvira. Bélmez de la Moraleda y sus célebres caras, Jódar con su castillo y sus casas cueva o Cabra de Santo Cristo, con su bella iglesia barroca, son puntos de obligada visita. Pegalajar posee lugares de interés etnológico como la Huerta y la Charca. Cambil está partido en dos por las aguas del mismo nombre, pero en su blanco caserío se alzan señoriales casonas. No lejos de aquí se halla la pequeña Albuniel, rica en aguas y en arquitectura tradicional.

LA SÍNTESIS DEL BOSQUE MEDITERRÁNEO

El Parque Natural de Sierra de Andujar forma parte del macizo montañoso de Sierra Morena. Su paisaje está formado por densos bosques mediterráneos de encinas y alcornoques que sombrean parajes como el río Rumblar, El Encinarejo, Lugar Nuevo o el embalse de La Lancha.

Existen linces ibéricos en cuya recuperación se trabaja en un centro. Además, hay lobos ibéricos, ciervos, gamos, muflones, corzos, jabalíes y rapaces como el águila real y el buitre leonado. El centro de visitantes de Las Viñas ilustra al visitante de las riquezas de este lugar. Destacan las fincas adehesadas de ganadería brava. A sus recursos cinegéticos se une el senderismo, la caza fotográfica, la pesca, las rutas a caballo o las actividades acuáticas en los embalses. Andújar posee un rico patrimonio simbolizado por el ayuntamiento, la iglesia de Santa María, la torre del Reloj y el palacio de los Niños de Don Gome. En el corazón de la sierra se alza el santuario de la Virgen de la Cabeza.

LA PUERTA DE ANDALUCÍA

Despeñaperros es la puerta de entrada a Andalucía y uno de los espacios naturales protegidos más pequeños del sur peninsular. Sin embargo, su reducido tamaño acoge algunas de las mayores singularidades geológicas de la región.

Despeñaperros es una brecha natural en mitad del pacífico paisaje de Sierra Morena. Este parque natural une y separa las planicies castellano manchegas de las onduladas lomas que descienden hasta el valle del Guadalquivir. El desfiladero de Despeñaperros está atravesado por una línea férrea y por la autovía de Andalucía. 

A un lado se alzan lugares de singular belleza como Los Órganos, el Salto del Fraile o la garganta de Valdeazores. El parque forma parte del término de Santa Elena. Una carretera sube hasta Aldeaquemada y deja a un lado la cueva de los Muñecos, cuyas pinturas rupestres están declaradas Patrimonio de la Humanidad. 

Jaén posee además tres parajes naturales: el Alto Guadalquivir, la Cascada de La Cimbarra en Aldeaquemada y la Laguna Grande de Baeza. Las dos reservas naturales son las lagunas Honda y del Chinche, ambas en el término municipal de Alcaudete.


Estás leyendo: Jaén, paraíso interior de España



Dónde alojarte en Jaén





Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil