Jaén - Baeza, turismo monumental
Andalucía
Entrar en Baeza es trasladarse en el tiempo, hacer un viaje varios siglos atrás: su estructura urbana, sus palacios, sus iglesias, sus plazas ... Baeza entera es un espléndido conjunto monumental de calles silenciosas y piedras doradas.
Els Blaus de Roses

andalucía, jaén - baeza, turismo monumental

En el centro geográfico de la provincia de Jaén, a 48 kms. de la capital por la nacional 322 Córdoba-Valencia, se alza la ciudad de BAEZA, en la margen, derecha del Guadalquivir sobre una colina de suaves pendientes poblada de cereal y olivo.

Entrar en Baeza, visitar Baeza, es trasladarse en el tiempo, hacer un viaje varios siglos atrás: su estructura urbana, sus palacios, sus iglesias, sus plazas ... Baeza entera es un espléndido conjunto monumental de calles silenciosas y piedras doradas, donde el Arte y la Historia han dejado las más bellas muestras.

De remotos orígenes -se han localizado restos de una necrópolis argárica de la primera Edad del Bronce- todas las culturas han dejado su huella en Baeza: la ibérica, la romana, la visigótica, la musulmana. Bajo el imperio romano «Biatia» alcanza la categoría de ciudad, estando dirigida por un «iudex», para convertirse a finales del siglo VII, con el dominio visigodo, en sede episcopal. Durante el período musulmán «Bayyasa» fue capital de un extenso distrito que llegaba desde el Guadalquivir hasta Sierra Morena, siendo la ciudad más importante de la circunscripción de Jaén, después de su capital, y centro de una intensa actividad comercial que se desarrollaba en sus numerosos zocos y bazares.

Conquistada definitivamente por Fernando III el Santo en el año 1227, tras ser tomada y perdida sucesivamente por Alfonso VII y Alfonso VIII, Baeza ostenta la capitalidad civil y religiosa del Alto Guadalquivir hasta la conquista de Jaén, jugando un importante papel en toda la reconquista de AI-Andalus, lo que le hace merecer el apelativo de «Nido Real de Gavilanes».

Pero es el siglo XVI y a lo largo del XVII la época del esplendor de Baeza, manifiesto en el auge de su población, en el de su economía, con frecuentes excedentes en cuanto a producción agrícola, ganadera e industrial, y en el de su cultura, de lo que es testimonio las estancias en la ciudad de notables místicos como San Juan de la Cruz o San Juan de Ávila, así como la creación de la Universidad baezana y la mayoría de sus monumentos civiles y religiosos.

BAEZA MONUMENTAL

Una ciudad poderosa e importante como fue Baeza, con una historia tan densa, necesariamente ha de ofrecer numerosos testimonios de su pasado esplendor: esplendor que no sólo se manifiesta en la belleza arquitectónica de sus edificios públicos y administrativos, sino también en el elevado sentido de la dignidad con que fueron construidos, independientemente del fin al que fueran destinados: sorprende la nobleza de su Cárcel y Casa de Justicia, de su Carnicería, de su Alhóndi­ga y Pósito.

Fuente de los leones.Baeza-Jaén
A la entrada de Baeza, desde Jaén, se halla el interesante conjunto monumental que forma la PLAZA DE LOS LEONES, enmarcada por el edificio de la ANTIGUA CARNICERIA del siglo XVI, el de la AUDIENCIA CIVIL y ESCRIBANIAS PUBLICAS, también llamado CASA DEL POPULO, bello edificio plateresco que hoy es sede de la Oficina de Turismo; el ARCO DE VILLALAR, erigido en memoria de la victoria imperial sobre las Comunidades de Castilla, y la FUENTE DE LOS LEONES que podría proceder de la ciudad romana de Cástulo y cuya figura femenina parece ser que representa a la princesa ibera Imilce, esposa de Aníbal.

Al lado, la gran plaza porticada del MERCADO VIEJO es ya desde el siglo XVI el centro neurálgico de la ciudad, conservando aún los nombres de las antiguas agrupaciones gremiales que la ocuparon en sus diversos tramos. En ella se celebraban las fiestas de toros, cañas, fuegos, etc ... , que eran contempladas por los notables desde el BALCON DEL CONCEJO, edificio barroco de principios del siglo XVIII. Sus acogedores soportales ofrecen hoy un agradable lugar de paseo y descanso.

Muy cerca, pasando bajo el ARCO DEL BARBUDO, restos de la llamada «Puerta de Baeza», se alza el edificio de la ANTIGUA UNIVERSIDAD. Su creación fue debida al doctor Rodrigo López, quien obtuvo la bula fundacional del Papa Paulo III en 1538. La Universidad baezana impartió sus clases durante casi tres siglos, hasta 1824, fecha en que por Real Decreto queda clausurada, convirtiéndose en Colegio de Humanidades y más tarde, desde 1875 hasta hoy, en Instituto de Bachillerato. En 1979 se convierte en Universidad de verano adscrita a los cursos internacionales de la Universidad de Granada. En este noble edificio renacentista explicó Gramática Francesa desde 1912 hasta 1919 Antonio Machado, quien inmortalizó en sus versos «los grises olivares» y «los alegres campos de Baeza».

Aunque Baeza es una ciudad básicamente renacentista, alberga una amplia gama de estilos arquitectónicos: así la iglesia de SANTA CRUZ, de un románico tardío o protogótico, erigida a raíz de la reconquista de la ciudad en 1227 y que conserva, casi totalmente, su primitiva fábrica … En el interior se pueden admirar unas interesantes pinturas pertenecientes a los siglos XV y XVI.

Enfrente de la iglesia de Santa Cruz, el PALACIO DE JABALQUINTO es una bella muestra de la arquitectura civil del gótico flamígero. Mandado construir por don Juan Alfonso de Benavides, emparentado con el rey Fernando el Católico, plasma en su fachada el gusto imperante de los círculos cortesanos por un gótico florido con un gran despliegue de elementos decorativos. En su interior un airoso patio renacentista con columnas de mármol, y la monumental escalera de abundante decoración, ya netamente barroca.

Fuente de Santa María Baeza-Jaén
En la cercana PLAZA DE SANTA MARIA se alzan una serie de importantes monumentos que hablan de una Baeza floreciente, rica y culta: en su centro la original y artística FUENTE DE SANTA MARIA de mediados del siglo XVI, cuyo autor, el baezano Ginés Martínez, fue también el artífice de la traída de las aguas a la ciudad; el sobrio SEMINARIO DE SAN FELIPE NERI fundado en 1660, con fachada de buena sillería, y en su interior un pequeño y acogedor patio de columnas.

Junto a la Catedral se levanta la que fue casa solariega de los Cabrera; cedida al Concejo a comienzos del siglo XVI es transformada convirtiéndose en CASAS CONSISTORIALES. Es uno de los edificios de más solera de la ciudad, con dos bellas ventanas góticas, así como la puerta, entre las que se hallan los escudos reales de doña Juana y don Felipe. El Concejo de Baeza u órgano de gobierno compuesto por la asamblea de todos los vecinos con poder decisorio en los asuntos públicos fundamentales, basado jurídicamente en el fuero de Cuenca, cuyo contenido otorgaba mayor autonomía y libertades que el fuero de Toledo, ve progresivamente mermadas sus competencias en favor del Cabildo (sobre el que apenas puede influir la asamblea ciudadana), el cual, a su vez, las perderá en manos del Corregidor, representante directo de la corona con amplios poderes decisorios, ejecutivos y judiciales.

La CATEDRAL completa el gran conjunto histórico­artístico que es la Plaza de Santa María. Construida sobre la antigua mezquita aljama, que anteriormente había sido un templo pagano, ha sufrido numerosas transformaciones, siendo la más importante la realizada durante el siglo XVI, determinante del estilo renacentista que presenta en su fachada principal. La fachada oeste contiene los elementos más antiguos del recinto con la Puerta de la Luna, del gótico mudéjar (siglo XIII) y sobre ella un magnífico rosetón gótico del siglo XIV. En el muro sur se abre la Puerta del Perdón, gótica del siglo XV. Su interior de tres naves con bóvedas baídas corresponde al siglo XVI. Es de admirar el gran retablo barroco; la bellísima reja obra temprana del maestro Bartolomé, o la Custodia, minuciosamente cincelada en plata, finísima joya del arte barroco. En el recogido claustro se abren cuatro capillas mudéjares con decoración de atauriques e inscripciones cursivas árabes.

Entre calles empedradas y de blancas casas, la PUERTA DE UBEDA es uno de los casos restos, junto a la TORRE DE LOS ALIATARES, de la Baeza musulmana. Su recinto amurallado presidido por su Alcázar se abría en varias puertas: la del Alcázar, la del Azacaya, la del Cañuelo, la del Postigo con sus correspondientes Torres de la Fuensanta, los Aliatares y el «Torrico» de la Puerta de Úbeda. Sin embargo, las confrontaciones entre la nobleza baezana, dividida en dos grupos rivales, Benavides y Carvajales, recrudecidas entre los partidarios de Enrique IV e Isabel I tras la instauración en el trono de ésta, provoca en 1476 la orden de Isabel la Católica de «derribar sus fortalezas de manera que en ellas no quedase fortalecida cosa alguna contra la ciudad», orden que se lleva a cabo en 1477.

En la calle del Cardenal Benavides se alza el edificio del AYUNTAMIENTO, antigua Cárcel y Casa de Justicia. Declarado Monumento Nacional, éste palacio es uno de los ejemplos más originales y valiosos del plateresco andaluz. Está formado por dos cuerpos separados por una imposta acanalada; en el inferior se abren las dos puertas de acceso la de la izquierda a la antigua cárcel y la de la derecha a la Casa de Justicia. El cuerpo superior presenta cuatro balcones ordenados al modo serliano entre los que se hallan los escudos de Felipe II, el del Corregidor don Juan de Borja y el de la ciudad.

Muy cerca, las formidables ruinas vandelvirianas de SAN FRANCISCO están consideradas como modelo del renacimiento andaluz. A pesar de su estado (un terremoto a comienzos del siglo XIX y la ocupación y saqueo por parte de las tropas francesas) es posible admirar su grandeza e intuir la cúpula y la nave con columnas de bastoncillos desiguales, característicos de Vandelvira.

Calle de san Andrés Baeza-Jaén
Pasear por Baeza es descubrir a cada paso su inacabable conjunto monumental: San Pablo, San Ignacio, El Salvador del gótico mudéjar, San Andrés con una bella portada del primer plateresco y en donde se conservan nueve valiosas tablas góticas sevillanas de la segunda mitad del siglo XV; el Convento de la Magdalena, sus espléndidos palacios, sus casas solariegas ... todo ello perfectamente ambientado en sus calles umbrías y silenciosas, con su color dominante de piedras doradas que conservan la intensa historia y las sugestivas leyendas de esta antigua y noble ciudad.

GASTRONOMIA Y FIESTAS

La Cocina de Baeza, variada y original, presenta sabrosos platos sabiamente condimentados y enriquecidos con la buena verdura de sus huertas: las «alcachofas con panecillos» estos de pan rallado, huevo, azafrán y perejil; el «bacalao al estilo de Baeza» con un sofrito de cebolla y tomate con pimiento morrón y piñones; el estofado de ternera, la carne con tomate ... En Semana Santa son típicas las «cazuelas», plato de habas y garbanzos cocidos y picados, amasados con cebolla, calabaza, berenjenas y tomates y adornados con piñones y ajonjolí. Como postres las finas «gachas», las empanadas de «cabello de ángel», o el riquísimo «paté» de frutas, acompañados con un delicioso aguardiente de uvas o de guindas.

Entre las diversas fiestas que Baeza celebra a lo largo del año -Semana Santa, Corpus Christi, Fiestas Patronales en Honor de Santa María (feria de Agosto)- es la Romería de La Yedra), en honor del Santísimo Cristo de La Yedra y de la Virgen del Rosell, el siete de septiembre, la de mayor arraigo y tradición popular. Las fiestas comienzan unos días antes con el traslado de la Virgen desde La Yedra a Baeza. El día de la romería por la mañana es sacada en procesión de la iglesia de San Pablo la Virgen del Rosell, seguida por numerosos romeros que entre cantes y bailes recorren las calles de Baeza. A primeras horas de la tarde se concentran las cofradías de La Yedra, Baeza y otros pueblos de la comarca que, formando una colorida y alegre comitiva de vistosas carreteras enjaezadas, amazonas y jinetes ataviados con el típico traje, se dirigen, entre huertas y olivos por una estrecha carretera sombreada por frondosos árboles, a La Yedra a pocos kilómetros. Allí se visita el Camarín del Cristo y se celebran variados festejos relacionados con el caballo, concursos, bailes, verbenas ... en un ambiente de la más pura tradición romera de Andalucía.
Plaza de Pópulo Baeza-Jaén

Dónde alojarte en Baeza





Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil