Islas Canarias, paraiso del golf
Canarias
Las Islas Canarias, paraíso de incomparable belleza, acogen seis campos de golf ideales para los amantes de este bello deporte debido a los emplazamientos naturales en los que se encuentran.
Els Blaus de Roses

canarias, islas canarias, paraiso del golf

Las Islas Canarias, paraíso de incomparable belleza, acogen seis campos de golf ideales para los amantes de este bello deporte debido a los emplazamientos naturales en los que se encuentran. La luz, uno de los mejores atributos de las también conocidas como "Islas Afortunadas", crea entre los campos y los parajes que los rodean una atmósfera espectacular. Y el clima: los 22º C de temperatura media anual y los pocos días de lluvia posibilitan la práctica del golf en todos los meses del año. Un privilegio que no se da en ningún lugar del resto de Europa.

La magnífica infraestructura turística de las islas, con apartamentos y hoteles de las más alta categoría, y, cómo no, el sol, la playa y un sinfín de alternativas en plena naturaleza son los complementos que hacen de Canarias el auténtico "Paraíso del Golf". Descúbralo...

Muy cerca de la costa africana, a tan sólo dos horas de vuelo de la península Ibérica y a cuatro de Europa, se encuentra un paraíso natural formado por un conjunto de islas asombrosamente diferentes entre sí: las Islas Canarias, una de las diecisiete comunidades autónomas que forman España, país al que pertenecen desde el siglo XV. Las islas estaban pobladas por aborígenes a los que se conoce genéricamente como Guanches. Los Reyes Católicos completaron a finales de dicho siglo la conquista del Archipiélago, iniciada por los normandos Jean de Bethencourt y Gadifer de La Salle a comienzos del mismo siglo XV.

Canarias se muestra como la suma de playas y nieve, de rocas y arenas, de desiertos y bosques, de montañas y llanos, de microclimas. Es un continente insular, donde todas las islas se complementan sin dar a conocer por separado lo que afortunadamente tienen en conjunto.

El juego del golf en las Islas Canarias tiene su origen en las íntimas relaciones comerciales que existen desde el siglo pasado entre éstas y las islas Británicas. Los comerciantes aquí instalados mantenían sus costumbres muy arraigadas, por  lo que, con la colaboración de familias canarias, se construyeron los primeros hoyos del que sería también el primer campo de golf de España: El Real Club de Golf de Las Palmas.

Reconocidos jugadores y diseñadores han ubicado estratégicamente los cinco campos restantes, repartidos en tres de las siete islas canarias, y que hacen las delicias de profesionales y aficionados, conocedores de los requisitos necesarios para un excelente hoyo. La larga tradición golfística de Canarias hace que sus campos tengan unas magníficas dotaciones y sean capaces de satisfacer cualquier necesidad, surgida tanto al practicar este deporte como al realizar otras actividades complementarias.

La naturaleza en Canarias es prodigiosa, y de ello se benefician los deportistas que practican el golf en nuestros campos. La diversidad de los paisajes de las islas es una peculiaridad que se convierte en ventaja al posibilitar el juego junto al mar, cerca de maravillosas playas con una brisa refrescante, o hacerlo en uno de los campos situados en los interiores rodeado de montañas y valles con frondosa vegetación.

La especialización turística es Las Islas proporciona una avanzada infraestructura de servicios que satisface cualquier exigencia. Hoteles, bungalows y apartamentos de las más altas categorías, restaurantes especializados en comida típica canaria y cocina internacional, instalaciones deportivas y gran ambiente nocturno de casinos, discotecas y salas de fiesta. Además, una moderna red de transportes y carreteras posibilita la práctica del golf en los diferentes campos, según sus características, sin tener que cambiar de residencia. Allí, el disfrute de unas vacaciones golfísticas con todo tipo de comodidades está garantizado.

Combinar el golf con cualquier otra actividad es posible en Canarias debido a las variadas ofertas de ocio existentes. La práctica de todo tipo de deportes, (hípica, mountain bike, tenis, deportes náuticos, etc.); realizar excursiones a pie o en automóvil, que sorprenderán por los hermosos  cambiantes paisajes, fruto de la variedad climática de cada isla; asistir a cualquiera de los numerosos acontecimientos culturales de reconocido prestigio a nivel europeo como el Festival de Opera, el Festival de Música de Canarias, el Festival de Cine Ecológico, el Festival de Zarzuela o a encuentros internacionales de Danza y Teatro; visitar museos; ir de compras; gozar del sol y la playa o incluso aventurarse a conocer otra isla regresando el mismo día, gracias a las rápidas y modernas conexiones interinsulares marítimas y aéreas. Todo está al alcance en Canarias.

EL CLIMA

Las Islas Canarias están sometidas a los vientos alisios, frescos y húmedos, los cuales influyen de manera casi milagrosa en la suavidad de las temperaturas, y prueba de ello son los 22.3º de promedio anual. El juego de los vientos alisios con las brisas marinas y la refrigerante corriente del Golfo dan lugar a veranos cálidos pero no calurosos e inviernos templados que oscilan entre los 17º y los 21º, produciendo situaciones realmente insólitas: disfrutar de fantásticas playas mientras nieva en las cumbres o encontrar en una misma isla un sol radiante a pocos kilómetros de espesas brumas que refrescan la curiosa flora canaria. Es el llamado fenómeno de los microclimas. La singular vegetación de las islas debiera ser la típica de zonas tórridas, por la cercanía al Sáhara africano, distante tan sólo 90 kilómetros del punto más próximo de la costa canaria. En cambio, la naturaleza ha sido generosa con este Archipiélago y nos encontramos con un vergel en medio del Atlántico, que, además de otros muchos alicientes, tiene la temperatura ideal para la práctica del golf en cualquier época del año.

TENERIFE

Tenerife es la isla de mayor extensión de Canarias. Su gran variedad de paisajes y ambientes climáticos están presididos por el pico Teide, cercano a los 4.000 metros de altitud; se encuentra enclavado dentro del impresionante Parque Nacional del Teide, otra de las maravillas naturales del Archipiélago. Tenerife nos presenta tres magníficos campos de golf, situados en dos entornos muy diferentes: uno, al norte, en la zona más verde y fresca de la isla, y dos, más al sur, bordeados por el mar y por barrancos. Todos con excelentes dotaciones, junto a urbanizaciones de lujo y muy cercanos a los aeropuertos.

Real Club de Golf de Tenerife

Este campo dista tan sólo 16 kilómetros de la capital de la isla, Santa Cruz de Tenerife, y 24 de la ciudad turística del Puerto de la Cruz. Se encuentra en el área más verde de la isla, entre pinos, laureles, pinos canarios y eucaliptos de grandes dimensiones, y gran parte de él está flanqueado por pequeños y profundos barrancos. El Real Club de Golf de Tenerife se fundó en 1932, aunque la práctica del golf en esta isla se remonte a principios de siglo debido a las estrechas relaciones comerciales con las Islas Británicas. De hecho, las costumbres del club recuerdan en buena parte esta ascendencia inglesa, y lo hacen especialmente familiar y acogedor. El campo fue diseñado por varios jugadores de prestigio del club, como Andrés Alberto, Alberto Lucena, Joaquín Laynez y Aureliano Yanes, habiéndose modificado en los últimos años una buena parte de su recorrido. Anualmente y como homenaje al profesional de este club y ex-jugador del circuito europeo Tito Abreu, se celebra el Pro-Am Tito Abreu, en el que participan los mejores profesionales españoles. También ha sido sede de campeonatos del Calendario Español Nacional e Internacional Amateur. El clima en el Real Club de Golf de Tenerife es fresco y con poco viento en los meses de invierno, y tibio y soleado durante la primavera.

Amarilla Golf & Country Club

Amarilla es un extenso campo tipo links con espectaculares vistas sobre el mar, donde la mayoría de los hoyos bien lindan con éste, bien lo cruzan. Lo bordean barrancos y lujosas urbanizaciones, con instalaciones que permiten la práctica de otros deportes como la hípica, el tenis, el squash, la natación o la vela. En este campo, diseñado en 1990 por Donald Steel, no existe mucha vegetación y hay pocos bunkers, de arena, aunque muy bien colocados lo que exige golpes certeros para la entrada en green.

Amarilla Golf & Country Club fue sede en 1990 del II Open de Tenerife, perteneciente a la P.G.A European Tour, en el que participaron los más destacados jugadores europeos de aquel año.

Su clima es cálido y soleado durante todo el año y goza del refrescante privilegio de la siempre presente brisa marina.

Golf del Sur

Golf del Sur, inaugurado en 1978, fue diseñado por José Gancedo, célebre ganador en seis ocasiones del Campeonato de España Amateur Individual. El lugar elegido para su construcción fue, en otro tiempo, una zona desértica situada junto al mar, donde 800.000 m2 están ocupados por los 27 hoyos y la misma superficie por complejos residenciales, apartamentos, villa, hotel y una completa escuela de Golf.

La vegetación del campo es autóctona de la isla: palmeras canarias, dragos, cactus, cardones y tuneras, y toda su superficie está plantada de bermuda, siempre bien cortada, resultando un campo de competición digno de la P.G.A  European, a la cual pertenece, y de los distintos Open que en él se celebran como  el Open de Tenerife de 1989, 1992 y 1993, venciendo José Mª Olazábal los dos primeros y Mark James el último.

El clima en Golf del Sur es agradable con pocos días de lluvia; sólo en verano suele soplar un viento muy apreciado por los windsurfistas que gustan de navegar en la cercana e internacionalmente reconocida playa de El Médano, que obliga  a pensar cada golpe para no cometer errores.

GRAN CANARIA

La isla de Gran Canaria, además de sus hermosas playas, cuenta con una gran variedad de paisajes en los que se apoya la actividad turística, con sol todo el año y suaves temperaturas. Es un "continente en miniatura", dada la variedad climática y paisajística que determinan la altura, la orografía y la orientación de sus vertientes.

Gran Canaria cuenta con dos fantásticos campos de golf en dos enclaves totalmente opuestos: uno, en el interior de la isla, rodeado de particular vegetación; otro, al sur, en lo que es la mayor zona turística de España, lindando con maravillosas playas, excelentes urbanizaciones y centros deportivos y recreativos donde la oferta de ocio es inagotable.

Real club de Golf de Las Palmas

A 400 metros de altitud, al borde de un volcán y en un paraje natural de inigualable belleza, se encuentra el club de golf más antiguo de España: el Real Club de Golf de Las Palmas. Su ubicación en la isla es céntrica con respecto a la capital, Las Palmas de Gran Canaria, distante tan sólo 14 kilómetros, y al aeropuerto, igualmente cercano. Su fecha de inauguración se remonta al año 1891, y 66 años más tarde, en 1957, el club se traslada a su actual emplazamiento, encargándose Mackenzie Ross de diseñar el nuevo campo.

Por su singularidad y belleza, este club es un paraíso para los amantes de este deporte: impresionantes vistas a espacios volcánicos y a las cumbres de la isla y la presencia, a muy pocos metros, del espectáculo natural del Cráter de Bandama. Sus dotaciones son excepcionales, siendo lugar de encuentro para golfistas de fama mundial como Severiano Ballesteros, Olazábal, Ian Woosnam, Sandy Lyle, John Ball, Cañizares, Harold Hilton y Cristy O´Connors entre otros, y, en su larga y dilatada historia, ha sido sede de importantes torneos (Campeonatos Dobles de Profesionales Españoles en 1981 y 1983, campeonato del Volvo Tour Español en 1986, 1987 y 1988, Skins Game del Centenario entre Ballesteros, Olazábal, Lyle y Woosnam y el Centenario Copa Palmer en 1994) y varias competiciones amateurs del Calendario Internacional Español.

Campo de Golf Maspalomas

El Campo de Golf Maspalomas está situado al sur de la isla de Gran Canaria, junto a las famosas Dunas de Maspalomas y en medio de la zona turística más importante de Canarias, donde se encuentran los famosos complejos de San Agustín, Playa del Inglés, Maspalomas, Puerto Rico, y Mogán. Todo ello convierte al Campo de Golf Maspalomas en el lugar ideal para pasar unas vacaciones golfísticas complementadas por una amplia oferta de ocio, con urbanizaciones de alta categoría que proporcionan todo tipo de comodidades. El campo, también diseñado por Mackenzie Ross, fue inaugurado en 1968 y es un verdadero centro de interés golfístico a nivel internacional.
Su clima es soleado todo el año, con pocos días de lluvia y refrescado por la brisa del mar. La vegetación consiste en bellas palmeras canarias y washingtonianas, pinos canarios y marítimos, cipreses, jacarandas y dragos salpicados de color por hibiscos, bellasombras, siemprevivas y buganvillas. Sus bunkers son grandes y de suave arena amarilla y están estratégicamente colocados. El Campo de Golf Maspalomas fue sede del Campeonato de España Infantil Masculino y Femenino en 1991, y en verano hay un amplio calendario de torneos.

LANZAROTE

Lanzarote ofrece un paisaje peculiar y subyugante, único en el mundo, casi lunar, milagrosamente fertilizado por la mano del hombre. Esta isla "aprisionó" la capacidad creativa del artista César Manrique, quien dedicó buena parte de su trabajo a hacer de ella un paraíso para turistas y canarios. Es la "isla de los mil volcanes" y en algunos puntos  

-Roque Hilario- es posible cocinar sobre el suelo sólo con el calor subterráneo. El Parque Nacional de Timanfaya, entorno volcánico de insólita belleza, es uno de los cuatro existentes en Canarias. Entre maravillas naturales y muy cerca del aeropuerto, se ubica un campo de golf magníficamente integrado en el característico paisaje de la isla.

Club de Golf Costa Teguise

Este particular campo está ubicado en la zona norte de la urbanización Costa Teguise, uno de los complejos turístico-residenciales mejor proyectados de Canarias y dista tan sólo 16 Km. del aeropuerto. Diseñado por el británico John Harris, su construcción, en las laderas de un viejo volcán con vistas al océano, se ejecutó entre los años 1978 y 79. El campo del Club de Golf Costa Teguise es excelente no solamente por su diseño actual, sino por las buenas condiciones en las que siempre se encuentra. Es un paraje engrandecedor, donde se aprecia la naturaleza en su máxima expresión y la misma naturaleza cuidada y mantenida por el hombre, tal y como César Manrique inculcó a todos los lanzaroteños. Este campo ha sido sede de importantes campeonatos, destacando la inauguración oficial del campo en 1980 con un Pro-Am al que asistieron los mejores jugadores españoles, el Torneo B.M. W. Golf Internacional, en 1992 (torneo amateur más grande del mundo) y, en 1993, el Campeonato de Canarias, también con la participación de las más relevantes figuras amateurs de todo el territorio español.

Actualmente, se contemplan varios proyectos, de inmediata ejecución, para la construcción de nuevos campos en el Archipiélago. Esto facilitará la práctica del golf en las cuatro islas restantes, que son, hoy en día, una de las alternativas más interesantes para el golfista: la aventura y el conocimiento de marcos diferentes y espectaculares.

Fuerteventura es uno de estos excelentes destinos turísticos. Sus playas de blancas arenas y aguas cristalinas son las más extensas de las Islas y bordean la totalidad de su perímetro costero, en el que se ofrece la rica gastronomía canaria relacionada con el mar, y las grandes planicies abiertas salpicadas de molinos de viento.

La isla de La Palma es quizás la más exótica del Archipiélago. Conocida por su vegetación exuberante como "La Isla Verde", posee una de las reservas naturales más singulares del mundo: el Parque Nacional Caldera de Taburiente, un inmenso cráter de 28.000 mts. de circunferencia que alberga especies animales y vegetales únicas.

La Gomera es una pequeña isla de forma circular. Sus costas están formadas por impresionantes acantilados que caen sobre el mar y que contrastan con los densos bosques del interior. En ella se encuentra otro de los Parques Nacionales de Canarias: Garajonay, que conserva uno de los más importantes conjuntos florísticos del Archipiélago, con la mayor reserva de laurisilva del mundo.

El Hierro es la isla más occidental de Canarias, considerándose hasta el descubrimiento de América como el final del mundo conocido. En sus abruptas costas, los amantes del vuelo libre han encontrado las condiciones idóneas para la práctica de este fascinante deporte. Sin embargo, El Hierro, con sus altas llanuras, sus viejos bosques de fayas y brezos y sus espectaculares formaciones de lava erosionada por el viento, es una isla que invita al sosiego y la tranquilidad.

Con la confianza de que estas informaciones le sean de máxima utilidad, esperamos que venga a Canarias y disfrute de la naturaleza y de su deporte preferido: el golf. Sentir la brisa del mar mientras se concentra en hacer un buen hoyo, relajar la vista con los espectaculares paisajes interiores o hacer un buen par en pleno mes de diciembre para luego tomar un baño en la playa son algunas de las peculiaridades que ofrece Canarias. Y sus gentes, cálidas y siempre dispuestas a hacer más agradable, si cabe, la estancia de nuestros visitantes. Hasta pronto. Kilómetros de verde césped le esperan.

Dónde alojarte en Gran Canaria
Hotel Meliá Tamarindos
Las Palmas de Gran Canaria

Hotel Iberostar Costa Canaria
San Bartolomé de Tirajana

Aparthotel Sol Barbacán
San Bartolomé de Tirajana

AC Hotel Iberia Las Palmas
Las Palmas de Gran Canaria

AC Hotel Gran Canaria
Las Palmas de Gran Canaria

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil