Irlanda, vive una vida diferente
Irlanda
Irlanda es la magia forjada por la historia, la magia que pervive en nuestra música y en nuestras canciones. Es el brillo vivaz en la mirada de un pueblo que ama la vida y sus placeres, grandes y pequeños.
Els Blaus de Roses

irlanda, irlanda, vive una vida diferente

¿HAY MAGIA EN EL AIRE?

Claro que la hay. Es la magia forjada por la historia, la magia que pervive en nuestra música y en nuestras canciones. Es el brillo vivaz en la mirada de un pueblo que ama la vida y sus placeres, grandes y pequeños.

El recuerdo de tus vacaciones en Irlanda permanecerá contigo mucho tiempo después de volver a tu país.

¿ME SENTIRE COMO EN CASA?

Te sentirás como en tu casa en cuanto pises suelo irlandés. Descubre la libertad de los grandes espacios abiertos, a los que siempre es fácil llegar y que en nuestro país nunca están muy lejos.

Somos un pueblo isleño, abierto al mundo, capaces de sentir empatía con otras culturas, sabemos quién eres tú, de modo que esté donde esté tu casa, mientras estás aquí te acogemos como a uno de los nuestros.

Antiguo monumento en Glandore, condado de Cork. Turismo de Irlanda
¿ESTÁS DISPUESTO A DEJARTE LLEVAR?

Verás como poco a poco empiezas a disfrutarlo todo de otro modo. Aprenderás el arte de relajarte, lo que no tardará en ser como una segunda naturaleza a medida que disfrutas de unos paisajes preciosos y del trato que te dispensa el amigable pueblo irlandés, para quien disfrutar es una manera de vivir.

¿DÓNDE SE UNEN EL PASADO Y EL FUTURO?

Por toda Irlanda encontrarás puertas que te conducirán a otras épocas. Por ejemplo, podrás contemplar el Libro de Kells, elaborado por monjes irlandeses que recorrieron el mundo antiguo para difundir el conocimiento y la cultura.

Powerscourt, Condado de Wicklow
Y los dólmenes y cruces celtas, que abundan por todo el país, y qué decir de las abadías milenarias y los monasterios y castillos medievales, nobles vestigios que nos hablan de los tiempos en que Irlanda era tierra de santos y sabios.

¿CUÁNDO LA VISITARÉ?

Irlanda merece ser visitada en cualquier época del año. Si visitas nuestro país en el verano, no te cansarás de contemplar los lagos de aguas cristalinas que parecen espejos, el verde esplendor estival de los montes y valles. O, si lo prefieres, disfruta de la alegre y brillante luminosidad de la primavera, tan fresca y colorida, cuando cada flor que asoma sugiere un nuevo comienzo.

También puedes recrearte ante la suave caída de las hojas en la gloria dorada de los bosques otoñales. Y en invierno, nada mejor que acomodarte delante de la animosa lumbre de una chimenea con una bebida reconfortante y en buena compañía mientras, afuera, la lluvia reaviva la tierra.

SI VISITO DUBLÍN, ¿ME CONVERTIRE EN POETA?

En Dublín, ciudad moderna y pujante donde las haya, sigue vivo el legado de una literatura y un folclor milenarios. Una estancia en esta espléndida ciudad te inspirará a coger lápiz y papel, una ciudad en la que tantos estilos arquitectónicos - el medieval, el georgiano y el moderno - conforman algunos conjuntos verdaderamente magníficos.

Además, desde Dublín se llega fácilmente al maravilloso entorno paisajístico que lo rodea.

Y LOS RÍOS, ¿CORREN O PASEAN?

Los nombres de los ríos son evocadores de tiempos pasados, pero siempre presentes - el Barrow, el Suir, el Slaney. Disfruta de un crucero por el río Shannon, así descubrirás pequeños pueblecitos y ciudades, siempre contra un trasfondo de valles llenos de encanto, verdes prados y frondosos bosques.

Y si te apetece pasear tranquilamente a la orilla del mar, envolverte en el azul del mar y del cielo, puedes hacerlo a lo largo de kilómetros de playas arenosas salpicadas de calas recónditas.

Casas pintorescas en Cobh, Condado de Cork. Turismo de Irlanda
¿A QUÉ DISTANCIA ESTÁ EL ATLANTICO?

Estando en los últimos confines de Europa, la vista abarca el infinito.

¿En qué otro lugar podrías encontrar una costa tan espectacular, donde rompen las grandes olas procedentes de la Corriente del Golfo, donde la naturaleza nos regala un paisaje tan agreste y salvaje, de belleza inigualable? Descubrirás Cork y Kerry, y te seducirá la cadencia melodiosa del habla de sus habitantes.

¿CADA HOGAR ES UN CASTILLO?

Tal vez cada hogar no sea un castillo, pero cada castillo es un hogar desde el que, hace siglos, los reyes irlandeses regían los destinos de la nación.
En este lugar hasta puedes convertirte en un barón o una noble dama feudal y asistir a una cena medieval. O navegar sosegadamente por el Shannon y adentrarte en los misterios del río más largo de Irlanda.

¿DE QUÉ COLOR SON LAS COLINAS?

Aquí el verde tiene 40 tonalidades, y las irás viendo todas al dirigirte hacia el Oeste.

No dejes de visitar Connemara, que es famoso por su mármol, su hermosa costa y sus islas, así como por el entrañable sentido del humor de sus habitantes. Sal a pescar en el mar, o visita una de las islas, y te descubrirás ..... a tí mismo.

¿CUÁN AZUL ES EL MAR?


Te espera la magnífica belleza de la costa Noroeste, tan salvaje y natural como te la imaginas.

¿Por qué no permanecer aquí un poco? Podrás conocer la tierra de Yeats, el lugar que inspiró algunos de sus más bellos poemas y donde se encuentra uno de los lugares más interesantes de Irlanda, el Ben Bulben.

¿ES SÓLO VERDE SIN MÁS?


La variedad de colores queda reflejada en los ricos pastos y la suave campiña de las zonas del centro. Observa el contraste entre el hermoso paisajismo de los jardines y la naturaleza desinhibida de los pantanos.

Rodea con tus brazos una cruz del siglo VI o un "round tower": incluso puedes contemplar la salida del sol desde la tumba megalítica de Newgrange, de 5.000 años de antigüedad. Y también puedes divertirte en las carreras de caballos, que en esta región se celebran varias veces al año.

SI ME ALOJO EN UN CASTILLO, ¿ME SENTIRÉ COMO UN REY?


Es posible porque te tratarán ... a cuerpo de rey, ya sea en un hogareño "Bed & Breakfast", un castillo suntuoso, un hotel familiar o una granja. En todas partes podrás disfrutar de la buena cocina irlandesa y, por supuesto, del famoso desayuno irlandés.

¿Por qué no hospedarte en una de las grandes casas señoriales de Irlanda?

SI COMO OSTRAS ¿ENCONTRARÉ UNA PERLA?

Disfruta del estupendo marisco irlandés, que procede del mar más limpio de Europa. Existen restaurantes en todo el país que ofrecen una variedad de platos tradicionales e internacionales además de las frutas y hortalizas frescas que se cultivan en la tierra más verde de Europa.

Los hostales y casas de hospedaje de Irlanda son ideales para familiarizarse con la comida casera irlandesa. El salmón ahumado 'al roble' o el queso de granja, elaborado artesanalmente, acompañados del tradicional pan integral, junto con una "pinta" de cerveza, te proporcionarán el verdadero sabor de Irlanda. Si te gusta, también puedes hacer camping, o, si quieres vivir una experiencia verdaderamente personal e íntima de Irlanda y sus paisajes, viajar en un carromato tirado por caballos.

¿QUÉ HARÉ?...

Las opciones son múltiples. Por ejemplo, puedes alquilar una bicicleta y salir al encuentro del paisaje a tu aire, practicar el buceo en un centro de aventuras y vivir las emociones del submarinismo, realizar un crucero por el río Shannon, o salir de caza, o de pesca al río o al mar. Ese anzuelo que se sumerge en el agua, ese tirón que se siente en el sedal, señal inequívoca de que has pescado algo ...

... CUANDO LLEGUE?

o ponerte a prueba en uno de los numerosos links y grandes campos de golf, algunos de los cuales son famosos en todo el mundo, montar a caballo, ir de excursión, hacer senderismo, surfing, ir en un yate.

Sea lo que sea lo que quieras hacer cuando llegues a Irlanda, aquí lo tienes todo, esperándote.

¿Y SI QUIERO RELAJARME Y TOMÁRMELO CON TRANQUILIDAD?

Puedes hacer tanto, o tan poco, como quieras. Eres libre de ponerte a leer tu novela favorita bien acomodado en un acogedor sillón, o pasar un rato agradable charlando con algún lugareño, o simplemente instalarte delante de una espléndida chimenea y sumergirte en tus pensamientos mientras contemplas el fuego. O tal vez aprovechar para escuchar algo de música tradicional, pasar la tarde de compras o salir a cenar en uno de los muchos y excelentes restaurantes. Claro que también un festival de cine, la ópera, una exposición de pintura o escultura, un concierto de jazz, una obra de teatro o una degustación de ostras puede ser lo que buscabas para disfrutar de una experiencia verdaderamente divertida.

Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil