Irlanda, Último día Waterford - Dublín
Irlanda
Nuestro último día de viaje nos llevará por varios pequeños condados de Leinster por los que pasaremos camino a Dublín, con varios puntos muy visitables.
Els Blaus de Roses

irlanda, irlanda, Último día waterford - dublín

Día 7: Waterford- Dublín (132 kms)

Nuestro último día de viaje nos llevará por varios pequeños condados de Leinster por los que pasaremos camino a Dublín, con varios puntos muy visitables.  

Cogeremos la Autovía M9 dirección Dublín, carretera que nos va a servir de canal de conocimiento en nuestro último día de viaje en coche. Será un viaje muy entretenido, pues a la comodidad de la magnífica vía en la que vamos (tras días de carreteritas a veces tan pintorescas como tortuosas) se le añade que orillando la M9 tendremos gran cantidad de posibles visitas, y algunas de ellas realmente merecen la pena.

 Al poco de salir de Waterford, a la altura de Knocktopher, nos desviaremos hacia el este, por la pequeña carretera R699, dirección “Jerpoint Abbey” (la abadía de Jerpoint), un notabilísimo y bello ejemplo de arquitectura religiosa antigua, parcialmente en ruinas, que son monumento nacional y que tienen un destacable centro de visitantes.

Lo más sensato es volver por donde se ha venido para volver a enlazar con la M9 y continuar nuestro camino al norte. Poco después, en la siguiente salida para la ciudad de Kilkenny, tomaremos la salida para visitar su bonito y señorial castillo.

El castillo está en estupendas condiciones y es ahora un maravilloso sitio de recreo pero, como todos los de Irlanda, al principio no lo fue en absoluto, y fue otro de los innumerables castillos tomados por las fuerzas de nuestro ya viejo amigo Cromwell. Precisamente los deterioros que en el causaron su asedio hicieron que se restaurara en la forma de mansión señorial que ahora tiene.  Como curiosidad, decir que en él nació la abuela de la archiconocida Ana Bolena. Más recientemente, en los sesenta, Mick Jagger pasó una noche de fiesta en el propio castillo.

Seguimos nuestro camino y, tras pasar brevemente por el condado de Carlow, en donde podemos detenernos un poco en la capital del mismo nombre que el condado o incluso visitar su famoso “Brownshill Dolmen”, también muy cerca de nuestra carretera a Dublín. Se trata de una pequeña tumba megalítica que data del 4000 antes de Cristo y que podemos encontrarnos si salimos brevemente por la R726.

Volviendo a la M9, atravesaremos el condado de Kildare, famoso por ser la cuna de uno de los deportes que más apasiona a los irlandeses: las carreras de caballos. De hecho, no será difícil ver en sus enormes y verdes planicies grandes masas de caballos. La última población antes de ingresar en el condado de Dublín, final de nuestro viaje, es Naas, un pueblito que marca el final del condado de Kildare, y que tienen algunos pubs bastante notables.

Si tenemos la suerte de haber podido obtener un vuelo tardío, tendremos el tiempo justo de llegar al aeropuerto, bien señalizado y muy cercano a la capital, dejar el coche y regresar. Si, por el contrario, el vuelo es matutino, es muy recomendable descansar en un hotel adyacente o muy cercano al aeropuerto, para al día siguiente, partir hacia España sin contratiempo alguno.

Cliffs of Moher. Doolin. Condado de Clare
Fotos y Texto Antonio Pérez Gómez


Estás leyendo: Irlanda, Último día Waterford - Dublín



Tipo de viaje
Guárdame en el móvil
Comentarios:
Javi 18-06-2012
fantástica guía de Irlanda
Responder