Holguín, la llegada de Colón
Cuba
La belleza y el tono verdeazuloso de sus aguas son atributos que identifican a las playas del norte de Holgín, una región generosamente beneficiada por la naturaleza. Fue en Bariay donde desembarcó Cristóbal Colón en 1492.
Els Blaus de Roses

cuba, holguín, la llegada de colón
La belleza y el tono verdeazuloso de sus aguas son atributos que identifican a las playas del norte de Holgín, una región generosamente beneficiada por la naturaleza. Fue en Bariay, una caleta paradisíaca de su litoral, donde desembarcó Cristóbal Colón en 1492.

A lo largo de más de 40 km de costas con excepcionales características, el litoral norte de la región turística de Holguín reserva al visitante 41 playas, entre las cuales Guardalavaca y Playa Esmeralda han ganado un merecido espacio en el concurrido mercado caribeño.

La singular topografía ondulada, que realza su valor paisajístico, distingue a Guardalavaca, una playa de 700 m de largo muy cerca de la cual existen otros atractivos de carácter arqueológico e histórico-natural. Playa Esmeralda, en tanto, alcanza 900 m de longitud y está protegida por barreras coralinas y escoltada por escarpes, acantilados y abundante vegetación de sombra.

Diversion para niños y mayores en las playas de Holguin
Playa Pesquero es pródiga en zonas de paisaje submarino, áreas de pesca y tiene lugares privilegiados para observar interesantes elementos naturales como la Silla de Gibara y la Mezquita; Don Lino integra en perfecta armonía los espacios libres, la arquitectura y el entorno, mientras Playa Blanca se encuentra muy cerca de Cayo Bariay y, el sitio donde primero pisó tierra cubana el almirante Cristóbal Colón, en su histórico primer viaje a lo que después se denominó el Nuevo Mundo.

Al noreste de Holguín se ubica Cayo Saetía, un auténtico monumento natural dotado con 12 playas totalmente vírgenes; mientras, al suroeste de la ciudad, el Parque Nacional La Mensura, en Pinares de Mayarí, muestra un impresionante contraste entre la vegetación de montaña tropical y densos bosques de pinos. La capital arqueológica de Cuba, Banes; la llamada Villa Blanca de Gibara y la propia ciudad capital, Holguín, son emplazamientos que realzan los valores turísticos de una región que preserva los encantos que tanto asombro y admiración causaron, hace más de medio milenio, al Gran Almirante de la Mar Océana, Cristóbal Colón.

Cómo Llegar:

Vuelos directos de América y Europa arriban al Aeropuerto Internacional Frank País, situado a menos de 70 km de las principales zonas de desarrollo turístico. Puede accederse desde otras regiones del país hasta el centro de la ciudad a través de la Carretera Central, y por vía marítima a la marina Gaviota de Bahía de Naranjo.

Para Conocer a Holguín:

En el litoral costero los baños de mar y la práctica del buceo y otros deportes náuticos son sólo parte del disfrute de una estancia que ha de ser memorable.

Porque allí hay oportunidad también de recorrer el sendero ecoturístico de Las Guanas; visitar el Chorro de Maíta, el más importante cementerio aborigen de Las Antillas; pasar un buen rato y hasta bañarse con los delfines en el parque natural Bahía de Naranjo. El Cuartelón y la Batería de Fernando VII, en Gibara; el Museo Indocubano Baní, en la localidad de Banes; la Loma de la Cruz, el museo La Periquera, el Valle de Mayabe, todos en Holguín, conocida también como la ciudad de los parques, son puntos que deben incluirse en el itinerario de un buen recorrido. Eso, sin dejar a un lado el Salto del Guayabo, que con más de 70 m de caída de agua es considerado uno de los más bellos e impactantes de la Isla.

Si el visitante desea conocer nuevos entornos marinos, es recomendable invitarlo a la playa Covarrubias, en la vecina provincia de Las Tunas (35 km al oeste de la ciudad de Holguín). Sus 4 km de longitud resaltan por la blancura de su fina arena, la transparencia del agua y el colorido de la vegetación típica de los ecosistemas costeros en esta zona nororiental cubana que posee, además, excelentes barreras coralinas

La capital provincial: Las Tunas, es la sede permanente del Festival Iberoamericano de la Décima Juan Cristóbal Nápoles Fajardo (El Cucalambé), una de las manifestaciones culturales por excelencia de los hombres del campo cubanos. En tránsito hacia la playa Covarrubias es dable apreciar extensas plantaciones de caña de azúcar y otras particularidades de la vida rural en Cuba.

holguin y el verdeazuloso de sus aguas
Para Disfrutar de Holguín:

La discoteca La Roca, en la propia Guardalavaca y el cabaret Nocturno, en Holguín, ofrecen posibilidades de distracción en las últimas horas del día, algo que nunca falta dentro de los hoteles del litoral. Un paseo en la noche por la ciudad puede llevarlo también al teatro Eddy Suñol, escenario de presentación habitual del Teatro Lírico provincial; al Rincón del Guayabero, pequeño club animado por la canción picaresca del conocido autor local Faustino Oramas a la discoteca El Pétalo, del hotel El Bosque o a disfrutar de las Brisas del Valle.

Restauración:

Son recomendables el Conuco de Mongo Viña, La Casa Criolla y el Mirador de Mayabe (cocina cubana); los restaurantes Cayo Naranjo, El Anda, El Cayuelo y El Faro (pescados y mariscos) y Pizza Novo (cocina italiana). La Taberna de Pancho especializada en platos elaborados a base de butifarra, es uno de los rincones emblemáticos de la cocina local.


Fuente: Ministerio del Turismo de Cuba

Poblaciones del reportaje
Zona
Guárdame en el móvil