Guatemala, arqueología
Guatemala
Poderosos soberanos habían señoreado sobre vastas poblaciones, grandes reinas habían tomado importantes decisiones políticas, sabios habían desarrollado un complejo sistema para contar el tiempo y para escribir las hazañas políticas
Els Blaus de Roses

guatemala, guatemala, arqueología
YAXHÁ

La selva es hija del agua, del agua delirante que se niega a dejar de besar la tierra. De este amor surgió Yaxhá, “agua Verde”,agua color de jade, agua preciosa y sagrada.

Esta ciudad se ubica entre la selva, al lado dela isla sagrada de Topoxté. Las une un lago de tersa superficie y en la isla se yerguen edificios antiguos, muy similares a los de las ciudades mayas de Yucatán, México; su templo C, de columnas aisladas, muestra detalles arquitectónicos propios del período post-clásico.

En Yaxhá las terrazas plazas escalonadas y calzadas ceremoniales cobran vida con el paso de los visitantes que una vez ahí, saborean el aliento del pasado. También en Yaxhá se levantó una de las construcciones más extensos del mundo maya: una acrópolis doble, rodeada de patios, plazas y edificios monumentales que se sitúa al sur.

NAKUM

Al norte de Yaxha está Nakum, ciudad con una calzada ceremonial que vincula dos complejos de edificios enormes; y al este destaca Naranjo, que cuenta con cinco acrópolis de considerables dimensiones.

Uaxactun, Guatemala
UAXACTÚN

Los astrónomos, matemáticos y arquitectos mayas poseían un gran conocimiento. De hecho, sólo a comienzos de este siglo se alcanzó una perfección equiparable a la del calendario maya. No sin razón son abundantes aquí las construcciones edificadas con propósitos astronómicos, tal como sucede con la estructura E-VII-B de este centro ceremonial, que tiene escaleras en los cuatros costados flanqueados por grandes mascarones de estuco y que sirve para fechar los equinoccios y solsticios.

Uaxactún se encuentra a 24 kilómetros al norte de Tikal y es uno de los sitios arqueológicos de mayor importancia en Guatemala: Uaxactún, u “Ocho Piedras” floreció enel período clásico que comprende del siglo IV al IX D.C estas referencias temporales pueden corroborarse en la inscripción de las estelas: la fecha más antigua se remonta al año 328 D.C. y la más reciente al 889 D.C. Asimismo, Uaxactún sobresale por la calidad de sus vasijas de barro policromado, las más bellas del mundo maya.

IXLÚ

Los mayas navegaron por mar, ríos y lagunas de su vasto territorio y alcanzaron el norte del golfo de México y las costas panameñas. Ixlú fue un puerto lacustre de gran importancia entre las lagunas de Petén Itzá y Salpetén. En este pequeño sitio, ubicado en la intersección del camino que conduce tanto a Tikal como a Melchor de Mencos y a la ciudad de Flores, se han descubierto algunas estelas y vestigios de construcciones mayas.

ZACULEU

En el Altiplano Occidental

Zaculeu fue estratégicamente erigida para poder ver desde ella al enemigo, allá a lo lejos. Su nombre, en lengua quiché, significa “tierra blanca” y aquí se encontraron numerosos entierros con cerámica y otros objetos preciosos de pirita, labrada con gusto e imaginación.

Iximche, Guatemala
IXIMCHÉ

Los cakchiqueles fueron poderosos guerreros y hábiles constructores de ciudades fortificadas. Iximché es prueba viviente de su creatividad y alma orgullosa, y a pesar de los temblores que ha resentido esta tierra, aún se conservan varios edificios de piedra cubiertos de estuco.

También es posible contemplar sus juegos de pelota, que fueron construidos alrededor de cuatro plazas, y adivinar los serios rostros de participantes y espectadores. El juego de pelota era un juego sagrado. La crónica indígena titulada “Anales de los Calchiqueles” remite la fundación de Iximché al año 1470. en la obra también se consignan las guerras constantes que estos luchadores mantuvieron con el reino quiché y otros pueblos enemigos.

En Iximché se fundó el primer asentamiento español sobre suelo guatemalteco, con el nombre de ciudad de Santiago quizá porque este apóstol de la cristiandad fue también un guerrero de Dios.

QUIRIGUÁ

En Izibal

He aquí un auténtico tesoro, tan excepcional y noble que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Las estelas de Quiriguá fueron labradas centímetros a centímetro y la capacidad de los talladores mayas hizo revuelo en estas piezas. Con belleza perfecta escribieron su historia y conservaron para el futuro el devenir de sus reyes y gobernantes. Aquí los altares son famosos, ya que tienen forma de animales que representan a dioses celestes. Por tal razón, este centro religioso alcanzó enorme importancia en los tiempos del esplendor indígena.

LA DEMOCRACIA

En la Costa Sur

Esta ciudad aún plantea interrogantes que no han sido resueltas de manera satisfactoria, como la razón por la que se encuentran sobre un prado lleno de flores, cabezas gigantescas de piedra con el ceño fruncido. Muchas de estas cabezas fueron encontradas cerca de ahí, en las fincas de Monte Alto y el Tránsito, y transportadas hasta este poblado. Todas están hechas de basalto y tienen los ojos cerrados. Aunque de rasgos distintos, estas 12 esculturas recuerdan a las encontradas en la costa del golfo de México y atribuídas a la cultura olmeca, antecesora de la maya.

EL BAÚL

En esta finca se hallaron varias cabezas gigantescas y monumentos de la cultura olmeca. Sobresalen la escultura de una figura humana al lado de un felino, así como diversos relieves de figuras decapitadas.

ABAJ TAKALIK

Nombre quiché que en español se traduce por “Piedra Parada” denomina a uno de los escasos centros arqueológicos donde pueden admirarse obras tanto de estilo olmeca como maya: estelas, altares conmemorativos con intrigantes inscripciones, calendarios y jeroglíficos de iconografía maya.

"DIOSES DIVINOS QUE DECIDÍAN EL AGUA CON LA LLUVIA; LA LUZ CON EL SOL; EL ALIMENTO CON EL MAÍZ, LA VIDA CON LA MUERTE..." POPUL-VUH

A esta tierra llegaron ellos, los hombres de maíz, los que buscaban construirse un rostro propio para ser reconocidos por los dioses. Aquí vinieron, a fin de elevar su espíritu hasta las estrellas y saborear su luz y conocer sus movimientos e influencias. En este lugar se quedaron a esculpir estelas y levantar templos a las deidades que protegían sus horas, sus noches, sus días y sus fiestas. Entre los aromas de orquídeas y bromelias, al lado de volcanes, ceibas, lagunas, ríos, grutas y cenotes, los mayas construyeron más de tres mil ciudades, practicaron el ritual del juego de pelota y se bañaron con vapor hasta dejar limpias sus pieles y corazones.

Ellos descifraron la órbita de Venus y del sol y conceptualizaron el cero.

Trabajaron con maestría el jade y plasmaron en los muros imágenes de singular belleza y significación trascendental. Ellos dieron nombre a cada piedra, cerro, árbol y flor de esta región. Aquí nacieron sus héroes. Aquí dejaron a sus herederos.

Los mayas convivieron armoniosamente con su entorno y erigieron una de las civilizaciones más refinadas del mundo y la historia.

En Guatemala está Tikal, la ciudad más grande y monumental de esta ancestral cultural. También aquí se adoró en su magnificencia el plumaje del quetzal y la figura del ocelote.

Los mayas levantaron piedras y les dieron vida. Su trabajo de cantera semeja la filigrana dela joya más exquisita, mientras que su cerámica e hilados capturaron la policromía del paisaje exuberante que les dio cobijo. Los mayas poseían el misterio del Mar Caribe, navegaron por ambos océanos y construyeron su dominio para dar fe de la grandeza del alma humana. Ese testimonio continúa maravillando al mundo.

Tikal, construcciones de pirámides.
TIKAL

En Petén

En Tikal los mayas elevaron sus pirámides hasta el cielo. El templo de la Serpiente Bicéfala de este sitio arqueológico alcanza los 70 metros de altura y desde ahí es posible percibir el sonido de la fronda: más de 300 especies de pájaros, monos aulladores, ocelotes, jaguares, tucanes, pavos ocelados, entre otros. Por su inmenso valor, Tikal ha sido declarado Patrimonio cultural y Natural de la Humanidad por la UNESCO.

Amanecer en Tikal es abrir una puerta misteriosa, donde el pasado parece volver y sus glorias se perciben entre las miles de rocas que conforman este centro: sólo su acrópolis norte abarca una extensión de 10,117 metros cuadrados. La extensión total de este sitio arqueológico es de 16 kilómetros cuadrados, en donde hay más de tres mil estructuras entre templos, altares, pirámides, palacios y habitaciones de múltiples usos.

La ubicación geográfica de tikal la convirtió en la ciudad comercial de mayor importancia. Su construcciones inició en el año 600 A.C., aunque se le ubica en el Período Clásico que va del 200 al 900 D.C Tikal estuvo habitada durante un milenio y su diseño arquitectónico es soberbio. Actualmente, esta ciudad se enclava en el Parque Nacional Tikal y cuenta con dos museos espléndidos. En uno de éstos puede admirarse la réplica de la tumba de un noble maya enterrado en el siglo VII, una de las paredes de esta cripta se halla decorado con jade exquisitamente tallado.

CEIBAL

Entre palmas de corozo, matorrales y la cortina verde fragante de la selva se encuentra el sitio arqueológico de Ceibal. En él los mayas construyeron la más bella estela del período Post-Clásico, hoy en perfecto estado. Para admirar su belleza hay que caminar por entre los senderos de la selva acogedora... al llegar, el pequeño observatorio está dispuesto a fin de entregarnos al lugar preciso de planetas, estrellas y galaxias.¡ que no habrá visto los ojos de los antiguos mayas desde Ceibal! Fue tan grande el embelesamiento que les produjeron sus observaciones, que se vieron impulsados a dejar piezas de cerámica y figurines antropomorfos de alfarería impecable.

Catedral metropolitana en Guatemala
COMO LLEGAR A GUATEMALA Y A SU RIQUEZA ARQUEOLÓGICA

A Guatemala se puede arribar por avión desde las principales ciudades del mundo; los vuelos internacionales aterrizan en el aeropuerto de la ciudad de Guatemala y en el de Santa Elena, Petén. Las líneas aéreas que sirven al país son American Airlines, Continental, Copa, Ibera, KLM, Mexicana, Grupo Taca, Delta, United Airlines y Aerocaribe.

Una extensa red de carreteras cruza el suelo guatemalteco para que usted vaya, en autobús o en un vehículo rentado, al encuentro con la arqueología.

Guatemala es el corazón del mundo maya, un área de casi 500 mil kilómetros cuadrados que ahora ocupan Belice, el salvador, la propia Guatemala, Honduras y los estados mexicanos de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán. Aquí usted encontrará prácticamente todo cuanto ha soñado para unas espléndidas vacaciones: mucho se interesantes vestigios arqueológicos: ciudades coloniales, playas, ríos subterráneos (cenotes) arte, cultura, una vasta gastronomía criolla y, sobre todo, gente amigable.

Por eso y mucho más le recomendamos que cuando viaje a Guatemala, procure visitar también las otras regiones cercanas: que vaya al encuentro con la naturaleza, el hombre y el tiempo.


Fuente: Instituto Guatemalteco de Turismo

Tipo de viaje
Guárdame en el móvil