Granada, muy popular por sus tradiciones
Granada - España
La provincia de Granada ofrece innumerables atractivos turísticos: la alhambra, uno de los monumentos más visitados de España y uno de los más bellos del mundo.Además cuenta con una de las mejores estaciones de esquí de Europa: Sierra Nevada
Els Blaus de Roses

granada - españa, granada, muy popular por sus tradiciones

GASTRONOMÍA DE GRANADA

Aunque quizá no constituyan el aspecto más destacable de la gastronomía local, las tapas que se sirven gratis en todos los bares de la provincia junto con el chato de vino o la caña de cerveza, Alhambra por supuesto, son un apetitoso símbolo de Granada que despierta los sentidos y se graba en la memoria del visitante. Cocina en miniatura, las tapas constituyen en sí mismas una manera informal de almorzar o cenar de forma variada y sabrosa. El tapeo en bares y tascas es para el granadino un rito social irrenunciable.
En cantidades más o menos abundantes, las cocinas regalan el paladar de sus clientes con platillos de caracoles guisados, patatas a lo pobre, pescadito frito y embutidos variados, por citar una mínima representación.

La gastronomía granadina con mayúsculas es tan variada y apetitosa como las tapas. Es una cocina con gran herencia árabe, generosa en especias, rica en sopas y potajes y especialmente golosa. Los productos de la fértil vega que circunda la ciudad de Granada son las base de muchos de los platos típicos locales, como las tiernas habas fritas con jamón, las pencas de acelga rellenas, los cardos, el remojón, la pipirrana y el indispensable gazpacho. Todo ello acompañado con el excelente pan de Alfacar. Especialidad de renombre en la capital es la Tortilla del Sacromonte, un plato no apto para paladares remilgados que se elabora, entre otros ingredientes, con sesos, criadillas y huevos.

El clima frío que imponen durante el invierno las cimas de Sierra Nevada ha propiciado una cocina de platos recios para reconfortar el cuerpo y el espíritu. El mejor ejemplo es la tradición Olla de San Antón, tan contundente que se come sólo durante un par de semanas al año. En su avío pocas partes del cerdo se escapan: oreja, rabo, tocino, morcilla, manitas… acompañadas  con habas secas, arroz e hinojo. De El Marquesado y el Altiplano son típicas las gachas pimentoneras, las migas, los guisos y asados de cordero segureño y el choto con ajos.

La gastronomía de la Alpujarra es por sí sola un reclamo turístico. Monumental es el jamón de Trevélez, curado en el pueblo más alto de la Península Ibérica. Aunque se obtiene de cerdos blancos, su calidad ha cobrado tal fama que se exporta fuera de las fronteras españolas.
Este manjar no falta nunca en la especialidad más reputada de la comarca, el Plato Alpujarreño, que se completa con lomo, chorizo, morcilla, huevos fritos y patatas a lo pobre.
Su contundencia exige acompañarlo con uno de los vinos de gran calidad que se elaboran en la zona.

La Costa Tropical también garantiza buenos pescados y mariscos en las mesas granadinas. De excepcional calidad son las quisquillas, cigalas y gambas blancas de Motril, que sólo precisan de un golpe de plancha para hacer sublime su labor. También a la brasa o enterrados en sal resultan finísimos pescados como el pargo, el sargo, la dorada y la pescadilla. Y asadas en espeto o en moraga, las sardinas.

El envidiable clima del litoral granadino ha propiciado el cultivo de frutos subtropicales, como la chirimoya, el aguacate y el mango. El digestivo colofón a toda comida puede ponerlo un sorbito del ron de Motril, hijo de la tradición granadina del cultivo de la caña de azúcar y de una calidad sorprendente para criarse tan lejos de tierras caribeñas.

Alimentos con Denominación de Origen


Denominación de Origen Vinos de Calidad de Granada: En muy pocos años, y gracias al trabajo e ilusión de pequeños bodegueros, el panorama de los vinos granadinos ha cambiado radicalmente hacia una elaboración de vinos de calidad y de gran aceptación en el mercado. En este éxito ha jugado un papel determinante la adaptación a las nuevas técnicas de vinificación, la implantación de variedades nobles de uva y la recuperación de joyas autóctonas, como la Vigiriega, y el cuidado exquisito de las plantaciones de vid. También las buenas y peculiares características geográficas de la provincia, con viñedos a gran altitud, sometidos a grandes contrastes climáticos y bendecidos por abundante sol.
El resultado están siendo caldos de gran personalidad elaborados con un mimo artesanal: vinos blancos frescos y fragantes, tintos sabrosos de gran complejidad y espumosos de burbuja fina y elegante acidez. En la actualidad existe en la provincia medio centenar de bodegas.

Denominación de Origen Aceite de Oliva de los Montes de Granada:
 Desde el siglo XVI existen referencias escritas al aceite producido en la comarca natural de la que toma su nombre esta denominación, situada sobre la Subbética granadina, limitada al norte con las provincias de Jaén y Córdoba, y al sur, con la Vega de Granada. Este aceite de oliva virgen extra posee un aroma y sabor afrutado, ligeramente amargo. Se producen dos calidades: frutado intenso y frutado suave. Se elaboran con las variedades Picual (80%), Lucio y Loaime (15%), y Negrillo de Iznalloz, Escarabajuelo, Gordal de Granada y Hojiblanca (5%).

Denominación de Origen Aceite de Oliva del Poniente de Granada:
 En los siglos XVI y XVII ya se tenía constancia de una gran tradición olivarera en las localidades de Loja, Montefrío e Íllora. Una producción que irá en aumento con el tiempo y cuya calidad le ha valido su propia Denominación de Origen, concedida en 2003. Son aceites de oliva virgen extra, con aromas y sabor a fruta fresca y madura, elaborados con variedades de aceituna de gran tradición en la comarca.

Denominación de Origen Chirimoya de la Costa Tropical de Granada:
 Acoge las chirimoyas cultivadas en una franja litoral de unos cien kilómetros donde, gracias a un clima subtropical, se producen también mangos y aguacates. Esta certificación de calidad acoge a los municipios de Motril, Vélez de Benaudalla, Los Guajáres, Molvízar, Ítrabo, Salobreña, Otívar, Lentejí, Jete, Almuñécar y otros situados en la provincia de Málaga. Se cultivan dos variedades de este fruto originario de los altos valle subtropicales de Sudamérica, siendo la mayoría (90% de la producción) la de fino de Jete, selección local de la zona. Es de color claro, oscilando su peso medio en torno a los 250 gramos.

Denominación de Origen Miel de Granada:
 Abarca todos los municipios de la provincia, aunque tiene especial incidencia en la comarca de Granada. Su producción se remota muchos siglos atrás.
Ibn Al-Jatib habla de ella en su Descripción del Reino de Granada (1313 – 1375), y en el Libro de los Oficios de la ciudad de Granada (1752) figuraba el de “criador de colmena”. La flora existente en las proximidades de Sierra Nevada le confiere a la miel sus peculiares características.

Denominación Específica de Calidad Espárrago de Huétor Tájar:
 Al oeste de la Vega de Granada se cultiva un espárrago verde – morado similar al silvestre. Procede de variedades autóctonas seleccionadas en la zona del Poniente Granadino desde hace siglos y se planta, además de en Huétor Tájar, en las localidades de Loja, Salar, Villanueva de Mesía, Moraleda de Zafayona e Íllora. Se comercializa en fresco y en conserva. Es ideal para cocinar a la plancha, cocido y en revuelto.

Denominación Específica de Calidad Jamón de Trevélez:
 Elabora perniles serranos procedentes de cerdos obtenidos en los cruces de las razas Landrance, Large White y Duroc Jersey, que se curan en el pueblo granadino de Trevélez, situado en Sierra Nevada a 3.000 metros de altitud. Su historia se remonta a 1862 cuando se celebró el concurso nacional de productos alimenticios del que salió vencedor el jamón de Trevélez, confiriéndole por ello la Reina Isabel II a la villa granadina el privilegio de estampar en estos sabrosos perniles el sello de su corona.

Indicación Geográfica Protegida Cordero de las Sierras de Segura y las Villas:
 Las características de la carne, rosada, tierna y jugosa, y, especialmente, un descanso olor y sabor característico a sebo de cordero, son características diferenciales que hacen que este cordero sea único. A esto contribuye de forma clara la incrustación de grasa en el músculo provocada por factores raciales y agroambientales. El cordero segureño se cría en 47 municipios del Altiplano de Granada, por alrededor de 1.500 ganaderos que reúnen 265.000 cabezas.

Repostería: Miel y especias son ingredientes imprescindibles en la repostería granadina, de herencia árabe. Paradójicamente, son los dulces que elaboran las monjas en los conventos de clausura los que han logrado más renombre: bizcochadas, huevos moll, mantecadas y compotas de frutas. Deliciosos son los tocinillos de cielo de Guadix, la Torta Real de Motril, kis pestiños de Vélez de Benaudalla, los roscos de Loja y el pan de higo de la Alpujarra. Los Piononos, unos pequeños dulces con nombre de Papa, merecen por sí solos una visita a Santa Fe.

Caviar beluga de Riofrío:
 La piscifactoría Sierra Nevada, situada en Riofrío (Loja), ha conseguido criar la mayor población del mundo de esturiones en  cautividad, unos 400.000 ejemplares de “Acipenser Nacarii”, una especie en peligro de extinción cuyas hembras guardan en sus entrañas la mejor calidad de caviar: el beluga. Exporta a Francia, Italia, Portugal, Alemania, Estados Unidos y Japón a 1.600 euros el kilogramo. Actualmente, pone a la venta cada año unos 2.000 kilogramos de caviar de producción totalmente ecológica.

ARTESANÍA Y FIESTAS DE GRANADA

Artesanía

Granada expresa en su artesanía lo que hoy perdura de la asimilación de los oficios legados por las diferencias culturales que se han asentado en ella: fenicios, ´iberos, romanos y, especialmente, musulmanes. En las comarcas de la provincia existe todavía un buen número de talleres que mantienen viva la tradición de antiguos oficios.

Taracea:
 Labor de lujosa y detallista ebanistería que consiste en decorar muebles, cajas o cualquier objeto con dibujos geométricos formados con centenares de minúsculos trozos de hueso, plata, y maderas nobles.

Cerámica de Fajalauza:
 Tiene su origen en la época nazarí y las piezas son vidriadas y decoradas con motivos vegetales y animales en tonos verdes y azules sobre fondo blanco. Además de este tipo de cerámica, pervive la elboración de azulejos con formas geométricas inspirados en los que recubren salas de la Alhambra, y la fabricación de jarrones y ánforas.

Luthiers:
 En Granada y Madrid se enclavan las dos principales escuelas de España de fabricantes de instrumentos musicales. En la provincia existen más de 25 constructores de guitarras, tanto para concierto clásico como de flamenco.

Faroles:
 El farol granadino, de evidente raíz árabe, se elabora con hojalata y cristales de diferentes colores.

Otras artesanías: Otras labores que aún perviven en la provincia son la alfarería en Guadix, la forja y calderería n Granada, los bordados y mantillas, las mantas y jarapas alpujarreñas, y la guarnicionería.

Fiestas


Las fiestas constituyen una cita ineludible con las tradiciones y la cultura. La semana Santa de Granada está catalogada como de Interés Turístico Internacional; el Día de la Cruz (3 de mayo) la ciudad se engalana con cruces de flores en las principales plazas; en el Corpus, la capital vive su semana mayor; el 2 de enero recuerda, no sin polémica, la Toma de la ciudad por parte de los Reyes Católicos;  y el último domingo de septiembre la capital procesiona a su patrona, la Virgen de las Angustias, alrededor de un tradicional mercado de frutos de otoño. 

En la provincia, además de la interesante Semana Santa en la mayoría de los municipios, destacan las siguientes fiestas por su tradición, por la gran cantidad de gente que congregan o por lo insólito de sus celebraciones:

  1. El Cascamorras (Guadix y Baza)
  2. La Pasión viviente de Cuevas del Campo
  3. El marranillo de San Antón (Torvizcón)
  4. La Navidad de Bérchules, que se celebra en agosto
  5. El robo del santo (Caniles)
  6. El carnaval de Alhama de Granada
  7. El palo de Alquife
  8. Las fiestas de San Juan de Lamjarón
  9. El entierro de la zorra, en Ferreirola
  10. Los mosqueteros de Béznar
  11. Moros y cristianos (Valor, Trevélez y Vélez de Benaudalla)
  12. La fuente del vino (Cádiar)
  13. La romería del Cristo del Paño (Moclín)
  14. Las fiestas de las ánimas (Puebla de don Fadrique)
  15. Romería de las Santas (Huéscar y Puebla de don Fadrique)


Estás leyendo: Granada, muy popular por sus tradiciones



Dónde alojarte en Granada

Hotel Carmen
Granada




Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil