Dordoña - Périgord, placer en 4 colores
Francia
El Périgord Verde, que ocupa la media luna septentrional del departamento de la Dordoña, debe su nombre a su abundante vegetación, a sus numerosos ríos (Dronne, Isle, Auvézère, Bandiat…) y a su rico patrimonio natural e histórico
Els Blaus de Roses

francia, dordoña - périgord, placer en 4 colores

LAS 4 PUERTAS DEL PÉRIGORD

El Périgord Verde

El Périgord Verde, que ocupa la media luna septentrional del departamento de la Dordoña, debe su nombre a su abundante vegetación, a sus numerosos ríos (Dronne, Isle, Auvézère, Bandiat…) y a su rico patrimonio natural e histórico. Para conservar su riqueza paisajística se creó el Parque Natural Regional Périgord Limousin, que se extiende por dos departamentos y protege los recursos y las tradiciones locales.

En los confines de la Charente, las colinas arboladas, los campos cultivados de las mesetas calizas, los prados y el bosque de La Double, con numerosos estanques, componen los armoniosos paisajes del Val de Dronne.

A la riqueza de los atractivos naturales de esta región hay que añadir el encanto de su hábitat tradicional, el arte románico y los tesoros arquitectónicos que albergan Brantôme y St. Jean de Côle.

El Périgord Blanco

En el centro del departamento, el Périgord Blanco se caracteriza por la blancura de la piedra local, muy apreciada por los escultores. Lo surcan los valles del Isle y del Auvézère, ambos de gran riqueza piscícola. En esta tierra se encuentra Périgueux, la antigua Vesunna, que conserva vestigios galorromanos. Es la capital del departamento y está declarada “Ville d’Art et d’Histoire” por sus estrechas callejas con palacetes, por sus barrios protegidos y por la catedral de Saint-Front, Patrimonio de la Humanidad en el marco del Camino de Santiago francés.

En esta comarca predomina la gastronomía familiar a base de trufa, cuyo ecomuseo se encuentra en Sorges, hoy capital indiscutible de este exquisito producto. La gastronomía (patos, ocas y fresas entre otros) preside los mercados, de gran actividad durante todo el año.

Por otra parte, en cualquier recorrido por el Périgord Blanco no debería faltar la visita de sus castillos, sus pueblos inolvidables y sus museos de artes y tradiciones populares.

El Périgord Púrpura

El Périgord Púrpura, que ocupa el suroeste del departamento, es tierra de viñedos y bastidas. En el corazón de estos famosos viñedos (con 13 denominaciones de origen como Monbazillac, Pécharmant y Montravel), que ocupan 12.000 ha., se alza la ciudad de Bergerac cuyo nombre está indisolublemente ligado al de Cyrano, el famoso personaje de enorme nariz creado por Edmond Rostand). Curiosamente, el gran escritor Michel de Montaigne, que nació realmente en la zona, es mucho menos popular.

La antigua ciudad de Bergerac conserva testimonios de los ss. XIV, XV y XVI (casas con entramado de madera). Su historia ha estado siempre estrechamente ligada al río Dordoña y a la cultura del vino.

Es el mejor punto de partida para descubrir los viñedos y los monumentos antiguos.

Las bastidas y las ciudades fortificadas (Monpazier, Beaumont, Eymet, Lalinde, Molières…) recuerdan los agitados años que vivió el Périgord a partir del s. XII como consecuencia de los enfrentamientos entre franceses e ingleses.

El Périgord Negro

En la zona sureste del departamento, el Périgord Negro abre al Centro Internacional de la Prehistoria del valle del Vézère y al valle del Dordoña. En el valle del Vézère se encuentran algunos de los yacimientos más importantes de la prehistoria europea (yacimientos paleolíticos, cuevas y refugios naturales). Hay quince enclaves declarados Patrimonio de la Humanidad.

El río Dordoña discurre entre majestuosos farallones calcáreos y bosques de encinas. En este valle se concentran las realizaciones más interesantes de la Edad Media y el Renacimiento: castillos construidos sobre promontorios rocosos, pueblos como Domme, Beynac y La Roque-Gageac, así como Sarlat, declarada “Ville d’Art et d’Histoire”.

Esta ciudad con tejados de lauzes (piedras planas) posee un patrimonio arquitectónico excepcional (mansiones medievales y palacetes renacentistas). La mayor parte de sus monumentos es de interés histórico.

Valle de Dordoña. Périgord Noir. Francia
UN PATRIMONIO EXCEPCIONAL CON 450.000 AÑOS DE HISTORIA

Prehistoria

El valle del Vézère o Vallée de l’Homme debe su nombre al río Vézère que lo atraviesa. La UNESCO lo ha declarado Patrimonio de la Humanidad por sus numerosos yacimientos prehistóricos.

Aquí, entre los farallones calcáreos, se refugiaron los homo sapiens. Y también aquí, sobre todo en Lascaux, nació el arte prehistórico.

En Montignac se halla la cueva original de Lascaux, conocida como la Capilla Sixtina de la Prehistoria. Aunque está cerrada al público, sus mejores frescos se pueden ver en la réplica construida en las proximidades, donde se han reproducido dos sectores que reúnen la mayoría de las pinturas parietales, obras realizadas desde la época de Cro-Magnon hasta el Magdaleniense.

La concentración de yacimientos célebres en Les Eyzies de Tayac y en los municipios limítrofes constituye un conjunto prehistórico excepcional: pinturas parietales como las de la cueva de Font de Gaume y de Bar–Bahau, grabados de Combarelles y del Abri du Poisson, así como de Bernifal, el Abri Pataud, Laugerie Haute, Laugerie Basse,…

En el museo a cielo abierto del valle del Vézère se alza el Museo Nacional de la Prehistoria, reflejo de la incansable actividad arqueológica que se lleva a cabo en la zona. Dicho museo, reinaugurado en 2004, contiene la colección paleolítica más importante de Francia (industria lítica y ósea, arte mobiliario, sepultura, fauna y primer conjunto mundial de arte paleolítico en piedra grabada o esculpida).

Varios dispositivos interactivos y numerosas secuencias audiovisuales ofrecen un enfoque didáctico de la Prehistoria.

Cuevas y simas de cristalización

El Périgord Negro también nos brinda la oportunidad de descubrir el mundo subterráneo en las cavidades acondicionadas del Gouffre (sima) de Proumeyssac, en Audrix; las cuevas de La Halle, en Domme, y del Gran Roc, en Les Eyzies de Tayac, así como la cueva de Maxange, en Le Buisson de Cadouin, y la cueva de Tourtoirac, cerca de Hautefort.

1.001 castillos

En el Périgord hay muchos castillos catalogados (se calcula que más de 1.001) y numerosos propietarios han aceptado abrir sus puertas al público para compartir su patrimonio. Uno de ellos es el castillo de Jumilhac (ss. XIII al XVIII), la mansión más romántica del Périgord Limousin. Lo mismo podríamos decir del castillo de Puyguilhem (s. XVI), con influencias del Valle del Loira. Cerca del valle del Auvézère, la majestuosa silueta de Hautefort domina todo su entorno.

El castillo de Losse se refleja en las aguas del río Vézère, al tiempo que el de Castelnaud, situado en la orilla izquierda del Dordoña, se yergue frente al de Marqueyssac y sus jardines, y al de Beynac, una impresionante fortaleza medieval.

El Périgord Púrpura también posee castillos de gran tamaño como Lanquais, Monbazillac y Biron.

Edificios religiosos

El monumento más destacado de la arquitectura monástica perigordina es la abadía de Cadouin, declarada Patrimonio de la Humanidad del Camino de Santiago. Su claustro es una auténtica obra maestra del gótico flamígero (ss. XV-XVI). También en el Camino de Santiago hay que mencionar la catedral de Saint-Front, en Périgueux.

La abadía de Chancelade, muy próxima a Périgueux, es otra de las joyas del arte religioso local.

En los confines de la Dordoña y de la Charente, las iglesias románicas del Ribéracois, casi todas del s. XII, aportan un encanto muy especial a los pueblecitos del Val de Dronne.
En pleno bosque de La Double, en la abadía de Échourgnac, las monjas siguen elaborando el queso más antiguo del Périgord, la Trappe d’Échourgnac, y exquisitas mermeladas cuya delicadeza justifica hacer unos kilómetros de más.

La Roque Gageac. Périgord Noir. Francia
PUEBLOS PINTORESCOS Y CIUDADES DE INTERÉS HISTÓRICO-ARTÍSTICO

Pueblos con carácter y pueblos típicos

Muchas ciudades medievales y pueblos del Périgord, como Montferrand du Périgord, Issigeac, St Geniès,… son famosos por su belleza y su autenticidad. Si le gustan las piedras antiguas, piérdase por sus atractivas callejas.

Algunos pertenecen a la categoría de pueblos más bellos de Francia (“Plus beaux villages de France”), como en el caso de Saint Jean de Côle - Saint Léon sur Vézère - Limeuil, ciudad medieval
situada en la confluencia del Vézère y el Dordoña - Beynac, La Roque-Gageac, a los pies de un acantilado, en la orilla derecha del Dordoña - Domme, bastida real francesa - Belvès, la ciudad medieval de los siete campanarios - Monpazier, bastida inglesa, y el pueblo de Saint-Amand-de-Coly, el más reciente de la clasificación.

Bastidas

Las incomparables bastidas o “ciudades nuevas” se construyeron en la Edad Media para crear un espacio ejemplar de vida urbana en un entorno rural. Se alzan a ambos lados del río Dordoña y desempeñaron un importante papel durante la Guerra de los Cien Años.

Monpazier, la “bastida modelo”, es sin duda la joya de las bastidas perigordinas. Eduardo I de Inglaterra la fundó en 1284 y conserva casi intacto su aspecto original (plaza principal porticada, calles perpendiculares y murallas). Por su parte, la bastida de Villefranche du Périgord, más antigua y de construcción francesa, fue un paso obligado hacia la región de Lot et Garonne. Su mercado cubierto alberga actualmente un importante mercado de setas en temporada.

Las bastidas inglesas, como Beaumont du Périgord, construida en forma de H en recuerdo de Enrique III (padre de Eduardo I), Fonroque y Lalinde, al igual que las francesas, como Domme, Molières y Eymet, constituyen preciosos pueblos con carácter que no se pueden pasar por alto.

Ciudades de Interés Histórico-Artístico (Villes d’Art et d’Histoire)

Périgueux, la capital del Périgord, se enorgullece de sus 2.000 años de historia: desde Vesunna, la antigua ciudad galorromana, hasta la ciudad medieval y renacentista, posee 39 edificios declarados Monumentos Históricos en una de las mayores zonas protegidas de Francia. Desde el año 2003 la ciudad clásica de Périgueux cuenta con un nuevo museo: el Museo del Yacimiento Galorromano de Vesunna, proyectado por el arquitecto Jean Nouvel y creado en torno a las ruinas de una gran mansión galorromana decorada con pinturas murales que recibe el nombre de “Domus de Vesunna”.

En torno a la catedral de Saint-Front, incluida en el Camino de Santiago declarado Patrimonio de la Humanidad, se extiende el barrio protegido medieval y renacentista.

Los mercados del Périgord son un punto de encuentro imprescindible los miércoles y los sábados por la mañana durante todo el año y sobre todo en invierno, época en la que se venden las trufas y las aves engordadas en granjas.

Sarlat es una ciudad medieval que nació y creció al amparo de una gran abadía benedictina de origen carolingio. Gracias a una ley que promueve la restauración de las zonas protegidas, los edificios de fachadas antiguas, protegidos mediante tejados de piedras planas, han recuperado su perdida autenticidad. En la actualidad la mayoría de sus monumentos, con la Maison de la Boétie en cabeza, está declarada de Interés Histórico.

En este marco medieval, mucho más bello que en sus mejores tiempos, el mercado de los sábados por la mañana llena de animación las calles de la ciudad con infinidad de puestos que venden productos locales. El arquitecto Jean Nouvel (diseñador del Museo Galorromano de Vesunna) fue el artífice de la remodelación de la antigua iglesia parroquial, hoy convertida en mercado cubierto.

EL PLACER DE DISFRUTAR DE LA NATURALEZA

El Périgord ha sabido proteger su entorno natural, compuesto principalmente por valles fértiles que coexisten con otros paisajes muy diferentes. Del norte granítico a los bosques de La Double y del Landais, de las colinas del Périgord Blanco a las gargantas del Auvézère y las Causses (mesetas calizas) de la zona oriental del departamento, el Périgord es un mosaico de imágenes que enamora a los amantes de la naturaleza.

Ríos

El territorio perigordino está regado por numerosos ríos. Al más importante, el Dordoña, hay que añadir el Vézère, el Isle, el Auvézère, el Dronne, el Bandiat, el Loue, el Coly, el Céou,… que en el pasado desempeñaron un importante papel en el transporte de mercancías y que ahora son auténticos centros de ocio: paseos en gabarra, en canoa, pesca, etc. El agua siempre fue fundamental en estas tierras y muchos edificios recuerdan que en otros tiempos se aprovechó su fuerza motriz. Como en el caso de los molinos de papel (Moulin de la Rouzique), de harina o de aceite de nuez (Moulin de la Tour), las fábricas de papel (Vaux) y las herrerías (Savignac Lédrier).

Parque Natural Regional Périgord-Limousin

Este parque natural que se extiende por los departamentos de la Dordoña y de la Haute Vienne es un auténtico paraíso para senderistas y amantes de la naturaleza. Cuenta con 1.800 km2 de espacios protegidos, a escala humana, y posee una fauna y una flora únicas.

Jardines excepcionales y ciudades floridas

Entre las curiosidades naturales del Périgord hay que mencionar sus 33 parques y jardines, 14 de los cuales poseen el sello “Jardin remarquable” (jardín de especial interés). Los hay de todo tipo, desde los más clásicos, como los del Manoir d’Eyrignac, declarados Monumento Histórico, los de estilo francés del castillo de Hautefort y los románticos jardines colgantes de Marqueyssac, hasta los más contemporáneos, como los Jardins de l’Imaginaire de Terrasson.

Además hay 13 ciudades y pueblos “Floridos” (sello que otorga desde una hasta cuatro flores) entre los que se cuentan Périgueux y Bergerac, ciudades que desde hace varios años detentan el Premio Nacional al Embellecimiento Floral.

OCIO AL AIRE LIBRE

Debido a la riqueza de su patrimonio natural y a sus numerosos caminos y ríos, la Dordoña constituye un entorno excepcional para la práctica del deporte y el ocio al aire libre.

Senderismo

El Périgord posee cerca de 1.130 km. señalizados de senderismo (GR) que incluyen parte del Camino de Santiago y el GR 36, que discurre a lo largo de los yacimientos prehistóricos del valle del Vézère. Por otra parte, hay 5.600 km. de senderos en forma de bucle.

Rutas en BTT y bicicleta

La mayoría de los caminos se puede recorrer en bicicleta todo terreno, con acceso desde los centros y bases de Montagrier, Brantôme, Cherveix-Cubas, Lalinde, Vitrac y Biron. Los aficionados al cicloturismo disponen de 28 circuitos de carretera con más de 2.000 km. de longitud. Vías verdes: en el Périgord Verde, entre Thiviers y Saint-Pardoux la Rivière, se han rehabilitado 17 km. de una antigua vía de tren. En el Périgord Negro se puede ir desde Sarlat hasta Grolejac/Cazoules y en el Périgord Blanco se puede hacer el trayecto Trélissac/Marsac pasando por Périgueux.

Turismo ecuestre

El departamento de la Dordoña dispone de amplios espacios para hacer excursiones ecuestres de todo tipo. El programa “Le Périgord à Cheval” (El Périgord a caballo) incluye una red de 900 km. de pistas ecuestres señalizadas y jalonadas por Relais d’étapes (Estaciones de postas) especializadas en atender a los jinetes itinerantes. A través del Périgord Verde también se pueden realizar circuitos en vehículos con remolque.

Excursiones náuticas

Durante los agradables días de verano le será difícil resistirse a la tentación de hacer un refrescante descenso en canoa. Disfrute del inolvidable placer de combinar una actividad náutica con un paseo por los farallones del Dordoña, el Vézère, el Dronne, el Isle o el Auvézère. Desde Semana Santa hasta octubre, más de 60 establecimientos de alquiler esperan su visita en los itinerarios náuticos más largos de Francia.

Actividades en entornos naturales

El Conseil Général de la Dordogne (Dirección General de Turismo de la Dordoña) pone a disposición de los turistas siete Centros Locales y una vía verde totalmente gratuitos. Están abiertos a todo el mundo y ofrecen la posibilidad de practicar actividades deportivas (zonas de baño, senderismo…) y excursionismo. Incluyen dos espacios naturales sensibles (el bosque de Campagne du Bugue y el Grand Étang de la Jemaye, asociado a la granja de Le Parcot), el embalse de Miallet, el centro de ocio de Rouffiac, el Grand Étang de Saint-Estèphe (con facilidades para discapacitados), el centro de Trémolat a orillas del Dordoña, las Forges de Savignac Lédrier, las Gorges de l’Auvézère y la vía verde que discurre entre Thiviers y Saint-Pardoux la Rivière.

Ciudad medieval de Bèlves. Périgord Noir. Francia
SABORES LOCALES. PRODUCTOS QUE HAN DADO FAMA AL PÉRIGORD

La cocina del Périgord hunde sus raíces en las recetas tradicionales nacidas de la riqueza de su tierra. Los mercados constituyen el mejor testimonio de la exuberancia gastronómica y del arte de vivir perigordino; con la llegada del invierno los puestos ofrecen los productos más nobles de la zona: trufas, patos, ocas de engorde…

La trufa negra del Périgord y el foie gras

La trufa negra del Périgord (o Tuber Melanosporum), que madura tras las primeras heladas, es la más aromática de las 70 especies de trufas existentes en el mundo. Su recolección requiere cuidados especiales y la colaboración de un animal trufero, en general un perro.

A partir del mes de enero la producción local se vende en los mercados de Sorges, Périgueux, Excideuil, Sainte Alvère y Sarlat.

Otro producto estrella de temporada es el foie gras, tanto de oca como de pato (es sólo cuestión de gustos). Para destacar la calidad de sus productos los productores han creado una IGP (Indication Géographique Proteégée) que garantiza la denominación “Canard à foie gras du Sud-Ouest Périgord”. Actualmente se está tramitando la IGP del foie gras de oca.

Entre los meses de noviembre y febrero los pequeños productores acuden a estos mercados especializados (marchés au gras y marchés primés) para vender foies gras y productos derivados del pato y la oca (grasa, confits, mollejas…).

Setas, nueces del Périgord y castañas

Las setas se consumen guisadas, incluidas en la elaboración de rellenos y en las exquisitas pommes de terre à la Sarladaise. En función de las lluvias, los champiñones se recogen en agosto y septiembre. En Monpazier y en el mercado cubierto de Villefranche du Périgord sólo los recolectores locales pueden vender este tipo de productos.

El otoño también es la época de recolección de la nuez; de hecho, el departamento de la Dordoña es el segundo productor del país.

Este sabroso fruto se consume al natural o transformado en aceite, licor, mermelada, pasteles o dulces. En 2001 cuatro variedades de nuez obtuvieron la denominación de origen (AOC) “Noix du Périgord”: la Corne, la Marbot, la Franquette y la Granjean. A lo largo del itinerario Ruta de la Nuez (Route de la Noix) tendrá ocasión de descubrir todos los secretos de la nuez.

En el Périgord abundan los bosques de castaños, que se explotan para aprovechar la madera, el ramaje y los frutos. La castaña forma parte del patrimonio gastronómico local.

Fresas del Périgord

En el Périgord Blanco, sobre todo en los cerros de Vergt, se cultivan seis variedades de fresas:

- La Garriguette, fresa de primavera
- La Elsanta, variedad holandesa
- La Cigaline
- Las Seascape, Mara y Selva, variedades de floración continua

El Périgord, segundo departamento productor del país, ha decidido apostar por la calidad. Las fresas cultivadas en parcelas seleccionadas y con un porcentaje determinado de azúcar pueden optar a la IGP (Indication Géographique Protégée) “Fraise du Périgord”.

Vinos de Bergerac

Los viñedos de Bergerac constituyen uno de los patrimonios más prestigiosos del Périgord.
Producen un abanico excepcional de vinos con trece AOC (Denominación de Origen) que ocupan 13.000 ha. de viñedos. Se producen sobre todo vinos tintos y blancos y algunos rosados.

SELLOS DE CALIDAD PARA PRODUCTOS DE CALIDAD

Además de las AOC y las IGP citadas anteriormente, los perigordinos están tramitando otros sellos que certifiquen la calidad de los productos locales:

- Appellation d’Origine Contrôlée (AOC): manzana del Limousin (se produce en el Périgord Verde).
- Indication Géographique Protégée (IGP): ciruela de Agen (Périgord Púrpura).
- Labels rouges (etiquetas rojas): buey del Limousin y Blonde (vaca) d’Aquitaine, ternera lechal del Limousin, cerdo del
Suroeste, aves de granja del Périgord.
- Appellation “Cabecou du Périgord” para los quesos de cabra en forma de porciones redondas.

Sugerencias a lo largo del año

Algunos eventos en torno a los productos locales

- Fiesta de la Trufa de Sorges, en enero
- Fiesta de la Nuez de Nailhac, cerca de Hautefort, el tercer domingo de agosto
- Fiesta de la Fresa de Vergt, en agosto

En otoño:

- Festival “Grain d’Automne”, en los viñedos de Bergerac
- El “Automne Gourmand” en el Parque Natural Regional Périgord Limousin
- Fiesta de la Castaña y de la Seta de Villefranche du Périgord, en octubre
- Fiesta del Pavo de Varaignes, en noviembre

COSTUMBRES Y TRADICIONES

Mercados de productores locales
En muchos pueblos de la Dordoña se celebran mercados a los que sólo acuden los productores locales.

Mercados especializados
En Périgueux, Sarlat, Thiviers y Excideuil, entre diciembre y febrero se celebran los llamados “marchés primés” en los que se pueden encontrar los mejores productos locales y participar en las actividades que acompañan a esta fiesta del terruño perigordino, con la intervención de hermandades, grupos folclóricos y diversas degustaciones.

L’Union des Confréries du Périgord
Esta asociación está constituida por once hermandades que defienden la calidad y la diversidad de los productos locales y dan fe del saber hacer perigordino.

Artesanía artística y artesanos
La Dordoña, Tierra del Hombre, tierra de los primeros artistas de la Humanidad, es una región excepcional para los amantes de la artesanía artística.
Escultores, latoneros, herreros, ebanistas,… Hay en torno a sesenta talleres clasificados cuyos profesionales se caracterizan por la gran calidad de su trabajo.

Empresas abiertas al público
Hay cerca de cuarenta empresas cualificadas y de distintos ámbitos cuyas puertas permanecen abiertas al público.

EL PLACER DE RECIBIR

En la Dordoña hay diversos tipos de alojamiento de calidad que garantizan unas vacaciones inolvidables:

• 241 hoteles seleccionados
• 7 residencias turísticas
• 217 cámpings equipados
• 13 parques residenciales de ocio
• 1 albergue infantil
• 14 alojamientos rurales
• 5.500 apartamentos (2.526 seleccionados)
• 3.000 plazas en casas rurales (262 con sello de calidad)
• 15 pueblos de vacaciones seleccionados

Es decir cerca de 110.000 camas

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil