Cuenca, rutas de la Alcarria
Castilla - La Mancha
El visitante conocerá un lugar de destacada belleza e importantes hechos históricos donde podrá sentir el sabor de épocas pasadas.
Els Blaus de Roses

castilla - la mancha, cuenca, rutas de la alcarria

RUTA 1

La ruta que proponemos al viajero va a cruzar entre parcelas cubierta de mimbre y pueblos de gran valía arquitectónica e histórica, para llegar a las riberas del embalse de Buendía. La primera cita nos la ofrece Albacete de las Nogueras, pueblo de evidente interés por su ubicación, con una interesante iglesia que tiene restos protogóticos. Aquí encontramos el río Trabaque, que forma una hermosa vega, por la que caminamos en dirección a Villaconejos de Trabaque, un atractivo conjunto urbano. La iglesia de San Juan Bautista es de estructura y contenido barroco. En la ladera de un cerro hay cuevas de vino, horadadas en la roca y a sus pies, la ermita de la Concepción. Es un importante centro productor de la artesanía del mimbre.

Paisaje de Albalete. Turismo de Cuenca, Castilla - La Mancha
Tras cruzar el río Escabas llegamos a Priego, histórica ciudad con un núcleo urbano bien conservado, con grandes casonas señoriales, escudos, rejería y todo un aroma de nobleza transpirando a través de sus calles y plazas. En los alrededores se encuentra el convento de -San miguel de la Victorias, situado en un impresionante paraje, al borde de la hoz del Escabas y restos del antiguo convento de El Rosal, con un bellísimo claustro plateresco hoy desmontado. A todo ello hay que añadir una interesante alfarería tradicional, cuyos talleres se pueden visitar.

La ruta continúa luego hacia la parte más septentrional de la provincia, donde eoncontraremos el río Guadiela y, tras él, Alcantud, en cuyas inmediaciones permanecen activos unos prestigiosos Baños, balneario de aguas termales con propiedades medicinales. Frente al pueblo sale una pista forestal que conduce a las hoces de Los Toriels y Tragavivos, grandiosos paisajes naturales.

Recomendamos al viajero una visita a Vindel, un pueblo pequeño, de origen y estructura medieval, con una iglesia de la Asunción, del siglo XV, con una original portada de acceso.

Original es también, y de forma notable, iglesia de Valdeolivas, una villa de origen medieval, situada en una comarca olivarera -la abundacia ede este árbol marca el paisaje-, que conserva restos de la antigua muralla y vairas casas de arquitectura popular. La iglesia es espléndida, de traza dy de ocntenido. construída en los siglos XII-XIII, tiene una espectacular torre cuadrada yu una preciosa protada gótica, pero lo más llamativo es el extraordinario Pantocrator románico, una pieza rtísitca única en al a provincia, que cubre el ábside dle templo y cuya contemplción no dege perder el viajero.

Al final de la ruta, pasando por Villar del Infantado nos espera el embalse de Buendía formado por el río Guadiela. En las riberas es posible encontrar numerosos recodos para el descanso y la pesca.

Priego. Entre alfares y mimbreras
El torreón de Despeñaperros, último resto del castillo de Priego da la bienvenida a un lugar por el que recomendamos hacer un recorrido a pie, pausado, sin prisas, partiendo de la plaza Mayor. Enfrente encontrará el Ayuntamiento, del siglo XVI, antiguo palacio de los marqueses de Priego, restaurado para reflejar su elegante arquitectura y uno de los más nobles edificios municipales que es posible encontrar; cerca está la iglesia de San Nicolás de Bari, de planta basilical, de estilo gótico tardío y espectacular torre de influencia toscana; por calles y plazuelas se respira el sabor de una ciudad que estuvo plagada de casas señoriales, conventos e historia. La puerta de molina marca la distinción entre el recinto antiguo y la expansión moderna.

Pintura mural de un Pantocrator en la iglesia de Valdeolivas. Turismo de Cuenca, Castilla - La Mancha.
La sorpresa del Pantocrator de Valdeolivas
La de Valdeolivas es una de las iglesias más antiguas de la provincia. A pesar de las modificaciones posteriores, conserva del protogótico la nave principal, el ábside y la originalísima torre. Pero siendo todo esto valioso y muy bello, lo más notable de esta iglesia de la Asunción es la pintura mural de un Pantocrator que cubre el ábside semicircular y que ha sido fechada entre 1290 y 1325. El Pantocrator es una reperesentación cristiana de origen bizantino; es Cristo en majestad, como Dios en lentitud de soberanía. Aquí aparece en el interior de una orla ovalada a la que están adosados los símbolos de los cuatro evangelistas. Más alejados, los demás apóstoles y en la coronación, el Espíritu Santo. Toda una sorpresa para quienes crucen la puerta de la iglesia de Valdeolivas.

RUTA 2

Esta ruta nos va a llevar a una de las ciudades más importantes de la provincia de Cuenca, Huete y también a uno de los recintos arqueológicos de mayor interés, Ercávica, atravesando las suaves y onduladas lomas de la Alcarria.

Iniciamos en viaje en Carrascosa del Campo, cuya iglesia de la Natividad es monumento nacional. Construída en los siglos XV-XVI, destaca en ella la bellísima portada, formada por un arco gótico isabelino en el que se inscribe otro abocinado, con profusa decoración barroca.

La carretera pasa cerca de Loranca del campo donde se han producido importantes descubrimientos paleontológicos, antes de llegar a Huete, que durante mucho tiempo compartió con Cuenca los honores de la capitalidad. Por eso conserva edificios que aluden al corregidor o al obispo, pues ambas autoridades tuvieron residencia aquí. La ciudad tienen un rico repertorio urbano: restos de la antigua muralla y del castillo, ruinas medievales de la iglesia de Santa María de Atienza con magníficas ventanas ojivales, ex-convento de La Merced, de severa fábrica rectangular y grandes proporciones (en su interior hay un interesantísimo Museo de Pintura), del siglo XVI, con impresionante portada renacentista, iglesias de San Nicolás, San Esteban, Santo Domingo, etc., gran número de casas palaciegas, la Torre del Reloj, el antiguo Palacio del Obispo y otros muchos más, sirven para hacer sumamente atractivo el paseo por las calles de la ciudad optense. No hay que olvidar el magnífico parque de la Chopera ni tampoco los prestigiosos quesos de la zona. En mayo, fiestas de San Juan y Santa Quiteria, en dos semanas distintas, centrada cada una en un barrio y ambas de gran interés popular y etnográfico, al recivir las antiguas distinciones entre moriscos y judíos.

La ruta penetra luego en el interior de la Alcarria, atravesando paisajes en que alienta la nostalgia poética, para llegar a Buendía, villa de origen medieval, situada al borde del embalse de su nombre. Hay restos de muralla y, en la plaza Mayor, edificaciones de carácter popular, con el Ayuntamiento y la iglesia de la Asunción, de estilo gótico, con fachada principal herreriana, como destacados puntos de referencia. En el embalse pueden practicarse deportes naúticos.

A partir de este punto se abren variadas opciones de senderismo para quienes gusten de hacer descubrimientos de parajes insólitos, pero los viajeros en automóvil deberán retornar por el camino de ida para tomar luego la carretera hacia Villalba del Rey, una noble villa que conserva un grupo de danzantes tradicionales que sólo actúa el día de San Sebastián.

Detrás nos espera el pueblo de Cañaveruelas y en sus inmediaciones, dando vista al embalse, la que fue poderosa ciudad hispano-romana de Ercávica, de misteriosa y confusa localización durante siglos, hasta que finalmente ha podido ser establecida con total seguridad.

Desde aquí, el viajero puede retornar a su punto de origen pero si tiene tiempo y ganas de profundizar en el conocimiento de una tierra encantadora, le sugerimos visitas a pueblos como Gascueña, cuyo nombre recuerda su origen gascón, o Culebras, con una impresionante iglesia, o La Ventosa, donde se conserva aún el histórico rollo de justicia, uno de los escasos ejemplos que permanecen en pie en la provincia de Cuenca.

Restos de un antigua muralla de origen medieval que rodeaba el pueblo de Buendía. Turismo de Cuenca, Castilla - La Mancha.
Sabor norteño en Buendía
Hay en Buendía un cierto sabor de villa norteña, que se desprende de su estructura y también del uso en la construcción de ciertos elementos muy definidos. De origen medieval, queda poco del recinto amurallado que la rodeaba, pero sí de lo que es el centro vital del lugar, formado por dos plazas muy próximas, en las que encontramos soportales de magnífico diseño, un empedrado muy cuidado, grandes sillares en las construcciones de edificios públicos como la iglesia, el ayuntamiento o el pósito.

Ercávica. La tercera Ciudad Romana
Durante siglos se ha mantenido una severa disputa científica para intentar establecer la localización exacta de la que fue poderosa ciudad hispano-romana de Ercávica. Ahora ya no hay dudas: está situada en lo alto de una loma que domina el curso del Guadiela, en el término de Cañaveruelas, en el paraje conocido históricamente como Santaver; las excavaciones van poniendo al descubierto el trazado de la ciudad, sus elmentos urbanísticos y notable pieza de escultura y cerámica. Lo que empezó siendo una pequeña urbe, apenas unas calles que insinuaban las viviendas, va adquiriendo la forma de un importante yacimiento arqueológico.

Huete, la otra capital
Huete fue, durante un par de siglos, el centro administrativo y militar de la provincia de Cuenca, pues esta zona de la Alcarria inmediata al Tajo fue conquistada a mediados del siglo XII. Desde aqui se organizó la posterior incursión hacia las comarcas serranas, incluyendo la ciudad de Cuenca, que luego compartió con Huete la cabecera de la provincia. El corregidor estaba obligado a residir un tiempo en cada ciudad y el obispo también tenía residencia fija en la antigua Opta. Eso explica la enorme proliferación de edificios nobles, iglesias y conventos que forman el recorrido urbano.

La propuesta de Caracenilla
Muy cerca de Huete, en la carretera de Cuenca, se encuentra un pequeño pueblo que vienen destacando por su extraordinario dinamismo. Caracenilla ofrece al visitante no sólo su encanto propio de pueblo alcarreño, sencillo y acogedor, con una muy interesante iglesia, la de san José y santo Domingo de Silos, sino también una estructura hotelera interesante, con casas rurales como alojamiento, restaurantes en que se ofrecen comidas tradicionales, una importante quesería y ofertas lúdicas relacionadas con el aire libre, el senderismo, parapente, etc.