Cuba, guía de playas
Cuba - El Caribe
Cuba, la tierra más hermosa que ojos humanos han visto... como declaraba al descubrirla el Almirante Cristóbal Colón en 1492 ante los ojos del mundo. Tiene más de 300 playas naturales; únicas por la variada tonalidad y transparencia de sus aguas
Els Blaus de Roses

cuba - el caribe, cuba, guía de playas

MINIGUÍA DE PLAYAS EN CUBA


Cuba, la tierra más hermosa que ojos humanos han visto... como declaraba al descubrirla el Almirante Cristóbal Colón en 1492 ante los ojos del mundo, tiene más de 300 playas naturales, de fina arena, cálidas, limpias, tranquilas, únicas por la variada tonalidad y transparencia de sus aguas; así como por la belleza de sus intactos fondos marinos, que constituyen un verdadero atractivo para quienes buscan disfrutar del turismo de sol y mar todo el año, además de la presencia de más de 4 000 cayos e islotes vírgenes de incalculables valores en su flora y fauna.

Azul y verde se entremezclan para formar un paradisíaco sitio en cada una de nuestras playas: vírgenes o exploradas de arenas doradas, blancas o morenas; pero siempre acogedoras, para quienes intentan redescubrirlas. Entre las más bellas, de occidente a oriente: María La Gorda y Cayo Levisa, en Pinar del Río; las Playas del Este de La Habana; Jibacoa y Trópico en provincia La Habana; Varadero en Matanzas; Playa Sirena en Cayo Largo; Ancón en Trinidad; Rancho Luna en Cienfuegos; Santa María y Ensenachos en la central Villa Clara; Playa Pilar en Cayo Guillermo y playa Flamencos en Cayo Coco, dentro de Jardines del Rey; Santa Lucía en Camagüey; Guardalavaca, Esmeralda y Pesquero en Holguín; Marea del Portillo en Granma; y las playas de Baconao en Santiago de Cuba.

Varadero, algo más de 22 km de playa a lo largo de la Península de Hicacos en Matanzas, clasifica entre los importantes balnearios del mundo, principal plaza en Cuba para disfrutar del turismo de sol y mar. Sin embargo, además de su playa de primerísima calidad y apropiada para la práctica de todo tipo de deportes náuticos- sus atractivos se ven notoriamente reforzados con un privilegiado entorno natural y facilidades para la práctica del golf, el paracaidismo… y otros deportes. Puerto libre, cuenta con los servicios de tres marinas internacionales y en sus inmediaciones se localiza el único parque submarino del país, Cayo Piedras del Norte.

Hacia el centro de Cuba, paralela a la costa de los territorios de Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila y Camagüey, el Archipiélago Sabana Camagüey (Jardines del Rey) proporciona pequeñas joyas con una riqueza de flora y fauna inestimable, unidas a tierra firme mediante autovías sobre el mar Llegarse hasta allí significa vivir un espectáculo único.

Cayo Las Brujas, pequeño islote de playa virgen de fina y blanca arena, incita a tomar relajantes baños de sol, a disfrutar del paisaje y su notable endemismo. Cayo Los Ensenachos, en forma de herradura, refugia especies endémicas de flora y fauna en más de 2 km de costas donde se hallan las mejores playas. Resguardadas del oleaje a la vera de Cayo Santa María unido a tierra firme por un pedraplén de 48 km- el mayor y último cayo de la región, con 11 km de playas de extraordinaria calidad, aguas tranquilas de colores turquesas y finas arenas junto a fondos muy bien conservados, ricos en especies de la flora y fauna submarinas como regalo para quienes disfrutan del buceo recreativo, un atractivo adicional de este paraíso terrenal.

Más allá, en Jardines del Rey: Cayo Coco y Guillermo, destinos turísticos de Ciego de Ávila, enlazados a tierra firme por una autovía de 17 km sobre el mar, nos regalan parajes de sorprendente belleza. Coco, el mayor en extensión, cuenta con 22 kilómetros de playas, que se destacan por las tonalidades verde-azulosas de sus aguas y una arena de origen coralino color blanco crema. De sus nueve playas, se distinguen Flamencos, Las Coloradas y la Jaula. De mucha menor dimensión geográfica, Cayo Guillermo, regala al visitante 6 kilómetros de playa de primerísima calidad; en sus aguas, con toda la  gama de azules, pescó Hemingway, a bordo del Pilar y buscó entre el laberinto de cayos, submarinos nazis durante la segunda guerra mundial. Un extenso y cercano arrecife coralino protege a Jardines del Rey. El buceo, los deportes náuticos y la realización de múltiples actividades en un entorno atrayente y siempre natural encuentran aquí un formidable complemento.

Santa Lucía, al norte de Camagüey, ofrece 21 km de playas con aguas color turquesa, cálidas, y una ancha franja de arena fina, de tono blanco-dorado, que penetra suavemente en aguas siempre serenas gracias a la extensa formación coralina situada a sólo 2 km de la costa y considerada la mayor de su tipo en el hemisferio occidental, roña de gran riqueza de flora y fauna submarinas donde se suma la abundancia de pecios, entre ellos algunos del siglo XIX.

Como siguiendo la ruta de bojeo, en la oriental Holguín, Guardalavaca, Esmeralda, Pesquero y Don Lino, son playas de notoriedad creciente y disponen de una envidiable franja de mar de aproximadamente 18 km de extensión con extraordinarios paisajes, siendo las principales protagonistas. Aquí los deportes tienen condiciones perfectas para su práctica; así como posibilidades insospechables para los amantes del buceo con 40 sitios en las formaciones coralinas.

Playas de arenas morenas o doradas, como Marea del Portillo se aprecian en Granma, provincia del oriente cubano donde también resalta la belleza de sus costas al golfo de Guacanayabo en la que se suceden playas y accidentes geográficos de gran interés. Entre altas montañas y el mar caribeño, Santiago de Cuba reserva al viajero 50 km de playas, donde sobresale Baconao, en tanto Las Tunas se precia de Covarrubias, una reliquia de transparencia con excelentes condiciones para la práctica de la náutica o el buceo.

Por el Sur, para darse un buen baño quedan las playas de Ancón la mejor de esta costa del archipiélago cubano-, y María Aguilar; mientras Rancho Luna como apartada se cobija en Cienfuegos.

Cayo Largo -isla de singulares atractivos, situado en el mar Caribe- acapara excelentes playas para el esparcimiento, reconocidas por el intenso azul de sus aguas y sus anchas franjas de arena blanca y fina, las que difieren en su configuración, extensión, y otras singularidades como sucede en Sirena, donde la arena siempre conserva una agradable temperatura; pero todas impresionantes escenarios para la recreación, la práctica de deportes como el sky o el surfing y a disposición de quienes buscan contemplar el mundo submarino tropical donde habitan gorgóneas, peces y variada flora.

Pocos escenarios dentro del Caribe insular exhiben tanta belleza y policromía en sus playas, lugar donde pueden disfrutarse aproximadamente de unos 330 días de sol. Cuba es calor y arenas pintadas de mar, un tesoro natural de atractivos contrastes donde se expresa toda la intensidad de formas y colores.

Poblaciones del reportaje
Zona
Guárdame en el móvil