Cuba, conozca sus ciudades
Cuba
La magia de las ciudades cubanas impacta por la diversidad arquitectónica; un abanico de estilos constructivos de más de cinco siglos con edificaciones que van desde lo colonial, pre-barroco... hasta el movimiento postmoderno y moderno
Els Blaus de Roses

cuba, cuba, conozca sus ciudades

MINIGUÍA DE LAS CIUDADES DE CUBA


La magia de las ciudades cubanas impacta por la diversidad arquitectónica; un abanico de estilos constructivos de más de cinco siglos con edificaciones que van desde lo colonial, pre-barroco... hasta el movimiento postmoderno y moderno. Algunas ciudades exhiben un trazado casi perfecto, mientras otras se presentan laberínticamente. Desde el mar enormes fortalezas darán la bienvenida; a pie, adoquines, empedradas o asfaltadas calles, columnas, balcones, arcos, balaustradas, construcciones de diferentes estilos... harán de cada espacio un punto para una foto, o simplemente para alzar la vista ante tanta belleza conservada.

Cuba es sonido de tambores, susurro de violines; es mezcla milenaria de razas y culturas, es blanca, negra, urbana, guajira, marinera... es cultura e historia que vive en cada una de sus localidades. Tierra de marcados y atractivos contrastes; de gente agradable, culta e ingeniosa, que disfruta del don de saber compartir su alegría y agradar a cuantos la conocen, que conserva ciudades museos con extraordinarios encantos: Trinidad, Cienfuegos ario y La Habana, se precian por ser declaradas por la UNESCO Patrimonios Culturales de la Humanidad.

Ciudad de la Habana
La Habana, capital de la República de Cuba desde hace más de cuatro siglos, es el centro administrativo, político, cultural y científico del país; bordeada por un extenso litoral, donde puede disfrutarse de más de 14 km de excelentes playas. Su centro histórico -con 142 hectáreas estructuradas a partir de un conjunto de plazas y plazuelas, en cuyo entorno se levantaron majestuosas edificaciones-y su sistema de fortificaciones -que aún conservan su prestancia de antaño- fueron declarados en 1982 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, indiscutiblemente el más apreciado de sus atractivos. La Habana se precia por su extenso Malecón, el Paseo del Prado... o por sitios emblemáticos como el cabaret Tropicana, el restaurante La Bodeguita del Medio y el Floridita, preferido por Ernest Hemingway. Es también una plaza preparada para enfrentar con éxito los requerimientos del turismo de reuniones y viajes de incentivo, y para intercambiar con sus habitantes.

Llamada por muchos Ciudad Museo de Cuba, Trinidad, es desde 1988 declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, así como su vecino Valle de los Ingenios. Palacios señoriales, casonas de vecinos, plazas e iglesias conservan el esplendor de la villa fundada en 1514. Como detenida en el tiempo, será mejor comenzar por la pintoresca Plaza Mayor, rodeada de edificaciones centenarias, hoy museos; la iglesia de San Francisco de Asís; así como recorrer las empedradas calles para apreciar las balaustradas de madera, los grandes ventanales, las viviendas espaciosas con zaguanes, los balcones corridos, y disfrutar de paseos en carros de caballos y de su gente misma, afable y sencilla en el trato. No puede dejar de admirar el Valle de San Luís o de los Ingenios, donde funcionaron más de 40 fábricas de azúcar, donde aún sobreviven al tiempo ruinas de las obras y de los barracones donde eran amontonados los braceros traídos de África, además de la Torre de Manaca-lznaga, una construcción de 45 metros de altura utilizada para velar las dotaciones en los cañaverales. En Trinidad recomienda la vecina playa de Ancón la mejor del sur de la Isla-, y excursionar a Topes de Collantes, corazón de la Sierra del Escambray.

Pueblo de Cienfuegos y su estilo frances
Cienfuegos resume la impronta de las familias francesas en el perfecto trazado rectilíneo de sus calles, formando una retícula cuidadosamente cuadriculada, según los preciosistas conceptos del estilo neoclásico. La elegancia de sus edificaciones de cuidadas líneas geométricas, su aire señorial y la armonía arquitectónica del centro histórico de la Perla del Sur o Linda Ciudad del Mar le hicieron merecer el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad en el 2006. Ameritan una atenta mirada el Parque Martí, otrora Plaza de Armas, centro de un conjunto en el que sobresalen el Teatro Terry, la Catedral de la Purísima Concepción, el Museo Provincial, el Palacio Ferrer, el Paseo del Prado, el Malecón, el entorno a la gran Bahía de Jagua... Finalmente, el morisco Palacio de Valle, los Cementerios de Reina y Tomás Acea, ambos Monumento Nacional, entre otros. Acá será normal encontrarse una fiesta de pueblo en su malecón o en las puertas del Mar Caribe: su bahía.

Cada ciudad de Cuba merece ser visitada. Pinar del Río, la tierra del mejor tabaco del mundo, atesora dos de las seis Reservas Mundiales de la Biosfera existentes en la ínsula. Un destino de sobresaliente interés para quienes encuentran en la naturaleza una buena razón para viajar. En esta zona el hombre curtido por el sol y el trabajo en las vegas de tabaco le brindará amigablemente una taza de café criollo y lo invitará a deleitarse con un habano y un trago de Guayabita del Pinar, o sencillamente compartir su historia.

Matanzas, es conocida como la Atenas de Cuba, o Ciudad de los Puentes, y atesora un rico patrimonio cultural, cuna de grandes figuras de la música y las artes; en su territorio se localiza el balneario Varadero, principal destino de sol y playa de la Isla. Hermosos paisajes y atracciones turísticas alternan lo pintoresco con lo grandioso en Villa Clara, donde se encuentran las ciudades de Santa Clara o la Ciudad del Che, como muchos le distinguen; Remedios, 8va. Villa de las fundadas por España en Cuba, Monumento Nacional; o Caibarién. En el territorio confluyen la llanura y la montaña, las villas coloniales, ciudades y pueblos de pescadores. Tierra insólita, con lugares de interés histórico, arquitectónico, recreativo, paisajístico y turístico. De obligada cita: la Cayería norte, atrayente y celosamente preservado.

Camagüey, fundada hacia 1515, tiene sorprendentes plazas, iglesias y calles típicas que invitan a caminarlas. Una de las ciudades más importantes de la Isla, que atesora el mayor centro histórico -unas 300 hectáreas-, considerado entre los mejores conservados del país con magnas edificaciones civiles y religiosas cuyos muros albergan una historia de siglos. Son símbolo de esta urbe los tinajones y las iglesias. La Plaza de San Juan de Dios constituye una joya de la arquitectura colonial cubana, en la que se integran la Iglesia y Hospital homónimo, entre muchos sitios de interés. El camagüeyano gusta de la buena mesa, las buenas costumbres... en el encontrará un pariente, un familiar cercano. En la costa norte de la provincia, Santa Lucía ofrece 21 km de playas con aguas color turquesa y una ancha franja de arena fina, así como una extensa formación coralina situada a sólo 2 km de la costa, la mayor de su tipo en el hemisferio occidental.

Cristóbal Colón en su primer atisbo de la tierra cubana pronunció allí una frase registrada para la historia:"...esta es la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto". Hoy Holguín ofrece una naturaleza virgen y exuberante, y una rica tradición cultural e histórica; también encontrará quien le brinde su mano y lo conduzca por su territorio. Recorrer la ciudad capital y la costera Gibara; conocer aspectos de la cultura aborigen en Bañes y el cercano sitio arqueológico de Chorro de Maíta; internarse en algunos de sus centenarios bosques e irse a descubrir los encantos de Guardalavaca, Esmeralda, Pesquero, Don Lino -playas de fama creciente- y Cayo Saetía, o practicar el senderismo en Pinares de Mayarí, son algunas de las opciones más interesantes.

Bayamo, monumento nacional
Más allá, hacia el Oriente de la Isla, se alzan majestuosas Santiago de Cuba, Bayamo y Baracoa. La primera la Capital del Caribe, la tierra del fuego... la más caribeña de las localidades cubanas, que ostenta el título de Ciudad Héroe de la República de Cuba y la Manzana de Oro, condecoración especial que otorga la Federación internacional de Periodistas del Turismo (FIJET). En esta urbe palpará de cerca el calor humano, la gracia de vivir en Cuba y ser parte de esta tierra... hombres de pueblo que se abrigan en su ciudad para hacerla cada vez más Caribeña.

Bayamo, Monumento Nacional, capital de la provincia Granma, es conocida como la cuna de la nacionalidad por conservar un rico patrimonio histórico y cultural. Azul intenso, fértiles llanuras bañadas por ríos que vienen de lo alto, majestuosas montañas y singulares atractivos hacen de esta tierra un verdadero abanico de contrastes. Su gente jovial y siempre generosa le darán la bienvenida.

Para cerrar Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa, la Villa Primada, o la Ciudad Primada de Cuba, tal vez sencillamente, Baracoa, tierra fundada hacia 1512, primera capital de la Isla, con relieve predominantemente montañoso y la presencia de playas, ríos y de valles aluviales que se extienden hacia la costa. En Baracoa se localiza la Reserva de la Biosfera Cuchillas del Toa, que fue declarada en 1987 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con el Parque Nacional Alejandro de Humboldt, asiento de una variada flora y fauna que encierra el encanto de su descubrimiento por su belleza y paisajes, primera villa fundada en la Isla por España.

Las ciudades hacen de Cuba un sitio para desandar entre vericuetos y laberínticas calles, callejuelas y avenidas. Parques, casonas coloniales, edificaciones de todos los estilos, balaustradas, balcones, tajas y adoquines... serán su compañía durante su estancia. Muchos llegan atraídos por su rico acervo cultural y la prominencia alcanzada por algunas de sus más encumbradas figuras; por recorrer sus parajes y vivir un instante en sus sitios patrimoniales; degustar la excelencia de su cocina, su música, de compás inconfundible. Concluido el día, ser la noche llena de sones, guarachas, mambos... y de los ritmos cubanos más contagiosos, esos que llenan de cadencia, sabor y alegría sus calles.

Guárdame en el móvil