Croacia, el mediterráneo tal y como era
Croacia
Con Risnjak, Paklenica, los lagos de Plitvice y Velebit septentrional en la parte montañosa del país; y con el archipiélago de Kornati, Mljet, Brijuni y las cascadas del Krka en el litoral, Croacia destaca por sus bellezas naturales.
Els Blaus de Roses

croacia, croacia, el mediterráneo tal y como era

LA NATURALEZA, LOS PAISAJES.

La naturaleza vista con sus colores más intensos.

¡Esta es una de las áreas ecológicas mejor conservadas de Europa! Una región en la que los colores del soleado y ardiente mar Mediterráneo se unen con la placidez y frescura de las montañas del interior y con la mansedumbre de los trigales de Panonia. Tierra de verdaderas inspiraciones divinas sobre las que han escrito muchos escritores del mundo entero, es uno de los pocos lugares de Europa en el que en un espacio tan estrecho se pueden hallar 8 parques nacionales.

Con Risnjak, Paklenica, los lagos de Plitvice y Velebit septentrional en la parte montañosa del país; y con el archipiélago de Kornati, Mljet, Brijuni y las cascadas del Krka en el litoral, Croacia destaca por sus bellezas naturales. Con tres viveros, uno en Trsteno en las cercanías de Dubrovnik, otro en Lisičine en las proximidades de Voćin y Opeka cerca de Vinice, con numerosos parques históricos y parques naturales protegidos, esta tierra es un verdadero e infinito paraíso verde con 4300 especies de plantas y con un número similar de especies animales.

No lo dude ni un momento, navegue por los colores azul celeste del mar Adriático y descubra uno de los últimos hábitats del buitre leonado de Europa. Y para los verdaderos enamorados de la naturaleza, debemos hacer una breve reseña: Croacia es el país donde puede navegar por el mar junto a su propio delfín adoptado y, si tiene suerte, también podrá admirar la foca mediterránea.Éstos son los espacios donde la naturaleza se nos presenta con sus colores más intensos.

LA HISTORIA, LA CULTURA.

Anfiteatro romano de Pula
Tesoro de una impresionante historia.

¡Bienvenido a Croacia! Un país en el que la rica herencia cultural no se descubre solamente dentro de los numerosos museos e iglesias que, hoy por hoy, son monumentos de la más alta categoría e inevitable capítulo en la lista de la herencia cultural del mundo reconocida por la UNESCO, sino que, al contrario, es un lugar mágico en la región del Mediterráneo en el que la más breve caminata se convierte en el descenso por las antiguas escalinatas de una rica y gloriosa historia. Sea que siga el enjambre de las pequeñas callejuelas blancas hasta los alegres puertos de las ciudades de Istria, Kvarner o Dalmacia, sea que ascienda por los senderos serpenteantes que lo llevarán hasta la región central de Croacia, en los que se pueden admirar fabulosas fortificaciones y palacios, cada paso dado en esta tierra es siempre una nueva experiencia. Específica porque en su territorio convergen noblemente y se complementan cuatro círculos culturales – el occidente, el oriente, el espíritu centroeuropeo y el del Mediterráneo - Croacia es una tierra de cultura urbana que, en su parte costera, cuenta con el mayor número de centros urbanos en toda la cuenca Mediterránea.

Con sus once fenómenos culturales – la Fiesta de San Blas, la fabricación de encajes en Lepoglava, Pag y Hvar, la marcha de los campanilleros (zvončari) de la región de Kastav en el carnaval anual, la procesión Za križen (Via crucis) en la isla de Hvar, canto y música a dos voces en escala istriana y del litoral croata, la procesión primaveral anual de las Ljelje (reinas) de Gorjani, el arte de la fabricación tradicional de juguetes infantiles de madera en Hrvatsko zagorje, el torneo caballeresco tradicional de Sinj (Sinjska alka), la elaboración de pan de especias en el norte de Croacia, la canción Bećarac de Eslavonia, Baranja y Srijem, asi como el baile Nijemo kolo (la rueda muda) de Dalmatinska zagora, Croacia se encuentra entre los paises con más bienes inmateriales protegidos, inscritos en el listado de la UNESCO. El canto tradicional a dos voces, ojkanje, se encuentra en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia.

Si le interesa la época grecorromana le invitamos a que visite nada menos que los magníficos monumentos de la Pula romana, el foro romano de Zadar que es, en nuestros días, el foro explorado más grande de la costa adriática croata y, para finalizar, el extraordinario palacio de Diocleciano que se encuentra en la ciudad de Split. Y avanzando en el tiempo, podrá admirar monumentos que van desde la época prerrománica de la iglesia de San Donato en Zadar, a través del mundo románico de la fascinante ciudad-museo de Trogir o las islas de Krk y Rab, hasta llegar al capítulo del estilo gótico en Zagreb, Pazin o Ston, en la península de Pelješac. Podrá descubrir el período renacentista en Osor en la isla Cres, en la catedral de Šibenik, en las islas de Hvar y Korčula y, por supuesto, en la irrepetible y única ciudad de Dubrovnik. El resplandor del estilo barroco lo podrá admirar en su versión plena en las ciudades de Varaždin, Bjelovar y Vukovar, y la herencia del siglo XIX en las ciudades de Rijeka, Osijek y en la imprescindible ciudad de Zagreb.

Y si, por el contrario, es Vd. amante de los encantos de los monumentos menos conocidos y es uno de aquellos que vagando disfruta del descubrimiento de la belleza en silenciosas localidades que, a su vez y de manera íntima nos relatan su historia milenaria, entonces adéntrese en el mundo de las centenarias pequeñas iglesias medievales, con sus espléndidos frescos y con fascinantes monumentos de piedra con ornamentos mozárabes. A partir de la época en que vivió Herman Dalmatin, conocidísimo filósofo del medioevo nacido en Istria, a través de las vidas del viajante y explorador Marco Polo natural de la isla de Korčula, de Julij Klović - Miguel Ángel croata y miniaturista - de Ruđer Bošković el más grande físico, matemático y astrónomo de su época nacido en Dubrovnik y de Nikola Tesla – uno de los genios inventivos más brillantes de la historia, oriundo de la región de Lika - Croacia es una tierra que se puede enorgullecer no sólo del prestigio de su rica historia sino también de personajes históricos realmente significativos.

LAS CIUDADES CROATAS.

El esplendor de la diversidad vivida.

Independientemente de que se trate de los ajetreados centros grecorromanos llenos de vida y actividades, o de las silenciosas y humildes localidades del medioevo cuyos cimientos fueron puestos en las verdes y frías colinas y montañas del interior de Croacia; o por otro lado, que emergieron de los áureos trigales de Eslavonia, las ciudades de Croacia han sido desde siempre un gran depósito de riquezas históricas y culturales.

Creadas y edificadas con la impecable visión de vivir una buena vida y alimentadas con los nobles paisajes de viñedos, olivares y trigales, estas ciudades se nos presentan como si hubiesen salido de los marcos de un lienzo. Y como suele suceder con el destino de los hombres, así también las ciudades han pasado épocas de bienestares y malestares; algunas han logrado conservarse y se enorgullecen de una continuidad de miles de años, período en el cual se han convertido en verdaderas metrópolis, mientras que otras, en el torbellino de su agitada historia se han convertido en románticos bastidores desde los cuales, hoy por hoy, las almas sensibles leen las notas de tiempos pasados.

Si realmente desea conocer las ciudades de este país en el pleno resplandor de su diversidad, comience su travesía partiendo desde los centros urbanos de la costa adriática y suba hacia el norte, en dirección de la paz y serenidad de las localidades del interior. Sean éstas la célebre ciudad de Dubrovnik o Split, la ciudad del emperador Diocleciano; Šibenik la ciudad del rey Krešimir, Zadar, Rijeka o Pula, ciudad mítica y refugio de los Argonautas; la capital Zagreb o la ciudad barroca de Varaždin, Osijek o la ciudad de Vukovar, símbolo del orgullo croata, una simple caminata por las calles de todos estos centros urbanos se convertirá en un mágico recorrido por los impresionantes períodos de su historia.

LAS ISLAS, LA COSTA.

El verdadero encanto del Mediterráneo.

Desde el verde de Arcadia del archipiélago de Brijuni en el extremo norte, a través del poema épico de Kvarner y de sus aromáticas islas Cres y Lošinj, pasando por la áurea dorada isla de Krk, la mágica isla de Rab, la pequeña isla arenosa de Susak, la isla de Pag, siempre golpeada por la bora, hasta las islas de Kornati esparcidas como perlas. Y después, siguiendo por las majestuosas islas cuya belleza se nos hace siempre indescriptible y las cuales son Brač, Hvar, Vis, Korčula, Mljet y el archipiélago Elafiti, que se encuentra a los pies de la célebre Dubrovnik en el extremo sur de la costa croata, le invitamos a navegar por estos tranquilos mares del Adriático y a que conozca su irrepetible costa.¡Bienvenidos al infinito de la belleza del mar Mediterráneo cuyo aspecto se nos presenta precisamente así, tal como era en el pasado!

Recubiertas por la noble sal del mar Adriático, despertadas por el penetrante aroma de los pinos, la lavanda y la salvia y acariciadas por el sol y el suave viento mistral, las costas croatas son un verdadero jardín oculto mediterráneo de grandes bellezas. Coronada con una guirnalda de más de mil islas paradisíacas que como perlas adornan los rasgos de su rostro, la costa de Croacia es una de las más limpias y apacibles del Mediterráneo. Y si navega por estos mares y disfruta de los hermosísimos escenarios desde la alta mar; o si se ha sumergido en el puro y cristalino mar de sus románticas bahías y de las cálidas rocas; o si reposa su mirada percibiendo los rasgos de las islas unidas al azul infinito, descubrirá por qué esta costa se enorgullece de haber sido llamada la suprema creación divina.

UNAS VACACIONES ACTIVAS.

Dugi otok
Naturaleza intacta.Escape del estrés.

¿Es Vd. amante del descanso recreativo? ¿Le gusta hacer vela y bucear o prefiere dar paseos en bicicleta e ir descubriendo nuevos paisajes en vez de hacer los típicos recorridos turísticos? ¿Le gustaría hacer montañismo y alcanzar las cumbres de las montañas y después, desde esas mismas cumbres, partir en parapente? Croacia es precisamente el destino que estaba buscando!

Esta tierra se enorgullece de tener un paisaje marino único, una bellísima costa caracterizada por su geografía irregular, playas y bosques de pinos, pequeñas ciudades costeras que son el reflejo dela perfección y más de 1.000 islas que cautivan con su aspecto excepcional. Y si navega por sus mares o si ha buceado en las profundidades de su mar descubriendo la riqueza de su flora y fauna, entonces seguro descubrirá un mundo maravilloso que se remonta a siglos atrás, desde las ánforas romanas hasta las galeras hundidas y los barcos que sufrieron naufragios en los turbios tiempos de las dos guerras mundiales. Descubrirá que la costa de Croacia es un verdadero paraíso para los navegantes y buceadores.

Su conservada naturaleza es un verdadero punto de partida desde donde podrá hacer caminatas, montañismo y donde podrá acampar. Y se alegrará de poder disfrutar aquí de un verdadero descanso y de haber llegado al lugar donde la naturaleza es todavía genuina. Por supuesto, aquí también puede practicar la equitación, el ciclismo o el senderismo. Este último le hará tomar diferentes direcciones llevando el ritmo que Vd. desee y prefiera. Y si, para finalizar, pertenece al grupo de personas que adoran las actividades que excitan el ánimo con la adrenalina, como el rafting, el paracaidismo, o el parapente, que se pueden practicar desde la parte central de Croacia hasta la región de Dalmacia; o si está interesado por el alpinismo en las montañas de Biokovo o de Vidova Gora en la isla de Brač, entonces al visitar Croacia tendrá sin duda la oportunidad de descubrir que éste es un país de retos realmente excepcionales.

El retorno a la naturaleza

¿Sabía que en los tiempos cuando viajar a la región del Adriático era una verdadera aventura y cuando el viaje desde Europa occidental hasta la primera costa, isla o mar duraba casi 24 horas, los campistas ya venían sintiendo de una manera irresistible el deseo de visitar Croacia? Es más, cada año que pasa ¡el número de campistas es mayor! Seguramente querrá saber porqué Croacia, como país con la más antigua tradición de naturismo en Europa y como destino único de los verdaderos campistas, desde el cabo de Savudrija al norte de Istria hasta Prevlaka al sur de Croacia, se enorgullece de contar con 526 campings. Hemos aquí algunas razones que le ayudarán a comprender este fenómeno: la naturaleza intacta de Croacia cuenta con el espléndido número de ocho parques nacionales; además contamos con numerosas áreas protegidas, paisajes y reservas naturales. El litoral más accidentado del Mediterráneo, repleto de pequeñas islas, arrecifes, bahías y playas románticas, es un lugar ideal para una verdadera unión con la naturaleza.

Croacia es un país con un suave clima mediterráneo, pero también cuenta con la riqueza y diversidad del área continental que abarca mágicas colinas verdes, montañas épicas, rápidos y lagos, hasta llegar a la llanura de Eslavonia. Y todos estos espacios geográficos juntos son como una irrepetible creación de la naturaleza, ideales para los campistas innatos. Y si añadimos a este conjunto el número de hasta 7 localidades incorporadas a la lista del patrimonio cultural y natural protegido de la UNESCO, numerosos monumentos de la época grecorromana muy bien conservados y diversas colecciones, así como la gran oferta gastronómica de manjares como los platos a base de pescado y mariscos, en combinación con la sinfonía de sabores que ofrecen las más finas gotas del aceite de oliva y de los divinos vinos de cepa autóctona, verá que tiene ante Vd. una lista interminable de razones para venir a visitarnos.

Descubra el fascinante mundo submarino

Especialmente por el hecho de hundirse profundamente en el espacio que separa las largas costas de Italia y Croacia, la cuenca del mar Adriático es la personificación del Mediterráneo y el verdadero paraíso para practicar los deportes marinos y submarinos. La temperatura media de la superficie del mar en los meses de verano oscila entre 21° C y 26° C. Por otro lado, la temperatura media a una profundidad de 20 a 30 metros, que es la profundidad promedio de buceo, durante todo el año es siempre la misma y oscila entre 16° C y 17 ° C.

Además de las especies autóctonas de animales y plantas que viven en el Adriático y que se podría decir, han sido creadas para los amantes de la fotografía submarina, el Adriático croata esconde en su seno sitios arqueológicos llenos de misterio que abarcan antiguas colonias grecorromanas sumergidas y todo tipo de restos de naufragios. Con sus atractivos sitios para la práctica de buceo que van desde muros, arrecifes, y cavernas submarinas, hasta los restos de galeras medievales naufragadas y restos más recientes de barcos hundidos, puede suceder incluso que en sus paseos se tope también con restos de aviones. Este mar es un único ejemplo de la gran riqueza del Mediterráneo no sólo por su rica belleza sino también por los estratos de su rica y convulsa historia.

El mar Adriático, que desde tiempos remotos ha sido considerado uno de los caminos más cortos desde la parte central del Mediterráneo y las sedes de las grandes civilizaciones antiguas en su ruta hacia el norte del continente europeo, esconde debajo de su superficie azul restos de numerosas épocas europeas y de sus civilizaciones. Es por esta razón que le recomendamos que no lo piense dos veces, sumérjase en la infinita profundidad azul del imperio de Poseidón y disfrute de la paz de un paisaje con el que pocas veces podrá encontrarse.

La tierra de los Ulises modernos

Esparcidas como perlas por el cristalino mar azul, las 1.244 islas, peñascos y arrecifes que podemos hallar en la costa croata del Adriático son las irrepetibles y únicas 1.244 razones para emprender una aventura náutica de ensueño. Se podría decir que están idealmente distribuidas, con una distancia entre ellas no mayor a las diez millas náuticas, a lo largo de una costa de 6.278,00 km. de longitud, en una serie insular que se extiende desde la península de Istria hasta Dubrovnik. Las islas de Croacia son un verdadero reto para cualquier verdadero navegante. Con más de mil quinientas bahías y puertos en pequeñas islas y en la costa del litoral en los que siempre se puede encontrar donde amarrar la nave, anclar o pasar la noche, la costa Adriática croata es un lugar idóneo para la navegación a toda vela, para hacer un crucero con naves de motor o para las diversiones marinas que ofrecen las embarcaciones para la práctica de pesca deportiva.

Con unas cincuenta marinas de excelente calidad, en las que se puede atracar durante todo el año o que pueden ser un atracadero de tránsito que cuentan con un total de 16.848 amarres en el mar y con 5.209 en tierra firme, están ubicadas en lugares sumamente protegidos, en grandes ciudades o en pequeñas bahías insulares. Y son, en definitiva, seguros refugios y lugares en los que se pueden prestar servicios y hacer el mantenimiento de la nave. Además, se puede encontrar una gran oferta de servicios entre los que no podemos dejar de hacer mención de la oferta gastronómica en los numerosos restaurantes y bodegas típicas. Y para los que disfruten de los placeres que ofrecen los pequeños puertos en el corazón de las ciudadelas costeras que con orgullo cuidan y fomentan sus viejas costumbres como la tranquilidad del modo de vida mediterráneo, aquí podrán encontrar numerosos muelles a lo largo del litoral adriático desde Cavtat, Gruž en Dubrovnik, Vela Luka en Korčula, Hvar y Vis al sur hasta Lošinj e Istria al norte.

Ya desde la época grecorromana una de las rutas marinas más importantes de las antiguas civilizaciones pasaba por el mar Adriático. Este mar es uno de los más tranquilos del Mediterráneo, sin grandes oleajes ni fuertes corrientes marinas, con una profundidad máxima de 1.330 metros en su parte más meridional, con un atractivo litoral que cubre un total de 138.595 km2, con una singular transparencia que llega alcanzar los 50 metros de profundidad y con una temperatura media de 16° C hasta los 21° C. Es un lugar idóneo para disfrutar de las aventuras náuticas que Vd. siempre ha soñado.

Sesión de Wellness
Vivir sin estrés

En busca de unas vacaciones perfectas no deje de pasar siquiera un día en los numerosos tratamientos wellness que no sólo mimarán su cuerpo, sino que las fragancias de plantas aromáticas inspirarán todos sus sentidos y tranquilizarán su alma. Croacia es una tierra de un envidiable número de excelentes centros wellness repartidos a lo largo del país. Desde la mágica costa adriática y sus meditativos interiores pasando a través de la paz y el frío de las montańas hasta las llanuras doradas de Eslavonia, sobre la riqueza natural de Croacia y su larga tradición brinda testimonio el hecho de que en este territorio incluso desde los tiempos antiguos fueron construidas termas y bañeras, para proporcionar el equilibrio ideal de su cuerpo y alma.

Diseñado bajo el concepto de autenticidad, utilizando sólo los recursos naturales y cosméticos a base de plantas autóctonas mediterráneas como la lavanda, laurel, mirto o salvia que abundan en Croacia, junto con todas las instalaciones necesarias como piscina, sauna, solárium y masajes, oferta de belleza y spa, sin interrupción alguna satisface los más altos estándares mundiales; los tratamientos wellness son un capítulo inevitable para el verdadero descanso. Por otra parte, en un muy agradable espacio, el personal wellness formado por los mejores profesionales desde fisioterapeutas, aromaterapeutas hasta maquilladores, ha diseñado un programa que usted puede elegir según sus propias preferencias. Desde la aromaterapia con preparaciones aromáticas mediterráneas, como el aceite de oliva mezclado con una gran variedad de aceites esenciales de lavanda, romero o piñones hasta masajes con miel, chocolate, o incluso con oro, para usted se creará un tratamiento muy personal y único. Por lo tanto, su tarea es sólo elegir, relajarse y disfrutar. Croacia es el destino ideal para los amantes del wellness.

Paseando por la orilla de la playa
En búsqueda de unas vacaciones de ensueño

Croacia ha atraído desde los primeros comienzos del desarrollo de su turismo a las más altas clases, a la crema innata de la sociedad de Europa y el mundo entero. Ya en el siglo XIX fue reconocido como un país de excepcionales potenciales turísticos y por su suave clima ha venido siendo considerado como un lugar de reposo y como un destino balneario de la aristocracia europea. En el libro de la historia turística de Croacia han sido inscritos numerosos célebres episodios, y como ejemplo podemos citar la infalible visión de Kupelweiser, el cual vislumbró que el archipiélago de Brijuni se podría convertir en un conocido destino turístico para la alta sociedad, así como los primeros hoteles y villas de lujo en Opatija y los del cercano Lovran, en los que la aristocracia mundana de la monarquía austrohúngara tenía la costumbre de venir a descansar; hasta llegar hasta las casas solariegas de Dubrovnik y los ocultos refugios de las paradisíacas islas de Dalmacia en las que el amor del rey británico Eduardo VIII y de la norteamericana divorciada Wallis Simpson escaló hasta tal punto que Edward decidió abdicar al trono en nombre de su amor. Es por esta razón que le recomendamos que abra las puertas de los hoteles de lujo de Dubrovnik o de su hermosísima villa Šeherezada ante la cual se estremecerá con toda certeza.

Ya en la década de los 30 promocionada como la más bella región en la que durante todo el año la buena sociedad europea venía a disfrutar del golf, del tenis o del polo, en las áreas verdes de las islas de Brijuni el visitante siempre podrá disfrutar de la compañía de venados y aves reales. Hasta nuestros días este archipiélago ha logrado seguir siendo en la región del Mediterráneo el símbolo del turismo de deporte de elite. Este complejo turístico, minuciosamente planeado y edifi cado por excelentes arquitectos ingleses y americanos, y más tarde, renovado tomando como modelo el plano original, sigue siendo un lugar de nuevos encuentros de la buena sociedad. Croacia, desde el pasado hasta nuestros días, es un país en cuyos episodios históricos han sido inscritos los nombres de célebres personajes que han venido a visitarla con la intención de disfrutar de unas vacaciones soñadas.

Guárdame en el móvil