Córdoba, el corazón de Andalucía
Córdoba - Andalucía
Córdoba refleja nítidamente el protagonismo de las poderosas civilizaciones que la han poblado. Romanos, musulmanes, judíos y cristianos han dejado una profunda huella en el patrimonio, la cultura, costumbres y tradiciones de esta milenaria ciudad
Els Blaus de Roses

córdoba - andalucía, córdoba, el corazón de andalucía

CÓRDOBA, EN EL CORAZÓN DE ANDALUCÍA


Situación

Córdoba es una provincia del sur de España, en la parte norte-central de la comunidad autónoma de Andalucía a orillas del Guadalquivir y al pie de Sierra Morena. Limita con las provincias de Málaga, Sevilla, Badajoz, Ciudad Real, Jaén, y Granada. Su área es 13.769 km2; y su población 803.038 habitantes de los cuales más del 40% vive en la capital, Córdoba, con una superficie de 1.245 km2 en la que viven más de 325.000 habitantes.

Cómo llegar

A la ciudad se puede acceder por transporte aéreo (aeropuertos cercanos de Sevilla, Málaga y Granada), por carretera (A-4 desde el norte y Andalucía, N-432 Badajoz- Granada y la A-45 hacia la Costa del Sol) y por ferrocarril, siendo el tren de Alta Velocidad (AVE) la opción más cómoda y eficaz.

Clima

Gracias a su ubicación la ciudad goza de un microclima particular (mediterráneo continental) que propicia temperaturas agradables todo el año, escasas precipitaciones y una incidencia solar alta (2.800 – 3.000 h. de sol al año), con 143 días despejados.

CÓRDOBA, LUGAR DE ENCUENTRO ENTRE CULTURAS

Civilizaciones

Córdoba refleja nítidamente el protagonismo de las poderosas civilizaciones que la han poblado. Romanos, musulmanes, judíos y cristianos han dejado una profunda huella en el patrimonio, la cultura, costumbres y tradiciones de esta milenaria ciudad. Córdoba, la Ciudad de las Tres Culturas a pesar de las ocasionales dificultades entre los integrantes de las tres culturas, la ciudad y su ciudadanía supieron cómo sobrevivir a los problemas y crear una situación idílica para el desarrollo de las artes y ciencias. El punto álgido de este encuentro intercultural y religioso se podría situar entre los años 936 y 1031, coincidiendo con el momento de mayor esplendor califal. Durante esta era dorada Córdoba fue hogar y destino de peregrinación de los más grandes creadores y pensadores. El entendimiento entre las tres culturas convirtió a la capital y zonas de la provincia en focos indiscutibles del conocimiento. La conquista de Córdoba por parte de Fernando III marcó un nuevo hito en el devenir histórico de la ciudad.

La Córdoba Romana

Su estratégica situación geográfica atrajo por el año 206 a.C. a los romanos, que emplazaron junto al poblado ibérico originario el campamento de invierno de sus tropas.

Pero su fundación como ciudad no llegaría hasta mediados del siglo II a.C. por el pretor Marco Claudio Marcelo, que embelleció y extendió Córdoba hacia el Este, dividiéndola en dos porciones, una donde vivían los naturales y otra, las familias romanas. Enseguida se afirmó la utilidad administrativa de la urbe recién creada, que facilitaba la seguridad y el avituallamiento de las legiones romanas, por lo que pasó a ser considerada capital de la Hispania Ulterior y, posteriormente, capital de la Hispania Ulterior Baetica.

En torno a su puerto fluvial se desarrollará una intensa actividad adquiriendo una gran pujanza el comercio de aceite, minerales y productos agrícolas, gracias también a la construcción de la Vía Augusta, que pasaba por el puente romano sobre el Guadalquivir.

La ciudad estaba amurallada con grandes lienzos de piedra y, en su interior, se encontraban el palacio pretoriano, el circo para carreras de cuadrigas, el teatro, el anfiteatro y numerosos templos como el que se conserva en la calle Claudio Marcelo. Esta tierra proporcionará además a la Roma imperial escritores y filósofos de la talla de Séneca –la figura más importante de la Córdoba hispanorromana- y su sobrino Lucano, que alcanzó el Olimpo literario con su obra La Farsalia.

Córdoba Musulmana. Joya del Califato

Tras la victoria sobre los visigodos, en el año 711, los musulmanes se hacen con el dominio de Córdoba convirtiéndola desde entonces en la capital de una nueva provincia del mundo islámico a la que llamarán Al-Andalus. En el año 756 ésta se independizará de Damasco, conformándose como Emirato Independiente bajo el poder de Abd al-Rahman I. En el año 785 este emir adoptará una decisión fundamental en el legado histórico de los omeyas: la construcción de la Mezquita Aljama sobre el solar de la basílica visigoda de San Vicente, ampliando en sucesivas etapas.

La cultura musulmana se fue así consolidando, construyendo en la ciudad numerosos baños, mezquitas y obras de ingeniería. Pero la máxima grandeza de la Córdoba musulmana fue conseguida por Abd al-Rahman III que en el año 929 estableció un Califato Independiente de Damasco, convirtiendo Córdoba en la ciudad más floreciente, culta y poblada de Europa. A él se debe también la construcción de la ciudad palatina de Madinat al-Zahra, sede del gobierno y lugar de residencia.

Aunque sería inacabable la relación de sabios y artistas que se dieron cita en la Córdoba califal, cabe reseñar por la trascendencia que posteriormente tuvieron en la cultura occidental a los poetas Ibn Hazam e Ibn Zaydun, el prestigioso oculista Al-Gafequi, el músico Ziryab y los filósofos Averroes (cuya influencia es decisiva en la historia del pensamiento europeo) y el judío Maimónides.

El Califato comenzó a desmembrarse, dejando de existir en el año 1013, debido a las guerras civiles que acabaron con el poder central y fomentaron por todo Al-Andalus la formación de los reinos de taifas. Será reconquistada por los cristianos en el siglo XIII.

Córdoba Judía

Tras la conquista cristiana de Córdoba por Fernando III el Santo, en 1236, la comunidad judía de la ciudad mantuvo parte de su influencia anterior. Este rey promulgó un fuero donde daba el mismo trato a cristianos, musulmanes y judíos.

La convivencia entre judíos y cristianos fue pacífica hasta finales del siglo XIII, cuando comenzó a deteriorarse por la difusión de propaganda antijudía y la radicalización de los eclesiásticos cristianos. Como consecuencia de las predicaciones del arcediano de Sevilla, Ferrán Martínez, la judería de Córdoba sufrió un grave asalto en 1391, lo que forzó a muchos a convertirse al cristianismo.

La Inquisición, que se instauró bajo el reinado de los Reyes Católicos a finales del siglo XV, persiguió sin descanso a los judíos conversos.

Tal como había sucedido con anterioridad en otros reinos europeos como Inglaterra, los Reyes Católicos decretaron en 1492 la expulsión de los judíos, que tuvieron un plazo de cuatro meses para salir del país, si se negaban a convertirse al cristianismo. Debido a que los judíos no tuvieron un estilo arquitectónico propio, en muchas ocasiones el rastro musulmán se suele confundir e incluso identificar con la huella de los judíos en al-Andalus.

Córdoba Cristiana

La llegada del siglo XIII anuncia el comienzo del fin para la enfrentada comunidad musulmana. Fernando III, conocido como El Santo, toma la disgregada capital califal en 1236, completando la victoria con la conquista del resto de la provincia años más tarde. La primera actuación del rey sería delimitar las dos secciones de la ciudad, la villa (antigua Medina) y la Ajerquía (antiguo arrabal de al-Sarquiyya) en catorce collaciones o barrios, siete en cada una de ellos. De esta forma, cada collación se desarrolla en torno a una iglesia Fernandinas o de la Reconquista que constituyen un bello ejemplo de la arquitectura medieval cristiana en Córdoba, con la particularidad, en algunas de ellas, de encontrarnos la convivencia de los estilos Tardorrománico, del primer Gótico y el Mudéjar.

Córdoba Moderna

A finales del s. XVI, Felipe II tratará de restablecer la importancia de esta ciudad –siendo el artífice ce de las Caballerizas Reales-, pero esta efímera recuperación se verá frenada por la administración borbónica (s. XVIII), la Guerra de la Independencia (s.XIX) y las posteriores disputas entre absolutistas y liberales.

Córdoba Contemporánea

Desde mediados del s. XX Córdoba ha experimentado un significativo despegue económico, social y cultural fundamentado en la creación de la Universidad, la mejora de las infraestructuras de transporte (con el tren de Alta Velocidad a la cabeza) y la declaración de Patrimonio de la Humanidad, convirtiéndose en un referente del turismo internacional.

CÓRDOBA, UNA CIUDAD DE CONGRESOS

Córdoba se ha revelado como una atractiva sede para la celebración de congresos y convenciones.
A su excelente red de comunicaciones, tanto viales como ferroviarias, suma una extraordinaria infraestructura orientada al turismo de reuniones.

Grandes e históricos espacios, como el Palacio de Exposiciones y Congresos de Córdoba, situado en el antiguo Hospital Mayor de San Sebastián, se combinan con otros, igualmente equipados con las últimas tecnologías, que se reparten por los hoteles de tres, cuatro y cinco estrellas de la ciudad. La Institución Ferial de Córdoba (IFECO) y el Pabellón Surgenia acogen, por su parte, las ferias de muestras y exhibiciones de mayor envergadura que cada año se citan en Córdoba y que forman parte ya de su calendario.

Además de los lugares, la capital cordobesa ofrece un amplio abanico de servicios turísticos (Organizadores Profesionales de Congresos, empresas de catering, de alquiler de vehículos, de azafatas...) que garantizan el éxito de cualquier evento celebrado en la ciudad. A todo ello, hay que añadir una atractiva oferta cultural y de ocio durante todo el año y el incuestionable valor monumental y natural de la que fuera capital del Califato.

El Cordoba Convention Bureau es un programa del Consorcio de Turismo de Córdoba, organismo de derecho público y de ámbito municipal integrado por el Ayuntamiento de Córdoba, la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO) y la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Córdoba, que tiene como objetivo fundamental la promoción y el fomento del turismo den la ciudad de Córdoba.

Desde el Córdoba Convention Bureau se prestan los siguientes servicios:

Presentación de Candidaturas. Captación de Congresos, convenciones y viajes de incentivos. Asesoramiento personal. Colaboración con la difusión de eventos. Intermediación con otras instituciones y entidades de Córdoba.

Contacto con organizadores profesionales de Congresos locales. Apoyo en la organización de viajes de inspección. Asistencia a ferias y salones especializados. Organización de Workshops y presentaciones comerciales.

Turismo idiomático

Córdoba es una ciudad en la que estudiar español y otros idiomas puede resultar una tarea sencilla, enriquecedora e, incluso, divertida. Existen numerosos centros formativos y academias de notable prestigio repartidos por toda la capital. Además, su gran ambiente universitario y tradición cultural junto a una completa oferta de ocio, invitan al estudiante a participar activamente de los hábitos de vida españoles, incentivando así el aprendizaje de nuestra lengua.
Otros factores que animan cada año a estudiantes de todo el mundo a elegir Córdoba como centro de estudios son su situación geográfica y clima, así como la excelente red de comunicaciones con el resto del país.

DESTINO DEPORTIVO Y TURISMO ACTIVO. CÓRDOBA Y EL DEPORTE

Golf


En Córdoba se reúnen numerosas instalaciones deportivas, capaces de albergar competiciones de primer nivel, como lo demuestra el hecho de que la capital cordobesa formara parte de la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos, con el remodelado estadio del Nuevo Arcángel como oferta.

Junto a polideportivos, piscinas y pistas de tenis, Córdoba también se revela como un destino preferente para los amantes del golf. En el corazón de Sierra Morena se puede practicar el swing en un campo de 18 hoyos situado en el Club de Campo de Córdoba y también en el de 9 hoyos ubicado en el municipio de Pozoblanco.

Para los más tranquilos, la Sierra cordobesa se revela como un escenario privilegiado para pasear a pie, en bici o a caballo y disfrutar de su alto valor natural y arqueológico.

Además, su privilegiado entorno natural invita a practicar numerosas actividades en contacto con la naturaleza que ha seducido a los entusiastas de los deportes de riesgo. Paseos en globo, parapente, escalada en El Peñón del Águila o espeleología, tiro al plato, deportes acuáticos como la bajada de los rápidos del Genil en Benamejí, esquí acuático, piragüismo o vela en el Pantano de la Breña, piragüismo en los Embalses de El Salto y de El Carpio… son algunas de las ofertas que brinda Córdoba y su entorno y que pueden practicarse gracias al desarrollo de una completa infraestructura empresarial especializada.
Para los amantes de la diversión a pleno pulmón, existen varias ofertas de formas diferentes de vivir la naturaleza.

Ocio en estado puro:
Tirolinas, (algunas espectaculares de más de 200 metros sobre el río), puentes basculantes, pasarelas colgantes, rutas infantiles... también se puede disfrutar de actividades en un entorno rural con visitas a yeguadas, exhibiciones y espectáculos ecuestres, y rutas a caballo. La Cultura del Vino, con cata de vinos generosos andaluces, ruta de las tabernas y maridaje de tapas y vinos. La Cultura del Olivo, con visita a un molino andalusí, cata de aceite y desayuno molinero.

SABOREA CÓRDOBA

Pocos placeres existen que superen la satisfacción obtenida tras una buena comida, y esto es algo fácil de conseguir en cualquier bar, restaurante o taberna de Córdoba. Tanto es así, que se podría decir que la ciudad Córdoba cordobesa es hoy en día la capital gastronómica andaluza, ya que a su dilatada tradición culinaria, en la que es posible seguir las trazas romanas, árabes y judías, se suma la incorporación de criterios innovadores de la cocina creativa y de autor.

La cocina cordobesa refleja en sus platos, ingredientes y modo de elaboración, las tradiciones y sabores de todos los pueblos que han convivido en esta tierra. A los romanos se les debe la devoción por el aceite de oliva, base de la dieta Mediterránea, y que en las fronteras provinciales encuentra cuatro denominaciones de origen, las de Baena y Priego de Córdoba, Montoro- Adamuz y Lucena; la influencia árabe se deja notar en el gusto por la mezcla de sabores agridulces y en el uso de verduras y frutos secos, especialmente en la repostería, donde también hallamos la herencia judía.

Los cristianos incorporaron la carne a la mesa cordobesa, así como las formas de elaborarla, y en la actualidad, en cualquier establecimiento de la capital, podemos degustar el sabroso jamón producido en Los Pedroches y que cuenta con Denominación de Origen.

Además de buenos aceites y excelentes carnes, el recetario cordobés se nutre de otros productos obtenidos en las grandes despensas de la Sierra y la Campiña.

Así legumbres, carnes de caza y el pescado, procedente indistintamente del Atlántico o del Mediterráneo, conforman su universo gastronómico, del que puede darse buena cuenta en sus múltiples bares, restaurantes y tabernas.

Éstas últimas tienen una significación especial en Córdoba, tanto en su capital como en la provincia, por ser centros populares de reunión. Barrios antiguos como los de San Andrés, San Lorenzo y, sobre todo, Santa Marina, aglutinan el mayor número de estos establecimientos, donde la tertulia entre los vecinos se alterna con la degustación de platos típicos como el salmorejo, flamenquín o rabo de toro, mientras se acompañan de excelentes vinos de la tierra con Denominación de Origen Montilla-Moriles.

Tanta es la importancia de estos caldos, de prestigio internacional, que alrededor de ellos se ha articulado una ruta que discurre por las bodegas del sur de la provincia, en las localidades de Montilla y Moriles principalmente. En este itinerario es esencial catar los cuatro tipos de vino de esta Denominación: Fino, amontillado, oloroso y Pedro Ximénez.

Existen otras Rutas Gastronómicas por la provincia Ruta del Ibérico La gran joya de la gastronomía Ruta del Dulce: Anís. Mantecados. Miel. Membrillo y la Ruta de los Sabores Tradicionales Ajo. Garbanzo.Naranja. Queso. Lácteos.

Jornadas gastronómicas

La Asociación Provincial de Empresarios de Córdoba, Hostecor, ofrece Jornadas Gastronómicas especializadas a lo largo de todo el año: de la cazuela y los guisos en febrero, del ibérico en abril, de la cerveza en junio, de la caza en septiembre, de productos ecológicos en octubre y, de las setas y hongos en noviembre.

CÓRDOBA EN FAMILIA Y PARA RELAJARSE

Planes con niños

En Córdoba existen diferentes espacios pensados especialmente para la infancia donde los niños y las niñas, además de jugar, tienen la oportunidad de vivir nuevas experiencias en contacto con el entorno.

Ciudad de l@s Niñ@s

La Ciudad de l@s Niñ@s es la mayor área de juegos infantiles de la ciudad que los aúna con zonas verdes consolidadas en un gran espacio, ocupando una extensión de cuatro hectáreas. La Ciudad de l@s Niñ@s dispone de treinta unidades de juegos infantiles que a su vez se dividen en otras más pequeñas. Aunque la mayoría son juegos que ya existen en otros parques, algunos de ellos han sido diseñados especialmente para este proyecto y hacen alusión a elementos propios de la ciudad. Así tenemos el gran multijuego “Vulcano- Mezquita” y el gran juego de agua llamado “El Río”.

Zoológico

Bienvenido a El Zoo de Córdoba, Centro para la Fauna Salvaje, un lugar para aprender a conocer, respetar y amar a la naturaleza en general y, en particular, a los animales que comparten con nosotros un único nicho ecológico común.

Jardín Botánico

El recorrido comienza en el arboreto, que simula un bosque natural, pasando por los distintos invernaderos, la escuela agrícola, la rosaleda, sus jardines y, por supuesto, el Museo de Paleobotánica, que nos ofrece información sobre las diferentes floras que han existido a lo largo de la historia. Por su parte, el Museo de Etnobotánica cuenta con una exposición permanente en la que se estudia la relación sociedad/ planta mediante diferentes módulos e instrumentos.

Baños Árabes

El relax también encuentra su hueco en Córdoba y lo hace recordando a sus antepasados. Hamman o baños árabes se localizan en la Judería, en donde además de tomar un baño a la antigua usanza andalusí, podremos deleitarnos con el sabor de sus tés y dulces árabes, algo también posible en cualquiera de las otras teterías de la ciudad.

En la provincia existen para los niños actividades de turismo educativo, activo y aventura en el albergue de Fuente Agria en Villafranca de Córdoba o el Cortijo Frías en Cabra, también talleres en el Castillo de Almodóvar, senderismo y bicicleta por las vías verde...

De compras

Además de la oferta cultural, monumental y natural, la ciudad ofrece múltiples espacios y actividades para el ocio y el tiempo libre.

Los amantes de las compras están de enhorabuena. Aparte de los centros comerciales, tiendas y mercados que se reparten por calles tan emblemáticas como Cruz Conde, Gondomar, Concepción, Gran Capitán o Ronda de los Tejares, además de la periferia, Córdoba cuenta con un peculiar Zoco junto a la plaza de Maimónides, donde se pueden adquirir productos artesanales en cuero y plata que han dado fama internacional a sus creadores.

El barrio de la Judería también concentra un elevado número de talleres artesanales. A las labores del cuero y la plata debe Córdoba su prestigio como centro artesano.

Así, desde tiempo inmemorial los trabajos en filigrana –realizados con hilo de metal y orfebrería de los plateros cordobeses han gozado de una justa fama por su calidad artística.

En la actualidad a éstos se ha sumado una nueva joyería que experimenta con el diseño, los metales y las técnicas, convirtiendo a Córdoba en uno de los primeros productores europeos.

El cuero, oficio emblemático que se remonta a los árabes, también se sigue trabajando con las técnicas tradicionales del cordobán, repujado en cuero con relieves y dibujos, o el guadamecí, que supone incorporar al trabajo del cordobán pinturas decorativas y especialmente panes de oro y plata.

El Zoco Municipal es el lugar indicado tanto para adquirir algunos de estos objetos como para observar el trabajo de los artesanos.

En la provincia hay que destacar la posibilidad de adquirir diversos productos de piel en Montoro, la cerámica de La Rambla, artesanía de madera de olivo y mimbres de Castro del Río, bronce en Lucena y Forja artesanal de máxima calidad en numerosos municipios.


Estás leyendo: Córdoba, el corazón de Andalucía



Dónde alojarte en Córdoba


AC Hotel Cordoba
Córdoba

Poblaciones del reportaje
Guárdame en el móvil