Ciudad Real - Villarrubia, tierra y agua
Castilla - La Mancha
Geográficamente participa de tres de las subzonas en que divide Toledo, la parte septentrional es sumamente accidentada y contrasta con la situada al mediodía, que es completamente llana y en el extremo SE se sitúan los llamados Ojos del Guadiana.
Els Blaus de Roses

castilla - la mancha, ciudad real - villarrubia, tierra y  agua

- HISTORIA
- PATRIMONIO ARTÍSTICO
- LAS TABLAS DE DAIMIEL
- FIESTAS, ECONOMÍA, ARTESANÍA

El primer nombre con que nos encontramos en la historia del pueblo es el de Rubeum nombre puramente latino que se da a la condición de terreno rubio o rubial. Al nombre Rubeum, le añadieron en el siglo XI el calificativo de Villa, así nace el nombre ce Villa Rubeum, nombres que, posteriormente, se unen, desapareciendo el latín, y queda el de Villarrubia, pues hasta el siglo XVI no se le añade el adjetivo De Los Ajos, cuando en esta villa había muchos cañamares donde se recogía gran cantidad de este vegetal.

También se decía que en estos cañamares se sembraba mucha Rubia, planta muy valiosa en aquellos tiempos para los drogueros. Hasta llegar al siglo XVIII no aparece el nombre completo de Villarrubia de Los Oxos del Guadiana, y por desuso del topónimo Del Guadiana, en el siglo XVIII pasó a llamarse Villarrubia de Los Ojos. Tienen una extensión aproximada de 27.975 Ha, comprendidos los anejos de Jetar ( Xetar ) y la Virgen de la Sierra.

Está situada en el extremo NE del Campo de calatrava histórico, formando un saliente contra la antigua jurisdicción de la Orden del Hospital, o Campo de San Juan, y hasta el deslinde efectuado con esta orden en 1232 no puede consignarse pasara totalmente a ser posesión calatrava este término. Geográficamente participa esta demarcación de tres de las subzonas en que divide Toledo, el SE a la llanura manchega, y el SO al Campo de Calatrava; toda la parte septentrional del término a partir del propio pueblos, es sumamente accidentada y contrasta fuertemente con la situada al mediodía, que es completamente llana por lo que el río Gigüela carece de corriente en su trayectoria a través del mismo, formando vegas que se suelen encharcar, y en el extremo SE en una zona ligeramente ondulada se sitúan los llamados Ojos del Guadiana; rodean al actual término por el N. Los de Urda, Consuegra y Madridejos, de la provincia de Toledo; al E. En un anejo de Herencia, las Labores y Arenas, todos antiguamente de la orden de San Juan; al S. el de Daimiel; y al O. el de Fuente el Fresno.

HISTORIA

En la zona lacustre que se encuentra junto al Guadiana, en el límite con Daimiel, se puede señalar la existencia de una motilla prehistórica emplazada en medio del agua, en el sitio conocido por la Charca de la Casa del Cura, este emplazamiento, desarrollado posiblemente durante el bronce medio y final y conocido como <>, es el primer asentamiento humano conocido en Villarrubia de los Ojos. Correspondientes a culturas indígenas ya contemporáneas de la época romana pueden ser los yacimientos localizados cerca de los Ojos, y en Renales, Lote y Jétar. También existen datos sobre la existencia de una vía romana que atravesaría la sierra perpendicularmente, desde Zuacorta hasta Consuegra.

En la intrincada sierra de Villarrubia, se han encontrado vestigios que certifican la existencia de varios castillejos prerromanos, manteniéndose en la actualidad topónimos como <>, <> y <>, a los cuales debido a referencias verbales recogidas, se les puede suponer un interés arqueológico.

De la época musulmana podemos señalar varias reminiscencias, siendo la primera la indudable existencia del pueblo y castillo en esta era, persistiendo después de la reconquista, por lo que parece no estuvo totalmente despoblado como toda la Mancha a partir de la toma de Toledo en 1805; recientemente se han descubierto en el área urbana algunas sepulturas musulmanas. Indudablemente corresponden al árabe los topónimos Xetar, Xefela, Zudacorta.

Durante la reconquista, Villarrubia estuvo poblado, no corriendo la suerte de poblaciones como Villarta o Arenas de S. Juan que fueron totalmente destruidas por los musulmanes.

En 1830 se llevó a efecto una segregación del término en su extremo occidental, a fin de separar la mojonera del interior del pueblo de Fuente el Fresno, por donde pasaba hasta entonces por seguir la vía romana.

PATRIMONIO ARTÍSTICO

Villarrubia de los Ojos, situada en la falda de la sierra, en sitio pintoresco, se caracteriza por poseer un patrimonio artístico singular.

Iglesia Parroquial de Ntra. Sra. de la Asunción, situada en la calle Iglesia. Construida en el siglo XVI, tardogótica, con planta de una sola nave con ábside poligonal, bóveda de crucería y contrafuertes de sillar y sillarejo. A los pies se abre una hermosa portada gótica, abocinada, rematada por alfiz sobre ménsulas. Tiene torre de dos cuerpos, uno renacentista y otro barroco, planta cuadrada dividida en cuerpos impostados en los que los superiores se decoran con pilastras en los ángulos, para rematar los ángulos de medio punto.

Casa Sánchez- Gijón, perteneciente al siglo XVIII, su estructura es típica de las casas solariegas, con interesante patio interior rodeado de espesa hiedra, con distintas dependencias, muy amplia y en la que se conjugan vivienda y centro de explotación.

Convento Iglesia de las Monjas Clarisas, situada en la calle Soledad, esta iglesia perteneció a la Orden de Santa Clara, fundadora de dicha orden que vivió bajo la dirección espiritual de S. Francisco De Asís, entre los años 1193 a 1253. Esta iglesia fue totalmente destruida durante la Guerra Civil y reconstruida años después. La planta es de pequeñas dimensiones y el interior reducido.

Ermita de San Isidro, situada en la calle Convento. Pequeña ermita, donde se encuentra la imagen de S. Isidro, patrón de los labradores, cuya festividad se celebra el 15 de mayo. En esta ermita se celebran misas a lo largo de todo el año.

Ermita de San Cristóbal.Se accede a ella por el camino de San Cristóbal. Es una ermita de pequeñas dimensiones, ubicada en el cerro del mismo nombre. En ésta se encuentra la imagen de San Cristóbal, patrón de los conductores. El lugar que ocupa esta ermita es conocido popularmente como <>, debido a que desde éste se divisan las Tablas de Daimiel y en días claros Despeñaperros. Según las relaciones topográficas de Felipe II, en el año 1575, ya existía la ermita de San Cristóbal, y el Catastro de Ensenada de 1756, lo cita como ermita custodiada por un santero.

Santuario de la Virgen de la Sierra, patrona de Villarrubia de los Ojos, se encuentra a doce kilómetros al oeste del pueblo, en las estribaciones de los Montes de Toledo, con un entorno arbolado en la garganta de un pequeño valle rodeado de sierras.

Se accede al recinto desde la carretera que une Villarrubia de los Ojos con Fuente del Fresno, por un empinado carreterín que llega a las mismas puertas del santuario. Es muy probable que existiera en este lugar un castillo o población árabe, pues se han encontrado recientemente en las cercanías enterramientos musulmanes, y es probable también que levantaran aquí una ermita los primeros repobladores cristianos del lugar.

La construcción es de una sola nave con crucero apenas perceptible, cubierta con bóveda de cañón con lunetos. El brazo superior, separado del resto por una verja, forma la capilla principal, con el altar y el trono de la Virgen comunicado por un camarín.

Las viviendas se desarrollan en una edificación de dos plantas en torno a un patio rectangular, de tipo solariego, con galerías abiertas en ambas plantas, con soportes de madera. En las barandillas de la planta superior aparece repetida la Cruz de Malta. Estas viviendas se alquilan a devotos como residencia temporal.

La mención escrita más antigua de la ermita es de mediados del siglo XIII. Aparece en la concordia sobre diezmos entre la Orden de Calatrava y el Arzobispo de Toledo (1245), aunque se menciona con el nombre de Santa María del Monte. En la desamortización de 1835, el santuario perdió la mayoría de sus bienes, pero conservó unas noventa fanegas de tierra.

El santuario, incendiado en 1936 y parcialmente destruido, fue reconstruido después de la contienda bélica. De la imagen antigua, una talla sedente, pequeñita, sólo se salvaron los brazos de la Virgen y la cabeza del Niño, que se incorporaron a la nueva imagen, tallada en 1942. Por deseos del pueblo, que pretende con ello darle mayor realce y viveza. La nueva imagen se viste como se hacia con la antigua. En el patio exterior del santuario, podemos encontrar una fuente de agua procedente de un manantial cercano, con un sabor muy característico, es muy apreciada por los habitantes de la zona.

Actualmente se celebran dos romerías unidas a festejos con funciones religiosas y festejos populares. A ambas concurren dieciocho villas del Priorato de San Juan, trece de la provincia de Toledo y cinco de la provincia de Ciudad Real, cada una con su propio estandarte. Por este motivo ha sido necesario levantar fuera del templo un altar, al que se lleva procesionalmente la imagen, para celebrar la misa entre la enorme concurrencia de fieles.

LAS TABLAS DE DAIMIEL

Declarado Parque Nacional, ocupa una extensión de casi 2000 hectáreas, dentro de los términos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos. Son el principal representante de los humedales manchegos, producto de la cercanía de los niveles freáticos ( Acuífero 23). Su singularidad estriba en la confluencia de dos ríos de distinta naturaleza, estacional/ salobre el Gigüela, y permanente/dulce el Guadiana, cuyo caudal provenía del revosadero natural del Acuífero 23 en los Ojos del Guadiana. Dotándolas así de una especial flora y una gran diversidad de avifauna.

Podemos encontrar en el Parque especies vegetales como la masiega, el carrizo, los juncos y el escaso taray, así como especies animales pertenecientes a las zonas húmedas, como el pato colorado, el somormujo, cigüeña e incluso la diminuta ranita de San Antonio.

Recomendamos:

Desde Villarrubia hay un carreterín asfaltado hasta casi las inmediaciones del Parque (unos 14 kms) el resto hasta llegar a el molino de Molemocho es un camino rural.
Antes de su visita al Parque Nacional, es recomendable visitar el Centro de Interpretación del Agua y los Humedales Manchegos, situado en el Parque del Carmen de Daimiel (salida carretera a Madrid).
Horario de visitas: de 8 a 15h. De lunes a viernes. Para grupos consultar fines de semana. Tlf 926.26.06.33
En el Parque: visitar el centro de Información. Su horario es de 10 a 18 horas en invierno y de 9 a 21 horas en verano. Tlf 926.69.31.18
Las mejores épocas: Aunque siempre es buen momento para pasear y conocer la naturaleza, es en primavera cuando la flora y fauna alcanzan su máximo esplendor. Y en el invierno, coincidiendo con la invernada de las aves.
Elegir las horas de visita: Las primeras de la mañana y las últimas de la tarde son las más adecuadas para la observación.

Fiestas

Semana Santa. Al igual que en el resto de los pueblos que componen la asociación, en Villarrubia de los Ojos, la Semana Santa se vive con pasión, muestra de ella son las tres hermandades que sacan sus pasos y nazarenos en procesión. Aunque todas son recomendables, la mas emotiva es la Procesión de los Encuentros que desfila el Viernes Santo a las 7 de la mañana.

Cruz de mayo y fiestas de San Cristóbal. El fin de semana más próximo al 10 de Junio, la gente se desplaza a la ermita de San Cristóbal, ubicada en el cerro que lleva su nombre, a continuación comienza la celebración con una misa y mediada la mañana sale el santo en procesión, comenzando la romería con los actos tradicionales, como bailes, chiringuitos, etc...

Fiestas de San Antón. En torno a San Antón giran una serie de costumbres que van desde las tradicionales hogueras en su víspera por la noche, hasta el engorde del popular <> suelto por la calle, pasando por la celebración espontánea de carreras de caballerías y el reparto del <> de garbanzos y cacahuetes.

Fiestas de San Isidro. Patrón de los agricultores, es festejado el día 15 de mayo, saliendo el santo en procesión

Romería en honor a la Virgen de la Sierra. Actualmente se celebran dos romerías: una de institución reciente, en el tercer domingo de mayo, y otra el lunes de Resurrección. En ambas, tras la función religiosa, se festeja durante toda la jornada con bailes y comidas populares.

Ferias y Fiestas. Del 8 al 13 de septiembre se celebran las ferias y fiestas de Villarrubia de los Ojos, una variada programación de actos y actividades, como mercadillos, competiciones deportivas, chiringuitos, y los tradicionales <> de feria, donde <> con los productos tradicionales. No faltan en estos días las actuaciones musicales y el tradicional <>.

Economía

En Villarrubia de los Ojos la actividad agrícola posee gran importancia, de hecho, el cultivo más extendido es la vid, seguido del olivar y los cereales. Existen cooperativas destinadas a la transformación de la vid y el olivo, como son l a Cooperativa Agrícola <> con bodega, molino y envasadora de aceite, convirtiendo estos productos en exquisitos manjares típicos de nuestra tierra.

El sector forestal en Villarrubia es de gran importancia, ocupando un total de 9236 ha situadas en las estribaciones meridionales de los Montes de Toledo, predominando el matorral, el monte maderable y abierto. El sector ganadero en Villarrubia es de gran importancia, dedicándose, generalmente, a la producción de carne y leche, comercializándose embutidos y quesos de gran calidad.

El sector industrial se centra, principalmente, en empresas dedicadas a la industrialización, transformación y comercialización de los productos agrarios y ganaderos.

Artesanía

Toda la riqueza de los antiguos oficios de esta tierra aparece reflejada en los numerosos productos que los artesanos elaboran. Son distintos los trabajos que cada uno de ellos desarrolla, pudiéndose dividir en grupos o gremios especializados.

Dónde alojarte en Ciudad Real
Zona
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil