Caravaca de la Cruz, ciudad santa
Murcia
Caravaca de la Cruz, Ciudad Santa. En 1998, S.S. el Papa concedió a Caravaca de la Cruz el Año Jubilar, lo que convierte a esta ciudad en la quinta del mundo.
Els Blaus de Roses

murcia, caravaca de la cruz, ciudad santa

INTRODUCCIÓN

Caravaca de la Cruz, municipio de 21.924 habitantes y con una extensión de 858,3km2 es cabecera de la amplia comarca del Noroeste de la CC. AA. De Murcia y población de referencia de otros municipios de las vecinas provincias de Granada, Jaén y Albacete.  Caravaca de la Cruz está situada a 625m. sobre el nivel del mar y posee un clima seco no muy continentalizado con temperaturas medias que oscilan entre los 30º C en julio y los 5º C en enero. Atravesada por los ríos Argos y Quípar, es zona rica en recursos agropecuarios lo que ya desde antiguo permitió que se convirtiera en un lugar de asentamiento de diversos pueblos.

En lo que hoy constituye su término municipal encontramos en el Paleolítico los primeros vestigios de poblamiento. A partir de ese momento otras culturas se van a asentar en estas tierras como atestiguan los yacimientos eneolíticos, argáricos, iberos y romanos encontrados. Sin embargo, no puede hablarse de Caravaca como núcleo urbano hasta bien entrada la Edad Media, es decir, hasta la época de domino musulmán. Al concluir éste se hará cargo de la villa de la Orden de los Templarios, y posteriormente, la de Santiago. Es en el periodo medieval cuando se configura el primitivo trazado urbanístico de la ciudad que se limita al Cerro del Castillo. Es también en dicho periodo cuando surge la leyenda sobre la Cruz.

Pero será la conquista del reino de Granada lo que supondrá para Caravaca un notable auge económico, social y demográfico. No obstante el punto álgido de su desarrollo político y económico lo alcanzará la ciudad a lo largo del siglo XVIII favorecido en gran medida pro la  exportación de cereales y cáñamo. A comienzos del siglo XIX se cifran sus recursos económicos en los montes de pino así como en el esparto, la producción de cereales, lino, aceite, legumbres, frutas y hortalizas, cáñamo,  en el ganado lanar y cabrío y en las industrias de paño y lienzo, jabón y aguardiente.

Actualmente Caravaca de la Cruz es una moderna ciudad que dispone de amplios equipamientos: Hospital Comarcal, Escuela Oficial de Idiomas, I.T.V., U.N.E.D., Oficina Comarcal Agraria, etc. La actividad agrícola y ganadera junto a sector industrial y al de servicios constituyen los pilares del desarrollo de la ciudad.  Por último, ya para concluir esta breve introducción, cabe mencionar los dos grandes hitos que han de marcar un futuro sin duda prometedor: la construcción – ya en fase de realización- de la autovía Murcia-Caravaca y la de la localidad como “Ciudad Santa” con la institucionalización de años jubilares en torno a la Stma. y Vera Cruz de Caravaca.

UN POCO DE HISTORIA

Realmente es poco lo que se sabe de Caravaca con anterioridad a la época de dominio musulmán. En las postrimerías de éste la situación de aislamiento del reino taifa de Murcia obliga a su rey, Mamad Ibn Hud, a ofrecer vasallajes a Fernando III solicitando el protectorado sobre Murcia. Así en 1.243 se firma la Capitulación de Alcaraz y el 1º de mayo de ese año el entonces infante D. Alfonso (más tarde sería como conocido como “El Sabio”) toma posesión en nombre de Castilla de casi todo el reino. En el mes de julio de ese mismo año el catalán Berenguer de Entenza toma posesión de Caravaca.  Unos años después en 1266, Caravaca, Cehegín y Bullas son entregadas ala Orden de los Templarios.  Tras la desaparición de estos será la Orden de Santiago la que se haga cargo de Caravaca, primero, de hecho, y más tarde, de derecho, cuando allá por 1.344 por un privilegio fechado en Toro el 3 de agosto del susodicho año, el rey Alfonso XI conceda a su hijo bastardo Don Fadrique, a la sazón maestre de la Orden de Santiago, las villas y lugares de Caravaca, Cehegín y Bullas. Con la toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492 se inicia realmente el desarrollo de la ciudad tal y como se recoge en la introducción procedente.

LA CRUZ DE CARAVACA

Origen

La Stma. y Vera Cruz de Caravaca es una cruz de origen oriental y aspecto patriarcal, por tato de doble brazo. Se cree que perteneció al patriarca Roberto de Jerusalén, que fe el primer obispo de dicha ciudad una vez conquistada a los musulmanes en la primera cruzada (1099). En Caravaca de la Cruz se venera desde el siglo XIII, concretamente desde el año 1231-32 en que, según la tradición, se fecha el milagro de su aparición.

Características

La Cruz de Caravaca es un “Lignum Vía” es decir, un trozo de madera perteneciente al leño donde fue crucificado Cristo, conservado en un relicario en forma de cruz de doble brazo. Esta Cruz, desde antaño, ha sido reconocida por la Iglesia Católica como “Vera Cruz” (Verdadera Cruz), otorgándosele bulas e indulgencias a los peregrinos que iban adorarla. Asimismo la iglesia le concedió en 1794 el Culto de Latría (equivalente al que recibe el Santísimo Sacramento).

Tradición del aparecimiento

La tradición nos habla de que la reliquia se apareció un 3 de mayo del año 1232, y dice así: “Las tierras caravaqueñas habían sido conquistadas por el sayid almohade de Valencia Abu-Zeit que, en el año en que acontece la historia, estaba instalado aquí. Se cuenta que entre los prisioneros cristianos había un sacerdote conquense llamado Gines Pérez Chirino. El sayid interrogó al prisionero sobre cuál era su ocupación, a lo que este respondió que “decir misa”. La respuesta del sacerdote suscitó la curiosidad del sayid, el cual mandó traer todo lo necesario para que Chirinos pudiera realizar una demostración de dicho acto litúrgico en el salón principal del alcázar. Al poco de comenzada la celebración Chirinos detúvose y expresó la imposibilidad de continuar la ceremonia pro falta en el alta un crucifijo. Y fue precisamente en tal momento cuando, por la ventana del salón, apareciéronse dos ángeles que portaban una cruz que depositaron en el altar a fin de que el sacerdote pudiera continuar la misa. Ante aquella milagrosa aparición cuenta la tradición el sayid y los suyos se convirtieron al cristianismo.

Difusión de la Cruz

La difusión de la Cruz de Caravaca por todo el mundo se debió a las numerosas órdenes religiosas que aquí se establecieron. Son sobre todo los jesuitas y los franciscanos los que, en su afán misionero, llevaron el conocimiento de la Cruz de Caravaca a toda Hispanoamérica y Europa.

CARAVACA DE LA CRUZ, CIUDAD SANTA

La devoción secular que se profesa a la Cruz de Caravaca ha originado un movimiento espiritual y social tan importante que ha merecido la concesión de dos años Jubilares. Finalmente en 1998 el gran movimiento devocional que la Cruz de Caravaca suscita ha culminado en la concesión por parte de la Santa Sede del Año Santo “In Perpetuum” en torno a la Stma y Vera Cruz de Caravaca cada siete años, siendo de este modo el próximo en el año 2003. Caravaca de la Cruz se convierte así en la quinta ciudad en el mundo en tener el privilegio de un Año Santo a perpetuidad.

MONUMENTOS

ALCAZAR SANTUARIO DE LA STMA Y VERA CRUZ

Tiene dos partes diferenciadas: el recinto amurallado y el santuario. Sus orígenes son islámicos (siglos X-XI) y desde entonces ha experimentado numerosas transformaciones. Sus murallas (s.XIII) se han remozado en diversas ocasiones. Actualmente la muralla se ve interrumpidas por 14 torreones de distinta forma y tamaño. La fortaleza fue de la Orden del Temple y luego de la de Santiago. El castillo se utilizó como fortaleza militar en la Guerra de Sucesión (1700-1713) y en la de Independencia (1912). En el corazón de la antigua fortaleza se levantó en el siglo XVII (concretamente entre el 16 de julio de 1617 y el 3 de mayo de 1703) el Santuario de la Vera Cruz en el que destaca un añadido posterior: su espléndida fachada barroca del XVIII hecha con mármoles de la zona. El conjunto, que responde a ese estilo impuesto por Juan de Herrera en el monasterio de El Escorial, fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1944. Sin duda el hecho de la presencia en él de la Vera Cruz ha contribuido decisivamente a su conservación. Entre las personas que han intervenido en su construcción cabe mencionar a Miguel de Madariaga, José Bastida, Melchor Luzón, Alonso Ortiz y Antonio del Campo entre otros. La Iglesia es de planta de cruz latina con tribuna corrida sobre las naves laterales y cúpula en el crucero. Estas naves abocan el centro por arcos abocinados. Otras dependencias del Alcázar-Santuario dignas de ser vistas son: la Capilla de la Cruz, la de la Aparición, la de los Conjuros, el mirador de la Reina, la torre Chacona o el aljibe musulmán.

IGLESIA PARROQUIAL DE EL SALVADOR

Esta bella muestra de arquitectura religiosa, joya del renacimiento murciano, fue edificada entre los siglos XVI y XVIII. La iglesia, lamentablemente inconclusa, es de planta de salón y tiene tres naves que descansan sobre anchos muros y sobre cuatro columnas nervadas, de estilo jónico que sostiene a gran altura las bóvedas con nervios de crucería. Alrededor de las tres naves se disponen siete capillas costeadas por varias de las familias nobles de la localidad. En algunas de ellas pueden observarse las magníficas rejas del artesano Ginés García. Entre los tracistas cabe citar a Jerónimo Quijano y a Pedro Monte de Isla; entre los constructores a : Juan Garzón, Pedro de Homa y su sobrino Martín de Homa, Pedro de Antequera, Pedro y Andrés Monte, Damián Pla y Miguel de Madariaga entre otros. En dicha iglesia también cabe destacar el retablo del altar mayor, obra de José Sáez, procedente de la desamortizada iglesia de los jesuitas. Asimismo merecen mención sus ricas muestras de pintura, orfebrería, forja y esculturas de Salzillo y sus discípulos. La iglesia de El Salvador fue declarada Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1983.

IGLESIA DE NTRA SRA DE LA SOLEDAD

Es una iglesia fortificada del sigo XVI que, en tiempos, fue la primera parroquia que tuvo la ciudad. Actualmente es la sede del Museo Arqueológico en donde se exponen restos que van desde el Paleolítico a la Edad Media.

MONASTERIO E IGLESIA DE SAN JOSE

Fue fundado por Sta. Teresa de Jesús en el año 1576. Anexa al monasterio se encuentra la iglesia de S. José, bella obra del siglo XVIII (de estilo rococó) edificada sobre la antigua eremita del mismo nombre. Es de pequeñas dimensiones, pero de gran belleza en su interior.

IGLESIA PARROQUIAL DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN

Magnífico ejemplo de arquitectura religiosa popular del siglo XVI. Destaca en su interior el artesonado mudéjar que apoya su estructura en seis columnas dóricas embutidas en las paredes dela única nave del templo sobre la que cruzan los respectivos arcos de medio punto donde cargan las vigas de madera. Destaca en la hornacina central del retablo mayor la Purísima de Fco. Fernández Caro. Destaca asimismo la llamada Torre de los Pastores, torre que tiene cuatro cuerpos: tres de sillería y el cuarto que remata con ladrillo macizo.

CONVENTO E IGLESIA DE NTRA SRA DEL CARMEN

 Fue fundado pro San Juan de la Cruz en el año 1586. La iglesia se edificó en el siglo XVII según planos de fray Alberto de la Madre de Dios.

TEMPLETE

Edificio de estilo barroco y planta hexagonal inscrita en una circunferencia, se distingue en su construcción cuatro cuerpos: el pódium, en que se apoya el edificio y del que sobresalen los pilares: el cuerpo principal que cierra el espacio y configura el monumento; la cúpula sobre tambor cubierta de teja árabe y, por último la linterna dotada de seis vanos. La obra de José López. Su construcción se inició en 1762 y concluyó en 1801. Este edificio también es conocido como El Bañadero, aludiendo así al acto ritual que cada 3 de mayo se realiza en él desde 1384 y que bien puede decirse ha sido la génesis de la fiesta que en la primera semana del mes de mayo se celebra en honor de la Stma. y Vera Cruz de Caravaca.

AYUNTAMIENTO

La construcción de este edificio barroco fue acordada en 1737. Obra de Jaime Bort en gran parte de su trazado original, sufrió modificaciones de fray Juan de Sta. Teresa y de Juan García Galán, siendo finalmente ejecutado por el maestro de obras caravaqueño Antonio del Campo. Las obras principales finalizaron en 1762 y la primera sesión se celebró el 3 de enero de 1763. Precisamente en la Sala de Plenos puede verse un enorme óleo sobre lienzo, copia de un original de Rosales que actualmente se exhibe en el museo del Prado; el tema del cuadro es el testamento de la reina Isabel La Católica. En el tercer piso del inmueble se observa el escudo de la ciudad. A la izquierda teníamos el almudí o alhóndiga (almacén de compra – venta de grano) hoy convertido en oficinas municipales. Su construcción  finalizó en 1907 como reza la lápida que hay bajo la ventana de la tercera planta. Recientemente la Casa Consistorial ha experimentado una profunda rehabilitación que la ha convertido en un edificio de interior moderno y funcional.

MONASTERIO E IGLESIA DE SANTA CLARA

Fue fundado en 1609. La iglesia se construyó sobre el solar de la que fuera ermita de San Bartolomé que formaba parte, junto con otras trece, de un Vía cuyo final estaba en la ermita de la Reja (el conocido Calvario). La iglesia se concluyó entre 1715-18. Su planta es de cruz latina y sus bóvedas son vaídas en el crucero y de cañón en la nave central. En la cúpula existe un pequeño orificio por el que las madres claras dejan caer miles de pétalos de rosas en la mañana del día 4 de mayo cuando la Vera Cruz entra en la iglesia. La fachada, realizada en piedra, se divide en dos cuerpos: el primero es adintelado y enmarca la puerta de acceso: en el segundo y superior cabe destacar una hornacina rematada con pechinas vacías.

IGLESIA DE LA COMPAÑÍA DE JESÚS

Esta edificación posiblemente la de mayor superficie construida de toda la localidad se acabó hacia 1614 y sigue el modelo de la arquitectura jesuítica, con plata de una sola nave y capillas laterales comunicadas entre si. Su cúpula tiene una linterna con abertura de iluminación y se remata con pechinas decoradas. Este edificio se fundó originariamente como Colegio y constaba de iglesia, claustro y numerosas dependencias para educando y docentes. Tras la expulsión delos jesuitas en el reinado de Carlos III (1767) y tras sufrir la desamortización, el edificio pasó a manos de particulares. Cautamente es de titularidad pública existiendo interesantes proyectos para él.

ERMITA DE STA. ELENA

Pequeña iglesia de una sola nave construida en el siglo XVIII. Destaca en ella la imagen de vestir de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

ERMITA DE SAN SEBASTIÁN

Edificio actualmente sede de la agrupación Musical San Sebastián de principios de siglo XVI con plata de una sola nave y arcos de estilo ojival. En su interior destacan unas pinturas murales tardogóticas a modo de retablo.

ERMITA DE LA REJA

Edificio del siglo XVII, de planta rectangular, que ha perdido su cubierta. Es una de las pocas existentes de las 14 que hubo una vez señalando el Vía Vía. Sobre la reja que le da nombre puede verse una lápida que contiene los nombres de quines le mandaron construir: D. Fco. Muñoz de Otálora y Dª Catalina López.

PLAZA DE TOROS

Edificada sobre el antiguo convento de franciscanos de Sta. María de Gracia fue inaugurada en 1880. En el año 1926 se remodeló, añadiéndosele entonces su espléndida fachada neomudéjar. Recientemente, entre 1995 y 1999, al inmueble se le ha realizado una rehabilitación integral.

TORREON DE LOS TEMPLARIOS

Ubicado en el bello paraje de las Fuentes del Marqués es una edificación del siglo XVI posiblemente erigida sobre una anterior de origen templario (de ahí su nombre). Actualmente alberga el Centro de Interpretación de la Naturaleza. Además de estos monumentos el visitante puede conocer las plazas del Arco, de San Juan de la Cruz y de los Caballos del Vino donde podrá contemplar el Monumento al Moro y al Cristiano, a San Juan de la Cruz y al festejo de las Caballos del Vino. Asimismo puede deambular por cualquiera de sus muchas calles jalonadas por viejas casonas blasonadas.

MUSEOS Y CENTROS DE VISITANTES

MUSEO FESTERO. Comprende dos salas. La primera se sitúa en la parte baja del claustro y está destinada a mostrar los trajes de los grupos cristianos y de las cábilas moras que salen en las fiestas que en honor de la Cruz se celebran del 1 a 5 de mayo. En la otra sala, que se encuentra en el piso superior, pueden verse los trajes de los reyes moros y cristianos desde 1959 así como los atalajes con los que se enjaezan a los Caballos del Vino en la mañana del día 2 de mayo.

MUSEO DE ARTE SACRO E HISTORIA. Ubicado como el anterior en el recinto del alcázar-santuario comprende colecciones de armamentos, orfebrería y pintura. Dentro de la pinacoteca destacan: La curación de Tobías, óleo sobre lienzo del pintor caravaqueño Rafael Tegeo, uno de los mejores retratistas del siglo XIX español de estilo neoclásico; San Francisco en la zarza, óleo sobre lienzo atribuido a Ribera, pero en realidad de su escuela, cuyo original se halla en Dresde (Alemania). En la sala contigua a la de La Aparición y en ésta en la que cabe mencionar el óculo gótico por donde según la tradición apareció la Cruz, destacan seis óleos sobre tabla del siglo XVI, originales de Hernando de los Llanos, pintor que fuera discípulo de Leonardo de Vinci. Las obras referidas son: San Juan en la isla de Patmos, Incendio del altar y milagrosa salvación de la Cruz por el mancebo y las cuatro tablas que narran la historia de la aparición de la Cruz. También son dignos de mención los doce cobres flamencos datados de mediados del siglo XVII, de estética rubeniana y tamaño mediano, cuyo tema está relacionado con la infancia de Cristo o de santos a los que se profesaba una gran devoción en el momento de realización  de las obras. Subiendo a la Sala de Ornamentos, en la que destaca la “Casulla de Chirinos” puede contemplarse el Apostolario anónimo (siglo XVIII) compuesto por grandes lienzo que pertenecían a la antigua iglesia de los jesuitas. Arriba del todo en la Capilla del Conjuratorio, se encuentra la Sala de Orfebrería. En ella destaca la custodia-ostensorio de la Cruz (de principios de siglo XVI), regalo del primer marqués de los Vélez, Pedro Fajardo. El portacruz de los baños, regalo de Luis Fajardo, segundo marqués de los Vélez, es otra pieza importante. La tercera pieza digna de mención se encuentra en la Capilla de la Cruz. Se trata de la caja-estuche de plata sobredorada donada hacia 1390-95 por el maestre de la Orden de Santiago, Lorenzo Suárez e Figueroa.

MUSEO ARQUEOLÓGICO. Ubicado en la antigua iglesia de Ntra. Sra. De la Soledad recoge piezas de gran valor fruto de los numerosos hallazgos realizados en las excavaciones efectuadas en diversos yacimientos arqueológicos, sobre todo en las llevadas a cabo en el complejo íbero-romano de “la Encarnación”. En este museo podemos ver cerámicas, armas, monedas, elementos arquitectónicos, etc.

CENTRO DE VISITANTES. Situado en el bello paraje de Las Fuentes del Marqués y ubicado en el llamado Torreón de los Templario, consta de cuatro salas en las que a través de maquetas, paneles y elementos audiovisuales se pretende dar a conocer los valores del Noroeste Murciano, de Caravaca y del paraje de Las Fuentes del Marqués.

ZONAS DE INTERES ARQUEOLÓGICO
Complejo Arqueológico de la Encarnación ;  Cueva Negra ;  La Placica ;    Los Villares ; Los Villaricos;  santuario tardo republicano ;  Cueva de Rey Moro;
Termas romanas;   Villa romana de la Ermita;    Cueva de la Represa;    Castillo Poyos de Celda;   Torres de Represa, Girón y Jorquera;    Fortaleza medieval de Caravaca.

FIESTAS Y FERIAS

FIESTAS EN HONOR DE LA STMA. Y VERA CRUZ

Declaradas de interés Turístico Nacional. Tienen lugar de 30 de abril al 5 de mayo. Realizadas en honor de la Stma. Y Vera Cruz, patrona de la ciudad conmemoran hechos acaecidos en el largo periodo en que Caravaca fue plaza fronteriza con el reino nazarí de Granada. Etnológicamente son de enorme interés, sobre todo, el festejo de los Caballos del Vino. El día 2 de Mayo por la mañana se rememora la aparición de la Santa Reliquia ocurrida en 1231. Por esta milagrosa aparición el alcaide moro de la plaza y todos sus hombres abrazaron la fe católica. La misa de aparición de aparición se celebra tradicionalmente en la mañana de este día 2 en El Templete. Es también  el único día en que los Caballos del Vino salen a la calle. Festejo único en el mundo. En un principio estos caballos tenían como finalidad subir el vino al Santuario para ser bendecido. Con el paso del tiempo, los odres de vino fueron sustituyéndose pro lujosos mantos bordados; verdaderas obras de arte. Este singular festejo incluye dos concursos diferentes: la Carrera o prueba de velocidad y el de enjaezamiento o vestimenta de los caballos. Por la tarde de este mismo día, los Bandos Moro y Cristiano realizan un simulacro de combate en recuerdo de épocas pasadas. La Stma. Cruz es bajada en procesión desde su Santuario a la Parroquia de El Salvador. El día 3 nuevos desfiles. Por la mañana Desfile Infantil, en donde los niños demuestran su capacidad de asimilar la fiesta desde muy pequeños. Por la tarde Parlamento entre los Reyes Moro y Cristiano y nuevo simulacro de combate, acto seguido tendrá lugar la ceremonia del Baño de la Cruz, para bendecir las aguas que riegan la huerta de Caravaca. El día 4 se resume en una gran Parada-Desfile por la calle principal de la ciudad. Finalmente, el día 5 es de un hondo sentido religioso, una multitudinaria procesión acompaña a la Cruz al Santuario, donde permanecerá el resto del año.

FIESTAS DE LAS CUADRILLAS

Declaradas de Interés Turístico Regional. Se celebra en la pedanía caravaqueña de Barranda. Interesante Festival de Cuadrillas. Esta fiesta vio la luz en el año 1979, al amparo de la Fiesta de la Candelaria, Patrona de Barranda.  Las Cuadrillas tras la antigua incorporación al ámbito de la iglesia han venido realizando distintos ritos que todavía practican. Están formadas por un número de músicos que suelen oscilar entre seis y quince. Los instrumentos que se tocan son de cuerda y de percusión y algunas cuadrillas introducen instrumentos de viento. Se tocan piezas para el baile suelto y cantos de Navidad.

FIESTAS DE EXALTACIÓN DE LA CRUZ

Celebrada el 14 de Septiembre, tiene sobre todo carácter religioso. En honor de la Santísima Cruz se celebran distintos actos en el alcázar- Santuario.

FERIA REGIONAL DEL CABALLO

Celebrada en el mes de octubre, tuvo su origen en la antigua feria de ganados que se celebraba en nuestra ciudad. En la actualidad se realiza en torno al mundo del caballo: exhibición y desfile del caballo, concurso de doma campera y de alta escuela.

SEMANA SANTA

Desfiles procesionales rememorando la pasión. De Martes Santo o Viernes Santo.

MERCADILLO ARTESANAL “LA CORREDERA”

Situado en la Corredera (popularmente conocido como la Glorieta). Con un horario de 10:00 a 14:00 horas, tiene lugar cada TERCER DOMINGO de cada mes. Podrá tener un agradable encuentro con los artesanos que ofrecen lo mejor de sus oficios y tradiciones puesto al servicio del buen comer,  el regalo y la decoración, con el toque de exclusividad que dan las manos artesanas...

EL SECTOR CON PUJANZA

El sector de mármol en Caravaca de la Cruz, al igual que sucede con todas las empresas del sector en la región, sigue, desde sus inicios, una línea ascendente en lo que a su expansión y desarrollo se refiere, teniendo unas perspectivas de futuro muy halagüeñas. Hay que decir que en Caravaca de la Cruz, Cehegín, Moratalla y Fortuna se encuentran las principales explotaciones de la región, tanto en lo que se refiere a canteras como a fábricas de elaboración y tratamiento de los materiales. Esto sitúa a la región de Murcia como la tercera zona de España en producción de mármol después de Alicante y Almería. Sus productos son de una gran variedad debido a las distintas clases de mármol que se extrae de las múltiples canteras de la zona, lo que configuran un catálogo amplio y muy atractivo para los clientes. Son varias las empresas dedicadas al trabajo del mármol que tienen su sede en Caravaca de la Cruz, aprovechando la proximidad de las canteras situadas en la zona, dando trabajo a un elevado número de personas y alcanzando ya una facturación anual realmente importante. El destino de material elaborado es principalmente el mercado nacional pero la exportación a otros países se abre camino con fuerza desde hace ya algunos años. Se trata ésta de una industria que, aún habiendo conseguido avances importantísimos en los últimos años, aún le resta camino por recorrer tomando referencia un país puntero en el sector como es Italia. Una cuestión importante a tener en cuenta en el desarrollo del sector son las directrices y normas medioambientales que mediatizan en gran medida la apertura de nuevas canteras. Y hay que tener en cuenta también las grandes inversiones que requieren las industrias marmoleras, cuya maquinaria especializada alcanza unos precios muy elevados, lo que obliga a fuertes inversiones con el fin de estar a niveles competitivos en los mercados en que se mueven. Con la inauguración del Centro Tecnológico del Mármol y la creación de MARSA, asociación  en la que se integran las empresas del sector, diversos temas de gran relevancia para esta industria han ido teniendo una evolución más dinámica y positiva. Baste mencionar entre ellos: la cualificación de los trabajadores, las actividades de promoción y de información, el asesoramiento en cuestiones de calidad, de normativa medioambiental, etc... para hacerse una idea del beneficio colectivo que estas dos instituciones han aportado y siguen aportando a un sector en constante evolución.

PEDANIAS DE CARAVACA DE LA CRUZ

LA ALMUDEMA. Está situada en el cuadrante S.E. del municipio en la cuenca del río Quípar, que une la provincia de Murcia a la de Almería. Su nombre parece remontarse a la época musulmana; lo cierto es que en el siglo XV a este lugar ya parece conocerse como la Almudena. La Almudena tiene una iglesia del siglo XVIII, construida en el año 1769.

ARCHIVEL. La pedanía Archivel comprende, además del núcleo principal, los caseríos de Casicas y Noguericas, más un conjunto de viviendas diseñadas. Se sitúa en el corredor que se dirige hacia el Campo de San Juan en la cuenca del río Argos, al oeste de Caravaca. Archivel tiene una iglesia del siglo XVIII, aunque recibió sucesivas reformas en los siglos XVIII y XIX y en la actualidad. La economía de Archivel ha sido siempre básicamente agropecuaria.

BARRANDA. Se halla en una encrucijada de vías de comunicación siendo la más importante la carretera que se dirige hacia Granada. Consta de los siguientes núcleos de población: Barranda, El Altico, La Cabezuela y la Vereda.

BENABLÓN.  Está pedanía se sitúa en la cuenca del Argos en su margen derecha. Linda por el Este con la Vega de Caravaca. Benablón ha sido desde la Edad Media jurisdicción del Concejo de Caravaca, salvo en el siglo XIX que pasó a convertirse en diputación del recién creado Ayuntamiento de Archivel.

LA ENCARNACIÓN. Se sitúa la pedanía de La Encarnación al S.O. de la Vega de Caravaca. Actualmente su población se distribuye en tres zonas: La Encarnación, Arrabal de la Encarnación y en Diseminado. El Cristianismo hizo pronta aparición en la zona, llegando a la postre a transformar el templo romano, acondicionándolo al culto romano-cristiano. También de época musulmana existen vestigios, destacando entre ellos la denominada Cueva del Rey Moro. La Encarnación ha estado presente en Caravaca a lo largo de la Historia de la zona a través del culto que a la Virgen de la Encarnación le tributaba el municipio.

EL HORNICO-TARTAMUDO. Al Hornico se le conoce en el siglo XVI como el Forno de Arana (horno de Arana). En cuanto al Tartamudo su topónimo está ya claramente constituido en el siglo XVI. El Hornico, históricamente adscrita a El Moral, ha estado en todo tiempo sujeta a la jurisdicción de Caravaca, mientras que el Tartamudo pasó a ser diputación de Archivel.

LA JUNQUERA- MORALEJO.  La Junquera comprende los caseríos de la Junquera, el Moralejo y la Capellanía, más el conjunto de viviendas dispersas anejas a cada una de ellas.

NAVERAS. Abarca los núcleos de Navares de Arriva y Navares de Abajo más los caseríos dispersos. Resulta en esta zona un hermoso paraje el de la Fuente de Navares.

PINILLA. El núcleo principal de población está en la cuenca del Quípar. Recientemente se le ha dotado del nombre de Pinilla de San José.

SINGLA. La pedanía de Singla en la actualidad abarca sólo y exclusivamente los núcleos de Singla de Arriba y Singla de Abajo más un conjunto de viviendas dispersas.

CANEJA. Se encuentra al pie de la Serrata. El nombre de Caneja es conocido desde la Edad Media tal como es hoy. Lo que si es probable, y casi seguro, es su poblamiento en tiempos de los romanos.

EL MORAL – ENTREDICHO. El territorio de esta pedanía está muy cerca del antiguo reino de Granada, en el corazón de la frontera medieval entre éste y el de Murcia.

LOS ROYOS. La Pedanía de los Royos abarca los territorios de Los Royos de Arribay Abajo, Retamalejo, Poyos de Celda, Peñicas, Tarragona, Morales y Campo Coy. Los Royos, núcleo principal de la pedanía, se encuentra a 970 metros de altitud, en una zona cercana y casi limítrofe con la provincia de Almería.

LOS PRADOS. Está en la cuenca del Quípar, en su margen izquierda, a una altitud de 771 metros. La historia de Los Prados se puede vincular totalmente y en todos los sentidos a la de La Encarnación, por cuanto sus orígenes son comunes.

PARAJE NATURAL

LAS FUENTES DEL MARQUÉS

Es uno de los grandes atractivos del municipio. Es un parque natural situado a dos kilómetros de la ciudad. Se puede acceder a él bien por la Avda. de los Andenes (en Automóvil, siguiendo el Camino de Mayrena, o bien siguiendo el Camino del Huerto, si se prefiere ir andando. La finca debe ese nombre a los Marqueses de San Mamés y al nacimiento de varios manantiales de agua. Es el agua, y su distribución mediante acequias y canales, la que ha dado lugar a este frondoso y agradable paraje. Existen cuatro importantes nacimientos, dos de ellos acondicionados en forma de “Sartenes”. De interés son también “Las Cuevas del Marqués” que están situadas sobre una colina que domina Las Fuentes. Además en el lugar podemos encontrar el “Albergue Juvenil” con capacidad para 86 personas y desde done se propician actividades varias como rutas monumentales, paisajísticas y gastronómicas, senderismo, conocimiento del medio natural (se encuentra junto al Centro de Interpretación de la Naturaleza), las conferencias, exposiciones, etc. Que constituyen un complejo fundamental para este magnífico paraje.

“El Centro de Interpretación de la Naturaleza o Centro de Visitantes” está ubicado en el llamado “Torreón de los Templarios”, resto histórico-artístico situado en la entrada del paseo principal de “Las Fuentes del Marqués”.

Dónde alojarte en Murcia
Poblaciones del reportaje
Tipo de viaje
Guárdame en el móvil