Camino de Santiago: Ruta Marítima, Mar de Arousa y Río Ulla
Galicia
Esta ruta marítimo-fluvial por la Ría de Arousa y el río Ulla conmemora la llegada a Galicia, por mar, del cuerpo del Apóstol Santiago El Mayor, después de su martirio en Jerusalén en el año 44.
Els Blaus de Roses

galicia, camino de santiago: ruta marítima, mar de arousa y río ulla

Introducción Histórica

Esta ruta marítimo-fluvial por la Ría de Arousa y el Río Ulla conmemora la llegada a Galicia, por mar, del cuerpo del Apóstol Santiago el Mayor, tras su martirio en Jerusalén en el año 44. Santiago fue marinero  y pescador de Galilea, apóstol de Cristo, evangelizador de Occidente y martir. El episodio de su muerte, ordenada por Herodes Agripa, se recoge en "los Hechos de los Apóstoles", de San Lucas. Antiguas tradiciones cristianas, reforzadas por varios textos medievales, aseguran que varios de sus discípulos recogieron el cuerpo de Santiago, lo amortajaron y trasladaron hasta la costa palestina. En el puerto de Jaffa un barco posiblemente mercante (una ineteresante hipótesis plantea el caso de una "Barca o Barco da Pedra", destinado al comercio regular de mineral de estaño con Oriente) lo trasladó, a través de todo el Mediterráneo y de la costa atlántica ibérica, hasta los confines de Occidente: el lugar donde había predicado el Evangelio.

Moneda del siglo XII. Turismo de Galicia
Los retos del Apóstol entraron en Galicia por la anchurosa Ría de Arousa y remontaron del Río Ulla, arribando a la ciudad romana de Iria Flavia (Padrón). El texto más importante que narra la Translatio del cuerpo apostólico, desde Jaffa a Iria y desde allí a su lugar de enterramiento, en Compostela, es el célebre Liber Sancti Jacobi, "Códice Calixtino", Libro III, capítulo 1, escrito en la primera mitad del siglo XII. Por las tradiciones orales y los textos medievales que recogieron el acontecimiento, sabemos que, después de un largo viaje, iniciado en el extremo oriental del Mediterráneo y concluido en el occidente del mundo conocido, Santiago se reencontraba definitivamente con la tierra donde había derramado el legado evangélico. Parece significativo que la representación más antigua de la barca apostólica con el cuerpo de Santiago aparezca en una moneda del s. XII hallada en Adro Vello (O Grove, Ría de Arousa).

Los dos discípulos que acompañaron el cuerpo de Santiago hasta Galicia, Teodoro y Atanasio, tuvieron que aguzar su ingenio al enfrentarse con la terquedad de la reina Lupa y la furia de los romanos acantonados en la ciudad de Dugium (cerca de Fisterra). Pero al final vencieron los peligros y lograron un lugar digno que sirviera de enterramiento a su maestro. El lugar elegido para situar el Sepulcro jacobeo, en las inmediaciones de una encrucijada de caminos, quedó cubierto durante siglos por la maleza del bosque Libredón. Este silencio quedó roto en el s. IX, después que el monje eremita Paio y el obispo de Iria Teodomiro descubren la preciada Tumba y, con la ayuda del Rey Casto, reorganizan el culto a Santiago el Mayor.

Representación de la "Traslatio" en la Fuente del Carmen, Padrón. Turismo de Galicia
Pero la "traslatio", a través de la ruta marítima del Apostol, sigue siendo un acontecimiento vivo que las gentes de Arousa y Ulla rememoran anualmente. A finales de julio o principio de agosto, el Comité de Alcaldes de esta ruta jacobea (hoy "Fundación Ruta Xacobea do Mar de Arousa e Ulla") en colaboración con Autoridades de la  Marina, la iglesia de Santiago de Padrón y armadores y pescadores de la zona, organizan todos los años una procesión marítimo-fluvial que arriba a Pontecesures y Padrón (varias decenas de barcos repletos de público), donde tiene lugar un acto religioso.

Itinerario Jacobeo del Mar de Arousa y Río Ulla

Las costas de la Ría de Arousa son variadas en paisajes y ricas en patrimonio histórico. En ambas riberas se desgrana una sucesión de playas, cabos y ensenadas, donde se engastan villas industriosas, pueblos marineros y aldeas agrícolas y pesqueras, en sincera armonía con su entorno natural. El amplio abanico gastronómico y la benignidad del clima de la Ría favorecen su atractivo. La ribera norte, dominada por la Sierra del Barbanza, pertenece a la  provincia de A Coruña, mientras que la meridional, más llana, es pontevedresa.

Este itinerario marítimo comienza a la entrada de la ría de Arousa, dejando a estribor las islas de Onza y Ons, frente a la Ría de Pontevedra y a las costas de Sanxenxo. La naturaleza en Ons está protegida y se puede lllegar aquí desde Sanxenso, localidad que se distingue por la belleza de sus playas y por su populoso veraneo. Sanxenxo tiene, además, el conjunto histórico tardorromano y medieval de A Lanzada, formado por una necrópolis, una trorre de vigilancia costera y la capilla románica de Nosa Señora da Lanzada (s. XIII). En la inmensa playa próxima, espectacular media luna, es célebre el rito de las "nueve olas". Sanxenxo es la verdadera capital turística de las Rías Baixas, de ahí su casi centenar de establecimientos hoteleros.

A la entrada de Arousa se avista la recortada línea de costa de la isla de Sálvora (15 km2), a pocas millas de Cabo Falcoeiro (Riveira). La isla de Sálvora estuvo ligada a los dueños de la Torre de Goiáns (Lampón, Boiro), que tomaron la iniciativa de repoblarla. Más tarde, en 1770, se instaló en ella una de la primera factoría de salazón de pescado, hoy inactiva. Actualmente pertenece a los Marqueses de Revillla y está deshabitada.

Las tierras de Riveira y A Pobra se sitúan en el extremo nor-occidental de la Ría. Riveira estuvo poblada desde la más remota antiguedad, como atestiguan los restos megalíticos (dolmen de Axeitos) y castreños (A Cidá) que conserva en su municipio. En la alta Edad Media, durante los inicios del desarrollo de Compostela (ss. IX -X), las poblaciones costeras de Riveira y Pobra sufrieron el periódico asedio de los vikingos llegados en sucesivas oleadas a la Ría de Arousa. Riveira es uno de los municipios con mayor densidad de población de A Coruña y con una de las flotas de pesca más importantes de España. El tipismo marinero de sus interesantes localidades (Palmeiras, Aguiño), se complementa con el atractivo de sus playas y del parque natural de las Dunas de Corrubedo, ya en la costa atlántica.

La villa de A Pobra do Caramiñal, una de las mejor conservadas de la Ría, posee un cuantioso tesoro histórico-artístico representado por pazos e iglesias de enorme interés histórico: la Torre de Xunqueiras, gran pazo-castillo bajomedieval (s. XV); la Torre Bermúdez, edificio renacentista (s. XVI) rehabilitado para albergar la biblioteca pública y el Museo Valle-Inclán; la Casa Grande de Aguiar (s. XVIII); el Pazo de Cotón (1717) y las iglesias de Santa María la Antigua del Caramiñal (s. XVI) y Santiago da Pobra do Deán, templo gótico del s. XV. Sus playas do Areal y de Cabío son de las más concurridas de la zona y hacia el interior, en la Sierra del Barbanza, se asciende fácilmente a uno de los miradores naturales más espectaculares de Galicia: A Curota.

Como la navegación para acceder a la Ría de Arousa no es del todo fácil (hay numerosos bajos y las bateas forman, en ocasiones, barreras infranqueables), la ruta marítima más segura es la que sigue el llamado Canal Principal, entre la isla de Sálvora y la península de O Grove. Este canal tiene como referencia el faro de Sálvora y la isla de Pombeiro, en el extremo suroeste de O Grove.

Vista aérea de O Grove. Turismo de Galicia
Prosigue esta singladura jacobea doblando por estribor la punta de San Vicente (O Grove) y entrando en la parte más ancha de la ría, especie de mar interior de 330 km2. Su costa meridional es la más recortada, configurando la península de O Grove y la isla de A Toxa. En cuanto a su pasado histórico, exisitó en Adro Vello, en la playa del Carreiro, una villa romana costera con pervivencia hasta el s. IV. Este enclave tuvo una larga vida durante la Edad Media, al construirse una iglesia en el s. VII y ordenarse una necrópolis con continuidad hasta el s. XVIII. En tan notable centro arqueológico fue hallada una moneda (medio dinero de vellón) de ceca compostelana y del reinado de Fernando II de León (1157 - 1188). Su reverso muestra la representación iconográfica más antigua de la Traslación del cuerpo del Apóstol Santiago: el cuerpo yacente del Apóstol, acompañado por sus dos discípulos, Teodoro y Atanasio, navega en el interior de una nave cuyo mástil remata en cruz.

O Grove y A Toxa conforman otro de los conjuntos turísticos más conocidos de galicia, con toda clase de servicios y una gastronomía marinera tradicionalmente conocida. San Vicenzo do Mar es otro enclave turístico importante y abre la posibilidad de un interesante itinerario interior hasta el monte Siradella.

Pero las tierras del otro lado de la isla de A Toxa,  las ricas tierras vitícolas de Meaño y Cambados, sobresalen especialmente por su arte y su historia. En Meaño destaca la parroquial de Simes, cuya fábrica conserva restos románicos, como la portada y los canecillos del alero. La cercana villa de Cambados, formada por los núcleos históricos de Cambados, Fefiñáns y Santo Tomé do Mar, atesora gran cantidad de patrimonio histórico-artístico. Quizá lo más sorprendente sea la plaza vizcondal de Fefiñáns, un conjunto urbano del s. XVII formado por un gran pazo urbano, un caserío de viviendas y el templo parroquial de San Benito. La iglesia de San Benito conserva su espacio presbiterial del siglo XVI, cubierto con bóveda estrellada, aunque la nave y los exteriores fueron rehechos en 1778. Cambados es rica en pazos de los ss. XVII-XVIII, como el de Ulloa, el de Bazán (Parador Nacional) o el de Montesacro, y templos de gran belleza artística, como Santa María Dozo (1530) o la parroquial, antigua coventual de San Francisco (siglo XVI). Cambados es también villa natal del escultor Asorey y del poeta Ramón Cabanillas.

Plaza de Fefiñáns, Cambados. Turismo de Galicia
El itinerario marítimo prosigue hacia el noroeste, pasando entre las riberas de los municipios de A Pobra do Caramiñal y A Illa de Arousa. Con sus 12,5 km., es la mayor de las islas de la ría, mostrando una costa muy recortada, rocosa y baja, pródiga en pequeñas playas resguardadas.El pasado medieval de la isla está ligado a la mitra de Santiago. En 912 (época del obispo Sisnando) ya era posesión de la Iglesia compostelana. Alfonso IV fundó en el 929 un monsasterio bajo la advocación de San Julián y en la primera mitad del s. XII (época del arzobispo Gelmírez) sufrió los frecuentes ataques de los piratas almorávides. Sus habitantes, como los de las cercanas riberas de la ría, estuvieron dedicados, desde antiguo, a la pesca del congrio y del pulpo. En 1845 se instalan las fábricas de salazón de pescado. Un puente reciente (1985) la une con la cercana costa sur de la ría: el municipio de Vilanova de Arousa, cuna de Valle-Inclán y de los hermanos Camba. Vilanova es tierra hidalga y, por lo tanto, rica en pazos: las torres de Caleiro, el pazo de Baión, el pazo de Ruanova y el pazo del Cuadrante, casa natal de Valle-Inclán, situado en el centro del casco histórico de la villa.

El itinerario se retoma, una vez doblada la punta do Cabalo (A Illa) y dejando atrás la playa de As Sinas (Vilanova), con una derrota nor-noroeste, dejando Vilagarcía de Arousa a estribor y la cercana costa septentrional de Boiro y Rianxo a babor.

Vilagarcía, "A Perla de Arousa", es villa fundada a mediados del s. XV en una pequeña ensenada dominada por los montes Xiabre y Lobeira. En este último, espléndido mirador, hubo una fortaleza medieval que tuvo gran protagonismo en época de Gelmírez, al haberse servido de ella doña Urraca en varias ocasiones. El patrimonio medieval más eminente del municipio se encuentra en la iglesia de San Martiño de Sobrán (Vilaxoán), de la segunda mitad del siglo XII. Fue templo monasterial hasta fines del siglo XIV, cuando pasó a depender de Paio Gómez de Soutomaior, embajador de Enrique III en la corte de Tamerlán (Samarcanda, Uzbekistán). Es de nave única y ábside semicircular con una hermosa fachada, varias portadas, y ventanas con escultóricas molduras (alguna polilobulada) y esculturas en canecillos y sepulcros señoriales de los Soutomaior. De los ss. XVI - XVII es la iglesia de Santiago de Carril, situada en la conocida localidad marisquera, frente a la isla de Cortegada, mientras que la mayor parte del patrimonio barroco de Vilagarcía se encuentra en el conjunto pazo-convento de Vista Alegre (s. XVII) y en la propia parroquial de Santa Eulalia de Arealonga, construida a fines del XVII, con sus capillas de San Miguel (1680) y del Rosario (1690).

Pazo de Rubiáns, Vilagarcía. Turismo de Galicia
En la otra ribera de Arousa, en Boiro y Rianxo, también hay muestra excepcionales que complementan la variada riqueza histórica de esta parte media de la ría. El castro de Neixón, situado en Boiro y asomado a la ensenada de Rianxo, es uno de los principales enclaves arqueológicos prerromanos de Arousa. Sus habitantes de mediados del s. I estarían acostumbrados al tráfico marítimo de las naves romanas. Una de ellas podría ser  la "Barca da Pedra". En Boiro no faltan iglesias románicas (Cespón y Abanqueiro), cruceiros y pazos rurales, como las Torres de Goiáns, el pazo de Fonteneixón y el de Agüero. Son igualmente abundantes los rincones pintorescos, tanto costeros como interiores. La pequeña península de O Chazo, delimitada por los cabos Cruz, Punta do Chazo y Punta de Pedrarrubia, es un mosaico de playas y pequeñas localidades marineras y con remeros de tradición. Por el interior, la Sierra del Barbanza, con sus restos arqueológicos y sus pintorescas aldeas, proporciona un excelente escenario para el senderismo o la excursión de montaña. En Rianxo también se prodigaron los asentamientos castreños, dejando huellas arqueológicas tan excepcionales como el célebre casco de Leiro, pieza de orfebrería en oro del siglo VI a. C., o los poblados de O Castriño y As Cercas. Rianxo posee el encanto característico de las tierras de Arousa, mezcla de campo y de mar, y contribuyó como ninguna otra a las letras gallegas y a la cultura del país, siendo la patria chica de Castelao, de Rafael Dieste, del poeta Manuel Antonio y del trovador medieval Paio Gómez de Chairiño, almirante de Castilla y primer señor de Rianxo. De su patrimonio destaca la iglesia de Santa Columba (s. XVI), la iglesia de Sta. Mª de Leiro (s. XVII) y el santuario barroco de la Virgen de Guadalupe, fundado en 1671 en la parroquia de Rianxo. Este último guarda la pequeña imagen morena que dio lugar a la célebre canción popular  (A Rianxeira). La villa posee unos interesantes alrededores, tanto costeros (entorno de la playa de Tanxil), Taragoña), como interiores (Asados, Araño).

La ruta ya ha ganado el centro de la Ría de Arousa y se encamina hacia la desembocadura del Ulla, rozando las riberas del archipiélago de las Malveiras y de Cortegada. En una de las Malveiras se encuentra el primero de los diecisiete cruceiros que jalonan este itinerario jacobeo hasta Pontecesures y que fueron donados por particulares y diversas entidades, tanto civiles como religiosas. A la isla de Cortegada se puede acceder    a pie, con marea baja, desde Carril. Su supeficie de 2,5 km2. aparece cubierta por una masa forestal de pino, carballo y laurel. En la Punta do Corveiro, en el norte de la isla, se levanta el segundo de los cruceiros de esta ruta marítimo-fluvial. El tercero, donado por los vecinos de Rianxo, queda a babor, enputna do Patino.

Dejando atrás Bamio (Vilagarcía) y sus petroglifos de la Edad del Bronce, por el costado de etribor se acercan ya las tierras de Catoira, fieramente defendidas en la Edad Media por las célebres Torres de Oeste. Este importantísimo enclave se originó con un pequeño poblado castreño (siglos I-II a.C.), antes de ser puerto comercial durante la época romana (siglos I-II d.C.), donde quizá hizo una pausa la nave apostólica antes de recalar en Padrón. La fortaleza de Oeste se levantó en el siglo IX para defensa de Iria-Flavia y de Compostela. Los obispos de Iria-Santiago y los reyes de Asturias se preocuparon por la defensa del santurario jacobeo y de las poblaciones costeras, ante la furia vilkinga llegada en sucesivas oleadas. En época de Gelmírez, que posiblemente nació aquí, Oeste cobró una importancia todavía mayor, al ser el castillo de la mitra donde gustaba refugiarse en días adversos. Debido a su importancia estratégica, la fortaleza de Oeste tenía que seguir siendo la "llave y sello de Galicia" y en sus inmediaciones estaban los astilleros y la pequeña flota de guerra (la primera de la España cristiana) que Diego Gelmírez armó contra los almorávides. Hoy Catoira es una villa industriosa que busca también un turismo y una promoción turística diferentes. Y si el navegante se acerca por aquí a finales de julio o principios de agosto, puede verse sorprendido por un grupo de vecinos con aspecto medieval que dialogan o luchan con otro de vikingos auténticos llegados de Frederickssund (Dinamarca), en un bien ambientado espacio escénico que configuran las Torres de Oeste con su capillla dedicada al Apóstol. Entre el público espectador es posible que encuentre también una representación de la localidad inglesa de Watchet, unida por la misma tradición vikinga y, pacíficamente fondeado en el río, verá, sin duda, un verdadero barco vikingo, una reproducción auténtica construida según planos del museo danés de Roskilde y que reproduce el "Skuldelev-3", un navío del siglo X desenterrado en el fondo del fiordo de este mismo nombre.

Cruceiro da "Laxe Pequena", Rianxo. Turismo de Galicia
Dejando atrás las riberas de Catoria y de Rianxo, el itinerario emboca decididamente el curso del Ulla, manteniendo su rumbo definitivo: el antiguo puerto fluvial de Iria Flavia, en Pontecesures. Pronto aparecen, a ambos márgenes del río, las feraces tierras de Valga y Dodro. A babor, las brañas de Laíño y las veigas de Lestrove, cantadas por Rosalía de Castro. Valga posee un apreciable conjunto de iglesias románicas (siglo XII), como la de Xanza ( con reformas de los siglos XVII-XVIII), Campaña y Cordeiro. En el entorno de la Capilla de Os Martores (posible derivación popular de "mártires"), existe una necrópolis tardorromana y altomedieval donde se especula que pudieran estar sepultados Prisciliano y sus discípulos, cuyos cuerpos podrían haber sido traídos a Galicia desde Tréveris (Alemania). Dodro, por su parte, posee una interesante iglesia parroquial barroca dedicada a Santa María. Fue construida en 1719 por Simón Rodríguez, siguiendo su estilo "de placas". El notable retablo mayor (1739) también es obra de su producción. Dodro también es tierra de pazos, como el de Hermida (s. XVII) y el de Lestrove (s. XVIII), este último residencia veraniega de los arzobispos de Santiago.

Sirviendo de límite entre los municipios de Dodro y Padrón, transcurre el cauce del Río Sar, afluente del Ulla. Enfiló su desembocadura "A Barca da Pedra", llevando el preciado cargamento del cuerpo de Santiago a su destino: Padrón. En la actualidad, la realización de modernas canalizaciones en el Sar impide que cualquier embarcación siga la estela de la nave apostólica. Por ello, es necesario desembarcar en Pontecesures. Su estratégica siuación, proxima a la ciudad romana de Iria determinó la construcción de un gran puente de piedra en el siglo I, reconstruido en el s. XII, en el XIX y en 1911, que ha servido durante muchas centurias a las comunicaciones terrestres. Del pasado medieval del municipio y de su vinculación al señorío compostelano son prueba los significativos restos románicos de la iglesia de San Julián de Requeixo, fundada por Diego Gelmírez en 1116. Del otro lado del puente está, muy próximo, Padrón, lugar jacobeo por excelencia y tierra de escritores insignes.

La villa de Padrón cuenta con un sólido patrimonio histórico-artístico, íntimamente vinculado a la tradición jacobea. La iglesia de Santiago es de sobrio estilo neoclásico y sustituye a la medieval fundada por Gelmírez en 1133 y refundada por Lope de Mendoza en el siglo XV. El templo guarda el púlpito gótico con la representación en relieve de Santiago Peregrino y el célebre "pedrón", un machón de piedra donde, según la tradición, amarraron su nave los discípulos del Apóstol. En rigor, se trata de un ara romana, posiblemente reutilizada como pedestal de altar en la primitiva iglesia de Santiago, levantada en tiempos de Teodomiro (isiglo IX), el obispo descubridor del Sepulcro jacobeo.

Lo más interesante de Padrón está en el entorno de esta iglesia: calles y plazas con edificios de piedra, paseo del Espolón con estatura de Rosalía y fuente del Carmen con un precioso relieve de la "traslatio" y, en la hornacina, la representación escultórica del bautismo de la Reina Lupa. Detrás, más elevado, está el barroco convento del Carmen, con fachada en tres calles (las dos laterales culminan en sendos campanarios), y con tres arcadas de medio punto en la central, que termina en un frontón triangular de inspiración clásica. Destrás del convento se alza el Santiaguiño do Monte, espléndido mirador al que se asciende por una escalinata que acompaña  a un sencillo viacrucis. Allí se alza una capilla del siglo XIX, con amplia esplanada que sirve de atrio. Próximo está el "Altar del Apóstol", conjunto rocoso con una imagen pétrea de Santiago y coronado por un cruceiro. La tradición asegura que aquí predicó y celebró misa el Apóstol.

Padrón todavía alberga otros lugares de interés. La casa-museo de Rosalía de Castro, es otro lugar de visita muy concurrido, y nos recuerda que Padrón es tierra de insignes escritores, desde los trovadores medievales Macías y Rodríguez de Padrón, hasta Rosalía y el Nóbel Camilo José Cela.

A partir de Padrón la ruta de peregrinación sigue el trazado del Camino Portugués a través Iria Flavia, con su colegiata del siglo XVII, que todavía conserva su portada medieval, el solemne santuario barroco de Nª Sª da Esclavitude y pequeños núcleos etnográficos del municipio de Teo, engastados en frondosos bosques, hasta rozar el Castro Lupario y llegar al cruceiro gótico de Calo (siglo XV), uno de los más antiguos de Galicia, casi ya a las puertas de Compostela.

PEREGRINACIÓN, JUBILEO Y CAMINO

LA PEREGRINACIÓN

La peregrinación es un acto esencialmente religioso. El arte, el paisaje del Camino y valores estrechamente vinculados a la peregrinación (solidaridad, autosuperación, etc.) contribuyen a resaltar esta dimensión. Pero los elementos culturales y paisajísticos y el propio contacto con los pueblos y costumbres que configuraron lo que el consejo de Europa catalogó como "Primer Itinerario Cultural Europeo" hicieron de esta vieja ruta una vía también de arte y cultura, un camino de espiritualidad hasta el corazón de Galicia.

COMO SE GANA EL JUBILEO

Para ganar el Jubileo no es necesario hacer el Camino. Basta con visitar la catedral cualquier Año Santo (cuando el 25 de julio coincide en domingo) y rezar alguna oración, como el Padre Nuestro o el Credo, por las intenciones del Papa, además de consfesarse y comulgar cualquier día comprendido entre los 15 anteriores y 15 posteriores a la visita.

COMO OBTENER LA COMPOSTELA

Se conoce con el nombre de LA COMPOSTELA la Certificación Oficial que concede la Catedral de Santiago a aquellas personas que realizan la peregrinación por motivos religiosos (sea o no Año Santo). Son requisitos necesarios para que se extienda esta Certificación recorrer a pie, en bicicleta o a caballo una parte del Camino de Santiago y acreditarlo a la llegada (al menos 100 km, a pie o a caballo y 200 en bicicleta).

También se obtiene LA COMPOSTELA al haber recorrido, al menos, 40 millas náuticas y realizar la peregrinación desde Padrón a Santiago.
La acreditación del Camino recorrido se efectúa con la Credencial del Peregrino, en la que se van poniendo sellos o firmas de las parroquias, albergues, refugios o personas representativas de los pueblos por donde transcurre la peregrinación.
De no conseguir dicha Credencial, ésta podrá suplirse por un diario de ruta con las firmas y sellos de cada etapa del Camino.

CONSEJOS BÁSICOS PARA UNA PEREGRINACIÓN A PIÉ

PREVIO AL INICIO DE LA MARCHA ES RECOMENDABLE efectuar un sencillo reconocimiento médico y realizar un entrenamiento, caminando distancias cada vez mayores, en días sucesivos.
Vestido y calzado para la marcha: La vetimenta debe ser holgada y transpirable, para evitar los frecuentes roces que producen dermatitis de contacto, sobre todo en la parte interna de los muslos. Además debe llevarse ropa adaptada a la climatología de la época en que se realice la peregrinación. No debe olvidarse un sombrero para evitar las insolaciones. El calzado es fundamental debe ser bota que abrace el tobillo, pues los caminos son irregulares, pudiendo producirse esguinces que podrían incluso obligar a suspender la marcha. Aparte de ser alta, la bota debe ser impermeable y transpirable, evitando así los problemas derivados de la sudoración del pie, como las ampollas y vicosis. Complementos del calzado son los calcetines, de lana o similar, que deberán cambiarse a menudo.

BOTIQUÍN DE PRIMEROS AUXILIOS que debe incluir: vendas, gasas y esparadrapos para vendar los tobillos ante un esguince, antisépticos y desinfectantes para las ampollas, micóticos para tratar la micosos (hongos), antiinflamatorios.

ALIMENTACIÓN: En la víspera de la marcha no se debe raealizar una ingesta copiosa de difícil digestión. Es conveniente la ingestión de más azúcar, bajo la forma de dulces o miel, de lo que comúnmente se tomaría. Las grasas (mantequillas, tocino, etc.) deben tomarse en cantidades repetidas y pequeñas.
Las proteínas (huevos, carnes, pescados y leche) son menos imprescindibles durante el esfuerzo y tienen su mayor indicación en las épocas de descanso entrenamiento y preparación.

Las vitaminas precisas se cubren con el aporte de frutas frescas (limones, naranjas, etc.) y frutos secos del tipo de nuez y pasas.
Hacer la comida más fuerte al final de cada etapa.
Si se toma agua en el camino, asegurarse de que es potable.
La sensación de sed se calma mejor, no con el aporte de líquidos muy fríos, sino con sopas o caldos templados.

EN CASOS DE AGOTAMIENTO POR EL CALOR: Colocar a la persona en sitio fresco y darle de beber líquido abundante (en un litro de agua, disolver 1/2 cucharadita de bicarbonato y 1 de sal). Si aparecen calambres acusados, aumentar la sal.

PREVENCIÓN DE AMPOLLAS Y ROZADURAS: GeneralmenTe se deben a calcetines mal puesto o inadecuados, uñas largas o mal cortadaS, calzado mal ajustado o nuevo, costuras, terminaciones interiores o deformidades del calzado. Evitar todo esto.

PREVENCIÓN DE AGUJETAS Y MOLESTIAS MUSCULARES: Sus causas más frecuentes, y que hay que evitar, son la falta de entrenamiento, esfuerzos excesivos, cambios bruscos de ritmo, paradas en sitios húmedos.

OTRAS RECOMENDACIONES

1º.- Si se viaja de noche, no olvidar usar reflectantes.
2º.- Si se camina por carretera, circular siempre por el arcén del lado izquierdo.
3º.- Evitar crear grupos y apelotonamientos en la calzada.
4º.- Hacer siempre caso de las recomendaciones de la organización, Guardia Civil,  Policía y Cruz Roja.
5º.- Los Servicios de Socorro de la Cruz Roja realizan una importante labor sanitaria. Deben utilizarse sólo en caso de verdadera necesidad. Para aquellas lesiones o accidentes que se puedan sufrir durante la marcha se aconseja consultar al personal previsto al efecto por la organización.
6º.- Cuidar la limpieza de los locales de refugio y acampada y procurar ser respetuoso y amable con la población. Valorar y apreciar el esfuerzo, muchas veces abnegado, de las personas que atienden los albergues.

MATERIAL. RELACIÓN DE MATERIAL BÁSICO PARA LA PEREGRINACIÓN:

- Carnet de identidad y carnet de la Seguridad Social
- Buen calzado (botas y zapatillas).
- Impermeable
- Jersey /cazadora
- Pantalones cortos
- Pantalón largo/chandal
- Camisas
- Bañador
- Ropa interior (unos cuantos pares de calcetines)
- Tobillera, rodillera
- Cantimplora
- Saco de dormir aislante, cabecera hinchable.
- Bolsa de aseo
- Aguja, hilo, navaja.
- Papel higiénico
- Cortauñas
- Jabón de lavar
- Toalla
- Botiquín
- Linterna
- Bolsas de plástico
- Guía, libros de apoyo, mapas, biblia o Evangelios.
- Sombrero
- Gafas de sol

RED DE ALBERGUES DE PEREGRINOS DE GALICIA

Conservación y Utilización

La conservación y utilización de la red de albergues de peregrinos está regulada por una normativa que delimita los derechos y deberes de los peregrinos usuarios. Esta normativa destaca:

1º.- Que los peregrinos a pie o con limitaciones físicas tendrán prioridad para la ocupación de estos albergues del Camino de Santiago en Galicia. En la escala de prioridades, seguirán a los de a pie, los que recorran la ruta jacobea a caballo, en bicicleta o circulen en coches de apoyo.
2º.- Las plazas serán cubiertas por orden de llegada de los peregrinos a los albergues, sin que, en ningun caso, la Xunta contemple la posibilidad de efectuar reservas prevías.
3º.- La utilización del albergue es gratuita, así como el de información, botiquín de primeros auxilios y los establos para alojamiento de los caballos o los aparcamientos para bicicletas, aunque el mantenimiento de las monturas seá por cuenta del peregrino. Los peregrinos podrán utlizar también los servicios de lavado de ropa y uso de teléfono, previo pago del gasto que ello supone.
4º.- La estancia será de una sola noche, salbo en caso de enfermedad o fuerza mayor.
5º.- Los albergues cerrarán sus puertas a las once de la noche y deberán ser abandonados antes de las diez de la mañana.
6º.- Las luces deberán ser apagadas a las once y media de la noche, con excepción de las zonas comunes.
7º.- Los usuarios deberán cuidar las instalaciones con la debida diligencia, dejándolas ordenadas y limpias, recogiendo la basura en los correspondientes contenedores. De igual forma, se recomienda no malgastar la luz eléctrica y el agua, así como hacer uso de los tendales para secar la ropa.

LA CATEDRAL DE SANTIAGO

Visitas Interiores

CAPILLA MAYOR:
Románica cubierta de barroco. Púlpitos del Renacimiento, baldaquino del siglo XVII inspirado en el de San Pedro de Roma, pero con afán de superarlo, de hacerlo más aéreo, por eso está sostenido por ángeles. Dentro del camarín barroco (siglo XVIII) está la talla de Santiago sedente (siglo XIII), vestido de peregrino, con esclavina y bordón de plata.

CAPILLA DEL SALVADOR (GIROLA)
Románica. Es la más antigua de todas. La catedral se comenzó por esa zona en el año 1075. El retablo-custodia es renacentista, hecho de mármol policromado. Representa a Santiago Peregrino en el cuerpo inferior, entre la Virgen con niño y una talla del Salbador del siglo XIV. Aquí se daba la comunión ya los peregrinos y se les hacía entrega de una carta de pergamino con insignias atadas que acreditaba su peregrinación.

CAPILLA DEL PILAR (GIROLA)
Barroca. El arzobispo Monroy contó para construirla -entre 1665 y 1721-, con los mejores artistas de Galicia: los arquitectos domingo de Andrade y Fernando de Casas, los escultores Miguel de Romay y Diego de Sande y el pintor García de Bouzas.

CAPILLA DE LA CORTICELA (CRUCERO NORTE)
Fue iglesia independiente de la Catedral hasta el siglo XVI. Levantada en el siglo IX y transformada en el XIII con artistas del taller del Maestro Mateo (Epifanía de la Portada).

CAPILLA DE LA COMUNIÓN (NAVE DEL EVANGELIO)
Neoclásica. Es una rotonda cubierta por una gran cúpula. Orden jónico en las columnas y frontones triangulares acrecientan el clasicismo. El arzobispo Rajoy contó con Domingo Lois y Lucas Ferro Caaveiro para su construcción a fines del siglo XVIII.

PÓRTICO DE LA GLORIA (NÁRTEX)
Protogótico. Simboliza la Jerusalén celeste del Apocalipsis. Cristo en la Gloria aguarda, con los Angeles y los Ancianos, a las almas de los justos del seno de Abraham (arquivolta izquierda) y del Juicio Final (derecha). Los profetas están en las columnas de la izquierda y los Apóstoles en las de la derecha. En el parteluz se representa el Arbol de Jesé (genealogía de Jesús) y al Apóstol Santiago.

CAPILLA DE LAS RELIQUIAS (NAVE DE LA EPÍSTOLA)
Antigua Sala Capitular, cubierta con bóveda de crucería. En el siglo XVI se trasladó allí el panteón real, con los sepulcros de los reyes de los siglos XII y XIII. Los más importantes son Fernando II y Alfonso IX. Los relicarios de la Edad Media y del Renacimiento se custodian en un retablo neogótico.

TESORO DE LA CATEDRAL
Cuenta con la mejor colección gallega de orfebrería litúrgica, desde el siglo XI al XX. Las joyas más conocidas son la Custodia de Arfe (siglo XVI) y los cálices, copones y custodias de oro y piedras preciosas de los arzobispos Monroy (siglo XVIII) y Múzquiz (siglo XIX).

EL CLAUSTRO
El Claustro de la Catedral (siglo XVI) es la edificación más importante del renacimiento compostelano. Se visita de camino a la Sala Capitular (ala oeste del claustro), barroca, presidida por un Santiago peregrino de Gambino (siglo XVIII). Guarda una colección de tapices de Teniers, Rubens y Goya.

Visitas Exteriores

CRIPTA DEL PÓRTICO DE LA GLORIA (ENTRADA POR EL OBRADOIRO, AL PIE DE LA ESCALINATA)
Protogótica. Semeja una verdadera iglesia, con girola, crucero y dos naves. Sostienen el piso superior y simboliza el mundo terrenal iluminado por el sol y la luna, labrados en las claves de las bóvedas. Los pecados de los hombres aparecen en los capiteles.

PALACIO DE GELMIREZ (entrada por el Obradoiro)
Protogótico. Es el palacio de los arzobispos de Santiago y el edificio civil más importante de la Edad Media en España. Sus salas muestran el esplendor de la arquitectura y de la escultura de los siglos XII y XIII. Las ménsulas del Salón de los Banquetes -muy significativas-, son toda una muestra de gastronomía y buenas formas de la época.

MUSEO CATEDRALICIO (entrada por el Obradoiro)
Las colecciones artísticas más relevantes de la ciudad se exponen aquí. Las piezas guardan íntima relación con la Catedral: restos del Pórtico de la Gloria, del Claustro medieval y de las primitivas fachadas románicas.

RITOS Y COSTUMBRES

Visita a la Tumba Apostólica

En la cripta está el Sepulcro de Santiago y sus discípulos Atanasio y Teodoro. Este lugar es la parte interior del mausoleo del Apóstol (Siglo I), descubierto en las excavaciones del siglo XIX. Las reliquias reposan en una urna de plata con el monograma de Cristo (Crismón) en la tapa. En el frontal se representa a Cristo Pantocrátor con los símbolos de los Evangelistas, acompañado por los Apóstoles.

El rezo del Credo ante la tumba de Santiago es una manifestación de adhesión a la Fe predicada por el Apóstol en estas tierras del extremo de Occidente. También es tradicional subir al camarín donde Santiago guarda los emotivos abrazos y las oraciones de los peregrinos desde la consagración del templo en 1211.

Para ganar el jubileo es necesario que sea Año Santo y hacer confesión y comunión, tal y como hicieron generaciones de peregrinos y creyentes venidos de todos los rincones del mundo desde el comienzo de las peregrinaciones en la Edad Media.

El Camino de Santiago en sus rutas francesa, inglesa y del norte terminaba con la entrada por la fachada del Paraiso (actual Azabachería), Las rutas meridionales -Vía de la plata y Camino portugués- concluían con la entrada por la fachada de Platerías. Pero cada Año Santo Compostelano todos los -caminos de Santiago confluyen en la Plaza de la Quintana. Allí se abre a los peregrinos la Puerta Santa o de los Perdones, que los conduce directamente a la girola de la Catedral muy cerca de la Tumba del Apóstol.
Santiago también aguarda en el Pórtico de la Gloria. Situado sobre el parteluz, el Apóstol mira a cuantos se sitúan frente a él para orarle. Su mediación es segura porque muy poco más arriba -en el tímpano- está Cristo en la Gloria.

Tradicionalmente se cree que el autor del Pórtico el Maestro Mateo, se autorretrató en la figura orante que está arrodillada en la parte posterior del parteluz. Popularmente se la  llama "O Santo dos Croques". Es creencia popular que quien se golpea la frente sobre la cabeza de la figura del arquitecto obtendrá sabiduría y prudencia.

Dónde alojarte en La Coruña
TRYP Santiago Hotel
Santiago de Compostela



Casa de Sixto
Paderne


AC Hotel A Coruña
Coruña (A)